,

23 Cosas A Llevar Cuando Viajas Solo

Estos son 23 útiles recomendaciones para hacer un equipaje completo, cómodo de llevar y a prueba de distintas contingencias, cuando salgas de viaje en solitario.

1. Maleta de cubierta dura y con ruedas

Cuando estamos solos en aeropuertos, estaciones de trenes y otras terminales es preciso andar ciertas distancias acarreando el equipaje, por lo que resulta prácticamente imprescindible contar con una maleta de ruedas.

La compra de una Samsonite Ziplite 2.0 de 20 pulgadas, más que un gasto, es una inversión a largo plazo, por su fortaleza y durabilidad. Además, sus dimensiones de 49,53 x 35,56 x 22,86 centímetros proporcionan un considerable volumen para guardar todo lo necesario.

Este modelo cuenta además con una cremallera expandible que aporta ese espacio adicional que siempre necesitamos a última hora. Su precio en Amazon es de US$ 199,98.

2. Mochila con correas acolchadas

Una mochila es el complemento ideal para redondear las piezas de equipaje en un viaje en solitario. Incluso si tienes que apretar el paso en la calle para ponerte a cubierto por una lluvia repentina, con una maleta de ruedas y una mochila en la espalda, podrás hacerlo sin terminar totalmente empapado.

El clásico diseño Old Skool II de Vans cuenta con un espacioso compartimiento principal en el que caben holgadamente ropa, artículos de mano esenciales, libros y otros objetos. Cuenta asimismo con  un compartimiento frontal adicional para cosas más a mano. Tiene un costo de US$ 45.

Cath Kidston también dispone de una línea de bellas y prácticas mochilas, con distintos modelos con precios entre 48 y 55 dólares.

3. Bolsas plásticas

Contar con un amplio surtido de bolsas plásticas de diferentes tamaños facilita el guardado de diferentes artículos como medicamentos, objetos de tocador y de aseo personal, teléfono, pasaporte, tickets y otros documentos de viaje.

En la cadena japonesa de tiendas de descuento Daiso puedes adquirir un paquete de bolsas plásticas de almacenamiento por solo US$ 1,50.

El plástico transparente permite organizar, proteger y encontrar las cosas  rápidamente. Las bolsas más gruesas deben reservarse para una mayor protección contra la humedad.

Las bolsas sobrantes caben en cualquier lugar de la mochila, donde es bueno tenerlas a mano para una eventualidad durante el viaje.

4. Cinturón de dinero

Estos cinturones con bolsillos que se enganchan alrededor de la cintura son también llamados riñoneras y koalas y son sumamente prácticos para guardar billetes, monedas y otros artículos de poco volumen.

Son sumamente útiles a la hora de dejar el equipaje en resguardo en hoteles y terminales mientras esperas tu hora de partir, ya que permiten cargar encima dinero, documentos de identificación, tarjetas de crédito y otros artículos esenciales, sin correr riesgos de robos o extravíos en la guarda.

El cinturón de dinero Lewis N. Clark es de color negro y tiene varios bolsillos de distintos tamaños para guardar con seguridad y tener a mano lo imprescindible. Es tan liviano, que te olvidas que lo llevas en la cintura y se consigue por US$ 12,35 en Amazon.

5. Chaqueta de bolsillo con cremallera

Esta chaqueta es muy conveniente para mantener asegurados, por ejemplo, tickets y tarjetas de medios de transporte; esas cositas que a veces pueden provocarte un sobresalto porque en el momento preciso en que las necesitas no sabes en qué lugar de tu ropa o accesorios las guardaste.

La chaqueta para damas Columbia, modelo Titan Ridge II Hybrid tiene un precio regular de US$ 140, pero actualmente la casa la tiene a increíbles US$ 69,98 en su tienda en línea. Una ocasión única para que te pongas en una pieza cómoda, práctica y de gran calidad, a un precio muy conveniente.

6. Chaqueta plegable

No puedes salir de viaje a ninguna parte sin una chaqueta, para tener la posibilidad de mantenerte caliente en caso de necesidad.

Las chaquetas clásicas son una calamidad para guardar en maletas, porque ocupan demasiado volumen y siempre llegan a destino totalmente arrugadas.

Sin embargo, una chaqueta plegable Uniqlo te resuelve ese problema. Puedes doblarla hasta parecer una delgada caja para empacarla y también puedes convertirla en una almohada para apoyar la cabeza durante el viaje.

La chaqueta ultraligera plegable de Uniqlo tiene un precio de US$ 69,90.

 

7. Bufanda

La evolución de la bufanda como complemento de la vestimenta es muy curiosa. Los griegos y los romanos la llamaron sudarium y utilizaban la pieza en días de mucho calor para secarse el sudor.

La nobleza y la aristocracia de la Edad Media la empleaban como símbolo de superioridad de clase y, en el ámbito militar, algunos batallones de soldados utilizaban bufandas como prenda de identificación.

Sin embargo, su uso más común ha sido para proteger el cuello en época de frío, aunque actualmente la bufanda se utiliza ampliamente como elemento para completar y realzar un atuendo elegante.

Una bufanda es una pieza liviana que te ofrece protección en climas helados y te proporciona un elemento para completar una vestimenta de clase para una ocasión especial.

La bella bufanda Uniqlo 2-Way para damas tiene un precio de US$ 19,90.

8. Bolso plegable

Estas bolsas livianas y fáciles de doblar pueden ofrecerte diferentes prestaciones durante un viaje. Hay gente que las utiliza como un sustituto de la mochila cuando esta resulta demasiado grande.

También puede utilizarse como recurso adicional cuando sales de compras y adquieres más cosas de las que tenías previstas.

Normalmente, disponen de una larga correa para colgarla del cuello y cargarla cruzada en el cuerpo.

El bolso plegable Love Bags viene en vistosos colores y es tan pequeño y ligero que no vas a creer todo lo que puede contener.

Hay quienes lo utilizan también para guardar algo de dinero extra, para no cargar todo el efectivo en un solo lugar. En Amazon encuentras opciones de bolsos plegables entre 16,99 y 21,95 dólares.

9. Zapatos de usos múltiples

Los pies son unas de las partes del cuerpo que más debemos mimar durante un viaje y no hay nada más horroroso durante un paseo que unos zapatos incómodos.

El problema radica en que no podemos poner en la valija todos los pares de zapatos que normalmente usamos en nuestra ciudad de residencia.

Allí es donde entra la necesidad de contar con unos zapatos multipropósito, que igual sirvan para recorrer un museo, hacer un largo paseo y salir a cenar en un restaurante elegante.

Con unos zapatos Cole Haan igual te desempeñarás admirablemente caminando por un empedrado y bailando en la pulida pista de una discoteca.

10. Manta de emergencia

Recuerda que estás viajando solo y que ningún ser querido se encuentra a tu lado para darte calor o echarte una mano, así que los mejor es que metas en la valija una frazada para cualquier emergencia que se te pueda presentar.

La manta de poliéster aluminizado Coleman cabe en un huequito de la maleta. Esta manta te mantendrá tibio en una noche de frío y también puede utilizarse como cubierta sobre tierra, ya que es muy fácil de limpiar.

Es fácilmente plegable hasta llevarla a un paquete compacto. Tiene un costo de US$ 9,99 en Amazon.

11. Lámpara de Cabeza

Si viajas por ambientes urbanos y se produce una repentina falla en el suministro eléctrico, la linterna del teléfono móvil seguramente te sacará del apuro, pero si tu viaje es a la montaña, el desierto, u otro espacio natural, necesitarás una lámpara.

Las lámparas de cabeza son muy cómodas porque permiten iluminar el camino de manera óptima, dejando las manos libres.

Una persona estaba en Cuba preparando su equipaje a toda prisa cuando falló la electricidad en el hotel. Gracias a que tenía una de estas lámparas pudo terminar de hacer la maleta y llegar a tiempo al aeropuerto.

El faro Energizer Vision Headlight es liviano, compacto y se consigue por menos de US$ 13,00.

12. Carpetas plásticas

Estas carpetas son útiles para clasificar documentos impresos, como mapas, planos y croquis de lugares de interés, papeles de reservaciones, confirmaciones de medios de transporte, seguros de viaje, certificados de vacunación y otros papeles relacionados con los viajes.

El set de 5 carpetas Premium con cierre, marca Velcro,  tiene un costo de US$ 7,95 en Amazon. Son ligeras, cuentan con un cierre de broche y vienen en distintos colores, para que utilices en tu viaje tus tonos favoritos.

Los 5 colores son azul, verde, púrpura, amarillo y claro, y las piezas tienen un tamaño de 13,0 x 9,4 pulgadas. Las carpetas  proporcionan  un resguardo seguro a tus documentos y los colores traslúcidos permiten identificar el contenido.

13. Bolsas Secas

Una bolsa seca o dry sack puede ser la diferencia para que un vital elemento electrónico no se moje mientras te desplazas en kayak, canoa y balsa, o cuando haces esquí o snowboard.

Las más grandes son utilizadas para mantener totalmente secos los sacos de dormir y la ropa de repuesto, mientras haces camping. Las más pequeñas son empleadas para guardar el teléfono móvil, la cámara fotográfica y otros componentes electrónicos.

Los precios en Amazon de las bolsas secas Sea to Summit varían entre 12,95 y 26,95 dólares, dependiendo del tamaño.

Están hechas con nylon, por lo que son más livianas y fáciles de guardar que las bolsas corrientes. Las bolsas secas Sea to Summit son las preferidas de mochileros y aficionados a los deportes acuáticos y los viajes de aventura.

14. Ropa de último uso

Todos tenemos viejas piezas de vestir, como calcetines, franelas, chándales y pantalones, que estamos a punto de tirar o de regalar.

Un viaje es una oportunidad para darle una última utilización a esas apreciadas piezas y dejarlas en la habitación del hotel, liberando espacio en la maleta para traer unos suvenires adicionales.

Por ejemplo, un pantalón de chándal y una franela viejita hacen una práctica pijama; nadie te estará observando mientras duermes en tu viaje que has hecho sin compañía y tu apariencia en ese momento pasa a un segundo plano.

Igualmente, si tienes planes de hacer senderismo, un viejo jean podría ir en la valija para no retornar. Alguien que quizás nunca conozcas, agradecerá tu generosidad.

15. Toallitas

Los asientos de autobuses, trenes y aviones, y las habitaciones de hotel, a pesar del cuidadoso mantenimiento que puedan recibir, no son puntos totalmente higiénicos y lo último que deseas cuando vas de viaje es contraer una infección que lo arruine todo.

Para evitar estos contratiempos, cuentas con las toallitas desinfectantes Clorox, las cuales puedes adquirir por US$ 1,02 el paquete y que son particularmente útiles para limpiar asientos y mobiliario de hotel.

Para las manos, las mejores toallitas antibacterianas son las de Wet Ones, a un precio de U$ 1,52 el paquete. Las toallas de limpieza desechables Cottonelle son convenientes si tienes la necesidad de utilizar un baño público.

16. Kit de primeros auxilios

Estos kits pueden ser necesarios si tienes un programa turístico urbano y pasan a ser indispensables si tu plan es ir al campo o a la montaña.

Un estuche mínimo debe incluir un producto contra los mareos y las náuseas, como el conocido Dramamine; un antidiarreico, como Imodium; algunos analgésicos y antigripales; un descongestionante nasal, que puede ser Sudafed; y algo para prevenir las infecciones por raspones, cortadas y quemaduras, como Neosporin.

Asimismo, el kit debe incluir un set de vendas y unas gotas para los ojos, sin olvidar tu multivitamínico, para evitar cualquier desfallecimiento en el momento menos indicado.

17. Tarjeta con información de emergencia

Nunca estás totalmente exento de un accidente y las probabilidades aumentan un poco cuando viajas; por ello, sobre todo cuando vas a otro país, debes extremar las precauciones.

Tendemos a pensar que los datos que cargamos en el móvil son suficientes para que contacten a un familiar o amigo en caso de una emergencia, pero estos aparatos pueden fallar.

Lo que no fallará es una tarjeta guardada en la cartera con alguna información de contacto en caso de emergencia. La billetera es lo primero que mirará la policía o alguien que haya acudido en ayuda.

Escribe los datos con un rotulador de tinta indeleble y píntale adicionalmente una cruz roja a tu tarjeta de emergencia. Lo más seguro es que nunca sea necesaria.

18. Mini cuerdas elásticas

Estas cuerdas comienzan a ser útiles desde la misma terminal de salida, para tener juntas las maletas y demás piezas de equipaje.

También puedes usarlas para mantener una puerta abierta o cerrada, para colgar cosas covirtiéndolas en un mini tendedero improvisado e incluso, como un lazo del pelo de emergencia.

El paquete de 8 unidades de mini cuerdas elásticas cuesta US$ 1,86 en Amazon. Tienen una longitud de 25,4 centímetros, con ganchos de acero en cada extremo; están hechas con goma elástica de alta resistencia a la tracción  y tienen varios usos en el hogar y cuando hacemos camping.

19. Chancletas

Los pisos de las duchas y de los alrededores de las piscinas en hoteles, clubes y otros establecimientos por el estilo, pueden contener gérmenes y para no exponerte a ellos es conveniente que utilices estos servicios llevando unas chancletas.

Las tres piezas de calzado que debe llevar la valija de una persona que viaja sola son unos zapatos multipropósito, unos tenis y unas chancletas de goma livianas y preferiblemente de suela plana para meterlas en uno de los lados de la maleta ocupando un mínimo espacio. También las necesitarás para ir a la playa.

Algunas chancletas son casi desechables, por lo que una compra barata termina convirtiéndose en un pequeño derroche. Por ello es conveniente comprar unas piezas de calidad, cómodas y duraderas, como las Havaianas, que pueden adquirirse desde 22 dólares en su tienda online.

20. Sobres

Si arrojas 3 o 4 sobres de papel tamaño estándar en tu maleta, no habrás añadido ni peso ni volumen y con seguridad utilizarás por lo menos dos o tres durante tu viaje.

Son muy prácticos para clasificar y guardar la gran cantidad de papeles que piden en Cuba y en otros lugares donde la burocracia viajera sigue siendo engorrosa y casi totalmente de documentos en físico.

Estos sobres también son apropiados para mantener apartado y fuera de la vista algún dinero extra.

Hay personas que prefieren ser discretas a la hora de dar una propina o entregar una gratificación y estos sobres proporcionan un medio muy barato y reservado para hacerlo.

¡Si regresas del viaje con todos los sobres sin usar, quizá es que fuiste tan espléndido en las gratificaciones a los guías de los tours, que preferiste que estuvieran a la vista!

21. Un par de fotos tipo pasaporte

Un turista contó la experiencia de un mal rato que pasó en París estando de vacaciones. Esta persona compró una tarjeta de 7 días para el metro, la cual tenía un espacio para una foto.

Este visitante de la ciudad luz utilizó su tarjeta sin problemas hasta que un policía que hacía una comprobación le hizo ver que estaba cometiendo una pequeña infracción, que le costó una multa.

La posibilidad de que una cosa así ocurra es realmente remota, pero añadir a la maleta dos fotos tipo pasaporte que ya tengas, no significa nada en términos de peso y espacio.

22. Viejo estuche de teléfono móvil

Hay lugares y países con altos índices delictivos callejeros, que visitamos porque no resistimos la tentación de conocer algún atractivo que para nosotros tiene una importancia particular.

En estos lugares, es mejor evitar llamar la atención con los accesorios. Por lo general pensamos que despojándonos de cadenas, pulseras y aretes costosos, tenemos el asunto resuelto y nos olvidamos del teléfono celular, que ha pasado a ser casi una prolongación de nuestro cuerpo.

El teléfono móvil es un aparato costoso y muy buscado por el hampa urbana de muchos países; por ello, mientras menos atención llame el tuyo, más seguro estará en tus manos.

Una táctica es colocar el móvil en un estuche usado y lo más humildito posible, para que al ser visto de lejos, tu dispositivo parezca que no vale la pena robarlo. Estos estuches pueden comprarse en los puestos de venta correspondientes por menos de US$ 3,00.

23. Barras energéticas

El ajetreo de algunos viajes frecuentemente nos hace perder la noción del tiempo y el gusanillo del hambre termina por atacarnos en un momento en el que no tenemos cerca un lugar para comprar una merienda o tentempié.

Por ello, siempre es oportuno tomar la previsión de adquirir una caja de barras energéticas para estas eventualidades.

Es recomendable evitar las barras que contengan demasiado chocolate u otros ingredientes que puedan derretirse en un ambiente caluroso, ya que la idea no es que sacies el hambre para inmediatamente necesitar un lavabo en el que quitarte los pegotes.

Algunas personas, tras abrir la caja para comer la primera barra, guardan las restantes en una bolsa Ziploc.

Las barras Kind de miel y nueces tostadas proporcionan ese complemento energético que te evitará un mareo.

El pack de estas barras Kind  trae 4 unidades a un precio de US$ 4,99; por lo que cada unidad sale a 1,25 dólares. Contienen poca azúcar, son muy bajas en sodio, son libres de gluten y ¡son deliciosas!.

Te aseguramos que si sigues estos 23 prácticos consejos, no te faltará nada en tu periplo en solitario ¡Feliz viaje!

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Las Mejores Mochilas Para Viajar

¿Qué Se Puede Llevar En El Equipaje De Mano?