in

15 Destinos Más Baratos Para Viajar En Europa

Europa puede ser barata, sabiendo a dónde ir. Estos son 15 económicos consejos.

1. San Petersburgo, Rusia

La antigua capital imperial rusa fundada a comienzos del siglo XVIII por el zar Pedro el Grande, tiene en el Hermitage uno de los museos de arte más grandes y mejor dotados del mundo.

En el paisaje arquitectónico de la ciudad que los soviéticos rebautizaron como Leningrado en 1924 y que retomó su antiguo nombre tras el fin del comunismo, también sobresalen monumentos como el Palacio de Invierno, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, la Iglesia del Cristo Salvador de la Sangre Derramada y el Convento Smolny.

En San Petersburgo es posible encontrar apartamentos en alquiler y habitaciones de hoteles bien situados entre 25 y 30 Euros por día.

2. Sofía, Bulgaria

Sofía fue modernizada durante el último cuarto del siglo XIX con una arquitectura en la que se mezclan los estilos Neoclásico, Neorrenacentista y Rococó.

Entre las edificaciones más destacadas de este periodo se encuentran la Galería Nacional de Arte y Museo Etnográfico Nacional, el Teatro Nacional Ivan Vazov, la Asamblea Nacional y la Academia Búlgara de Ciencias.

Los edificios religiosos, de mucha mayor antigüedad, están presididos por la Iglesia de Santa Sofía, la Iglesia de San Jorge y la Catedral-monumento San Alejandro Nevski, máximo exponente mundial de la arquitectura religiosa ortodoxa.

Buenos hoteles de Sofía, como el Diana, el Galant y el Bon Bon, tienen precios del orden de los 30 Euros.

3. Belgrado, Serbia

Belgrado fue una de las ciudades más castigadas durante la guerra en la Península Balcánica y ha renacido de sus cenizas.

Belgrado tiene un encanto que comparte solo con otras dos capitales europeas, Viena y Budapest. Estas son las únicas tres ciudades cabeceras de Europa a orillas del legendario Danubio.

La arquitectura de la capital de Serbia, en la que sobresalen el Museo Nacional, la Iglesia de San Marcos y el Templo de San Sava, se ha recuperado hasta tal punto, que Belgrado es comparada con Berlín.

Un buen hotel belgradense, como House 46, cuesta 26 Euros y los hay más económicos

4. Sarajevo, Bosnia Herzegovina

La capital bosnia también fue devastada por la Guerra de los Balcanes pero pudo recuperarse para seguir siendo la “Jerusalén de Europa”, así llamada por los distintos credos religiosos que alberga.

Símbolos arquitectónicos de lo anterior son la Catedral Católica del Sagrado Corazón, la Catedral Ortodoxa, la Mezquita Ferhadija y la Madrasa.

Otros lugares de particular interés en Sarajevo son el Túnel de la Guerra, el Sebilj, el Parque Veliki, el Saraci y el casco antiguo de la ciudad.

En Sarajevo puedes instalarte en un hotel o una pensión por tarifas que oscilante entre 25 y 40 Euros.

5. Riga, Letonia

Por un apartamento muy cerca del centro de Riga puedes pagar 18 Euros, mientras que los cuartos de hotel se cotizan entre 24 y 30 Euros.

La capital letona y ciudad báltica más grande hace honor a estas distinciones con un conjunto de atracciones en el que destaca su majestuoso centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Mantenida casi en el anonimato durante la era soviética, en los últimos 25 años Riga se ha modernizado y embellecido, recuperando su espléndida arquitectura Art Nouveau.

Entre las construcciones más relevantes de “La París del Norte” están la vieja catedral, la Iglesia de San Pedro, la catedral ortodoxa, la Iglesia de la Santísima Trinidad y el Monumento a la Libertad.

6. Bucarest, Rumanía

Si viajas solo a Rumania, quizá no te animes a acercarte por el Castillo de Drácula en Transilvania, pero la capital rumana, Bucarest, se basta por sí sola para darte unas magníficas vacaciones.

Bucarest es un relicario de los variados estilos arquitectónicos que han pasado por el país, como  el Neoclásico, el Bauhaus y el Art Decó, sin descartar el pesado modelo de la era comunista, simbolizado por el Palacio del Parlamento, el segundo edificio más grande del mundo después del Pentágono.

Entre las edificaciones y monumentos bucarestinos se distinguen el Ateneo Rumano, el Palacio CEC, el Arco de Triunfo y el Museo Nacional de Arte.

En Bucarest puedes hospedarte a todo lujo en el Hotel Parliament a razón de 272 Euros por noche, o en el cómodo Hotel Venezia, por solo 45 Euros. Entre esos extremos hay toda clase de opciones.

7. Cracovia, Polonia

Cracovia es la capital cultural de Polonia desde los tiempos en que era también su capital política. El centro histórico de Cracovia fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1978 y alberga hermosas edificaciones para dejar extasiados a los turistas amantes de la arquitectura.

Algunas de estas construcciones son el Castillo Real, la Basílica de Santa María, el Castillo y la Catedral de Wawel y la impresionante Lonja de los Paños.

Desde Cracovia parten tours para conocer el tristemente célebre Campo de Concentración de Auschwitz del periodo de ocupación nazi y las minas de sal de Wieliczka.

En Cracovia puedes alojarte en un hotel o en un apartamento pagando entre 30 y 40 Euros.

8. Liubliana, Eslovenia

La poco mencionada capital eslovena es una ciudad fascinante, surcada por calles de adoquines y salpicada de fortalezas, templos, puentes, plazas, parques y jardines.

Algunas de las construcciones más emblemáticas son el Castillo de Luibliana, la Catedral de San Nicolás, la Iglesia de la Anunciación, el Templo de San Pedro y el Puente de los Dragones.

Entre los espacios al aire libre sobresale la Fuente de Robba, inspirada en la Plaza Navona de Roma; el Parque Tivoli, el Parque de Miklosic y la Plaza de la República.

En Liubliana puedes hospedarte confortablemente con tarifas desde 57 Euros.

9. Tallin, Estonia

La actual capital estonia fue controlada sucesivamente por daneses, alemanes, rusos zaristas y soviéticos, hasta la independencia del país en 1991, y todas estas ocupaciones dejaron su huella en el paisaje urbanístico.

La Catedral de Alexander Nevski es una soberbia muestra de la arquitectura ortodoxa de finales de la época zarista.

El palacio y los jardines de Kadriorg, la Plaza Mayor, el Museo del Banco Estonio, el Teatro NO99, la pintoresca y concurrida Calle Rataskaevu, las viejas puertas de la ciudad medieval amurallada y el Jardín Botánico, son lugares de obligada visita en Tallin.

No dejes de beber un Vana Tallin y de comer un chocolate Kalev y unas almendras dulces, símbolos gastronómicos de la ciudad. En Tallin hay ofertas de alojamiento desde 35 Euros.

10. Lyon, Francia

París podrá tener más fama, pero la mejor ciudad francesa para divertirse con bajo presupuesto es Lyon, por la enorme proporción de jóvenes universitarios en su población.

Con la diversión asegurada por las noches, lo que te queda es dedicar el día a los múltiples atractivos que ofrece la bella ciudad situada en la confluencia de los ríos Ródano y Saona.

El barrio medieval y renacentista de Vieux Lyon, el barrio La Croix-Rousse; y la Colina de Fourviere, con el teatro romano y la Basílica Notre-Dame de Fourviere, son lugares de máximo interés.

No puedes ir a Lyon sin degustar una sopa de cebolla y unos quenelles, emblemas del arte culinario lionés.

En la tercera ciudad más poblada de Francia cuentas con una amplia oferta hotelera, desde el orden de los 60 Euros.

11. Varsovia, Polonia

Las bombas y proyectiles de artillería alemanes y Aliados se ensañaron particularmente con la capital polaca durante la II Guerra Mundial, pero los hermosos monumentos, templos y castillos de la heroica ciudad fueron restaurados para disfrute de los turistas.

Actualmente puede dormirse plácidamente en Varsovia en excelentes hoteles desde los 45 Euros, como el Radisson Blu Sobieski y el MDM Hotel City Centre.

La cancillería, el Palacio Sobre el Agua, La Iglesia de Santa María, el Gran Teatro Wielki, el Palacio Potocki, la Academia de Bellas Artes, el Museo de Historia Judía, el Jardín de Saxon y la Sirena de Varsovia, integran una lista mínima de atractivos a conocer en Varsovia.

12. Oporto, Portugal

Portugal es uno de los destinos más económicos de Europa y Oporto es una de sus ciudades más interesantes. Los entusiastas del café se sentirán particularmente agradados en la ciudad situada a orillas del Duero, porque los portuenses lo beben a discreción y los precios son baratos.

Los monumentos tripeiros más representativos son la Catedral, el Palacio de la Bolsa, la Iglesia y Torre de los Clérigos y el Palacio Episcopal.

El obligado paseo por el Duero cuesta 10 Euros. Además, debes disfrutar de unas “tripas a la portuense”, el plato típico de la localidad, cerrando por supuesto con una copa de Oporto, el famoso vino fortificado.

Como en toda ciudad importante, en Oporto hay hoteles caros y baratos, desde el Intercontinental Porto Palacio, de 397 Euros, hasta opciones de 45 y menos, como el Moov Porto Norte.

13. Praga, República Checa

Si vas con presupuesto de mochilero a Praga, puedes encontrar albergues en el orden de los 10 Euros. También en la capital checa hay cómodos y céntricos hoteles en el orden de los 48 Euros, como el Jerome House.

Comer también es barato en Praga, con comidas de restaurante de 6 Euros, incluyendo una pinta de cerveza.

A estos atractivos presupuestarios, la ciudad a orillas del Moldava suma sus encantos arquitectónicos que la han situado entre las 20 ciudades más visitadas del mundo.

En la ciudad bohemia te esperan la Basílica de San Jorge, el Castillo de San Vito, el Castillo de Praga, la Torre de la Pólvora y el Callejón del Oro y la Alquimia.

Igualmente, la casa natal de Franz Kafka, el Puente Carlos, la Iglesia de San Nicolás, el Monasterio de Strahov, la Iglesia de Nuestra Señora del Týn y la Casa Danzante.

14. Berlín, Alemania

Berlín puede ser muy cara o muy barata, dependiendo de dónde te hospedes. Si decides instalarte en el Ritz-Carlton Berlín, de 220 Euros, significa que vas holgado, pero en la capital alemana consigues también hoteles de 24 Euros y hostales de 8 Euros.

Siendo Alemania un país tan cervecero, las espumosas berlinesas no son las más baratas de Europa, pero la cosa se compensa con la gran cantidad de museos y sitios de interés a precios módicos o gratuitos. Además, un día de transporte público cuesta 2,3 Euros.

En Berlín podrás conocer el famoso muro que dividió la ciudad durante la Guerra Fría, la Puerta de Brandeburgo, el Reichstag, la Torre de la Televisión y el encantador bulevar Unter den Linden (Bajo los Tilos).

15. Tiflis, Georgia

La capital georgiana ya se recuperó de su época de anonimato soviética y se ha convertido en un novedoso destino turístico europeo.

En la ciudad caucásica hay confortables hoteles en la línea de los 50 Euros, como el Demi, el Urban y el New Metekhi, además de albergues y hostales aptos para la billetera de los mochileros.

La Catedral de la Santísima Trinidad, la Fortaleza de Narikala, la Plaza de la Libertad, la Casa del Parlamento y el Teatro de la Ópera son hermosas atracciones de Tifilis.

En cada ciudad te hemos proporcionado referencias del costo del alojamiento. Para los demás gastos (alimentación, transporte en la ciudad, turismo y misceláneos) debes reservar entre 40 y 70 dólares/día en las ciudades de Europa Oriental y los Balcanes, y entre 70 y 100 dólares/día en Europa Occidental.

Los presupuestos mínimos asumen que vas a preparar tu propia comida y los máximos consideran comer en restaurantes modestos. En un punto intermedio estaría la opción de comprar comida para llevar.

¡Feliz viaje por el Viejo Continente!

Recurso Destino Más Baratos

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

20 Mejores Destinos Internacionales Para Viajar Solo

TOP 16 Islas Del Mundo Más Bonitas