in

El Cielo, Valle De Guadalupe: Guía Definitiva

Una visita reposada al desarrollo ecoturístico El Cielo, en el Valle de Guadalupe, es una experiencia paradisíaca, que debes tratar de vivir tan pronto como te sea posible.

¿Cómo se formó El Cielo?

El proyecto El Cielo comenzó en 2013 cuando Gustavo Ortega Joaquín y su esposa, Daly Negrón, decidieron hacer realidad su sueño de conformar en un viñedo un espacio ecoturístico integral, que incluyera bodega, restaurante, huerto orgánico y otros ambientes de alto estándar para satisfacer a los clientes más exigentes.

La idea había germinado cuando la pareja, radicada en la isla de Cozumel, hizo un viaje por el Valle del Loira, Francia, y quedó impactada con la experiencia de un hotel boutique en medio de un hermoso viñedo.

El siguiente paso fue hacer un viaje de reconocimiento por el Valle de Guadalupe, la zona vitivinícola por excelencia de México.

Daly y Gustavo se sintieron impresionados por la belleza, el clima, los vinos y la cocina del valle y ya todo quedó lanzado; Gustavo dejaría la política y Daly se jubilaría de una aerolínea, para partir a Baja California con la ilusión de dos modernos pioneros.

En el trayecto se incorporaron a la sociedad José Luis Martínez y su esposa, Lolita López Lira, y actualmente las dos parejas son el alma de El Cielo.

Comenzaron comprando uvas, mientras su propio viñedo alcanzaba la adultez, y levantaron sus instalaciones de vinificación, a la vez que incorporaron al proyecto al experimentado enólogo local Jesús Rivera. Apostaron por una estrategia de privilegiar la calidad del vino por encima del volumen y los resultados están a la vista.

¿Cuáles son los grandes atractivos de El Cielo?

Actualmente, El Cielo es un proyecto ecoturístico en franco desarrollo, que cuenta con viñedo, vinícola, restaurante, boutique, cafetería y club de vino, estando en planes la pieza que falta para redondear el fantástico sueño inicial de sus promotores: el hotel boutique.

La tierra del viñedo es arcillosa y limosa, apta para uva de alta calidad y el agua utilizada es baja en sales, lo que asegura la salud y el vigor de las 85.000 vides plantadas en una superficie de 29 hectáreas.

El viñedo tiene hasta 12 varietales, lo que otorga a la bodega una gran flexibilidad para la producción en una amplia gama de vinos y para la experimentación con nuevos productos.

Al lado de los varietales clásicos, como Cabernet Franc, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Merlot, Tempranillo, Zinfandel y Grenache, están otros más “modernos”, como Syrah, Nebbiolo y Sangiovese.

Aprovechando el clima mediterráneo del terruño, hay también una plantación de 700 árboles de olivo, que cohabitan fraternalmente con las parras y con las plantas de horticultura orgánica, florales y frutales.

En el huerto se cosechan chiles, coles, hierbas aromáticas, apio, lechugas, higos y cítricos que abastecen el restaurante.

La vinícola fue concebida de manera totalmente amigable con el medio ambiente, con techos de teja, techo y paredes con aislamiento térmico, e iluminación ecológica con control automático de encendido / apagado.

Esta concepción y desempeño ambientalista le valió a El Cielo ser galardonada en 2015 con el primer lugar como Empresa Eco Responsable de Ensenada.

El Cielo hace la vinificación por gravedad y dispone de equipos de alta tecnología para selección y prensado, así como de 12 tanques de fermentación de acero inoxidable importados de España. Las barricas son de fino roble francés y americano.

¿Cuáles son las líneas de vinos de El Cielo?

La bodega produce tres líneas de vinos nombradas en consonancia con la denominación de la vitivinícola: Astrónomos, Constelaciones y Astros.

La línea Astrónomos es de vinos clásicos y sus principales etiquetas llevan los nombres de eminentes figuras de la astronomía clásica, como Copérnico, Kepler, Halley, Galileo y Hubble.

La línea Constelaciones está acreditada por grandes nombres de la mitología tomados para denominar los espacios del firmamento, como Casiopea, Orión y Perseo. Esta línea es de vinos de corte moderno, con mezclas creativas.

La línea Astros es de vinos jóvenes, con sabores frutales frescos y vivos, con las etiquetas Stella y Eclipse.

¿Cómo están los vinos de El Cielo en cuanto a precios?

Con base en los precios de venta a la fecha de hoy en la boutique de Las Nubes, podemos dividir sus vinos en tres categorías: los de precios bajos, los de precios intermedios y los mejores caldos y cosechas, que tienen un precio mayor.

Los primeros están marcados a $260 e incluyen las etiquetas Eclipse y Stella (tintos), y Halley (blanco). El Eclipse es una mezcla de Cabernet Sauvignon, Merlot y Nebbiol, y reside por 12 meses en barricas de roble francés.

El Stella, elaborado con una mezcla de 60% Grenache y 40% Nebbiolo, es un vino que se distingue por su lozanía y frescura.

Edmund Halley, el primer astrónomo en predecir el retorno de un cometa en fecha exacta, por allá por el siglo XVIII, es honrado en El Cielo con el vino blanco que lleva su nombre.

El Halley es elaborado con 100 % Chardonnay y es un vino fresco, de acidez equilibrada, con aroma frutal y alcohol bien integrado. Fue reconocido por la Guía de Vinos Mexicanos.

¿Cuáles son los mejores vinos de precios intermedios?

En esta categoría están incluidos los vinos marcados a $380 en la boutique de la vinícola. Aquí entran las etiquetas Copernicus, Galileo, Hubble y Kepler, «astrónomos tintos» y el Capricornius y el Cassiopea, «constelaciones blancas»

El Copernicus proviene de una mezcla 60/40 de Cabernet Sauvignon y Merlot; el Galileo es 100% Tempranillo, el Hubble es 100% Merlot y el Kepler es Cabernet Sauvignon.

El vino que honra al astrónomo que se atrevió a afirmar que el centro del universo conocido en el siglo XVI era el Sol y no la Tierra, es elaborado con una mezcla usual en Burdeos, pero con el encanto de la uva guadalupana.  El Copernicus es un caldo de gran cuerpo, con final prolongado y equilibrada acidez.

El astrónomo que fue sometido al proceso judicial más célebre en la historia de las ciencias da su nombre a un vino tinto de El Cielo que es lleno, intenso y de taninos dulces y maduros. El Galileo es un caldo casi negro, que deja en nariz aromas a vainilla, hinojo y chocolate.

Edwin Hubble fue el hombre que descubrió que el universo no estaba formado solo por la Vía Láctea y que había otras galaxias más allá de la nuestra. Su etiqueta de El Cielo identifica a un vino aromático a frutos negros y oscuros, de cuerpo medio y taninos aterciopelados.

Johannes Kepler, el alemán que revolucionó la astronomía en el siglo XVII con sus leyes sobre los movimientos de los planetas, también se ha hecho presente en El Cielo con un vino intenso, elegante y de taninos expresivos.

Uno de los blancos de El Cielo en $380 es el Capricornius, un vino 100% Chardonnay de portentoso cuerpo, que ofrece a la nariz aromas tostados y a caramelo, piña madura, naranja, frutas tropicales e hinojo. El Capricornius es un néctar fresco, sustancioso  y de equilibrada acidez.

El otro blanco de precio intermedio ($380) que produce El Cielo es el Cassiopea, un vino con proceso de maceración en frío, que es fresco, alegre y agradable.

¿Cuáles son los vinos de máxima calidad de El Cielo?

En la línea de Constelaciones están los tintos Orión y Perseus, el primero con un precio de $690 y el segundo de $780.

El vino denominado como el gigante mitológico que fue elevado a los cielos por Zeus, dando su nombre a la constelación más conocida del firmamento, es controlado desde la vid, limitando el número de racimos de uva Tempranillo por planta.

El Orión es fabricado con una mezcla de 75 % Tempranillo, 20 % Grenache y 5 % Merlot, y otra de la virtudes de la combinación es que las Grenache provienen de viñedos con 50 años de edad.

El vino Orión es redondo, potente, bien estructurado y de humores intensos. Se siente levemente dulce en el ataque y sus taninos son maduros y consistentes. Es de medida acidez y su final es prolongado, con notas de café moca, tostados, tomillo y regaliz.

El rojo que recuerda al hijo de Zeus que cortó la cabeza de la Medusa surge de un proceso de selección de uvas de máxima rigurosidad y reside por 24 meses en barricas nuevas de roble francés.

El  Perseus es elaborado con 70 % Nebbiolo y 30 % Sangiovese, potenciando con esta uva su elegante personalidad frutal.

La masa de taninos maduros del tinto Perseus le comunica una sólida estructura, sobre la cual se perciben los aromas de tostado de la barrica, así como de frutas del bosque, chocolate y humo.

El máximo representante de la bodega de El Cielo es el Sirius, un vino de alta gama con un precio de $1.140, nombrado como la estrella más brillante del cielo.

El Sirius se origina de un 90 % Nebbiolo y un 10 % Malbec, y pasa 22 meses en barricas y 20 meses en botella. Su estricto proceso de selección de la fruta comienza con el racimo cosechado de forma manual y sigue con el grano, descartándose los que tengan el más mínimo defecto.

El periodo de maceración en frío y fermentación controlada con hollejos se toma 27 días, antes de que el vino entre en las mejores barricas nuevas de roble francés.

El color del Sirius es un rojo cereza de profunda intensidad, brindando también destellos violáceos. Es limpio, brillante y con una capa alta.

Deja en nariz frutos rojos y negros como zarzamoras, ciruelas pasas y moras, con pinceladas de pimienta negra, clavo y tabaco. En boca es fino, corpulento, de largo final y con un excelente equilibrio de acidez, taninos y alcohol.

Para una botella Sirius hay que escoger unos óptimos cortes de carnes rojas, las mejores piezas de cacería y los quesos madurados de máxima calidad. Su precio de $1.140 bien vale la pena.

¿Cómo es el restaurante de El Cielo?

El currículo de Marco Marín, el chef veracruzano que dirige los fogones de Latitud 32, el restaurante de El Cielo, ya indica que la cocina del sitio no puede ser sino exclusiva y deliciosa.

Marín comenzó llevando calor en los restaurantes de su familia en Coatzacoalcos, la ciudad de Veracruz que inventó la taminilla, el sabroso tamal hecho con pescado desmenuzado y guisado.

Tras su «bautismo de fuego» del lado americano del Atlántico, el coatzalqueño pasó una temporada en Europa, donde en Dinamarca formó parte del equipo del NOMA, un restaurante que por tres años consecutivos encabezó la prestigiosa lista San Pellegrino como el mejor del mundo.

Marín también trabajó en el Botafumeiro, el distinguido restaurante de cocina marinera de Barcelona, España, y en México pasó por las casas merideñas Néctar y Almíbar, donde obtuvo las experiencias en la comida yucateca que le permitieron hacer la original Fusión Baja-Yucatán que practica en Latitud 32.

Las lechugas, hierbas aromáticas y otras hortalizas y verduras solo tienen que recorrer unas pocas decenas de metros para llegar desde las plantas del huerto de El Cielo hasta la cocina y las mesas de Latitud 32.

Los filetes y el Rib Eye con el Certified Angus Beef, acompañados con una ensalada de frescas lechugas y jitomates del huerto y un buen vino de la bodega, garantizan una experiencia gastronómica inolvidable en El Cielo.

El restaurante dispone de una terraza superior que es lugar ideal para cenar cobijado por el bello cielo nocturno bajacaliforniano, admirando la silueta de los viñedos de El Cielo. Latitud 32 acepta encargos de hasta 150 personas, por lo que puedes realizar allí tu fiesta de cumpleaños, comida de negocios y otras celebraciones.

¿Aparte de los vinos, que más ofrece la boutique de El Cielo?

La boutique de El Cielo es elegante y acogedora, convirtiendo una visita de compras en una placentera experiencia para los sentidos.

Aparte de toda la gama de vinos a los mejores precios, en la boutique podrás adquirir herramientas y accesorios para manipularlos y servirlos adecuadamente, como sacacorchos en varios modelos, copas, aros anti goteo, decantadores y portabotellas. Igualmente, en la tienda gourmet podrás comprar delicateses como quesos, chocolates, aceite de olivo, tapenades y sales.

La boutique también dispone de un espacio reservado a Pineda Covalin, diseñadores mexicanos especializados en prendas de seda, que inspiran sus creaciones en el México prehispánico.

Otros encantadores ambientes de la boutique están destinados a ropa y accesorios con el logo de El Cielo y a la artesanía regional, en la que se destacan los trabajos de la etnia Kumiai.

¿Listo para poner en órbita tus 5 sentidos en El Cielo? ¡Feliz estadía!

Booking.com

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Los 12 Mejores Paisajes De Chiapas Que Tienes Que Visitar

¿Por Qué México Es Un País Megadiverso?