in

15 Lugares Turísticos De Puebla Que Tienes Que Visitar

El estado mexicano de Puebla está lleno de ciudades y pueblos con rica historia, tradiciones, valioso patrimonio físico prehispánico y colonial, encantadores parques y deliciosa gastronomía. Esta es una selección de solo 15 de sus maravillosas atracciones.

1. El centro histórico y la catedral de la ciudad de Puebla

El centro histórico de Puebla está repleto de edificaciones de notable belleza desde que empezó a conformarse en la década de los años 1530 en la que llegaría a ser una de las ciudades coloniales más importantes de la América Hispana.

La lista del patrimonio arquitectónico incluye la catedral, multitud de iglesias, plazas, casas coloniales y monumentos, tanto civiles como religiosos.

La Catedral Basílica de Puebla, el templo más importante de la ciudad, fue la primera iglesia mayor del Nuevo Mundo y fue declarada Patrimonio de la Humanidad.

Entre los tesoros artísticos y religiosos que se guardan en este templo consagrado a la Inmaculada Concepción, se encuentran objetos de culto, imágenes, joyas, pinturas, mobiliario y otros elementos ornamentales.

Lee nuestra guía de Los Mejores Pueblos Mágicos De Morelos Que Tienes Que Visitar

2. San Pedro Cholula

Este Pueblo Mágico poblano es muy bien conocido por su Gran Pirámide prehispánica, llamada Tlachihualtépetl, con un basamento de unos 16 mil metros cuadrados, que es el más grande del mundo en este tipo de edificaciones.

Aparte de la pirámide, en el conjunto precolombino son dignos de admirar el Altar Ceremonial, el Patio de los Altares y el Mural de los Bebedores, esta una llamativa obra de arte indígena en la que aparecen 110 hombres emborrachándose con una bebida prehispánica que probablemente era pulque.

El paisaje arquitectónico de San Pedro Cholula es presidido por el Santuario de la Virgen de los Remedios, situado en una elevación cercana al yacimiento arqueológico.

El exconvento de San Gabriel, localizado en el centro del pueblo, destaca por sus bóvedas góticas y sus pinturas religiosas, y es uno de los conjuntos franciscanos más antiguos del país.

Leer nuestro artículo sobre TOP 8 Pueblos Mágicos De Michoacán

3. Huauchinango

Flores por doquier es el bello distintivo de este pueblo de magnífico clima acurrucado en la Sierra Norte de Puebla.

Durante 10 días de la Cuaresma se realiza la Feria de las Flores, en la que se exhiben y venden al público multitud de plantas y arreglos con gardenias, hortensias, azaleas y otras especies.

En Semana Santa, la mayor parte de las flores van a manos de los artistas populares que confeccionan los bonitos tapetes florales en honor del Señor del Santo Entierro, patrono de la localidad.

Los principales lugares públicos de Huauchinango son el Jardín Reforma y el templo de la Asunción. El jardín está rodeado de tradicionales portales virreinales y la parroquia es una iglesia de estilo moderno con una enorme cúpula de 27,16 metros, que es una de las más grandes de América Latina.

4. Los barrios poblanos

La ciudad de Puebla puede palparse en algunas de sus expresiones más representativas visitando sus principales barrios, entre los que se encuentran el Barrio de Analco y el Barrio del Artista.

Analco fue fundado en 1531 por una comunidad de indios tlaxcaltecas que se asentaron en una de las márgenes del Río San Francisco, aunque el lugar pronto ganó su ambiente colonial por la intervención de los españoles.

El Barrio del Artista es un espacio del centro histórico frecuentado por la gente bohemia y ligada al arte. Su centro vital es la plaza en la que los artistas locales pintan y exhiben sus obras frente a la nutrida cantidad de turistas que visita el lugar. Es también un escenario abierto para el teatro y la música.

5. Zacatlán

Pueblo Mágico poblano marcado por las manzanas desde los comienzos de época colonial, cuando los evangelizadores franciscanos empezaron a cosechar el fruto en sus tierras de clima privilegiado.

Zacatlán de las Manzanas es el principal centro nacional de producción de la manzana rayada y en la Gran Feria dedicada al fruto durante una semana de agosto, en el marco de las fiestas de la Asunción, podrás conocer el pasado y el presente manzanero de la localidad.

Zacatlán está también marcado por los relojes, desde que la familia Olvera empezara a fabricarlos a comienzos del siglo XX. El principal símbolo del pueblo es su enorme reloj floral y musical, de 5 metros de diámetro, y es de mencionar también que en el Pueblo Mágico se encuentra el primer reloj hecho en el mundo para indicar las fases lunares en tiempo real.

6. Pahuatlán

Este Pueblo Mágico enclavado en la Sierra Norte de Puebla tiene aroma de café y cuenta con interesantes tradiciones indígenas.

Es casi el único lugar que queda en México en el que se elabora el papel Amate, el material que se utilizaba en la época prehispánica para los códices y para pintar. Este producto que se hace con la pulpa de un árbol local de nombre jenote, es elaborado por las comunidades otomíes.

Otra actividad que se desarrolla en Pahuatlán es la medicina indígena, practicada según las enseñanzas transmitidas de generación en generación y basada en productos naturistas hechos con las hierbas y plantas de la región.

En el pueblo hay algunas haciendas cafeteras en las que puedes conocer el proceso de siembra, cosecha y procesamiento del fruto, y disfrutar de innumerables y aromáticas tazas de café.

7. Los museos de la ciudad de Puebla

Puebla está llena de museos que cubren su historia precolombina, virreinal, imperial y republicana. El Museo de Arte Virreinal, que funciona en una casona colonial reconstruida, hace un recorrido por el arte regional y nacional entre los siglos XVI y XIX.

En el Museo Regional Casa de Alfeñique podrás admirar una casa virreinal poblana, con su equipamiento y mobiliario, mientras que el Museo Amparo exhibe una colección de arte, con piezas que abarcan desde la época prehispánica hasta el siglo XX.

El estilo de vida durante la época revolucionaria es testimoniado en el Museo de la Revolución Mexicana, el cual tiene su sede en una casona del centro histórico en la que vivió Aquiles Serdán, connotado revolucionario.

Otras instituciones museísticas de interés en Puebla son el Museo de la Evolución, el Museo del Ferrocarril de México y el Museo José Luis Bello y González.

8. Cuetzalan

El Pueblo Mágico poblano de Cuetzalan se distingue por la intensa vitalidad de su cultura indígena, que se manifiesta vívidamente en el tianguis dominical.

En este tianguis, mujeres y hombres visten ropas de colores predeterminados para sus comunidades indígenas y se ofrecen espectáculos de voladores y productos típicos de todos los tipos, desde huaraches y bordados hasta comidas y bebidas tradicionales, incluyendo la ya famosa yolixpa.

La yolixpa es una bebida precolombina preparada con una multitud de hasta 30 hierbas, que tiene propiedades medicinales y sirve para calentar el cuerpo en los fríos ambientes serranos.

En el patrimonio arquitectónico de Cuetzalan sobresalen el templo de San Francisco de Asís, el santuario de la Virgen de Guadalupe, la Capilla de la Purísima Concepción y el Palacio Municipal.

9. Atlixco

Esta es la gran localidad poblana para las fiestas de raíz prehispánica, particularmente el Huey Atlixcáyotl o Fiesta Grande de Atlixco, y el Atlixcayotontli o Fiesta Chica.

La fiesta pequeña se realiza unas dos semanas antes de la mayor, que se desarrolla durante una semana de septiembre. La Fiesta Chica constituye un abrebocas de la grande y cuenta con la participación de 3 regiones etnográficas poblanas: El Valle, La Tierra Caliente y Los Volcanes.

En la Fiesta Grande participan las 11 regiones culturales del estado y es un masivo festival de danzas y música que alcanza su clímax en el Cerro de San Miguel.

Atlixco es también un pueblo de bonito patrimonio arquitectónico, destacando edificaciones y conjuntos como el Hospital Municipal de San Juan de Dios, el  Ex Convento e Iglesia de San Agustín, el Ex Convento e Iglesia de La Merced, la Iglesia de la Soledad y el Palacio Municipal.

10. Los parques y jardines de la ciudad de Puebla

El Ecoparque Metropolitano es un predio de arboledas y espacios verdes situado en parte de la cuenca del Río Atoyac, al que los poblanos van a pasear, a descansar y a practicar entretenimientos al aire libre.

El Parque Ecológico de la Revolución Mexicana tiene dos lagos artificiales para la práctica de distracciones acuáticas, además de un aviario, canchas deportivas y área para juegos infantiles.

En el Cerro San Cristóbal se encuentra el Parque de los Fuertes, el cual fue construido para celebrar el sesquicentenario de la Batalla de Puebla. Cerca se encuentran los Fuertes de Loreto y  Guadalupe, el Planetario, el Mausoleo de Ignacio Zaragoza y el Monumento a la Bandera.

El Parque Jardín del Arte es un predio de 13 hectáreas de áreas verdes, con dos lagos con patos, al que va mucha gente a hacer jogging.

11. Xicotepec

Xicotepec de Juárez recibe a los visitantes, abrigado entre nieblas y refrescado por la llovizna, proporcionando un inigualable ambiente para los partidarios de este tipo de clima.

El centro neurálgico del Pueblo Mágico poblano es el Jardín Central, punto de reunión de lugareños y turistas, salpicado de árboles y flores, con un bello kiosco en el que las bandas musicales locales animan las tardes y noches.

La principal edificación religiosa del pueblo cafetero es la parroquia de San Juan Bautista, templo con cierto parecido a la catedral de Nuestra Señora de París.

Otro inmueble histórico de Xicotepec es la Casa Carranza, en la que se le practicó la autopsia al asesinado presidente Venustiano Carranza y en la que ahora funciona un museo histórico.

Las haciendas de café son lugares de visita obligada, tanto para aprender sobre la cultura de la infusión, como para disfrutar de una larga seguidilla de tacitas de café.

12. Chignahuapan

Esta localidad poblana resalta por el colorido que le dan las esferas de árboles de navidad, que es el principal producto que ofrecen a los visitantes.

En Chignahuapan hay varias decenas de fábricas que se dedican a hacer las bolitas navideñas y las calles del Pueblo Mágico comienzan a llenarse con las coloridas esferas tan pronto los mexicanos empiezan a respirar ambientes navideños  no bien despunta el mes de octubre.

En el zócalo del pueblo hay un hermoso kiosco de arquitectura mudéjar y en el centro histórico destacan la Basílica de la Inmaculada Concepción y los templos del Señor de la Salud y de Santiago Apóstol.

Lugareños y turistas van a relajarse en las aguas termales y cascadas en las afueras de la localidad y el Día de Muertos se realiza en la Laguna de Almoloya un vistoso ceremonial prehispánico.

13. La Estrella de Puebla

Entre tantas atracciones virreinales, decimonónicas y de la época revolucionaria, en el horizonte de la ciudad de Puebla se levanta una “estrella” que no está en el firmamento sino muy bien afincada sobre la tierra.

Se trata de La Estrella de Puebla, una noria de 80 metros que es la gran atracción de la ciudad para jóvenes y chicos que quieren hacer un alto en el programa cultural de los mayores.

Los adultos también suben a la noria, especialmente para disfrutar de espectaculares vistas panorámicas de la ciudad y los alrededores, particularmente desde las 4 góndolas VIP con piso de vidrio.

14. Tlatlauquitepec

La pequeña ciudad poblana de Tlatlauquitepec fue elevada a Pueblo Mágico principalmente en razón de su acervo arquitectónico, en el que sobresale el ex convento de Santa María de la Asunción, la Plaza de Armas y el Palacio Municipal.

El conjunto conventual data de 1531 y fue uno de los primeros construidos por los franciscanos en Nueva España. Cuenta con 32 arcos en cantera rosa y una bonita fuente que preside el patio.

En los alrededores del zócalo se encuentran edificaciones coloniales con los típicos portales como principal elemento arquitectónico, mientras que el Palacio Municipal se distingue por sus 14 arcos de medio punto.

En el Pueblo Mágico, los aficionados a la espeleología, camping, escalada, rapel, tirolesas y ciclismo de montaña, van al  Cerro de Tlatlauquitepec, una elevación cercana a la localidad.

15. El Mercado de Sabores Poblanos

Sería impensable que fueras a Puebla y no disfrutaras de su símbolo gastronómico, el mole poblano. Lo más auténtico es que comas la deliciosa salsa con guajolote, nombre que los mexicanos dan al pavo.

Un lugar para disfrutar de esta exquisitez y de otras del arte culinario de Puebla, es el Mercado de Sabores Poblanos, que se encuentra en la Calle 4 Poniente, entre 11 y 13 Norte.

El mercado cuenta con 130 locales de venta de comida y productos regionales y allí encontrarás también moletes, carnitas y muchos otros platillos locales y nacionales, así como los mejores dulces regionales.

Solo nos resta invitarte a que añadas algunos otros lugares a esta lista y que pronto puedas hacer un recorrido inolvidable por el estado de Puebla.

Ver También:

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Los Mejores Pueblos Mágicos De Zacatecas

Zona Arqueológica De Tula: La Guía Definitiva