in

Los 30 Paisajes Naturales Más Sorprendentes De México

Seleccionar 30 paisajes mexicanos nos obliga a dejar fuera a muchos lugares espectaculares. Pero ya metidos en el compromiso, ahí va nuestra escogencia.

1. Cancún, Quintana Roo

1-cancun-quintana-roo

Amparado en sus paradisíacas playas caribeñas y en su oferta de servicios de primerísimo nivel, Cancún se ha convertido en el destino turístico más importante de México y uno de los más reconocidos del mundo. La zona hotelera de Cancún, de más de 30 kilómetros de extensión, es un microcosmos en el que se ven y escuchan gentes de todo el planeta. En los centros comerciales y otros establecimientos de Cancún no falta ningún servicio que pueda ser demandado por el visitante más exigente, desde cocinas de todos los continentes hasta operadores turísticos para hacer los tours más excitantes. Todo muy cerca de la Riviera Maya, con sus cenotes, sitios arqueológicos y demás encantos.

2. Riviera Maya, Quintana Roo

2-riviera-maya-quintana-roo

La Riviera Maya, en el estado de Quintana Roo, al igual que Cancún, alinea a lo largo de sus 140 kilómetros de costa Caribe entre Puerto Morelos y Punta Allen, playas espectaculares, arrecifes, cenotes, sitios arqueológicos y otros atractivos. En Tulum encuentras algunos de los emplazamientos más interesantes de la civilización maya y cenotes para todos los gustos. El estándar de servicios de la cosmopolita Playa del Carmen, la ciudad más importante de la Riviera, tiene poco que envidiarle al de Cancún. A poca distancia de la costa están Cozumel e Isla Mujeres, dos destinos insulares que son por si solos pequeños paraísos dentro de un enorme edén.

3. Cañón del Sumidero, Chiapas

3-canon-del-sumidero-chiapas

Nadie vio, hace 12 millones de años, cuando un colosal movimiento geológico abrió esta espectacular garganta chiapaneca, con abismos de más de 1.300 metros. Ahora mucha gente va al Parque Nacional Cañón del Sumidero a ver la majestuosa obra de la naturaleza, con su vegetación tupida y con el Río Grijalva corriendo veloz y caudaloso. Entre la base y la cúspide del cañón se encadenan microclimas con unas formidables muestras de la flora y la fauna a distintas alturas, desde los cocodrilos y caimanes de las aguas de abajo hasta las águilas y halcones que prefieren mirar desde las alturas.

4. Huasteca Potosina, San Luis Potosí

4-huasteca-potosina-san-luis-potosi

El territorio huasteco es sinónimo de corrientes de agua, cascadas y albercas naturales; naturaleza exuberante, bellas manifestaciones artísticas y exquisita cocina. Partiendo de Ciudad Valles, su localidad urbana más importante, se van eslabonando pueblos, hondonadas, montañas, ríos, parajes y saltos, cada uno con sus encantos particulares. El Sótano de las Golondrinas y la cascada de 105 metros de Tamul en Aquismón; las Cascadas de Tamasopo y el Jardín Surrealista Edward James Las Pozas en Xilitla, son paradas obligadas en la Huasteca Potosina. Y por supuesto, mucho huapango para ver y escuchar y un enorme zacahuil para comer.

5. Cascadas Petrificadas de Hierve el Agua, Oaxaca

5-cascadas-petrificadas-de-hierve-el-agua-oaxaca

A la distancia parece que una mano prodigiosa hubiera detenido el flujo de agua y lo hubiera convertido en piedra. Pero no se trató de la acción mítica de un dios irritado. Fue la naturaleza en un paciente trabajo de milenios la que esculpió esta maravilla natural oaxaqueña; por intermedio de un escurrimiento, gota a gota, de los minerales contenidos en el agua. En los alrededores, los zapotecas de hace 2.500 años dejaron testimonios del trabajo del hombre. El mismo sistema de manantiales que aportó el material para las cascadas petrificadas sigue fluyendo, formando balnearios naturales de los que puedes disfrutar.

6. Xel-Há, Quintana Roo

6-xel-ha-quintana-roo

Este inmenso acuario quintanarroense en el que se unen cuerpos de agua dulce con el Mar Caribe, se encuentra en la Riviera Maya, a 13 kilómetros del yacimiento arqueológico de Tulum. La gran caleta de Xel-Há forma un rico y grandioso ecosistema en el que bucear es un inolvidable paseo entre peces multicolores, plantas acuáticas y arrecifes de coral. En los alrededores de la caleta hay grutas en las que es posible ver fósiles de caracoles y otras formaciones prehistóricas. Muy cerca están los cenotes Aventura y Paraíso, con sus aguas cristalinas y raras especies de peces.

7. Cascadas de Agua Azul, Chiapas

7-cascadas-de-agua-azul-chiapas

Los carbonatos disueltos en las aguas de los ríos Otulún, Shumuljá y Tulijá dan a estas cascadas su atrayente color azul. Se localizan en el municipio chiapaneco de  Tumbalá y los mismos minerales que colorean el agua sirven para petrificar troncos y otras formaciones naturales que caen a las corrientes. Las cascadas Agua Azul  se encuentran a 215 Km. de Tuxtla Gutiérrez, la capital y principal ciudad de Chiapas. Más cerca está Palenque, a 64 Km., con su espléndida zona arqueológica maya.

8. Lago de Camécuaro, Michoacán

8-lago-de-camecuaro-michoacan

La belleza de este pequeño lago en la localidad michoacana de Tangancícuaro de Arista lo ha convertido en uno de los espacios naturales más fotografiados del país. Las nítidas aguas de atractivo color verde y la tupida vegetación circundante conforman un espacio maravilloso para el goce del espíritu. Recibe sus aguas de varios manantiales y las rinde con pacienzuda lentitud al río Duero. El Parque Nacional Lago de Camécuaro se encuentra a 140 kilómetros de la capital michoacana de Morelia y a 190 Km. de Guadalajara.

9. Playas de Los Cabos, Baja California Sur

9-playas-de-los-cabos-baja-california-sur

Si quieres ir al «fin de la Tierra» debes llegarte hasta Los Cabos, en la península de Baja California. El Arco, la formación rocosa que emerge del mar invitando a pasar por su abertura, es la postal más conocida de Cabo San Lucas en México y en el mundo. Playa del Amor, a solo 100 metros de El Arco, cursa también su invitación para que disfrutes de sus nítidas aguas y de la contemplación de los leones marinos. También en las arenas de Los Cabos hay diversión. Un paseo en camello es una experiencia que está disponible en pocos sitios en México y uno de ellos es Los Cabos.

10. Cuatrociénegas, Coahuila

10-cuatrocienegas-coahuila

Las pozas de Cuatrociénagas conforman una reserva de biósfera de enorme valor para la humanidad porque su ecosistema es muy parecido al de los cuerpos de agua existentes en el planeta hace más de 500 millones de años. Por su importancia científica, ha sido comparada con las Islas Galápagos y sirve de laboratorio natural para las investigaciones sobre la evolución de la vida. Una de las formaciones más bellas es Poza Azul, que está disponible solo para verla. Igualmente, son impresionantes las dunas de yeso, que adornan con sus perfiles caprichosos el suelo coahuilense.

11. Selva Lacandona, Chiapas

11-selva-lacandona-chiapas

El llamado «Desierto de la Soledad» es una inmensidad chiapaneca de casi un millón de hectáreas de jungla, agua y etnias indígenas que viven dispersas es el vasto territorio. Llueve mucho en la selva que habitaban los mayas lacandones; hasta 3.000 m.m. al año, que mantienen la vegetación exuberante, proporcionando cobijo por igual a un intimidante jaguar o a una vistosa y ruidosa guacamaya. Las corrientes y cascadas, la laguna Miramar y otros cuerpos acuáticos dan vida a la vida dentro del agua. La Selva Lacandona está repleta de enigmas, como los que es posible leer en los rostros de tojolabales, choles, tzeltales y otros pueblos ancestrales que la habitan.

12. Cenote Dzitnup, Yucatán

12-cenote-dzitnup-yucatan

En Yucatán hay muchos cenotes, pero a la hora de escoger uno solo, es muy difícil que no sea el Dzitnup, cerca del Pueblo Mágico y ciudad colonial de Valladolid. La llamada Cueva Azul, por el espejo de agua de bello color turquesa, recibe en su centro los rayos del Sol, que se filtran por una abertura en la bóveda natural que le sirve de techo. Se produce así un efecto de iluminación que no se podría lograr ni con los recursos artificiales más novedosos. Hay que entrar por un agujero y descender por una escalinata, viendo estalactitas y estalagmitas. Abajo espera un baño limpio y refrescante en una sucursal del paraiso terrenal.

13. Mar de Cortés, Sonora, Baja California y Baja California Sur

13-mar-de-cortes-sonora-baja-california-y-baja-california-sur

Cuando Hernán Cortés llegó por esos confines, pensó que la península de Baja California era una larga y angosta isla rodeada por un mar interior y por el océano abierto. El mar que separa la península del continente recibió el nombre del conquistador, aunque también se le dice Golfo de California y Mar Bermejo. Sería interminable listar las playas, islas e islotes, refugios de fauna avícola, querencias de ballenas y otros espectaculares espacios naturales del Mar de Cortés. Jacques Cousteau lo llamó el «Acuario del Mundo», una denominación que lo dice todo sobre su fastuosa biodiversidad.

14. Riviera Nayarit, Nayarit

14-riviera-nayarit-nayarit

La Riviera Nayarit es en el Pacífico mexicano, lo que la Riviera Maya es en el Mar Caribe. Hermosas playas, excelentes hoteles, entretenimientos de mar y deliciosos pescados y mariscos. Casi todo el corredor de playas de la Riviera Nayarit está en la Bahía de Banderas. San Pancho, Sayulita, Nahui, Manzanilla, Guayabitos, Punta Mita, Lo de Marcos; cada playa y aldea de pescadores de la Riviera Nayarit tiene su detalle particular, que puede ser la tersura de la arena, la cercanía de un centro de protección de tortugas o la intensidad de las olas para surfear. No dejes de degustar un pescado zarandeado. Si te hace falta algo de la gran ciudad, cerca está la cosmopolita Puerto Vallarta.

15. Gran Arrecife Maya, Quintana Roo

15-gran-arrecife-maya-quintana-roo

Esta formación coralina que se extiende por 1.000 kilómetros desde la costa Caribe de Quintana Roo hasta varios países atlánticos próximos a México, es la segunda más grande en su tipo en el mundo, después de la Gran Barrera de Coral en Oceanía. Los arrecifes coralinos reúnen características, algunas ventajosas, como la protección que proveen a las costas de la erosión del mar, y otras desventajosas, como los obstáculos a la navegación. Pero por encima de todo, son los ecosistemas más ricos de los océanos. Un 25 % de las especies marinas vive en estos maravillosos paisajes acuáticos, que son unos verdaderos paraísos para el buceo.

16. Sierra de Arteaga, Coahuila

SONY DSC

En México se puede esquiar casi como si uno estuviera en Suiza. La Sierra de Arteaga, llamada la «Suiza de México»por su paisaje alpino y heladas temperaturas, cuenta con la estación de esquí  Bosques de Monterreal, que tiene dos pistas para practicar el emocionante deporte. La mayor parte del tiempo, la superficie de deslizamiento se consigue con una fibra artificial suavizada por el rocío, pero en diciembre y enero la nieve natural le permite al esquiador sentir como si el Monte Blanco francés se hubiera mudado temporalmente para la Sierra de Arteaga. Esta maravilla mexicana está a media hora de Saltillo.

17. Cascada Cola de Caballo, Nuevo León

17-cascada-cola-de-caballo-nuevo-leon

Varias cascadas en México y otros lugares del mundo reciben el nombre de Cola de Caballo por la forma que adopta la caída de agua, parecida al rabo de un equino blanco, pero ninguna es tan espectacular como el salto leonés situado en el municipio de Santiago. Si te animas a conocerla haciendo una fascinante excursión, verás como en el camino se van sucediendo la belleza de las margaritas, arroyos cristalinos, robles centenarios, e impresionantes formaciones rocosas. También puedes ir a la vieja usanza, en una carreta tirada por caballos.

18. Lagos de Montebello, Chiapas

18-lagos-de-montebello-chiapas

Las lagunas del Parque Nacional Lagos de Montebello muestran una bella gradación de colores, que van desde el verde hasta el azul turquesa. El parque es compartido por los municipios chiapanecos de Independencia y La Trinitaria, cerca de los límites con la República de Guatemala. Los montes repartidos por las 6.000 hectáreas del espacio protegido son bellos en verdad y entre sus curiosidades está un árbol llamado estoraque, del que se extrae el «incienso americano», una resina purificante. En los lagos se practican entretenimientos acuáticos, como la navegación en kayaks y en balsas, y la observación de la naturaleza.

19. Paricutín, Michoacán

19-paricutin-michoacan

El volcán más joven de América surgió en 1943, dejando atónitos a los pobladores de San Juan Parangaricutiro, especialmente a Dionisio Pulido, el campesino que estaba labrando su campo y corrió aterrado al pueblo a avisar la novedad de que entre su maizal estaba saliendo una montaña ardiente. La erupción sepultó las poblaciones de Paricutín y de San Juan Parangaricutiro, de la que solo quedó visible la torre de la iglesia. Pulido y sus paisanos salvaron la vida gracias a una rápida evacuación, fundaron Nuevo San Juan Parangaricutiro y ahora sus descendientes guían a los turistas que van a admirar a la fiera que empezó a rugir inesperadamente, hoy afortunadamente callada.

20. Santuario de la Mariposa Monarca, Michoacán

20-santuario-de-la-mariposa-monarca-michoacan

Las mariposas Monarca son los visitantes más consecuentes y valientes que recibe México. Viajan miles de kilómetros desde el Norte, para no estar allá en los helados inviernos y se avecindan en la Reserva de Biosfera de la Mariposa Monarca, principalmente en Michoacán. Es la peregrinación más larga entre los insectos y es justo que tengan su  santuario. El Pueblo Mágico michoacano de Mineral de Angangueo vivió en el pasado de los tesoros que guardaban sus minas; hoy deriva parte de su sustento del tesoro que le proporcionan estos millones de mariposas, que miles de turistas y observadores de la naturaleza van a admirar.

21. Arrecifal Veracruzano, Veracruz

21-arrecifal-veracruzano-veracruz

Está formado por dos grandes cuerpos arrecifales separados por unos 20 kilómetros, el primero frente al puerto de Veracruz y el segundo frente a punta Antón Lizardo. Veracruz fue el puerto más importante de México durante la época colonial y el tráfico de barcos era intenso. Los arrecifes veracruzanos eran un peligro para las embarcaciones y prueba de ello son los más de 350 barcos hundidos que ahora constituyen paraísos para los buceadores, por la rica fauna y flora que vive en estos espacios. En medio de los arrecifes veracruzanos hay unas cuantas islas e islotes, siendo la más importante Isla de Sacrificios, restringida al público para preservar su particular y delicada biodiversidad y su riqueza arqueológica.

22. Reserva de Biósfera El Cielo, Tamaulipas

22-reserva-de-biosfera-el-cielo-tamaulipas

Esta reserva tamaulipeca es una de las más valiosas para la humanidad por la cantidad de especies en peligro de extinción que contiene. De las 743 especies de árboles y arbustos existentes, 38 están amenazadas, de las cuales 9 solo crecen naturalmente es este territorio de 145.000 hectáreas. El Cielo es uno de los pocos lugares de México donde se encuentran todos los felinos del país. Su riqueza de aves es amplia, incluyendo algunas que solo viven en la reserva. La mariposa Monarca para en El Cielo a descansar y recuperar fuerzas para seguir su viaje hacia los santuarios de Michoacán. El Cielo es un milagro de vida en la tierra mexicana.

23. Cascada de Eyipantla, Veracruz

23-cascada-de-eyipantla-veracruz

Según el mito prehispánico, Tláloc, el dios de la Lluvia, también fue gobernador de la región veracruzana de Los Tuxtlas y seleccionó al Salto de Eyipantla como su casa de gobierno, una elección realmente divina considerando la belleza de la cascada. Para apreciar en su plena majestuosidad la rugiente cortina de agua de 60 metros de alto y 40 de ancho, te recomendamos subir hasta un mirador por una escalera de casi 250 escalones. Quizá llegues algo cansado pero vale la pena. Frente a la cascada hay restaurantes para comer y beber algo con la espectacular vista.

24. Minas de Naica, Chihuahua

24-minas-de-naica-chihuahua

Las cristalizaciones minerales en formas perfectas son raras. Encontrarse con  unas que alcanzan longitudes de 13 metros y pesos superiores a las 50 toneladas debe ser una experiencia casi sobrenatural. Fue lo que le ocurrió en el año 2000 a los mineros y hermanos Eloy y Javier Delgado, cuando estaban trabajando a 300 metros de profundidad, buscando plata,  y se toparon con este portento de la naturaleza. Las cámaras subterráneas en las que se encuentran los fantásticos cristales de yeso tienen unas temperaturas tan elevadas y una atmósfera tan pesada, que solo es posible estar allí por poco tiempo y con un traje especial. Antes se habían encontrado cristalizaciones en las Minas de Naica no tan grandes, pero que al menos puedes ver.

25. Popocatépetl e Iztaccíhuatl, Estado de México, Morelos y Puebla

25-popocatepetl-e-iztaccihuatl-estado-de-mexico-morelos-y-puebla

Según el mito, cuando Popocatépetl regresó de una campaña guerrera para casarse con la princesa Iztaccíhuatl, la encontró muerta, así que los dioses los convirtieron en volcanes, uno al lado del otro, para que estuvieran siempre juntos. Solo son superados en altura por el Pico de Orizaba, el Popocatépetl elevándose 5.500 msnm y el Iztaccíhuatl, 5.286 msnm. Las máximas referencias paisajísticas en las cercanas de Ciudad de México son un parque nacional en el que se puede practicar senderismo, ciclismo de montaña, alpinismo y otros entretenimientos.

26. Pico de Orizaba, Veracruz y Puebla

26-pico-de-orizaba-veracruz-y-puebla

El Citlaltépetl o Monte de la Estrella en lengua indígena, es la montaña más alta de México, con 5.610 msnm y  es un volcán durmiente, que no ha vuelto a rugir desde 1687. Según la leyenda olmeca, Orizaba fue un águila que dejó caer desde las alturas a una guerrera derrotada de nombre Nahuani que era su gran amiga. La montaña creció en el lugar en el que cayó la guerrera y luego rugía de furia cuando el águila Orizaba recordaba a Nahuani. El volcán es frecuentado por alpinistas, excursionistas, campistas y observadores de la vida natural.

27. Barrancas del Cobre, Chihuahua

27-barrancas-del-cobre-chihuahua

Este sistema de cañones con abismos que doblan en profundidad al Gran Cañón de Colorado es el hogar ancestral de la etnia indígena de los Rarámuris o Tarahumaras. Si ver las profundidades desde la comodidad de un helicóptero te produce vértigo, transitar sobre uno de sus puentes puede dejarte al borde del aturdimiento. Ya a salvo y relajado en tierra firme, dispones de amplios parajes para caminar y de cascadas para admirar. A menos que prefieras subirte al teleférico.

28. Ría Celestún,Yucatán

28-ria-celestunyucatan

En la Reserva de Biósfera Ría Celestún se mezclan las aguas saladas del Golfo de México con las dulces que aporta el valle fluvial, creando un ecosistema muy interesante y particular.  Una de las especies que se ha desarrollado en este ambiente único en el mundo es el flamenco de Celestún, que presenta un llamativo plumaje rosado intenso gracias a los carotenoides (los mismos de la zanahoria) contenidos en el agua. Otras raras especies que viven en la Ría de Celestún son el pelícano café y el pelícano blanco. Te recomendamos conocer la ría mediante un paseo en bote.

29. Nevado de Toluca, Estado de México

29-nevado-de-toluca-estado-de-mexico

Todos los volcanes mexicanos están ligados a una leyenda. La del colosal centinela natural de la ciudad de Toluca, que se eleva 4.680 msnm, se refiere a un guerrero al que los dioses castigaron por su crueldad y soberbia, dejando que se quemará desde el corazón, creándose una montaña que vomitaba fuego. Si puedes llegar hasta su cráter, verás unas lagunas de incomparable belleza. Si no acostumbras subir tan alto, puedes pasear y admirar los vastos y hermosos parajes.

30. Peña de Bernal, Querétaro

30-pena-de-bernal-queretaro

Cerramos esta selección de los 30 paisajes naturales más sorprendentes de México con este monolito queretano, el tercero más grande del mundo, solo superado por el Peñón de Gibraltar en la entrada del Mar Mediterráneo y el Pan de Azúcar de la ciudad brasileña de Río de Janeiro. Es uno de los santuarios mexicanos para los escaladores en roca y sus últimos 45 metros en vertical, de una prominencia total de 350 metros, constituyen uno de los grandes desafíos de los practicantes nacionales e internacionales de la disciplina.

¿Estás de acuerdo con esta selección? ¿Cuál atractivo incluirías? ¡Déjanos tu opinión en una breve nota!

Guías de México

Los 112 Pueblos Mágicos de México

Los 45 lugares turísticos de México que tienes que visitar

Las 30 mejores playas de México

25 Paisajes de fantasía de México

Booking.com

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Los 14 Volcanes Activos Más Importantes De México

Museo De Las Momias De Guanajuato: Guía Definitiva