in

Palacio Nacional De La Ciudad De México: Lo Que Nadie Te Dice

En el lado oriente del zócalo de la Ciudad de México se encuentra esta imponente edificación, que ha marcado horas esenciales de la historia nacional, así como de la evolución de las artes de construcción y decorativas en México.

¿Quién comenzó la construcción del Palacio Nacional?

La construcción de la edificación original del ahora Palacio Nacional fue iniciada en 1522 como segunda residencia de Hernán Cortés y él mismo lo delineó, aunque lo usó por poco tiempo antes de fallecer en 1547.

El palacio fue heredado por Martín Cortés, hijo del conquistador, quien en 1562 decidió venderlo a la corona, convirtiéndose el edificio en la sede del poder español. A partir de ese momento se empezó a llamar Palacio Virreinal.

En 1563, el segundo virrey de la Nueva España, Luis de Velazco y Ruiz de Alarcón, se instaló en el segundo piso, siendo el primer gobernante en residir en el palacio.

¿Cómo evolucionó el palacio durante los siglos XVII y XVIII?

La edificación del siglo XVI no se parece a la actual, ya que era mucho más pequeña y había sido concebida como una especie de fortaleza, con dos torres defensivas en las esquinas y troneras en la fachada  para los fusileros.

En 1624 el edificio fue saqueado y dañado por una revuelta de indígenas y mestizos y después del motín fue remodelado, alcanzando la fachada su extensión actual.

En 1692 se produjo otra revuelta y el palacio fue incendiado, quedando parcialmente destruido y en estado ruinoso.

Una nueva reconstrucción comenzó en 1711, en la que se incorporó en los acabados el estilo artístico de moda, el barroco, y se hizo una ampliación hacia el norte, hasta la Calle de Moneda.

En 1789, con el ascenso al poder del virrey Juan Vicente de Güemes II, el palacio fue objeto de los trabajos de reforma de mayor envergadura a esa fecha,  que lo convirtieron en un edificio bello y funcional.

¿Buscas Museos en Ciudad de México? Lee nuestras Guías definitivas:

¿Cuáles fueron los avatares del palacio durante el siglo XIX?

En 1822 se instaló en el palacio el primer imperio mexicano, encabezado por Agustín de Iturbide y el inmueble pasó a llamarse Palacio Imperial.

En 1824, tras la promulgación de la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos, el edificio adoptó su actual nombre de Palacio Nacional y pasó a albergar los tres poderes de la nueva república: ejecutivo, legislativo y judicial.

Después de la Batalla de Chapultepec, en 1847, el ejército estadounidense ocupó el Palacio Nacional e izó la bandera de las barras y las estrellas, pero no ocasionó daños.

Durante la Guerra de Reforma, entre 1857 y 1861, el Palacio Nacional fue sede del gobierno conservador. Tras el fin del conflicto, el gobierno liberal se instaló en el edificio, pero en 1963, Benito Juárez tuvo que abandonarlo por la intervención francesa.

Con el régimen de Maximiliano, el inmueble retornó a su anterior nombre de Palacio Imperial y el emperador, a pesar de que residía en el Castillo de Chapultepec, ordenó una suntuosa intervención de la edificación, que fue magníficamente remodelada y decorada.

En el transcurso de esta reforma, todos los aposentos que se asoman a la fachada principal fueron convertidos en un solo e inmenso salón para banquetes y recepciones oficiales.

Finalizado el imperio, el inmueble retomó su nombre de Palacio Nacional y en 1967, el presidente Juárez abrió simbólicamente las puertas principales y presidió desde el palco de honor el desfile del triunfo.

El afán modernizador de Porfirio Díaz también alcanzó al Palacio Nacional, realizándose reformas arquitectónicas y decorativas y el inmueble se convirtió en el primero de la capital con electricidad y elevador.

En 1886, la Campana de Dolores fue colocada sobre el balcón central situado frente al zócalo y desde entonces en este lugar se celebra la ceremonia anual del grito independentista.

Entretanto, el inmueble venía siendo utilizado también como residencia de los primeros mandatarios, tradición que finalizó el presidente Manuel González, quien cambió sus recámaras en el palacio por las del Castillo de Chapultepec.

¿Qué intervenciones sufrió el palacio en el siglo XX?

Porfirio Díaz volvió a meterle mano al palacio y en 1901 se inició una completa remodelación de la que solo se libró el Salón de Recepciones.

Para el primer centenario de la Independencia, el Palacio Nacional fue escenario de fastuosas celebraciones, pero la Revolución Mexicana estaba a la vuelta de la esquina y el inmueble sufrió varios daños durante la Decena Trágica.

El presidente Plutarco Elías Calles acometió la recuperación en 1926, construyó el Salón de la Tesorería y mandó a instalar en la fachada el tezontle de tono rojizo que muestra actualmente en lugar de la piedra blanca que tenía. Las obras de este período fueros dirigidas por el arquitecto Augusto Petriccioli.

Uno de los principales motivos de visita del palacio, los murales de Diego Rivera, fueron pintados entre 1929 y 1951 por el célebre artista guanajuatense.

¿Para qué se utiliza el Palacio Nacional actualmente?

El Palacio Nacional sigue siendo la sede protocolaria del poder ejecutivo, aunque el presidente reside y despacha regularmente desde Los Pinos.

Las principales fechas nacionales, como los aniversarios de la Independencia y de la Revolución Mexicana son celebradas por todo lo alto desde el Palacio Nacional.

Igualmente, en el palacio presentan sus cartas credenciales los embajadores de las naciones que sostienen relaciones diplomáticas con México y el inmueble es utilizado para recepciones y otros eventos de estado.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público tiene sede administrativa en el Palacio Nacional, así como la primera zona militar, a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

En las dependencias de Hacienda se encuentra el Museo de Sitio Recinto de Homenaje a Don Benito Juárez y una galería de arte inaugurada en 2010 en ocasión del bicentenario de la Independencia.

¿Cómo es el palacio en la actualidad?

Tras 5 siglos de ampliaciones y modificaciones, Hernán Cortés creería estar en otra parte si lo llevaran a su antiguo predio de las Casas Nuevas de Cortés y observara el impresionante edificio de 3 niveles y 40 mil metros cuadrados.

El Palacio Nacional es la edificación de mayor tamaño entre los monumentales inmuebles del centro histórico de la ciudad de México y uno de los más grandes espacios arquitectónicos del país.

Entre sus componentes y aposentos sobresalen la fachada principal, las fachadas laterales y el Área Presidencial, integrada, entre otros espacios, por el Salón de Recepciones, el Salón de Embajadores y los Salones Morado, Verde y Azul.

Igualmente se distinguen el Salón Juárez, el Salón de Acuerdos y el Salón Morisco, el Anti comedor y el Comedor presidencial, y las Bibliotecas.

En el aspecto artístico, destacan la Fuente del Pegaso y las pinturas al fresco realizadas por el famoso muralista Diego Rivera.

Dónde Comer en Ciudad de México:

¿Qué detalles de interés tiene la fachada principal?

Esta larga fachada frente al zócalo o Plaza de la Constitución, está recubierta con chiluca y tezontle, la primera una piedra de color gris plata y la segunda una piedra volcánica rojiza, ligera y porosa.

Los dos primeros niveles de la fachada son de estilo barroco no recargado. El tercer nivel, añadido durante la tercera década del siglo XX, muestra líneas neocoloniales en su fachada.

El edificio cuenta con tres portadas en la fachada principal y torreones defensivos. Sobre la planta baja hay 25 ventanas, el nivel intermedio tiene 39 ventanas balconeadas, mientras que el tercer nivel dispone de 60 ventanas.

Sobre la portada principal está la Campana de Dolores y debajo de esta se encuentra el balcón utilizado por el presidente para ceremonias.

Las otras dos portadas son la Mariana y la de Honor; la primera llamada así porque fue mandada a hacer por el presidente Mariano Arista y la segunda por ser la que está reservada al presidente.

¿Qué tienen de interesante las fachadas laterales?

La fachada lateral que da al norte se extiende por la Calle de Moneda y su estilo es similar al de la fachada principal, pero con mayor sobriedad.

La gran portada de esta fachada cuenta con una magnífica puerta por la que se accede al Museo de las Culturas y está rematada con un frontón de estilo neoclásico y un águila de bronce.

En la fachada del lado oriental se distingue un segmento de estilo versallesco, decorado con altorrelieves con figuras humanas, amorcillos, trofeos e instrumentos musicales, situados en los tableros encima de los ventanales.

En el lado sur, en el segmento donde se encontraba el Archivo General de la Nación, la fachada se da un aire al que tenía el palacio durante el virreinato.

Conoce más de Ciudad de México:

¿Cómo es el Área Presidencial?

Los espacios presidenciales, utilizados para actividades protocolarias, asoman al zócalo y llegan por el sur hasta la Calle de Corregidora.

En sus recámaras despacharon, descansaron y durmieron virreyes, emperadores y presidentes que han gobernado México, aunque el estilo decorativo predominante es el que impusieron Maximiliano de Habsburgo y Porfirio Díaz.

En los pasillos del primer piso está la Galería de los Presidentes y la Galería de los Insurgentes. La primera es una serie de cuadros de primeros mandatarios y la segunda es una colección de retratos de personajes de la Independencia.

Para ir de las habitaciones al despacho, el presidente debía cruzar el Salón Juárez. En el despacho se ha conservado el mobiliario de estilo renacentista, sobresaliendo el sillón presidencial y el librero.

Otros espacios y aposentos son el Salón de Embajadores y el Salón de Recepciones, tres salones (Morado, Verde y Azul) así llamados por el color de sus elementos decorativos, el Salón Morisco y el de Acuerdos, el Patio de Honor y las áreas de bibliotecas y de comedor.

¿Quiénes se encuentran en las galerías de retratos?

La instalación de la Galería de los Presidentes fue ordenada por Manuel Ávila Camacho, con los retratos de los gobernantes republicanos hasta mediados del siglo XX.

Los cuadros fueron recreados por el pintor Carlos Tejeda entre 1945 y 1946, aunque el de Mariano Arista es uno en el que posó en uniforme de gala para el retratista Edouard Pingret.

En la Galería de los Insurgentes se encuentran los retratos de personajes de la Independencia, como Miguel Hidalgo y Costilla (obra del pintor Joaquín Ramírez), Mariano Matamoros (José Obregón) y Agustín de Iturbide (Petronilo Monroy).

¿Qué hay en el Salón Juárez?

Benito Juárez despachó desde el Palacio Nacional y residió en él. Para ir diariamente desde sus sobrias habitaciones situadas en el ala norte hasta el área de oficinas gubernamentales, el presidente atravesaba este salón, que ahora lleva su nombre.

En el Salón Juárez destacan los óleos del dirigente revolucionario Emiliano Zapata y del escritor modernista y líder libertador cubano José Martí, cuya vida estuvo estrechamente vinculada a México.

El cuadro de Zapata fue recreado por el maestro Antonio Albanés García y el de Martí es una obra de E. Valderrama.

¿Cómo es el Salón de Recepciones?

Es el mayor de los aposentos presidenciales, contando con 5 ventanales balconeados que se asoman a la Plaza de la Constitución. El balcón del lado norte es de uso exclusivo del presidente y sobre el mismo se encuentra la Campana de Dolores.

Durante el virreinato, este espacio se llamaba Salón del Trono, en alusión al asiento con grada y dosel que utilizaba el virrey en las ceremonias de la corona.

También fue lugar de encarcelamiento de Benito Juárez, cuando el dirigente reformista estuvo preso en 1857 por orden del presidente Ignacio Comonfort.

En el Salón de Recepciones hay 4 grandes óleos de la época del Porfiriato relativos a episodios históricos de México.

¿Para qué se usa el Salón de Embajadores?

En este salón, los embajadores y cónsules acreditados en México presentan sus cartas credenciales ante el ejecutivo nacional.

El Salón de Embajadores ha estado ligado a importantes episodios de la historia mexicana. El 28 de septiembre de 1821 fue firmada en el salón el Acta de Independencia mediante la cual el Imperio Mexicano encabezado por Agustín de Iturbide declaró su emancipación del Imperio Español.

En 1872, el cuerpo de Benito Juárez estuvo expuesto en capilla ardiente durante 3 días en el Salón de Embajadores, tras su fallecimiento el 18 de julio.

¿Cuál es el interés de los Salones Morado, Verde y Azul?

El Salón Morado recibe el nombre por la decoración de ese color, principalmente el tapiz y un jarrón que le fuera regalado a la primera dama Carmen Romero de Díaz. Del techo de esta sala cuelga un magnífico candil en cristal y bronce dorado, estilo Primer Imperio.

En las paredes tapizadas de verde del Salón Verde hay óleos de Carlos III de España y de George Washington. Era llamado Salón de los Secretos por las confidenciales reuniones que sostuvieron en él los generales Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles.

En el salón tapizado de azul hay un óleo de Simón Bolívar y en el centro se encuentra un candil de cristal estilo Luis XV.

¿Cuáles son las características del Salón de los Acuerdos y del Salón Morisco?

En el Salón de los Acuerdos, anteriormente llamado Sala de Ministros, fue hecho preso el presidente Francisco Madero, a pesar de la resistencia que opuso su guardia personal.

El Salón Morisco es un pequeño aposento de estilo morisco, expresión artística que estuvo de moda en México hacia el final del siglo XIX.

Entre los elementos moriscos de este salón se encuentran las entradas con arcos de medio punto en forma de herradura. Uno de los pocos elementos no islámicos es un espejo francés.

¿Cómo son el Patio de Honor y las áreas de bibliotecas y comedor?

El Patio de Honor tiene forma de trapecio y cuenta con acceso desde el zócalo. Por el lado del levante dispone de una escalera para ascender a los espacios presidenciales.

El bonito piso del ante comedor fue armado combinando maderas de ébano, caoba, cedro y naranjo y en el mobiliario del salón sobresalen las sillas que Porfirio Díaz mandó a hacer para sus colaboradores inmediatos a los que invitaba a comer, así como los cristaleros tallados en nogal y encino.

El comedor tiene una decoración estilo Luis XVI y su mobiliario, puertas y ventanas están tapizados con seda roja. En la pared norte hay una chimenea y la gran mesa puede acomodar a 40 comensales.

La biblioteca presidencial está decorada con terciopelo rojo y flecos dorados y su mobiliario es de líneas renacentistas. La biblioteca pública, situada en la planta baja, frente al Patio de Honor, es de más de 22 mil volúmenes.

¿Qué se exhibe en el museo dedicado a Juárez?

El Museo de Sitio Recinto de Homenaje a Don Benito Juárez hace un recorrido por la vida del “Benemérito de las Américas” en el palacio desde el que despachó como presidente de México y donde falleció el 18 de julio de 1872.

El recinto del museo se encuentra frente al Segundo Patio Mariano y es de acceso libre. En sus salas se exhiben objetos personales de Juárez que se encontraban en el palacio al momento de su fallecimiento y otros donados por sus familiares.

Igualmente, hay una muestra de documentos vinculados a la actividad del presidente y una biblioteca sobre la Reforma, el importante proceso político y legislativo encabezado por Juárez.

¿Cómo es la Fuente del Pegaso?

Según la mitología griega, el caballo alado Pegaso nació de la sangre derramada por el monstruo Medusa cuando el semidiós Perseo la decapitó.

A partir del episodio mítico se construyó un simbolismo sobre las tres virtudes exhibidas por Perseo cuando cortó la cabeza de la criatura: valor, prudencia e inteligencia. Valor por enfrentarla, prudencia de no mirarla para no quedar convertido en piedra e inteligencia para observarla por el reflejo de su escudo.

La fuente del caballo alado, situada en el centro del Patio Principal del Palacio Nacional, constituye una alegoría artística a esas tres virtudes, que deben animar a todo gobernante justo.

¿Cuál es la importancia de los murales de Rivera?

Diego Rivera admiraba la cultura y el arte precolombino hasta la veneración y para su monumental obra al fresco en el Palacio Nacional se valió de la técnica narrativa que empleaban los artistas prehispánicos en sus pinturas y códices.

Los murales, realizados entre 1929 y 1951, fueron en principio una idea para explicar de manera educativa los procesos históricos de México desde la época precolombina y se han convertido en imperecederas obras de arte admiradas anualmente por millones de visitantes.

Los 5 murales principales, situados en la escalera principal y en el techo central, hacen referencia al mundo prehispánico, con Quetzalcóatl como figura principal; a la invasión estadounidense de 1846-1848, a la Independencia Mexicana, a la Revolución Mexicana y al “México de hoy y mañana”.

En los pasillos del primer piso Rivera pintó otros murales dedicados casi todos a enaltecer las realizaciones de las civilizaciones precolombinas, como La gran ciudad de Tenochtitlán, La cultura purépecha, La cultura totonaca, La producción de hule, El cultivo del maíz, La cosecha del cacao y La industria del maguey y el amate. También está el mural El desembarco de los españoles en Veracruz.

¿Por qué hay gatos en el Palacio Nacional?

Hace unas 6 décadas fueron instalados algunos gatos en el Palacio Nacional y en otras edificaciones del centro histórico con el deliberado propósito de que mantuvieran a raya a los ratones.

La familia gatuna palaciega fue creciendo y ahora viven en el histórico recinto unos 20 mininos que merodean por pasillos, jardines y patios.

En los años 90, la primara dama, Nilda Patricia Velasco, esposa del presidente Ernesto Cedillo, se interesó por los gatos y se convirtió en su protectora. Ahora los gatos son otra atracción turística más para los visitantes del Palacio Nacional.

¿Qué hay debajo de Palacio Nacional?

A través de los siglos ha habido leyendas acerca de la existencia de redes de túneles y pasadizos que comunican subterráneamente las edificaciones virreinales más importantes del centro histórico de la Ciudad de México, como la catedral y el Palacio Nacional.

El descubrimiento del Templo Mayor y otros hallazgos que confirman que debajo del centro de ciudad de México quedan muchas cosas por encontrar, han alimentado la leyenda urbana, enriquecida con toda clase de episodios misteriosos, incluyendo ritos satánicos, que habrían ocurrido en las profundidades.

La historia de los túneles es creíble, ya que a los grandes personajes de la colonia les convenía tener una ruta de escape ante motines y es posible que muchos se hayan puesto a salvo de sus enemigos y de la ira popular por esos pasadizos secretos.

¿Cómo llego al Palacio Nacional por metro y cuál es el horario?

La salida oriental de la estación Zócalo de la Línea 2 del metro de la Ciudad de México está a poca distancia del Palacio Nacional. Igualmente, la salida nororiental, por la esquina de la Calle de Moneda.

Las áreas públicas del Palacio Nacional están abiertas de martes a domingo, entre las 9 de la mañana y las 5 de la tarde. El acceso es gratuito.

Esperamos que este recorrido por el Palacio Nacional haya sido de tu agrado y que nuestra guía te sea de utilidad en tu próxima visita.

¿Vienes de visita a México? ¡Lee nuestras Guías!:

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

MD Vinos, Valle De La Grulla: Guía Definitiva

Xel-Há: Precios, Actividades, Guía Y Como Llegar