in

5 Pueblos Mágicos De Guanajuato Que Tienes Que Visitar

Guanajuato cuenta con 5 Pueblos Mágicos en los que podrás conocer grandes hechos históricos mexicanos, así como admirar bella arquitectura, disfrutar de sabrosa comida y deleitarte con hermosos espacios naturales.

1. Dolores Hidalgo

Todo mexicano sabe por qué la localidad de Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia Nacional, lleva tan largo nombre. Los que han tenido la suerte de visitarla también saben que el pueblo, aparte de historia, tiene bellos e históricos edificios y monumentos.

El Grito de Dolores, hito simbólico de la Independencia de México, tuvo lugar en el templo de Nuestra Señora de los Dolores, una edificación de 1778, de estilo barroco novohispánico. La fachada del templo es muy conocida por los mexicanos, ya que se encuentra en un billete de curso legal.

El Padre de la Independencia y autor del Grito de Dolores, Miguel Hidalgo, vivió en la casa curato, donde ahora funciona un museo que lleva su nombre. La casa contiene mobiliario de época, con algunos objetos que pertenecieron a Hidalgo.

La Casa de las Visitas es una hermosa casona colonial que fue originalmente la Casa del Diezmo. Cuenta con balcones barrocos y hospeda a los distinguidos personajes que van a Dolores en ocasión del aniversario de la Independencia.

Algunos mexicanos creen que Hidalgo nació en Dolores, donde fue cura, pero el ilustre sacerdote vino al mundo en Corralejo de Hidalgo, una hacienda de la localidad de Pénjamo, a 140 km. del pueblo que lo haría famoso.

Quien sí nació en Dolores Hidalgo fue el Insurgente Mariano Abasolo, colaborador de Hidalgo en el movimiento que inició. En la casa natal del prócer, situada frente al jardín principal, al lado del templo de los Dolores, funciona la Presidencia Municipal de la localidad.

El personaje más importante de Dolores Hidalgo en el siglo XX, el cantautor José Alfredo Jiménez, tiene un mausoleo de impresionante diseño en el cementerio local, formado por un sarape y un gigantesco sombrero.

Cuando vayas a Dolores Hidalgo no te olvides de probar sus exóticos helados. Puedes comer uno triple, por ejemplo, de camarones, cerveza y rosas, quizá con un toque de tequila.

2. Jalpa

En la frontera con Jalisco, formando una conurbación junto a Purísima del Rincón, está el Pueblo Mágico guanajuatense de Jalpa de Cánovas.

El clima fresco y sin extremos de Jalpa ofrece un ambiente maravilloso para sumergirse a conocer sus atractivos, encabezados por sus legendarias haciendas, sus edificaciones coloniales y sus tradiciones.

La Hacienda de Jalpa, que perteneció a una célebre familia española de apellido Cánovas, era inmensa y próspera, principalmente por el cultivo del trigo y un rebaño que llegó a superar las 10 mil cabezas.

En la hacienda vivían más de 5 mil personas, entre trabajadores y familiares, y sus molinos de trigo eran los más grandes y modernos de su tiempo en México.

El agua para accionar los molinos era conducida por un acueducto de piedra que hoy es una pintoresca antigüedad conservada en excelente estado, pero que en su tiempo fue parte de un imponente proyecto hidráulico.

Durante la época virreinal, la presa vieja de la hacienda podía almacenar hasta 15 millones de metros cúbicos de agua, una magnitud tan descomunal, que el rey de España honró al cabeza de la familia Cánovas con el título hereditario de Conde de la Presa de Jalpa.

La presa colapsó tras una tormenta, pereciendo unas 400 de las miles de humildes personas que vivían en la hacienda y a comienzos del siglo XX el nuevo dueño, el ingeniero Oscar J. Braniff, hizo construir otra presa que haría palidecer a la vieja, triplicando su tamaño.

La nueva presa también fue la obra hidráulica más importante del país en su momento y actualmente es una atracción frecuentada para actividades al aire libre.

Otro atractivo de Jalpa es el Templo del Señor de la Misericordia, una construcción de ladrillo, de líneas góticas, fachada rosa y una torre picuda.

A solo 10 km del centro de Jalpa se encuentra su vecina Purísima del Rincón, pequeña ciudad con bonitas casas de la época del Porfiriato y varias atracciones arquitectónicas y culturales, como el Museo de la Máscara.

3. Mineral de Pozos

Este pueblo guanajuatense vivió un apogeo de los metales preciosos, del que son testimonio los vestigios de las minas de Santa Brígida, Las Muñecas, 5 Señores y San Rafael. Puedes recorrer los túneles y socavones de estas minas con la ayuda de los guías de la localidad.

Durante la época de esplendor minero, Mineral de Pozos se dotó de una bonita arquitectura, distinguiéndose la iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, varias capillas, la Escuela de Artes y Oficios y el Jardín Juárez.

La última mina de Mineral de Pozos fue cerrada en 1927, pero el pueblo continuó rindiendo una gran veneración al Señor de los Trabajos, patrono de los mineros, cuyas fiestas, celebradas el día de la Ascensión del Señor, son las más animadas en muchos kilómetros a la redonda.

El calendario anual de Mineral de Pozos está copado de festivales. El Festival Internacional del Mariachi reúne en abril a las mejores agrupaciones de México y el mundo, y tiene su punto de cierre con la interpretación a plena instrumentación y a todo pulmón por parte del público, de la icónica canción regional Camino de Guanajuato.

El Festival In Mixcoacalli también es en abril y se realiza para mantener vivas las tradiciones prehispánicas chichimecas, particularmente la música y la danza.

En junio es el Festival Internacional de Blues, que junta a los mejores grupos de Guanajuato y otros estados mexicanos con los del sur de Estados Unidos, particularmente Texas y California. Por lo general, el invitado de honor es una figura de estatura mundial en el género musical.

El Festival Cultural de la Toltequidad se realiza en julio, con eventos culturales como teatro, concursos de poesía y prosa, música y coreografías, con un formato parecido al del Festival Cervantino.

Pozos cuenta con algunos símbolos gastronómicos que no puedes dejar de disfrutar, como la ensalada de lechuga con sandía y las quesadillas de flor de calabaza.

4. Salvatierra

Los amantes de la arquitectura tienen en Salvatierra un lugar para sumergirse en su pasión contemplativa y admirativa de los estilos y elementos de construcción.

La Parroquia de Nuestra Señora de la Luz, situada frente al jardín principal, es de líneas barrocas y tiene dos espléndidas torres.

El de San Francisco es un elegante templo con tres altares y el ex convento de las Capuchinas, que fue levantado para las monjas de la orden franciscana, exhibe un pulcro trabajo de cantería.

La plaza más grande de Guanajuato es el Jardín Principal de Salvatierra, con un bonito kiosco hexagonal rodeado de árboles y áreas ajardinadas.

Frente al Jardín Principal está el Palacio Municipal, edificado en el siglo XIX en el mismo predio en el que estaba la Casa del Mayorazgo de los Marqueses de Salvatierra

Otras imponentes y atractivas edificaciones de Salvatierra son el Portal de la Columna, con sus 33 arcos de medio punto sostenidos por 28 monolíticas columnas; el Mercado Hidalgo, una construcción del Porfiriato; el Puente de Batanes, la Fuente de Perros y el Archivo Histórico Municipal y Museo de la Ciudad.

El Portal de la Columna fue erigido por los Carmelitas Descalzos y debe su nombre a una imagen del Señor de la Columna que se conservaba en un nicho situado en el lugar y que ahora está en la Parroquia de Nuestra Señora de la Luz

Si te ofrecen en Salvatierra un «taco de trompo» no pongas cara de extrañeza; es el nombre que los lugareños dan al popular taco al pastor. Si deseas complementar los tacos con algo más sustancioso, puedes ordenar unas carnitas de puerco con unos tamales de cacahuate y unas puchas de mezcal.

Los artesanos de Salvatierra son muy hábiles en el trabajo del bordado, encontrándose en el pueblo preciosos manteles y servilletas para engalanar la mesa en una cena inolvidable. También trabajan la alfarería con delicadeza, y tu visita a Salvatierra es ocasión  para que te lleves unos bonitos jarritos.

5. Yuriria

Este es otro pueblo guanajuatense que ningún apasionado de la arquitectura puede dejar de conocer, particularmente por sus edificaciones religiosas, entre los que destacan el Templo de la  Preciosa Sangre de Cristo, el Templo y ex Convento agustino de San Pablo, el Santuario de la Virgen de Guadalupe y los templos de la Purísima Concepción, del Señor de Esquipulitas, de San Antonio, y del Hospital.

El Templo de la  Preciosa Sangre de Cristo guarda la imagen de un venerado cristo negro, tallado en ébano, que fue llevado a México en el siglo XVII  por Fray Alonso de la Fuente. El edifico cuenta con una fachada de dos cuerpos y torres gemelas coronadas por pequeñas cúpulas.

El Templo y ex Convento agustino de San Pablo es un convento – fortaleza erigido en el siglo XVI, siendo fortificado por los religiosos para defenderse de los ataques chichimecas. Sus principales atracciones arquitectónicas son su portal renacentista, sus bóvedas de líneas góticas y sus pinturas y esculturas de temática religiosa.

El Santuario de la Virgen de Guadalupe es una rara construcción religiosa, ya que su torre-campanario está situada en la parte central de la estructura.

El Templo del Señor de Esquipulitas es una edificación del siglo XVIII, de cantera rosa y fachada neoclásica, que alberga al Señor de Esquipulitas, otro de los cristos negros mexicanos que son objeto de particular veneración.

El Templo del Hospital fue levantado a mediados del siglo XVI y fue originalmente un centro de atención de la población indígena, de allí su nombre.

Las principales atracciones naturales de Yuriria son la laguna, el Lago-Cráter de La Joya y el Cerro El Coyontle. La Laguna de Yuriria es un cuerpo de agua construido en el siglo XVI y fue la primera obra hidráulica importante que se hizo en América. Actualmente forma parte del Convenio Ramsar, por ser un humedal de importancia mundial para la biodiversidad.

Se cree que en el Lago-Cráter de La Joya se realizaban sacrificios humanos durante la época precolombina, lo cual sería atestiguado por una piedra de sacrificios que está en el lugar. Actualmente es un espacio visitado para pescar y hacer canotaje y otros deportes.

El Coyontle es una elevación situada a orillas de la laguna, un lugar que fue cantera para extraer las piedras utilizadas en las principales construcciones del pueblo y que está salpicada de mezquites, árbol que da la dura madera empleada para hacer las barbacoas y para fabricar muebles e instrumentos.

Este paseo virtual por los Pueblos Mágicos de Guanajuato ha sido preparado para que los disfrutes plenamente. Solo nos falta pedirte tus comentarios para animar los intercambios entre nuestros lectores.

¡Conoce más acerca de Guanajuato con estos artículos!:

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Museo De Historia Natural De La Ciudad De México: Guía Definitiva

TOP 22 Viñedos De Valle De Guadalupe, Baja California Que Tienes Que Visitar