in

TOP 10 Ruinas Mayas En México Que Tienes Que Visitar

Las principales muestras del patrimonio arquitectónico, escultórico, pictórico y científico del mundo maya en México se encuentran en estos 10 sitios arqueológicos que forman parte del itinerario de todos los turistas interesados en este tipo de maravillosos e históricos lugares.

1. Chichén Itzá

Esta ciudad arqueológica maya situada en el municipio de Tinum del estado de Yucatán es Patrimonio de la Humanidad y fue seleccionada como una de las nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno, siendo  el único sitio de América del Norte y Central en la reconocida lista.

Las construcciones que se han conservado fueron erigidas por los itzaes entre los siglos IX y XII, durante los periodos Clásico Tardío y Post Clásico Temprano. Los itzaes fueron un pueblo maya llamado los «sabios iniciados» que se cree vinieron de la región del Petén, en la actual Guatemala.

Chichén Itzá llegó a ser el principal centro de poder en Yucatán y su decadencia comenzó en el siglo XIII, como consecuencia de los conflictos con otros pueblos mayas. Cuando los conquistadores españoles llegaron al territorio, Chichén Itzá ya había perdido su poder político, aunque conservaba su importancia religiosa.

De la ciudad precolombina se pueden admirar actualmente la Pirámide de Kukulcán, varias plazas, un observatorio astronómico, canchas para el juego de pelota, aposentos residenciales, el cenote sagrado y otros emplazamientos.

La Pirámide de Kukulcán era el templo principal y es uno de los edificios mayas más importantes de todo México. Fue llamada El Catillo por los españoles, tiene una altura de 30 metros, con 9 niveles y una escalera central en cada una de sus 4 fachadas.

En el templo principal se veneraba a Kukulcán, un dios maya de tanto poder como Quetzalcóatl, la Serpiente Emplumada, si no su misma encarnación.

El Castillo cuenta con atributos relevantes relacionados con las ciencias mayas, siendo uno de ellos su alineación arquitectónica para la observación de fenómenos de iluminación y sombras, particularmente durante los días de solsticios y equinoccios.

Un simbolismo matemático de la Pirámide de Kukulcán es que tiene 4 escalinatas con 91 escalones en cada una, lo cual suma un total de 364 peldaños. Si se añade la plataforma superior, se llega asombrosamente a la duración del año solar.

El cenote sagrado llegó a tener tanta importancia ceremonial, que recibía peregrinos de varios pueblos mesoamericanos que estaban situados fuera del actual México. El cenote tiene ahora un diámetro de 60 metros y una profundidad de 13, y era el lugar de adoración de Chaac, dios del agua y de la lluvia.

El Caracol era un observatorio astronómico y en él los mayas iban marcando los principales eventos astronómicos, como solsticios, equinoccios, eclipses y tránsitos de Venus.

Otras edificaciones de importancia artística y ceremonial en Chichén Itzá son el Muro de las Calaveras, el Templo de los Guerreros, el Grupo de las Mil Columnas, el Templo de los Tableros, la Casa de las Monjas y la Casa Colorada.

Ver También: 

Chichén Itzá, Guía Definitiva: Como Llegar, Significado, Clima E Historia

2. Palenque

Esta ciudad maya cuyas ruinas se encuentran en el municipio chiapaneco de Palenque, fronterizo con Guatemala, fue asiento de una de las dinastías mayas más importantes de la era prehispánica.

Palenque fue construida durante el periodo Clásico y sus edificaciones constituyen una de las mejores muestras de la habilidad de los arquitectos mayas y del talento de sus artistas.

La imponencia y majestuosidad de Palenque la ha convertido en un lugar obligado de peregrinación de los especialistas nacionales y mundiales en arquitectura y arqueología, sobresaliendo construcciones como el Templo de las Inscripciones, El Palacio, El Conjunto de las Cruces y el Acueducto.

Si el conjunto rescatado es excepcional, se cree que en la espesura están sepultados varios cientos de edificaciones, restando todavía por descubrir muchas muestras del ingenio de los ingenieros mayas y de la agudeza de sus artistas.

El Templo de las Inscripciones se encuentra en la explanada denominada la Gran Plaza y debe su nombre a la cantidad de textos jeroglíficos y bellos relieves de estuco. La interpretación de estos signos ha ayudado a comprender en profundidad la cultura maya.

El Templo de las Inscripciones fue comenzado por Pakal el Grande, uno de los personajes de gobierno más importantes de la civilización maya, aunque el célebre soberano murió antes de su terminación.

En 1949 fue hallada debajo del templo la tumba de Pakal el Grande, una pirámide que contiene en sus dimensiones y estructura varías alegorías de la ciencia y de la mitología maya.

El Palacio es una imponente edificación erigida por Pakal el Grande y en su centro se levanta una torre de 4 cuerpos que era utilizada como atalaya defensiva y como punto de observación del firmamento.

El Conjunto de las Cruces está integrado por 3 edificios principales, los templos de la Cruz, del Sol y de la Cruz Foliada, y fue construido para celebrar el ascenso al poder de Chan Bahlum II, sucesor de Pakal el Grande.

En el Templo de la Cruz había un tablero que representa a un monstruo brotando de una planta de maíz, que se exhibe actualmente en el Museo Nacional de Antropología.

El Acueducto es una estructura que ha quedado como testigo de la habilidad de los ingenieros hidráulicos mayas en la canalización de las aguas del Río Otulum.

El sector de El Acueducto que se ha conservado es una estructura abovedada que alcanza hasta 3 metros de profundidad, pasando por debajo de la Plaza Principal y continuando aguas abajo hasta un sitio llamado Baño de la Reina, donde fue construido un puente de piedra.

En Palenque se encuentra el museo de sitio Alberto Ruz Lhuillier, nombrado en honor del arqueólogo que descubrió la tumba de Pakal el Grande a mediados del siglo pasado.

3. Cobá

A unos 100 km de Playa del Carmen y a 47 km de Tulum, jungla adentro en el territorio continental del estado de Quintana Roo, se localiza el yacimiento arqueológico maya de Cobá.

Hay varias versiones sobre el significado del término “Coba” siendo una de ellas la de “lo que tiene humedad”, una definición que grafica muy bien el ambiente cálido y húmedo de la selva yucateca.

La mayor parte de lo que se conserva de la ciudad prehispánica de Cobá fue construido durante el periodo Clásico maya, aunque las estructuras más recientes han sido fechadas en el siglo XIV.

Hasta el siglo VII, Cobá fue el asentamiento dominante del norte de Yucatán y su importancia política fue menguando hacia la entrada al segundo milenio después de Cristo, aunque conservó su relevancia ceremonial.

La principal edificación de Cobá que ha sobrevivido es la Pirámide de Nohoch Mul, de 42 metros de altura, la más alta entre las estructuras precolombinas de la península yucateca.

Tiene 120 peldaños por los que hay que ascender con mucho cuidado, en razón de lo resbaladizos por la humedad.

El premio al asenso está en la cúspide y, como los antiguos mayas, allí podrás extasiarte con espectaculares vistas panorámicas de la densa jungla salpicada de lagos. Una cuerda ayuda para el ascenso y el descenso.

Por algunos testimonios proporcionados por sus elementos arquitectónicos, se cree que Cobá tuvo vínculos con los centros de poder del centro de México, particularmente con Teotihuacán.

Cobá estaba comunicada por caminos de piedra con otros asentamientos mayas, siendo el más largo uno de cerca de 100 km que llegaba a Yaxuná, cerca de Chichén Itzá.

Tras su decadencia a partir del año 1000, Cobá parece haber tenido cierto resurgimiento entre los siglos XIII y finales del XV, según lo prueban algunas construcciones de esa época.

Cuando llegaron los españoles, la importancia política ya se había desplazado hacia la región costera y los primeros conquistadores encontraron a Cobá despoblada.

Para ir a Cobá hay que llegar a la cabecera municipal de Tulum y acceder a la carretera 109 que va a Nuevo Xcan, recorriendo 47 km hasta llegar al sitio arqueológico. La ruta también es cubierta por transporte público.

Los servicios en Cobá son los básicos, e incluyen sanitarios y algunos puntos de venta de alimentos y suvenires.

El ejido de Cobá cobra una cuota de estacionamiento y hay algunos guías locales que ofrecen sus servicios a pie y en bicicletas.

4. Uxmal

Es el yacimiento arqueológico más representativo del estilo arquitectónico Puuc en todo el mundo maya, un concepto caracterizado por sus muros inferiores lisos y  por sus frisos profusamente ornamentados.

Uxmal fue erigido durante el periodo Clásico y se localiza en el municipio de Santa Elena, a 62 km al sur de la ciudad de Mérida, la capital yucateca.

En el amplio conjunto destacan la Pirámide del Adivino, el Cuadrángulo de las Monjas, el Palacio del Gobernador, la Casa de las Tortugas y la Cancha para el Juego de Pelota.

La Pirámide del Adivino es la principal edificación, con una altura de 35 m. Cuenta con 5 estructuras diferenciadas y construidas en distintas épocas, cada una con su templo.

La información sobre su construcción se encuentra en sus propios textos jeroglíficos, siendo del siglo VI el primer nivel o Templo I,  mientras que el quinto nivel o Templo V data del siglo X.

El Templo I sobresale por su decoración con columnillas y mascarones de Chaac. En este nivel fue encontrada la Reina de Uxmal, una escultura de una cabeza de serpiente de cuya boca abierta brota un hombre.

El Templo V remata la pirámide y se accede por una empinada escalera de 150 peldaños. Las paredes de este nivel están ornamentadas con grecas formando serpientes entrelazadas.

El Cuadrángulo de las Monjas es una plataforma de 120 metros de lado situada detrás de la Pirámide del Adivino y cuenta con gran número de aposentos, por lo que recibió su nombre por analogía con un convento.

Los muros y paredes de los edificios del cuadrángulo tienen la típica decoración Puuc, con muros inferiores lisos y los superiores detalladamente ornamentados. En el decorado se distinguen mascarones de Chaac, cabezas de serpiente y figuras geométricas.

El Palacio del Gobernador es una construcción de tres cuerpos con una altura total de 9 metros y se cree que fue un observatorio desde el que se seguían los movimientos del planeta Venus.

La parte superior de los muros del palacio está ornamentada con mascarones de Chaac, guirnaldas, columnitas, chozas de techo de paja, tronos y tocados de plumas. Sobre la puerta principal se encuentra la figura de un gobernante coronado por un gran penacho y serpientes bicéfalas.

La Casa de las Tortugas recibió el nombre por su decoración con tortugas y la cancha para el juego de pelota es la única que ha sido encontrada en la zona Puuc.

5. Tulum

Frente al espectacular y luminoso Mar Caribe de la Riviera Maya, se encuentra el yacimiento maya de Tulum, como para disfrutar de unas inolvidables vacaciones que combinen turismo arqueológico con playa y gastronomía marina.

Tulum fue una encrucijada marítima para el comercio de los pueblos mayas costeros entre los siglos XIII y XVI. Cuando los españoles llegaron al territorio, sus habitantes nativos la abandonaron y la ciudad prehispánica amurallada fue cubierta por la densa vegetación hasta que el importante patrimonio fue rescatado.

La principal edificación precolombina de Tulum es El Castillo, erigido frente al mar sobre un acantilado, ofreciendo una de las postales más espectaculares de México, con la estructura levantándose airosa con el hermoso mar azul turquesa como lienzo de fondo.

El Castillo era un observatorio astronómico y entre los elementos de su construcción hay algunos referidos al Sol y al planeta Venus.

Por su construcción sobre el risco, muy cerca del mar, se cree que El Castillo también hacia las veces de faro, sobre todo por los peligros para la navegación costanera maya que entrañaba el Gran Arrecife, situado a pocos metros de la costa.

Se piensa que El Palacio fue el principal edificio residencial de la nobleza en la ciudad precolombina de Tulum y está dotado de numerosas recámaras, con un diseño original en forma de L que fue ampliado posteriormente al añadirse el ala del lado del poniente. Está decorado con imágenes de los dioses mayas, entre ellos Kukulcán.

Otra interesante edificación del sitio arqueológico de Tulum es el Templo del Dios Descendente, en el que se encuentra sobre el dintel la figura estucada de un personaje en un nicho.

Por el acantilado sobre el que se encuentra la ciudad amurallada hay una escalera que desciende hacia el mar, que espera a los bañistas con la calidez de sus aguas, la blancura de la arena y la preciosa gradación de azules.

En el municipio de Tulum, a solo 7 km de la cabecera municipal, se encuentra Playa Paraíso, a la que muchos califican como la mejor de México.

Playa Paraíso es un maravilloso lugar de aguas transparentes de color azul turquesa y arena de grano fino y en sus cercanías hay hoteles, restaurantes y demás servicios para disfrutar de una estancia inolvidable en la Riviera Maya.

6. Comalcalco

Esta necrópolis del periodo Clásico, situada en el municipio tabasqueño de Comalcalco, es el yacimiento más occidental de la civilización maya.

La carencia de fuentes de piedra en la zona obligó a los constructores mayas a edificar el conjunto a base de ladrillos y estuco fabricado con conchas de ostiones.

El conjunto está formado por la Gran Acrópolis, varios templos, plazas y un cementerio, entre las principales estructuras.

La Gran Acrópolis es una agrupación de edificios que tenían fines civiles y religiosos, dispuestos en varios niveles. El edificio central es El Palacio, de 9 metros de altura y formado por dos galerías paralelas con orientación norte-sur.

Al sureste de El Palacio se halla la Tumba de los Nueve Señores de la Noche, considerada la más importante del conjunto, particularmente por sus 9 personajes en relieves de estuco.

También en la Gran Acrópolis están el Templo de las Figuras Sedentes y el Popol Naah, esta última una construcción situada en la cima, que era utilizada para actividades como la música, la danza y la oración.

En el llamado Conjunto Plaza Norte hay 4 templos que destacan por su decoración con figuras estucadas y sus grupos de escalinatas en talud y delimitadas con alfardas.

En 2011 fue descubierto el Cementerio de Comalcalco, el primero conocido de la civilización maya. El conjunto funerario está integrado por 66 cuerpos en urnas y 50 en sus adyacencias, suponiéndose que los primeros eran personajes de élite y los segundos personas de menor rango.

Junto a los entierros fueron encontrados sonajas de cerámica, silbatos, navajas, cuchillos, tallas de pedernal y obsidiana, fragmentos de metales y decenas de miles de tepalcates.

También fue descubierto en el Cementerio el esqueleto de un perro, animal que en la cultura maya tenía la función de guiar a los muertos en su viaje por el inframundo.

El principal elemento en el levantamiento de los edificios de Comalcalco fue el ladrillo, pero los maestros mayas no se limitaron a fabricar piezas lisas, con el único fin práctico de la construcción, sino que los ornamentaron con figuras de distinta naturaleza.

En Comalcalco se han inventariado varios miles de ladrillos decorados con representaciones humanas de ambos sexos y en varias posiciones; figuras de animales, como roedores, cérvidos y primates; y seres fantásticos con los que los artistas mayas dieron rienda suelta a su imaginación.

Los artísticos ladrillos de Comalcalco también están grabados con representaciones arquitectónicas, glifos y formas geométricas como círculos, triángulos y rectángulos.

7. Yaxchilán

Fue un asentamiento maya a orillas del Río Usumacinta, en el estado mexicano de Chiapas, construido durante el periodo Clásico Tardío, sobresaliendo por sus dinteles de piedra y sus textos jeroglíficos que describen los principales hechos históricos de la ciudad.

Yaxchilán fue gran rival político de los mayas de Piedras Negras y de Tikal, en la actual Guatemala, y en el actual México, guerreó con sus hermanos étnicos de Palenque. El yacimiento se encuentra en el municipio chiapaneco de Ocosingo, fronterizo con Guatemala.

El conjunto está formado por una gran cantidad de edificios que se distinguen por sus dinteles, escaleras y estelas. Los dinteles 15, 24 y 25, conservados en el Museo Británico, destacan por su hermosa concepción artística.

El Dintel 15 es una soberbia talla en piedra caliza que se encontraba sobre una puerta del Edificio 21 y fue retirada en 1983. Representa a la Señora Wak Tuun en un ritual de derramamiento de sangre, en el que la esposa del gobernante Pájaro Jaguar IV porta una cesta con las herramientas para el rito.

La talla en caliza del Dintel 24 está calificada como una de las obras maestras de la escultura maya. Es otro ritual de derramamiento de sangre en el que participan la Señora K’ab’al Xook y su esposo, el gobernante maya Escudo Jaguar II.

El Dintel 25 es otra talla en caliza en la que aparece la Señora K’ab’al Xook, en esta ocasión en una invocación a la Serpiente Visión para celebrar la llegada de su esposo al trono de Yaxchilán.

Otras piezas de arte magnífico son los Dinteles 9, 12, 18, 26, 32, 43, 47, 54, 55 y 58, todos conservados en el Museo Nacional de Antropología.

La estela fue ampliamente utilizada como elemento artístico en el sitio de Yaxchilán. La Estela 1 se encuentra en el centro de la Gran Plaza y contiene escenas de Pájaro Jaguar IV, sus padres, Kin, el dios sol; e imágenes de un cocodrilo y un jaguar.

La Estela 11 se conserva en el sitio después que no pudo ser enviada al Museo Nacional de Antropología por resultar muy pesada para el vuelo. Este monumento está labrado por sus dos caras, representando en una parte la ceremonia de transferencia del gobierno de la ciudad de Escudo Jaguar II a Pájaro Jaguar IV.

La Estela 18 si pudo llegar al Museo Nacional de Antropología y es una representación del triunfo de Escudo Jaguar II sobre Aj Popol Chaj, gobernante de Lacanjá.

8. Kohunlich

Es un centro ceremonial maya situado cerca de la frontera con Belice, a 69 km de la capital quintanarroense de Chetumal.

Es un sitio cuyo nombre indígena se desconoce, ya que Kohunlich no es un término maya sino una transcripción fonética que proviene de la palabra inglesa “cohoonridge” nombre de un antiguo campamento maderero que había en el lugar.

El yacimiento fue dado a conocer en 1912 por Raymond Merwin, pionero de la arqueología maya, quien lo visitó cuando realizó su exploración de los sitios precolombinos al norte del Río Hondo.

La zona arqueológica tiene una extensión de 8,5 hectáreas y sus principales edificaciones fueron erigidas entre los siglos VI y VII, durante el periodo Clásico Temprano, aunque las evidencias arqueológicas muestran que el asentamiento ya existía en el siglo III.

Kohunlich está integrado por varios conjuntos rituales y residenciales, entre los que destacan La Acrópolis, el Templo de los Mascarones y el Palacio de las Estelas.

En el Templo de los Mascarones se han conservado varios relieves monumentales en estuco, de notable concepción artística. Estos relieven aún tienen parte de la pintura roja que cubría las paredes del templo.

En este templo es posible encontrar molduras en delantal y columnas caladas en los muros, que recuerdan los estilos arquitectónicos de El Petén y de la región del Río Bec.

Se cree que La Acrópolis fue un conjunto residencial de alto nivel, mientras que el Palacio de las Estelas fue un centro administrativo.

La gran cantidad de áreas expuestas a la vista en el sitio arqueológico de Kohunlich permite formarse una idea de la vida común y de los ritos religiosos mayas.

Durante su era de esplendor, Kohunlich fue un importante punto de conexión comercial entre las ciudades mayas de la Península de Yucatán y otras localidades prehispánicas centroamericanas.

Para llegar al sitio de Kohunlich hay que tomar la carretera federal 186 Chetumal-Escárcega. El cruce hacia el yacimiento se encuentra en el km 60, a la altura del poblado de Francisco Villa, y el recorrido adicional es de solo 9 km desde la desviación.

La entrada a Kohunlich tiene un precio de 55 MXN y el lugar abre todos los días entre las 8 de la mañana y las 5 de la tarde.

9. Bonampak

Esta zona arqueológica situada en el municipio chiapaneco de Ocosingo, en plena Selva Lacandona, sobresale por sus murales prehispánicos, haciendo honor a la palabra “Bonampak” que en lengua maya significa “Muros pintados”

Bonampak perteneció a la serie de ciudades mayas establecidas a lo largo de la cuenca del Río Usumacinta, entre los actuales territorios de México y Guatemala, y fue súbdita de Yaxchilán. Las edificaciones conservadas fueron erigidas entre finales del siglo VI y principios del IX.

El Templo de los Murales muestra de manera magistral las escenas de la vida guerrera de los mayas de Bonampak.

Los frescos descubiertos en 1946 fueron realizados durante la última década del siglo VIII, utilizando una elaborada pintura producto de una mezcla de agua con pigmentos, cal y un aglutinante orgánico.

Las pinturas murales abarcan una superficie de 112 m2 y describen artísticamente una batalla y sus preparativos y secuelas, incluyendo la celebración de la victoria.

La obra mural está repartida en 3 aposentos con una concepción cronológica. En la habitación 1 fueron pintados los personajes de alto rango, alistándose para la batalla. En este mural se muestra una procesión de sacerdotes que desfila al compás de la música de trompetas de madera, tambores y otros instrumentos, que es tocada por una orquesta.

El cuarto 2 contiene escenas de la cruenta batalla, que tuvo lugar el 2 de agosto del año 792, e incluyen el suplicio de los guerreros derrotados.

El cuarto 3 muestra a los vencedores celebrando su triunfo, sobresaliendo en la escena la imagen del gobernante Chaan Muan II realizando un ritual de autosacrificio en el que ofrenda su sangre a los dioses.

Encontrándote en la espesura de la Selva Lacandona, no sería de extrañar que entre las ruinas de Bonampak te tropezaras con algún ejemplar de la fauna de jungla tropical, como un mono araña, un tapir, un oso hormiguero o un leoncillo; los jaguares están un poco más alejados.

Para ir al sitio, tras llegar a Palenque se toma a carretera federal 307 rumbo a San Javier y después en dirección a Lacanjá Chansayab, encontrándose el yacimiento a 13 km del último cruce. El recorrido total desde Palenque es de unos 150 km.

El acceso al sitio arqueológico de Bonampak es entre 8 AM y 5 PM y tiene un precio de 46 MXN, más una tarifa adicional cobrada por los lacandones.

10. Toniná

Es un monumental conjunto maya situado en Chiapas, a 10 km de Ocosingo, a 85 km de San Cristóbal de las Casas y a 115 km de Palenque.

La palabra “Toniná” significa  “la casa de la piedra” o “casas grandes de piedra” en lengua indígena y piedra es lo que precisamente abunda en las edificaciones del lugar.

Entre las construcciones de Toniná sobresale La Acrópolis, una impresionante conjunto con una pirámide de 70 m, que es una de las estructuras de mayores dimensiones del México prehispánico.

La Acrópolis cuenta con 7 plataformas, 10 templos y 4 palacios, la mayoría de estas estructuras comunicadas entre sí por laberínticos pasillos y escaleras.

Entre los edificios más relevantes de La Acrópolis se encuentran el Palacio de la Guerra y el Templo del Monstruo de la Tierra.

En la sexta plataforma, al pie del Templo del Monstruo de la Tierra, está el Mural de las Cuatro Eras, una joya del arte maya datada entre los años 790 y 840, que representa a los dioses mayas encuadrados en la leyenda de los cuatro soles.

La cancha para el juego de pelota, con un lado de 70 metros de largo, fue una de las más grandes del mundo maya.

En la tercera plataforma de La Acrópolis se encuentra el Palacio del Inframundo y en la  cuarta está el Palacio de las Grecas y la Guerra.

El Templo del Espejo Humeante y el Templo de los Prisioneros, emplazados sobre la última plataforma, son los más elevados de Mesoamérica.

En el sitio de Toniná hay un templo para cada uno de los 13 dioses del olimpo maya, en cuya construcción destacan algunos elementos arquitectónicos y diversas expresiones estéticas.

Para ir a Toniná desde San Cristóbal de las Casas hay que tomar la carretera 199 en dirección a la ciudad de Ocosingo en un recorrido de 96 km. Luego hay que acceder a un camino de terracería de 11 km que lleva directamente al yacimiento.

Al sitio se accede de martes a domingo entre 9 AM y 4 PM y el precio de entrada es de 46 MXN.

¿Conocías todos los tesoros que guardan estos sitios arquitectónicos de la civilización maya en México? Esperamos que muy pronto puedas recorrer los que no has visitado y que nos cuentes tus excitantes experiencias.

Ver También:

Booking.com

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

TOP 20 Lugares Para Visitar En El DF En Pareja

TOP 5 Pueblos Mágicos De Querétaro