in

Las 8 Mejores Cascadas En La Huasteca Potosina

La Huasteca Potosina es región de mucha agua e innumerables pendientes. Las corrientes bajan por las faldas y hondonadas de las serranías, por claros y ocultas entre el denso follaje, formando cascadas y pequeños saltos que han puesto en los mapas nacionales e internacionales a varios municipios de la zona. En estos parajes puedes pasar un rato de tranquilidad, admirando la inigualable belleza de las cascadas, o subir un poco la adrenalina practicando algún deporte de riesgo. Te presentamos las 8 mejores cascadas de la Huasteca Potosina.

1. El Aguacate, Tamasopo

1. El Aguacate, Tamasopo

Llegar a esta cascada situada en el ejido El Aguacate del municipio potosino de Tamasopo es toda una aventura. Se trata de un territorio prácticamente virgen, donde lo único que se ve por los alrededores son árboles frondosos y vegetación tupida, corrientes de agua, y ejemplares de la variada fauna serrana. No hay servicios en el camino a la cascada de El Aguacate y los guías o baquianos toman la precaución de avisar a los propietarios de los predios que se van atravesando para que no se produzca una sorpresa desagradable contra los «invasores»

Una vez en el destino final, el premio a los sentidos es una preciosa cascada que alcanza los 100 metros en su punto más alto. Es la segunda caída de agua más grande del estado de San Luis Potosí, solo superada por los 105 metros de la famosa Tamul en el municipio de Aquismón. La cascada de El Aguacate se anuncia desde varias decenas de metros de distancia con el inconfundible sonido del agua al caer, pero no se deja ver, como creando expectación antes de desvelarse en toda su majestuosidad. Para llegar a la cascada hay que tomar la carretera que se dirige a la cabecera municipal de Río Verde y en la estación ferrocarrilera de Rascón, enfilar hacia la colonia Damián Carmona y luego hacia el ejido El Aguacate.

2. Las Pozas, Xilitla

2. Las Pozas, Xilitla

Durante todo el año, Xilitla cuenta con agua sobrada para alimentar sus corrientes y cascadas puesto que es el municipio con mayor nivel de lluvias en el estado de San Luis Potosí. A solo 4 kilómetros de la cabecera municipal está el sector de Las Pozas, en el que el agua, la vegetación y el arte se unen para conformar uno de los sitios más espectaculares del planeta.

El lugar cuenta con una bonita cascada y varias pozas de aguas limpias y cristalinas. Xilitla se encuentra a 600 msnm y el clima templado y las frecuentes precipitaciones crean las condiciones ideales para el crecimiento de una exuberante vegetación, incluyendo orquídeas y otras flores.

En medio del paradisíaco espacio están dispersas 36 construcciones y esculturas al aire libre salidas del genio creador del artista surrealista y millonario escocés Edward James. La cabecera del municipio se encuentra a 475 kilómetros al norte de Ciudad de México y a 375 kilómetros de San Luis Potosí, con rumbo sureste. Xilitla te espera con su Jardín Surrealista Edward James Las Pozas y su arte al aire libre, su verdor y sus caídas de agua.

3. El Salto, El Naranjo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la zona centro occidental del estado de San Luis Potosí se encuentra el municipio El Naranjo, cuyo río del mismo nombre forma varias cascadas, entre las que se encuentra El Salto. Curiosamente, el río El Naranjo recibe el nombre de El Salto en Tamaulipas, donde nace en la Sierra Madre Oriental. La catarata de El Salto tiene 70 metros de altura y se mostraba en todo su esplendor natural antes de que se construyera la central hidroeléctrica, que consume buena parte de su caudal desde finales del siglo XX.

Los amantes de la naturaleza que extrañan el estruendo y la abundancia de la catarata de El Salto, pueden consolarse con que, a unos pocos cientos de metros de distancia, las mismas aguas forman otra cascada llamada El Meco. Los 35 metros de El Meco no serán los 70 de El Salto, pero solo están rodeados de hermosa naturaleza.

4. California (Ciénaga de Tampasquín), Tamasopo

4. California, Tamasopo

La Ciénaga de Tampasquín, en el municipio huasteco de Tamasopo, es un área pantanosa que se distingue por la belleza salvaje y biodiversidad de estos cuerpos de agua, pero que no pasaría de ser un espacio natural más de no ser por una característica especial, impropia de los pantanos: sus aguas se las arreglan para formar una cascada.

En la Ciénaga de Tampasquín, las aguas se mueven por un ligero desnivel, hasta que se precipitan en una cascada de 8 metros, que no será la más espectacular del mundo por la altura, pero si por su belleza y singularidad. La ruta para ir a la cascada California es Los Cuates (Tamasopo) – 20 de Noviembre – Ojo Caliente – El Naranjito, hasta llegar a la ciénaga.

Las aguas transparentes forman un delicioso balneario, más bien una piscina  natural por la poca profundidad. Si aún no se ha desgastado por el paso del tiempo, el tronco de un árbol arrastrado por la corriente seguramente seguirá como fiel centinela de la edénica alberca.

5. Minas Viejas, El Naranjo

5. Minas Viejas, El Naranjo

A unos 15 kilómetros al sur de la cabecera municipal de El Naranjo, se encuentra el pequeño pueblo de Minas Viejas. Allí, el río El Naranjo forma la cascada Minas Viejas, que parecen dos saltos paralelos, aunque provienen de la misma corriente. Para llegar a la cascada hay que bajar por un sendero escalonado de unos 300 peldaños y en la medida que desciendes vas percibiendo el sonido del agua, hasta que los saltos se muestran en toda su belleza.

El agua se precipita unos 50 metros desde la pared rocosa y por debajo del follaje, formando 4 albercas naturales de limpias aguas color verde esmeralda. Las pozas varían de profundidad e incluso los más sensibles por la piel captan diferencias importantes de temperatura. En la zona se puede acampar, llevando las comidas y bebidas que se vayan a consumir, aunque algunos suministros pueden comprarse en las tiendas de abarrotes de la cercana localidad.

Los campistas pueden disfrutar por la noche del espectáculo del retorno de los vencejos de cuello blanco, pájaros parecidos a golondrinas que duermen en una pequeña gruta situada en la pared rocosa de la misma cascada.

6. Micos, Ciudad Valles

6. Micos, Ciudad valles

Una versión señala que el nombre primate de este grupo de cascadas proviene de la abundancia de kinkajúes o martuchas mexicanas que había en esta zona, simpáticos mamíferos que tiene un ligero parecido con los monos araña. La exuberancia de la sierra permite otorgar credibilidad a la idea, pero de cualquier modo, lo más interesante de Micos son sus 7 cascadas escalonadas, cuya altura varía entre los 2 y los 10 metros. En las extensiones entre los saltos se forman pequeñas pozas en las que es casi imposible resistir las ganas de darse un chapuzón en las aguas de color azul intenso por la cantidad de sales minerales suspendidas.

El sector de Micos es un paraíso para los practicantes de los deportes de aventura. El vigor de la corriente permite hacer navegación de descenso por aguas turbulentas, mientras que desde las crestas los entusiastas del salto de cascada practican su emocionante entretenimiento. Los menos arriesgados se conforman con abordar una panga para ver los saltos más de cerca y con nadar en los remansos.

7. Tamasopo y Puente de Dios, Tamasopo

7. Tamasopo y Puente de Dios, Tamasopo

El conjunto de cascadas que lleva el nombre del municipio de Tamasopo es una caída de agua proveniente de una misma corriente, que se divide en varios saltos al caer. El agua forma albercas naturales en cuyos alrededores se puede acampar. Los lugareños venden comida y otros suministros básicos y mantienen el lugar limpio.

Cerca de estas cascadas está Puente de Dios, que es un lugar en el que el agua circula dentro de una caverna esculpida por la misma corriente y forma unas exquisitas pozas. La luz solar se filtra por grietas y cavidades al interior de la caverna haciendo un bello efecto de iluminación sobre las formaciones rocosas (estalactitas, estalagmitas y columnas) y sobre el espejo de agua.

8. Tamul, Aquismón

8. Tamul, Aquismón

La cascada de Tamul, en el municipio huasteco de Aquismón, sobresale por tres cosas: su incomparable belleza; su altura de 105 metros, que la convierte en la catarata más elevada del estado de San Luis Potosí y su condición de ser el punto de unión de tres ríos mexicanos. El río Gallinas llega al precipicio de más de un centenar de metros y cae al vacío. Las aguas del Gallinas son esperadas por el río Santa María, que viene bajando de otro confín y se encuentra con su inesperado tributario. Las dos corrientes, acrecentadas en una sola, pasan a llamarse río Tampaón.

La manera más interesante de admirar Tamul es abordar una embarcación en  la comunidad de Tanchachín y hacer el viaje de aproximadamente una hora hasta el salto. El recorrido es de lo más interesante por la biodiversidad que puedes observar y por los sonidos de la jungla que vas escuchando. Debes llevar tu cámara preparada para captar alguna especie rara que se ponga frente a tus ojos.

huasteca cascadas

La Huasteca Potosina es rica en cascadas. Quedaron algunos saltos y otros atractivos por conocer, pero seguramente podremos encontrarnos en una próxima oportunidad para continuar con nuestros fascinantes recorridos.

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Las 12 Mejores Cosas Que Hacer En San Pancho, Nayarit

Xilitla, San Luis Potosí: Guía Definitiva