in

Los 12 mejores vinos tintos dulces y suaves mexicanos que debes probar

Los mejores vinos tintos dulces y suaves mexicanos se producen en el Valle de Guadalupe (Baja California), Valle de Parras, Valle de Cuatrociénegas (Coahuila), Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y en otros terruños nacionales.

La siguiente selección reúne los mejores vinos tintos dulces y suaves mexicanos. Conozcámoslos.

1. Casa Madero 3V

Casa Madero 3V está entre los mejores vinos tintos mexicanos. Se elabora con uvas merlot, tempranillo y cabernet sauvignon, en Parras, Coahuila. Es fermentado en tanques de acero inoxidable y pasa de 12 a 15 meses en barricas de roble francés, europeo y americano.

Presenta a la vista un color purpureo con destellos violáceos y en nariz ofrece frutos como zarzamora y fresa, con pinceladas de café, canela, chocolate, tierra mojada, mentol y madera tostada.

Es un vino delicado con magnífico balance que en boca manifiesta su suavidad frutal. Su versatilidad lo hace apto para carnes rojas magras, carnes blancas con salsas ligeras, salmón en salsa de jamaica, pastas ligeras y quesos suaves.

Casa Madero es una vitivinícola del Valle de Parras, principal terruño de Coahuila para la cosecha de uvas y crianza de vinos finos.

El valle es de inviernos fríos y muy bien definidos, con temperaturas por debajo de cero grados centígrados en las noches y 15 °C en el día.

Los veranos son soleados y cálidos, redondeando condiciones extraordinarias para la maduración de las vides.

2. Vino tinto espumoso Cuatro Soles afrutado

Este vino de la Bodega Cuatro Soles es uno de los más convenientes entre los vinos tintos mexicanos buenos y baratos en la variedad de los espumosos. Cuesta menos de 170 MXN la botella de 1700 ml.

Es una reciente incorporación al competido mercado de los vinos de la empresa Valle Redondo, fundada en 1964 en Aguascalientes.

La etiqueta es una opción agradable al paladar, incluso para las personas poco bebedoras de vino. Constituye una oportunidad para disfrutar de nuevas experiencias y sabores, con el acompañamiento de platillos mexicanos y de la cocina internacional.

Con este producto, la bodega suma en el mercado 6 etiquetas que incluyen vinos rosados, tintos jóvenes y tinto con residencia en barricas de roble.

Al atractivo precio se une el respaldo de Cetto, legendario nombre en la vitivinicultura mexicana.

3. Casa Madero Reserva Merlot

La uva merlot es la principal cosechada en Burdeos (Francia) y la segunda en importancia mundial después de la cabernet sauvignon. Produce un vino que destaca por su finura y suavidad, manteniendo atributos aromáticos y carnosos.

El Casa Madero Reserva Merlot es uno de los vinos tintos dulces y suaves mexicanos que vale la pena probar. Es producido por la vitivinícola Casa Madero en el Valle de Parras (Coahuila) con 100 % merlot.

Presenta el color rojo rubí característico en los vinos del varietal. Es de nariz fresca y compleja, con presencia de frutos rojos y bayas negras y suaves notas de rosas rojas.

El vino Merlot, que envejece rápidamente sin deteriorar su calidad, ataca placenteramente en el paladar confirmando las dulces y suaves notas que ofrece en nariz, con persistencia y equilibrada acidez, finalizando de forma agradable y compleja.

Los aficionados a la comida mexicana encontrarán que el Casa Madero Reserva Merlot se asocia perfectamente con enchiladas queretanas, tacos de cecina y sopa de tortilla, además de rajas con queso, pizzas y tortas de roast beef.

4. Barón Balché Dulché

Es un tinto dulce y suave de Barón Balché elaborado con un mix de 95 % grenache y 5 % de ruby red. Es criado en barricas de roble francés por 72 meses en el Valle de Guadalupe y tiene un alto potencial de guarda.

Es un vino limpio y brillante que muestra a la vista un color rojo rubí y presenta dulces aromas a fresas, frambuesas, almíbar y miel, con sutilezas de madera noble.

En boca es fresco, persistente y de acidez balanceada, evocando en el paladar los aromas azucarados que ofrece a la nariz.

Es casi un postre y va muy bien con tartas y varios tipos de dulces, frutas en almíbar y quesos como Edam y Camembert. Se recomienda consumir a una temperatura de entre 12 y 15 °C.

Barón Balché ha pasado en 22 años de ser una pequeña vitivinícola familiar que producía unos vinos caseros, a una sólida bodega con 18 etiquetas (14 de tintos, 3 de blancos y un clarete) produciendo 20 mil cajas al año.

5. Santo Tomás Tardo Merlot

Vino tinto dulce mexicano perfecto para cerrar una cena o celebración acompañado de un rico postre.

Presenta un color rojo granate con reflejos rojo ladrillo y un complejo aroma y notas de pasas de frutos negros sobre fondos de chocolate, ahumados y madera.

En boca ataca con intensidad y taninos maduros y equilibrados, otorgando un final prolongado y ligeramente dulce.

Bodegas Santo Tomás fue fundada en 1888, por lo que suma más de 130 años haciendo excelentes vinos en su terruño de la península de Baja California.

Los viñedos se encuentran en el Valle de Santo Tomás. La bodega tiene la Cava de San Antonio de las Minas (en la entrada del Valle de Guadalupe) y la Cava Miramar, la primera de la empresa, en el corazón de la ciudad de Ensenada. Ambas abiertas al público para recorridos y degustaciones.

6. Hubble Bodegas El Cielo

El Cielo es una bodega del Valle de Guadalupe con una línea de vinos con nombres de astrónomos y constelaciones.

Entre las principales etiquetas están Galileo, Kepler, Copérnico, Hubble, Andrómeda, Capricornio y Orión.

La etiqueta dedicada a Edwin Hubble, astrónomo estadounidense que en 1929 descubrió que había universo más allá de la Vía Láctea, corresponde a un vino tinto 100 % merlot.

Tiene un color rojo cereza con tonalidades violáceas y se presenta al olfato con aromas a frutas rojas maduras, cerezas y grosellas, con un matiz balsámico.

En boca es de taninos redondos y maduros y su mejor maridaje es con asados, quesos moderadamente intensos y carne de cerdo.

El Cielo fue concebido como una experiencia enológica integral que incluye viñedo, bodega, el hotel boutique Suites & Villas y alta cocina en sus restaurantes Latitud32 y Polaris.

Los viñedos abarcan 95 hectáreas con 14 varietales sembrados y la bodega cuenta con los más modernos recursos tecnológicos para el cuidado del viñedo, de la cosecha de las uvas, de la fermentación, crianza y embotellado de los vinos.

7. Barón Balché Lamat O GC

La lista de vinos tintos dulces y suaves mexicanos se prestigia con esta etiqueta de Barón Balché.

En su elaboración participan las cepas grenache (80 %) y cabernet sauvignon (20 %), que producen un vino rojo profundo con destellos rubíes.

La uva grenache o garnacha, que lleva el mayor peso en la mezcla, madura tarde, concentrando más azúcar. Es utilizada en los vinos dulces fortificados.

El Lamat O GC ofrece a la nariz notas de zarzamoras, grosellas negras y nuez moscada, mientras que en boca se presenta dulce en sabor, carnoso y de regusto perdurable, con taninos suaves y finos.

Es ideal para acompañar carnes a la plancha y a la parrilla, alimentos con salsas frutales y espaguetis a la boloñesa.

La bodega Barón Balché fue fundada en 1997 en el Valle de Guadalupe a partir de un viñedo de 32 hectáreas con las vides dañadas y abandonadas, por don Juan Ríos.

La idea era producir un vino casero con una sencilla red de distribución, pero el experimento resultó tan exitoso que ahora las etiquetas de la casa están entre las más prestigiosas de México.

8. Monte Xanic Merlot

Este es uno de los vinos tintos mexicanos con combinación de color, aroma, gusto y retrogusto. Es producido por la bodega Monte Xanic que cuenta con 6 ranchos en Baja California, 3 en el Valle de Guadalupe y otros 3 en el Valle de Ojos Negros.

El Monte Xanic Merlot está hecho con 100 % uvas del varietal y criado en barricas de roble francés. Es un vino de limpio tono violáceo, brillante y de capa cerrada, fresco e intenso en nariz.

En el paladar es cálido, jugoso y de taninos bien integrados con envolvente estructura.

Ofrece aromas a frutos rojos frescos, grosellas negras, madera fina, canela y mentol, con notas balsámicas con un trasfondo de cacao y pimienta roja.

Los placeres en boca recuerdan los percibidos en la fase olfativa, ampliándose a una gama que incluye moras, vainilla, café, cacao y coco, con buen equilibrio y persistencia.

Se recomienda maridar con carnes rojas, barbacoas, cabrito, pescados azules asados y pastas.

9. Vino Generoso Ferriño

Los vinos generosos o fortificados son particularmente dulces por la mayor cantidad de azúcares que no llega a fermentarse, aunque su contenido de alcohol es más elevado.

El Vino Generoso Ferriño, producido por Bodegas Ferriño en el Valle de Cuatrociénegas, Coahuila, tiene un grado alcohólico de 15 % y proviene a partes iguales de uvas carignana (Cariñena) y tokay.

La uva carignana madura tardíamente y requiere de días cálidos para estar en completa sazón, mientras que la torkay, de origen húngaro, produce vinos muy dulces.

El Vino Generoso Ferriño es criado 2 años en barricas de roble y tiene una guarda potencial de 10 años, con la ventaja de que se conserva bien hasta 2 años después de abrir la botella.

Presenta un color rojo rubí intenso y se manifiesta en la nariz con caramelo y cerezas. En boca es afrutado con notas de chocolate.

Se recomienda servir a entre 15 y 18 °C. Es uno de los buenos vinos mexicanos para aperitivo antes de comer y para acompañar el postre, especialmente tartaletas, pasteles de chocolates, dulces de frutos secos y manzanas asadas.

10. A. Cetto Merlot Línea Clásica

L.A. Cetto Merlot Línea Clásica se encuentra entre los mejores vinos tintos dulces y suaves mexicanos, por su cuidadosa crianza a partir de uvas de la variedad merlot.

Es de color rojo violeta, brillante y limpio a la vista y de aromas a frutos rojos y frescos cuando se manifiesta en el olfato, destacando grosellas y frambuesas.

Confirma en el paladar sus dulces evocaciones frutales con unos taninos suaves y firmes. Es un excelente vino para servir a una temperatura entre 14 y 16 °C, acompañando carne asada, embutidos, quesos suaves y verduras.

Este vino fue la gran noticia de la histórica vitivinícola guadalupana cuando celebró su aniversario 85 en 2013.

L.A. Cetto tiene plantaciones del versátil varietal merlot en el Valle de Guadalupe desde 1973 y los néctares de la fruta han sido convertidos en extraordinarios vinos desde hace 5 décadas.

El Don Luis Merlot Selección Reservada se convirtió en 1999 en uno de los grandes acontecimientos de la vitivinicultura mexicana.

11. Vino Generoso Tipo Jerez Dulce – Ferriño

Es uno de los mejores vinos mexicanos en su categoría, otro producto de Bodegas Ferriño en el valle coahuilense de Cuatrociénegas. Proviene de un mix de uvas palomino, málaga y lenoir y pasa de 12 a 24 meses en barricas de roble, terminando con un 15 % de grado alcohólico.

Su guarda potencial es de 10 años con la botella cerrada, bien almacenada y en el ambiente adecuado. Después de abierta es de 6 meses.

Es de color rojo con tonos ladrillo y de aroma perfumado con sutiles toques de madera. Es dulce en el paladar con leves tonos frutales y baja muy bien como aperitivo antes de comer o como acompañante de postres, maridando maravillosamente con el pastel 3 leches.

Es utilizado para hacer el cóctel polla de Jerez que tiene fama de curar resacas feroces.

Las Bodegas Ferriño echaron a andar en 1860 cuando el inmigrante Miguel Ferriño llegó a Cuatrociénegas y encontró el valle muy parecido a su terruño de origen en la Campania italiana. Comenzó fabricando aguardiente y brandy de uva, iniciando la producción de vinos fortificados en 1917.

12. Precioso Regalo Hacienda de Letras

La Hacienda de Letras es una vitivinícola hidrocálida en la zona de Montegrande, Aguascalientes. Su vino Precioso Regalo es un tinto semidulce de un mix 60 % aliático y 40 % moscatel.

Aliático es un varietal italiano también llamado moscatel rojo con el que se producía el vino favorito de Napoleón Bonaparte.

El vino Precioso Regalo es ciertamente un bello obsequio a los sentidos de la vista, olfato y gusto. Es de color rojo pálido o rosa intenso con matices violáceos, limpio a los ojos y de cuerpo intermedio. Deja sentir en nariz una moderada intensidad aromática, dulce y afrutada, en la que se descubren frutos rojos sin madurar como fresa y frambuesa.

Ataca suavemente y con dulzor en la boca, dejando un gusto dulce sin astringencia y con persistencia media marcadamente frutal.

Es recomendable descorcharlo para disfrutar de postres hechos con frutos rojos y chocolate amargo. También baja perfecto como digestivo después de comer. Debe servirse a 8-10 °C.

¿Cuál es el vino tinto dulce?

En la producción de un vino dulce, sea blanco o sea tinto, influyen principalmente dos variables: la clase de uva y la fermentación.

Hay uvas con mayor cantidad de azúcares que otras. Entre las dos uvas más populares en el mundo vitivinícola, la merlot da vinos más dulces que la cabernet sauvignon. La uva moscatel provee vinos marcadamente dulces.

Si el proceso de fermentación es más corto, como ocurre con los vinos blancos, el vino será más dulce.

¿Qué tipo de vino es el más dulce?

Uno de los vinos más dulces y populares es el Jerez, elaborado con la uva moscatel que da un producto de color caoba oscuro.

El Jerez producido con la uva Pedro Ximénez también está en el grupo de los más dulces. Varios vinos fortificados están igualmente entre los dulces como variedades del famoso Oporto.

Los caldos dulces y espumosos italianos elaborados con la uva lambrusco son muy consumidos, aunque muchos puristas del mundo vitivinícola lo consideran más un refresco que un vino.

¿Cuál es más dulce el merlot o el malbec?

La merlot y la malbec son uvas de origen francés. La primera es de Burdeos, donde es el varietal más cultivado junto con cabernet sauvignon, mientras que la segunda es de la antigua provincia de Quercy, región de Occitania. Ambas dan vinos de cuerpo medio, por lo que se sienten en boca menos densos que el cabernet sauvignon que es de cuerpo completo.

El vino Merlot es más fino que el Malbec y la producción mundial también es significativamente mayor. En cuanto a dulzor, el primero de estos se siente más dulce al paladar, mientras que el Malbec tiende a dar algunas notas amargas.

¿Cuál es más dulce merlot o cabernet sauvignon?

La uva cabernet sauvignon también es originaria de Burdeos, donde es la más utilizada en la vinificación junto con la merlot.

A nivel mundial, la cabernet sauvignon es la más popular. Los vinos Merlot son menos tánicos, secos y densos que los Cabernet Sauvignon, sintiéndose más dulces en boca. Sin embargo, el nivel de dulzor de un vino no depende solo de la uva, también del proceso de fermentación, el terruño, el cuidado del viñedo y el nivel de madurez de la uva al ser cosechada.

Vinos tintos dulces y suaves mexicanos: información adicional

Principales marcas de vinos mexicanos: L.A. Cetto (Valle de Guadalupe, Baja California), Casa Madero (Valle de Parras, Coahuila), Barón Balché (Valle de Guadalupe), Santo Tomás (Valle de Guadalupe), Bodegas El Cielo (Valle de Guadalupe), Monte Xanic (Valle de Guadalupe), Hacienda de Letras (Aguascalientes), Bodega Dos Búhos (Guanajuato), Freixenet (Querétaro), Casa Magoni (Valle de Guadalupe), Adobe Guadalupe (Valle de Guadalupe), Cuna de Tierra (Guanajuato), Ferriño (Valle de Cuatrociénagas, Coahuila).

Comparte esta información con tus amigos para que también conozcan los mejores vinos tintos dulces y suaves mexicanos.

 

Ver también:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 platos de comida típica de Rumania que debes probar

20 cosas típicas de Canadá por las cuales es famoso este país