in

TOP 22 Viñedos De Valle De Guadalupe, Baja California Que Tienes Que Visitar

Visitar los viñedos de Valle de Guadalupe es sumergirse en el verdor de las vides, el colorido de los racimos de uvas, la majestuosidad de las barricas y el placer de las degustaciones. Te invitamos a conocer nuestra selección de los 10 mejores viñedos del valle.

1. L.A. Cetto

1-l-a-cetto

La historia de L.A. Cetto comenzó en 1928 cuando Don Angelo Cetto, convencido de que el terruño bajacaliforniano era bueno para la uva y el vino, inició la construcción de su sueño de levantar una vitivinícola en el Valle de Guadalupe. Actualmente la empresa está en manos de la tercera generación de la familia Cetto y tiene 10 líneas de vinos que incluyen blancos, tintos, reservas, espumosos, generosos y destilados. Cuentan con cavas–boutiques en el Valle, Tijuana, Ensenada y México D.F.

L.A. Cetto ofrece tres opciones de visitas de degustación: la Tradicional, que incluye 4 vinos regulares; la Reserva, de 4 vinos de las líneas Reserva Privada y Don Luis; y la Premium, abierta al deseo del público. Los recorridos durante la vendimia incluyen la recolección, transporte, descarga y prensado de la uva. Cualquier época del año es buena para admirar sus longevas barricas y para una degustación bien maridada con las delicias artesanales elaboradas en el valle.

L. A. Cetto es una de las vitivinícolas de mayor tradición en el Valle de Guadalupe, acumulando ya 9 décadas de experiencia, después de que Don Angelo Cetto emprendiera en 1928 la aventura, a la vez ardua y romántica, de sacarle buenas uvas su terruño bajacaliforniano.

Actualmente la casa tiene 1.200 hectáreas de viñedos y una de las ofertas más amplias del país con una decena de líneas que incluyen etiquetas en todos los tipos de vinos, inclusive generosos y espumosos.

Uno de sus grandes caldos es Terra Don Luis Selección Privada, fruto de una mezcla de Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Merlot y Malbec.

Este vino es mimado durante 24 meses y es de color rubí intenso, bien equilibrado y de cuerpo firme, con una prolongada persistencia en boca.

Lee nuestra guía definitiva de L.A. Cetto

2. Monte Xanic

2-monte-xanic

La cosecha inaugural de Monte Xanic, de 6.200 cajas de  Chenin Colombard, fue puesta a la venta en 1989. Hoy la casa está en las 50.000 cajas anuales distribuidas en 4 marcas – Gran Ricardo, Ediciones Limitadas, Monte Xanic  y Calixa – con un total de 16 etiquetas. En sus 3 décadas de existencia, Monte Xanic ha vivido momentos estelares, como la firma del Tratado de Libre Comercio, en el que se descorchó su Chardonnay 1989 y como la cena con el Papa Juan Pablo II, en la que se sirvió su Ultra Premium Gran Ricardo, primer vino mexicano con esta categoría.

Los visitantes de Monte Xanic inician la jornada en la sala de degustación, donde reciben la bienvenida. En tiempo de cosecha, el recorrido comienza en la sala de fermentación, donde se observa la recepción de la uva, la maceración y el envío a fermentación en tanques de acero inoxidable. En la enoteca se muestra la historia de las diferentes añadas y la colección privada de la vinícola. Luego, en la sala de almacenamiento se aprecia el embotellado y etiquetado, y seguidamente es el momento de admirar las barricas de añejamiento que se encuentran dentro de la montaña, entre muros naturales de roca. La experiencia termina con un descorchado.

Esta bodega guadalupana empezó a encorchar botellas a finales de la década de 1980 y actualmente anda por las 50 mil cajas de excelentes vinos en 4 líneas: Gran Ricardo, Ediciones Limitadas, Monte Xanic y Calixa.

Su Gran Ricardo Ultra Premium fue degustado por San Juan Pablo II cuando visitó México en 1989, siendo este el primer vino mexicano que alcanzó la suprema denominación.

Monte Xanic ofrece un encantador tour que comienza en el viñedo, continúa en las instalaciones de procesamiento, añejamiento y envasado, y termina con un descorche.

Otra de sus grandes estrellas es el Monte Xanic Cabernet Franc 2014, una combinación de los varietales Cabernet Franc y Merlot. Es de color rojo cereza, con aroma a frutos rojos maduros, especias, pizarra y madera, con buena persistencia en boca y firmes taninos.

Lee nuestra guía definitiva para conocer más sobre Monte Xanic.

3. Adobe Guadalupe

Las empresas vitivinícolas tienen un acentuado perfil familiar en el que normalmente los hijos continúan el trabajo de los padres en el viñedo y en la crianza de los vinos. La adversidad quiso que en Adobe Guadalupe fueran los padres los que materializaran el sueño concebido por el hijo trágicamente fallecido.

Arlo era un joven veinteañero que soñaba con ser vitivinicultor y tras su muerte, sus padres True y Donald Miller, se propusieron honrar su memoria y desarrollaron la vinícola Adobe Guadalupe.

La plantación comenzó en 1998 y en 2001 fue la primera cosecha. El proyecto cuenta también con un hotel boutique enclavado en la belleza del paisaje.

Los vinos de la casa tienen nombres de arcángeles, como Gabriel, Miguel y Uriel, y su producción semiartesanal, que no llega a las 10 mil cajas anuales, es tan esperada que una parte ya está vendida antes de la salida al mercado.

4. Bodegas y Viñedos Las Nubes

4-bodegas-y-vinedos-las-nubes

El viñedo de Las Nubes, actualmente de 30 hectáreas, comenzó con una plantación de 12 hectáreas en 2009 y actualmente produce uvas para 6 vinos. El Kuiiy es un blanco elaborado con uvas Sauvignon blanc y Chardonnay, de aroma limpio y frutal, y gusto seco y agradable, bueno para acompañar moluscos y mariscos. El Jaak es un rosado con matices amarillo paja y verdosos; es de bouquet abierto y elegante, recomendable para frutos marinos de concha, como almejas y ostiones. El Nebbiolo es de color rojo ciruela, con bouquet a fruta madura y a tierra mojada, y excelente cuerpo, recomendado para maridar con carnes y quesos de sabores intensos.

El paseo por las Bodegas y Viñedos Las Nubes es guiado por el enólogo y la degustación se realiza en una cómoda terraza desde la que hay una bonita vista del paisaje circundante. Están localizados en el ejido El Porvenir del Valle de Guadalupe.

Las Nubes es otro joven proyecto guadalupano que en pocos años ha sabido hacerse un espacio en el competido mundo de los vinos de alta gama del valle bajacaliforniano.

Comenzaron la plantación en 2009 con 12 hectáreas y después han sumado otras 18, viñedos con los que elaboran 6 vinos en los 3 colores, siendo los más representativos el Kuiiy, el Jaak y el Nebbiolo.

El tinto Nebbiolo ofrece a los ojos un firme color rojo ciruela y deja en nariz efluvios de frutas maduras y de tierra mojada, siendo un excelente acompañante para carnes y quesos fuertes.

El rosado de la casa es el Jaak, un vino elegante que marida espléndidamente con frutos marinos de concha. El Kuiiy es un blanco afrutado elaborado con Sauvignon Blanc y Chardonnay, seco y agradable en el paladar.

Si quieres leer la guía definitiva de este viñedo haz click aquí.

5. Barón Balché

5-baron-balche

Esta casa ubicada en el ejido El Porvenir convierte sus uvas en tres líneas de productos. La línea Joven, de 3 etiquetas, incluye el Siis Clarette 2013, un vino tinto ligero y afrutado, fresco y elegante en la nariz, bueno para acompañar entremeses, quesos suaves y mariscos. En la línea Media sobresale el Reserva Especial 2010, con 30 meses de crianza en barrica, color rojo intenso y bouquet frutal, ideal para cordero y quesos no muy fuertes. Balche 2012 Añada 2009 es un tinto Premium rojo violáceo, de nariz compleja, con notas a grosella y a ciruelas, excelente para maridar con carnes ricas en grasa y alimentos ahumados.

Durante la Fiesta de la Vendimia, que tiene lugar en agosto en el Valle de Guadalupe, Barón Blanché organiza varios eventos especiales, incluyendo una fiesta con una orquesta de renombre nacional.

Si quieres disfrutar de unas grandes Fiestas de la Vendimia en el Valle de Guadalupe, que se celebran en agosto, debes destinarle varias jornadas de tu tiempo a Barón Balché, ya que su programa de eventos es de los más variados.

Tienen un hermoso viñedo y vinos en las líneas Joven, Media y Premium. La actual estrella de la casa es el Balché 2012 Premium, un tinto elaborado con uvas Syrah que ofrece a la nariz aromas de ciruelas, grosellas y cacao, untoso en boca y con extraordinario equilibrio entre acidez, taninos y alcohol.

En la línea Joven hay que mencionar el Siis Clarette 2013, un tinto fresco, afrutado y elegante. El Reserva Especial 2010, perteneciente a la línea Media, pasa 30 meses en barrica y es de color rojo intenso y de aroma frutal.

Lee más sobre este viñedo haciendo click aquí

6. Bodega de Santo Tomás

Los misioneros españoles jesuitas llegaron a Baja California a finales del siglo XVII y casi cien años después los dominicos fundaron la Misión de Santo Tomás, en la que plantaron 2 mil parras y 100 olivos. La Bodega de Santo Tomás, heredera de la tradición vitivinícola pionera en el Valle de Guadalupe, fue fundada en 1888.

Santo Tomás sigue haciendo historia como la bodega más antigua de la región y la que produce algunos de los vinos más apreciados.

La bodega cuenta con la línea Proyecto Kumiai, en la que ofrece las etiquetas Vultus, Furvus y Yago, y con la línea Premium, que tiene los sellos Duetto y Único. Una tercera línea es Leyenda, con las marcas Pitxos y Kanté.

La casa ha mantenido la tradición de producir vinos y aceite de oliva, y puedes adquirir sus caldos y óleos virgen extra en la tienda en línea, que también ofrece excelentes chocolates para maridaje.

7. El Cielo

Un concepto que se ha venido desarrollando en el Valle de Guadalupe con gran éxito es el de armonizar en un solo emprendimiento viñedo, vinificación, restaurante y huerto orgánico.  El Cielo es uno de estos proyectos de integración vertical que tiene su punto culminante cuando te sientas en el restaurante a maridar un vino de la casa con una exquisita comida en la que participan los frescos productos del huerto cercano.

Para seguir en armonía, El Cielo tiene 3 líneas de vinos cuyas denominaciones están musicalizadas con el nombre de la bodega: Astrónomos, Constelaciones y Astros.

Los nombres de las etiquetas están tomados de personajes mitológicos y reales ligados al universo, como Perseo, Orión, Copérnico, Halley y Galileo.

El vino Perseus, uno de los consentidos de la casa, sale de una mezcla 70/30 de Nebbiolo y Sangiovese y reside durante dos años en barricas nuevas de roble francés. Es de color rojo firme con pinceladas violáceas y es frutal en nariz y en boca.

Lee nuestra guía del Viñedo El Cielo

8. Alximia Vinícola

El viñedo familiar Alximia se encuentra en el Km. 3 del camino vecinal al Tigre en el Valle de Guadalupe. Cosechan uvas Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo y Barbera, y adquieren otras variedades en el mercado local para completar los requerimientos de su vinificación. Su primera cosecha la realizaron en 2005, produciendo un pequeño lote de 20 cajas de sus vinos inaugurales, el AlXimia Cabernet y el AlXimia Cabernet-Merlot.

Uno de los atractivos de la casa Alximia es la forma circular del edificio de producción, diseño que permite dar gran fluidez al proceso. La edificación fue concebida como línea de fabricación y como espacio para promover la cultura vitivinícola. Los visitantes pueden conocer todo el circuito de la uva desde el viñedo hasta la fermentación y el añejamiento en barricas de roble. Ofrecen una línea de vinos Elemental con 4 etiquetas (Aqua, Libis, Senda y Gaia), otra Premium con 3 (los tintos Pira y Magma, y el blanco Talismán), además de dos blancos regulares (Helios y Talismán) y un rosado (Helios Rosé).

6-alximia-vinicola

Es otro joven emprendimiento que realizó su primera cosecha en 2005 a partir de un viñedo en el que plantaron  Cabernet Sauvignon, Syrah, Tempranillo y Barbera, completando con uvas compradas a otros productores locales.

Es una vitivinícola que encanta a los admiradores de la arquitectura industrial por la forma circular de su edificación. Aparte de lo agradables a la vista de los cuerpos curvos, el diseño circular le otorga gran fluidez al proceso de producción.

En su línea Elemental tienen 4 etiquetas y en su línea Premium ofrecen 3 etiquetas, destacando los tintos Pira y Magma. Además, encorchan los blancos Helios y Talismán y el rosado Helios Rosé.

Alximia Vinícola otorga particular importancia a la educación vitivinícola de sus visitantes, quienes reciben en sus viñedos e instalaciones un paseo a la vez instructivo y entretenido por la ancestral cultura del vino.

9. Vinícola Xecue

7-vinicola-xecue

Xecue es una palabra de origen kiwi que quiere decir  «amor», sentimiento que la pareja de propietarios de la vitivinícola prodiga a viñas, uvas, bodega y vinos. La línea Tradicional de Xecue cuenta con dos etiquetas, el Cabernet Sauvignon Xecue 2010 y el Merlot Xecue 2010. En la línea Premium ofrecen el Reserva Xecue 2007 y tienen además el Relato Mexicano 2011, un vino joven; y el rosado Grenache.

En la sala de degustación, Xecue tiene a la venta productos regionales artesanales como miel de abejas, aceite de oliva, quesos y pan. Vinícola Xecue está localizada en el Km. 89 de la carretera Tecate – Ensenada.

Xecue es una vinícola guadalupana cuya pareja fundadora, Alberta y José Luis, cría buenos vinos y destila amor y buen gusto. Precisamente, la palabra “Xecue” es un término de origen kiwi que significa “amor”

Las viñas, las uvas y las instalaciones de procesamiento son tratadas con el máximo cariño para producir unos excelentes vinos en sus líneas Tradicional y Premium.

La serie Tradicional de la casa ofrece las etiquetas Sauvignon Xecue 2010 y Merlot Xecue 2010. El Reserva Xecue 2007 es un vino Premium que es el orgullo de la bodega, que cuenta también con  el rosado Grenache y el vino joven Relato Mexicano 2011.

Xecue tiene una acogedora tienda en la que vende sus vinos a precios muy convenientes, ofreciendo también algunos productos típicos de hechura artesanal, como aceite de oliva, quesos, pan y miel de abejas.

10. Solar Fortún

8-solar-fortun

La calidad del agua es fundamental para el manejo de un viñedo y la que se encuentra disponible en La Cañada de Guadalupe del ejido Francisco Sarco, donde está Solar Fortún, es baja en sales minerales, ideal para cosechar una excelente uva para vino. Las parras del viñedo de Solar Fortún vienen del vivero francés Mercier del Valle del Napa, territorio californiano de excelentes varietales.

El vino Premium de la casa es el Noble Cru, un caldo rojo granate con aroma de moras, que en boca recuerda al higo maduro, con final muy persistente. El O Positivo es de tintes violetas y púrpuras, con bouquet a frutas negras y notas a ciruela  y a moras en boca. Solar Fortún también ofrece sus espacios para bodas y eventos.

Esta bodega fue fundada por Alberto López, un físico y astrónomo por profesión y vitivinicultor por vocación. El Dr. Alberto decidió en 2007 acometer un proyecto en el que dejara sus huellas personales y el resultado fue Solar Fortún, en La Cañada de Guadalupe del ejido Francisco Sarco.

Se sembraron parras procedentes de Mercier, un vivero francés del Valle del Napa, y las uvas de herencia californiana han permitido producir excelentes néctares, como el Noble Cru, el vino Premium de la bodega.

El vino Noble Cru es de color rojo granate y se hace sentir en nariz con una presencia de moras, mientras que en boca permite evocar el gusto a higos en sazón, con un final extenso.

Otro caldo tinto de la casa es el O Positivo, de color violeta y púrpura, con aroma de frutas negras y gusto a ciruelas y moras.

11. Viñas de Garza

9-vinas-de-garza

El matrimonio Garza inauguró la vinificación en 2006, por lo que se trata de un proyecto en pleno desarrollo. El viñedo tiene actualmente 14 hectáreas, de las cuales 9 están en producción. Sus botellas tienen 9 etiquetas. El Blanco del Rancho Mogorcito es un vino fresco y de excelente expresión en nariz y boca. El que es comercializado con la curiosa denominación de 2 Km/h es un caldo rojo ciruela de aroma potente, y gusto seco y agradablemente ácido. La estrella de la casa es el Gran Amado, un vino rojo con matices violáceos, de extraordinaria potencia olfativa y gustativa, con sabor de larga permanencia.

Las degustaciones en Viñas de Garza pueden ser con cita previa, e incluyen atención personalizada, visita a las instalaciones y descorche de vinos Premium. También aceptan visitas de degustación sin cita previa.

El matrimonio Garza tiene en el mercado 9 etiquetas después de comenzar la vinificación en 2006, a partir de un viñedo que tiene actualmente 14 hectáreas.

La gran carta de presentación de la bodega guadalupana es Gran Amado, un vino tinto con pinceladas violetas, de gran equilibrio y fortaleza en nariz y en boca, dejando su impronta por largo tiempo en el paladar.

Otro tinto de la bodega tiene el peculiar nombre de 2 Km/h, un caldo rojo ciruela de firme bouquet, que deja en boca un gusto seco y de agradable acidez.

El blanco de la casa, el Rancho Mogorcito, es un vino fresco que se expresa correctamente tanto en nariz como en boca.

Viñas de Garza cuenta con degustaciones con y sin cita previa, en las que los visitantes pueden disfrutar de sus mejores vinos y conocer el viñedo y las instalaciones con una atención personalizada.

12. Palafox

10-palafox

Este viñedo se encuentra en el corazón de la antigua Ruta del Vino de Ensenada. Tras varias décadas de trabajo artesanal, en 1997 Palafox emprendió un ambicioso proyecto vitivinícola, plantando uvas nobles e instalando una bodega subterránea. La actual plantación es de 40 hectáreas y 8 variedades. Ofrecen 4 etiquetas: Tributo, Pionero, Querqus Blanco y Querqus Rosado. Tributo es un rojo picota limpio y brillante, con aroma de frutos bien maduros; denso, equilibrado y de final largo. Pionero es un tinto con ribetes púrpuras, con aroma de cerezas y muy fresco en la boca.

Palafox tiene degustaciones en dos modalidades: de 2 vinos y de cuatro vinos, y organizan comidas campestres para grupos de al menos 10 personas. Atienden fines de semana sin previa cita. Las visitas en día de semana deben ser reservadas y de más de 6 personas.

Palafox produjo vinos artesanales hasta finales de los años 1990, cuando decidió apostar en grande con una expansión de viñedos y una bodega subterránea.

Actualmente, la vitivinícola tiene 40 hectáreas de vides en las que hay 8 varietales que le conceden una buena flexibilidad para producir blancos, tintos y rosados.

Del terruño situado en la antigua Ruta del Vino de Ensenada salen las uvas para sus 4 tipos de vinos: Tributo, Pionero, Querqus Blanco y Querqus Rosado.

Los tintos son Tributo y Pionero. El primero es de color rojo picota y deja en nariz recuerdos de frutos maduros. En boca es equilibrado y de alargado final. El Pionero tiene aroma a cerezas y deja en boca una agradable frescura.

13. Trevista Vineyards

3-trevista-vineyards

Esta vitivinícola produce su vino en un ambiente cautivador, en el que las edificaciones e instalaciones están integradas a las viñas y al resto del paisaje como en una bella postal. Trevista Vineyards es un proyecto reciente, ya que comenzó a embotellar en 2007 y su línea de productos incluye 3 selectos caldos: Cabernet 2009, Tempranillo 2010 y Tempranillo 2011.

El Cabernet 2009 es un vino con aroma floral que se siente limpio en la boca. El Tempranillo 2010, de color púrpura intenso, ofrece a la nariz un aroma a lavanda y a fruta madura, y se le siente una textura aterciopelada. El Tempranillo 2011 es un caldo color de media noche, bouquet semi leñoso y sabores balanceados en los que se reconocen el pan de higo recién horneado y el dulce de crema de pasas. Trevista Vineyards se encuentra en la parcela N° 18 del ejido El Porvenir y acepta visitas de degustación durante el fin de semana y con previa cita.

Este proyecto vitivinícola comenzó el embotellamiento en 2007 y en pocos años ha logrado posicionar ventajosamente varias etiquetas, entre las que sobresalen Cabernet 2009, Tempranillo 2010 y Tempranillo 2011.

Los viñedos e instalaciones de Trevista Vineyards en el Valle de Guadalupe provocan recorrerlos y disfrutarlos con tranquilidad por la perfecta armonización del trabajo del hombre con la obra de la naturaleza.

El Tempranillo 2010 es un vino de color púrpura que deja en nariz aromas de fruta madura y lavanda, recorriendo el paladar con una caricia de terciopelo.

El Tempranillo 2011 vino con un color de media noche y aromas de leña, con un sabor magníficamente equilibrado que nos remite al dulce de crema de pasas y al pan de higo recién horneado.

14. Sol y Barro

El nombre de esta vinícola guadalupana rinde tributo al astro que con su energía levanta el viñedo y madura las uvas, y a la mezcla de arena, paja y lodo con la que se elaboraron las paredes de barro de sus construcciones.

A pesar de que pudiera parecer un material rústico para erigir una bodega, el barro endurecido es totalmente natural y garantiza un excelente gradiente de temperatura entre el exterior y el interior para la crianza de vinos.

Sol y Barro produce dos tintos artesanales, uno elaborado con Grenache y Cabernet Sauvignon y otro con los varietales Barbera y Nebbiolo. El primero es afrutado, especiado y de final elegante, y el segundo es intenso en frutos negros y muy bien estructurado.

Otro detalle con el que te encontrarás en tu visita a Sol y Barro es la posibilidad de disfrutar del blanco de la casa, que no sale a distribución comercial.

15. Norte 32

En todos los oficios hay gente que adora la vitivinicultura y que en la primera oportunidad deja lo que ha venido haciendo por años para buscarse un terreno en el que plantar vides y cumplir el sueño de fabricar su propio vino.

Fue lo que ocurrió con el aviador Oscar Obregón, quien, tras despedirse de aeronaves y aeropuertos, adquirió en 2002 una modesta propiedad en el Valle de Guadalupe, justamente atravesada por el paralelo 32 del hemisferio Norte, de donde proviene el nombre a la bodega.

La primera cosecha llegó en 2005, con una mezcla de los varietales Cabernet Sauvignon, Nebbiolo y Grenache, y luego la casa ha tenido varios éxitos, entre los que descuella el Etiqueta Negra.

Este vino se produce a partir de Tempranillo y Syrah y es de un definido color rojo, dejando en nariz aromas de caramelos en almíbar, que abren paso a frutales oscuros, especias y vainilla. En boca es gratamente ácido y va muy bien con las carnes rojas y los chipirones.

16. Bodega Paralelo

En la Bodega Paralelo el verbo “ensamblar” se conjuga de todas las formas. Las instalaciones están armoniosamente ensambladas en el entorno natural, dentro del concepto del “land art” o “arquitectura verde”, y sus etiquetas estrella llevan por nombre “Ensamble”

La producción de Paralelo es de escala más bien artesanal y utiliza uvas de diferentes microclimas para elaborar sus dos etiquetas principales: Ensamble Arena y Ensamble Colina. La casa tiene también el blanco Emblema.

El Ensamble Arena merece un comentario aparte por la afortunada mezcla realizada con las uvas Merlot, Cabernet Sauvignon, Petit Syrah y Barbera.

Este vino es de color rojo profundo y de compleja nariz, evocando frutos maduros oscuros, almendras tostadas, minerales, chocolate y vainilla. El Ensamble Arena es de taninos firmes y marida espléndidamente con cordero, cacería y quesos azules.

17. Bodega Vino de la Reina

Vino de la Reina es el nombre una bonita vitivinícola guadalupana con el que Roberto Curiel rindió tributo a su esposa, la reina su vida.

Los viñedos se muestran, rectos y generosos, en el Valle San Vicente y en el Valle de Guadalupe. En el primero plantaron Cabernet Sauvignon, Sangiovese, Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Moscato D’Asti;  y en el Valle de Guadalupe están los varietales Merlot y Syrah.

Las líneas de la casa son Duquesa, con la etiqueta Cuvee Blanc; VR, con 3 etiquetas; y Edición Especial, con los nombres Tesoro y Edición Especial 2012.

En la línea VR se distingue el Pinot Noir 2014, un vino afrutado y floral con una compleja sinfonía de aromas que incluye arándanos, grosellas, frambuesas, rosas, gardenias, tabaco, anís, clavos de olor, chocolate, canela y vainilla. Es de sobria acidez y termina de manera seca y suave.

18. Pedro Domecq

La casa Pedro Domecq se estableció en el Valle de Guadalupe en 1972 y sus etiquetas forman parte del paisaje habitual en los anaqueles de tiendas de vinos y supermercados por la excelente relación calidad / precio de sus productos.

La marca fue adquirida por Pernod Ricard, nombre que ha aportado su prestigio internacional y sus efectivos canales de distribución en el mundo de las bebidas.

Entre las etiquetas Domecq destacan Calafia, Padre Kino, X-A y sus Reservas. Uno de sus grandes aciertos ha sido el Reserva Real 2012, un tinto que proviene de los varietales Barbera y Cabernet Sauvignon.

El Reserva Real 2012 es de un definido color rubí, con pinceladas violetas, que deja en nariz aromas a moras y frambuesas y en boca exhibe persistencia, buena acidez y suaves taninos.

19. Decantos

Con su nombre, esta bodega del Valle de Guadalupe quiere resaltar que su proceso de fabricación de vino es por decantación, utilizando solo la fuerza de la gravedad y prescindiendo de cualquier movimiento de impulsión artificial, tanto de sólidos como de líquidos.

Tiene un viñedo propio de 20 hectáreas y una bodega subterránea con capacidad de 360 barricas, produciendo vinos en tres líneas: Joven, Reserva y Premium.

La serie Joven tiene las etiquetas Maceración Carbónica, Carignan y Chardonnay, mientras que en el renglón de la Reserva se encuentran las denominaciones Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y Malbec.

En la lista Premium brilla sin rival la etiqueta 981, un vino rojo granate con aromas a caramelo toffee, café, torrefactos y avellanas, que pasa por boca de forma intensa, placentera y persistente.

20. Villa Montefiori

La familia Paoloni hizo en los años 1950 en su Toscana natal una transición muy noble aunque poco usual, al evolucionar desde la crianza de caballos de raza hacia la de uvas de buen vino.

A mediados de 1980, Paolo Paoloni vino a México a trabajar en una vinícola de Aguascalientes, para convencerse después de que la “Meca” del vino mexicano era el Valle de Guadalupe.

La plantación de 8 varietales italianos y franceses comenzó en 1998 y el viñedo tiene actualmente 20 hectáreas.

La bodega cuenta con tres líneas, Montefiori, Villa Montefiori y Paoloni. La serie Montefiori está integrada por las etiquetas Rosato, Cabernet Montepulciano, Shiraz Cabernet y Selezionato.

La línea Villa Montefiori etiqueta Fusione Cabernet Merlot, Shiraz Merlot, Cabernet Sangiovese y Nebbiolo Passito.

La serie más galardonada de la casa es Paoloni, que tiene en el mercado los sellos premium Nerone, Rosso Di Montefiori, Brunello y Nebbiolo de Guadalupe, todos, un homenaje a los sentidos.

21. Finca La Carrodilla

La Corradilla se presenta como un proyecto de agricultura orgánica que integra viñedo, huerto y crianza de animales.

En el viñedo están sembradas 40 mil plantas de vid, entre las que hay Chenin Blanc, Shiraz, Cabernet y Tempranillo.

En el huerto se cosechan kale, lechuga, espinaca, zanahoria, betabel, ajos, rábanos, cebollines, acelgas, hierbas aromáticas, frutas y otras especies.

Los corrales albergan vacas, borregos, gallinas y miles de abejas, de los que se aprovechan su leche, huevos, miel y abonos orgánicos. Todo un proyecto armonioso y amigable con el medio ambiente.

La Carrodilla produce 4 vinos monovarietales con cada uno de los tipos de uva que tiene el viñedo, un tinto joven en el que se mezclan las 3 uvas tintas y un vino Premium hecho con una mezcla bordelesa.

El orgullo de la casa es el Canto de Luna, un vino color rojo granada que deja en nariz aromas a frutos rojos y negros, tabaco, vainilla y maderas, pasando por boca con franqueza, amabilidad, buen balance y adecuada persistencia.

22. Bodegas F. Rubio

La viña familiar Rubio fue fundada por Francisco Rubio y sus vinos son cuidados por Alberto Rubio, el enólogo de la casa.

El terruño de F. Rubio en de condición franca y arcillosa, bueno para cultivar los varietales con los que producen sus extraordinarios vinos, apoyados en un equipamiento de alta tecnología.

F. Rubio ofrece las series Herencia Blanco, Herencia Rosado, Herencia Tinto, Malbec, Reserva y Tempranillo, que puedes adquirir en la tienda on line de la bodega a los precios más convenientes.

El Herencia Tinto 2011, marcado en 850 MXN, es un caldo que proviene de una mezcla 50/30/20 de Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec, que pasa 13 meses en barricas de roble francés y americano. Es un vino serio, de cuerpo medio-alto y con un potencial de guarda de 12 años.

 

¿Disfrutaste el tour de viñedos? Esperamos que así haya sido y que puedas dejarnos un breve comentario. Hasta una próxima oportunidad.

¿Qué piensas?

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

5 Pueblos Mágicos De Guanajuato Que Tienes Que Visitar

TOP 6 Pueblos Mágicos De Veracruz Que Tienes Que Visitar