in

40 comidas típicas de Brasil que debes probar

Brasil tiene una destacada gastronomía apuntalada por su diversidad cultural de herencia portuguesa, europea, aborigen y africana.

Sigue leyendo para que conozcas 40 comidas típicas de Brasil, que tienen todo el sabor de la selva, el mar, los ríos, las montañas y de los llanos de esta inmensa nación sudamericana.

1. Churrasco gaucho

Es uno de los platos típicos del sur de Brasil, especialmente en el estado de Río Grande do Sul, uno de los principales graneros y productores de carne de la nación.

Era la comida fuerte por excelencia de los gauchos (los vaqueros brasileños) después de sus arduas jornadas acarreando ganado. Ahora es un plato que los turistas siempre prefieren cuando visitan Brasil.

Se prepara con una pieza de picanha (solomillo) y suficiente sal gruesa. Se corta la pieza en churrascos de 4 cm de grosor, que se van ensartando en un pincho o chuzo metálico. Primero se insertan las piezas grandes y después las más pequeñas, ya que estas se cocinarán más rápido y podrán sacarse fácilmente del pincho.

El ensartado y la cocción se hacen poniendo la cubierta de grasa de los churrascos mirando hacia el mismo lado, con los pinchos a aproximadamente 40 cm de las brasas. Al comenzar a sudar la carne se añade sal gruesa y se extiende con la mano sobre las piezas. Se cocina por 20 minutos por cada lado eliminando las llamas que se levanten.

2. Vatapá

Platillo tradicional de la gastronomía de Bahía donde se come para acompañar los acarayés (bollos de judías y camarones).

El vatapá puede hacerse con camarones frescos y secos, bacalao en salazón y carne de ternera. Tiene la textura de una crema y también es popular en el estado de Pará.

Para preparar la receta con 100 gramos de camarones secos se requieren 4 panes, 2 tazas de leche de coco, 2 cebollas, 2 pimientos morrones, un tomate, un poco de cilantro, una cucharada de jengibre rallado, 50 gramos de castañas, 50 gramos de maní, sal y pimienta al gusto.

Se pone a remojar el pan en la leche de coco hasta que se deshaga, luego se licúa y se reserva en una cacerola. Aparte se licúan las cebollas, los pimientos, el tomate, el cilantro, la castaña, el maní y el jengibre. Se salpimienta y se vierte en la cacerola con la mezcla de pan y leche de coco. Se incorporan los camarones secos y se cocina por 20 minutos a fuego bajo (si la leche de coco se quema, amarga el platillo) removiendo hasta que espese.

3. Pirarucú de casaca

El pirarucú es el segundo pez de agua dulce más grande después del esturión beluga, pudiendo alcanzar 250 kilos de peso.

La presente receta lleva un kilo de pirarucú salado, 5 plátanos maduros, 200 gramos de harina de mandioca, 200 cc de aceite de oliva y de leche de coco, 2 cebollas y 4 papas grandes, 4 tomates y un pimiento pequeño.

Se deja el pescado en remojo de un día para otro en el refrigerador y al día siguiente se hierve por 15 minutos en agua limpia. Se escurre, desmenuza y se reserva.

Se pica la cebolla, el tomate y el pimiento en trozos pequeños y se saltea en el aceite de oliva hasta que suavicen. Se agrega el pescado desmenuzado y se deja freír por minutos agregando la mitad de la leche de coco para que se mantenga húmedo. Se mezclan la harina y el resto de la leche de coco para hacer unas migajas. Se fríen los plátanos y las papas y en un recipiente para horno se hacen 4 capas (migajas, pescado, plátanos y papas fritas) y se hornea por 10 minutos antes de servir.

4. Quindim

Es un postre típico del noreste brasileño preparado a base de yemas de huevos y coco rallado. Se cree que fue creado en el siglo XVII por esclavos africanos que aprovecharon las extensas plantaciones de coco de esa zona del país.

Para hacer una receta con 5 yemas de huevos se necesitan una taza de coco rallado, una de azúcar, una cucharada de mantequilla y una clara de huevo.

Precalienta el horno a 180 °C y mezcla en un recipiente la mantequilla, el azúcar y el coco rallado. En otro recipiente mezcla las yemas con la clara hasta que queden bien integradas y añádelas a la primera preparación. Mezcla bien.

Pon el contenido en moldes de pastel redondo o de muffins y colócalos en otro más grande con agua para hacer un baño de maría en el horno. Hornea hasta que la parte de arriba de los quindim esté dorada sin que se seque el agua. Enfría, desmolda y lleva a la nevera para comer el postre frío.

5. Acarayé

El acarayé o acarajé es una especie de buñuelo de la cocina afrobrasileña preparado con judías y camarones secos. Se come en Bahía y en el nordeste de Brasil para acompañar el vatapá.

Fueron los esclavos africanos los que introdujeron este platillo al país, una receta relacionada con el candomblé y otras tradiciones religiosas afroamericanas.

Para 4 raciones de acarayés se utilizan 250 gramos de judías de careta (fradinho), 2 cucharadas de camarones secos, una taza de caldo de camarones o pescado, una cebolla, una cucharadita de sal y aceite de palma (aceite de dendé).

Se ponen en remojo las judías y se enjuagan varias veces. Se escurren y se licúan junto con el caldo la cebolla picada en cuadritos, los camarones y la sal, hasta formar una pasta homogénea.

Se calienta media taza de aceite y se fríe la pasta por cucharadas dorando por ambos lados y poniendo las frituras sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Se acompañan los acarayés con vatapá.

6. Sarapatel

El sarapatel es un plato portugués proveniente del Alto Alentejo que los lusitanos preparan con vísceras de cerdo, borrego y cabrito.

Los brasileños del norte del país adoptaron la receta y la hacen con menudos y entrañas de puerco. Suele servirse con arroz y farofa (harina de mandioca).

Para prepararla necesitas un kilo de sarapatel o menudencias de cerdo (lengua, hígado, corazón, tocino, sangre), 4 tomates, 3 cebollas, un pimiento, 5 dientes de ajo, 4 cucharadas de vinagre, 3 hojas de laurel, media taza de aceite, cilantro, cebolla de verdeo al gusto, sal y pimienta.

Aparta un poco de la sangre y lava los trozos de vísceras con bastante limón, poniéndolos a hervir en agua.

Corta los trozos en cubos pequeños, salpimienta y sazona con vinagre, laurel, tomate, cebolla, pimiento, cilantro, cebolla de verdeo y ajos finamente picados, añadiendo un poco de la sangre apartada.

Calienta el aceite y agrega el zarapatel cocinando y revolviendo por 15 minutos. Poco a poco ve añadiendo el resto de la sangre con agua hasta que la preparación esté cocida (30 minutos).

7. Paçoca de amendoim

Es uno de los postres de Brasil más populares consumido especialmente durante la Semana Santa y en la festas juninas (fiestas de junio), tradicionales celebraciones que comienzan el 13 de junio, día de San Antonio, continuando el 24 (San Juan) y el 29 (San Pedro y San Pablo). No debe confundirse con el paçoca de pilão, que es un plato salado a base de carne.

Para preparar varios paçocas solo se requieren 250 gramos de harina de yuca, igual cantidad de maní tostado y 5 cucharadas de azúcar.

Después de precalentar el horno en 180º C, se hornea el maní durante 5 minutos en un recipiente. Tras el horneado, se lleva el fruto seco por un minuto a la licuadora o al procesador de alimentos.

Se añade la harina de mandioca más el azúcar y se continúa procesando por 5 minutos. Esta mezcla se vierte en moldes y se desmolda al endurecerse.

Si no tienes moldes extiende la mezcla en una superficie plana (una capa de 3 cm de grueso) y después cortar en cuadritos.

8. Canjica

Es otro dulce típico de Brasil preparado y consumido durante las fiestas juninas en la región del noreste. Sin embargo, en las panaderías y dulcerías está disponible todo el año.

Sus ingredientes básicos son maíz blanco o verde, leche (normal o condensada), coco rallado y cacahuete.

Una receta típica de canjica lleva 200 gramos de maíz, una lata de leche condensada, 50 gramos de coco rallado y unos 100 gramos de maní.

Se deja remojar el maíz de un día para otro. Al día siguiente se desecha el agua y se pone la semilla en una cacerola junto con la leche condensada, el maní y el azúcar, revolviendo bien hasta formar una mezcla uniforme.

Se incorpora el litro de agua y se pone la cacerola a fuego bajo hasta que el maíz esté blando y la preparación espese. Se agrega el coco rallado, se mezcla bien y se continúa cocinando por otros 5 minutos.

Las canjicas se sirven muy frías con canela molida espolvoreada.

9. Pamonha dulce

La pamoña o pamonha es un tamal dulce común en varios estados brasileños, incluyendo São Paulo, Paraná, Minas Gerais y Tocantins.

Es uno de los símbolos gastronómicos de la ciudad paulista de Piracicaba, donde hacen las pamonhas más famosas del país.

Pequeños empresarios hacían ya para los años 1960 unas 5 mil unidades diarias, para ser distribuidas por todo el estado de Sao Paulo.

El nombre del platillo proviene de la lengua tupi y significa “pegajoso”, por la textura pringosa de la masa adherida a las hojas.

Para 12 elotes tiernos necesitarás una taza de leche de coco y una de azúcar. Retira las hojas de los elotes reservando las mejores para envolver las pamonhas. Desgrana el maíz y licúalo junto con la leche de coco y el azúcar, hasta que se forme una masa uniforme.

Coloca una porción de masa en una de las hojas de maíz reservadas, envuelve bien y amarra con hilo de cocina o con tiras delgadas de hoja de elote. Hierve agua y cocina las pamonhas durante una hora, retirándolas tan pronto estén listas. Escúrrelas y cómelas frías o calientes.

10. Carne de sol frita

En Brasil le dicen carne de sol a los cortes bovinos salados y puestos a secar a los rayos solares por 4 días. Este tipo de carne es llamado de varias formas en el país, incluyendo carne serenada, carne mole, cacina, carne acacimada y carne do vento.

Lo más probable es que la técnica de conservación con sal y calor solar haya sido introducida por los portugueses, debido a que los aborígenes brasileños no tienen tradición de preservar alimentos por largos períodos.

Esta receta lleva 500 gramos de carne de sol, una cebolla, un manojo de cebolla de verdeo y 2 cucharadas de aceite de oliva.

Primero lava la carne para eliminar el exceso de sal y córtala en cuadritos. Pica la cebolla en rodajas, lava y pica la cebolla de verdeo, calienta el aceite de oliva en una sartén y pon a freír los vegetales con la carne por 3 minutos. Remueve la preparación y continúa friendo por otros 3 a 4 minutos. Sirve la carne de sol frita con arroz blanco y una ensalada.

11. Buchada de bode

Si vas al nordeste de Brasil no puedes dejar de probar esta exquisitez de la cocina nacional, popular sobre todo en los estados de Pernambuco y Ceará.

El nororiente del país es asiento de una intensa ganadería caprina, por lo que resulta natural que uno de los emblemas de su cocina sea un platillo hecho con las partes más baratas de la cabra. Aun así, se puede hacer buchada con cualquier ganado y las versiones de res y cordero también están disponibles.

Es un platillo parecido al haggis escocés. El hígado, riñones, pulmones, intestinos y demás vísceras de la cabra, junto con la sangre, se introducen en una bolsa hecha con el estómago del mismo ejemplar, la cual es cosida y cocinada.

En la ciudad de Recife, capital de Pernambuco, hay muchos restaurantes de comida típica brasileña donde puedes degustar una buchada de bode.

12. Feijão tropeiro

Este plato a base de frijoles, tocino y harina de yuca, es una de las comidas típicas de Brasil, particularmente en São Paulo, Minas Gerais, Goiás y Mato Grosso. También puede preparase con carne seca y chicharrón de cerdo.

En Brasil les decían tropeiros a los conductores de carruajes tirados por burros y caballos y este era uno de sus platos favoritos en las travesías.

Lleva 200 gramos de tocino, 500 gramos de frijoles morados, 200 gramos de harina de mandioca, 5 huevos fritos y picados, 5 dientes de ajo machacados, 1 cebolla picada, 2 cucharadas de manteca de cerdo y perejil, cebolla de verdeo, sal y pimienta al gusto.

Se cocinan y reservan los frijoles y se fríe bien el tocino en una sartén junto con el ajo y la cebolla. Se añaden los frijoles y se cocinan por 5 minutos, salpimentando y agregando poco a poco la harina de yuca. Se incorporan los huevos picados, el perejil y la cebolla de verdeo. Se come con salchichas caseras y repollo estofado.

13. Moqueca de pescado y camarones

La moqueca es un cocido de pescado que se hace a fuego bajo para no añadir agua. Se conocen dos versiones: la moqueca bahiana en el estado de Bahía y la moqueca capixaba, que es un plato emblemático del estado de Espíritu Santo. La primera mención documental del platillo data de 1534.

Esta receta se prepara con 4 filetes de mero de 225 gramos cada uno, medio kilo de camarones crudos y pelados, 2 cucharadas de aceite de oliva y 2 de aceite de palma, una cebolla finamente picada, medio pimiento verde cortado en cubitos, un tomate picado, 4 dientes de ajo finamente picados, una taza de leche de coco, un limón, ají molido, sal y pimienta al gusto.

Condimenta el pescado con sal, pimienta y jugo de limón y marínalo por 15 minutos en el refrigerador. Sofríe en aceite de oliva la cebolla, el ajo, el tomate y el pimiento, hasta que ablanden. Añade el aceite de palma, el pescado, los camarones, la leche de coco, el ají molido, la sal y pimienta al gusto y cocina a fuego medio-bajo por 8 a 10 minutos. Sirve con arroz blanco.

14. Barreado paranaense

Es la comida que simboliza al estado de Paraná y proviene del archipiélago portugués de Las Azores. También es llamada carne barreada y llegó a Brasil con los portugueses que colonizaron la costa paranaense en el siglo XVI.

Según el registro documental más antiguo, el primer barreado brasileño se hizo en la población de Guaraqueçaba, en el litoral de Paraná.

La receta consiste en uno o varios tipos de cortes magros de carne de res sazonados con tocino de cerdo, ajo, cebolla, pimiento, comino, laurel y otros condimentos al gusto, cocinados lentamente en una gran vasija de barro (incluso por 20 horas) hasta que se desmoronen. Se come habitualmente con rodajas de plátano y arroz blanco.

El barreado paranaense fue adoptado durante la colonia por los caboclos (nombre dado en Brasil a los mestizos de europeo con indio) que vivían en las faldas de la Sierra do Mar, frente a la costa de Paraná.

Posteriormente se convirtió y se mantiene en un platillo asociado al Carnaval. En Portugal, la primera referencia de la receta data de mediados del siglo XIII.

15. Filete Osvaldo Aranha

El expresidente brasileño de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU en los años 1940, Osvaldo Aranha, siempre ordenaba un filete con mucho ajo en su restaurante favorito de Río de Janeiro, que acompañaba con papas fritas, arroz blanco y farofa de huevos. Los mesoneros llamaron al platillo: “filete Osvaldo Aranha”.

Para 4 filetes de rib eye de 225 gramos c/u necesitarás 4 dientes de ajo finamente rebanados, una cucharada de aceite de oliva, 2 de mantequilla, un puñado de perejil finamente picado, sal y pimienta al gusto.

Se calienta el aceite de oliva con una cucharada de mantequilla y se sellan los filetes sazonados con sal y pimienta por entre 2 y 4 minutos por cada lado.

En una sartén pequeña se derrite la otra cucharada de mantequilla y se fríen los ajos hasta que apenas se doren. Se bañan los filetes con el ajo y se espolvorean con perejil.

El restaurante Cosmopolita continuó preparando el ahora popular filete después de la muerte del político en 1960. La dirección es Travessa do Mosqueira 4, Lapa, Río de Janeiro.

16. Pastel de Goiás

Goiás es un estado del centro de Brasil cuya capital es Goiânia, que se caracteriza por su potente agricultura, ganadería e industria maderera.

Uno de los platos típicos goianos es un pastel salado y redondo que se sirve caliente. Los hay de diversos tamaños, desde 15 hasta más de 30 cm de diámetro.

El relleno puede variar, aunque se hacen predominantemente de solomillo, pechuga de pollo y pernil de cerdo. Sin embargo, no existe una receta definida y es una manera de aprovechar los sobrantes de carne, pollo, cerdo, pavo, embutidos y fiambres que quedan de otras comidas.

Anteriormente era llamado empanada de Goias, cambiando al más correcto nombre de pastel.

Aparte de la carne lleva queso, aceitunas en salsa de tomate y trozos del palmito amargo de guariroba, palmera nativa de Brasil. Algunas versiones contienen huevo, maíz verde, pimientos y otros vegetales.

Suele servirse en celebraciones y eventos festivos como bodas, cumpleaños y aniversarios

17. Maniçoba

El ingrediente principal de esta receta son las hojas de la yuca amarga, que frescas contienen ácido cianhídrico en proporciones tóxicas. Para eliminarlo, se muelen y cocinan durante varios días.

El plato fue inventado por esclavos para mezclar con las menudencias de carne que sobraban de la comida de sus patrones.

Las hojas cocidas y liberadas del tóxico se mezclan con carne de res o de cerdo y otros ingredientes en salazón y ahumados.

El platillo también es llamado fijada paraense por ser típico del estado de Pará. Habitualmente se come con harina de mandioca, arroz blanco y pimienta. Es uno de los platos principales en las fiestas de Cirios de Pará y también es popular en el estado de Sergipe.

En el Museo de la Gente Sergipana, en la ciudad de Aracaju, capital estatal, hay un espacio dedicado al manicoba que destaca su importancia para la cultura local y la transmisión del método de elaboración de padres a hijos.

El platillo está presente también en la gastronomía de la región del Recóncavo Bahiano, particularmente en los municipios de Santo Amaro y Cachoeira.

18. Goaibada

La goaibada es un postre tradicional de la dulcería local hecho de pasta de guayaba y Queijo Minas Frescal, un queso de varias presentaciones utilizado para hacer el popular pan de queso con el lácteo y harina de mandioca.

La goaibada se elabora tanto artesanal como industrialmente y en su forma básica se hace con la pulpa del fruto, azúcar y agua.

La presentación artesanal suele ser en cajas de madera cuadradas, mientras que la industrial es generalmente en envases redondos.

El Queijo Minas Frescal es fabricado con leche de vaca y vendido en 4 formas: queijo padrão (queso estándar), frescal (fresco), meia-cura (semi-curado) y curado.

Esta receta fue introducida en la gastronomía brasileña por inmigrantes búlgaros.

19. Pacú negro a la parrilla

El pacú negro, también llamado cachama negra, cherma y tambaqui, es un pez de la cuenca del Amazonas que puede pesar hasta 35 kg. Es una especie migratoria que viaja grandes distancias y cuya carne es apreciada por su calidad.

Lo ideal sería que comieras un pacú fresco de vida silvestre capturado en el río, pero si solo consigues el de criadero en el supermercado la receta también irá bien.

Para un ejemplar de aproximadamente kilo y medio necesitarás 50 gramos de manteca, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal, pimienta, orégano, tomillo, miel, mostaza y limón al gusto.

Abre el pescado por la mitad, límpialo y lávalo bien. Luego le pones sal y pimienta y lo pincelas interiormente con aceite.

Comienza a cocinar el pescado a la brasa con la carne hacia abajo mientras preparas un aderezo con los demás ingredientes. Cuando el cuero del pez se sienta caliente, voltéalo y pincela la carne con el aderezo. Pincela cada 4 a 5 minutos hasta que esté cocido.

20. Rodilla de cerdo

El territorio que forma el estado brasileño de Santa Catarina tuvo una intensa colonización europea, especialmente proveniente de Italia, Alemania, Portugal y Polonia, que marcó la gastronomía de la región.

La mezcla de la cocina europea con la nativa permitió crear en Santa Catarina una de las gastronomías más ricas de Brasil.

Los alemanes llevaron su pasión por el cerdo y la producción porcina es fuerte en el estado. Uno de los manjares de Santa Catarina con huella alemana es la rodilla de cerdo con chucrut, preparado con las patas delanteras del animal aderezadas con una mezcla de especias y horneada durante horas.

El acompañante obligado es el chucrut, la col fermentada típica de la cocina alemana.

Florianópolis, capital de Santa Catarina, no solo es la ciudad brasileña con mayor Índice de Desarrollo Humano, también tiene los mejores restaurantes del país para comer rodilla de cerdo con chucrut al más auténtico estilo alemán-brasileño.

21. Pollo en salsa marrón

Platillo típico de la ciudad de Belo Horizonte, capital del estado de Minas Gerais. Querrás disfrutarlo en un restaurante porque si decides prepararlo tendrás que matar un pollo y recolectar su sangre.

Además de un pollo grande y su sangre (que debe mezclarse con 3 cucharadas de vinagre para que no cuaje), la receta lleva 2 cebollas, 2 tomates, un pimiento grande, un tallo de cebolla de verdeo, una cucharadita de pimentón en polvo, 6 dientes de ajo, 2 cubitos de caldo de pollo pulverizado, 4 cucharadas de aceite, agua, sal y pimienta al gusto.

Sazona los trozos de pollo con sal, pimienta y ajo y fríelos en aceite hasta que doren. Añade los vegetales picados, los demás ingredientes y cubre con agua, cocinando por 2 horas o hasta que suavice (verifica que no se seque). Cuando el pollo esté tierno, agrega la sangre y cocina por 10 minutos más. Sirve con arroz blanco y una ensalada verde.

22. Sopa Leão Veloso

El diplomático, Pedro Leão Veloso, Ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Getulio Vargas, llevó este platillo a Brasil después de probarlo en Marsella (Francia).

Lleva 400 gramos de calamares, 400 de pulpo, 100 de filete de pescado, 80 de camarones y 60 de mejillones. Además, 100 cc de salsa de tomate, 100 de caldo de pescado y 300 de agua, más una cebolla, un pimiento, ajo, pimienta y sal al gusto.

Cocina en agua los frutos del mar por separado desechando los líquidos. Júntalos en una cacerola, agrega el caldo de pescado, la salsa de tomate y los demás ingredientes y cocina por 10 minutos.

Las marisquerías de Río de Janeiro tienen en el menú la sopa Leão Veloso con recetas que han sido desarrolladas en los últimos 50 años, algunas con langosta, langostinos, cangrejo y otros ingredientes marinos.

La sopa de Umas & Ostras, restaurante en Rua Barao de Mesquita, 235, Tijuca, Río de Janeiro, es espectacular.

23. Chuletas de cerdo con arroz

Receta típica de Minas Gerais, el gran estado brasileño productor de minerales. Alcanza para 5 porciones y se prepara con un kilo de chuletas de cerdo, 1 ½  tazas de arroz, un pimiento cortado en tiras, media taza de cebolla rallada, un limón, aceite, 1 ½  tazas de caldo, agua, sal y pimienta al gusto

Sazona las chuletas de cerdo con el jugo de un limón fresco, sal y pimienta, media hora antes de hacer el platillo y reserva en el refrigerador. Fríe las chuletas hasta que estén doradas por ambos lados colocándolas en un recipiente para horno cuando estén listas.

Escurre la grasa de la sartén dejando más o menos una cucharada y fríe la cebolla hasta que se dore. Añade al recipiente de las chuletas el caldo y una taza de agua, agregando finalmente el arroz lavado y escurrido y la cebolla frita. Tapa con papel de aluminio y lleva al horno por 40 a 50 minutos a fuego medio. Cuando falten unos 10 minutos para terminar, rectifica la sal y la pimienta y añade el pimiento en tiras.

24. Sopa de pirañas

Una de las comidas típicas de Brasil en Mato Grosso do Sul y otros estados.

Es una sopa de pirañas con textura de crema que lleva 3 de estos peces limpios, 2 cebollas, 2 tomates, un pimiento picante, 3 cucharadas de soja, medio kilo de mandioca rallada, agua, cilantro, sal y limón al gusto.

Se cortan las pirañas por la mitad, se lavan con limón, se sazonan con sal y se reservan.

Se pone a calentar aceite en un caldero a fuego bajo y se estofa el pescado, añadiendo los vegetales en trozos grandes y 3 litros de agua. Cocina hasta que las pirañas se fundan.

Se cuela la preparación y se retorna el líquido al caldero agregando la mandioca rallada y la soja e hirviendo por 6 minutos. Finalmente se le pone cilantro picado.

25. Bombón de vainilla con cupuassu

El capuassu es una planta de la Amazonia cuya pulpa es blanca y rica en pectina y fósforo. Es ampliamente utilizado en dulcerías y en el estado de Bahía preparan un bombón que lleva una lata de leche condensada, 2 yemas, una cucharadita de vainilla, una taza de la pulpa del fruto, 2 tazas de azúcar, agua y 500 gramos de chocolate negro.

Se calienta una sartén y se hace un dulce con la pulpa de cupuassu, ¼ de taza de agua y el azúcar. Se hace una masa calentando la leche condensada, las yemas y la vainilla en otra sartén, revolviendo hasta que se suelte del fondo. Se hacen bolitas con la masa rellenándolas con dulce de cupuassu y finalmente se espolvorean con azúcar y se sumergen en chocolate derretido.

26. Pollo picante

Receta paulista elaborada con pimiento dedo de moca, una especie de chile muy versátil de América del Sur empleado en platos de carne, aves y frutos del mar.

Para 400 gramos de pechuga de pollo se requieren 2 pimientos dedo de moca, un limón, 200 gramos de champiñones, 2 dientes de ajo, 4 cucharadas de aceite, una cucharada de azúcar morena, un poco de albahaca fresca y sal al gusto.

Lava la pechuga de pollo con jugo de limón y agua, pícala en cubitos y reserva. Corta los pimientos horizontalmente y retira las semillas.

Machaca los pimientos en un mortero junto con el azúcar morena y los dientes de ajo, hasta que se integren. Calienta aceite en una sartén honda y saltea los cubitos de pechuga sin dejar que se doren. Agrega los champiñones y saltea por unos minutos más añadiendo la pasta de pimientos y revolviendo. Pon sal al gusto y continúa cocinando hasta que el pollo esté tierno. Apaga el fuego, agrega las hojas de albahaca y sirve con arroz blanco.

27. Pitus en coco

Para un kilo de pitus, langostino muy apreciado en la cocina de Espíritu Santo y otros estados, se necesitan 2 dientes de ajo, 2 cebollas picadas, 3 cucharadas de cilantro picado, una cucharada de cebolla de verdeo picada, 3 tomates sin piel ni semillas picados, 2 cucharadas de aceite de oliva, un pimiento picante triturado y sin semillas, una taza de virutas de coco, una cucharada de colorante de achiote, jugo de limón y sal al gusto.

Limpia los pitus quitándoles la cabeza y la concha, lávalos con agua y limón y reserva. Mezcla bien en una cacerola el aceite de oliva con 2 cucharadas de jugo de limón, el colorante de achiote y los ingredientes vegetales (excepto el coco), salando al gusto. Añade a la cacerola los pitus y las virutas de coco y cocina a fuego medio-alto revolviendo ocasionalmente hasta que los langostinos de río estén tiernos y cocidos (15 a 20 minutos).

28. Rissoto de pollo

Receta llevada al estado de Santa Catarina por inmigrantes italianos que junto a alemanes, portugueses y otros migrantes, han contribuido a darle un perfil marcadamente europeo a la cocina barriga verde (gentilicio cariñoso de los catarinenses).

Se prepara con un pollo en trozos, preferiblemente de corral, 2 tazas de arroz, 4 tomates medianos, una cebolla grande, 2 zanahorias medianas, 15 vainas de judías verdes, un puerro mediano, 2 cucharadas de aceite de oliva, agua, perejil, cebolla de verdeo y sal al gusto.

Calienta el aceite de oliva en una cacerola y saltea los trozos de pollo junto con la cebolla y el puerro picado. Agrega medio litro de agua y sal al gusto y mantén al fuego. Añade los demás aliños vegetales finamente picados y finalmente el arroz, cocinando a fuego bajo hasta que el cereal esté a punto.

29. Costillas de oveja con arroz

Río Grande do Sul es un estado brasileño de gran vocación agrícola y ganadera, incluyendo el ganado ovino.

Uno de sus platos típicos son las costillas de oveja con arroz, para el que se necesitan un kilo del corte limpio y picado en trozos, una taza de arroz, una cebolla grande picada, un pimiento morrón picado, una cucharadita de pimiento en polvo, 2 cucharadas de ajo en puré, una ramita de albahaca, 2 cucharadas de aceite, agua, sal y pimienta al gusto.

Coloca las costillas en un tazón, prepara una mezcla con el ajo, pimiento en polvo y sal al gusto y frota la carne con esta pasta. Calienta el aceite a fuego alto en una sartén y pon a dorar la carne revolviendo ocasionalmente para evitar que se pegue. Agrega la albahaca y sigue cocinando hasta que las costillas estén tiernas (media hora aproximadamente).

Agrega la cebolla picada y deja que se dore ligeramente. Añade el arroz friéndolo unos minutos mientras revuelves constantemente. Incorpora 2 tazas de agua hirviendo, el morrón picado y pimienta al gusto. Cocina hasta que el arroz esté hecho.

30. Manjubinha frita

La manjubinha, también llamada manjuba, pititinga y ginga, es un pez brasileño de aguas dulces y salobres. Es característico de la laguna de Manguaba, estuario del estado brasileño de Alagoas formado por el río Paraíba do Meio al desembocar en el océano Atlántico.

La manjubinha se come frita y es una de las comidas típicas de Brasil fáciles de hacer.

Para una buena fritada con un kilo de pescaditos se requiere aceite vegetal, harina de yuca, varios limones, cilantro fresco, una cebolla, sal y pimienta al gusto.

Limpia el pescado dejándole la cabeza, lávalo con jugo de limón, escúrrelo y resérvalo. Mezcla el jugo de 2 limones con la cebolla rallada, el cilantro picado, sal y pimienta al gusto, dejando marinar por 15 minutos.

Escurre el pescado, pásalo por harina de yuca y fríelo en suficiente aceite hasta que quede crujiente. Escurre la grasa en exceso sobre papel absorbente y sirve con limón y salsa a la pimienta.

31. Costillas de cerdo con yuca

Las costillas de cerdo con mandioca son un plato típico de Río de Janeiro y muchos cariocas lo disfrutan como una potente comida de fin de semana.

Una receta típica lleva un kilo de costillas, ¾ de kilo de mandioca (yuca) cocida, una cebolla picada, 2 tomates si semilla picados, un manojo de perejil picado, una taza de caldo, 2 dientes de ajo, un limón, 3 cucharadas de aceite, sal y pimienta al gusto.

Sazona las costillas con jugo de limón y pon a dorar el ajo en una sartén con aceite caliente. Añade las costillas y fríelas hasta que estén doradas. Sazona con sal y pimienta y agrega el caldo manteniendo al fuego hasta que la carne esté cocida y tierna.

Añade la mandioca cocida, la cebolla y el tomate y cocina por 10 minutos a fuego bajo. Agrega el perejil y apaga el fuego. Sirve caliente.

32. Carne Rellena Minera

Minas Gerais es un estado minero por excelencia y este es uno de los platillos favoritos de los trabajadores.

Lleva 2 kg de lomo de cerdo, 5 hojas de col rizada, una taza de caldo de verduras, ½ taza de aceitunas verdes picadas, 2 tazas de harina de maíz, 100 gramos de margarina, medio pimiento dedo de moca picado y sin semillas, una cebolla, medio pimiento rojo picado, 2 dientes de ajo picados y limón, perejil, sal y pimienta al gusto.

Primero, corta el lomo en un filete, ponlo en un tazón, sazona con sal y limón, tápalo y guárdalo en el refrigerador.

Derrite la margarina en una sartén grande, dora el ajo y la cebolla y saltea los pimientos. Añade la harina de maíz, las aceitunas, perejil, sal y pimienta al gusto, removiendo hasta que la harina se integre.

Escalda la col, escúrrela y extiéndela sobre la carne. Distribuye la mezcla con la harina sobre el filete y enrolla la carne atando con hilo de cocina grueso. Coloca el rollo en una fuente de horno aceitada, rocíale el caldo, cubre con papel de aluminio y hornea durante 40 minutos en horno precalentado.

33. Tucunaré horneado

Plato típico del estado de Amapá, entidad federativa del norte de Brasil limítrofe con la Guayana Francesa.

En los ríos de Amapá hay peces exóticos como el tucunaré o pavón, que los amapaenses preparan asado, frito, guisado, horneado y relleno.

El tucunaré vive en la cuenca amazónica y se extiende hasta Panamá y la mayoría de los pescados destinados a la cocina pesan entre 1 y 3 kilos, aunque hay ejemplares que superan los 10 kilos.

Una sabrosa manera de comerlo es horneándolo con ajo, cebolla blanca, pimiento (dulce y picante), cebolla de verdeo y vino blanco.

Se limpia y lava el tucunaré con jugo de limón, agua y se reserva. Se pican el ajo, las cebollas y los pimientos y se sofríen por minutos en una sartén caliente con aceite de oliva, añadiendo una taza de vino blanco, jugo de limón, sal y pimienta al gusto.

Se pone el pescado en una fuente de horno, se cubre con el aderezo, se tapa con papel de aluminio y se hornea hasta que esté tierno y cocido.

34. Merluza en salsa de camarones

Maranhão es un estado del norte de Brasil con 640 km de costa atlántica, siendo la segunda unidad federativa con mayor litoral solo superada por Bahía.

Una de las comidas típicas de Brasil en Maranhão es la merluza en salsa de camarones, un platillo preparado con la pesca del día que mezcla deliciosas texturas, aromas y sabores.

Es un plato que puedes disfrutar en las marisquerías de São Luís, la capital del estado o preparar con un kilo de filetes de merluza y 200 gramos de camarones. Necesitarás además una cebolla grande picada, un tomate picado, 2 dientes de ajo picados, aceite, limón y cebolla de verdeo, ajo en polvo, sal y pimienta al gusto.

Sazona los filetes con sal, jugo de limón y ajo en polvo y déjalos marinando por 30 minutos. Calienta una sartén con aceite y saltea el tomate, la cebolla y los ajos picados. Incorpora los filetes de merluza y cuando estén casi cocidos añade los camarones. Cocina por 10 minutos más sin dejar que la salsa se seque. Sirve con arroz blanco y una ensalada.

35. Rubacao paraíbano

El rubacao es uno de los platos más deliciosos de Brasil, típico de Paraíba, estado brasileño del noreste con litoral en el Atlántico. Habitualmente se prepara con charqui o carne de sol o una mezcla de ambas.

La siguiente receta lleva 150 gramos de charqui, 100 gramos de carne de sol, un salchichón de pepperoni ahumado, 2 cucharadas de mantequilla, una taza de arroz blanco cocido en agua con sal, ½ kg de judías verdes cocidas en agua con sal, un tomate, una cebolla, ½ pimiento picante, un poco de cilantro, una taza de crema agria, una taza de leche y 150 gramos de requesón.

Mezcla las judías y el arroz cocinados en agua con sal y agrega la leche. En una sartén derrite la mantequilla y escalfa el charqui, la carne al sol y el salchichón cortados en trozos. Pica en trozos pequeños el tomate, la cebolla, el pimiento y el cilantro e incorpóralos a la sartén revolviendo y dejando saltear un poco. Añade las judías con arroz y el requesón y deja que este se derrita. Agrega la crema, revuelve y apaga.

36. Arroz con capote

Piauí es un estado brasileño del nordeste cuyo nombre significa en la lengua de los aborígenes tupíes: “río de peces pequeños”. Es una de las unidades federativas del país donde puede apreciarse el contraste entre el Brasil opulento de Río de Janeiro y Sao Paulo, con las condiciones de los estados más pobres y aislados.

En Piauí, la gastronomía está estrechamente ligada a los animales criados por los vecinos, cazados en el monte o pescados en el mar o río. Una de estas especies que los pauienses tienen en sus corrales es la gallina de Guinea, a la que llaman capote, un símbolo de su cocina.

El arroz con capote se prepara con una gallina de Guinea troceada, carne que sabe a faisán. Es más dura que la gallina de corral normal por lo que necesita más tiempo de cocción.

La receta también lleva arroz blanco preparado al té, tomate, cebolla, pimiento verde, perejil, cebolla de verdeo, cilantro fresco, semillas de cilantro, ajo, orégano, comino, laurel, vinagre y vino blanco.

37. Caldeirada de pescado

En el centro-oeste de Brasil, haciendo frontera con Bolivia, se encuentra el estado de Rondonia.

Uno de los platos más ricos del estado es la caldeirada, un estofado que preparan principalmente con pescado de río como pavo real y tambaqui (pacú negro). Estas caldeiradas suelen hacerse grandes para que coma toda la familia y varios invitados.

Usualmente llevan filetes de pescado, papas, huevos cocidos, tomate, cebolla, ajo, hierbas aromáticas y especias, coloreando con achiote (urucú) y engrosando la preparación con harina de mandioca.

Un acompañante común de la caldeirada es el pirão, una popular papilla brasileña a base de harina de mandioca y caldo de pescado, aunque las hacen también con caldo de frijoles, legumbres, camarones, carne o arracacha (apio criollo, zanahoria blanca).

38. Cangrejo estilo Sergipe

El estado de Sergipe es el más pequeño de Brasil con apenas 21.910 km2, pero su suelo es fértil.

Los sergipanos son aficionados a comer cangrejos y en el estado los hay de agua salada y dulce, en todos los tamaños y colores.

Son habituales las reuniones de familiares y amigos para comer el crustáceo, donde el instrumento que no puede faltar es un martillo para golpear el caparazón de los más grandes y extraerles la carne.

Un buen lugar para comer cangrejos en la ciudad de Aracaju, capital del estado, es el restaurante Duna Beach, a pie de playa, con una vista espectacular en la rodovía Dos Náufragos.

Para acompañar los cangrejos puedes beber cerveza fría, pero si quieres un exótico jugo local, prueba el de mangaba, la fruta más popular del estado y también empleado para hacer helados, jugos, dulces y una bebida vinosa.

39. Pescado en leche de coco babasu

Esta es una de las recetas más exquisitas del estado de Tocantins, unidad federativa de Brasil en la parte central del país. Su ingrediente más exótico es la leche de fruto del babasu, una palma también llamada cusi originaria de la Amazonia.

Es un fruto muy versátil que aparte de su uso gastronómico se utiliza para elaborar un aceite empleado en la cosmetología y para fabricar biodiesel.

La receta se prepara con un pescado de río que se limpia, se pica en trozos y se hierve junto con tomate, cebolla, ajo, pimiento picante y hierbas aromáticas. Después de que los vegetales han formado una salsa con el pescado, se añade la leche de coco revolviendo constantemente para que no se corte.

40. Caipiriña para acompañar

La caipiriña es la bebida nacional de Brasil que los brasileños preparan con la actitud de una ceremonia.

Es un coctel que en su receta auténtica lleva 4 ingredientes: cachaza (aguardiente de caña de azúcar), lima, azúcar y hielo. Sin embargo, el combinado se ha hecho tan popular en todo el mundo que hay variantes con vodka, pisco, granadina, jugos de frutas y fruta triturada.

Se sirve con un sorbete ya que la idea es beber el líquido de la parte inferior del vaso, donde se concentra el jugo de lima y el azúcar, dando un gusto más integral a cada trago.

La caipiriña fue creada en el siglo XIX por los terratenientes de la zona de Piracicaba, en el estado de São Paulo, una región fuertemente ligada a la caña de azúcar, para amenizar sus fiestas y celebraciones.

El nombre data de comienzos del siglo XX y proviene de caipira (término relacionado con los habitantes de los bosques) y “curupirinha”, un demonio vinculado con la ebriedad.

¿Qué es la feijoada?

Las 5 expresiones culturales brasileñas más conocidas en el mundo son el fútbol, la samba, el Carnaval, la caipiriña y la feijoada.

En la comida típica de Brasil, feijoada es sinónimo de tradición y encuentro familiar. Un platillo de carne de cerdo con frijoles negros acompañado de arroz blanco y naranjas, que fue creado por los esclavos durante la época colonial para aprovechar las sobras de las comilonas de sus patronos.

¿Cómo hacer feijoada brasileña?

Puedes preparar la comida más conocida de Brasil con una combinación de cortes de cerdo (lomo, costilla, chorizo y panceta), los cuales se cortan a tamaño adecuado y se fríen a fuego medio en poco aceite.

Se precocinan y escurren los frijoles negros y se prepara un sofrito de vegetales y especias con ajo, cebolla, tomate, pimiento, laurel, sal y pimienta.

A continuación se mezclan las carnes con los frijoles y se añade el sofrito, cocinando hasta que los granos estén tiernos. Se acompaña con arroz blanco hervido y naranjas.

En el siguiente video aprenderás cómo hacer el platillo más famoso de Brasil:

¿Qué se puede comer en Río de Janeiro?

La antigua capital del reino de Portugal, el imperio de Brasil y la república brasileña, es la principal referencia cultural y turística del país amazónico y una de sus fortalezas es su rica cocina.

En Río tienes una amplia variedad de opciones para comer que incluyen los platos nacionales más icónicos como la feijoada y la picanha al estilo gaucho, así como clásicos de la cocina carioca como el filete Osvaldo Aranha, la sopa Leão Veloso, el bacalao Gomes de Sá, el pastel de palmito, la feijoada carioca y el estofado de Chuchu.

Postres típicos de Brasil

El quindim, la goaibada, la canjica, la paçoca de amendoim y el bombón de vainilla con cupuassu, son algunos de los mejores postres de Brasil.

Otros deliciosos dulces brasileños son las cocadas, los brigadeiros, el cuscuz branco, el pe de moleque, el bejinho y la cartola.

Bebidas típicas de Brasil

La caipiriña es la bebida más conocida de Brasil, pero hay otros deliciosos y refrescantes cocteles brasileños como la batida de coco (ron blanco con leche de coco, leche condensada y azúcar), batida de maracuyá (ron blanco con jugo de maracuyá y azúcar) y capoeira (ron blanco con licor de cacao y leche condensada).

Entre las bebidas sin alcohol, los jugos con las exóticas frutas brasileñas (caju, acaí, acerola, cajá) son típicos del país y despiertan un creciente interés mundial.

Comida típica del nordeste de Brasil

La región nordeste de Brasil está formada por los estados de Bahía, Pernambuco, Río Grande del Norte, Alagoas, Ceará, Maranhão, Paraíba, Piauí y Sergipe.

Esta región cuenta con una diversa cocina que incluye ricos platillos como vatapá, acarayé, calapolvo bahiano, moqueca bahiana, buchada de bode, arroz bauçá bahiano, coctel forte beach, sopa de frijoles verdes, muslo destrozado con macaxeira, bacalao en coco y cazuela de conejo.

Comidas típicas de Brasil: gastronomía, historia y superstición

Brasil tiene una población de casi 209 millones de personas, incluyendo unos 15 millones de afrobrasileños.

La población negra conserva las tradiciones africanas de sus antepasados y platos como feijoada, acarayé, vatapá, caruru y moqueca, están ligados a ritos y costumbres afrobrasileñas.

Brasil costumbres y comidas típicas que se mezclan con supersticiones: algunos pueblos aborígenes brasileños mantienen la costumbre de sus antepasados de no comer sus animales totémicos y algunos afroamericanos evitan dejar comida en el plato al creer que puede ser utilizada por sus enemigos.

¿Sabías lo variada y extraordinaria que es la cocina brasileña? Comparte este artículo para que tus amigos también conozcan las 49 comidas típicas de Brasil.

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 50 mejores playas del Caribe que tienes que conocer

15 bebidas típicas de Bolivia que debes probar