in

50 cosas qué hacer en Panamá

Panamá es un país con muchas opciones, por lo que siempre conseguirás algo sano y divertido que hacer. Hoy te mostramos en este post 50 cosas que hacer en Panamá.

1. Visita el Parque Metropolitano

El Parque Metropolitano es un frondoso bosque tropical húmedo, pero con algunos rasgos de bosque tropical seco. Es considerado el pulmón natural del país, un magnífico refugio natural dentro del seno de la ciudad.

Lo que en alguna época fue un vertedero o depósito de restos de aviones militares, es hoy un parque natural con senderos, miradores y un espectacular mariposario.

Son varios senderos entre la fastuosa vegetación. El más largo puede llegar a casi 2 km, cuanto mucho, serían 2 horas de recorrido en una caminata relajada.

Atractivos de parque

Cada sendero permite la observación de aves como el halcón de alas anchas, el perico de pico anaranjado, entre otras.Además de árboles como el roble o cedros. También hay una variada fauna: el perezoso de garganta marrón, el famoso Mono Titi (Tamarino de Geofrfroy), y otros más.

Hay dos miradores. En primer lugar, el Mirador Los Caobos, con 72 ms.n.m. En segundo lugar, el Mirador Cerro Cedro,a 156 m.s.n.m., desde donde se puede ver el océano Pacífico en el Canal de Panamá, Isla Taboga, Ancon Hill y otras cosas geniales más.

Otra atracción es una torre de dosel mecánica de 35 metros de altura; desde ella se pueden observar aves y buena parte del parque. Aquí solo se suben en grupos de cuatro personas más un guía. Para ello, se debe pagar $ 100. Se puede estar 50 minutos en la torre, más dos horas de recorridos por los senderos.

Y si practicas senderismo habitualmente, puedes optar por el carnet de senderismo que asigna el parque durante el año. Si entras aquí, tendrás detalles del costo del carnet, los horarios de acceso y costo para ingresar al parque.

2. Explora el Biomuseo o Museo de la Biodiversidad

Con una infraestructura colorida y poco usual para representar la diversidad faunística, florística de los pueblos de todo el Panamá. El Biomuseo se plantea poner en primer plano la vida y su vasta biodiversidad, todo con la intención de cambiar el modo de ver el mundo como lo conocemos.

El también conocido como Museo de la Biodiversidad es una franca y frontal exposición para mostrar sin adornos el impacto humano sobre la biodiversidad en todos los ámbitos. Nos muestran verdades incómodas para remover la conciencia.

Esta espectacular obra, del conocido arquitecto Frank Gehry, esboza una detallada descripción de la amplia biodiversidad que alberga Panamá, razón por la que es halagada en el mundo.

Tiene alrededor de 1800 especies diferentes de mariposas, especies de flora y fauna endémica (que solo se dan en la región).

Por su parte, el museo se las ha arreglado para generar la sensación de estar abrigado entre su exuberante bosque húmedo. Toda una experiencia que resulta inolvidable y de mucho valor. Una forma de exposición única en la región.

El costo de entrada para adultos extranjeros es de $ 18. Si entras aquí, verás los detalles de los precios y horarios. Puedes optar por el pase de $ 25, que incluye una entrada al Canal de Panamá, y lo mejor, es que eliges el día de visita.

3. Realiza un recorrido por la jungla del Tapón del Darién

La Región del Darién es una frondosa selva tropical con bosques húmedos, pantanales y una extensa biodiversidad en fauna y flora. Se considera uno de los pocos acervos de selva virgen tropical que quedan en el planeta.

Es el punto donde se interrumpe la carretera regional (internacional) que conecta vía terrestre a todo el continente desde Alaska (por el norte) hasta Cabo de Hornos (por el sur). Es por ello que se le conoce con El Tapón Darién.

En el Dairén hacen vida cotidiana cuatro etnias y desde 1983 tienen permitido convivir dos Reservas Indígenas Emberá, quienes fundamentados en la ley, pueden vivir bajo sus propias creencias y tradiciones.

El gobierno panameño, apostando por la conservación del área y todo su acervo natural y cultural, ha declarado a la Región del Dairén como Parque Nacional El Dairén. Por su parte, la Unesco, en el año 1981, la declara Patrimonio de la Humanidad para, posteriormente, pasar a ser Reserva de Biósfera.

Atractivos

El Tapón Dairén es un atractivo para viajeros, turistas, investigadores y científicos. La biodiversidad que aglutina invita a su exploración, valoración, apreciación y disfrute.

Existen dos modalidades para cruzar el Dairén: aérea o terrestre-marítima. De las dos, la segunda alternativa es la preferida por muchos.

Para poder realizar la travesía es esencial registrarse anticipadamente en el Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT).

Realizar el viaje en grupos, siempre subir a embarcaciones o buses oficiales, ser muy claros en las negociaciones por traslados y los destinos.

4. Observa las aves

Panamá es referencia internacional en la práctica de observación de aves. Tiene más de 900 especies de aves registradas en su haber. Es tan así que viven más especies de aves en Panamá que en América del Norte y Canadá.

Las aves se pueden ver a lo largo de la ciudad o en sus islas, también en los lugares destinados para la observación propiamente dicha, como lo son el Parque Natural Metropolitano, el Parque Nacional Darién y el Parque Nacional Chagres.

Esta lista sigue con el Camino de Achiote y, muy especialmente, por el Parque Nacional Soberanía, por ser el predilecto entre la comunidad internacional de observadores de aves, principalmente en la parte norte, en el Camino del Oleoducto.

No quedan por fuera los famosos y espectaculares Quetzales en la Provincia de Chiriquí y su ave más preciada, el águila harpía, en la selva del Darién, por ser su ave símbolo del país.

Principales lugares para avistar aves en Panamá

Panamá en general es reconocido mundialmente en la observación de aves. Los principales lugares destinados son el Parque Nacional Soberanía y el Pipeline, espacios en los que se vive la experiencia de una excursión durante todo el día.

Y si solo dispones de unas horas para disfrutar de esta maravillosa experiencia, puedes hacerlo en el Parque Natural Metropolitano, que es parte del corredor biológico que protege las cuencas y los ecosistemas donde se halla la gran variedad de aves endémicas y migratorias del país y el continente.

Por supuesto, es importante ir bien equipado para el evento, así que recuerda llevar la lista con el registro de aves, unos buenos binoculares, ropa y calzados cómodos.

5. Atraviesa a pie el Istmo de Panamá

El cruce del Itsmo de Panamá es una actividad reconocida a nivel mundial, existe hasta una competencia anual para hacer la travesía en bicicleta. Esa es una historia de aventura y resistencia deportiva.

Pero atravesar el Ismo de Panamá a pie, es otra historia. Tiene raíces en la época colonial, cuando los españoles crean el Camino Real para unir a los poblados panameños (de los lados del Pacífico) con Portobelo (del lado del Atlántico).

En sí, este recorrido es una travesía épica que llama la atención de muchos, por su carga histórica y su importancia comercial. Fue la ruta de abastecimiento de productos europeos en el continente y por donde se trasladaba lo que se enviaría a España de parte del Virreinato del Perú.

La travesía a pie es desde la Ciudad de Panamá hasta la población de Las Cruces, luego se hace parte de la trayectoria en modo fluvial sobre el Río Chagres. Esta ruta se conoce como el Camino de Cruces.

El comité de turismo de Santa Librada realiza las guiaturas y también ofrecen el servicio de alimentación, lo cual se recomienda plenamente.

6. Visita el Refugio de Vida Silvestre de Taboga y Urabá

Una visita al Refugio de Vida Silvestre que abarca espacios de Taboga y de Urabá es infaltable. Es una reserva en biodiversidad para maravillarse y disfrutar de los paseos y el paisaje.

Abarca casi 300 hectáreas y se ubica en San Pedro de Taboga o la hermosa y conocida Isla de las Flores, favorita por sus hermosas playas, en el Golfo de Panamá, a tan solo una hora en lancha desde la ciudad.

Atractivos

El refugio es parada obligatoria de pelícanos, gaviotas y garzas que lo visitan mientras hacen su ruta migratoria en el continente. Son aves que hacen de la isla su hogar temporal y punto de parada para alimentarse y aparearse en los meses de diciembre a julio.

También lo es para una variedad de hermosas mariposas migratorias, las cuales coinciden con otras especies de insectos, anfibios, reptiles y de aves que tienen su hábitat en el refugio.

Otra de las atracciones dentro del refugio es el Sendero Ecológico Las Tres Cruces, con kilómetro y medio de extensión, donde se puede observar la vasta diversidad biológica que aguarda, entre flora, insectos y aves, además de su paisaje.

El sendero tiene su punto de partida en el pueblo para culminar en el espectacular Mirador El Vigía, desde donde se pueden observar y estudiar a los Pelícanos, al igual que apreciar una fantástica vista de la ciudad, de las islas del golfo y de Punta Chame, ya que Taboga es el punto más alto, con 307 m.s.n.m.

La isla es refugio también de especies marinas como variedad de peces tropicales, tortugas, moluscos y sistemas coralinos que existen por los lados del inmenso océano Pacífico.

7. Sube el Cerro Ancón

Cerro Ancón se trata de una colina en medio de la urbe, cubierta por un frondoso bosque seco tropical que ofrece naturaleza, historia y salud. En su tope más alto, tiene una bandera de Panamá.

Para la década de los años 70, el cerro era lugar de una base militar estadounidense, hasta que entraron en vigencia los Tratados Torrijos-Carter.

La entrada es gratuita para todo público y se da acceso a partir de las 7 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Podrás entrar desde el edificio de Administración del Canal de Panamá o por el llamado Centro turístico Mi Pueblito.

Atractivos

En el cerro se puede disfrutar de tucanes, coatíes, venados, armadillos, perezosos y aves, todos ellos junto a una variada flora que se pueden observar al realizar entretenidas caminatas o senderismo.

Posee tres miradores, el más alto de ellos mide 199 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el segundo mirador más alto de Panamá.

Entre sus caminos se pueden hacer paseos en bicicleta, además de recorridos de atractivo histórico.

8. Conoce el Canal de Panamá

Se trata de una obra de ingeniaría con la intención de lograr paso por vía marítima a embarcaciones que transiten desde los lados del océano Pacífico hacia el Caribe y el Atlántico o viceversa.

Es una obra monumental que requirió de grandes esfuerzos, tanto económicos como en materiales, equipos e ingenio. Inicialmente se creyó viable unir los dos océanos, lo que no resultó por las características de los suelos.

En este proceso quedaron muchas vidas, hasta que se construyeron las Esclusas de Miraflores y se creó el Lago Gatún (lago artificial) para alimentarlas.

Atractivos

A través de un show animado por un señor, se explica todo el proceso mientras van pasando navíos grandes del tamaño del emblemático Titanic.

Ver un barco de semejantes dimensiones atravesar una infraestructura como el Canal de Panamá es impresionante. Por ello, hay visitas guiadas a partir de las 8:00 a. m. hasta las 5:00 p. m. Se puede reservar con días de anticipación, así organizarás el paseo.

En esta página consigues realizar las reservaciones, donde también podrás ver el precio actualizado y cancelar la visita hasta 48 antes de la fecha solicitada, con lo que te sale totalmente gratis.

Otra atracción la consigues en el museo, donde hay un simulador en el que se puede ver el paso de los barcos como si se estuviera en la cabina de un carguero.

9. Conoce el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá

Está ubicado en una península rodeada de rocosos arrecifes, inmerso en una mezcla de pasado y presente, con calles angostas y su sello como auténtico barrio.

Es lo que se conoce desde 1963 como el Casco Viejo o el Casco Antiguo de la Ciudad de Panamá, después de que tuvo que ser trasladada de su lugar original al quedar destruida casi en tu totalidad por piratas de la época dirigidos por Morgan.

Pensando en conservar su arquitectura, los destellos de antigüedad restaurados y los nuevos emplazamientos, en 1997 la Unesco lo declara Patrimonio de la Humanidad.

Atractivos

El Casco Viejo de la Ciudad de Panamá es historia con sus ruinas y escenarios arqueológicos. Es cultura que puedes ver paso a paso en el recorrido por las variadas iglesias y museos que tiene. Encontrarás artesanía que puedes comprar al visitar sus plazas y tiendas.

Entre sus atractivos destacan el Museo del Canal Interoceánico, el Museo de Arte Religioso Colonial, Iglesia de La Merced, la Iglesia de San José y el Teatro Nacional de Panamá.

Una parada interesante es la Casa Góngora, con más de 200 años de construida. Es una de las casas más antiguas del país y se puede visitar de lunes a sábado y la entrada es libre.

Y como plus tiene una variedad de restaurantes para degustar de buena comida, bebidas y momentos gratos en sus terrazas, con las vistas de Panamá y sus atardeceres.

Sin dejar por fuera las famosas noches panameñas para disfrutar entre sus calles con el clima fresco y la música al aire libre.

10. Compra un sombrero de Panamá como suvenir

Si hay algo que es conocido dentro y fuera de las fronteras panameñas son los famosos sombreros de Panamá. Están hechos con hojas de palmeras trenzadas.

A pesar de no ser originarios del país, sino del Ecuador, son realmente característicos de la cotidianidad en Panamá.

Con las intensas radiaciones solares que se reciben, un sombrero de estos es ideal para la playa y la ciudad. Además de ser un recuerdo ícono que te recordará claramente tu viaje a Panamá.

Puedes comprarlos en las tiendas El Guacamayo o en EL Farol, que son tiendas que los venden con excelente calidad, aunque algo costosos (de 100 dólares en adelante). Pero los que conseguirás en esas tiendas son de la mejor calidad comparados con los que tienen en las ferias o vendedores ambulantes.

Al momento de comprar, tienes que pedir el Panamá Hat, para diferenciarlo del tradicional sombrero campesino, que es mucho más ancho, con algo menos de estilo.

11. Visita el Museo del Canal Interoceánico

Inaugurado en el año 1997, el Museo del Canal Interoceánico es una institución sin fines de lucro y creado para difundir la memoria histórica de una de las obras más importantes y magníficas en ingeniería de la humanidad: El Canal de Panamá.

El Museo tiene la misión de investigar, interpretar testimonios y documentación referente, conservar las muestras existentes y difundir los acontecimientos alrededor de la construcción del canal, su utilidad e importancia y la ruta interoceánica.

Es, sin duda, una de las 50 cosas qué hacer en Panamá y que no tiene el menor desperdicio. Se pueden apreciar objetos y materiales exhibidos relacionados con su construcción, detalles de su funcionamiento, su labor en la historia de la humanidad y la tecnología.

Con exposiciones permanentes y temporales le muestran al público cómo una embarcación, en cuestión de horas, atraviesa aguas panameñas desde el océano Pacífico al océano Atlántico y viceversa.

Toda esa travesía se hace por el sistema de canales y esclusas construidas con la intención de ahorrar el largo viaje durante tres semanas para navegar.

Las visitas son de martes a domingo, de 9:00 a. m. a 5 p. m. Si entras aquí, podrás ver los costos de entrada por categoría y los números de contacto si deseas realizar la visita en grupo.

12. Ve el atardecer en el Paseo de las Bóvedas

En los alrededores del Casco Antiguo, como un enclave de memorias y paisaje, se encuentra el Paseo de las Bóvedas. En sus inicios fue el Baluarte de Chiriquí, erigiendo las murallas para la defensa de la ciudad ante los piratas.

Funcionó como cuartel militar y prisión, luego como dormitorio y depósito hasta finales del siglo XIX, cuando se levanta el alargado pasillo sobre las murallas, creando el conocido paseo o también la llamada Área de Las Bóvedas.

Un espacio muy recordado por ser el lugar de fusilamiento del Guerrillero Victoriano Lorenzo en el entonces cuartel (1903).

Atractivos

Las Bóvedas son un conjunto de obras: la Plaza Francia, construida como homenaje a los caídos durante la construcción del Canal de Panamá; las placas de mármol y bustos de los honrados y un Obelisco.

Por ley, en 1920, pasa a ser Monumento Nacional. En la actualidad, es un hermoso complejo con una espectacular vista del Pacífico y la ciudad. Es ideal para ver el ocaso y los cálidos atardeceres.

Puedes sentarte a sentir la brisa fresca y admirar la puesta de matices en el cielo con la familia y los amigos. Así mismo, puedes hacer la mágica caminata entre enamorados. Es una de las tantas cosas que puedes hacer en Panamá.

13. Camina por el Sendero del Quetzal

EL Sendero del Quetzal debe su nombre a esta hermosa y colorida ave, la cual se observa en los alrededores. Es una de las caminatas más conocidas de Panamá y queda dentro del Parque Nacional Volcán Barú.

Es un recorrido de 19 kilómetros ida y vuelta. En este caso, lo recomendable es iniciar entre 5 o 6 de la mañana.

El recorrido está previsto para realizarse de 5 a 6 horas, dependiendo de las condiciones físicas de la persona y de si es solo de ida. Si es ida y vuelta, puede llevar todo el día (de 10 a 12 horas, aproximadamente).

Este es un paseo no apto para quienes tengan lesiones de rodilla. Además, se sugiere por lo fresco y ocasionalmente lluvioso del lugar, llevar impermeable y pantalones largos.

Atractivos

En la ruta se va conectando a los pueblos Boquete y Cerro Punta, pasando por el Cerro Respingo y las faldas del volcán, sin entrar a su cima.

Un sendero con dificultad moderada, con ascensos escarpados y descensos a lo largo diversos tramos. La caminata puede realizarse sin guía, pues cuenta con señalización.

Sin embargo, lo más recomendable es contar con un guía experto, ya que te permitirá disfrutar de los detalles del Bosque Tropical Nuboso y su biodiversidad, los árboles milenarios y los coloridos quetzales mientras caminas.

También se puede acampar la mitad del camino. Y si no se quieres cargar todo el equipaje encima durante la travesía, puedes contratar un taxi que lleve todo al hotel donde se realice el hospedaje.

14. Disfruta de una buena comida italiana Napoli

Para degustar de suculentas pastas o de las pizzas al mejor estilo italiano, hay que ir a Napoli. Este es un de esos restaurantes que siempre está a casa llena, gracias a que brinda un espacio ameno y por su excelente comida.

Pasar una tarde alrededor de la mesa entre amigos o con la familia en Napoli es una excelente alternativa para que disfrutes en la Ciudad de Panamá. Está ubicado en la Calle 57 Este.

Este restaurante cuenta con un menú variado, y si eres de los que le gusta probar algo diferente, las berenjenas a la vinagreta son una excelente opción.

15. Conoce la Plaza Bolívar

Este lugar tuvo como primer nombre Plaza San Francisco, hasta que 1883 se le cambia el nombre a Plaza Bolívar en honor al Libertador Simón Bolívar.

Para 1926 se levanta un imponente monumento con la escultura en pie de Bolívar bajo un Cóndor, con la leyenda grabada “Las Naciones de América al Libertador Simón Bolívar”.

Esta pequeña y hermosa Plaza Bolívar está ubicada en el Casco Antiguo de la Ciudad, rodeada por el Palacio Bolívar (sede del Ministerio de Relaciones Exteriores), la Iglesia de San Francisco y otros edificios coloniales.

Además de restaurantes, tiendas, bares y unos asientos para descansar y disfrutar de la vista y la sombra de las palmeras y árboles en una tarde de relax. Desde la plaza se puede ir a la Presidencia de la República de Panamá, que queda cerca de la Plaza de la Independencia.

También se puede visitar el Teatro Nacional y la exposición permanente del Nacimiento del Oratorio de San Felipe de Neri, un lugar sumamente agradable para almorzar, cenar, tomar unos tragos o tomar un refrescante helado.

16. Visita la Plaza de la Independencia

La principal y más importante plaza del Casco Viejo es la hermosa Plaza de la Independencia. Custodiada por los bustos de los fundadores de la República como quienes vigilan y resguardan un tesoro.

Conocida inicialmente como la Plaza de la Catedral, que fue transformada a finales del siglo XIX en un parque. Luego pasó a ser la Plaza Mayor hasta comienzos del siglo XX, cuando se convirtió en la hoy Plaza de la Independencia.

Esta plaza es realmente significativa para los panameños. Fue lugar de diversos tipos de encuentros: algunos dolorosos, entre los que se cuentan fusilamientos durante la colonia; pero también de profunda alegría, como la celebración de la Independencia.

Una Independencia que se declaró dos veces: la primera en el año 1821 tras liberarse de España, y por segunda vez, de Colombia, en noviembre del año 1903.

La plaza también se encuentra rodeada de la Catedral Metropolitana, el Central Hotel, el Palacio Municipal y edificios coloniales restaurados y muy vistosos.

17. Dirígete a la Plaza Francia

Como parte de los lugares que dan vida al Casco Viejo, está la Plaza Francia, que debe su construcción al sentido homenaje que le hace Panamá a todos los franceses que participaron en la construcción del Canal de Panamá.

Entre los homenajeados destacan, muy especialmente, a aquellos que dejaron su vida intentando realizar este proyecto tan ambicioso, que uniría al océano Pacífico y al Atlántico. En la plaza se levantaron losas y estatuas dedicadas a más de 22000 trabajadores.

Algo curioso e interesante es que las galerías aledañas a la Plaza de la Independencia, en otrora, fueron mazmorras y son una muestra de los cambios que pueden surgir a lo largo del tiempo.

La plaza queda cerca del Paseo de las Bóvedas y del Paseo Esteban Huertas. El recorrido no estará completo si no tomas las fotos con el skyline que ofrece cada puesta de sol, además de comprar artesanías y disfrutar del agradable trato de su gente.

18. Dirígete a El Trapiche

Con más de 30 años atendiendo a sus comensales, El Trapiche es un restaurante especializado en la cocina típica panameña y es uno de los clásicos de Ciudad de Panamá cuando se trata de comer sabroso y al mejor estilo nacional.

Tiene más de un local. El primero queda en Vía Argentina, por el Barrio El Cangrejo. Otro se halla en San Francisco. Cualquiera de ellos te ofrece un ambiente muy acogedor para estar con la familia o con los amigos.

Su fama en la mesa hace que sea una referencia culinaria por tradición. Entre los platos más recomendados está la “Fiesta Panameña”, ideal para probar una selectiva variedad de los platos típicos, pero en pequeñas porciones.

Entre ellos se sirven el arroz con pollo, la carimañola, el almojábano, el sancocho y otros tantos más.

El Trapiche abre sus puertas temprano, por lo que un desayuno es una alternativa, al igual que para almorzar o cenar.

19. Conoce las ruinas de lo que fue la Compañía de Jesús

Panamá también fue lugar para las expediciones jesuitas. Rastro palpable de ello son los restos que aún quedan del edificio ubicado en el Casco Antiguo.

Este edificio tuvo sus orígenes en la primera ciudad de Panamá, cerca de la Plaza Mayor. Es después del devastador ataque de Morgan que el Conjunto Conventual de la Compañía de Jesús también se muda a lo que hoy es el Casco Antiguo.

Sus labores se centraban en la educación pública y la catequización de los indígenas lugareños.

Actualmente, los restos de este lugar religioso tan significativo forman parte de lo que se conoce como Conjunto Monumental Histórico de Panamá Viejo. Las ruinas que existen aún se presume que datan del año 1621, posterior al terremoto que afectó la ciudad ese año.

No es un lugar de acceso público, pero se puede ver desde lejos. Si estás con un guía, conocerás más a fondo la historia que aguarda.

20. Ve al Complejo e Iglesia de Santo Domingo

El Complejo de la Iglesia de Santo Domingo jugó un papel fundamental al momento de decidir que la construcción del Canal de Panamá fuera en el país.

En el dilema de establecer una alterativa viable y sostenible en el tiempo, que permitiera unir el océano Pacífico con el Atlántico, se evaluaron varias opciones, entre las cuales estaba Panamá.

El Arco Chato que se construyó para una mejor acústica dentro de la Iglesia de Santo Domingo, que permaneció por más de 300 años en perfecto estado, fue el argumento más fiable que dio el gobierno panameño a los franceses como demostración de que el país no era afectado por actividad sísmica significativa.

Visitar este templo religioso y conocer el arco y su importancia en la historia del país, es una de las cosas interesantes qué hacer en Panamá. Tomar fotos y recorrer su interior y alrededores son alternativas agradables para que indagues más acerca de la ciudad y su Casco Antiguo.

21. Visita la Terraza de Capital Bistró

Es un restaurante ubicado en Casco Viejo, específicamente en la Avenida Eloy Alfaro.  Cuenta con un exquisito y variado menú y una fabulosa Terraza donde pasarás un buen rato entre tragos y buena comida.

Esta terraza es privilegiada por su ubicación entre edificios recuperados y la posibilidad de una hermosa vista de la ciudad al fondo, especialmente por las noches, que le dan un toque mágico al lugar.

Para muchos, el lugar favorito para el relax y la diversión en la ciudad de Panamá.

22. Pasa unos días en San Blas

Pasar unos días en San Blas es una de esas cosas irrevocables qué hacer en Panamá. Se trata del Archipiélago de Guna Yala, integrado por 365 islas e islotes y que se les conoce también como San Blas.

San Blas es un Edén bañado en aguas del Caribe al que puedes llegar viniendo desde Colombia o desde la Ciudad de Panamá. Las opciones son por avioneta o velero. En cualquier caso, adicional al costo del viaje, está la entrada a la Comarca Guna Yala en $ 20, más $2 para acceder a cualquier isla.

Las características de las playas de San Blas son las típicas del Caribe: arena blanca o dorada, aguas tibias y cristalinas, ideales para el snorkeling, el buceo y –en ciertos casos– el surf. Disfruta de un agradable baño en sus tranquilas aguas.

Como atractivo extra tienes la posibilidad de observar los cetáceos (en su ruta migratoria), aves, tortugas marinas y los maravillosos y frágiles ecosistemas de corales que rodean las islas.

23. Degusta la buena comida en el Restaurante de José

Entre la variedad de cosas que hacer en Panamá, algo que no se puede pasar por alto es comer en el Restaurante de José, llamado así por su dueño, José Carles, quien es chef. Este lugar está entre los restaurantes más famosos de la Vieja Ciudad.

Es un local pequeño y atípico, tiene pocas mesas, por lo que es ideal hacer la reserva con suficiente tiempo de anticipación para no perder la oportunidad de pasar un rato divino.

José sirve únicamente cenas que ofrece a través de menús de degustación. Con precios algo costosos, pero realmente la comida y la atención lo compensan, ya que combina lo vanguardista y tradicional de la gastronomía panameña.

Esta es, sin duda, una visita para dejarse sorprender gratamente.

24. Maravíllate con los destellos del Panamá Viejo

La Panamá Vieja fue fundada en 1529 y es considerada uno de los primeros asentamientos europeos en las costas del Pacífico Americano.

En febrero del año 1671, luego del último saqueo dirigido por el conocido pirata Henry Morgan, la Vieja Panamá fue víctima una serie de acontecimientos indeseables entre asedios, saqueos y desastres naturales que destruyeron la ciudad en más de una ocasión.

Los españoles deciden no dejar la ciudad a sus enemigos y la explotan, luego se mudan a una pequeña península ubicada a unos kilómetros al suroeste. Allí instalan de nuevo la ciudad, que es lo que se conoce hoy como Casco Antiguo.

De este primer asentamiento quedan los restos arqueológicos que se ven en la actualidad y que son preservados por el Patronato de Panamá, un organismo sin fines de lucro creado en 1995.

El Conjunto Monumental Histórico Panamá Viejo es declarado Monumento Histórico en 1976 y, para el año 2003, la Unesco la declara Patrimonio de la Humanidad.

Atractivos

Aquí conocerás la torre de la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción (que aún está en pie), el campanario y los sepulcros. Además, puedes cruzar el Puente del Rey, el más antiguo en toda América que aún está funcionando. Todo ello en contraste con la ciudad moderna de fondo.

Entra aquí para conocer los horarios, costos de las entradas y un mapa del sitio. Importante, se sugiere elegir un día fresco, preferiblemente en la mañana.

25. Deleita tu paladar en el singular restaurante Tomillo

Después de recorrer el mundo trabajando como chef en variedad de cocinas, Felipe Milanés, un amante de la magia de la cocina y sus sabores, decide volver finalmente a Panamá y abrir su propio restaurante en el Casco Antiguo de la ciudad.

Es entonces que nace Tomillo, un restaurante destacado por atender a sus comensales en un ambiente que combina perfectamente lo romántico y lo casual, además de contar con una cautivadora terraza.

La propuesta gastronómica del chef panameño se basa en la creación de platos con ingredientes exclusivamente de Panamá. De esa manera apuesta a la innovación y creatividad que se logra con el trabajo en equipo. Felipe ha hecho de Tomillo un lugar al que siempre se quiere volver.

Cada plato tiene su historia y pasa a ser gala de las variedades culinarias del restaurante. Su plato estrella son los “Ñoquis con pepperoni”, de la que muchos dicen es una experiencia alucinante para el paladar.

Entre otras de sus obras culinarias más resaltantes está –como entrada– el puerco carnita, una versión de la conocida foccacia italiana, que está hecho con pan casero y que se cubre con lonjas de cerdo y delicados pedacitos de cebolla, espinaca y queso mozzarella.

26. Contempla el mar al amanecer

Uno de los mejores destinos de Panamá es visitar el Volcá Barú, las razones son varias, entre ellas está que es el punto más alto de toda Panamá, situado a 3475 m.s.n.m., y desde su cima se pueden contemplar hermosos amaneceres y atardeceres.

Esta vista puedes lograrla subiendo al mirador que se encuentra en Paso Ancho. Para ello no es necesario que llegues o pases al Volcán Barú.

Se trata de una caminata bastante amena y con un nivel de exigencia básico, sin complicaciones, por lo que puedes ir con niños, incluso pequeños, toda la familia y/o amigos o tu grupo de trekking.

El recorrido dura, aproximadamente, 1 hora si vas a paso lento disfrutando del paisaje. Como se va en ascenso, la temperatura suele oscilar entre los 10 y 13 °C, así que empaca un buen abrigo.

El sendero está señalizado y se puede ir sin guía. Sin embargo, siempre es recomendable estar acompañado y orientado por un experto cuando se trata de paseos de montaña que no se conocen.

Una vez en la cima, parados en el mirador, podrás disfrutar de una maravillosa vista en la que alcanzarás a ver el Mar Caribe, el océano Pacífico la vasta vegetación y las colinas que toca el sol en su ascenso o descenso.

27. Visita Riesen, una experiencia gastronómica deliciosa

Riesen es el restaurante del panameño Hernán Correa, quien participara en el reality show “Chef´s Challenge”. Dio apertura en la Ciudad de Panamá al Hotel Toscana para entregar a sus comensales todas sus ganas y sabor por la cocina.

Con su equipo va tras la búsqueda utópica del servicio perfecto, con una propuesta gastronómica contemporánea orientada al rescate de la tradición e identidad nacional a través del arte culinario, utilizando los ingredientes locales de la mejor calidad y de temporada.

Este restaurante te espera con platos creativos y cargados de innovación, que combinan acertadamente los sabores que fascinan al paladar con una atención de lujo y una agradable y acogedora ambientación. Sus precios son muy accesibles.

Riesen es ideal para tus reuniones de trabajo o para tener con la familia un suculento almuerzo o una deliciosa cena. Un lugar que te ofrece calidad en cuanto al servicio. Por ello es uno de los restaurantes favoritos del público.

Comida innovadora, con atención de primera y sello nacional para no perdérsela.

28. Haz ecoturismo en Canopy Zipline

Esta es una manera de pasar un buen rato haciendo ecoturismo, con la variante de ir entre las copas de los árboles sujeto a un cable de acero para deslizarse a 60 km/h de una plataforma a otra.

Esta es otra forma de ver el bosque y hacer montañismo, con un estilo que en otros países se conoce como “tirolinas” o “tirolesas”, mientras que en Panamá se le denomina «canopy».

Para practicar canopy tienes varios sitios en el país, con sistemas cada vez más largos. A través de esta experiencia se puede explorar el bosque y sus curiosidades, al igual que la observación de fauna local y el contacto más directo con ciertas especies de flora.

Uno de los más conocidos, cerca de la Ciudad de Panamá, es Canopy Adventure, en el Valle de Antón, por Valle Bonito. Aquí se combinan la belleza y esplendor del follaje del bosque y su variada vegetación, con sus cascadas y la tirolínea.

Otras operadoras se consiguen hacia el oeste, en su sistema de montañas y en los bosques de la Provincia de Colón.

En la vía al Pueblo de Portobelo está Canopy de Panamá Outdoor Adventures, con una extensión de 1500 metros en total, distribuidos en 9 líneas que conectan a la hermosa jungla tropical. En isla Bastimentos también hallarás tirolinas.

29. Disfruta de un agradable ambiente en Niko’s Café

Cuando buscas comer bien y que te atiendan sin demoras a cualquier hora del día, Niko’s Café es tu alternativa.

Niko’s Café es una cadena de restaurantes de comida rápida en modalidad auto-servicio, en donde podrás elegir lo que te provoque de lo ofrecido durante las 24 horas del día.

Es un sitio ideal para quienes van a las discotecas y, después del amanecer, desean seguir disfrutando. Es, de hecho, el restaurante favorito para los afterparty de los fiesteros.

Ante la duda de qué hacer en Panamá, Niko’s Café es la mejor solución, porque puedes degustar de un buen sancocho o del famoso club sándwich o gyros, el cafecito mañanero o el desayuno.

Y si lo que quieres es comida rápida en casa, también tienen servicio a domicilio. ¡Una maravilla!

30. Da una vuelta por el Mercado de los Mariscos

En toda ciudad o pueblo en Panamá está la costumbre de ir al mercado local, pues, aunque existen restaurantes con renombre, fama y variedad en sabores, el gusto de probar la sazón de los expertos con años preparando sus recetas y con precios de competencia. Todo esto lo convierte en una opción que no se puede rechazar.

Es que ese es el encanto de los mercados locales y no hay viajero que lo pase por alto. En el Mercado de los Mariscos, la lista la encabeza el ceviche como entrada, mientras se da una vuelta para decidir dónde comer.

Si andas por la ruta del Casco Antiguo, bien cerca te queda cerca el Mercado de los Mariscos. Este, aparte de los puestos de comida y productos del mar, cuenta con una suerte de tiendas de galería en su parte externa junto a otros puestos.

31. Visita la Iglesia San José

La Iglesia de San José, ubicada en la ciudad de Panamá, cerca del Casco Viejo, es parte de las huellas históricas del país. Es conocida especialmente por el famoso Altar de Oro, que fue rescatado del Panamá Viejo luego de los saqueos por los piratas ingleses.

Parte de la tradición oral de Panamá cuenta que un sacerdote pintó el altar de color negro, alegando ante los banditos y piratas que entraron a robar la iglesia, que ya se lo habían robado otros piratas y así protegerlo y evitar que se lo llevaran.

32. Ve de Panamá a Colombia por el Archipiélago de Guna Yala

La cercanía de Panamá a Colombia hace que compartan ciertas actividades interesantes para hacer. Una de ellas es una real y excitante aventura. Consiste en pasar de Panamá a Colombia por el hermoso Archipiélago de Guna Yala.

Este viaje se puede hacer saltando de una isla a otra gracias a un tour playero en el que se disfruta de espectaculares paisajes, el avistamiento de aves, ballenas, delfines, tiburones, tortugas marinas, una vegetación exuberante.

Es dar un viaje relámpago por el paraíso, en el que la arena blanca y el agua tibia y cristalina, junto con los arrecifes de coral, están a la orden del día, sumado a la oportunidad de conocer un poco de la etnia Guna Yala y sus artesanías.

33. Pasa un momento agradable en la Terraza de Casacasco

De los sitios más geniales para pasar un muy buen rato en la ciudad de Panamá. La Terraza de Casacasco se encuentra en la calle 10 y la Avenida ·8-15, en la azotea de uno de los edificios históricos de la Plaza Tomás Herrera.

La Terraza de Casacasco es un bar de copas con una terraza espectacular desde la que se tienen las mejores vistas del sector, ideal para estar en el atardecer.

En el edificio también hay una discoteca y varios restaurantes, por lo que después de almorzar, puedes subir a la Terraza de Casacasco y degustar de unas cuantas copas mientras cae la tarde.

34. Nada junto al tiburón ballena

En las aguas del Parque Nacional Coiba suele merodear uno de los peces marinos más grandes del mundo, el tiburón ballena.

En Isla Coiba se puede contratar el personal con el equipo de buceo apropiado para realizar esta aventura acuática que, te aseguramos, será inolvidable.

Sin duda, una experiencia para vivir y que está en la lista de cosas que hacer en Panamá.

35. Aprecia el desove de tortugas marinas

Una de las experiencias más sublimes y emotivas que te conectan con el valor y significado de la vida es poder presenciar de cerca el fantástico ritual de desove de las tortugas marinas.

Admira de cerca a esta impresionante especie mientras deja sus pequeños y frágiles huevos.

Isla de Cañas, ubicada del lado del océano Pacífico, es uno de los lugares para observa el desove de tortugas. Por Playa Buff también se ven las tortugas y se preservan también los nidos.

En cualquiera de los casos, mientras se espera el momento oportuno para ver a las tortugas o los tortuguillos, se puede disfrutar de la playa y el agua cálida.

36. Realiza rutas de aventura en cuatriciclos

Rustiquear entre caminos llenos de barro con picas y pendientes, competir o simplemente pasear por estas rutas, mientras el sol dora tu piel y la fresca brisa te alienta a remontar la aventura.

Montar cuatriciclos es una posibilidad real en Panamá, si vas por la costa oeste del Pacífico en Playa Farallón o si vas a Isla Colón por Bocas del Toro, donde conseguirás empresas que ofrecen el servicio en la isla.

Hasta la fecha son los únicos sitios, pero es una actividad que está llamando mucho la atención, por lo que va en expansión.

Algunas recomendaciones

Es importante tengas en cuenta algunas sugerencias al momento de querer subir y rodar en cuatriciclos: si vas con niños, lo recomendable es que suba con un adulto responsable.

Antes de iniciar la ruta, pregunta a los encargados sobre las condiciones del terreno y si se puede realizar con niños a bordo.

Pide que se verifique que el cuatriciclo esté en óptimas condiciones de funcionamiento, para así evitar accidentes o daños al vehículo. Hay usuarios que se han quejado públicamente de situaciones como estas con algunas agencias.

Subir y manejar si realmente sabes conducir este tipo de vehículos o solicita una instrucción previa con práctica acompañada. Verifica si hay señalización demarcada a lo largo de todo el trayecto, de lo contrario, no se recomienda hacer la ruta.

37. Conoce Pencas, mucho más que un restaurante

Siguiendo con la onda gastronómica, en tu viaje es ideal incluir a Pencas, un restaurante de la ciudad de Panamá, ubicado cerca del Biomuseo, por la vía Calzada de Amador.

Se trata de un ambiente muy acogedor, con mesas al aire y una brisa fresca, rodeado de rascacielos y una espectacular vista al mar. Ideal para almorzar o cenar, con opciones de menú ejecutivo.

Pencas es mucho más que un restaurante, es el lugar para divertirte con tu gente mientras comes rico y escuchas una excelente música en vivo. Destaca también la esmerada atención que brindan a sus clientes.

Si buscas un lugar para una celebración, Pencas es la mejor opción en cuanto a precios y la divina comida de la que no te arrepentirás.

38. Observa el apareamiento de ballenas jorobadas

Panamá tiene puestos en primera fila para el avistamiento de delfines y ballenas jorobadas o yubartas. Las ballenas en su paso por aguas panameñas llegan para aparearse y traer a sus crías al mundo.

Este espectáculo de la vida y la naturaleza se puede apreciar en dos épocas del año: entre junio y octubre, vienen desde la Antártida, mientras que desde noviembre a marzo, vienen desde Norteamérica rumbo al sur.

Si quieres disfrutar de ver a las acróbatas del océano y escuchar el canto de sus machos, tienes que ir hasta Isla Iguana, Isla Coiba o el Archipiélago de las Perlas. En cualquiera de ellos, se contratan los servicios.

También pasan otras ballenas como las piloto (que llegan ocasionalmente) o las bryde (que se asoman tímidamente a la superficie por pequeños instantes y alguna que otra vez las legendarias orcas).

39. Surfea con las mejores olas

Estaremos de acuerdo con que Panamá es sinónimo de playas, pero cuando se trata de montar poderosas olas en el Caribe, tienes de donde escoger.

Para surfear olas con 20 pies de altura, tienes que llegarte al pueblo de pescadores llamado Santa Catalina, el cual es reconocido por la comunidad de surfistas por tener el mejor oleaje de las costas centroamericanas. Gracias a que tiene un fondo rocoso, se pueden obtener espectaculares tubos.

Santa Catalina queda a 7 horas, aproximadamente, de ciudad de Panamá, pero bien vale el viaje. Otras playas también para surfear son Playa Rana Roja o Red Frog y Playa Bluff, con un oleaje perfecto.

40. Realiza la pesca deportiva

El lugar ideal para practicar la pesca deportiva, con la abundancia de peces adecuada en el Caribe, es Panamá. Y tiene todo el sentido, especialmente cuando en lengua indígena, «Panamá» significa “abundancia de peces”.

Por los lados de la Selva Darién hay un Lodge que ofrece alojamiento y una excelente atención para quienes van a realizar pesca deportiva. En mar abierto se consiguen el atún de aleta amarilla, el dorado y el pez espada.

Mientras que para la costa, se consiguen especies como el pargo, el mero y otros tantos.

En la Isla San José, del Archipiélago de las Perlas, también recibe a miembros de la comunidad de pesca deportiva, en la conocida Hacienda del Mar. Ahí tienen planes para pescar en la zona costera o en mar abierto.

41. Practica snorkeling y buceo

En la amplia lista de opciones playeras que tiene Panamá, hay muy buenas alternativas para bucear con todo el equipo y disfrutar de la magia del mundo bajo el agua por tiempos prolongados.

Lo mismo sucede con el snorkeling, donde puedes sumergirte bajo el agua a pulmón con un visor y el tubo respirador. La claridad del agua te permite ver a los peces, delfines, tiburones, estrellas marinas, la vegetación acuática y los fascinantes corales.

Los principales destinos para practicar buceo y snorkeling en Panamá están Boca del Toro, muchas de las islas o islotes de San Blas, la Isla Estrella, la hermosa Isla Colón, en el Golfo de San Miguel e Isla Contadora.

42. Prueba la comida cantonesa en Lung Fung

Cuando se piensa qué hacer en Panamá, la buena comida está en primera fila y Lung Fung trae en su propuesta lo mejor en comida tradicional china y la comida chino-panameña.

Con el hermoso y llamativo palacio imperial como anfitrión, te espera con una exquisita variedad culinaria.

Empieza probando el famoso Dim Sum, el tan popular desayuno chino que consiste en unas empanaditas rellenas de mariscos y/o vegetales con carne de cerdo. Hay quienes dicen que son tan deliciosas que la gente hace largas filas para comprarlas.

En Lung Fung las puedes pedir para darte un banquete, además de encontrar los tradicionales platos de la gastronomía cantonesa: costillitas agridulces, la emblemática sopa wantan con fideos, pollo, pescado, el arroz, etc.

Este lugar es ideal para degustar de las especialidades culinarias chinas, rodeado de una representativa decoración y un ambiente ameno y acogedor, en el que te podrás relajar en compañía de la familia o tu pareja.

43. Pasea en motos de agua

Otra espectacular alterativa para la diversión cuando piensas qué hacer en Panamá es subir a las motos de agua y vibrar entre la velocidad y la adrenalina sobre las olas entre el vasto paisaje playero.

El jet ski es uno de los deportes acuáticos más explosivos para el cuerpo y el alma cuando se trata de liberar el estrés y pasarla bien en el mar. Lo importante es contar con una excelente moto y un equipo humano que te oriente y acompañe en la aventura.

Las principales playas de Panamá en las que conseguirás disfrutar de los paseos en moto de agua son Playa Blanca, Punta Chame, Playa Farallón y Playa Red Frog o Rana Roja; para esta última, se tiene que pagar un costo de entrada a la isla, en aproximadamente $ 5.

Pasear sobre el mar, disfrutar del paisaje y que seas tú quien lleve el volante, es una sensación increíble que de seguro querrás experimentar.

Y es algo que puedes hacer en familia (incluyendo a los niños), con los amigos o esa escapada romántica y aventurera entre pareja.

Lo esencial es dejarse guiar siempre por las orientaciones del personal de la empresa, sobre qué hacer y cómo hacerlo, recordando en todo momento que la seguridad siempre es lo primero.

44. Practica windsurf, kitesurf y wakeboard

El tradicional y conocido windsurf para danzar a ras del viento sobre el mar es una manera de pasear, relajarse y disfrutar. Igualmente, puedes practicar el kitesurf, impulsados por las fuertes corrientes de viento y saltando enérgica y espectacurlamente.

La Playa Punta Chame es uno de los lugares perfectos para practicar los deportes que requieran tracción del viento. En el año 2014 fue escenario del Mundial de kitesurf.

Deporte que si estás entusiasmado y decidió a aprender, en esta playa cuentas con una escuela. Otras playas para practicar son Playa Barquetas y Las Lajas.

El wakeboard también tiene lugar en Punta Chame, con la gente de Nitro City, una empresa que ofrece este servicio con excelente atención y buenos precios.

Ellos cuentan con las prácticas tradicionales de wakeboard y el método “cable park”, que cuenta con una dinámica donde la cuerda es guiada por un sistema de claves mientras es manejada por dos personas manualmente, una desde el agua y otra desde una torre.

Todos los puedes disfrutar en compañía de los más pequeños de la casa, toda la familia puedes practicar cualquiera de estos deportes, lo importante es conseguir una buena empresa que preste los servicios, con calidad y seguridad, Xtreme Adventures Panamá es recomendada.

45. Toma el sol en una playa nudista

Playa Las Suecas es excelente para tomar el sol y disfrutar de la calidez de un día de playa totalmente libre de ropa y sin problemas por sentirte invadido o incomodado por otros. Está ubicada en Isla Contadora, una de las islas del Pacífico perteneciente al Archipiélago de Las Perlas.

Esta playa es la única oficialmente autorizada en Panamá para practicar libremente el nudismo sin ir contra las leyes. Está bien escondida, al suroeste de la isla, como parte de un paraíso entre palmeras, arenas blancas y agua tibia color turquesa.

Si vas a Bocas del Toro, otra opción está al llegar a Isla Colón. Puedes preguntar a quien te hace el transporte, a cuál playa desierta te puede llevar de las tantas que hay en Bocas y, sin problemas, estar libre como el viento, en privado, inmerso en la magia de una hermosa playa.

46. Diviértete sobre una chiva parrandera

Las “chivas parranderas” son un concepto bien interesante que aplica para todo lo que puedas imaginar con el propósito de divertirte mientras viajas sobre ruedas.

Se trata de buses acondicionados para cualquier tipo de evento o festejo que desees hacer, tanto para adultos como para jóvenes y niños.

Las empresas promotoras recrean dentro de un vehículo –tipo bus o buseta– el espacio para la fiesta o viaje grupal que desees: cumpleaños, 15 años, despedidas de solteros, divorcios, graduaciones y hasta viajes de campamento.

Las chivas parranderas suelen estar equipadas con baños, aire acondicionado, bares y demás. Los servicios –si se contratan para festejos– suelen tener una duración de tres horas. Solicitas el vehículo de acuerdo con la cantidad de personas que llevarás a pasear.

Pero también se pueden contratar viajes con destinos como parques nacionales o playas y organizar campamentos que harán de la aventura una experiencia inolvidable.

47. Goza de la vida a la movida nocturna

La diversión nocturna en Panamá es casi deporte nacional porque a los panameños les fascina festejar, de hecho, es algo muy propio de su cultura y pocos países pueden competir con ellos cuando se trata de pasarla sabroso después de que el sol se oculta.

Ciudad de Panamá se sectoriza por las noches en tres zonas principales: el Casco Viejo, el distrito comercial (Calle 50, Bella Vista, El Cangrejo, entre otros) y por el Causeway de Amador, conectando en la Bahía de Panamá a tres islas, los imponentes rascacielos y la vista al mar.

La movida nocturna en Ciudad de Panamá toma forma en sus variados clubes, casinos, pubs, bares y discotecas y cualquiera se puede llegar en taxi.

Entre los más destacados están el Wine Bar, Steibock (Alemán), la Rana Dorada (Irlandés) y –si buscas cerveza artesanal y mesa de billar– está el Itsmo Brewpub (con estilo inglés).

Para algo bien exclusivo, el Manrey Rooftop Pool Bar y Longe; mientras que para un estilo popular y propio para el relax está Mystik; Las Bóvedas es un sitio para algo más reservado y de noches en familia y Habana Panamá es un sitio para bailar con música en vivo al estilo de la cuba de los años 50.

En esta página puedes conocer algunos otros, con sus direcciones y número de contacto, para preguntar detalles del servicio,

48. Realiza un paseo nocturno en velero por Ciudad de Panamá

Se trata de un mágico viaje de dos horas a bordo de un elegante velero que parte desde Calzada de Amador y pasa por la cinta costera de Ciudad de Panamá. También apreciarás el Casco Viejo y las islas de Reef.

Con punto de encuentro en Ciudad de Panamá, en la sede de Sea´s Adventure, quienes brindan una atención esmerada, música en vivo, bebidas gaseosas y con alcohol por cada tripulante.

Este es un viaje bastante privado al que pueden asistir un máximo de 10 personas. Puedes llevar a tus niños, pero viajarán en tu regazo.

Un recorrido de dos horas que, por ser de noche, le da un toque idílico, donde se pueden apreciar los rascacielos, impresionantes panorámicas de la ciudad, puestas de sol como de postal y el impetuoso cielo nocturno para ver las estrellas y las cálidas luces de la ciudad.

Tú decides si vas en plan romántico o de disfrute y compartir con la familia. Este tour nocturno suele ofrecerlo la empresa Sea´s Adveture.

49. Tómate unas cervezas artesanales

Para que te refresques con una buena cerveza artesanal, acércate al Pub La Rana Dorada, ubicado cerca de la Plaza V Centenario de Casco Viejo, en Ciudad de Panamá.

La atención es muy buena. Tienen una degustación de cervezas artesanales de las cuales te explican el origen de sus sabores. Los viernes, durante un par de horas, tienen un Happy Hour para tomar tus cervezas a mitad de precio.

En general los precios son razonables y el lugar es agradable para pasar el rato entre amigos y con la familia. La comida no es su fuerte, pero tienen opciones, entre ellas, las espectaculares pizzas para acompañar las cervezas.

También cuenta con una terraza a cielo abierto que, aunque se siente un poco el ruido, te permite estar al aire libre en tu rato de relax.

50. Degusta unas buenas copas el 360 RoofTop

Para vivir una noche divina entre copas en el Casco Viejo, hay que pasar por el Bar Restaurante 360 RoofTop, que está ubicado cerca de la Plaza de la Independencia.

También se degusta de buena comida y otros tragos por si deseas variar (mojitos o sangría). En su terraza se aprecia una espectacular vista de la ciudad toda iluminada.

Definitivamente, un excelente lugar para disfrutar Panamá y sus encantos, sea de día o de noche.

 

Espero que te sea muy útil esta guía sobre 50 cosas qué hacer en Panamá. Te invito a que la compartas con tu comunidad para que ellos también elijan a su gusto y se ahorren el pesado trabajo de búsqueda.

 

Ver también:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 60 mejores lugares turísticos de Italia que debes visitar

Las 12 mejores playas del Pacífico mexicano