in

Las 25 mejores bebidas típicas de Argentina

El mate, el vino y el fernet, encabezan la lista de todas las bebidas típicas de Argentina, pero no son las únicas que por costumbre se bebe en este país suramericano.

Conozcamos en este artículo las mejores 25 bebidas típicas de la Argentina.

1. Mate

En 98 de cada 100 hogares argentinos se bebe el mate. En promedio, cada persona en el país consume 100 litros al año de esta infusión hecha con la yerba mate.

La yerba mate, también conocida como yerba del Paraguay y yerba de los jesuitas, no es una planta herbácea, sino un árbol que puede alcanzar hasta 15 metros de altura.

El producto para hacer la infusión se elabora con sus hojas y ramas secas molidas. Se trata además de una rica fuente de vitaminas del grupo B y sus xantinas son un muy buen energizante natural.

Los principales productores de mate son Argentina, Uruguay y Paraguay.

2. Vino argentino

El vino es oficialmente la bebida nacional de Argentina, que con sus más de 220 mil hectáreas de viñedos es el quinto productor mundial después de Francia, Italia, España y EE.UU.

Entre las comidas y bebidas típicas de Argentina, el asado y el vino son inseparables.

Aunque el vino es conocido en el país desde el siglo XVI, la producción en firme comenzó en la segunda mitad del siglo XIX y se consolidó durante el siglo XX.

Los argentinos suman actualmente más de 900 bodegas activas que exportan sus caldos a más de 125 países, especialmente a Norteamérica, Europa y Brasil.

El vino argentino por excelencia es un tinto de mucho cuerpo llamado coloquialmente “quebracho”, por su parecido con la rojiza madera de árbol de ese nombre, muy apreciado en ebanistería.

Las principales regiones productoras están en las provincias de Mendoza, La Rioja, Salta, San Juan, Catamarca y Córdoba, con producciones menores en otras entidades federales.

3. Fernet

Bebida italiana introducida a Córdoba (capital mundial del fernet) por inmigrantes.

Se trata de una bebida con alta graduación alcohólica elaborada a partir de una mezcla de ruibarbo, azafrán, mirra, manzanilla, raíz de genciana, áloe, orégano y cardamomo. Esta combinación es macerada en alcohol de vino, filtrada y depositada en barricas de roble, para que repose de entre 6 meses y un año.

Es de sabor amargo, color oscuro y con una graduación alcohólica en el rango de 39 a 45 grados. También es utilizada en cocteles de varios ingredientes y combinada con soda y agua mineral. Su uso originario fue como tónico digestivo que se vendía solo en farmacias.

4. Hesperidina

Es un licor de naranjas creado en Buenos Aires en los años 1860 por el emprendedor estadounidense, Melville Sewell Bagley, que emigró por la guerra civil de su país.

Bagley experimentó con naranjas siendo empleado de la farmacia La Estrella (esquina de las calles Defensa y Adolfo Ansina). Inventó un licor a partir de cáscaras de naranjas amargas y dulces sin madurar, una bebida suave y dulce que con el tiempo se popularizó.

El inventor se inspiró en el Jardín de las Hespérides, mágico huerto de la mitología griega, para dar nombre a su bebida.

En Argentina, la hesperidina es popular en cocteles y combinada con refrescos gaseosos, agua tónica y soda.

5. Cerveza

Los argentinos beben un promedio de 45 litros de cerveza al año, con una producción anual de más de 20 millones de hectólitros.

Aunque no es la oficial, la cerveza desplazó al vino como la bebida más popular del país, impulsada por marcas comerciales (Quilmes, Brahma, Andes, Antares, Bieckert, Imperial, Santa Fe, entre otras) y por una gran cantidad de cervezas artesanales.

La tradición de la cerveza se remonta a mediados del siglo XVIII cuando en el barrio de Retiro (Buenos Aires) abrió el primer vendedor de cerveza, pionero hace casi 280 años de las populares birrierías de la actualidad.

La picada es una de las comidas típicas de Argentina que cada vez se consume más con cerveza.

6. Lágrima

Lágrima es una leche con una mínima gota de café. Es parecida a la leche manchada de otros países, pero en Argentina el macchiato es más bien como el típico café cortado preparado con ¾ de café negro y ¼ de leche.

La lágrima es servida en un jarrito transparente casi lleno de leche y una poca cantidad de café.

Argentina no tiene gran tradición cafetalera y nunca ha habido una producción importante del fruto, salvo un emprendimiento en Salta, cerca del límite con Bolivia.

Por fortuna, el país es fronterizo con Brasil y está cerca de Colombia, dos de los grandes productores mundiales.

El consumo de café en Argentina se ha expandido a pesar del mate, el campeón de las infusiones locales.

7. Tereré

Infusión fría que se bebe en Paraguay, en el noreste argentino y en los estados del extremo sur de Brasil fronterizos con Argentina (Río Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná).

La mayor parte del consumo en Argentina se concentra en las provincias del Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos y Formosa. En la provincia boliviana de Santa Cruz también comenzó a beberse con más frecuencia.

Es una de las bebidas más refrescantes de esta región suramericana que se prepara con yerba mate, hierbas medicinales, yuyos, agua y hielo.

Entre las hierbas utilizadas están menta, menta peperina, cedrón (hierbaluisa, verbena de Indias), cocú (chal-chal), cola de caballo y zarzaparrilla.

8. Té en Las Violetas

La confitería Las Violetas, en la esquina donde se cruzan las avenidas Rivadavia y Medrano, en el barrio Almagro, es un clásico de Buenos Aires.

Fue abierta en 1884, por lo que tiene más de 135 años y es una de las estrellas de la lista de Bares Notables de la capital de Argentina.

Una remodelación de los años 1920 en estilo francés la dotó de sus llamativos vitrales, vidrieras y pisos de mármol blanco, que le hacen un inmueble de interés arquitectónico declarado Sitio de Interés Cultural de la Ciudad de Buenos Aires en 1998.

Fue nuevamente restaurada a comienzos de siglo, pero sin alterar el estilo arquitectónico del edificio.

La confitería Las Violetas es el lugar bonaerense de más glamour para tomar el té con budines, tortas y otros antojos dulces y salados.

9. Submarino en el Café Tortoni

El submarino es una bebida típica en Argentina y Uruguay que consiste en un vaso largo con leche muy caliente, en el que se introduce una barra de chocolate que se derrite mientras se revuelve con una larga cuchara coleccionable.

Los más refinados la toman con chocolate Águila, marca creada en 1880 por el inmigrante francés, Abel Saint.

En el café Tortoni, en la Avenida de Mayo 825 del barrio bonaerense de Monserrat, sirven el submarino más famoso de la ciudad. Fue abierto en 1858 en la primera avenida de Sudamérica y principal vía del centro histórico de Buenos Aires, siendo una leyenda en la capital argentina.

El lugar fue sede de famosas peñas artísticas y literarias en las que participaron Alfonsina Storni, Juana de Ibarbourou, José Ortega y Gasset, Jorge Luis Borges, Luigi Pirandello, Federico García Lorca, Juan Manuel Fangio y Albert Einstein. Carlos Gardel fue un habitué con mesa fija.

10. Limoncello

El limoncello o chitronchelo es un licor con base en el limón proveniente de italianos del Mezzogiorno o Mediodía, la macro-región meridional de Italia.

Es muy popular en la provincia de Buenos Aires, especialmente en Mar del Plata, ciudad donde se introdujo en el mercado la primera marca comercial de la bebida.

Sus ingredientes básicos son limones maduros pero no pasados (8 unidades), alcohol etílico de alta calidad (un litro), azúcar (700 gramos) y agua mineral ligera (1.5 litros).

Se quita la cáscara a los limones sin la parte blanca, se coloca el alcohol en una botella grande de cuello ancho, se sumergen las cáscaras y cierra herméticamente. Deja reposar en un lugar fresco y oscuro por entre 15 a 20 días.

Al alcanzar este tiempo, prepara un almíbar con el azúcar y el agua llevándolo a una lenta ebullición por varios minutos. Enfría el almíbar, mézclalo con el alcohol, elimina las cáscaras con un colador y envasa el licor en botellas.

11. Mezcladitos

Combinación de 2 bebidas alcohólicas o de una con otros ingredientes no alcohólicos. El conocido como “medio y medio” es una mezcla compuesta por un 50 % de un vino seco y 50 % de un vino dulce.

Las mezclas de vino con refrescos y jugos de frutas también son habituales, en especial la sangría, bebida proveniente de España.

Los combinados de vino tinto con una bebida de cola y con gaseosas con sabor a naranja, lima y limón, son comunes.

Otro célebre mezcladito es el yerbiao, que combina mate con aguardiente de caña. Es una bebida típica de los Valles Calchaquíes, en el noroeste de Argentina.

En la casi inaccesible comunidad de La Ciénaga, en los cerros de Tucumán, se celebra en verano una ancestral fiesta dedicada al yerbiao, en la que el mezcladito pasa de mano en mano servido por las mujeres, mientras los hombres beben y se dedican a la doma y marca con hierro de los animales.

12. Aloja

Es una bebida alcohólica argentina a base del fruto del algarrobo blanco, árbol nativo de Suramérica que crece especialmente en el Gran Chaco, macro-región compartida por Argentina, Paraguay y Bolivia.

La aloja se prepara artesanalmente. Se coloca el fruto del algarrobo en agua pura y en un recipiente cerrado. Se ponen 5 frutos maduros por cada litro de agua con los algarrobos partidos en dos, para promover la fermentación. Algunos creen que añadir azúcar distorsiona el sabor final.

Tras cuatro días con el recipiente guardado en un ambiente oscuro y fresco, habrá suficiente alcohol en una bebida de agradable sabor.

Mientras mayor sea el tiempo de reposo, más alta será la graduación alcohólica, pero no se recomienda extender el período de fermentación por más de 2 semanas. Tras terminar la elaboración se extraen los restos de frutos y se guarda refrigerado.

13. Chocolate

Que Argentina no produzca cacao no ha impedido que el chocolate se haya convertido en el símbolo entre las bebidas típicas del país el 9 de julio, principal fecha patria y día en el que las Provincias Unidas del Río de la Plata declararon su independencia de España en 1816.

Muchos argentinos acostumbran beber chocolate caliente acompañado con  churros en el desayuno o como merienda. Otra fecha patria celebrada bebiendo chocolate es el 25 de mayo, aniversario de la Revolución de Mayo que llevó al poder a la primera junta de gobierno patriota.

14. Caña con ruda

Ancestral tradición del área guaranítica formada por Paraguay, parte del norte de Argentina, el extremo sur de Brasil y el sureste de Bolivia.

La tradición es que cada 1 de agosto las personas beban en ayunas 3 tragos de caña con ruda para conseguir salud, buena suerte y alejamiento de envidias y maleficios.

La costumbre enraizada en el norte argentino, especialmente en las provincias de Corrientes y Misiones, ha logrado penetrar en toda la república. Comenzó como una manera de combatir las calamidades producidas por las lluvias y el frío invernal.

Los que no pueden beber los 3 tragos de caña con ruda el 1 de agosto podrán hacerlo hasta el 15 del mismo mes.

La receta con ruda proviene de las propiedades medicinales atribuidas a este sub-arbusto para curar picaduras de alimañas y malestares gastrointestinales.

15. Licor de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es una especie rosácea originaria de Europa que se da silvestre en la Patagonia y en el piedemonte de la provincia de Mendoza.

Aparte de su bonita floración con predominio del color rosado, el aceite de sus semillas es muy valorado en cosmetología y el fruto tiene varias aplicaciones gastronómicas, incluyendo la elaboración de un licor de aroma floral perfecto para mezclar con vodka y jugos cítricos.

El coctel Rosa Silvestre se prepara con una onza de licor de Rosa Mosqueta, una onza de vodka, ¾ de onza de jugo de naranja y ½ onza de jugo de lima.

Todo lo que tienes que hacer es poner hielo en la coctelera, agregar todos los ingredientes y agitar por 10 segundos. Cuelas en un vaso corto con hielo.

16. Chupilca

Es una bebida alcohólica típica del sur de Argentina y Chile que se prepara mezclando vino tinto con harina tostada. Es refrescante y puede hacerse más o menos espesa añadiendo mayor o menor cantidad de harina.

Una receta promedio con un vaso de vino tinto (preferiblemente cabernet sauvignon o merlot) requiere 2 cucharadas de harina tostada, azúcar al gusto y hielo. Se revuelve la harina en el vino hasta formar una mezcla uniforme de color violáceo, se endulza al gusto y se sirve con hielo.

17. Liso santafecino

Es una medida de cerveza de 250-255 cc que se toma en un vaso liso, según la costumbre del pionero de las cervecerías argentinas, Otto Schneider (1872-1950).

Este maestro cervecero alemán radicado en Santa Fe fue fundamental en el desarrollo de las cervecerías Schneider, Santa Fe y San Carlos.

El empresario afirmaba que la mejor forma de apreciar una cerveza tirada era sirviéndola en un vaso liso, sin relieves ni marcas, para observar el líquido y su espuma.

El hábito de Schneider se hizo popular y el liso pasó a ser una costumbre en la capital de la provincia homónima, siendo actualmente un importante elemento en la identidad visual de la Cervecería Santa Fe.

La tradición cervecera de Santa Fe viene de principios del siglo XX cuando se produjo una fuerte inmigración alemana y suiza. Los alemanes encontraron las aguas de la cuenca fluvial de Santa Fe muy parecidas a las de Pilsen, antiguo territorio germano actualmente en la República Checa famoso por su cerveza.

18. Vino patero de Catamarca

Las primeras prensas para elaborar vino fueron los pies humanos y esta tradición se mantiene en el vinero patero de Catamarca.

Es un vino sin maduración en barricas hecho simplemente con la fermentación de los hollejos, por lo que los vinateros tienen que quitar a mano los vástagos de los racimos.

La uva se deja llegar a su máxima maduración, siendo cosechadas de manera tardía para que den un vino muy dulce.

El patero catamarqueño es un producto limpio y sencillo, sin aditivos ni conservantes, por lo que es clasificado como un “vino casero”.

La elaboración del vino patero artesanal y más auténtico es prensando con las “patas”; sin embargo, las bodegas formales utilizan prensas metálicas.

19. Melón con vino

Coctel de vino blanco y azúcar servido en un melón tuna como copa, originario de España y adoptado en la Sudamérica hispana por Argentina y Chile.

Se corta el melón en su superficie superior, se le extraen las semillas y su jugo.  Se escarba para separar parte de la pulpa y se vierte el vino blanco y el azúcar, tomando con una pajilla.

Algunos cocteleros añaden hielo dentro del melón y los chilenos utilizan mucho el vino pipeño.

20. Muday

Es una bebida tradicional de los indígenas mapuches que habitan en las zonas central y meridional de Chile y Argentina. Se prepara fermentando granos de cereales, principalmente maíz, trigo o semillas (piñón y otras).

El muday es de color blanco-amarillento y de textura rústica, ya que contiene los restos de los granos o semillas utilizados en la elaboración. Tiene poco alcohol y suele beberse como un refresco, por lo que sus usos principales son sociales y religiosos.

La manera más común de hacer el muday es con granos de maíz secos que se muelen y tamizan, agregando agua para volver a moler. Con el material molido se hace una masa que se hierve y se fermenta.

21. Cervezas artesanales

Las cervezas artesanales argentinas son de las más cotizadas de América y frecuentemente premiadas en las catas a ciegas internacionales del sector.

Argentina participó con 1844 etiquetas en la Copa Cervezas de América 2019 celebrada en Chile y aunque obtuvo el subcampeonato detrás de Brasil, superó a EE.UU. y a otros 14 países con 41 medallas, 15 de oro.

Uno de los principales núcleos de la cerveza artesanal argentina es San Carlos de Bariloche, la bella ciudad de la Patagonia rodeada de lagos y centros de esquí.

En Bariloche se producen excelentes cervezas de las variedades Stout y Ale. Las Stout locales son de intenso sabor y deliciosos aromas a cebada y malta tostada, con notas de cacao, chocolate y ostras.

Las cervezas tipo Ale ofrecen notas oxidativas y de alcohol parecidas a las que se encuentran en los vinos Oporto y los cherrys. El aroma deja sentir la dulzura de la malta, así como nueces, frutos secos, melaza, vino y caramelo.

22. Licor de cassis

Aunque el cultivo de la grosella es minoritario en Argentina, la superficie sembrada está concentrada en la Patagonia donde la mayor parte de la cosecha del fruto se emplea para la industria de dulces, helados y cocteles, incluyendo el sabroso licor de cassis (nombre francés del licor de la grosella negra) o crema de cassis.

Esta bebida es originaria de Dijon, Francia, y ha ayudado al vino y a la mostaza a darle fama a la ciudad de la Borgoña francesa.

Es muy simple de hacer. Mezcla las frutas con brandy o un alcohol de buena calidad para cocteles y añade azúcar. El resultado será una bebida de graduación alcohólica moderada (aproximadamente 16 %) con los gustos y aromas de la grosella.

23. Arrope

El arrope es un producto con textura de jarabe elaborado mediante la deshidratación parcial de la uva y otros frutos, calentando hasta conseguir una caramelización incompleta de los azúcares.

En varias provincias del centro y el norte de Argentina como San Luis, San Juan, Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Córdoba, Jujuy, Salta y La Rioja, hacen arropes con algarrobo, chañar e higo de tuna.

En Argentina, el arrope es acompañado con queso de cabra. En Santiago del Estero es muy popular el arrope de tuna elaborado con los frutos de los cactus que crecen en los patios de las casas.

Los arropes tienen usos medicinales y por lo general no presentan contraindicaciones ni efectos tóxicos. El de tuna tiene propiedades astringentes, mientras que el de chañar (árbol leguminoso de frutos y semillas comestibles) se emplea para combatir la tos, el catarro y la neumonía.

24. Licor de dulce de leche

Argentina es el quinto productor mundial de carne vacuna y donde hay vacas hay leche, por lo que el país tiene también un potente sector lácteo.

Uno de sus dulces icónicos, el alfajor, es a base de dulce de leche también utilizado para hacer una de las bebidas típicas de Argentina.

Una receta típica de licor de dulce de leche lleva 300 gramos de un dulce de leche de buena calidad, 300 cc de brandy, una cucharada de café disuelto en agua en ebullición, una cucharada de vainilla y 145 cc de crema.

Pon el dulce de leche en un recipiente y añade el café en agua hirviendo, la vainilla y el brandy, mezclando hasta que se integren bien. Añade la crema y mezcla hasta que la preparación tenga una textura y un color uniforme. Envasa el licor en botellas de vidrio esterilizadas y refrigera antes de consumir manteniendo el resto en la nevera.

25. Whisky patagónico

La Alazana, única destilería de whisky single malt de Argentina, opera desde 2011 en la provincia de Chubut, en plena Patagonia.

La fábrica se encuentra cerca de Las Golondrinas, un pueblo rural de unos 800 habitantes en el departamento de Cushamen, próximo al límite con la provincia de Río Negro.

La destilería pionera del whisky argentino es propiedad del matrimonio Serenelli (Néstor y Lila) y está escondida en un galpón de 2 aguas entre hileras de álamos. En su corta vida, el whisky ya ha sido premiado con medalla de oro en Escocia y Bulgaria.

El producto proviene solo de la fermentación de cebada malteada importada en un 90 % del Reino Unido. Sin embargo, la destilería comenzó a maltear cebada cosechada a orillas del río Chubut, en las variedades específicas para whisky.

¿Cuál es la bebida alcohólica que más se consume en Argentina?

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud, Argentina es después de Chile la segunda nación latinoamericana que más consume alcohol.

La cerveza y el vino son las bebidas preferidas de pibes y pibas. Hasta hace poco tiempo, el primer lugar lo ocupaba el vino, pero recientemente las espumosas destronaron al “néctar de los dioses”.

Otras bebidas preferidas por los argentinos son el fernet y las blancas de coctelería, especialmente vodka.

¿Cómo se llama la bebida amarga de Argentina?

El fernet tiene un amargo sabor que los argentinos adoran. Es una bebida tan estrechamente ligada al país que el consumo equivale al 75 % de la producción mundial concentrada en Argentina e Italia.

La principal razón del alto consumo de fernet es el popular combinado con Coca Cola. El amargo tan querido de la bebida proviene de su receta con unas 40 hierbas.

¿Qué es la bebida mate de Argentina?

El consumo de mate es un ritual en el que cada consumidor hace su aporte personal al ceremonial. Se prepara en un recipiente también llamado mate y el agua debe estar entre 75 y 82 °C.

La bebida se succiona con una bombilla, una especie de sorbete metálico o de caña que suele tener artísticos decorados. La bombilla tiene 3 partes: el pico donde se ponen los labios, el tubo por el que asciende el líquido y el coco, que es un bulbo con agujeros por el que entra la infusión.

¿Qué es chicha en Argentina?

Todos los países latinoamericanos son consumidores de chicha, bebida genérica producida mediante la fermentación del maíz y otros cereales.

En el caso de Argentina, el hábito se instaló en la región del norte, particularmente en el territorio que hoy forman las provincias de Salta, Tucumán y Jujuy.

Cuando no se conocía la levadura, los indígenas masticaban maíz molido y escupían en un recipiente común para reunir una saliva rica en amilasa con la que promovían la fermentación.

¿Cómo se toma el fernet en Argentina?

La manera habitual de tomar fernet en Argentina es en un combinado con Coca Cola y hielo. Es un coctel tan popular que ha llevado al país a ser uno de los mayores consumidores per cápita de la gaseosa, ingiriendo 4 veces más que el promedio mundial.

Bebidas alcohólicas fuertes Argentina

La bebida alcohólica fuerte favorita de los argentinos es el fernet (39-45 grados), por lo que generalmente es consumida con un diluyente (Coca Cola, soda, agua tónica).

Las demás bebidas de alta graduación alcohólica (vodka, gin, whisky, ginebra, ron, tequila) tienen un consumo moderado en el país.

Las bebidas más ingeridas por los argentinos son cerveza y vino, con contenidos alcohólicos en el rango de 3 % a 14 %.

Bebidas típicas de Argentina: datos de interés

Bebida típica de Argentina mate: el 30 de noviembre es el Día Nacional del Mate. Es la fecha de nacimiento del comandante Andresito (Andrés Guaçurarí y Artigas; 1778-1821), caudillo indígena argentino de origen guaraní que gobernó el territorio de la actual provincia de Misiones y promovió el consumo y comercio del mate.

Bebida argentina amarga: el fernet es la bebida amarga icónica de Argentina. Es el producto nacional estrella en la categoría de amargos y bitters, con una producción de más de 50 millones de litros al año.

Bebida alcohólica argentina amarga: el fernet es amargo y con alto contenido de alcohol (hasta 45 grados), por lo que generalmente se bebe en combinados y cocteles.

En Argentina coloquialmente bebidas alcohólicas: el vino tinto es llamado “quebracho” por su color parecido al de la madera de este árbol. La cerveza es llamada “birra”.

¿Qué te han parecido estas bebidas típicas de Argentina? ¿Cuáles pedirías la próxima vez que vayas a la república sudamericana o a un restaurante argentino?

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 15 mejores vinos tintos mexicanos que tienes que tomar

40 comidas típicas de la Argentina que debes probar