in

Los 15 mejores vinos tintos mexicanos que tienes que tomar

Los vinos mexicanos son cada vez más reconocidos en su exigente y competido mercado mundial, por los excelentes productos elaborados en el Valle de Guadalupe (Baja California), en el Valle de Parras (Coahuila) y en otros terruños del país.

Conozcamos en este artículo una selección con los 15 mejores vinos tintos mexicanos, para que ordenes uno de ellos al cenar en tu restaurante favorito de la ciudad.

1. Monte Xanic Calixa Blend

Es un vino de notable fuerza cromática, generosas capas e intensas tonalidades azules y cerezas. Está elaborado con un mix 60 % Tempranillo / 30 % Merlot / 10 % Cabernet Sauvignon, con crianza en barricas de roble francés. Es versátil y se asocia bien con carnes y pescados grasos.

En nariz es perfumado, fresco y de aromas a frutos silvestres oscuros; en sazón, como moras, frambuesas y grosellas, con la compañía de vainilla, pimienta negra, cacao y regaliz.

Ataca suavemente y con buena estructura en boca, dejando constancias de elegancia tánica y buena persistencia.

Entre los vinos más vendidos en México en el segmento Premium están los de la Bodega Monte Xanic, en el Valle de Guadalupe. Comenzó en 1987 como un proyecto de 5 amigos amantes de la vinicultura y fue la casa pionera de los vinos mexicanos de alta gama.

2. A. Cetto Petite Syrah

Este vino de L.A. Cetto se ve limpio, brillante y con un color rojo ciruela de gran intensidad con ribetes violetas. Deja en nariz esencias de frutos rojos recién cortados con una pincelada hierbal, finalizando con aromas de vainilla y chocolate. En boca obsequia sabores a frutos rojos y negros, con toques florales a Jamaica y grosella. Se siente intenso, frutal y con taninos y acidez firmes.

Su grado alcohólico es de 13.8 % y se recomienda servirlo en el rango de 14 a 16 °C. Combina muy bien con famosos platillos de la cocina mexicana como chiles en nogada y lomo en ciruela. Igualmente, con cortes rojos, carnes de caza, platos de pasta y quesos de intensidad intermedia.

L.A. Cetto es la bodega con mayor tradición vitivinícola en el Valle de Guadalupe y una de las más prestigiosas, desde que don Angelo Cetto se radicó en el terruño en los años 1920 con su sueño de hacer vinos finos.

3. Guanamé Malbec

La Vinícola Guanamé elabora sus vinos con uvas provenientes de los Viñedos Pájaro Azul, en el Valle de Jaral de Berrios, cerca de la localidad de San Felipe, al norte del estado de Guanajuato.

Los desechos de la producción vinícola y agrícola del rancho son utilizados para hacer compostas y abonar los viñedos con los que se producen unos magníficos vinos artesanales.

El Guanamé Malbec es criado 3 meses en barricas de roble francés y presenta a la vista notas violáceas con negros profundos y ribetes azulados y magentas.

En nariz se presenta con avisos de garambullos, grosellas y tunas cardonas, respaldados por caramelo, moras, miel, canela y roble tostado.

Es opulento, untuoso, redondo y largo en la boca, con taninos maduros, dejando sabores a ciruela negra, regaliz, vainilla y café. Marida estupendamente con platos de carne de res, aves de corral, quesos madurados y duros, comida picante, pastas y ensaladas.

4. Casa Grande Cabernet Sauvignon

Es un vino hecho por la vinícola Casa Madero, en Valle de Parras, que tiene un color rojo granate con destellos de arcilla.

Presenta en nariz notas a cereza, grosella y ciruela. Las uvas Cabernet Sauvignon cosechadas en el terruño coahuilense, dejan en boca un tenue y persistente sabor a chocolate negro con un agradable retrogusto.

El Casa Grande Cabernet Sauvignon es excelente acompañante de cortes de carne de intenso sabor, filet mignon con salsas fuertes, venado y otras carnes de caza, cordero y cerdo.

Casa Madero está al sur de Coahuila, a 1520 metros sobre el nivel del mar, en un una zona con inviernos fríos y soleados veranos con temperaturas de entre 15 y 20 °C, condiciones que permiten una maduración lenta y completa de las uvas.

5. Canto de Luna

Es un vino proveniente de una mezcla a partes iguales de Syrah-Cabernet Sauvignon-Tempranillo, hecho en el Valle de Guadalupe por Finca La Carrodilla.

Esta vinícola del ejido El Porvenir produce vinos monovarietales y mezclados bajo un concepto de agricultura orgánica, en el que conviven las viñas con el huerto y los animales criados en libertad.

Canto de Luna se ha posicionado como uno de los mejores vinos tintos mexicanos gracias a su magistral combinación de color, aroma y sabor.

Es de capa media y de un tono rojo granada con ribetes rubíes. En nariz se sienten notas de mermelada de frambuesa, frutos rojos frescos, tabaco, madera fina, vainilla y frutos negros.

Es seco, amable y de paso franco por la boca, con acidez y taninos equilibrados. Baja muy bien con arrachera, cabrito, chiles en nogada, cortes de carne y platillos italianos.

6. Cuna de Tierra Nebbiolo

Cuna de Tierra es una vinícola de Dolores Hidalgo, Guanajuato, que realizó su primera vinificación en 2005. Actualmente produce 6 vinos tintos y uno blanco. Cuida sus viñas y elabora sus vinos con métodos artesanales y se define como un “viñedo boutique”.

El Cuna de Tierra Nebbiolo se elabora con una mezcla 60 % Nebbiolo / 20 % Tempranillo / 20 % Malbec y es criado 12 meses en barricas de primer y segundo uso. Es de intenso color rubí con destellos violáceos y deja sentir en la nariz aromas de té negro, frutas negras, pimienta negra, chocolate y vainilla.

Ataca con intensidad en la boca y es de equilibrada acidez, con taninos suaves y bien integrados. Su fino sabor evoca grosellas negras y pastel de frutas con elegancia y persistencia. Combina muy bien con carnes condimentadas y risotto de hongos.

7. Roganto Malbec

Entre los vinos mexicanos premiados 2019 uno de los galardonados con la Gran Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas, fue el Malbec 2014, de las Bodegas Roganto, cuyo viñedo está en el Valle de San Jacinto, Baja California.

Es un vino 100 % monovarietal (Malbec) estacionado 24 meses en barricas de roble francés y americano.

Las uvas Malbec cosechadas por Roganto dan un vino redondo, sedoso y con excelente intensidad en boca, con notas especiadas y afrutadas.

Se recomienda maridar con carnes rojas, cerdo, quesos de maduración intermedia y pastas trufadas.

Las Bodegas Roganto están enfocadas en vinos Premium bajacalifornianos. El proyecto fue concebido en 1987 y la primera cosecha comercial fue vinificada en 2001. Disponen de 14 hectáreas en producción con 11 varietales y 10 hectáreas de viñedos en desarrollo.

8. Fusione

Es producido en el Valle de Guadalupe por la vinícola Villa Montefiori con un blend 70 % Cabernet Sauvignon / 30 % Merlot. Pasa 18 meses en toneles de roble francés y es de color granate intenso.

En nariz se presenta con notas de frambuesa, fresa y madera fina, mientras que en boca ofrece gustos a frutos rojos y negros, madera y especias.

Es poderoso, armónico y de taninos sedosos. Bueno para acompañar cortes de carnes rojas, embutidos y cordero.

Villa Montefiori se especializa en varietales italianos. La cava fue construida en un manto granítico a 7 metros de profundidad, creando condiciones de temperatura, humedad, oscuridad y tranquilidad, únicas para la crianza de los vinos.

9. Zeus El Cielo

La Vinícola El Cielo es uno de los lugares imperdibles del Valle de Guadalupe por su resort de atractivas villas entre viñedos, jardines y lagos. También por su fantástico restaurante gourmet Latitud 32 y sus completos tours para conocer en detalle el proceso de vinificación desde la viña hasta la botella.

La etiqueta Zeus de El Cielo corresponde a un monovarietal 100 % uvas Zinfandel, que se cría 10 meses en barricas de roble y 18 meses en botella.

Es de color granate brillante y en nariz ofrenda higos y frambuesas en licor con notas de eucalipto, flores, café tostado, cuero, pimienta negra, dulce de coco, chocolate y trufas negras.

Tiene un ataque medio-alto que acopla con taninos finos y un largo postgusto. Armoniza con carnes marmoleadas, pato, moles y estofados de res.

10. Balch’é Siete Premium

Entre los vinos tintos mexicanos del Valle de Guadalupe, el Balch’é Siete Premium se distingue por su calidad y alto potencial de guarda. Es un monovarietal 100 % Zinfandel, uva que produce vinos robustos y elegantes.

Ofrece aromas a cereza, zarzamora, canela, lavanda, coco y chocolate, mientras que en boca es de finos taninos con regusto a madera, clavos de olor y pasas.

Se asocia perfectamente con la comida mexicana, sobre todo con los platillos condimentados y especiados, así como con cortes a la parrilla, quesos (provolone, cheddar) y caviar.

La Bodega Barón Balch’é surgió en 1997 a partir de un viñedo familiar abandonado de 32 hectáreas, que fue recuperado en principio para hacer vinos caseros sin grandes pretensiones. Los caldos resultaron tan buenos que el emprendimiento comercial no tardó en llegar.

11. Anxelin Shiraz

Es producido por Bodega y Viñedos Encinillas en el Valle de Encinillas (Chihuahua). Proviene totalmente de uvas Shiraz y pasa 12 meses en barrica, ofreciendo un potencial de guarda de 8 años.

Es de un elegante tono púrpura con matices violáceos y presenta aromas de frutas rojas y negras maduras, con toques de vainilla y violetas.

En la boca confirma las frutas que brinda el aroma, con taninos equilibrados. Hace buena alianza con pastas, pizzas, carnes y comidas mexicanas moderadamente condimentadas.

La bodega está al lado del antiguo y legendario Camino Real de Tierra Adentro. La ubicación del viñedo, a 1560 m.s.n.m. y la cava subterránea bajo condiciones óptimas de temperatura y humedad, permiten producir uvas y vinos de excepcional calidad.

12. Música del Marqués Nebbiolo

El terruño de la vinícola Vinos del Marqués, en un microclima a 2000 m.s.n.m., cerca de la ciudad de Querétaro, presenta un estupendo balance de frío, calor, sol y lluvia, que es aprovechado por la casa para hacer excelentes vinos.

Los productos de la bodega son fabricados con procedimientos artesanales clásicos que aseguran vinos de personalidad definida.

El tinto Música del Marqués Nebbiolo reside 9 meses en barricas de roble francés. Es de intenso color rubí con destellos violáceos y se expresa profundamente en nariz con notas de frutos rojos, tabaco, cuero, chocolate y toques sutiles de la madera de las barricas.

Se manifiesta en boca con taninos maduros e intensos, manteniendo su elegancia hasta el final. Hace buenas asociaciones con cortes de res, cordero, venado y aves de corral.

13. Teziano Cabernet Sauvignon

Es elaborado por la Bodega Norte 32, un emprendimiento concebido en 2002 como proyecto de jubilación por el capitán de la aviación comercial, Oscar Obregón.

El nombre de la vitivinícola se debe a su ubicación sobre el paralelo 32 Norte en el Valle de Guadalupe.

El Teziano es un vino 100 % Cabernet Sauvignon, que pasa de 13 a 18 meses en barrica. Es de color rojo profundo con reflejos sangrados y en copa se ve limpio y brilloso. En nariz evoluciona desde frutos rojos hasta frutos secos, castañas y vainilla.

Es consistente en boca, primero con un ataque dulce de frutos rojos maduros y después con una grata y fluida acidez y unos taninos sólidos y estructurados, finalizando con un intenso retrogusto. Es espectacular para los mejores cortes de carne, como rib eye y New York.

14. VR Sangiovese

Es uno de los vinos tintos mexicanos de extraordinaria calidad criados por Viñedos de la Reina, bodega con 50 hectáreas de viñedos en los valles de San Vicente y Guadalupe.

La casa fue fundada en 2006 por el arquitecto y apasionado de los vinos, Roberto Curiel, y el nombre “Viñedos de la Reina” es un homenaje a su esposa.

El VR Sangiovese es un vino limpio de color rojo cereza ribeteado de rubí. En nariz ofrece notas a cereza, frambuesas y fresas, con un trasfondo de vainilla y caramelo. En boca ataca suavemente con taninos amables y moderados que resaltan su agradable acidez y frescura.

El retrogusto es seco y ligero, con buen equilibrio entre alcohol y acidez. Es recomendable para sopas, cremas, ensaladas, crepas, pescados blancos, quesos frescos, aves y pastas.

15. Gran Amado Nebbiolo

Es un tinto de color rojo ciruela con matices entre violáceos y rojo ladrillo, hecho con una mezcla de Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Zinfandel. Es brillante, limpio y de buena densidad.

Es de gran potencia aromática con presencia de cereza negra, ciruela y grosella, con ligeros toques de pimienta, eucalipto y mentol. Su sabor es largo y expresivo, con taninos firmes y retrogusto que confirma sus notas frutales en nariz.

Se ajusta muy bien con platillos y guisos intensos a base de ternera, cordero y carnes de cacería.

Es elaborado en el Valle de Guadalupe por Viñas de Garza, preciosa vitivinícola que comenzó operaciones en 2003 como un proyecto familiar. Cuenta con más de una docena de varietales y tienen en el mercado 10 etiquetas, entre las que están algunos de los mejores vinos tintos de Baja California.

¿Qué vino tinto mexicano me recomiendan?

La organización, Decanter World Wine Awards (DWWA), galardonó al tinto Shiraz 2013, de Bodegas Don Leo, como el mejor vino mexicano en 2018.

Es un vino seco con un leve dulzor que apenas se siente elaborado en el Valle de Parras (Coahuila) con uva Shiraz. Reside 16 meses en barricas de roble, siendo equilibrado y agradable al paladar.

Marida perfectamente con carnes asadas y quesos madurados y fuertes, acompañando también muy bien el chocolate.

¿Cuál es la diferencia entre Merlot y Cabernet Sauvignon?

La Cabernet Sauvignon es la principal uva para la elaboración de vinos en Burdeos (Francia), su lugar de origen y en muchas regiones vitivinícolas del mundo.

Sus vinos son secos, tánicos, de firme sabor y con un toque frutal, ideales para acompañar carnes rojas, cacería, guisos y otros platillos con salsas fuertes.

La Merlot es otra popular uva bordelesa que da un vino más suave que el Cabernet Sauvignon, suavidad que favorece su maridaje con pescados, mariscos y postres.

¿Cuál es el mejor vino tinto de Baja California?

El Santos Brujos Tempranillo 2014 fue calificado por la DWWA 2018 como el mejor vino tinto de Baja California.

Elaborado por las Bodegas Viñas del Sol en el Valle de Guadalupe, es un vino de deslumbrante tono rojo cereza con ribetes amoratados, de complejos aromas con presencia de frutillas del bosque y moras negras y con taninos redondos y bien pulidos al paladar. Va bien con carnes, aves, pescados, mariscos y quesos.

¿Qué beneficios tiene tomar una copa de vino tinto?

El consumo moderado de vino (una copa al día), especialmente el tinto, ha sido relacionado con beneficios a la salud.

La bebida es rica en polifenoles, sustancias químicas que ayudan a eliminar los radicales libres que promueven el deterioro celular.

El vino contribuye a prevenir trastornos cardiovasculares, incluyendo la ateroesclerosis y tiene propiedades anticoagulantes y antitrombóticas. También equilibra la presión arterial, inhibe la formación de cálculos renales y retrasa la aparición de enfermedades neurodegenerativas.

¿Qué tipo de vino es más suave?

El tipo de uva es el determinante principal para la fortaleza o suavidad de un vino. Entre los tintos, los provenientes de uvas Cabernet Sauvignon y Petit Verdot, son los más potentes.

La Petit Verdot es a menudo utilizada para incrementar la graduación alcohólica de otros vinos. En un punto intermedio en la escala fortaleza-suavidad están los caldos Merlot, Malbec y Syrah.

Entre los tintos más suaves se encuentran los Pinot Noir, comparables a los vinos blancos. Otras variables que influyen son la región de producción y la cosecha.

Vinos tintos mexicanos que debes probar

El Nebbiolo producido por L.A. Cetto en el Valle de Guadalupe es un vino rojo rubí con ribetes violetas, complejo, intenso, especiado y frutal. Va perfectamente con pastas y cortes grasos.

El Vino de Piedra, de la vinícola guadalupana Casa de Piedra, es elaborado con una mezcla de Tempranillo y Cabernet Sauvignon. Tiene una estadía de 13 meses en barricas de roble.

El 3V de Casa Madero es un vino de Parras, Coahuila, hecho con proporciones iguales de Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot. Es delicado, ideal para carnes blancas y quesos suaves.

Etiquetas de vinos tintos mexicanos

Vinos tintos mexicanos buenos y baratos (menos de 350 MXN): Eclipse (Bodega El Cielo, Valle de Guadalupe), Primus (Bodega Origen, Aguascalientes), Paula (Bodega Pijoan, Valle de Guadalupe), Torel Jr. (Bodega Torel, Valle de Guadalupe), Rimbombante (Bodega Rimbombante, San Antonio de las Minas, Baja California).

Vinos mexicanos premiados (Gran Medalla de Oro, Concurso Mundial de Bruselas 2019): Caipirinha 2016 (Vinos El Cielo, Valle de Guadalupe), Roganto Malbec 2014 (Bodegas Roganto, Valle de San Jacinto, Baja California).

Mejores vinos tintos dulces mexicanos: Tardo Merlot (Bodega Santo Tomás, Valle de Guadalupe), KM 101 Montiq (Vinos Dubacano, Valle de San Vicente, Baja California).

Te invitamos a compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan los 16 mejores vinos tintos mexicanos.

 

Ver también:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 12 mejores playas para ir con perros en México

Las 25 mejores bebidas típicas de Argentina