in

Las 14 mejores bebidas típicas de México sin alcohol

México tiene numerosas bebidas sin alcohol para todos los gustos gracias a la enorme variedad de frutos, hojas, flores, raíces, cortezas y otros ingredientes naturales, empleados para su preparación.

Estás son las mejores 14 mejores bebidas típicas de México sin alcohol:

1. Agua de horchata

Comencemos con una rica y tradicional bebida no alcohólica: el agua de horchata.

Esta agua a base de arroz es una institución entre las bebidas mexicanas sin alcohol, aunque no se sabe exactamente de dónde proviene el término “horchata”. Se cree que viene de la palabra italiana, “orzo”, que significa cebada, cereal que con el tiempo se sustituyó con el arroz.

No es una bebida prehispánica porque el arroz llegó a América con los conquistadores.

El agua de horchata se prepara en México con arroz, rajas de canela, leche, azúcar blanca y esencia de vainilla. Algunas recetas llevan coco, almendras, semilla de morro y leche condensada, para hacerla más dulce.

La preparación artesanal es típica de Tabasco, Veracruz y de la Península de Yucatán, donde es un usual acompañante de platillos tradicionales como la cochinita pibil.

Su alto consumo en México llevó a la aparición de marcas comerciales. Al principio era solo una bebida fría tomada con hielo para aplacar el calor, pero ahora se toma también en infusión caliente.

Abajo te pongo un video de cómo hacer el agua de horchate:

2. Tascalate

Bebida precolombina cuya primera referencia en la hispanidad data de 1566, cuando el misionero franciscano y posterior obispo de Yucatán, Diego de Landa Calderón, la mencionó como una preparación de maíz tostado saborizada con chocolate y chile, muy consumida en el sur de México.

El taxcalate o tascalate es popular en Chiapas, donde se prepara haciendo un polvo fino a base de tortillas tostadas en comal y troceadas, cacao, achiote, canela molida o en polvo y piloncillo rallado. Este polvo se mezcla con agua o leche en una jarra enfriando con cubos de hielo. Es una bebida refrescante y muy nutritiva.

Una versión aún más típica y sabrosa es la que lleva granos de maíz cacahuacintle previamente tostados.

El polvo de tascalate de color rosado se vende en paquetes. En Chiapas se consigue fácilmente en los mercados y es usual encontrarlo preparado en la calle.

Abajo un video de cómo preparar el agua de tescalate:

3. Tejuino

El tejuino es una embriagante cerveza de maíz inventada por los indios del norte de México. Su bajo grado de fermentación la hace una bebida refrescante y casi sin alcohol.

La palabra “tejuino” proviene de la voz nahua “tejuin”, que significa “latir el corazón”. Se prepara con masa de maíz y piloncillo sometido a una ligera fermentación de 48 horas.

Es una de las bebidas típicas de México sin alcohol que se sirve con chile y limón, adoptando un sabor picosito, agridulce y muy refrescante. También se mezcla con agua o con leche materna para dar a niños y lactantes.

Cuando la mezcla se deja fermentar por completo se convierte en una bebida alcohólica llamada tesguino, utilizada por yaquis, tarahumaras, pimas, tubares, huicholes y otros grupos étnicos mexicanos, con fines sociales y ceremoniales.

También suele beberse en trabajos comunitarios pesados y en las tesguinadas, reuniones para la toma de decisiones relevantes para la comunidad.

Abajo un video de cómo hacer un tejuino:

4. Agua fresca de mamey

El mamey es una especie arbórea originaria de las Antillas cuyo fruto no es de mucho interés comercial, porque la especie tarda hasta 12 años en florecer. Es un árbol muy bonito que exige suelos húmedos y fértiles.

La baya ha sido tradicionalmente consumida en México, centro y norte de Suramérica, como fruta fresca o como base para jugos. Crece de manera silvestre en algunos estados mexicanos, especialmente en Chiapas, Veracruz y Tabasco.

El mamey es usado en México en batidos y para hacer una de las muchas agüitas frescas del país. Es rico en vitamina A, hierro y fósforo, lo que favorece a la salud de la piel, del cabello, del sistema óseo y a la visión. Se trata de una de las bebidas típicas de México sin alcohol que se endulza con miel de agave.

Para preparar agua fresca de mamey solo licúa la fruta troceada con agua, limón y miel de agave. Sirve en vasos con hielo.

5. Cebadina

Entre las bebidas sin alcohol mexicanas esta es típica de León, Guanajuato. La base de la preparación es la cebada que se saboriza y colorea con flor de Jamaica y otros ingredientes.

Como la cebada no se deja fermentar no se produce alcohol, quedando una refrescante y nutritiva bebida para toda la familia.

Es común añadir algo de bicarbonato al vaso al servir para conseguir un efecto de efervescencia. Al beberla ganarás las propiedades digestivas, desintoxicantes, diuréticas y antiinflamatorias de la cebada, así como su alto contenido de fibra que además de evitar el estreñimiento y otros trastornos intestinales, favorece la eliminación del colesterol y otras grasas.

Es habitual encontrar locales y carritos que venden cebadina roja coloreada con Jamaica, en el centro histórico de León. Es la bebida perfecta para acompañar unas guacamayas (bolillos rellenos con chicharrón de cerdo), los antojos típicos de los leoneses.

6. Agua de Jamaica

El agua de Jamaica es una institución entre las bebidas típicas mexicanas. Se preparada con la flor de Jamaica, planta malvácea originaria del territorio tropical africano y cultivada en muchas partes del mundo, incluyendo México, por su sabor en infusiones y atributos medicinales.

En Hispanoamérica también es llamada rosa de abisinia, acedera roja, rosella, agrio de Guinea y saril.

El agua de Jamaica es un acompañante habitual de comidas en México por su sensación refrescante y agradable sabor. Los mexicanos añaden limón o jengibre a la infusión.

Al beberla ganas sus propiedades antihipertensivas, ligeramente laxantes y antiparasitarias.

Se cree que el primer lugar mexicano al que llegó la flor de Jamaica fue la costa de Guerrero, a bordo de las naos que hacían las rutas comerciales desde Filipinas y otros puertos asiáticos.

Precisamente Guerrero es el primer estado productor mexicano de la flor con plantaciones cercanas a las 20 mil hectáreas.

7. Chileatole

Es una de las bebidas mexicanas tradicionales que más se consume en Puebla, Oaxaca, Michoacán y Veracruz, preparada con granos de elote, chiles verdes, epazote y sal.

Según la cantidad de maíz y agua puede quedar o muy ligero para ingerir rápidamente en un vaso, o muy espeso para tomarlo con cuchara.

El chileatole verde es una bebida típica de la Colonia El Carmen, en la ciudad de Puebla, cuyos vecinos y visitantes despachan diariamente grandes cantidades que acostumbran a agriar con jugo de limón.

El chileatole también es un platillo que se come como una sopa al que se le añade cebolla, especias, hierbas aromáticas y algún elemento cárnico como pollo o guajolote. Raramente se le añade queso. En la región de Orizaba y otros lugares de Veracruz se prepara un chileatole rojo con camarones frescos o secos.

8. Chocolate

Los primeros seres humanos que bebieron lo más parecido a un chocolate fueron los mokayas, indígenas preolmecas del actual territorio de Chiapas que ya lo consumían casi 2 milenios antes de Cristo.

Pero fueron los olmecas de Tabasco quienes sistematizaron la mezcla de las habas molidas de cacao con agua, hierbas y guindillas y comenzaron la siembra de cacao. Disfrutaban de un chocolate más amargo pero más auténtico, ya que no tenían azúcar para endulzarlo.

La bebida de chocolate es popular en todo México, especialmente en Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y la Península de Yucatán. Siendo este país el número 11 entre los productores de cacao con 22 mil toneladas.

Casi todo el cacao mexicano se cultiva en 2 estados: Tabasco (67 % de la producción nacional) y Chiapas (31 %). El 2 % restante proviene principalmente de Oaxaca y Veracruz.

9. Tejate

La “bebida de los dioses” se prepara con semillas de cacao, maíz tostado, semillas de mamey y flor o rosita de cacao, endulzado con azúcar de caña.

El maíz se hierve en agua con ceniza para aflojar la cáscara, lo que le da a la bebida un ligero toque ahumado.

No debes confundir la flor o rosita de cacao con la floración del árbol que produce el fruto base del chocolate. Esta proviene de otra especie arbustiva que crece en muy pocos lugares mexicanos, uno de ellos, el municipio oaxaqueño de San Andrés Huayapam.

En la cabecera municipal de San Andrés Huayapam se celebra entre finales de marzo y principios de abril la Feria del Tejate, uno de los muchos eventos nacionales dedicados a promover las bebidas típicas de México sin alcohol.

Las tejateras del pueblo visten sus vistosos trajes típicos de blusa blanca y falda roja, mientras preparan y venden la bebida prehispánica acompañada de tamales, empanadas, memelitas y otros antojitos regionales.

El téjate se bebe muy frío y a tragos completos.

10. Bupu

Bebida emblemática zapoteca en el Istmo de Tehuantepec, especialmente en la ciudad y municipio oaxaqueños de Juchitán de Zaragoza.

Los zapotecas regionales consideraban que el bupu (espuma, en idioma zapoteco) era la bebida de los dioses. Se cree según leyenda prehispánica que era preparado por la servidumbre para el consumo exclusivo de los monarcas zapotecos, antes de que una doncella aprendiera la receta y la hiciera pública.

Sus ingredientes son cacao, canela, piloncillo, flor de jazmín y flor de mayo. El cacao se tuesta en el comal y todos los ingredientes se muelen hasta formar una pasta que se deja en reposo por un día. Luego se añade agua caliente y se bate hasta que sale una espuma color café.

El bupu se sirve frío sobre un tazón caliente de atole blanco de maíz, lo que produce una deliciosa mezcla de sabores y temperaturas. Aparte de Oaxaca también se prepara en Chiapas, Tabasco y Veracruz.

11. Pozol

Los conquistadores y misioneros españoles que llegaron a México en el siglo XVI se sorprendieron de la resistencia de los indígenas que pese a casi no comer, eran capaces de hacer largos viajes. Estos se mantenían a base de una bebida preparada con una pasta de cacao y maíz: el pozol.

William Dampier, escritor y corsario británico que visitó la Bahía de Campeche en los años 1670, también quedó asombrado con la fortaleza que los indígenas viajeros conseguían con solo el pozol.

El maíz se hierve en agua de cal para que suelte la cáscara. Luego, los granos descascarillados se terminan de ablandar con una segunda cocción.

El cacao se tuesta, se muele y se mezcla con el maíz, para hacer una pasta sometida a fermentación en hojas de plátano durante 3 días para que adquiera su toque agrio. Finalmente, esta se bate o se licúa con agua.

12. Lágrimas de la Virgen

Bebida creada en conmemoración a los 7 dolores de María, incluyendo la crucifixión de Jesús.

Lágrimas de la Virgen lleva 7 ingredientes (betabel, naranja, manzana, lechuga, plátano, agua y un endulzante (piloncillo o azúcar) y es consumido especialmente el Viernes de los Dolores o Viernes de Pasión.

Al preguntar a una guanajuatense si ya lloró la virgen en el Viernes de los Dolores, esta te ofrecerá un vaso de esta bebida parecida a una sangría sin vino.

Las auténticas Lágrimas de la Virgen llevan las frutas troceadas, lo que le aporta al trago diferentes texturas y sabores. También puede hacerse un solo y uniforme licuado. Se toman bien frías poniendo suficiente hielo.

13. Agua de tamarindo

El tamarindo es un árbol tropical originario de Sudán cuyo fruto es una legumbre. Cuando esta está madura se le quita la cáscara para extraer una marrón, oscura, brillante y muy ácida pulpa, que rodea a la semilla.

El agua de tamarindo se puede hacer con el fruto maduro extrayendo la pulpa y mezclándola con agua y azúcar. Con ello ganarás una de las bebidas típicas de México sin alcohol más deliciosas. La pulpa también es vendida en paquetes lista para usar.

El tamarindo es un popular ingrediente de la cocina hindú. En México, país de gran producción y consumo, se emplea para hacer salsas y dulces al mezclar la pulpa con azúcar, sal y chiles.

El tamarindo es antiinflamatorio, diurético y ayuda a regular el azúcar en la sangre. Contrarresta la acción de los radicales libres por su alto contenido de antioxidantes, lo que favorece a la apariencia de la piel y del cabello.

14. Agua de chaya con piña y naranja

El agua de chaya con piña y naranja es una de las más deliciosas aguas mexicanas de varios ingredientes. Las hojas de chaya o árbol de espinaca son ampliamente utilizadas en México y Centroamérica y se preparan del mismo modo que las de espinaca.

Esta agua se hace licuando trozos de piña con hojas de chaya y jugo de naranja, endulzando la mezcla con miel o azúcar.

Las hojas de chaya son cardioprotectoras y ricas en antioxidantes. En la cocina de la Península de Yucatán son empleadas en diferentes platillos como huevos con chaya, brazo de reina y como ingrediente de tamales, empanadas y polcanes.

La chaya une sus atributos alimenticios y medicinales a los poderes vitamínicos, diuréticos y refrescantes de la piña y la naranja.

Bebidas típicas de México sin alcohol: atoles

El atole o atol lidera la lista de bebidas representativas de México que se originaron en la época precolombina. En su forma más elemental es una cocción de maíz con agua endulzada con piloncillo, azúcar o miel.

Es habitual añadir sabor, aroma y fortaleza al atole con especias, aromatizantes naturales y otros ingredientes, como cacao, leche, canela, vainilla, hojas de naranjo y anís.

El atole es tan común en la vida del mexicano que hay varios refranes que utilizan el término y existen marcas comerciales con sabor a chocolate, fresa, piña, guayaba, mango, ciruela, coco y otros frutos.

¿Cuáles son las mejores bebidas mexicanas sin alcohol?

El agua de Jamaica, los atoles, el agua de horchata, el chocolate, el pozol y el agua de tamarindo, están entre las bebidas mexicanas no alcohólicas de preferencia nacional.

2 recetas de bebidas mexicanas típicas

A continuación 2 rápidas, sencillas, refrescantes y nutritivas recetas de bebidas mexicanas típicas: agua de Jamaica y Lágrimas de la Virgen.

Agua de Jamaica

Esta receta alcanza para 2 litros de agua de Jamaica. Se elabora en 20 minutos, incluyendo el tiempo de cocción.

Ingredientes

  • 2 litros de agua.
  • 100 gramos de azúcar.
  • 100 gramos de flores de Jamaica secas y en buen estado.

Preparación

Hierve los 2 litros de agua en una olla. Cuando esté por hervir añade las flores de Jamaica.

Deja hervir durante 5 minutos más bajando a fuego medio. Añade el azúcar y revuelve para que se disuelva. Deja al fuego por otros 10 minutos. Espera por 5 minutos para que repose.

Cuela para retirar las flores, prueba y ajusta el azúcar. Deja reposar antes de servir y hazlo con suficiente hielo.

Refrigera el resto.

Lágrimas de la Virgen

Con 4 litros de Lágrimas de la Virgen tendrás suficiente para invitar a tus amigos.

Ingredientes

  • 1 betabel.
  • ½ lechuga.
  • 2 naranjas.
  • 1 manzana.
  • 2 plátanos.
  • Azúcar al gusto.
  • 4 litros de agua para la preparación más otro poco de agua para cocer el betabel.

Preparación

Cocina el betabel en agua. Pélalo, trocéalo y procésalo en una licuadora con un poco de agua y el azúcar.

Pon esta mezcla en una jarra grande o vitrolero junto con el resto del agua.

Lava la lechuga y pícala. Pela y rebana las naranjas. Pela y pica la manzana y los plátanos. Añade la lechuga y las frutas picadas. Revuelve.

Rectifica el azúcar, refrigera y sirve.

¿Cuáles son las mejores bebidas refrescantes mexicanas?

El agua de tamarindo, el agua de horchata, el agua de Jamaica y otras agüitas, como las de limón, melón, tuna y menta; limón y sandía; y limón y hierbabuena, están entre las bebidas preferidas de los mexicanos para refrescarse en un día caluroso.

¿Cuáles son las mejores bebidas tropicales mexicanas?

Entre los cocteles tropicales preferidos en México se encuentran Piña Colada, Margarita, Mai Tai, Ojo Rojo, Miami Vice, Vodka Tonic y Havana Lights.

De las bebidas sin alcohol, las agüitas de frutas tropicales como mango, tamarindo, sandía, piña y melón, son las preferidas.

Bebidas típicas de Jalisco

El tequila es entre las bebidas alcohólicas el rey de Jalisco.

Un coctel exótico jalisciense es el Pajarete, que lleva leche de vaca recién ordeñada, tequila y chocolate en polvo.

Entre las bebidas que no contienen alcohol se distinguen el tejuino y el agua fresca de lima.

Bebidas típicas de Durango sin alcohol

En Durango se producen melones, piñas, duraznos, manzanas y fresas de alta calidad, que son la base para preparar jugos y aguas frescas.

Estas bebidas sin alcohol son ingeridas por los duranguenses para acompañar el caldillo de carne, las enchiladas de cacahuate y leche, los chicharrones de vieja, el asado de bodas y otras exquisiteces de la cocina regional. Cuando les provoca algo de alcohol piden un mezcal.

Bebidas típicas de la Ciudad de México sin alcohol

Los mexiqueños son buenos bebedores de agua de Jamaica y agua de horchata. La cebadina y los atoles también son muy apreciadas por los capitalinos.

Entre las comidas y bebidas típicas de México, una combinación que los defeños disfrutan a diario es la de unos tacos al pastor, con una agüita de Jamaica.

Aguas frescas exóticas

El agua de pitahaya, el agua de chaya con limón, el agua de zapote negro y el agua de tuna, limón y hierbabuena, son consideradas como exóticas porque no se consumen en grandes volúmenes como sí ocurre con el agua de Jamaica, el agua de horchata y los atoles.

Un agua fresca popular puede adquirir un interesante grado de exotismo con solo añadir otro ingrediente, como por ejemplo sucede con el agua de Jamaica al añadirle romero.

¿Cuántas de estas bebidas típicas de México sin alcohol has probado y cuál es tu favorita?

Comparte este artículo con tus amigos para que también conozcan las 14 mejores bebidas típicas de México sin alcohol.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

12 cosas que hacer y ver en Puerto Morelos

Las 7 bebidas típicas de Veracruz más populares que debes probar