in

Los 30 Platillos de Comida Típica Mexicana Más Deliciosos

Uno de los representantes más importantes del patrimonio cultural mexicano es su rica gastronomía, famosa por condimentar sus platillos con distintos tipos de picantes, por lo que se ha posicionado entre los más populares en los restaurantes.

Los platos del país azteca han sabido ganarse el cariño de los comensales en el mundo entero, y existe una amplia variedad de platillos típicos mexicanos que son considerados una delicia y cuya preparación no resulta tan compleja como en otros casos.

Si quieres conocer cuáles de estos son los mejores, no dejes de leer los siguientes 30 platillos que te mostraré a continuación.

1. Tacos

Pensar en comida mexicana es pensar directamente en Tacos, pues no en vano se han ganado el puesto de ser uno de los platillos más conocidos en todo el mundo.

Su preparación básica es a partir de una (o varias) tortillas de maíz fritas, que pueden ser rellenadas con carne de res, pollo o pescado, aderezadas con granos, queso rallado y una variedad de vegetales salteados en trozos.

Este platillo puede ser más o menos picante en función de la cantidad de chile que se agregue, y no debes olvidar preparar salsa de guacamole o pasta de tomate para acompañarlos y darles un mayor y mejor sabor.

2. Fajitas

Nacidas en la parte mexicana de Texas, se trata de uno de los platillos típicos que más impacto han causado en la cultura norteamericana.

Se preparan a partir de tortillas asadas de maíz o de trigo, rellenas con carne o pollo y con una variedad de vegetales salteados en los que suele destacar el pimiento rojo.

Son frecuentemente confundidas con los burritos, pero a diferencia de estos, las fajitas llegan a la mesa con los ingredientes por partes, de manera que tú mismo puedas rellenarlas al gusto; además, no se cierran completamente, sino que se doblan en forma de media luna.

3. Enchiladas

Las enchiladas es uno de los platillos cuyos ingredientes en la preparación pueden variar con mayor frecuencia, todo dependerá del lugar donde las sirvan, siempre y cuando se respete la santa trinidad: tortilla de maíz, chile y queso.

Algunas enchiladas son rellenadas con frijoles, lechuga, jalapeño y tomate, mientras que otras incluyen carne de res con papa y zanahoria, acompañada con la famosa salsa poblana.

Se rellenan las tortillas con los ingredientes y se cierran de forma cilíndrica, cubiertas con queso derretido y salsas al gusto.

Solo con ver llegar este platillo a tu mesa es para que se te haga agua la boca.

4. Pozole

Se trata de uno de los caldos más representativos de la gastronomía mexicana, cuya principal característica es que puede variar de color (rojo, verde y blanco son los principales) dependiendo de sus ingredientes.

Pueden prepararse tanto con carne (sea de res, de puerco o de pollo) como con vegetales (aguacate, cebolla y chile), pero en todo momento se destaca por los granos de maíz tierno de cacahuazintle, a partir del cual varía el color del caldo.

Para los días fríos o las tardes en familia, un hervido de pozole se convierte en una opción perfecta entre la variedad de platillos mexicanos.

5. Quesadilla

Para los amantes del queso, uno de los mejores manjares que existen entre la comida mexicana es sin duda la quesadilla.

Su preparación es tan sencilla, solo necesitas rellenar una tortilla de maíz con queso y plegarla a la mitad, cocinándola a la plancha hasta que su interior se derrita.

Muchas personas utilizan doble tortilla para darle mayor consistencia, así como incluyen carne o vegetales dentro del relleno, pero todo esto es opcional.

6. Aguachile

La gastronomía mexicana también se extiende a las comidas del mar, y el aguachile es una muestra de ello.

Se trata de un caldo hervido de camarones frescos, preparados con piezas de chile chiltepines  y una variedad de vegetales al gusto, que incluso pueden llevar una pizca de tequila o mezcal para agregarle sabor.

Este platillo es típico de la región costera sinaloense, y se sabe que es frecuentemente utilizada entre los mexicanos para aliviar los síntomas de la resaca.

7. Totopos

Conocidos mundialmente por el nombre de nachos, los totopos son el aditivo perfecto para todo platillo mexicano en cualquier momento del día.

Son simples tostadas de maíz trituradas, asadas directamente al fuego o fritas, servidos en sus características formas triangulares.

Estos se suelen servir acompañados por una variedad de salsas, siendo las principales las preparadas a base de pasta de tomate y carne de res, guacamole, chile con jalapeño o queso fundido.

Generalmente se presentan como snacks o comida chatarra para festejos, pero pueden combinarse sin ningún inconveniente con cualquier platillo típico mexicano.

8. Tamales

Aunque en los últimos años ha sido considerado uno de los platillos más humildes de la gastronomía mexicana, muchos desconocen que sus orígenes se remontan a los jefes y sacerdotes mexicas en la época prehispánica, quienes los utilizaban como ofrendas.

Se preparan a partir de masa de maíz dividida en partes y rellena de carne, vegetales y chile, que se envuelve en hojas de mazorca y se cocinan hervidas al vapor.

Los tamales se sirven en la mesa acompañados con otros contornos, pero también es característico en fiestas y celebraciones, donde son servidos en trozos más pequeños.

9. Ensalada César

La fama y universalidad con la que se sirve la ensalada Cesar es tal, que muchas personas ignoran que sus orígenes surgen de la gastronomía mexicana.

Nace de la mano del cocinero italiano Cesare Cardini, en 1924, quien entonces habitaba en Tijuana y estaba por participar en un concurso de ensaladas, pero no contaba con una diversidad de vegetales frescos como en Europa.

Por tanto, mezcló lechuga, queso parmesano, huevo y trozos de pan y fue así dio origen a una nuevo tipo de ensalada, de fácil preparación y combinable con cualquier otro contorno.

10. Pescado a la Veracruzana

El encuentro entre los españoles y los indígenas trajo como resultado el pescado a la veracruzana, un filete de pescado blanco cocinado con especias del viejo continente como el orégano y las alcaparras, combinados con el chile y el jitomate mexicano.

Es muy fácil de cocinar, es simplemente cuestión de preparar el pescado y dorarlo por ambos lados en un sartén engrasado con mantequilla, para luego cubrir con una deliciosa salsa a base de los vegetales antes mencionados.

Si buscas un plato fuerte mexicano distinto a los demás, sin duda debes probar esta receta.

11.Vuelve a la Vida

Continuando con los platillos a base de comida marítima, el “vuelve a la vida” es una fiesta de sabores e ingredientes en tu boca.

Se trata de un coctel de mariscos que puede mezclarse con todo tipo de frutos del mar, siendo estos langostinos, camarones, caracoles, ostiones, pulpo, cangrejo y muchos otros más.

Fue apodado de esta forma puesto que es un platillo tradicional de las celebraciones cristianas de la cuaresma, con el que los costeños de México literalmente “volvían a la vida” luego de superar el período de ayuna.

Adicional a esto, algunos platillos de “vuelve a la vida” son preparados con erizos; un conocido ingrediente afrodisíaco que puede ser bastante útil para la vida íntima.

12. Zacahuil

Uno de los platillos menos comunes, debido a la dificultad que representa su preparación, pero curiosamente uno de los más propios del patrimonio cultural mexicano.

En cierto modo es idéntico a la preparación de un tamal, con chile molido y carne de puerco, pero con la diferencia de que se elabora para que alcance un tamaño aproximado de 5 metros de longitud.

Para cocinarlo se debe introducir en un enorme horno de leña por un par de horas, para luego picarlo y servirlo en porciones más pequeñas.

Con un solo Zacahuil pueden comer decenas de personas, por lo que cuando se prepara suele hacerse con motivo de fiestas o celebraciones de gran tamaño.

13. Chiles en Nogada

Provenientes específicamente de la región de Puebla, los chiles en nogada puede llegar a ser un desafío incluso para los mayores amantes del picante.

Su preparación consta de chile poblano relleno con guisado de picadillo y frutos mixtos, recubierto con crema de nuez y salteado con granada en trozos y perejil.

Entre los aspectos que hacen considerar este platillo como uno de los de mayor patrimonio mexicano, está el hecho de que se presenta simbolizando los tres colores de la bandera.

 

14. Huarache

Imitando las antiguas sandalias de las tribus indígenas mexicanas, el huarache consiste en una gruesa tortilla de maíz, chata y alargada, sobre la que se sirve carne de res o puerco, chile, frijoles, queso y vegetales.

La creación de este platillo típico se le atribuye a la mexicana Carmen Gómez Medina, quien lo sirvió por primera vez en su respectivo puesto de comida, ubicado en el Canal de la Viga, en 1935.

Un huarache servido con un par de margaritas será una de las experiencias gastronómicas más deliciosas que tendrás en México, solo si acudes a un restaurante que sepa preparar este platillo correctamente.

15. Ceviche

Es el platillo marítimo favorito de muchos. Se trata de una mezcla de pescado blanco (como mero, merluza o corvina), bañado en jugo de limón, lima o naranja agria y mezclado con vegetales como cebolla morada, chile verde, entre otros.

Además del pescado, el ceviche suele servirse combinado con camarones, pulpo o cangrejo, y acompañado con totopos (nachos) para hacer de este un platillo mucho más completo.

El ceviche ha alcanzado popularidad, tanto en Latinoamérica como en todo el mundo, y es común verlo servirse en las regiones costeñas.

16. Pollo en Salsa Pipián

Un platillo de gran importancia para la cultura prehispánica, puesto que la salsa pipián se prepara a partir de calabaza, siendo esta, según su propia mitología, la cabeza de un antiguo guerrero que fue decapitado tras perder en el juego de la pelota.

Para prepararla, necesitas tomar las semillas de la calabaza, molerlas y tostarlas, para luego cocinarlas a base de una salsa de chile verde.

Una vez que bañes el pollo en esta salsa, tendrás un delicioso platillo con una presentación única, pues la salsa pipián obtiene una coloración verdosa por el chile.

17. Huevos Rancheros

Si quieres degustar un verdadero desayuno típico mexicano, no puedes privarte de la experiencia de probar unos buenos huevos rancheros.

Son huevos fritos servidos en tortillas de maíz tostadas, bañados en frijoles refritos en salsa de jitomate y acompañados con rodajas de chile, cebolla o aguacate.

Este desayuno es considerado una bomba por su alto contenido calórico, por lo que es una de las mejores formas con las que puedes comenzar el día repleto de energía.

18. Mole

No se trata de una comida propiamente dicha, sino mas bien un acompañamiento que puede hacer convertir casi cualquier platillo en uno típico mexicano.

Es una deliciosa salsa elaborada a partir de chiles, masa de maíz, bolillo y especias varias, sirviéndose principalmente junto con carnes cocidas.

Existen diferentes tipos de mole, dependerá de los ingredientes con los que es elaborada esta salsa, destacando los siguientes como los principales:

  • Mole poblano
  • Mole negro
  • Mole rojo
  • Mole verde
  • Chimole

No obstante, debido a la intensidad de las especias con las que se prepara el mole, no todas las personas cuentan con el paladar para soportar su sabor, por lo que es necesario acostumbrarse para tolerar el picor.

19. Guacamole

Una salsa tan famosa como los más reconocidos platillos típicos, de hecho, es considerada como la principal para acompañar a la gastronomía mexicana a nivel internacional.

Pero su popularidad nace en la cuna del pueblo mexicano, puesto que sus dos ingredientes fundamentales (aguacate y chile) son de los más económicos y abundantes en el territorio.

Además, en la cultura prehispánica ya se le consideraba una receta divina, entregada al pueblo tolteca por el mismo Quetzalcóatl para que pudieran disfrutar de sus alimentos.

Su elaboración es bastante sencilla, solo requiere triturar los aguacates y combinarlos con el chile picado; se puede añadir otros ingredientes como jitomate, cebolla y un toque de limón.

20. Pico de Gallo

La pareja perfecta para acompañar la carne en los asados. Fue preparada por primera vez en el territorio mexicano. De hecho, los ingredientes generalmente utilizados en el pico de gallo representan los colores de su bandera.

Su preparación es sencilla, solo es necesario picar algunos chiles, cilantro, cebolla blanca y jitomate para tener su versión tradicional.

A pesar de esto, se han visto ejemplares de pico de gallo frutales, en los que se incorpora papaya, melón, mango, guayaba y cualquier otra cantidad de frutas al gusto.

Sea cual sea tu versión predilecta, definitivamente debes animarte a probar este platillo acompañado con quesadillas o tacos.

21. Guacamaya

Si alguna vez visitas alguna localidad mexicana próxima a Guanajuato, pide una guacamaya, un plato típico de esta zona de México.

No vayas a pensar que se trata del ave. Es una masa de maíz en forma de bola, rellena con chicharrón duro o suave y cubierta con salsa de chile o de guacamole.

Algunas personas le agregan otros rellenos a la guacamaya, como queso o jamón de pierna, para hacer de este un platillo aún más completo.

22. Ate

Si le temes al picante mexicano, pero no te quieres quedar por fuera de la fiesta gastronómica de su país, quizás uno de sus dulces típicos sea la elección ideal para ti.

El ate es un dulce de membrillo, traído por los españoles pero confeccionado por los mexicanos, preparado con una variedad de frutas distintas entre las que destacan la pera, la guayaba, la manzana, el mango y muchas otras más.

Vienen en presentaciones cuadradas de unos 5 cm, y algunas personas prefieren acompañarlos con rebanadas de queso.

23. Empanadas Mexicanas

Si bien este platillo es típico de varios países latinoamericanos (como ocurre con Argentina y Venezuela), cada uno de ellos lo prepara a su manera. Y en este sentido, no puedes dejar pasar la oportunidad de probar unas empanadas al estilo mexicano.

Antes eran conocidos por el nombre de antojitos mexicanos, y se preparan armando medias lunas con masa de maíz, rellenas con ingredientes al gusto.

La receta puede variar dependiendo de la región de México en donde las pidas, siendo comunes en las zonas norteñas el relleno dulce, mientras que en las costas se suelen preparar con pescado o camarones.

Sin importar el tipo de empanada que te animes a probar, de seguro te encantará, siempre y cuando no olvides mezclarla con salsa de mole o guacamole.

24. Banderillas

Las populares banderillas de las ferias temáticas, aunque muchos creían que eran provenientes de los Estados Unidos, son en realidad un platillo típico de la gastronomía mexicana.

Se trata de simples salchichas cubiertas con masa frita de trigo, a las que se les clava un palillo en un borde para poder comer como si se tratase de una brocheta de carne.

Muchas personas las suelen acompañar con diversas salsas como aderezo, pero en México generalmente se suelen bañar en salsa de tabasco.

25. Tortas Mexicanas

Este delicioso platillo saltó al estrellato por ser el alimento predilecto del Chavo del 8 en su famosa serie de televisión, haciendo que todos sus espectadores se preguntasen a qué saben las famosas tortas.

En apariencia son muy similares a los sándwiches, pero en cuanto al relleno suelen ser más variados y, por tanto, deliciosos.

Se sirven en pan de telera, birote o bolillo, rellenos con milanesa de pollo, jamón, salchicha, queso, frijoles, jitomates y mucho más.

Este platillo es uno de los más populares que encontrarás en México, y se prepara tanto en puestos ambulantes como en torterías especializadas.

26. Besos de Coco

Uno de los postres mexicanos que ha conseguido trascender las fronteras, ganándose una merecida fama internacional.

Se preparan a partir de una mezcla de leche condensada, coco rallado y esencia de vainilla, que se bate hasta que agarre suficiente consistencia para colocar sobre una bandeja y hornear.

Son dulces muy ricos y fáciles de preparar, ideales para celebraciones en las que asista un considerable número de personas.

27. Cochinita Pibil

Nacen de la época prehispánica, de la mano de las primeras civilizaciones encontradas en Yucatán, quienes probando por primera vez la carne de cerdo decidieron armar su propia receta.

Para cocinar este platillo, debes adobar una porción de carne de cerdo con achiote, envolviéndola en hojas de plátano e introduciéndola en un horno de tierra por un par de horas.

El nombre pibil es un término maya que hace referencia a este tipo de horneado, en donde antes del cerdo solían cocinar otros platillos como venados o faisanes.

28. Carne a la Tampiqueña

A pesar de que su nombre haga referencia a la ciudad mexicana de Tampico, curiosamente este plato proviene de Ciudad de México, siendo una de las mayores exquisiteces que podrás probar en la capital.

Se trata de un platillo completo de carne asada con acompañamientos de enchiladas verdes, queso blanco y frijoles negros, servida con guacamole a un costado.

Esta receta se les atribuye a los cocineros José Inés y Fidel Loredo, provenientes de Tampico, quienes decidieron homenajear la ciudad donde crecieron en el nombre de su receta gastronómica.

29. Dulces de Alfeñique

Un dulce tradicional que no puede faltar en las mesas de las familias mexicanas que celebran el Día de los Muertos.

Se prepara a partir de una confitura a base de azúcar o de caramelo, moldeándose en forma de calavera y diseñándose en la forma que prefieras.

Este dulce tradicional es de los más antiguos de todo México, existiendo evidencia de que se preparaba durante épocas cercanas a la colonización española.

30. Manzanas Acarameladas

Qué mejor forma de cerrar este listado de platillos típicos mexicanos que con el punto perfecto entre lo dulce y lo saludable: las manzanas acarameladas.

Este famoso postre que tanto se ha popularizado en torno a las fiestas de Halloween no es muy difícil de preparar, solo necesitas tomar una manzana roja de tamaño mediano y cubrirlas en dulce de azúcar derretido, tintado con colorante rojo y jarabe de maíz.

A estas manzanas se les introduce un palillo en un extremo, en forma de brocheta, y se dejan enfriar para que se endurezcan.

 

A partir de esta gran diversidad de opciones de platillos mexicanos, solo te queda preparar tu paladar y escoger cuál de esta variedad de entremeses, platos fuertes o postres, quieres probar de primero.

¿Ya has probado alguno de estos platillos? ¡Comparte con los demás tu opinión abajo en los comentarios!

 

Ver También:

 

Booking.com

Los 10 Mejores Lugares para Practicar Deportes Extremos en México

Los 13 Mejores Festivales de Globo del Mundo Que Tienes Que Asistir