in

Los 10 Mejores Lugares para Practicar Deportes Extremos en México

Los deportes extremos proporcionan adrenalina a raudales y brindan la oportunidad de conocer algunos de los más bellos destinos turísticos de México.

Si eres aficionado a los entretenimientos más excitantes, continúa leyendo para que sepas de 10 lugares de México que te encantarán.

1. Jalcomulco (Veracruz)

El municipio veracruzano de Jalcomulco es uno de los mejores lugares de México para el rafting o descenso de ríos.

El río La Antigua, que pasa por la localidad antes de desembocar en el Golfo de México, cuenta con sectores de distintos grados de dificultad para que te diviertas en grande descendiendo a toda velocidad por sus aguas turbulentas.

Otros deportes extremos que puedes disfrutar en Jalcomulco son escalada, rapel, tirolesa y ciclismo de montaña.

La operadora turística México Verde Expediciones ofrece paquetes que incluyen el descenso del río, más otras atracciones, como trekking acuático y tirolesa, con precios desde 1850 MXN (pesos mexicanos).

Aprende también sobre los 15 mejores platillos sobre la comida típica De Veracruz

2. Barrancas del Cobre (Chihuahua)

Este sistema de siete barrancas (situado en la Sierra Tarahumara, Chihuahua) tiene extensiones y profundidades más grandes que el Gran Cañón de Colorado.

Solo pasar en tren por los puentes que cruzan los barrancos ya es una aventura que produce vértigo.

En Barrancas del Cobre puedes hacer cañonismo, escalada, rapel, descensos en kayak y muchos otros entretenimientos de aventura.

En el Parque de Aventuras Barrancas del Cobre puedes viajar en un teleférico por encima de un abismo de casi 1900 metros (con vistas espectaculares) y descender en un ziprider de más de 2,5 km, viajando a la increíble velocidad de 135 km/hora.

La atracción “Vía Ferrata”, de hora y media de duración, tiene un costo de 450 MXN e incluye:

  • Descenso de 48 metros en roca
  • Cruce de 3 puentes colgantes
  • Semiescalada en roca
  • “Salto de Tarzán” sobre una cuerda para ir de una peña a otra

Las Barrancas del Cobre son el hogar ancestral de los indígenas Rarámuris, quienes sirven de guías a los visitantes para que disfruten con mayor seguridad de sus aventuras extremas.

3. Cascada Cola de Caballo (Santiago, Nuevo León)

Esta bella caída de agua de 27 metros de altura se encuentra en el Pueblo Mágico neoleonés de Santiago. La forma en que el agua cae recuerda la cola de un caballo.

Al lado de la cascada hay una plataforma de 70 metros de altura para hacer puenting, que te pondrá a secretar adrenalina a borbotones. También hay tirolesas de 600 metros de longitud que pasan entre exuberantes arboledas.

Otro lugar cercano a Santiago para los entretenimientos extremos es el Cañón de Chipitín, que dispone de zonas de rapel en varios niveles, incluyendo paredes rocosas para principiantes y expertos.

Santiago está a solo 30 km de Monterrey y en la capital de Nuevo León hay operadoras turísticas que te llevan a practicar los más excitantes deportes de aventura en el Pueblo Mágico.

4. Sótano de las Golondrinas (Aquismón, San Luis Potosí)

Es uno de los monumentos naturales más impresionantes de México, considerado por muchos especialistas como la caverna vertical más espectacular del planeta.

Es una sima de origen kárstico situada en la localidad potosina de Aquismón, que tiene una profundidad de 512 metros.

La entrada del sótano, situada en la superficie, tiene un diámetro de 60 metros y la cavidad se va ensanchando hasta alcanzar en el fondo el área de tres campos de fútbol.

Este sótano es visto con reverencia por los practicantes de rapel y los paracaidistas más arriesgados.

Como dato curioso, las aves que constituyen la principal especie de fauna de esta reserva de biósfera no son golondrinas, sino vencejos.

5. Peña de Bernal (Bernal, Querétaro)

El paisaje del Pueblo Mágico queretano de Bernal está dominado por su imponente peña, el monolito más grande de México y el tercero del mundo en tamaño, después del Peñón de Gibraltar (en la entrada del Mar Mediterráneo) y el Pan de Azúcar (Río de Janeiro, Brasil).

Los 288 metros de altura del monolito y su volumen (su peso ha sido calculado en cuatro millones de toneladas) son intimidantes y los escaladores en roca más expertos lo suben con todas las precauciones.

Incluso, veteranos escaladores recomiendan no escalar sin el acompañamiento de un conocedor de las rutas.

Este santuario mexicano de la escalada en roca tiene cuatro rutas de ascenso: La Bernalina, Lluvia de Estrellas, El Lado Oscuro de la Luna y Gondwana. La primera es la más utilizada y la última es solo para expertos.

Los conocedores recomiendan comenzar la escalada temprano para evitar el castigo del sol a mitad de camino.

6. Cerro del Tepozteco (Tepoztlán, Morelos)

La vida del Pueblo Mágico morelense de Tepoztlán gira en torno al Cerro del Tepotezco, con su sitio arqueológico y su fiesta del 8 de septiembre, llamada Reto del Tepozteco.

El cerro tiene una altura de 600 metros y su masivo ascenso durante la fiesta constituye toda una aventura, para llegar a la pirámide prehispánica que lo corona. A los inexpertos se les recomienda subir poco a poco e irse hidratando en el trayecto.

La zona de Tepoztlán es montañosa, por lo que es ideal para practicar ciclismo de montaña. En el Pueblo Mágico pueden rentarte una bicicleta si no has llevado la tuya.

En Tepoztlán también puedes hacer cañonismo en la cañada de San Jerónimo, una zona con bellas caídas de agua y lagunas.

Los aficionados al rapel cuentan con paredes de 20 metros para descender, teniendo como panorámica las espectaculares vistas del valle.

7. Nevado de Toluca (Estado de México)

El “Xinantécatl” u “Hombre Desnudo” es un magnífico destino para los deportes extremos.

El volcán mexiquense, cuya cumbre está a 4680 metros sobre el nivel del mar, es uno de los lugares preferidos de los aficionados al motocross, las cuatrimotos, el ciclismo de montaña, el senderismo y el alpinismo.

El premio gordo para los extremistas es llegar al cráter del volcán y si tienes un traje de neopreno, puedes darte un chapuzón o bucear en las lagunas.

La mejor época para visitarlo es el invierno por las particulares oportunidades de diversión que proporciona la nieve.

8. Valle de Bravo (Estado de México)

Si te apasiona volar y tu deporte extremo favorito es hacerlo en parapente, en México dispones de muchos sitios para que te creas un pájaro.

Uno de ellos en Valle de Bravo, población mexiquense situada en el centro-occidente del Estado de México, que se ha convertido en uno de los templos nacionales para el vuelo libre.

Las condiciones meteorológicas de Valle de Bravo para volar en parapente son las mejores del país y la localidad es escenario de competencias y exhibiciones nacionales e internacionales de vuelo libre.

Otros fantásticos destinos mexicanos para los fanáticos del parapente son Tapalpa (Jalisco), El Salto (Guanajuato) y Orizaba (Veracruz).

Tapalpa ha sido sede de pruebas mundiales. El Salto tiene el aliciente especial de los magníficos paisajes del Cerro del Pinal del Zamorano y las Cañadas de Tierra Blanca.

En Orizaba hay un evento llamado “Festival del Aire”, organizado por el club de vuelo libre “Vuelo sin Límites”, en el que se dan cita los mejores parapentistas del país.

9. Rosarito (Baja California Norte)

El surf puede ser muy excitante y la costa mexicana del Pacífico es un paraíso para los fanáticos de deslizarse en una tabla sobre las olas sin caerse.

Las olas de esta localidad bajacaliforniana, cercana a la frontera estadounidense, son de las más altas y constantes en México y Rosarito es actualmente la meca de los surfistas del norte del pacífico mexicano.

Otras extraordinarios destinos nacionales para la práctica del surf son Sayulita (Nayarit), Zicatela (Oaxaca), La Ticla (Michoacán) y Boca de Pascuales (Colima).

Estos son los Top 8 mejores hoteles económicos de Rosarito

10. Laguna de Tequesquitengo (Morelos)

De acuerdo con muchas opiniones, el deporte extremo más excitante es el puenting o bungee y en México hay varios lugares para colmar al cuerpo con el éxtasis de saltar al vacío.

El principal atractivo turístico del pueblo morelense de Tequesquitengo es su laguna y la gran variedad de deportes extremos que se pueden practicar en la misma.

La laguna de 8 km2 de superficie cuenta con una plataforma de lanzamiento de 60 metros de altura, que es uno de los lugares favoritos de los aficionados mexicanos al puenting.

Otros deportes y entretenimientos disponibles en Tequesquitengo son el vuelo en ultraligeros, el vuelo en globos, el paracaidismo, el wakeboard y el wakesurf.

Si deseas completar el tour de bungee por localidades cercanas a Ciudad de México, incluye también Cuajimalpa de Morelos (DF), contactando a la agencia Locura de Vida, y San Joaquín, Querétaro.

 

¿Cuál es tu deporte extremo favorito y dónde sueles practicarlo en México? Haznos saber cuál es tu experiencia u opinión en un comentario.

No olvides compartir este artículo con tus amigos para que sepan el lugar exacto a dónde ir en México para iniciarse y alcanzar el límite con los entretenimientos extremos más divertidos.

 

Ver También:

Booking.com

Los 12 Mejores Hoteles de Huasca de Ocampo Para Hospedarte

Los 30 Platillos de Comida Típica Mexicana Más Deliciosos