in

20 platillos típicos de Yucatán que debes probar

La cocina del estado de Yucatán es deliciosa, variada y con toques exóticos que te sorprenderán.

Te invitamos a acompañarnos en este recorrido por los mejores platillos típicos de Yucatán, esperando que pronto puedas visitar la península frente al Golfo de México para disfrutarlos.

1. Cochinita Pibil

Comencemos nuestro recorrido gastronómico con la receta que encabeza todas las listas de platillos de este atractivo estado mexicano: la cochinita pibil.

El plato estrella de la cocina yucateca y uno de los inaugurales del encuentro gastronómico entre México y España, ya que los indígenas de la península de Yucatán fueron los primeros americanos en probar el cerdo llevado al Nuevo Mundo por los conquistadores.

La carne de puerco se adoba con achiote y se cocina en un horno de tierra envuelta en hojas de plátano. Se adereza con una salsa a base de cebolla morada y chile habanero en jugo de naranja agria.

La técnica de cocción es de origen prehispánico, ya que los indios la utilizaban para preparar faisanes, guajolotes y jabalíes.

Generalmente se come con tortillas de maíz y tortas. Los hornos de tierra le dan un encanto especial al platillo, pero también puede prepararse en el horno de la estufa.

2. Papadzules

Los papadzules son un icono entre los platillos típicos de Yucatán. Una especie de enchilada yucateca rellenas de huevo cocido con un aderezo elaborado con pepitas de calabaza y epazote. También se les puede añadir una salsa a base de jitomate y chile habanero.

Otros rellenos son a base pollo, queso y carne de puerco. Este tremendo manjar yucateco se come en Yucatán, Quintana Roo y Campeche y es habitual en los restaurantes y puestos de venta de comida en Mérida y demás ciudades de la península.

Los papadzules se adornan con rodajas de cebolla y chile habanero.

3. Frijol con puerco

Muchos yucatecos fieles a sus tradiciones tienen por costumbre comer los lunes frijol con puerco. Aunque aún no se precisa cómo comenzó el hábito, un relato señala que las amas de casa yucatecas preferían comenzar la semana con una comida suculenta y fácil de hacer y se habituaron a preparar frijol con puerco, también llamado “guiso de flojas”.

Fue otro de los platillos con los que los indígenas yucatecos comenzaron a utilizar el cerdo traído por los conquistadores.

La receta lleva frijoles negros, puerco, epazote y cebolla. Se acompaña con rábano picado, cilantro, aguacate y salsa chiltomate preparada con jitomate, chile habanero y ajo.

En los restaurantes de Yucatán no falta un buen frijol con puerco al inicio de semana.

4. Relleno negro

Uno de los platos más sustanciosos y especiados de la cocina yucateca. También es llamado chilmole por este aderezo de chiles tostados que le da el color negro característico.

La receta original se prepara con guajolote y carne de puerco molida, además de chilmole, jitomate, achiote, ajo, epazote, orégano, huevos cocidos y varias especias (pimienta, comino, clavos de olor).

El relleno negro se come similar a la cochinita pibil, en tacos o con tortas, incluso, con panuchos y salbutes. Es de sabor único y dependiendo del recado utilizado, puede ser picante.

Es tradición prepararlo para el Hanal Pixán (“comida de las almas” en lengua maya), festividad celebrada entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre (Día de Muertos).

5. Mukbil de pollo o Pibilpollo

Si te encuentras en Yucatán para el Día de Muertos seguramente oirás hablar del mukbil de pollo, un enorme tamal horneado y preparado para conmemorar a los difuntos.

Similar a la cochinita pibil, la tradición es hacerlo en horno de tierra, pero las exigencias de la vida moderna han impuesto el horno de la estufa como medio de cocción.

El también llamado pipilpollo se prepara con pollo, masa de maíz, manteca de cerdo y varios condimentos. Según la usanza maya se envuelve en hojas de plátano para cocerlo lentamente bajo tierra.

La salsa de chile habanero es una de las más usadas como aderezo. La palabra muxbil deriva del vocablo maya “muk”, que significa “enterrar” o “sepultar”. Los campechanos usan más la denominación pibilpollo.

6. Huevos Motuleños

Esta receta se originó en la localidad yucateca de Motul y es el desayuno típico en Yucatán. Son 2 huevos fritos colocados sobre tortillas con frijol y salseados con un aderezo preparado a base de jitomates y chiles. Si le añades aguacate y un poco de queso, empezarás aún mejor el día.

Esta forma de comer los huevos del desayuno se hizo tradicional en Yucatán y si quieres probar la receta en su lugar de origen, debes ir a Motul de Carrillo Puerto, ciudad del norte del estado de Yucatán a 44 km al noreste de Mérida.

Todos los restaurantes de Motul afirman preparar la mejor salsa para los huevos que hicieron famoso al pueblo, incluyendo a Doña Elvira Huevos Motuleños y la Cafetería Soberanis Arce.

7. Dulce de papaya

Es uno de los postres más habituales en Yucatán que encontrarás fácilmente en restaurantes y en preparaciones artesanales para llevar.

La papaya es una fruta tropical también llamada lechosa, frutabomba y melón de árbol. Es deliciosa cuando está madura, pero el dulce se hace con el fruto verde, preferiblemente tierno.

La fruta se descascara y corta en rodajas que se suavizan por varias horas en agua con bicarbonato. Luego se hace una cocción lenta con piloncillo o azúcar, un poco de agua, clavos de olor y canela, hasta que la papaya se ablanda. Cuando se enfría, se envasa en frascos de vidrio previamente esterilizados y la pectina liberada asegura una prolongada conservación.

8. Pescado a la Tikinxic

El estado de Yucatán tiene 340 km de línea costera frente al golfo de México, por lo que el pescado es parte de la dieta habitual, especialmente de las comunidades en el litoral o cerca de este.

La receta original maya del pescado a la tikinxic es marinar una pieza entera en una salsa de achiote, envolverla en hojas de plátano y cocinarla en horno de tierra o brasa de leña.

El achiote aporta sabor y el característico color rojizo de la receta, igual que en la cochinita pibil y el pibilpollo.

En Yucatán hay excelentes playas como Progreso, San Crisanto, Chelem, Puerto Chicxulub y Puerto Chuburná, y en todas puedes disfrutar de un pescado a la tikinxic preparado con un mero u otra sabrosa especie.

9. Poc Chuc

La naranja agria es un producto fundamental para la gastronomía de Yucatán y casi todos los yucatecos con un trozo de tierra tienen un naranjo plantado.

Esta naranja se da fácilmente en cualquier terreno y es la especie más perfumada del género cítrico, además de ser muy resistente a enfermedades y plagas.

Poc Chuc significa “asar a las brasas” en lengua maya y en esta receta a base de puerco, principalmente las chuletas, las piezas se ponen a marinar en jugo de naranja agria y se cocinan a la parrilla.

Los acompañantes habituales son arroz, jitomate, cebolla asada y cilantro. Se salsea con un aderezo de jugo de naranja agria, cebolla cruda, jitomate y cilantro.

10. Sopa de Lima

La sopa de lima es un clásico entre los platillos típicos de Yucatán. La lima es más suave y de aroma más delicado que el limón. En la preparación de la sopa se utilizan pollo, jugo de lima, ajo, cebolla y hierbas aromáticas.

El cítrico le da el sabor característico a este caldo de pollo, perfecto para calentar el cuerpo en las noches frías. Además, es ligero, nutritivo y muy fácil de hacer.

Se sirve con rodajas de lima, cilantro y trozos de tortilla frita. Los totopos le dan más consistencia al caldo y son una sabrosa manera de utilizar las tortillas que ya no están frescas.

11. Escabeche Oriental

Este plato es típico de la ciudad de Valladolid, en el oriente de Yucatán, por lo que recibe el nombre de escabeche oriental.

La receta original es con guajolote, aunque también se utiliza pollo. Primero se pone a marinar la carne de ave en una mezcla de vinagre, ajo, cilantro, canela, clavos, pimienta, comino y sal.

Después de marinadas, las presas de pavo o pollo se cocinan en jugo de naranja agria, agua y rodajas de cebolla y después se fríen en manteca o aceite con ajo, sal y orégano. El ave queda crujiente y se come con una cubierta de julianas de cebolla y de chiles xca it, típicos de Yucatán.

12. Brazo de Reina

Enorme tamal hecho con masa de maíz y relleno de huevo, hojas de chaya, pepitas de calabaza y jitomate.

La chaya, también llamada árbol espinaca, es una especie muy utilizada en la cocina de la región sureste de México por su sabor y poder nutritivo. La pieza se envuelve en hojas de plátano para cocinarla al vapor.

Se presenta como un tamal gigante del que se van cortando rebanadas para servirlo, aderezando con una salsa a base de epazote y jitomate.

El brazo de reina es un platillo tradicional en la Cuaresma y en el Día de Muertos. Es muy apreciado por la población indígena de la península de Yucatán, donde también es llamado, brazo de india.

13. Tsi’ik de Venado

La palabra maya, “tsi’ik”, significa “deshebrar carne” y la más empleada en esta receta de la gastronomía yucateca es la de venado, animal representativo del estado de Yucatán y principal figura de su escudo.

En Yucatán no exigen permisos para la caza del venado y la actividad es una tradición y medio de subsistencia de sus comunidades mayas.

La carne del cérvido es cocida, deshebrada y salseada con un aderezo de jugo de naranja agria, rábano, jitomate, cebolla morada, chile habanero y cilantro.

Las especies más utilizadas son venado de cola blanca y venado yuk o temazate, abundantes en los montes de Yucatán.

14. Longaniza de Valladolid

Otro platillo icónico del Pueblo Mágico yucateco de Valladolid son las longanizas de carne de puerco.

Los embutidos de cerdo fueron llevados a México por los españoles y los mexicanos les pusieron su toque de chiles.

Los chiles se usan menos en Yucatán que en otras regiones del país, empleando a cambio recado rojo y pasta de achiote como adobos. Además, los embutidos yucatecos son más secos.

La longaniza es un manjar habitual en las mesas de Valladolid y demás localidades del oriente de Yucatán. Se acostumbra comerla con un curtido de cebolla y cilantro y una salsa de jugo de naranja agria y jitomates asados.

15. Mazapán de almendras

Dulce típico yucateco elaborado con almendras machacadas y un almíbar preparado al hervir una mezcla de agua, miel y canela, hasta que alcance la textura deseada.

Tras combinar los ingredientes en un envase redondo para horno, se hornea. Al estar listo se aromatiza con esencia de rosas y se pueden agregar trozos adicionales de almendras.

El mazapán es un dulce delicioso y nutritivo mencionado en el libro, Las mil y una noches, como un “bocado del cielo”. Fue llevado a España por los árabes y los conquistadores lo trajeron a México, donde empezó a hacerse con pepitas de calabaza.

Uno de los más famosos en Yucatán es el que preparan en Las Simón Mazapán de Almendras, en La Calle 9, N° 108, en la Colonia San Antonio Cinta, Mérida.

16. Kibis

El kibis yucateco es una joya culinaria legada por la gastronomía sirio-libanesa. Ese platillo llamado kibbeh, quebbe y kupe, en Oriente Medio, es conocido como kibis, kepe o kipe, en México.

Es el plato nacional del Líbano preparado con algo parecido a albóndigas alargadas con una masa de trigo y un relleno de carne molida. Se fríen en abundante aceite hasta que se forma una corteza dura.

Los yucatecos lo preparan también con rellenos de queso y otros ingredientes y los comen con una ensalada de repollo, cebolla morada, jugo de naranja agria y más rodajitas de chile habanero.

Los kibis son un antojito común en las calles de Mérida y de otras ciudades yucatecas.

17. Ceviche

El ceviche está presente en el arte culinario yucateco como en todas las regiones costeras mexicanas.

Un plus de los ceviches yucatecos son los excelentes limones que se cosechan en la península, más dulces que los de otras regiones.

En las playas de Puerto Progreso, Ría Lagartos y Celestún, los preparan exquisitamente con pescado y mariscos.

El ceviche puede consumirse como aperitivo o plato principal. Es un platillo sano y nutritivo. Una variante yucateca es añadir al marinado un caballito de xtabentún, el licor maya preparado con la miel de abejas y flores de xtabentún.

En Mérida Yucatán preparan buenos ceviches en restaurantes como Apoala, Peruano y la cantina La Negrita.

18. Caballero Pobre

Este postre y antojito es un clásico de la repostería yucateca, fácil de preparar y barato, por lo que fue bautizado como caballero pobre.

Una de sus ventajas es que permite utilizar el pan que va sobrando en casa. La preparación lleva un baño de leche, un capeado y un almíbar o miel. Para el almíbar se pone a hervir a fuego lento una mezcla de agua, azúcar, pasitas, canela y vainilla, hasta que espese.

Mientras se hace el almíbar, en otro recipiente se mezclan bien leche, el agua, leche condensada (o azúcar) y un chorrito de vainilla. Se reserva esta preparación.

Se hace un capeado de claras de huevo batidas y yemas y el pan cortado en rebanadas se sumerge primero en la preparación de leche y luego en la de huevos. Finalmente se fríen las rebanadas y se bañan con el almíbar.

19. Queso Relleno

Otro de los platillos típicos de Yucatán que no puedes dejar de probar es este queso relleno de un picadillo de carne de puerco, cuya preparación es típicamente artesanal.

Se toma un queso de bola (como el Edam), se ahueca y se rellena con el picadillo de cerdo, aceitunas, pasas, alcaparras, huevo cocido, chile dulce y otros ingredientes que varían según la receta de cada cocinero.

El queso relleno se tapa y se cocina al vapor. Se baña con 2 salsas, una blanca y espesa llamada kol hecha con harina de maíz y epazote y otra roja, preparada con jitomates y chiles.

No hay acuerdo sobre cómo se originó la receta. Una versión señala que comenzó cuando un barco holandés encalló en Yucatán cargado de quesos Edam. Otra sugiere que los quesos llegaban de contrabando a través de Belice.

20. Lomitos de Valladolid

Los lomitos son uno de los mejores platillos locales que puedes degustar en Valladolid. Se hacen combinando carne de puerco cortada en cubitos y cocida en poca agua y una salsa de jitomates hervidos, pelados y machacados. Cuando el cerdo haya absorbido el agua, se añade la salsa de jitomates con un diente de ajo y se salpimienta al gusto espesando a la textura deseada.

Puedes agregar a la preparación un poco de chile serrano si quieres un toque de picante. Se sirve con rodajas de huevo duro, arroz blanco, frijoles negros y tortillas.

¿Qué se come en Yucatán?

La base de la cocina yucateca es de herencia maya y tiene como componente típico el horno de tierra donde se cocinan aves y carnes.

Los españoles aportaron el cerdo, el trigo, los rábanos y otros productos alimenticios ingredientes en platillos emblemáticos como la cochinita pibil, el frijol con puerco, el queso relleno y los kibis.

Como en toda Mesoamérica, la masa de maíz está presente en infinidad de recetas típicas y los excelentes cítricos regionales (limón, lima, naranja agria) le dan un gusto especial a salsas y marinados.

¿Cuál es el plato típico de Mérida?

Los panuchos y salbutes son antojitos comunes en la cocina meridana. Los encontrarás en restaurantes y puestos de comida callejeros. Se parecen porque ambos son de masa, pero los panuchos son crujientes, mientras que los salbutes se fríen por menos tiempo para que queden con una consistencia más tierna.

Se rellenan con cochinita pibil, pollo, guajolote, picadillo y otros ingredientes. Se acompañan con cebolla escabechada, aguacate y salsas.

¿Cuál es la comida yucateca?

La gastronomía yucateca enamora a los turistas con su mezcla de esencias prehispánicas y sabores españoles, europeos y de otras regiones de América.

Los principales ingredientes de la cocina tradicional yucateca son cerdo, guajolote, venado, maíz, jitomate, pepita de calabaza, achiote, cebolla morada, cilantro, chiles, rábanos y los jugos de las frutas cítricas que tan bien se dan en la península de Yucatán.

¿Qué significa la palabra Papadzul?

Existen dos versiones sobre el significado de la palabra maya, “papadzul”. Una señala que proviene de la unión de las voces “papa”, que significa “alimento”  y “ts’ul”, que significa “amo” o “caballero”. Por tanto “papadzul” querría decir “alimento del amo”.

Otra versión indica que deriva de “papak” y “zul”, que significan respectivamente “embarrar” y “remojar”. El papadzul sería en este caso un “embarrado y remojado”.

Platillos típicos de Yucatán: Xtabentún, una bebida para acompañar

Este licor 100 % yucateco es un hidromiel preparado con miel de abejas meliponas, néctar de flores de xtabentún (una enredadera leñosa típica de Yucatán) y anís, este último ingrediente aportado por los españoles para endulzar, ya que encontraron muy fuerte la receta original maya.

Las flores de xtabentún tienen unas semillas ricas en compuestos alucinógenos. La bebida se sirve al natural, refrigerada o con hielo y es un digestivo perfecto para disfrutar después de degustar un platillo de la cocina yucateca.

¿Has probado algunos de estos platillos típicos de Yucatán? ¿Cuáles son tus preferidos?

Comparte el artículo con tus amigos para que también conozcan los principales manjares de la cocina yucateca.

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Qué hacer en París en 3 días, conocer París en 72 horas

20 cosas que ver en el Museo Memoria Y Tolerancia de la CDMX