in

12 cosas que hacer y ver en Real de Catorce

Este pueblo potosino se quedó como congelado en el tiempo después de vivir un largo período de esplendor minero que terminó en tiempos de la Revolución Mexicana.

Hay muchas interesantes cosas que hacer en Real de Catorce y estas no puedes perdértelas.

1. Visita la Parroquia de la Purísima Concepción

Siendo la Purísima Concepción la santa patrona de los mineros, no debe extrañar que el principal templo de Real de Catorce haya sido dedicado a esta advocación de la Virgen María.

El templo catorceño fue construido en el siglo XVIII y se distingue por su fachada neoclásica con detalles dóricos.

En el interior de la iglesia destacan un altar neogótico instalado durante el Porfiriato, varios retablos, un órgano de 1200 flautas y una imagen de San Francisco de Asís (muy venerada en Real de Catorce por la forma en cómo llegó al pueblo).

Según la tradición local, un asno entró solo a la localidad con una caja amarrada en el lomo y cuando los lugareños la abrieron encontraron la imagen del sobrio santo de Asís, y comenzó así la intensa veneración de la que es objeto.

La figura de San Francisco de Asís es llamada cariñosamente Panchito y El Charrito y en torno al 4 de octubre, Día de San Francisco, Real de Catorce está abarrotado de peregrinos que van a rendir devoción al santo y a disfrutar de sus fiestas.

 

 

2. Recorre el Cerro El Quemado y conoce el Peyote de Real de Catorce

En tu lista de cosas que hacer en Real de Catorce debes incluir un recorrido por este cerro, que es un importante centro ceremonial indígena.

Se encuentra en Wirikuta, el “lugar donde nace el sol” para los huicholes, a aproximadamente una hora de Real de Catorce.

La cima del desértico Cerro El Quemado está a 1800 metros sobre el nivel del mar, ofreciendo espectaculares panorámicas de las sierras y las áreas bajas.

El centro ceremonial huichol está formado por tres círculos de piedra concéntricos. En Real de Catorce hay una organización de caballerangos que realiza paseos a caballo por el cerro.

El Cerro El Quemado es lugar de finalización de peregrinaciones ceremoniales de los huicholes y el principal lugar sagrado de Real de Catorce para recolectar peyote, el cactus alucinógeno que los indígenas mexicanos utilizan en sus ancestrales ritos.

Este cerro es también hábitat del águila real, emblemática ave rapaz de México.

Abajo un video del cerro El Quemado:

Abajo una explicación del peyote de Real de Catorce:

 

3. Pasa por el túnel Ogarrio

Es un impresionante túnel de 2300 metros de largo, inaugurado en abril de 1901, que en su momento representó una soberbia obra de ingeniería en México.

Fue construido por Gregorio de la Maza, magnate español de la minería, hijo de Santos de la Maza, gran personaje de la explotación de la plata en Real de Catorce durante el siglo XIX.

El túnel fue hecho con el objeto para facilitar el tránsito de personas y de los minerales preciosos en explotación.

Ogarrio es una pequeña localidad del municipio cántabro de Ruesga (España), de donde eran oriundos los De la Maza, de allí el nombre del túnel.

El Túnel Ogarrio es actualmente el principal acceso a Real de Catorce y, también, una atracción turística por su arquitectura e importancia histórica y por los cercanos tiros mineros de más de un siglo de antigüedad, que se han conservado como en la época de esplendor de la minería.

Así se mira pasar por el túnel Ogarrio:

4. Pasa por la Casa de la Moneda

La Casa de la Moneda de Real de Catorce fue fundada en 1865 por iniciativa de los hermanos y empresarios mineros Santos, Pedro y Francisco de la Maza.

Los primeros ejemplares se acuñaron en enero de 1865 y los troqueles estuvieron funcionando hasta febrero de 1866, cuando se detuvo la producción por una orden del emperador Maximiliano.

Los catorceños se movilizaron con la esperanza de que el imperio francés revocara la orden de cierre, utilizando como intermediario a Tomás Mejía, pero tanto el destinatario de la carta como el emisario fueron ejecutados en Querétaro en junio de 1867 y la Casa de la Moneda de Real de Catorce ya no volvió a abrir.

Hay que aclarar que existen monedas acuñadas en Real de Catorce con fechas anteriores a 1865, las cuales fueron producidas en talleres de la localidad y no en la Casa de la Moneda.

La Casa de la Moneda fue restaurada en 2007, y actualmente es la sede del Centro Cultural de Real de Catorce.

Abajo un video de cómo se mira:

5. Tómate un pulque en la Hacienda Laguna Seca

Cerca de Real de Catorce se encuentra esta hacienda mezcalera, que conserva la arquitectura y las instalaciones que se empleaban hace varios siglos para producir el mezcal a la vieja usanza.

En la hacienda podrás admirar las áreas de fermentación y molienda y los alambiques, así como los hornos de piedra que eran utilizados para cocer el maguey, con sus antiguas chimeneas de ladrillo.

Laguna Seca sigue produciendo mezcal con agave que proporcionan varios recolectores de los ejidos cercanos.

Hay dos marcas con calidad de exportación: Real de Magueyes Silver y Real de Magueyes Añejo.

En la Hacienda Laguna Seca puedes degustar estos auténticos mezcales y comprar a excelentes precios algunas botellas para llevar. También puedes instalarte en su pequeño hotel.

 

6. Conoce la Iglesia de la Virgen de Guadalupe

Este templo fue una de las primeras edificaciones de Real de Catorce, tras ser construido por los frailes franciscanos en 1775, cuando la localidad aún era llamada Los Álamos de Catorce.

Albergó durante un tiempo a la imagen de San Francisco de Asís, que llegó a Real de Catorce a lomo de asno, antes de que fuera trasladada al templo de la Purísima Concepción.

La iglesia se encuentra dentro del cementerio de Real de Catorce y, durante un tiempo, los fallecidos ricos o notables de la localidad se dieron el lujo de ser enterrados en un templo situado en el interior de un camposanto.

En la capilla hay 70 criptas con los sepulcros de catorceños acaudalados, sacerdotes y otros ilustres personajes locales. También conserva algunos óleos del siglo XIX.

7. Pídele a un catorceño que te cuente la leyenda de El Jergas

Los pueblos mineros son dados a historias de fantasmas que recorren las galerías y los socavones de las minas para asustar a los trabajadores y hacer tropelías.

Entre las cosas que hacer en Real de Catorce para conocer divertidamente el pasado del pueblo, pídele a un lugareño que te refiera algunas de las leyendas que circulan por la localidad.

Una de las más populares es la de un personaje que se presenta vestido de minero y con sus herramientas y accesorios de trabajo, persuadiendo a trabajadores solos para que lo acompañen a un lugar apartado en las profundidades de la mina.

Este minero fantasmal, llamado El Jergas, no es del todo cruel con sus colegas, ya que en el trayecto va dejando pistas que permiten encontrar al desaparecido.

Los creyentes en la leyenda afirman que El Jergas se deja ver por el Túnel Ogarrio, con su apariencia de falso minero, buscando gente crédula a la que llevarse a un oscuro socavón.

8. Cruza el Puente Zaragoza

Este bonito puente de banqueta alta y coronado por elementos triangulares es el más antiguo de Real de Catorce.

Es paso obligado para ir a la antigua plaza de toros y al cementerio de la localidad y su anchura facilitaba el transporte de materiales con carretas de tracción animal durante la época de la explotación de la plata.

Desde el puente sobre un cañón es posible admirar las bellas estribaciones montañosas de la Sierra de Catorce y de la Sierra Madre Oriental.10. Compra una artesanía huichol

El arte popular huichol está principalmente representado por los cuadros de estambre, unos bellas tablas decorativas que originalmente se realizaban con productos naturales recolectados en el entorno y, actualmente, son elaboradas con materiales comerciales.

En estos cuadros, los artesanos huicholes han conservado sus patrones tradicionales de representación y comunicación con los dioses, aprovechando la mayor variedad, brillantez y colorido de los hilos comerciales, así como la mejor precisión en el diseño.

En Real de Catorce puedes conseguir una de estas hermosas y auténticas piezas, realizadas principalmente con fines ceremoniales por artistas indígenas que transmiten sus habilidades de generación en generación.

9. Pasea por la exhacienda minera de Dolores Trompeta

Durante la época de oro de la extracción de la plata, en Real de Catorce hubo más de 100 minas de explotación del metal y una de las más célebres, por la riqueza de sus vetas, fue la de Dolores Trompeta.

Esta antigua mina se encuentra en la entrada del Pueblo Mágico, a un costado del icónico túnel Ogarrio y el casco de la hacienda fue reconstruido hace algunos años.

El antiguo tiro de la mina está bloqueado con unas rejas, pero aún es posible apreciar los abismales espacios en los que se jugaban diariamente la vida los mineros mexicanos.

También es posible admirar la capilla de la hacienda, con una imagen de la Virgen de los Dolores.

10. Admira las biznagas

En zonas desérticas cercanas a Real de Catorce crecen las biznagas cabuche, unas hermosas cactáceas que florean con unos vistosos botones de intenso color rojo.

Estas flores de cactus se encurten en vinagre y se comen en unas exóticas y deliciosas ensaladas servidas en algunos restaurantes regionales.

Estas cactáceas de muy lento crecimiento no pueden cortarse para preservar varias especies que se encuentran en peligro de extinción.

En Real de Catorce es posible contratar un paseo en jeep para hacer un recorrido por estas zonas en la que las biznagas crecen de manera silvestre.

Así se miran la biznagas:

11. Asiste a un espectáculo cultural en el Palenque de Gallos

En sus horas de diversión, cuando los mineros catorceños no estaban en las tabernas del pueblo gastando en pulque casi todo el jornal, se encontraban haciendo lo mismo en el palenque de gallos o en la plaza de toros.

Las riñas de gallos y las corridas de toros fueron los grandes entretenimientos de los hombres del pueblo por más de dos siglos y de ambas han quedado interesantes testimonios arquitectónicos.

La gallera de arquitectura romana era monumental y en su momento fue una de las más grandes de México y también la que era escenario de las más grandes apuestas.

No era extraño que durante o después de las riñas de gallos se produjeran riñas humanas, especialmente provocadas por los perdedores en las contiendas a picotazos.

En 1977, el Palenque de Gallos de Real de Catorce fue objeto de una restauración, lo que contribuyó para que se convirtiera en sitio de espectáculos culturales.

12. Visita la Plaza de Toros

Cuando Carlos IV (El Cazador) ascendió al trono de España en 1788, quiso agradecer a Real de Catorce por la gran cantidad de plata que aportaba a las arcas reales y como premio mandó a construir en la localidad de Nueva España una plaza de toros que fue inaugurada en 1791.

El antiguo coso taurino catorceño se ha conservado solo en parte debido, principalmente, a la destrucción y el deterioro durante los conflictos endémicos del siglo XIX.

Tampoco ayudó que Benito Juárez prohibió las corridas de toros en 1868, alegando que eran un espectáculo contrario a la cultura y a la moralidad pública.

En medio de tantos avatares, a la arena de Real de Catorce le alcanzó para albergar corridas con destacadas figuras de la fiesta brava, como Ponciano Díaz “El Torero Charro”, considerado el primer matador mexicano, y  “Ojitos”, maestro de El Califa de León, Rodolfo Gaona.

Real de Catorce es un pueblo fantasma

La explotación de los ricos filones de plata locales comenzó en la década de 1770 y el primer período de auge se vivió en los años previos a la Independencia, cuando Real de Catorce fue el segundo lugar en importancia mundial en producción del metal precioso.

Real de Catorce se hizo un sitio legendario por la riqueza de sus vetas y varias familias españolas, entre ellas los De la Maza, vinieron al pueblo potosino para invertir en la extracción de plata.

Durante la guerra de Independencia la explotación minera pasó por una época de estancamiento y declive, pero la producción de plata se recuperó de nuevo, alcanzando su segundo período de esplendor durante el Porfiriato.

Después, las minas se inundaron y ya no fue posible recuperarlas, por lo que la explotación minera cesó en Real de Catorce, quedando como testimonio la zona en ruinas del Cerro el Apache, llamada “pueblo fantasma”.

Qué hacer en Real de Catorce: visita Estación Catorce

Por esta población se entraba originalmente a Real de Catorce, bajando en la estación del tren y haciendo el resto del trayecto a caballo, en carretas o a pie.

La principal atracción del pueblo es la estación de trenes, que se mantiene activa con servicios de carga. Cuando el presidente Porfirio Díaz inauguró el Túnel Ogarrio, llegó por esta estación.

Para ir de Real de Catorce a Estación Catorce hay que dar un rodeo en un pintoresco viaje en los jeeps que los lugareños llaman “willys”.

El vehículo baja desde la montaña hasta el altiplano dando saltos por el camino empedrado y luego hace otro trayecto por terreno plano hasta llegar a la localidad. Solo el viaje de hora y cuarto es una aventura.

Si te animas a andar por los caminos de terracería, puedes llegar a los huertos de nogales, y si es temporada de nueces, los trabajadores de los cultivos seguramente te darán a probar algunos frutos.

Los atardeceres en Estación Catorce son espectaculares.

Cómo llegar a Real de Catorce

Real de Catorce es la cabecera del municipio de Catorce, localizado al noroeste del estado de San Luis Potosí. La cabecera municipal se encuentra a 255 km al norte de la ciudad de San Luis Potosí.

El municipio de Catorce limita por el norte con Vanegas, por el este y el noreste con Villa de la Paz, Villa de Guadalupe y Cedral. Por el sur con Charcas y por el suroeste con Santo Domingo, todas entidades municipales potosinas. Por el noroeste, Catorce tiene frontera con el estado de Zacatecas.

La ciudad más cercana a Real de Catorce es Matehuala, localizada a 60 km al este del Pueblo Mágico potosino.

Para llegar a Real de Catorce en autobús hay que abordar una unidad de transporte en la central de Matehuala.

Hay salidas a las 8:00 a. m., 12:00 p. m., 2:00 p. m. y 6:00 p. m. Los autobuses llegan al Túnel Ogarrio y allí hay que hacer un transbordo para continuar hacia el pueblo, cuyo costo está incluido en el boleto.

Para ir en coche desde Matehuala hasta Real de Catorce hay que viajar por la carretera federal México 62, en un trayecto de, aproximadamente, 1 hora y 15 minutos.

Cómo tomar un tour a Real de Catorce

La operadora BestDay.com ofrece tours de un día a Real de Catorce, con salidas desde San Luis Potosí y retorno a la misma ciudad.

Duración: todo el día (cerca de 12 horas, saliendo aproximadamente a las 7:30 a. m.).

Frecuencia: de miércoles a domingo.

Requisito de cantidad: mínimo dos personas.

Precio: 2800 MXN (144.32 USD) por dos personas.

Incluye:

  • Transportación redonda desde y hacia el hotel en San Luis Potosí.
  • Recorrido guiado con guía bilingüe.
  • Entradas a atracciones.

Nota: no incluye comidas ni bebidas.

Atracciones:

Contempla todas las atracciones importantes de Real de Catorce, incluyendo el Túnel Ogarrio, las calles coloniales y ruinas de la localidad, la iglesia de la Purísima Concepción, la Casa de la Moneda, el palenque de gallos y la plaza de toros.

Cuáles son los mejores hoteles en Real de Catorce

Real de Catorce cuenta con varios hoteles, la mayoría de estilo rústico, para que te instales cómodamente antes de salir a conocer las atracciones del Pueblo Mágico.

Mesón de la Abundancia

Es un hotel boutique de cinco habitaciones y seis suites que funciona en una atractiva edificación construida en 1863, compaginando un agradable estilo tradicional con el confort moderno, del que han sido desterrados la televisión y el teléfono para lograr un ambiente con la mayor autenticidad posible.

Detalles como los ramos de flores naturales y las cestas de dulces regionales hacen del Mesón de la Abundancia un verdadero encanto en medio de la deslumbrante Sierra de Catorce.

Dirección: Lanzagorta 11, Real de Catorce.

Hotel El Real – Locación Amor y Paz

Es un hotel rústico con una excelente ubicación, con vistas a la plaza principal y al templo de la Purísima Concepción.

Algunas habitaciones cuentan con chimenea. El bar es muy acogedor y todo el personal es super amable. En las noches frescas encienden una fogata para hacer el ambiente más romántico y disfrutar de una bebida caliente a la luz de las llamas.

Dirección: Juárez 10, esquina con Iturbide, Real de Catorce.

Mira el Hotel en Booking

Hospedaje Alex

Es un pequeño hostal con baños comunitarios y buena relación precio / servicios. Su anfitriona rebosa cordialidad y está muy bien ubicado, lo que permite conocer muchas atracciones del pueblo a pie.

Dirección: Constitución 35, Real de Catorce.

Mira el Hotel en Booking

Hotel Real Bonanza

Es un sencillo hotel con increíbles vistas, limpio, de amplias habitaciones y con un personal que brinda una esmerada atención.

Dirección: Zapata 3, Real de Catorce.

El Ángel y el Corazón

Es un hotel alineado con los planetas desde los nombres de sus dependencias, como las suites Venus, Júpiter y Mercurio y la terraza Neptuno.

Es uno de los alojamientos de más alto estándar en Real de Catorce, con habitaciones acogedoras y bien equipadas, excluyendo la televisión para que te sientas en un ambiente relajadamente huichol.

Dirección: Iturbide 3, Real de Catorce.

Mira el Hotel en Booking

Ruinas del Real

Es un hotel rústico y pequeño, con mobiliario de época, con limpias, amplias y cómodas habitaciones y una terraza con vista al Pueblo Mágico.

Dirección: Libertad, esquina con Lerdo, Real de Catorce.

Centro Cultural de Real de Catorce

Funciona en una casona construida a comienzos de los años 1860, que entre 1865 y 1866 fue la Casa de la Moneda de Real de Catorce.

En esta institución catorceña se realizan exposiciones artísticas, talleres, eventos literarios, conciertos y otros espectáculos culturales.

Si te encuentras en Real de Catorce, pasa por el Centro Cultural, que se encuentra en Juárez 1, frente al templo de la Purísima Concepción y, probablemente, habrá en programa algún evento para animar tu estancia en el Pueblo Mágico.

Cómo es el clima en Real de Catorce

El pueblo de Real de Catorce está enclavado en la Sierra de Catorce a una altitud media de 2728 metros sobre el nivel del mar, gozando de un clima de alta sierra, templado en verano y frío en invierno.

Durante los meses invernales, el mercurio marca cerca de 11° C en promedio, aunque la temperatura puede descender por debajo de los 5 °C. En la estación más cálida, de junio-agosto, el promedio de temperatura sube a 22 °C.

Si vas a Real de Catorce entre diciembre y marzo no olvides una buena chamarra. En la temporada veraniega puede refrescar en la noche, por lo que es necesario tener a mano al menos un suéter.

Qué comer en Real de Catorce

En Real de Catorce puedes degustar especialidades de la cocina potosina, como el asado de boda (emblemático platillo regional a de base carne de cerdo y chile ancho) y las enchiladas potosinas, preparadas con frijoles refritos y chiles rojos.

En la calle Lanzagorta hay varios puntos de venta de antojitos, en los que puedes ordenar gorditas con nopales, queso de cabra fresco y otras delicias locales, acompañadas de una auténtica aguamiel.

Igualmente, en los restaurantes catorceños no extrañarás los principales platos de la cocina nacional mexicana y las comidas internacionales más populares.

Mesón de la Abundancia

Es el restaurante del hotel Mesón de la Abundancia. Es de cocina mexicana y cuenta con opciones veganas. Tienen en la carta desde el asado de boda y moles hasta pizzas.

Dirección: Lanzagorta 11, Real de Catorce.

La Esquina Chata

Es un restaurante pequeño en tamaño pero grande en sazón. Se especializa en cocina italiana y se oyen excelentes referencias de sus pastas, pizzas y pan artesanal. También tiene una buena variedad de postres, como torta de tres quesos y strudel.

Dirección: Hidalgo Oriente 2 con esquina de San Luis Potosí, Real de Catorce.

El Rincón de Chabelo

Es un lugar de comida mexicana en el que puedes disfrutar de pozole, frijoles, gorditas rellenas con carne, menudo, queso, chicharrón y otras especialidades nacionales en un ambiente sencillo y con excelente atención.

Dirección: Lanzagorta s/n, esquina con Ramón Corona, Real de Catorce.

Realbucks

Es un lugar pequeño y acogedor, perfecto para tomar una bebida caliente en Real de Catorce y despedir el frío del cuerpo.

Se inspiró en la famosa cadena Starbucks hasta en el diseño del anuncio y sus cafés, cappuccinos, tés y chocolates reciben los mejores elogios. También hay muy buenos antojos.

Dirección: Lanzagorta s/n, Real de Catorce.

Café Azul

Es un café cómodo y acogedor, con opciones variadas en la carta. Ideal para desayunar con huevos, crepas, molletes y quesadillas. Para beber hay infusiones, café y jugos.

Dirección: Lanzagorta 27, Real de Catorce.

Qué hacer en Real de Catorce de noche

Puedes hacer varias cosas en las frescas noches serranas de Real de Catorce y algunas no te costarán nada.

Camina por sus calles

En los buenos tiempos de la extracción de plata, Real de Catorce llegó a tener más de 14000 habitantes.

Actualmente la localidad solo cuenta con unos 1400 lugareños, que viven principalmente del turismo estimulado por su legendaria historia minera y por las tradiciones étnicas.

Recorrer las estrechas y empinadas calles empedradas del Pueblo Mágico es como viajar hacia el pasado, retornando al tiempo en el que la gente solo caminaba o se movía a caballo y en carretas.

El pueblo conserva su rusticidad del pasado, manteniéndose ruinosas pero en pie muchas de las casas que servían de residencias o de establecimientos comerciales durante el período de esplendor.

Admira el ocaso desde el Pueblo Fantasma

No es exactamente de noche, pero cuando el ocaso se aproxima, desde el Pueblo Fantasma hay unas espectaculares vistas de de Real de Catorce y de la sinfonía de colores que deja el sol cuando se va ocultando entre las montañas. Puedes ir a caballo o caminando.

Cena en Cocina Rústica Italiana

Es un restaurante de unas pocas mesas, especializado en cocina italiana. Está situado frente a la Plaza Hidalgo,

El ambiente es totalmente familiar y la comida exquisita, con precios razonables. También ofrece conservas con productos vegetales de la región, como mermeladas de frutas locales y flores de biznaga cabuche en vinagreta, todo artesanalmente elaborado.

Actividades en Real de Catorce

Otras cosas que puedes hacer en este Pueblo Mágico potosino son las siguientes:

Visita la ex hacienda de Beneficio San Agustín

Esta antigua hacienda en la que se encontraba la rica mina de plata de San Agustín está a 2 km de la plaza principal de Real de catorce y puedes ir caminando o rentando un caballo, que cuesta aproximadamente 80 MXN por hora.

Para llegar hay que cruzar el río y es posible admirar lo que ha quedado de las antiguas instalaciones del centro de beneficio de mineral de plata, incluyendo la casa grande de la hacienda y los almacenes.

Conoce Estación Wadley

Entre las cosas que hacer en Real de Catorce, una visita a Estación Wadley te permitirá conocer otro pueblo mexicano de legendario pasado ferrocarrilero.

Está situado a 75 km por carretera de Real de Catorce y es punto de entrada al desierto. Su vieja estación ferroviaria está actualmente fuera de servicio.

En este pueblo hay varias pequeñas empresas de transporte con guías para recorrer el desierto en los populares “willys”.

La mayoría de los jeeps son de modelos anteriores a 1970, pero tienen los motores nuevos o repotenciados, por lo que los viajes por los parajes desérticos son seguros.

Para en Matehuala

De ida o de venida hacia o desde Real de Catorce, deberías parar en Matehuala, la ciudad más cercana al Pueblo Mágico potosino.

Matehuala es la capital del municipio potosino del mismo nombre, una localidad de casi cien mil habitantes y que está situada a 1577 metros sobre el nivel del mar.

Entre sus atracciones sobresalen las iglesias de la Inmaculada Concepción, de Guadalupe y de San Salvador, la exhacienda de Los Patos, varias casas (Juárez, Hidalgo, Los Portales) y la plaza de toros Santiago Vivanco.

Avista la mina y exhacienda de beneficio La Purísima

Esta fue la primera mina de Real de Catorce que utilizó maquinaria mecánica para extraer el mineral de plata.

Todavía es posible admirar las ruinas de las casas de los europeos que poseían y manejaban las minas, que huyeron en plena Revolución Mexicana.

Admira los fósiles del desierto potosino

El altiplano o desierto potosino estuvo debajo del mar hace millones de años y prueba de ello son la gran cantidad de fósiles de criaturas marinas encontradas en el territorio.

Estos fósiles son exhibidos y vendidos en Real de Catorce, a pesar de que su comercialización es ilegal. Hay en venta caracoles, almejas, conchas, amonitas, estalactitas, ámbar y hasta trozos de meteoritos.

Los precios varían entre 60 y 2000 MXN, dependiendo del tamaño e importancia de la pieza.

Recorre la Plaza Hidalgo

Esta plaza es el centro neurálgico de Real de Catorce. Es el punto de reunión de los caballerangos que alquilan las cabalgaduras y de los guías que acompañan en los viajes en “willys” por el desierto.

En la Plaza Hidalgo se reúnen los niños vestidos de Guardianes Reales que dan la bienvenida a los turistas los fines de semana y los artesanos hippies que exhiben y venden su bisutería, así como los indígenas que muestran sus piezas de arte huichol y las vendedoras de enchiladas potosinas y otras delicias locales.

La Plaza Hidalgo es el centro de las celebraciones populares, incluyendo las bodas y los bailes frente al kiosco.

Tómate una pausa y siéntate en una de las bancas de la plaza, mientras disfrutas de un antojo y ves todo lo que pasa en tus alrededores.

 

Esperamos que la lectura de este artículo te haya proporcionado información de interés sobre las mejores cosas que hacer en Real de Catorce y que pronto puedas hacer realidad una visita a este mágico pueblo potosino.

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 cosas que hacer en Ixtapan De La Sal

Los 5 mejores hoteles todo incluido en Guayabitos