in

15 cosas que hacer y ver en Tlaxcala

El estado de Tlaxcala tiene ciudades, pueblos y parajes, para admirar bellezas arquitectónicas y naturales y conocer sus facetas culturales, incluyendo sus finos trabajos artesanales y sus secretos gastronómicos.

La ganadería de toros de lidia, la producción de pulque y una antigua tradición ferroviaria, son igualmente importantes rasgos de la “Cuna de la Nación”.

En este artículo te diremos todo lo que tienes que hacer en Tlaxcala para que tu visita sea entretenida e inolvidable.

1. Conoce la basílica de Ocotlán

Comencemos por visitar la basílica de Ocotlán.

La basílica es una edificación de arquitectura churrigueresca erigida entre los siglos XVII y XVIII, en una colina del pueblo de Ocotlán a 1 km de la ciudad Tlaxcala.

En su interior sobresale una imagen de la virgen tallada en madera estofada y policromada, de casi metro y medio de altura, en un pedestal de plata.

El atrio está presidido por un grupo escultórico con la virgen, una madre con su hijo y Juan Diego, el indio que según la tradición encontró la imagen dentro de un ocote corpulento, en 1541.

La fachada de la basílica es considerada una obra monumental del churrigueresco o barroco anticlásico, desarrollada con gran maestría en el Nuevo Mundo. Por su elegancia y belleza es frecuentemente utilizada para ilustrar libros de arte.

Las torres gemelas tienen una altura de 33 metros y están rematadas por cupulitas, linternillas y cruces de hierro.

En la nave central figuran la bóveda seccionada por arcos apoyados en pilastras, los candiles de prismas, las bancas de cedro, los pisos de piedras nobles, los retablos y la espléndida decoración en yesería dorada realizada para el cuarto centenario de la aparición de la virgen.

2. Disfruta del Parque Nacional La Malinche

Parque Nacional de 45.711 hectáreas compartido por los estados de Tlaxcala y Puebla, a 43 km de la capital tlaxcalteca y a 73 km de la poblana.

Su principal referencia geográfica es La Malinche, volcán activo con su cráter a 4.420 metros sobre el nivel del mar.

El parque reúne bosques de diferentes altitudes y pastizales donde hallarás una variedad de flora que incluye festucas, arenarias, oyameles, pinos y encinos. También podrías ver animales como aves, reptiles, anfibios, conejos serranos, ratones de los volcanes, musarañas y otras especies de mamíferos.

En el Parque Nacional La Malinche puedes hacer ciclismo de montaña, rápel, montar a caballo y acampar.

3. Compra talavera en San Pablo del Monte

San Pablo del Monte está al sur del Estado de Tlaxcala y sobresale por el trabajo de la talavera, cuya producción es mayormente comercializada en Puebla.

La Feria de San Pablo del Monte, también llamada, Feria de la Talavera, se celebra entre finales de junio y principios de julio. Es la perfecta ocasión para conseguir una gran variedad de objetos de este bello tipo de cerámica a excelentes precios.

En el paisaje arquitectónico de San Pablo del Monte destacan la Plaza de Armas con un bonito kiosco; la Iglesia de la Santísima Trinidad construida entre los siglos XVIII y XIX;  la Capilla de San Nicolás Obispo, cuya fachada tiene una vistosa cubierta de azulejos amarillos; y la Parroquia de San Pablo Apóstol, iglesia con 2 torres asimétricas.

Otros monumentos de interés son las capillas del Cristo, San Cosme, San Sebastián y la torre del reloj de la Iglesia de San Bartolomé.

4. Sumérgete en el pasado ferroviario de Apizaco

Apizaco es después de la capital del estado la segunda ciudad más importante de Tlaxcala.

Su expansión ocurrió en los años 1860 con el desarrollo de la industria ferrocarrilera y varios de sus atractivos turísticos están vinculados con este tipo de transporte.

La Maquinita, una antigua locomotora de vapor emplazada en la glorieta de la Avenida 16 de septiembre sobre un enorme pedestal de concreto armado, es uno de estos sitios a visitar.

Las estaciones ferroviarias Xicoténcatl y Apizaco fueron declaradas Patrimonio Ferrocarrilero en 2010.

En el Museo Casa de Piedra aprenderás de la historia ferrocarrilera de Apizaco, de su cultura taurina, artística y de otras facetas de la ciudad.

La Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia, erigida entre las décadas de 1930 y 1960, es el único templo de Tlaxcala en estilo neogótico. Tiene una cúpula de 35,5 metros de altura y 2 torres gemelas que se alzan a 50 metros, haciendo de esta basílica la edificación religiosa más alta del estado.

5. Degusta el mole prieto en Santa Ana Chiautempan

Pequeña ciudad tlaxcalteca que destaca por su nutrido patrimonio arquitectónico religioso, su pasado ferrocarrilero y el mole prieto, tipo de salsa oriunda de Chiautempan que combina chiles y especias, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado de Tlaxcala en 2016.

El mole prieto fue creado como homenaje a Toci, que según la mitología mexica-tlaxcalteca, es diosa de la salud, de los textiles, de los temazcales y “Abuela de los Dioses”.

En el paisaje arquitectónico religioso de Santa Ana Chiautempan se distinguen el Convento Franciscano de Nuestra Señora de los Ángeles, la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen, la Parroquia de Santa Ana, el Templo Expiatorio, la Capilla de San Sebastián y el Templo de la Soledad.

Otros lugares de interés son la Plaza del Artesano donde se exhiben y venden las artesanías locales; el Centro Cultural y el Monumento a Hidalgo.

6. Bebe un Agua de Barranca en Zacatelco

Zacatelco, en el centro del valle de Tlaxcala, destaca por sus parques y plazas, ferias, su sitio arqueológico, sus templos y una bebida a base de cacao llamada, Cacahuatole o Agua de Barranca.

Se trata de una preparación prehispánica designada Patrimonio Cultural Inmaterial, que representa a la gastronomía de Tlaxcala en festivales gastronómicos nacionales e internacionales.

El sitio arqueológico Cerrito del Chiquihuite es un teocalli edificado en honor a Matlalcueye, diosa tlaxcalteca del agua viva, el equivalente a la diosa Chalchiutlicue de los nahuas.

Entre las edificaciones religiosas de Zacatelco sobresalen la Parroquia de Santa Inés, monumento religioso de estilo plateresco considerado el más relevante del sur de Tlaxcala; y el Templo del Sagrado Corazón de Jesús, edificación románica terminada en el siglo XIX.

La Feria de Zacatelco se celebra en honor de Santa Inés durante la segunda quincena de enero.

En la segunda quincena de octubre se celebra la Feria del Cacao.

7. Recorre Heroica Ciudad de Calpulalpan

La Heroica Ciudad de Calpulalpan está en la región de los Llanos de Apam y Pie Grande. Sobresale por su centro histórico y sitios arqueológicos.

Entre sus edificaciones de interés turístico están la Parroquia de San Antonio de Padua, templo de estilo neoclásico construido a principios del siglo XVII; el Convento de San Simón y San Judas, primera construcción levantada por los españoles en la localidad en el siglo XVI; y la Capilla de la Tercera Orden, inmueble neoclásico con un segundo nivel sostenido por troncos de árboles.

En Calpulalpan hay varios yacimientos arqueológicos como Tecoaque y La Herradura. El primero de estos formó parte de las rutas comerciales con Tenochtitlán y Teotihuacán. Su monumento más importante es una pirámide dedicada a Ehécatl, que según la mitología mexica es Dios del viento.

La Herradura es un yacimiento con plataformas piramidales y sectores habitacionales que tuvo su auge con los teotihuacanos. Se extinguió con el colapso de la misteriosa civilización anterior a los mexicas.

8. Pasea por Papalotla

La cabecera del municipio de Papalotla de Xicohténcatl es un área de Tlaxcala fusionada con la ciudad de Puebla.

Su principal monumento es el Templo de San Francisco de Asís que tiene una bonita fachada de 3 cuerpos, con un revestimiento de ladrillos, azulejos y losetas y relieves de argamasa.

Otros lugares de importancia turística son la Capilla San Buenaventura, construida entre los siglos XVIII y XIX; el Templo de San Marcos Evangelista, de líneas barrocas terminado en el siglo XIX y Panzacola, estación ferroviaria del siglo XIX en la que se conserva mobiliario de época.

La Hacienda de San Antonio Palula fue levantada en el siglo XVIII con ruinas que ahora son testimonio de su esplendor pasado agrícola.

9. Visita Teolocholco

San Luis Teolocholco está integrada a la Zona Metropolitana de Puebla – Tlaxcala.

Su principal monumento histórico es la Parroquia de San Luis Obispo, templo con fachada de cantería barroca de transición, con columnas pareadas y decoración de motivos vegetales. Su explanada está presidida por una de las más bellas cruces de atrio del estado.

La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen es un templo erigido en varias etapas entre los siglos XVI y XIX, en la que se conserva un atrio-cementerio con tumbas de principios del siglo XX.

Otra edificación de interés es la Iglesia de la Virgen del Pilar, construida entre los siglos XVIII y XIX.

San Luis Teolocholco se adorna el 19 de agosto para celebrar las fiestas patronales de San Luis Obispo con ceremonias religiosas, fuegos artificiales, música, bailes y eventos culturales.

10. Pasea por Tetla

Pueblo de significado indígena, «lugar pedregoso», es cabecera del municipio de Tetla de la Solidaridad y está a 31 km al noreste de la ciudad de Tlaxcala.

Sus principales atracciones son monumentos religiosos y haciendas.

La Parroquia de Santiago es un bonito templo con una fachada de cantera rosa ornamentada con petatillo rojo.

La Capilla de San Francisco fue concluida en 1674, según consta en una inscripción hecha en el arco de entrada al atrio.

La Capilla del Panteón data del siglo XIX y su espadaña fue añadida en 1936.

Las haciendas Ahuatepec, Cuaxamalucan y San Mateo Piedras Negras, fueron levantadas en el siglo XIX, mientras que la Hacienda El Ocote, del siglo XVIII, tuvo ampliaciones durante los siglos XIX y XX.

El Museo Taurino de Tetla tiene objetos alusivos a la tradición de la fiesta brava en el pueblo y en Tlaxcala.

11. Conoce el Santuario de las Luciérnagas

El avistamiento de luciérnagas es una reciente e interesante actividad ecoturística que comenzó en México en 2011, en el bosque tlaxcalteco de Nanacamilpa.

Hay pocos lugares de fácil acceso para apreciar este extraño y bello fenómeno de iluminación natural y el primero puesto al servicio del turismo en México fue el del municipio de Nanacamilpa. Después han sido abiertos santuarios en el Pueblo Mágico michoacano de Tlalpujahua, en Amecameca (Estado de México) y en el Valle de Texmelucan (Puebla).

Las luciérnagas son insectos que emiten su luz durante la temporada de apareamiento, que en México va de finales de junio a principios de agosto. El espectáculo es visible al anochecer por entre 1 y 2 horas.

Desde Tlaxcala parten tours hacia el Santuario de las Luciérnagas de Nanacamilpa, a 57 km al noroeste de la capital tlaxcalteca.

Las operadoras ofrecen paseos sencillos y paquetes que incluyen otras atracciones con y sin alojamiento y otros servicios.

En el bosque de Nanacamilpa funcionan campamentos ecoturísticos con los servicios básicos y espacios para acampar.

12. Asciende las Escalinatas de Tlaxcala

Las Escalinatas de Tlaxcala son 250 peldaños que conducen a un mirador donde tendrás magníficas vistas de la ciudad de Tlaxcala.

Por el centro de las también llamadas “Escalinatas de los Héroes” corre agua, que junto a la iluminación nocturna hace más atractiva la subida para los caminantes.

Quienes emprenden el reto van admirando los bustos en bronce de héroes de la Independencia y de la Revolución Mexicana, como José María Morelos, Miguel Hidalgo y Costilla, Ignacio Allende y Josefa Ortiz de Domínguez.

Las parejas enamoradas cierran candados en las barandas de la escalinata como símbolo de amor eterno, así como se hace en el famoso Puente de las Artes, en París.

En la parte más alta está la figura del célebre guerrero tlaxcalteco, Xicohténcatl Axayacatzin. Está ubicada entre la Avenida Vicente Guerrero y el Bulevar Mariano Sánchez.

13. Visita Españita

Lo que durante la colonia se conocía como Atzatzacuala, nombre nahua que quiere decir, «lugar de represas», los españoles lo cambiaron a Santa María de la Nueva España, de donde proviene la denominación actual de Españita.

Sus atracciones más importantes son sus monumentos históricos y haciendas.

La Parroquia de Nuestra Señora de Loreto fue comenzada en el siglo XVIII y terminada en el XIX. Se distingue por su barda atrial y por el arco ojival decorado con detalles de argamasa de la fachada.

Otras edificaciones de interés arquitectónico son el Templo de La Magdalena que data del siglo XIX y la Iglesia de San Francisco, construida en el siglo XVIII.

En Españita se conservan varias haciendas del siglo XIX, destacando las de Santiago Ameca, San Juan Metepec y San Miguel Tepalca, que en sus orígenes tenían vocación agrícola, pulquera y ganadera.

Estas guardan los sitios tradicionales de las haciendas mexicanas como la casa del hacendado, los establos, la capilla, los corrales, el troje (depósito de productos agrícolas), el tinacal o aposento para hacer el pulque y las calpanerías o habitaciones de los peones y trabajadores.

14. Disfruta del Carnaval de Tlaxcala

El Carnaval en la capital tlaxcalteca y en sus otras ciudades y pueblos se caracteriza por ser vistoso y por la asimilación de las danzas prehispánicas a los bailes y música traídas por los españoles.

Los disfraces de Carnaval eran una oportunidad para burlarse de los principales personajes españoles y personalidades locales, durante la época virreinal.

En el Archivo Histórico de Tlaxcala se conserva un documento de 1699 en el que el gobernador de la provincia prohíbe estas burlas, en un edicto redactado en español y nahua.

Las danzas siguen siendo el componente más pintoresco del Carnaval de Tlaxcala, con unas coloridas vestimentas y accesorios en los que sobresalen penachos, espalderas, capas bordadas, huaraches, camisas, pantaloncillos, botas de piel y máscaras.

La música mezcla los ritmos autóctonos con los llegados de Europa y los desarrollados durante la época virreinal, tocada con instrumentos prehispánicos como el tambor huehuetl y otros aportados por los conquistadores como la guitarra española.

15. Admira los murales prehispánicos de Cacaxtla

Los murales prehispánicos de Cacaxtla son un yacimiento arqueológico en el municipio tlaxcalteco de Natívitas, en los que se evidencia la habilidad de los artistas precolombinos para conseguir diferentes tonalidades a partir del blanco de la cal, el negro del carbón, el añil de los jiquilites, el rojo de la hematita y el amarillo de la goetita.

Cacaxtla vivió su época de esplendor durante el periodo Epiclásico y entre sus grandes expresiones artísticas excelentemente conservadas, se encuentran el Mural del Hombre, el Mural del Templo Rojo y el Mural de la Batalla.

El sitio está formado principalmente por un gran basamento excavado en los años 1980, después de que el lugar fuera descubierto en 1975 por labradores que se toparon con un muro, desde el que los miraba un personaje parecido a un ave. Este mural es conocido como el Hombre Ave.

El Mural de la Batalla es el mejor logrado. Está en la parte norte del basamento, es anterior al año 700 y presenta a 2 ejércitos en combate, uno olmeca y otro huasteco. Las armas son lanzas y cuchillos de obsidiana.

¿Qué Pueblos Mágicos tiene Tlaxcala?

Los Pueblos Mágicos mexicanos reciben esa denominación por tener sitios y rasgos de interés histórico, arquitectónico, arqueológico, étnico, natural, cultural, gastronómico, artesanal y de otros tipos, lo que los hace particularmente atractivos para el turismo.

Son designados por la Secretaría de Turismo, institución nacional que los apoya con el desarrollo de su infraestructura turística.

En el estado de Tlaxcala hay 2 Pueblos Mágicos: Huamantla y Tlaxco.

1. Huamantla

Huamantla fue designado Pueblo Mágico en 2007 como reconocimiento a sus tradiciones, entre las que destacan la Huamantlada y la Noche que Nadie Duerme.

La Huamantlada es una lidia popular de toros que se celebra durante las fiestas de la Virgen de la Caridad, en la que los animales son correteados por las calles del pueblo como ocurre en la fiesta brava de los sanfermines de Pamplona, España.

La Noche que Nadie Duerme es una vigilia antes y durante la madrugada del 15 de agosto, día de Nuestra Señora de la Caridad, patrona de Huamantla.

Durante la vela festiva se confeccionan los coloridos tapetes de aserrín que marcan la ruta de la procesión de la virgen y que por sus artísticos diseños y belleza multicolor han dado fama a Huamantla.

El pueblo tiene una antigua tradición taurina, siendo asiento de haciendas ganaderas de toros de lidia y del Museo Taurino.

Desde el Pueblo Mágico se organizan tours hacia las fincas ganaderas y en el Museo Taurino, a un costado de la Plaza de Toros La Taurina, se exhibe una colección de carteles, capotes, muletas, trajes de luces, estoques, banderillas y otros artículos relacionados con el toreo.

2. Tlaxco

Tlaxco se distingue por su agradable clima de montaña gracias a sus más de 2500 m.s.n.m. y por la hermosura de su arquitectura y de sus parajes naturales. En 2015 se convirtió en el segundo Pueblo Mágico tlaxcalteco después de Huamantla.

Algunas de sus atracciones arquitectónicas son las antiguas estaciones ferrocarrileras de Sanz y Soltepec; la Parroquia de San Agustín, templo del siglo XVII; las capillas del Calvario y de Lourdes, el Palacio Municipal y otro centenar de edificaciones de su centro histórico.

En el Museo de Historia, Artes y Tradiciones Carlos González se exhibe una muestra del patrimonio arqueológico y cultural de Tlaxco.

Este Pueblo Mágico también es asiento de valiosos yacimientos de pinturas rupestres, particularmente las que están cerca de La Gloria y La Parada y de la Laguna Atlangatepec, de la Sierra de Tlaxco, de Los Laberintos, Rancholandia, Rancho Viejo y de la Casa Goyri.

Tlaxco sobresale por su tradición quesera y pulquera, siendo los deliciosos quesos locales los protagonistas de su feria que se celebra entre julio y agosto. El Festival del Pulque se realiza cerca del 19 de marzo.

Tlaxcala centro

El centro histórico de la ciudad de Tlaxcala está formado por más de 30 cuadras de bellas calles empedradas, con imponentes edificaciones coloniales y de la era republicana como la Casa Real, la Plaza de Toros, la Catedral, la Parroquia de San José, el Convento de San Francisco, la Capilla Real de Indios, el Teatro Xicohtencatl y el Museo de Arte.

Casa Real de Tlaxcala

La Casa Real es la sede del gobierno del Estado de Tlaxcala. En su primera versión de mediados del siglo XVI fue un edificio de estilo mudéjar reconstruido tras el terremoto de 1711.

En el cubo de la escalera se encuentran las imágenes del célebre guerrero Xicohtencatl Axayacatzi y de los 4 tecuhtlis de la República de Tlaxcallan o Confederación de Tlaxcala. Las paredes de la parte baja están decoradas con murales del pintor tlaxcalteco, Desiderio Hernández Xochitiotzin.

Plaza de Toros de Tlaxcala

Coso taurino de 2.500 personas del siglo XVIII conocido por su belleza como, “La Tacita de Plata”. Es la arena más antigua del continente americano que sigue en uso.

Fue bautizada en 1981 con el nombre del popular torero tlaxcalteco, Jorge “El Ranchero” Aguilar.

Exconvento de San Francisco de Tlaxcala

El exconvento de San Francisco está formado por la Catedral de Tlaxcala, la casa conventual y varias capillas.

En el claustro conventual funciona actualmente el Museo Regional de Tlaxcala con una muestra de monolitos, objetos de obsidiana, figuras prehispánicas y piezas de la conquista y de la época virreinal.

La Capilla Abierta es de planta hexagonal y es también llamada, “El Humilladero” y la “Capilla del Rosario”. Su conjunto de arcos se apoya en columnas toscanas.

En la Capilla de la Preciosa Sangre de Cristo se encuentra una venerada imagen de Jesús hecha con pasta de caña de maíz.

Catedral de Tlaxcala

La catedral es un templo del siglo XVI con detalles del barroco novohispano, mudéjares y platerescos. Tiene una sola nave con artesonado de estilo mudéjar, el más representativo de México en su tipo y uno de los pocos conservados en América. Forma parte del antiguo conjunto conventual de San Francisco.

El retablo principal dedicado a Nuestra Señora de la Asunción es del siglo XVII y consta de 11 lienzos. El central está dedicado al bautizo de los 4  tecuhtlis de Tlaxcallan.

Parroquia de San José de Tlaxcala

Esta iglesia del siglo XVIII es una de las muestras arquitectónicas mejor logradas del barroco tlaxcalteca. Su decoración con revestimiento de azulejos fue añadida durante una reconstrucción en los años 1860, cuando parte del templo fue derribado por un terremoto.

La parroquia tiene 3 cúpulas, una torre y su interior es de ornamentación neoclásica enriquecida con retablos barrocos y churriguerescos.

Capilla Real de Indios Tlaxcala

Antigua capilla del siglo XVI reconstruida a finales del siglo XVII. Actualmente es el Palacio de Justicia de Tlaxcala.

Su fachada es de carácter barroco estípite con relieves alusivos a la simbología de la casa real española.

Teatro Xicohtencatl Tlaxcala

El Teatro Xicohtencatl es una de las edificaciones más recientes del centro histórico de Tlaxcala inaugurada en 1873, con remodelación en los años 1880, en la década de 1980 y otra a comienzos del presente siglo.

Es de estilo arquitectónico italiano con capacidad para 320 espectadores, incluyendo palcos de primero y segundo nivel.

Museo de Arte de Tlaxcala

El Museo de Arte funciona desde 2004 en un inmueble del siglo XIX frente a la Plaza de la Constitución, en el centro histórico de Tlaxcala. El edificio fue cárcel y hospital antes de ser museo.

En sus salas permanentes se exhiben obras de Frida Kahlo y esculturas novohispanas. Tiene espacios para exposiciones temporales, principalmente de tendencia moderna y contemporánea.

Lugares para visitar en Tlaxcala en pareja

La ciudad de Tlaxcala tiene acogedores sitios culturales y de diversión para pasar un entretenido rato en pareja.

Museo de la Memoria

El Museo de la Memoria funciona en una casona del centro histórico que fue sede de una comunidad franciscana y presenta un recorrido documental sobre la historia de Tlaxcala y de los principales cambios ocurridos desde la fundación de la ciudad.

Dirección: Avenida Independencia 3. Centro Histórico, Tlaxcala de Xicohténcatl.

Museo Vivo de Artes y Tradiciones Populares

Este peculiar museo dedicado a diferentes manifestaciones populares relacionadas con la artesanía, a las costumbres, a las creencias y a la vida cotidiana, es una de las visitas más interesantes que hacer en Tlaxcala.

En el Museo Vivo de Artes y Tradiciones Populares tú y tu pareja podrán admirar vestimentas, utensilios hogareños, talleres familiares, altares, construcciones indígenas y la forma de elaborar un pulque casero.

Dirección: Bulevar Mariano Sánchez 1, Tlaxcala de Xicohténcatl.

Zoológico del Altiplano

A 16 km al noreste de la ciudad de Tlaxcala se encuentra el Zoológico del Altiplano, en el municipio de Apetatitlán, con más de 500 ejemplares de más de 100 especies en un área de 13.5 hectáreas, principalmente del Altiplano Central Mexicano.

Dirección: carretera Apizaco-Puebla, km 32.5, San Pablo Apetatitlán, Apetatitlán, Tlaxcala de Xicohténcatl.

Restaurante y Pulquería La Tía Yola

Excelente lugar para combinar la bebida tradicional tlaxcalteca con la cocina típica regional, en una comida o cena romántica con tu pareja.

La sazón de la tía Yola es elogiada por los comensales que han disfrutado de sus moles, barbacoas, mixiotes, costillas en pipián, tlatloyos, ayocotes, sopa de habas, tamales tatemados y demás platillos típicos de la gastronomía de Tlaxcala.

El curado de nuez es la bebida estrella de la casa y hay que pedirlo de primero porque se agota rápidamente.

Dirección: Plaza Xicohténcatl 7, Centro Histórico, Tlaxcala de Xicohténcatl.

Club Nocturno Emma

En este local inaugurado en 2017 lo pasarás rico con tu pareja. Abre bajo el concepto del “Gallery Bar” que combina un ambiente exclusivo, la excelencia en el servicio y los mejores productos para consumir.

El Club Emma ha relanzado la vida nocturna en Tlaxcala con su magnetismo y atmósfera amistosa y distendida.

Dirección: Plaza de la Constitución 18, Colonia Centro, Tlaxcala de Xicohténcatl.

Cascadas en Tlaxcala

La más importante es la Cascada de Atlihuetzía, en la comunidad del mismo nombre en el municipio tlaxcalteco de Yauhquemecan, a solo 11 km de la ciudad de Tlaxcala.

Atlihuetzía es una palabra indígena que significa “lugar donde cae el agua” y el nombre hace honor a esta preciosa cascada de 30 metros que baja formando una bonita laguna en medio del verdor circundante.

Desde el Hotel Misión Tlaxcala hay una espectacular vista de la caída de agua. Funciona en el predio de una antigua hacienda con bellos espacios naturales.

Cerca de la Cascada de Atlihuetzía se encuentra el yacimiento de pinturas rupestres de  Amaxac.

Otra atracción de Atlihuetzía es el templo del pueblo construido en el siglo XVI, según los trazos realizados en 1523 por Hernán Cortés.

En el municipio de Yauhquemecan hay varios lugares de interés turístico como los templos de Santa María (siglo XVII), San Francisco (siglo XVIII) y San Benito (siglo XX).

Parques de diversiones en Tlaxcala

En Tlaxcala hay varias posibilidades de entrenamiento en parques de diversiones. Uno de los mejores es Rancholandia, en el km 21 de la carretera Apizaco – Tlaxco, a 4 km de Atotonilco.

Este parque de instalaciones en medio de hermosos paisajes tiene tren, lago para paseos en lancha, albercas bajo techo, palapas con asador, puente tibetano, lanza pelotas, cuatrimotos, tirolesas terrestres y acuáticas y facilidades para actividades deportivas (pesca, fútbol y volibol).

El acceso cuesta 40 MXN por persona, sin incluir las cuatrimotos y las tirolesas. El uso de la caña de pescar es gratuito, pero el kilo de pesca (carpa barrigona) tiene un precio de 69 MXN.

Puedes hospedarte en las suite de Rancholandia, acogedoras cabañas con chimenea y con el desayuno incluido en la tarifa.

Lugares para día de campo en Tlaxcala

Tlaxcala es el estado mexicano con mayor historia ganadera y su tradición pulquera es de las más importantes del país, por lo que sus haciendas son los mejores lugares para pasar un encantador y reconfortante día de campo.

Entre las cosas que hacer en Tlaxcala no puede faltar una visita a una de estas hermosas haciendas:

1. Hacienda San José de la Laguna

Hacienda y ganadería fundada en 1908 de la Carretera Federal Apizaco – Lázaro Cárdenas, que se extiende por 500 hectáreas. Su bella “casa grande” está rodeada de un inmaculado césped.

Es una hacienda de cría de toros de lidia que recibe visitas turísticas en las que explican las particularidades de estos imponentes mamíferos.

2. Hacienda San Buenaventura

Fue una pulquera de renombre del siglo XVIII que conserva el casco y la fachada de su edificación original. Los ricos hacendados de la zona la utilizaron como resguardo Durante la Revolución Mexicana.

3. Hacienda Tepetzala

Hacienda del siglo XVIII localizada en Atlangatepec. Cría ganado y produce pulque.

4. Hacienda Santa María Xalostoc

Data del siglo XVII y se encuentra en Tlaxco. En su mejor época tuvo una extensión de 3500 hectáreas y funciona como un hotel. Obtuvo el Premio Nacional de Restauración de 2003.

5. Hacienda San Diego Xochuca

Cuenta con extensas plantaciones de maguey con el que sigue produciendo pulque como cuando fue fundada en el siglo XIX. Está en Tlaxco.

Comparte este artículo con tus amigas y amigos de las redes sociales para que también conozcan qué hacer en Tlaxcala. Entusiásmalos para hacer un recorrido por este cautivador estado mexicano.

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 consejos y trucos para viajar más barato que las agencias no quieren que sepas

Cómo llegar a Holbox y qué hacer en este paraíso