in

Los 26 Sitios Arqueológicos de México que Tienes que Visitar

Además de su amplia variedad de costumbres y su rica cultura, México es conocido por haber albergado en su territorio a varias de las civilizaciones mesoamericanas más avanzadas en la historia.

Ya sean los Mayas, los Aztecas, los Olmecas o cualquiera de los otros, se caracterizaron por dejar un legado en las artes y en las ciencias, y ambos aspectos se pueden apreciar en sus construcciones.

Por tanto, si visitas México, existen ciertos sitios arqueológicos que no puedes dejar de visitar para comprender su relevancia histórica. ¿Cuáles son? A continuación te nombraré los 26 más importantes.

1. Tulum

Ubicado en Quintana Roo, Tulum representa el encuentro de dos aspectos vitales para la civilización maya; el comercio y la religión.

Esto, debido a que sus edificaciones formaron parte de un antiguo circuito de comercio para sus habitantes, así como una serie de templos para rendir culto al Dios Kukulkán.

Además, entre sus castillos empedrados se encuentra un observatorio abierto, en donde los mayas estudiaban las constelaciones y el movimiento de los planetas.

Por si fuera poco, las alturas de este sitio arqueológico desembocan en las costas más hermosas del caribe, a menos de una hora de playa del Carmen, por lo que la vista desde Tulum es una experiencia que sin duda debes vivir.

  1. Chichen Itzá

Ubicado en la península de Yucatán, es uno de los sitios arqueológicos más famosos de México por abarcar prácticamente una ciudad entera y por el buen estado de conservación de sus monumentos.

Entre sus ruinas se eleva la famosa pirámide conocida por El Castillo, donde desde sus 9 pisos los mayas afirmaban observar el descenso del Dios Serpiente.

También destaca por su impresionante campo del Juego de la Gran Pelota, con aros de piedra en las alturas de las paredes, y sus monumentos de piedras en tributo a los grandes guerreros caídos.

Su impresionante arquitectura y su importancia arqueológica han hecho que Chichen Itzá se considere como una de las 7 maravillas del mundo moderno.

  1. Cobá

Una de las múltiples construcciones arqueológicas encontradas en Quintana Roo, a unos 90 km de la magnífica ciudad de Chichen Itzá y a 40 km de Tulum, Cobá permite contemplar con mayor profundidad el antiguo pensamiento Maya.

Su principal atractivo recae en su elevación natural de terreno sobre la cual se edificó la pirámide de Nohoch Mul, la cual abarca una totalidad de 2.400 metros cuadrados.

Además de contemplar sus monumentos, en Cobá se realizan en la actualidad talleres artesanales y de cerámica abiertos al público, siendo esto de gran interés para quienes busquen participar por sí mismos en las antiguas tradiciones mayas.

  1. Uxmal

Una ciudad empedrada que se eleva en las alturas de los cielos, podría ser la mejor forma de describir los restos arqueológicos de Uxmal en el municipio de Santa Elena, en Yucatán.

La gran mayoría de sus templos y palacios se conservan en perfecto estado, por lo que lo convierte en una oportunidad única para estudiar las obras de los mayas.

Sus atractivos más relevantes son tanto el sistema hidráulico para el uso y conservación de agua potable, el cual todavía funciona en la actualidad, como la famosa pirámide del Adivino, cuyo templo en la punta guarda toda clase de secretos ancestrales.

  1. Dzibanché

Es considerado como uno de los asentamientos de la civilización maya más importantes que podrás encontrar al sur de Quintana Roo.

Muchos estudiosos consideran que este sitio arqueológico comenzó siendo una pequeña aldea agrícola, pero con el paso del tiempo fueron elaborándose diversas construcciones en piedra hasta convertirse en la ciudad que hoy puedes encontrar.

El recorrido de las estructuras y templos de Dzibanché es una visita de la que no te arrepentirás, si buscas monumentos arqueológicos importantes.

Lee también nuestra guía sobre las 15 cosas que hacer y ver en Tulum

  1. Palenque

Gracias a sus impresionantes esculturas y edificaciones, ubicadas en el estado de Chiapas, Palenque es considerada una de las obras patrimonio cultural de la humanidad.

En las paredes de monumentos como el Gran Palacio, el Tempo de las Inscripciones y el de la Luz Foliada, se pueden encontrar historias que narran la creación del hombre y del universo según la cultura Maya.

En la tumba del Pakal II, por ejemplo, se encuentran ilustraciones en la que se reconocen naves espaciales y trajes arcaicos de astronautas, lo cual resulta cuanto menos misterioso debido a la antigüedad de sus ruinas.

  1. Tajín

Si estás en búsqueda de las obras arquitectónicas mejor elaboradas de la antigua cultura mesoamericana, la visita a Tajín en Veracruz se convierte prácticamente en una obligación.

Tanto por los relieves de sus construcciones, sus magníficos acabados y su variedad de murales pintados y decorados con piedras preciosas, Tajín se convierte en un sitio arqueológico digno de estudiar.

Además, al haber sido habitada por más de 900 años, podrás observar la evolución de sus obras durante el transcurso del tiempo.

  1. Teotihuacán

Uno de los emblemas del patrimonio mexicano, ubicado en el Gran Estado de México, de tan importancia para la cultura maya que su significado en náhuatl quiere decir “Ciudad de los Dioses”.

Su extensión abarca casi 300 km cuadrados, en la que podrás encontrar monumentos importantes como la Ciudadela y el Templo de la Serpiente Emplumada, así como las pirámides del Sol y la Luna.

Recorrer y estudiar por completo las obras de Teotihuacán es trabajo de un día completo, por lo que asegúrate de tomar suficiente tiempo para que tu visita sea lo más completa posible.

  1. Paquimé

De los pocos sitios arqueológicos que podrás encontrar en el norte de México, Paquimé es una alternativa ideal si te encuentras visitando Chihuahua, siendo éste considerado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Sus construcciones de tierra y adobe son extraordinarias tomando en consideración el árido clima al que debieron adaptarse para sobrevivir, en las que encontrarás casas, laberintos e incluso construcciones especiales para las guacamayas y tortugas.

Se cree que su ubicación estuvo planificada con precisión, debido al espectáculo de luces y sombras que se forman en sus laberintos una vez llegado el ocaso.

  1. Yaxchilán

Ubicado en la ciudad de Chiapas, Yaxchilán es sin duda una ciudad escondida de cualquier otra forma de civilización, al punto de que solo es accesible en bote surcando el río Usumacinta.

Su importancia arqueológica no recae tanto en la magnitud de sus construcciones, sino en la riqueza cultural que albergan los textos de sus altares, paredes y otras obras.

Desde el punto más alto de sus edificaciones, podrás contemplar una maravillosa vista del río serpenteante de Usumacinta, la selva Lacandona y el verde paisaje de sus alrededores.

  1. Montealbán

A pocos kilómetros de la ciudad de Oaxaca, en Montealbán podrás encontrar las ruinas de una antigua ciudad multicultural, la cual fue habitada tanto por los Zapotecas como por las Mixtecas.

Su extensión es bastante amplia, pues recorriendo sus principales monumentos encontrarás campos del Juego de la Gran Pelota, plataformas para rituales y otras edificaciones en piedra.

Además de sus impresionantes construcciones, Montealbán se encuentra ubicado en la cima de uno de los cerros de Oaxaca, por lo que la vista del paisaje es simplemente sensacional.

  1. Cholula

Ubicado en la ciudad de Puebla, Cholula cuenta con la emblemática historia de cómo los españoles llegados a esta zona destruyeron los principales templos de los toltecas para edificar una iglesia católica, religión a la cual debían convertirse.

Como resultado, al visitar Cholula, podrás encontrarte con las ruinas de su antigua civilización en la base de una montaña, y con la iglesia de la Virgen de los Remedios en la punta de la misma.

La posición geográfica de los toltecas en Cholula los benefició enormemente para el comercio con otras aldeas, por lo que entre sus edificaciones encontrarás amplias plazas y enormes murales que no podrás encontrar en otras zonas arqueológicas.

  1. Comalcalco

Ubicado en la ciudad de Tabasco, Comalcalco es posiblemente una de las antiguas ciudades mayas con mayor influencia occidental en todo México, hasta el punto de albergar objetos pertenecientes a etnias de otros lugares del mundo.

Sus edificaciones hechas con roca poseían un carácter predominantemente comercial, siendo esta una de las ciudades con mayor actividad económica en la época precolombina.

Si recorres sus restos, podrás encontrar monumentos como la Plaza Norte, la Tumba de los Nueve Señores y otras estructuras bien conservadas, así como zonas verdes de gran atractivo para pasar una tarde distinta.

  1. Calakmul

Una civilización escondida entre los grandes árboles de la selva, dentro del estado de Campeche, cuya visita ofrece tanto un paraíso de flora y fauna como grandes construcciones arquitectónicas.

Sus edificaciones parecen elevarse hacia el cielo, con escaleras de gran tamaño que llevan hacia antiguas plazas ceremoniales y, en lo más alto, a un magnifico palacio de piedra.

Alberga antiguas estelas y murales pintados que narran el estilo de vida que se llevaba en dicha civilización, pero se encuentran en proceso de reparación para poder ser exhibidas al público.

Y por si fuera poco, se recomienda a los turistas esperar hasta la llegada del ocaso antes de marcharse, pues la puesta de sol en Calakmul y la neblina que posteriormente cubre la noche son un verdadero espectáculo de la naturaleza.

  1. Bonampak

Si estás más interesado en la pintura que en las construcciones arqueológicas, sin duda la visita de Bonampak logrará satisfacer tus expectativas.

En sus antiguas ruinas se encuentran las pinturas y murales más importantes de la cultura maya, las cuales han sido motivo de gran variedad de estudios para determinar quiénes son los personajes allí expuestos.

Su mural más representativo posee un tamaño de 112 metros, en donde entre otros dibujos de rituales y ceremonias, plasma la historia de una gran batalla con civilizaciones hasta ahora desconocidas.

Lee nuestra guía definitiva sobre: Tulum, Quintana Roo

  1. Ek Balám

Ubicado en Yucatán, los historiadores discuten si su nombre hace referencia a “Estrella Jaguar” o “Jaguar Negro”, y esto hace referencia a la escultura que se aprecia en la entrada a su castillo, en la que pareciera que entras a las fauces de un felino.

En sus ruinas encontrarás varios de los trabajos más impresionantes realizados por los mayas en estuco, con jeroglíficos que van desde animales mitológicos hasta ángeles.

Ek Balam fue en algún punto de la historia una fortaleza que protegía a los mayas, con una doble muralla que se erguía en fuera de la ciudad en cada uno de los puntos cardinales.

Entre los sitios arqueológicos más impresionantes que verás en México, éste es sin duda uno de los primeros.

  1. Chacchoben

Ubicado en Quintana Roo, se trata posiblemente de uno de los sitios arqueológicos más antiguos de todo México, con evidencia que muestra haber estado poblado mucho antes de la aparición de Cristo.

Cuenta con edificaciones típicas del estilo Maya, con templos de gran elevación y plazas que se elevan a lo alto de las mismas.

Además, los alrededores de Chacchoben están poblados por fauna de la más diversa que, en ocasiones, interactúa con los turistas, haciendo de la visita una experiencia todavía más interesante.

  1. Cacaxtla

Situado en el estado de Tlaxcala, se trata de una de las ciudades de mayor relevancia para la cultura mesoamericana, donde habitaba la élite de los mayas.

Se trata de una ciudad amurallada, con fosos subterráneos para la defensa y plazas adornadas que evidencian la práctica de antiguas ceremonias.

Su principal edificación es sin duda el así apodado Gran Basamento, el cual presenta numerosos edificios ceremoniales y una variedad de viviendas, donde se cree que habitaban los monjes.

De igual forma, en sus murales se distinguen pinturas que relatan épicas batallas entre guerreros jaguares olmecas y gladiadores pájaro huastecos, siendo estos últimos quienes pierden la lucha y se ven desmembrados por sus rivales.

Aunque parcialmente alejada del eje del resto de las ciudades arqueológicas, la visita de Cacaxtla es ideal para aprender más acerca de esta cultura.

  1. Cantona

Por su ubicación en Puebla y las evidencias de antigua prosperidad, se afirma que fue la ciudad rival de Teotihuacán hace miles de años.

Es considerada un punto medio entre una ciudad comercial y una zona urbanística, con influencia de la cultura occidental, pues además de la variedad de talleres que alberga existen más de 500 calles y 3.000 viviendas.

Además, en ella se construyeron un total de 24 campos del Juego de la Gran Pelota, ratificando la importancia de esta ciudad para sus habitantes.

Sus puertas como sitio arqueológico abrieron al público desde hace muy poco tiempo, por lo que es una visita perfecta si buscas conocer algo nuevo a lo hasta ahora visto.

  1. Xochicalco

Asentada en el estado de Morelos, Xochicalco es considerada como una de las ciudades más importantes entre todas las civilizaciones antiguas de Mesoamérica, la cual reúne edificaciones de todo tipo en un mismo sitio.

En ella encontrarás tanto edificios habitacionales como comerciales, plazas ceremoniales religiosas e incluso fosos defensivos y alrededores amurallados.

También alberga dos pirámides con grabados de alta influencia Maya, siendo estas la Gran Pirámide y la Pirámide de las Serpientes Emplumadas.

Y además, alberga uno de los pocos observatorios entre los sitios arqueológicos de México, accesible tras una alta subida de escaleras labradas en piedra.

Para conocer todo lo referente a las antiguas civilizaciones mesoamericanas en un mismo lugar, la visita a Xochicalco se convierte en la opción perfecta.

  1. Tamtoc

Situado en San Luís Potosi y uno de los principales hogares de la cultura Huasteca, llegando a ser habitada por un total de 16.000 personas.

Tamtoc puede ser considerado como uno de los centros de investigación más antiguos de la civilización mesoamericana, con evidencias de estudio de la ingeniería hidráulica y la astronomía.

Sus expresiones artísticas eran trabajadas con materiales como el cobre, el oro, la obsidiana y el basalto, además que solían girar en torno al culto hacia la mujer como nodriza de la fertilidad.

Es un sitio arqueológico de gran interés para los historiadores o los amantes del arte trabajado en piedra.

  1. La Campana

Se trata de uno de los pocos sitios arqueológicos que podrás encontrar en Colima, debido a su clima lluvioso la mayor parte del año, pero la Campana es una de las pocas excepciones, pues sobrevivieron gracias a su avanzada red de ingeniería hidráulica.

Su nombre deviene de la forma del cerro en el cual se sitúan sus principales edificaciones, entre las que podrás encontrar principalmente tumbas utilizadas para rituales y ofrendas.

Cuenta con una enorme diversidad de petroglifos dignos de ser estudiados, lo cual hace ideal su visita para quienes no pueden acceder a las zonas de mayor concentración de sitios arqueológicos.

  1. La Ferrería

Con una amplia diversidad de edificaciones con fines habitacionales, religiosos, ceremoniales, políticos y demás, este sitio arqueológico ubicado en el estado de Durango lo tiene todo para los estudiosos de la arquitectura.

También posee pirámides con escrituras y diseños grabados en piedra, así como un centro de observación para el estudio de los cuerpos celestes.

Si bien sus restos no están tan bien conservados en comparación con otros sitios arqueológicos de mayor popularidad, la Ferrería ofrece una amplia variedad de obras para quienes se encuentren lejos del centro del país.

  1. Mitla

Esta antigua ciudad, habitada por los zapotecos, recibe un nombre que en náhuatl significa “Lugar de los Muertos”, siendo considerado después de Montealbán como el segundo sitio arqueológico de mayor importancia en Oaxaca.

Ya a simple vista sorprende por la decoración de sus fachadas, cuyos mosaicos fueron elaborados a partir de roca caliza y se distinguen de otras estructuras encontradas en antiguas ciudades prehispánicas.

Además de sus numerosos grabados en piedra, se observa el uso de los pilares monolíticos tanto por su forma estructural como decorativa, siendo esta una característica propia de sus numerosos templos.

  1. Tzintzuntzan

Además de su característico nombre, el cual guarda relación con la figura del colibrí, en Tzintzuntzan encontrarás uno de los pocos restos de la civilización de los taracos en México.

Se encuentra ubicado en el estado de Michoacán, a las orillas del río Lermas, por lo que además de estructuras arqueológicas podrás encontrarte con un paisaje único en su estilo.

Además, Tzintzuntzan se caracteriza por un estilo sobrio y discreto, que se diferencia de otras ciudades prehispánicas interesadas en adornar sus edificaciones con piedras preciosas o pinturas.

  1. Tula

Considerada la antigua cuna del comercio en Hidalgo, en Tula se concentraba la venta de piedras preciosas tales como la turquesa y el jade, pero también otros elementos como las plumas de aves preciosas y el cacao.

Su principal atractivo son los enormes atlantes ubicados en las plazas, así como otros tantos que sostienen el Palacio de Quemado, cuya decoración con piedra grabada es algo que no debes perderte.

Si te encuentras visitando ciudad de México y buscas conocer algo distinto a lo habitual, quizás las ruinas de Tula logren satisfacer tus deseos.

 

Cada uno de estos sitios arqueológicos posee un atractivo único en su estilo, desde estructuras colosales hasta grabados únicos que te harán preguntarte cómo con tan pocas herramientas lograron crear obras tan impresionantes.

Por tanto, si tienes la oportunidad, es recomendable visitar la mayor cantidad posible de estos sitios arqueológicos.

¿Qué te han parecido estos centros turísticos y cuál visitarías primero? ¡Comparte tu opinión con los demás en los comentarios!

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 15 Mejores Hoteles en Acapulco Para Hospedarte

Top 12 Mejores Hoteles Baratos En Acapulco