in

16 trucos para hacer la maleta como un experto viajero

Aunque viajar es muy rico siempre tenemos las dudas sobre qué llevar en el equipaje y cómo guardarlo para quepa lo más que se pueda.

Aquí están los 16 trucos para hacer la maleta, una en la que no dejarás nada importante y en la que tendrás todo perfectamente guardado.

1. Visualiza tu viaje y toma notas

Lo primero es que visualices tu viaje y te preguntes: ¿cuál es mi destino? ¿Qué estación del año será cuando esté allá? ¿Cuánto tiempo estaré? Y la más importante: estando en esa ciudad, ¿qué visitaré?

Mientras más específicas sean tus preguntas más efectivas serán las respuestas y con ello, más preciso será tu viaje. Cada respuesta te dará la información que necesitas para un viaje perfecto y para saber qué meter o dejar fuera en la maleta.

Al responder estas preguntas también sabrás si tienes en casa lo necesario para emprender tu viaje o si necesitas comprar ropa u otras cosas.

2. Haz una lista con todo lo que ocupas llevar

La lista de cosas por meter en la maleta es tan importante como visualizar el viaje. Anota en un cuaderno, pizarra, Smartphone o en una Tablet, lo que sientas debes llevar clasificando las cosas por categorías o grupos, como por ejemplo maleta y bolso, ropa, accesorios, zapatos, documentos, artículos de higiene y demás.

Aunque será la primera lista, no es la definitiva. Comienza a reducirla en función del espacio disponible en la maleta y en lo que creas es indispensable llevar. Si aún después de hacer un primer recorte sigue sobrando cosas, tendrás que hacer otro repaso y sacar lo que creas puedes prescindir o comprar en el país de destino.

Nuestra recomendación es que hagas la lista en un papel grande y lo pegues a una pared. Así será más fácil ver todas las categorías en conjunto y tachar las cosas que ya has guardado.

3. Revisa tu lista un par de días antes y la noche anterior al viaje

Haz dos últimas revisiones de la lista antes de salir de viaje. Una dos días previos a la partida y la otra una noche antes. En esta última podrás hacer descartes o sustituciones finales. Definitivamente sabrás con qué partirás y que estarás dejando.

4. Lleva tus documentos, dinero y credenciales, en una cartera de cintura

Este truco es de lo más genial.

Seguro te ha pasado que con el alboroto y el estrés de viajes anteriores se te ha olvidado dónde tienes el dinero, dónde guardaste el pasaporte por última vez o si la tasa la tienes en el bolsillo o en la chamarra.

Con una cartera o cinturón de viaje tendrás todo lo que necesitas tener a la mano en un solo, cómodo y seguro lugar.

5. Lleva suficiente dinero en efectivo

Lleva suficiente efectivo para pagar el taxi al aeropuerto, para cancelar la tasa de viaje o un no descartable sobrepeso en el equipaje. El dinero de bolsillo también te servirá para una emergencia médica, imprevistos con la maleta, cubrir algún antojo y para el retorno.

6. Revisa las tarifas por sobrepeso y las tasas de impuestos por viaje

Revisa cuánto es la tarifa por sobrepeso y la tasa de impuesto por viaje, para que tengas cómo pagar en el check in si hace falta cancelar algo adicional. Este truco te evitará el ir de emergencia al cajero automático.

Averigua también las tasas de impuesto por viaje que pueden variar según el destino nacional o internacional.

Al revisar estos datos días previos al viaje ahorrarás tiempo y minimizarás las tareas a cubrir el día del mismo.

7. Lleva contigo un cargador adaptable

Lleva contigo un adaptador universal para que donde vayas puedas cargar tu teléfono y otros equipos eléctricos. No te confíes, los tomacorrientes no son los mismos en todos los países.

Se trata de un dispositivo que puede tener de 2 o 4 puertos USB, enchufes de varios tipos y adaptadores para voltaje de 100V a 250V. Consíguelos aquí en Amazon.

8. Empaca todo en estuches o bolsas plásticas

No te confíes. El trato que le dan los aeropuertos a las maletas pudiera romper tus valiosos objetos, por lo que mejor empaca en estuches o bolsas plásticas lo más que puedas.

Hay estuches rectangulares ideales para la ropa, zapatos, documentos, tu Tablet y/o laptop. También se consiguen cilíndricos para guardar la joyería, bisutería, accesorios o artículos de higiene personal.

Junta y guarda los líquidos en un solo sitio de la maleta y aparte de las demás cosas, para que si llega a derramarse algo no arruine tus otras pertenencias.

Elige estuches de cierre plástico de calidad o con cierre mágico. Estos te permitirán tener la maleta más ordenada y con artículos menos expuestos.

9. Lleva tus artículos personales y de higiene en pequeños envases de plástico

Consigue pequeños envases de plástico con tapa y vierte en ellos shampoo, acondicionador de cabello, gel, silicone, tu crema corporal y demás artículos de higiene personal, que en sus envases originales ocuparían valioso espacio en la maleta. Además, por más que duren tus vacaciones o estadía en la ciudad o país de destino, no acabarás un litro de champú o de crema.

En el caso de los perfumes puedes comprar las miniaturas, si no, envuelve en blusas y lleva los que tienes en casa. Después de todo no son tan grandes.

Hay pequeños cepillos de dientes para viajeros con el tamaño ideal. Recomendado 100%.

10. Enrolla la ropa, especialmente los pantalones

Enrollar los pantalones en vez de doblarlos te hará ganar centímetros valiosos para meter otras cosas en tu maleta. Al enrollarlos no se arrugarán y podrás hacer filas bien compactas, un truco que marcará una diferencia notable en tu equipaje.

Blusas, camisas, franelas, ropa interior o lencería, sí puedes doblarlas.

11. Elige ropa versátil y ligera

¿Debes llevar ropa chik, cómoda y presentable en tu maleta? El lugar, la temporada del año y las actividades que emprenderás, lo determinarán. Elige los atuendos más adecuados tomando en cuenta estas características.

Escoge colores básicos, de sugerencia, opacos u oscuros. Si prefieres los colores vivos trata de que no se ensucien con facilidad y que combinen con tus prendas.

El tipo de tela también importa. Evita ropa de gran volumen y muy pesada. Si tienes que llevarla sí o sí, añádela a la maleta y listo.

12. Puedes llevar puesto abrigos y ropa pesada

Si estás dispuesto a sacrificar un poco la comodidad del viaje y porque realmente necesitas llevarla y no quieres que ocupe espacio en la maleta, lleva puesto ese abrigo y ropa pesada que sabes necesitarás en tu destino.

Este consejo es también para los zapatos. Si puedes y quieres lleva puesto ese calzado pesado o grande para que no ocupe espacio en tu equipaje.

13. No elijas ropa y accesorios de color blanco o muy claros

Todo lo que es blanco y de colores claros o pálidos tiende a ensuciarse mucho y con facilidad.

La idea es que puedas combinar lo más posible tu ropa y accesorios. Si parte de la meta es llevar la ropa más apropiada y que el equipaje no sea excesivo ni pesado, anota este dato.

Este truco es importante porque a veces cometemos el error de llevar ropa combinable con estos colores, que una vez usada va directo a la ropa sucia. A menos que tengas un servicio de lavado a mano y dentro del presupuesto, no podrás combinar nuevamente con estas prendas.

Ahórrate el momento, el mal rato y empaca colores más combinables con telas que disimulen el polvo o esa manchita que aparece de la nada.

14. Empaca los calcetines sueltos dentro de la maleta

Mete los calcetines en los huequitos de la maleta que quedan por rellenar después estar todo empacado.

Usa bolsitas pequeñas, de esas transparentes, y coloca uno o varios calcetines en cada una. Ve cómo queda tu maleta y guárdalas. Haz lo mismo con los brasieres sin doblar la copa para que no se deformen.

15. Agenda tiempo suficiente para hacer la maleta

Define el día para hacer la maleta, pero por favor, no uno ni dos días antes. Mínimo una semana con anticipación.

Concéntrate cuando vayas a empacar para que aciertes tanto en lo que llevarás como en el cómo lo llevarás, lo que significa que tendrás una maleta hecha a consciencia y en sintonía con tus necesidades de viaje.

Ese día prepara la bebida que te encanta tomar y pon la música que te inspira y relaja.

16. Elimina de tu equipaje los “por si acaso”

Las frases, “lo llevo por si acaso” y “uno nunca sabe, mejor lo llevo”, terminan por ocupar innecesariamente espacio en tu equipaje, siendo un peso y bulto en la maleta.

Te dejo aquellas cositas que suelen resultar en ese “por si acaso” que es mejor descartar:

1. Libros o revistas que crees servirán de entretenimiento. Créeme, no los leerás.

2. Los esmaltes de uña de todos los colores que seguro te lucirían divinos, pero que realmente no los utilizarás.

3. El tratamiento de cuidados de la piel que tienes pendiente por empezar.

4. Cargadores adicionales a los que ya usas regularmente.

Cada viaje es una aventura particular sea por trabajo o placer. Lo que hará la diferencia es tu preparación. Haz de cada truco una oportunidad de tener justo aquello lo que necesitas.

Con estos 16 trucos para hacer la maleta ahorrarás espacio suficiente en el equipaje para llevar más cosas necesarias y para que estas estén mejor ordenadas.

Comparte este artículo con tus amigos y compañeros de viaje. Después de esto, empacar ya no será lo mismo para ti.

 

Ver También:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agua de Vid Valle de Guadalupe: lo que ocupas saber antes de ir

Los 56 lugares turísticos de México que tienes que visitar