in

Temoaya, Estado De México: Guía Definitiva

Temoaya es un embrujador pueblo mexiquense que se distingue por las nítidas huellas culturales que han estampado sus comunidades indígenas, particularmente las del pueblo otomí, que se sienten a cada paso en la localidad a través de su patrimonio material y sus manifestaciones artísticas, artesanales y espirituales.

En esta guía encontrarás casi todo lo que necesitas saber sobre este fascinante pueblo del estado de México.

¿Dónde se encuentra Temoaya?

Temoaya es un municipio de la zona central del Estado de México, con una extensión de 190 km2 y una población de poco más de 90 mil habitantes, con una fuerte presencia de la comunidad indígena otomí.

La entidad municipal limita por el norte con Jiquipilco; por el noreste con los municipios Isidro Fabela y Nicolás Romero; y por el noroeste con Ixtlahuaca. Por el sur, Temoaya hace frontera con el municipio de Toluca; por el sureste con Otzolotepec; y por el oeste con Almoloya de Juárez.

La cabecera municipal, también llamada Temoaya, se encuentra a más de 2.600 metros sobre el nivel del mar y es rica en patrimonio físico y tradiciones relacionadas con el pueblo otomí.

Lee más sobre el Estado de México:

¿Cómo llego a Temoaya?

La ciudad más cercana a Temoaya es Toluca, que está a 32 km con rumbo norte desde la capital mexiquense. La Ciudad de México se encuentra a 76 km de Temoaya y para ir a este pueblo desde el DF hay que acceder a la Carretera Federal México-Toluca. Debes desviarte en la salida del aeropuerto y tomar la lateral rumbo a Toluca, hasta llegar al entronque a la derecha hacia Temoaya, localidad que se encuentra a 10 km del cruce.

El recorrido desde Ciudad de México hasta Temoaya dura a lo sumo hora y cuarto, por lo que el pueblo mexiquense es un destino que se puede conocer tranquilamente en un viaje de ida y vuelta el mismo día.

Para ir en autobús desde el DF hay que tomar el metro hasta la estación de Cuatro Caminos y allí abordar una de las unidades que van a Temoaya.

¿Qué clima me espera en Temoaya?

Con una altitud que se acerca a los 2.700 msnm, el clima de Temoaya es muy fresco todo el año, con una temperatura anual de cerca de 14 °C, sin grandes variaciones promedio entre las estaciones.

El periodo más frío va de diciembre a febrero, cuando el termómetro marca en promedio en torno a los 11 °C, aunque por las noches y madrugadas puede enfriar hasta por debajo de los 5 °C.

La temporada más cálida, si puede llamarse así, transcurre de abril a septiembre, cuando la temperatura promedio oscila entre 14 y 16 °C, que puede subir hasta 23 °C en los momentos más calientes. En un viaje a Temoaya, lo primero que hay que empacar es ropa abrigada.

¿Qué significa Temoaya y cuáles son sus principales atractivos?

La palabra “Temoaya” viene del nahua y quiere decir “Lugar donde se desciende” o “Cuesta abajo”. Las grandes atracciones del pueblo mexiquense giran en torno a las manifestaciones culturales de sus comunidades indígenas, particularmente la otomí.

Una de estas atracciones es la confección de bellos tapetes de lana en telares de madera ingeniosamente manejados por los tejedores locales.

Igualmente, el espléndido Centro Ceremonial Otomí es una referencia de la arquitectura nacional de espíritu indigenista y un lugar para presenciar las hermosas tradiciones ceremoniales del pueblo otomí.

Otras atracciones de Temoaya son sus iglesias cristianas, sus temazcales y sus paisajes boscosos y naturales, entre los que sobresale la Finca La Venturosa.

¿Cómo es la tradición y el arte de los tapetes?

Observar a las tejedoras (el 80 % son mujeres) de tapetes de hilos de lana multicolores de Temoaya es como apreciar como los músicos de una orquesta siguen en impecable afinación las indicaciones de una batuta portentosa e invisible.

Hasta 4 tejedoras trabajando en perfecta sincronía son necesarias para confeccionar un tapete de gran formato, mientras que las piezas pequeñas y unicolores prácticamente pueden ser tejidas por las hábiles artesanas mientras conversan, sin perder precisión ni arriesgar la belleza de su obra.

Durante el proceso de elaboración de estas obras de arte popular, el dibujo va apareciendo como por obra de un hechizo indígena, mientras las artífices posicionan el hilo de lana en el antiguo telar de madera, anudan, aprietan y emparejan con un pequeño mazo. Un tapete grande puede tener hasta la increíble cantidad de 140 mil nudos por metro cuadrado.

Lo mejor que puedes hacer para apoyar esta bella tradición en riesgo de desaparición, por lo costosa de la lana virgen importada y la disminución del número de tejedores, es comprar un tapete, que es un magnífico adorno e incluso puede servirte como delicioso apoyo para los pies descalzos.

¿Qué ritos realizan en el Centro Ceremonial Otomí?

Este centro ritual fue inaugurado en 1980 con el propósito de preservar y dar a conocer el patrimonio espiritual y cultural del pueblo otomí, principalmente a través de sus ancestrales ceremonias.

Está levantado en un predio de 45 hectáreas y fue construido según un diseño del arquitecto y museógrafo mexiqueño Iker Larrauri, teniendo como referencia los centros ceremoniales precolombinos de la etnia otomí.

El principal rito escenificado en el centro es la Ceremonia del Quinto Sol, la cual tiene lugar el 18 de marzo. Igualmente, el último domingo de cada mes se realiza un ceremonial en homenaje al universo, que tiene a los 4 puntos cardinales como puntos de invocación.

Otra particularidad del Centro Ceremonial Otomí es que se encuentra a 3.200 msnm, en la comunidad de San Pedro Arriba, por lo que la zona es utilizada como punto de entrenamiento de deportistas de alto rendimiento.

¿Cómo es la Ceremonia del Quinto Sol?

En la cosmovisión de los antiguos pueblos mesoamericanos, desde su creación, la Tierra ha sido calentada por 5 soles.

Según el Códice Vaticano, el primer sol de la mitología mexica fue Tezcatlipoca, quien fue derribado del cielo por Quetzalcóatl de un bastonazo, convirtiéndose este en el segundo sol.

Al ser derribado, Tezcatlipoca cayó al agua y se convirtió en jaguar, vengándose de Quetzalcóatl 676 años después, propinándole una patada, vacío de poder aprovechado por Tláloc para erigirse en tercer sol.

Tlaloc alumbró al mundo por 364 años, hasta que Quetzalcóatl, que estaba al acecho, lo derribó para encumbrar como cuarto sol a Chalchiuhtlicue, esposa del astro depuesto. Finalmente, Chalchiuhtlicue fue expulsada del cielo y sustituida por el quinto y último sol, Tonatiuh.

En las mitologías de los pueblos indígenas mexicanos, estos soles tienen distintos nombres. Desde 1987, el gobierno del estado de México celebra el Festival del Quinto Sol, en el que participan varios pueblos indígenas del territorio presentando sus pintorescas versiones cosmogónicas sobre el gobierno del universo.

¿Qué otras cosas puedo hacer en Temoaya?

Un recorrido por el pueblo permite apreciar los contrastes de las costumbres cristianas con las tradiciones indígenas.

La iglesia parroquial de Temoaya es una edificación de atractiva fachada y dos torres de diferentes alturas, en la que se venera al patrono del pueblo, el Apóstol Santiago.

El templo se encuentra frente a la Plaza Principal, la cual está salpicada por esbeltas palmeras y cuenta con un amplio kiosco en el que los viandantes se refugian a la sombra en los pocos momentos de calor en la localidad.

En Temoaya encontrarás también varios temazcales en los que puedes dejar que el estrés y las preocupaciones se vayan en el vapor del antiguo baño y cura indígena.

La Finca La Venturosa cuenta con amplios espacios verdes y es un lugar en el que puedes hacer ciclismo montañero y practicar otros entretenimientos al aire libre.

¿Dónde me recomiendan comer?

El día domingo, la forma más sabrosa de comer en Temoaya es dirigiéndose al tradicional tianguis, en el que podrás disfrutar de carnitas, barbacoa, longaniza, tlacoyos, tamales, tacos de plaza y otras delicias de la cocina mexiquense.

En el trayecto de ida o de retorno puedes detenerte también en los puestos de orilla de carretera en los que se consigue un exquisito pan hecho en hornos de leña.

Finca La Venturosa, situada en el km 10,5 de la carretera hacia el Centro Ceremonial Otomí, tiene un restaurante de comida mexicana que también sirve setas frescas en variadas formas.

¿Dónde puedo hospedarme en Temoaya?

Los defeños pueden ir cómodamente a Temoaya en un viaje con retorno el mismo día, ya que el trayecto puede cubrirse sin apuros en poco más de una hora. Sin embargo, si prefieres pasar al menos una noche en la localidad mexiquense para conocerla con más calma, allí encontrarás algunos sencillos y agradables lugares de hospedaje.

Uno de ellos es la Finca La Venturosa, un lugar construido en armonía con la naturaleza, con fantásticas vistas de los bosques serranos y ovejas pastando por la verde hierba.

La Venturosa ofrece acogedoras cabañas hasta para 8 personas, un huerto en el que cultivan setas y otras especies para la sana comida que preparan, zona para camping, riachuelo (aunque es helado) y áreas para entretenimientos al aire libre.

Otra buena opción de alojamiento en Temoaya es Casa Grande Hotel, situada en la vía al Centro Ceremonial Otomí, que cuenta con suites con jacuzzi y habitaciones sencillas y dobles.

Deseamos que muy pronto puedas ir a Temoaya a hacer una inmersión en la cultura otomí, esperando que puedas compartir con nosotros alguna de tus interesantes experiencias.

¡Descubre más acerca de los pueblos del Estado de México!:

¿Qué piensas?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Actualizando

Museo Del Chocolate De La Ciudad De México: Guía Definitiva

Los Azufres, Michoacán: Guía Definitiva