in

15 platos de comida típica de Lituania que debes probar alguna vez

La comida típica de Lituania se caracteriza por ser exótica y por tener como ingredientes bases frutos del mar Báltico, cerdo, papa, centeno, remolacha y miel de abeja.

Conozcamos los mejores 15 platillos típicos de Lituania.

1. Rosquillas lituanas

Los spurgos son el equivalente lituano de las rosquillas o donas, biscocho que probablemente llegó a Lituania proveniente de Holanda, país considerado la “madre” del popular bocadillo.

Algunos spurgos lituanos son enteros y otros tienen el hueco, un agujero inventado en 1847 por el marinero holandés, Hanson Gregory, para que la masa se friera también en el centro. Para ello perforó el bollo con la tapa de un salero.

 

2. Tartas de queso fritas

Las varškės apkepas son pequeños pasteles elaborados con una masa de harina, huevos y azúcar, rellena del tradicional y suave requesón lituano hecho con cuajada prensada.

Los pastelillos se fríen en aceite y se sirven acompañados de mermelada de bayas silvestres.

El queso de cuajada es un producto gastronómico de mucha tradición en Lituania y está protegido por las normas alimentarias de la Unión Europea.

3. Sopa fría de remolacha

Lituania es un importante productor de papas, lino, cereales (trigo, centeno) y remolacha azucarera, y con esta raíz, más verduras y cebolla de verdeo, los lituanos hacen un sabroso caldo llamado šaltibarščiai, especialmente preparado en los cálidos meses de verano.

La sopa se sazona con sal y pimienta y se espolvorea un poco de eneldo, dándole un toque final de kéfir, leche agría que los pastores hacen tradicionalmente almacenando el lácteo en bolsas de cuero.

Se trata del plato más popular del benigno verano lituano, también común en Letonia, Polonia, Rusia y Bielorrusia. Proviene de la cocina judía de Europa Central y del este.

4. Tortitas de papas

El bulviniai blynai es una especie de panqueque de patatas frito muy popular en Lituania, donde son grandes productores y consumidores de papas.

Las tortitas se elaboran con papas ralladas o puré de papas, cebolla picada y huevos batidos. Se fríen en aceite o mantequilla hasta quedar doraras por ambos lados.

Diferentes regiones y pueblos del país tienen sus propias versiones de este sencillo pero sabroso platillo casero, incorporando otras verduras y añadiendo el famoso requesón lituano. Se acompañan con crema agria, mermelada o salsa de manzana.

La receta se originó en la cocina judía de Europa Central y del este, siendo preparada por los judíos durante la fiesta del Jánuca.

5. Pan frito

El pan frito es una comida popular en los bares lituanos, un bocado sencillo que consiste en el típico pan negro de centeno lituano frito en aceite y aderezado con generosas cantidades de ajo y sal.

Al pan frito servido se le vierte una salsa de queso y sirve como acompañante de cervezas, sopas y otros platos lituanos.

6. Pescado ahumado

El pescado es un componente básico de la comida típica de Letonia, Lituania y Estonia, donde se come mucho el salado o ahumado y se exporta el pescado congelado, filetes, surimi y conservas.

En Lituania es típico comer pescado ahumado en la playa siguiendo métodos artesanales de muchos años. Las especies más comunes para ahumar son arenque, besugo, caballa, anguila, salmón y carpa.

La manera tradicional de llevar el pescado ahumado a la playa es entero y envuelto en papel de periódico.

7. Repollo relleno

Balandeliai es el nombre lituano de este platillo que forma parte de la cocina de los países bálticos, países escandinavos y de Europa del Norte y del este.

La receta lituana consiste en un relleno de carne picada, arroz, cebolla y otros vegetales, envuelto en hojas de col que luego de ser enrolladas se guisan en una olla.

La preparación se baña con una salsa de tomate en puré y el caldo de cocción de la carne utilizada, generalmente ternera o cerdo. Se acompaña con papas cocidas o con el pan negro lituano.

Aunque este plato tuvo su origen en la gastronomía del Medio Oriente, la receta varía de familia en familia y de chef en chef. En Lituania es popular en festivales, bodas, celebraciones y comidas de Navidad.

8. Grybukai

Pequeño postre con forma de hongo cuya cabeza es cubierta de chocolate, mientras que el tallo es blanco por un glaseado.

Sus ingredientes básicos son harina, mantequilla, azúcar, canela y nuez moscada. Lo mejor será que lo busques en las pastelerías lituanas porque su preparación demanda tiempo.

9. Pastel de puntas

Este pastel llamado sakotis es una versión lituana del tree cake. Parece un pino en miniatura en el que las puntas se asemejan a las agujas del árbol. Se sirve en bodas y fechas especiales como Navidad y Pascua.

Las puntas de la tarta, que tiene el centro hueco, se forman por el goteo de la masa en la medida en que el pastel gira en un asador durante la cocción. Se hace de varios tamaños y es de suave sabor y agradable aroma.

Este pastel ya era horneado en el siglo XV en monasterios que mantenían las recetas en secreto. Llegó a Lituania a principios del siglo XX cuando comenzó a ser elaborado en las abadías.

Una de sus características es la gran cantidad de huevos (hasta 50 unidades por kilo de harina) que se necesitan para conseguir el goteo correcto de la masa.

Los otros ingredientes son mantequilla o margarina, azúcar o miel y crema agria. Suele ser decorado con guirnaldas de flores y se come solo o bañado con una salsa de chocolate.

Es una variante de la tarta alemana llamada baumkuchen.

10. Miel e hidromiel

La miel es para los lituanos mucho más que un alimento. En la mitología lituana hay dos deidades asociadas con las abejas, insecto es respetado y relacionado con la amistad.

Según la Unión Europea, Lituania es el país donde las abejas gozan de mejores condiciones de vida silvestre.

La miel es utilizada en la gastronomía lituana en muchas recetas, una de ellas, el famoso y tradicional hidromiel del país báltico, una bebida alcohólica obtenida por fermentación de miel mezclada con agua, la más antigua de Lituania donde es llamada midus.

Todos los lituanos con granja o campo tienen sus colmenas para producir su propia miel e hidromiel artesanal, bebida que reservan para ocasiones especiales como nacimientos y bodas.

El hidromiel stakliškiai está en el Registro de Indicaciones Geográficas Protegidas de la Unión Europea.

El hidromiel se añeja para que mejore con el tiempo. En Lituania existía la costumbre de abrir una botella en el nacimiento de un hijo y luego dejarla envejecer por 20 o más años para volver a destaparla en su boda.

11. Kugelis

Budín de papas cocinado al horno que representa uno de los platillos nacionales de Lituania.

En la región etnográfica lituana de Dzūkija (Dainava) es también conocido como “bulvių plokštainis”, que literalmente significa: “plato de patata plana”.

Además de papa, lleva leche, huevo y cebolla, con pimienta, sal y hojas de mejorana o de laurel como condimentos.

Suele comerse con mermelada de arándonos rojos, salsa de manzana, crema agria o panceta frita desmenuzada y crujiente, tanto como plato principal y guarnición. Es parecido al babka de papas bielorruso y al kugel alemán.

12. Pasteles de cordero y cebolla

El kibinai es un pastel de la comida típica de Lituania, particularmente de los caraítas, rama del judaísmo que constituye una minoría religiosa lituana.

Estos pastelitos pueden ir rellenos de carne, verduras o de su omnipresente cuajada de queso.

La masa de pastelería es suave y se prepara con harina de trigo, mantequilla, huevos y crema agria. Los rellenos de carne más usuales son cordero o cerdo finamente picados.

Se hornean dejando unas aberturas en el trenzado de la parte superior de la masa para que salga el vapor. Es habitual servirlos como aperitivos, tentempiés y como acompañantes de sopas calientes.

13. Empanadillas

Las virtiniai son empanadillas o albóndigas de la cocina de lituana y de varios países del este de Europa como Rusia, Bielorrusia, Ucrania y Polonia. Son como raviolis hechos con un relleno encerrado en una masa de harina, huevos, agua y sal.

El relleno lituano es variado y puede llevar papa, queso, setas, repollo encurtido, tocino y semillas de amapolas, estas últimas símbolo de prosperidad y abundancia en Lituania.

Una vez armadas, las virtiniai se cocinan en agua hirviendo hasta que ascienden a la superficie. Se sirven con crema agria, mantequilla y tocino.

14. Skilandis

Es un embutido parecido a un salchichón, típico de la cocina lituana, un manjar tradicional que ya se mencionaba en el siglo XVI en documentos del Gran Ducado de Lituania.

El popular producto ahumado de carne es preparado por los lituanos con cerdo, mientras que los skilandis industriales también llevan res.

Se sirve como una comida de verano con invitados y es picante, salado, con un toque amargo y con los aromas que le comunican sus procesos de maduración y secado.

En los skilandis son visibles los trozos de grasa distribuidos desigualmente en la carne magra.

Es uno de los productos lituanos protegidos por la Unión Europea con denominación de origen. Es mencionado en los clásicos de la literatura lituana como un manjar que se servía en las aldeas durante el verano, después de un día de trabajo en el campo segando y cosechando centeno y trigo.

Los skilandis se ahumaban en la chimenea o en ahumaderos especiales hechos en casetas de madera, cuyas leñas preferidas eran aliso y enebro.

15. Queso liliputas

Es un queso de cuajo semiduro hecho a mano y uno de los principales símbolos gastronómicos del país báltico.

Es de forma cilíndrica con un peso de entre 400 y 700 gramos y un diámetro de 7 a 8.5 cm. Está en la lista de productos lituanos con Registro de Indicación Geográfica Protegida de la Unión Europea.

Es homogéneo, de suave sabor y de una calidad comparable a la de los mejores quesos semiduros de Francia e Italia, siendo consumido como aperitivo y como ingrediente de diversos platillos. Su cáscara cerosa ayuda a mantener la frescura del producto.

Aunque la producción no se encuentra relacionada con un espacio geográfico específico de Lituania, el queso ha sido tradicionalmente asociado con la aldea de Belvedere, en el municipio de Jurbarkas, cerca de la ciudad de Seredžius.

El hongo utilizado en la maduración del queso es típico de Belvedere y le confiere al ácido láctico su sabor y aroma únicos.

Para madurarlos, los quesos se colocan en una bodega a una temperatura de entre 10 y 14 °C y una humedad de 93 a 94 %, condiciones que favorecen la reproducción natural del hongo microscópico.

Postres típicos de Lituania

El kutia es un pudín dulce que integra la “cena navideña de los doce platos” en Lituania. Una mezcla de nueces, granos de trigo, semillas de amapola, pasas y miel, que tradicionalmente ha formado parte de la gastronomía de la Iglesia Ortodoxa en Europa del Este.

El tinginys es otro dulce lituano elaborado con chocolate, mantequilla, galletas, leche condensada y azúcar. Fue inventado en Kaunas, ciudad del centro-sur de Lituania.

Dónde comer en Vilna

Vilna es la capital y ciudad más grande de Lituania que sobresale por su arquitectura barroca. Sus restaurantes ofrecen lo mejor de la cocina nacional como el Šnekutis, local que sirve cepelinai y las sabrosas albóndigas de cerdo llamadas, kotlets.

El restaurante Busi Trecias tiene pan frito con ajo por 2 € y los panqueques de papas con salsa agria por 3.5 €.

Una comida completa en un restaurante promedio de Vilna puede costar entre 10 y 12 €, incluyendo una bebida.

Comida típica de Lituania: platos nacionales

Cepelinai Lituania: el cepelinai es un plato nacional de Lituania que consiste en un dumpling elaborado con puré de papas y relleno de un picadillo de carne con cuajada y setas. Suele ser de unos 20 cm de largo.

Se sirve caliente solo o acompañando panceta o costillas de cerdo. Su nombre se debe a que su forma es parecida a la de un zepelín.

Pan negro Lituania: el pan negro de centeno es uno de los iconos de la cocina lituana. Un alimento casi sagrado que no puede faltar en las grandes celebraciones.

¿Cuál de estos platillos de la comida típica de Lituania te animas a probar?

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

25 platos de comida típica austriaca que debes probar

30 lugares turísticos de Tabasco que debes conocer