in

Las 15 mejores cosas que hacer y ver en Bogotá

Bogotá, con su ambiente colonial a más de 2600 metros de altura, invita a un turismo relajado, de visitas calmadas y largas sobremesas. Acompáñanos  y te diremos cuáles son las mejores cosas que hacer y ver en la histórica capital de la República de Colombia.

1. La Candelaria

La Candelaria

Comenzó siendo el centro de Bogotá desde su fundación en 1538 y ha crecido hasta convertirse también en un espacio para el comercio y las finanzas. Las principales edificaciones históricas de la ciudad se van encadenando desde su punto central, la Plaza de Bolívar.

Partiendo de la plaza, en este primer paseo por Bogotá puedes conocer la Catedral Primada y otros relevantes templos; el palacio de Nariño, sede del poder ejecutivo; el capitolio, sede del parlamento nacional; el edificio del ayuntamiento (palacio Liévano). También en el centro de La Candelaria están los principales museos e instituciones culturales del país, así como las sedes originales de las universidades más antiguas.

2. Catedral Primada

Catedral Primada, Bogota, Colombia

La Catedral Primada y Basílica Metropolitana es el principal templo de la República de Colombia, una bella edificación neoclásica situada frente a la Plaza de Bolívar.  El edificio actual fue terminado en 1823, en el mismo solar en el que antes estuvieron otras 3 iglesias que fungieron como catedrales. La Catedral Primada rinde culto a la Inmaculada Concepción y una de sus piezas más valiosas es el órgano, fabricado en 1890 por el vascoAquilino Amezua, el español más reconocido en el oficio entre finales del siglo XIX y principios del XX.

3. Casa de Nariño

3. Casa de Nariño

Es un palacio de principios del siglo XX, erigido en el solar donde estuvo la casa natal de Antonio Nariño, precursor de la Independencia americana.

Es una edificación de estilo neoclásico, que es al mismo tiempo la sede del gobierno nacional y la residencia oficial del Presidente de la República.

Es también una colección de arte, con sus valiosas pinturas, esculturas, muebles y otros objetos que permiten impregnarse de buena parte de la historia colombiana. En uno de sus jardines se encuentra un Observatorio Astronómico construido en 1803, que fue el primero del Nuevo Mundo.

4. Museo Colonial

Durante el periodo de desamortización de bienes eclesiásticos de mediados del siglo XIX, una gran cantidad de obras de arte pertenecientes a la Iglesia Católica colombiana pasaron a manos de museos y de particulares. Muchos de estos objetos artísticos fueron reunidos para integrar la colección que hoy se exhibe en el Museo Colonial.

Allí puedes admirar oleos, tallas, esculturas, platería, monedas y documentos históricos. La sede del museo es la bella edificación en la funcionó desde el siglo XVII el Colegio Máximo de los Jesuitas.

El edificio fue sede del Congreso Admirable de 1830, convocado y presidido por Bolívar, y fue el lugar donde se interpretó por vez primera el himno nacional de Colombia.

5. Museo Botero

5. Museo Botero

Este museo lleva el nombre de Fernando Botero, el artista contemporáneo más importante del país. La institución comenzó con una donación de Botero de más de 200 piezas de su colección, 123 de ellas de su propia autoría. Entre las obras de otros artistas destacan dibujos de Degas, Matisse, Klimt y Balthus. El arte latinoamericano está representado, entre otros,  por Roberto Matta y Wilfredo Lam. Salidas del genio de Botero hay esculturas, pinturas, pasteles, sanguinas y dibujos. Una de las series que despierta más interés es la referida a la violencia en Colombia durante los siglos XX y XXI.

6. Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge

6. Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge

Funciona en la que fuera la mansión colonial de Jorge Miguel Lozano de Peralta, aristócrata bogotano hijo de españoles y primer Marqués de San Jorge. La casona del siglo XVII, de típica arquitectura española de la época, cuenta con dos plantas y un amplio patio central. La colección exhibida es de elementos arqueológicos y arte precolombino. Hay piezas cerámicas de distintos sitios de los territorios que hoy conforman Colombia, Ecuador y Perú. Igualmente, allí podrás apreciar el trabajo de los orfebres y cesteros indígenas americanos de tiempos remotos.

7. Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán

7. Casa Museo Jorge Eliécer Gaitán

La violencia política colombiana que aún no cesa, devenida en narcoguerrilla, comenzó en 1948 con el asesinato callejero del carismático dirigente Jorge Eliecer Gaitán, trágico episodio que pasó a la historia con el nombre de El Bogotazo. La casa en la que residió Gaitán desde 1933 hasta su muerte ahora es un museo. Gaitán fue un lector voraz y su biblioteca personal de más de 3.000 libros, forma parte del museo. Recorriendo los documentos y piezas expuestas puedes hacerte una idea de los aportes y personalidad de «El Tribuno del Pueblo», cuyos restos están enterrados en el jardín de la sobria casona.

8. Museo de la Independencia

8. Museo de la Independencia

Situada en una de las esquinas de la Plaza de Bolívar, esta casa colonial de dos plantas y balcón corrido hacia las dos calles, fue escenario de un anecdótico episodio que se convirtió en el Grito de Independencia colombiano. El 20 de julio de 1810, el criollo Luis de Rubio pidió un florero en préstamo al comerciante español José González Llorente, para adornar el salón en el que agasajaría al criollo Antonio Villavicencio. Los patriotas, que sabían que González negaría el préstamo, lo tomaron como excusa para las revueltas que iniciaron el proceso independentista. Ahora en la también llamada Casa del Florero funciona un museo alusivo a la emancipación. No dejes de ver la pieza más importante, el famoso jarrón original.

9. Quinta de Bolívar

9. Quinta de Bolívar

Fue una casa quinta construida en el centro bogotano a principio del siglo XIX por encargo del rico comerciante José Antonio Portocarrero. El gobierno de la Gran Colombia la compró en 1821 y la acondicionó como residencia para Simón Bolívar. El Libertador la ocupó por tres periodos, el último en 1827 en compañía de su amante Manuela Sáenz. Fue convertida en museo en 1922 y constituye un testimonio de la última década de la vida de Bolívar. La tradición señala que algunos de los árboles centenarios de sus amplios jardines fueron sembrados por el mismo Libertador. En 1974 se produjo un mediático episodio, cuando el grupo guerrillero 19 de Abril robó del lugar la espada de Bolívar, que convirtió en símbolo de su movimiento.

10. Casa Museo Francisco José de Caldas

10. Casa Museo Francisco José de Caldas

Francisco José de Caldas fue un militar, periodista y hombre de ciencias colombiano que por su dominio de varias disciplinas científicas fue llamado El Sabio. También fue prócer de la Independencia y tuvo una intervención decisiva en la estratagema del florero anteriormente referida. Cuando el comerciante español se negó a prestar el florero, lo hizo de manera cortés, por lo que Caldas lo provocó hasta que se desencadenó el altercado con el que justificaron el alzamiento. En la casa colonial en la que Caldas vivió en Bogotá, cercana al Palacio de Nariño, funciona ahora un museo en su memoria. La muestra incluye su biblioteca, sus instrumentos científicos, sus apreciados herbarios, su colección de armas y su correspondencia con Humboldt, Mutis y otros sabios y patriotas.

11. Casa de la Moneda

11. Casa de la Moneda

En 1621, el rey de España autorizó al ingeniero militar español Alonso Turrillo de Yebra a abrir el primer centro de acuñación de monedas en la Nueva Granada, nombre de Colombia durante la época colonial. Turrillo alquiló una casa en el centro de Bogotá donde dirigió las labores de fabricación de los primeros doblones de oro hechos en esta parte del continente. Ahora la casa, declarada monumento nacional, guarda las colecciones de monedas y de arte del Banco de la República, el Banco Central del país.

12. Teatro Cristóbal Colón

12. Teatro Cristóbal Colón

Es el teatro nacional de Colombia. Su majestuosa edificación neoclásica con una fachada dórica toscana fue obra de Pietro Cantini, un arquitecto florentino que fue a Bogotá en 1879 a construir el Capitolio Nacional y se quedó casi 50 años, hasta su muerte en 1929. El teatro fue inaugurado el 12 de octubre de 1892, en medio de los actos conmemorativos del cuatricentenario del Descubrimiento, por lo que lleva el nombre de Colón.

13. Jardín Botánico José Celestino Mutis

13. Jardín Botánico José Celestino Mutis

El jardín botánico de la ciudad lleva el nombre de Mutis, sacerdote y hombre de ciencias bogotano y primer naturalista del país. Es una planicie de 20 hectáreas a 2600 sobre el nivel del mar, la altura de Bogotá. El símbolo del jardín es el clavellino o Flor de Mutis, una curiosa hierba trepadora de flores pendulares de un llamativo color rojo. En los amplios espacios tanto abiertos como boscosos, sobresalen nogales, el árbol oficial de la ciudad; orquídeas, rosaledas, palmeras, coníferas, plantas acuáticas, invernaderos climatizados y una enorme colección de plantas y hierbas medicinales. Incluye reservas de especies andinas en peligro de desaparición.

14. Parque Metropolitano Simón Bolívar

 

14. Parque Metropolitano Simón Bolívar

Con sus 283 hectáreas y su localización en el centro geográfico de la ciudad, es el pulmón vegetal de Bogotá. Es el lugar utilizado por la mayoría de los bogotanos y visitantes para pasear, hacer jogging, andar en bicicleta y demás actividades recreacionales. En su amplia explanada conocida como Plaza de los Eventos caben 140.000 personas, siendo escenario de megaconciertos al aire libre y otras concentraciones.  Si estás en Bogotá para la ocasión, no dejes de asistir al evento Rock al Parque, el festival de rock al aire libre más grande de Hispanoamérica.

15. ¡Pero, comete alguito!

 

15. ¡Pero, comete alguito!

Cuando en Colombia dicen ¡Lo visto pero no lo mantengo! se refieren al alguien que come mucho. ¡Pero comete alguito! es un ruego a los inapetentes. Los colombianos se toman a mal que les rechacen una invitación a comer, pero estamos seguros que tú no necesitarás estímulos para sentarte a la mesa después que pruebes la suculenta comida bogotana y colombiana. El ajiaco bogotano, una sopa de pollo con varios tipos de papas, es plato obligado. Tampoco dejes de degustar un chocolate con almojábanas, unos deliciosos panecillos de harina de maíz mezclada con queso y huevos.

Terminó nuestro recorrido por Bogotá, pero nos quedan en agenda Cartagena de Indias, Barranquilla, Santa Marta, Medellín y muchos otros encantadores lugares colombianos. ¡Nos vemos pronto para otro paseo!

????????????????????????????????????

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 20 Mejoras Cosas Que Hacer Y Ver En San Miguel de Allende

15 Paisajes Maravillosos En España Que Parecen Irreales