in

Las 40 mejores películas mexicanas que nos orgullecen

Elegir las 40 películas mexicanas más importantes de todos los tiempos no es fácil, porque la cinematografía azteca ha dado tantos aciertos y éxitos en todos los géneros, que cuesta incluir o descartar algún filme.

Esta es nuestra selección de largometrajes mexicanos que más nos enorgullecen, aquí están las 40 mejores películas mexicanas que nos orgullecen:

1. Roma

Comencemos con la ganadora al Oscar a Mejor Película Extranjera de 2019: Roma.

El gran suceso del cine mexicano actual. Ganó el León de Oro a la Mejor Película del Festival de Venecia 2018 e hizo historia entre las películas mexicanas nuevas o antiguas, al recibir la inusual distinción de ser nominada a los Premios Oscar 2019 como Mejor Película (general) y Mejor Película En Lengua No Inglesa, entre otras nominaciones.

Ganó la estatuilla más codiciada del cine mundial como Mejor Película Extranjera y Alfonso Cuarón, su director, se llevó el premio a casa por Mejor Dirección y Mejor Fotografía.

La cinta está basada en los recuerdos de Cuarón durante su infancia en su familia de clase media, en la colonia Roma de Ciudad de México. Es un homenaje a Liboria Rodríguez, trabajadora doméstica que lo crio.

Su palmarés incluye además un Globo de Oro como Mejor Película Extranjera y al mejor director y 4 premios de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión (Baftas), a Mejor Película, Mejor Película Extranjera, Mejor Dirección y Mejor Fotografía.

Estelarizada por Yalitza Aparicio y Marina de Tavira, acompañadas de algunos actores debutantes (Nancy García, Daniela Demesa y Marco Graf), Roma está en el top de las películas mexicanas actuales y de cualquier época.

2. Amores Perros

Tres historias independientes (Octavio y Susana / Daniel y Valeria / El Chivo y Maru) con un mismo punto de relación: un choque entre los coches de Octavio y Valeria y por una presencia canina.

La cinta mezcla amores contrariados, delitos, muertes violentas y adulterios, todos ingredientes habituales en los dramas urbanos.

El reparto está encabezado por Vanessa Bauche (Susana), Gael García Bernal (Octavio), Goya Toledo (Valeria), Álvaro Guerrero (Daniel), Lourdes Echevarría (Maru) y Emilio Echevarría (El Chivo).

Esta excepcional realización del nuevo cine mexicano considerada entre las mejores películas mexicanas, fue la ópera prima de Alejandro González Iñárritu en 2000 y la que lanzó a la fama internacional a García Bernal.

Amores Perro ganó 11 Premios Ariel, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor (Gael García Bernal). También fue nominada al Oscar y al Globo de Oro como Mejor Película En Lengua Extranjera.

3. Y tu mamá también

Los triángulos amorosos tienen gancho televisivo y cinematográfico y este con mucho sexo protagonizado por Gael García Bernal, Diego Luna y la española, Maribel Verdú, representó en su momento la cuarta taquilla más alta en México.

Tenoch (Luna) y Julio (García Bernal) son dos amigos chilangos de 18 años que lo hacen todo juntos, incluyendo la masturbación en dúo. Conocen a Luisa (Verdú), una atractiva española 10 años mayor que ellos y la convencen para salir de viaje de playa a la costa de Oaxaca.

Durante el viaje, Luisa tiene sexo con los dos chicos y se suceden las escenas de celos. Al final, los 3 se embriagan y la española les hace sexo oral mientras los dos chicos se besan.

Tenoch y Julio despiertan desnudos en la misma cama y, avergonzados, regresan a Ciudad de México. Un año después los amigos se reencuentran y Tenoch informa a Julio sobre la muerte de Luisa. Los jóvenes se despiden y jamás volverán a verse.

Y tu mamá también no solo es uno de los filmes mejor valorados del cine mexicano contemporáneo, también ganó el premio como Mejor Película Extranjera del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York.

4. v

¡Vámonos con Pancho Villa!, de Fernando de Fuentes, se inspiró en la novela del mismo nombre del escritor chihuahuense, Rafael Felipe Muñoz, y suele ser incluida entre las mejores películas del cine mexicano.

Narra la historia de 6 campesinos amigos llamados, “Los Leones de San Pablo”, que se unen a la División del Norte al mando de Pancho Villa durante la Revolución Mexicana. Poco a poco van decepcionándose del movimiento y muriendo en diferentes circunstancias.

El único de los “leones” que queda vivo es Tiburcio, interpretado por Antonio R. Frausto. Los otros (Miguel Ángel, Melitón, Rodrigo, Máximo y Martín) fueron encarnados por Ramón Vallarino, Manuel Tamés, Carlos López “Chaflán”, Raúl de Anda y Rafael F. Muñoz, respectivamente. Domingo Soler hizo el papel de Villa.

5. Macario

Las raíces de esta cinta de 1960 de Roberto Gavaldón están en el cuento de los hermanos Grimm, El ahijado de la muerte y en la novela, Macario (1950), del escritor alemán B. Traven, también autor de El tesoro de Sierra Madre. Es una película sobre México y sus ancestrales tradiciones relacionadas con la muerte.

Narra las peripecias del campesino Macario interpretado por Ignacio López Tarso, que se niega a compartir un suculento guajolote con Dios (José Luis Jiménez) y con el Diablo (José Gálvez), aunque sí acuerda convidar a otro campesino que se presenta como la Muerte (Enrique Lucero).

Macario recibió la primera nominación al Oscar de una cinta mexicana en la categoría de Mejor Película Extranjera. Fue galardonada como Mejor Película Hispanoamericana por el Círculo de Escritores Cinematográficos.

6. El Violín

El Violín (2016), del director, Francisco Vargas Quevedo, es una de las películas mexicanas contemporáneas más laureadas con más de 50 galardones en festivales nacionales e internacionales, que incluyen San Sebastián, Sao Paulo, Miami, Huelva y Morelia.

Su protagonista, el violinista y compositor guerrerense, Ángel Tavira, gran figura del son calentano, ganó el premio de Mejor Actor en la sección, “Una cierta mirada”, del Festival de Cannes.

Narra la historia de los miembros de una familia de músicos campesinos, abuelo, hijo y nieto, que se hacen guerrilleros durante la llamada Guerra Sucia mexicana.

Tavira interpreta al anciano Don Plutarco, que cautiva al capitán del ejército con su música de violín.

La cinta tuvo muy buena taquilla y causó gran revuelo mediático, lo que le convirtió en un éxito cinematográfico en más de 10 países, incluyendo Estados Unidos, Francia, España, Rusia y China.

7. Enamorada

Considerada una de las películas mexicanas buenas de la época de oro. En 1946 se convirtió en el primer trabajo conjunto de la actriz, María Félix, con el director, Emilio Fernández.

Narra la historia de José Juan (Pedro Armendáriz), un general del ejército de Zapata que tras tomar el pueblo de Cholula se enamora de Beatriz (Félix), hija indomable del personaje más notable de la localidad. La chica desprecia al guerrillero hasta que llega el amor.

Enamorada ganó 5 premios de las 8 nominaciones a los Premios Ariel (Mejor Película, Mejor Director y Mejor actriz). También fue nominada a la Palma de Oro del Festival de Cannes.

Armendáriz perdió el galardón de mejor actor con David Silva (Campeón sin corona).

8. Una familia de tantas

Un vendedor de aspiradoras interpretado por David Silva logra irrumpir en una familia defeña de clase media, gobernada estrictamente por un patriarca protocolario y severo (Fernando del Soler). Luego, ya nada sería igual.

Una familia de tantas está entre las buenas películas mexicanas que confrontan con sapiencia lo que sucede cuando las costumbres del pasado, se niegan a morir con un estilo de vida más moderno, incluyendo la liberación femenina.

Fue rodada en 1948 y dirigida por Alejandro Galindo. El reparto lo completó Martha Roth, Felipe de Alba y Eugenia Galindo. Ganó 5 Premios Ariel en 1950, incluyendo Mejor Película y Mejor Dirección.

9. Los hermanos Del Hierro

Un western violento en el que el hacendado norteño, Reynaldo Del Hierro, encarnado por Eduardo Noriega, es asesinado frente a sus hijos Reynaldo y Martín, durante una cabalgata.

La viuda del hacendado (Columba Domínguez) inculca el odio y la venganza en sus hijos y Reynaldo Del Hierro hijo (Antonio Aguilar) terminará como un criminal.

La cinta de 1961 fue dirigida por Ismael Rodríguez y contó con un elenco estelar de recios actores mexicanos como Pedro Armendáriz, “El Indio” Fernández, Ignacio López Tarso, Víctor Manuel Mendoza y José Elías Moreno.

Los hermanos del Hierro fue un éxito del cine mexicano moderno inmediatamente después de la época de oro y marcó el debut como actriz de Patricia Conde.

Aunque su nombre no figuró en los créditos, la voz en off al comienzo de la película es de Arturo de Córdova.

10. Cronos

También conocida como La invención de Cronos y La invención del tiempo, fue en 1993 la ópera prima de Guillermo del Toro y una de las películas mexicanas modernas de terror y fantasía, mejor valoradas por la crítica.

Cronos se inspiró en el mito del vampiro, aunque este término no figura en el guion. Fue la primera asociación de Del Toro con los actores Federico Luppi y Ron Perlman, dos de sus frecuentes colaboradores.

La historia se basa en un artefacto del siglo XVI con la capacidad de dar vida eterna, que aparece en 1997 en manos del anticuario Jesús Gris (Luppi).

A cambio de proporcionar salud y larga vida, el dispositivo extrae la sangre de su poseedor y es allí donde surge el mito no mencionado del vampiro.

Ganó 8 Premios Ariel, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion, Mejor Ópera Prima (Los 3 Para Del Toro) y Mejor Actor de Reparto (Daniel Giménez Cacho).

11. El rey del barrio

El genio de la comedia, Germán Valdés, más conocido como, Tin Tan, interpreta al jefe de una banda cuyos miembros se hacen pasar por músicos, cantantes de flamenco y pintores, para estafar a mujeres ricas.

En su rol de moderno Robin Hood, el ferrocarrilero Tin Tan se desvive por proteger y ayudar a su vecina Carmelita, interpretada por Silvia Pinal. La cosa se complica cuando La Nena (Fanny Kaufman Vitola), una de las estafadas, se enamora del jefe estafador.

El rey del barrio (1950) fue dirigida por Gilberto Martínez Solares y es una de las mejores películas mexicanas en el subgénero de la comedia arrabalera.

12. Nazarín

Fue la primera colaboración de Paco Rabal con el director español exiliado en México, Luis Buñuel. No es extraño encontrarla en el top 10 películas mexicanas propuesto por especialistas en el cine nacional.

Aun siendo un ateo convencido, Buñuel fue capaz de interpretar al padre Nazario (Francisco Rabal), un recto sacerdote que ejerce en México a principios del siglo XX durante el Porfiriato, que vive una odisea y termina como reo después de defender a una prostituta acusada de provocar un incendio.

El filme está basado en la novela Nazarín, de Benito Pérez Galdós, sobre la vida de un sacerdote manchego.

Fue reconocida con la Palma de Oro del Festival de Cannes de 1961 y aunque no fue nominada, quedó como la primera cinta en representar al cine mexicano en la categoría de Mejor Película Extranjera en los premios Oscar.

13. El ángel exterminador

El talento surrealista de Buñuel sale a relucir en esta película de 1962, en la que un grupo de burgueses defeños va a cenar a una mansión después de una noche en la ópera.

El personal de servicio se marcha y tras terminar la cena, el célebre director español se las arregló para que los protagonistas de su historia, creyeran que aun sin haber aparentes obstáculos, ninguno pudiera salir del salón del banquete.

Los días van pasando con los burgueses encerrados y con ellos la basura se acumula, la comida y bebida escasean y los malos modales no tardan en aparecer, hasta que los personajes llegan a lo salvaje.

El ángel exterminador forma parte del top películas mexicanas en el género del surrealismo, con un elenco conformado por Enrique Rambal, Silvia Pinal y Claudio Brook. Ganó el premio de la Sociedad de Escritores del Cine del Festival de Cannes 1962

El discreto encanto de la burguesía fue un remake de El ángel exterminador hecho por el mismo Buñuel en 1972.

14. El lugar sin límites

Es un filme de 1977 de Arturo Ripstein basado en la novela corta del mismo nombre escrita en 1966, por el escritor chileno, José Donoso, Premio Nacional de Literatura en 1990.

El lugar sin límites está ambientada en un prostíbulo manejado por La Manuela, una travesti interpretado por Roberto Cobo y La Japonesita (Ana Martín), en el pequeño pueblo de El Olivo controlado por un cacique rural.

En la novela de Donoso, El Olivo está situado cerca de la ciudad chilena de Talca y Ripstein lo ubicó para la película en la localidad queretana de Río Bordo Blanco.

La cinta muestra la miseria de la vida en los prostíbulos y es una de las mejores películas mexicanas que trata sobre el travestismo y la homosexualidad.

El lugar sin límites ganó el premio especial del jurado del Festival de San Sebastián y el Ariel de Oro a la Mejor Película. Cobo obtuvo el Premio Ariel al mejor actor por su soberbia actuación de travesti.

15. Frida, naturaleza viva

Película de Paul Leduc rodada en 1983 sobre la vida de la artista fetiche de los mexicanos, que pese a su bajo presupuesto resultó ser de excepcional calidad.

La película explora la desinhibida vida sexual de Frida y sus relaciones con su esposo, Diego Rivera, con el pintor, David Alfaro Siqueiros y con el dirigente bolchevique exiliado, León Trotsky.

La pintora fue interpretada por Ofelia Medina y en el rol de Diego Rivera estuvo Juan José Gurrola.

Muchas de las escenas de Frida, naturaleza viva, fueron filmadas en la Casa Azul, casa natal de la artista y sede de su museo. Ganó 9 Premios Ariel, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Actriz.

Entre las películas mexicanas hechas sobre la pintora Frida Kahlo esta sobresale por su narrativa poética y riqueza en imágenes.

16. Gueros

Esta película de 2014 en blanco y negro es una de las joyas del cine de arte mexicano.

Gueros es una rood movie dirigida por Alonso Ruizpalacios ambientada en la huelga de 1999-2000, dirigida por el Consejo General de Huelga (CGH) en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Dos hermanos que han emprendido un viaje en busca de un músico olvidado que fue ídolo musical de su padre, casualmente entran a la ciudad universitaria y conocen a una de las líderes del CGH, que se une a la búsqueda.

Ruizpalacios señaló que el filme es un homenaje a Bob Dylan, que en una ocasión realizó un largo viaje en busca de un guitarrista que le había impresionado.

Gueros cuenta con las actuaciones de Tenoch Huerta, Ilse Salas, Sebastián Aguirre y Leonardo Ortizgris.

17. El callejón de los milagros

Es una película de 1995 en la que el director, Jorge Fons, retrata la vida y secretos de varios personajes que viven en un callejón. Está basada en la novela homónima de Naguib Mahfuz, egipcio que ganó el Premio Nobel de Literatura en 1988.

La historia fue concebida en 3 planos. El primero sobre un patriarca tirano y dueño de la cantina del callejón interpretado por Ernesto Gómez Cruz, que “sale del closet” liándose con un joven amante; el segundo, sobre la prostitución de Alma (Salma Hayek) y el tercero, sobre Susanita (Margarita Sanz), una solterona que no renuncia a sus sueños románticos.

El callejón de los milagros está en la selecta lista de películas mexicanas que han ganado al menos 10 Premios Ariel, tras conseguir 11 en 1995, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz, para Margarita Sanz. También ganó el Goya 1996 como Mejor Película Extranjera en Lengua Española.

18. Los caifanes

En el argot defeño en desuso, un caifán es un sujeto que está en los límites de la ley, un poco mal viviente y con acatamiento en su vecindario.

En esta cinta de 1967 del director, Juan Ibáñez, la pareja de jóvenes de clase alta formada por Jaime y Paloma, interpretados por Enrique Álvarez Félix y Julissa, vaga por la Ciudad de México en una recreación de la vida nocturna de los psicodélicos y desordenados años 60.

El elenco lo completan Sergio Jiménez, como el Capitán Gato, Ernesto Gómez Cruz, como El Azteca, Óscar Chávez, como El Estilos y Eduardo López Rojas, como El Mazacote. También actuó el autor y periodista capitalino, Carlos Monsiváis, escritor de cine y cronista de Ciudad de México.

El guion fue de Ibáñez y el famoso novelista, Carlos Fuentes, otro gran aficionado al cine que ayudó a producir uno de los textos más memorables para una película mexicana.

19. La perla

La primera película en lengua española en ganar un premio en los Globos de Oro (Mejor Fotografía en 1948) fue rodada tres años antes bajo la dirección del Indio Fernández.

Fue una de las primeras películas mexicanas en español y en inglés. En el guion colaboró el escritor estadounidense, John Steinbeck, ganador del Nobel y el Pulitzer y autor del relato que inspiró la trama.

Un pescador interpretado por Pedro Armendáriz encuentra una enorme perla que solo le traerá desdicha a él, a su mujer (María Elena Marqués) y a su pequeño hijo, ya que tiene que matar a un desconocido que intenta robársela. Se ve obligado a huir de su pueblo cumpliéndose el augurio de que la joya sería su perdición.

La perla es uno de los dramas rurales mejor considerados entre las películas del cine mexicano, con 4 Premios Ariel en 1948 incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor actor (Armendáriz). También ganó el premio de fotografía y la mención como mejor contribución al progreso cinematográfico en el Festival de Venecia de 1947.

20. El compadre Mendoza

Rodada en 1933 y dirigida por Fernando de Fuentes es una de las primeras joyas cinematográficas entre las películas de México.

Se trató de una cinta pionera en cuanto a las críticas del cine nacional a la corrupción de los terratenientes del país, siendo considerada la mejor película mexicana en el subgénero del drama revolucionario.

El compadre Mendoza está ambientada en los años de la Revolución Mexicana. Su principal personaje es el oportunista hacendado Rosalío Mendoza interpretado por Alfredo del Diestro, que esconde el retrato de Emiliano Zapata cuando es visitado por las tropas de Victoriano Huerta y oculta el de Huerta cuando los visitantes son zapatistas.

La escena final de la muerte del general zapatista Felipe Nieto, traicionado por Mendoza y colgado en la puerta de la hacienda, impresionó mucho a los espectadores de los tempranos años 1930 por su crudeza.

21. Aventurera

Marca la cumbre entre las mejores películas mexicanas del llamado “cine de rumberas”, una particular categoría nacional de la época de oro en la que las protagonistas eran sensuales bailarinas de ritmos afroantillanos, entre las que destacaron María Antonieta Pons, Ninón Sevilla y Meche Barba.

El elenco de Aventurera fue encabezado por la vedette cubano-mexicana, Ninón Sevilla, la llamada Venus Dorada, que en la película hace vida de bailarina en Ciudad Juárez y Guadalajara, entre ilusiones y desengaños amorosos.

Este musical fue filmado en 1949 bajo la dirección de Alberto Gout. Casi 50 años después, en 1997, se hizo una versión teatral que se convirtió en su momento en el musical de teatro más exitoso del país.

22. Sexo, pudor y lágrimas

A esta cinta de 1999 dirigida por Antonio Serrano hay que incluirla entre las grandes películas del nuevo cine mexicano.

Serrano había tenido un notable éxito con la obra de teatro homónima que estuvo dos años en cartelera, la que escribió y dirigió, antes de la versión cinematográfica en la que la fortuna le volvió a sonreír, siendo en su momento el tercer filme más taquillero del cine mexicano.

Sexo, pudor y lágrimas está basada en un triángulo amoroso entre los personajes interpretados por Demián Bichir, Susana Zabaleta y Víctor Hugo Martin, que deviene en una guerra de sexos con la entrada en escena de Jorge Salinas, Cecilia Suárez y Mónica Dionne.

La cinta ganó 5 Premios Ariel, incluyendo el de Mejor Actriz (Susana Zabaleta), así como el premio del público del Festival Internacional de Cine de Guadalajara.

23. Nosotros los pobres

Un clásico que destaca entre las películas mexicanas en el apartado del melodrama urbano. Mezcla las alegrías, penas, amores y desencantos, de la gente que vive en los barrios pobres de las grandes ciudades nacionales.

La historia del drama de 1948 dirigido por Ismael Rodríguez es la vivida por el humilde y digno carpintero, Pepe el Toro, interpretado por Pedro Infante; su sobrina Chachita, encarnada por Evita Muñoz y su novia Celia la Chorreada, interpretada por Blanca Estela Pavón.

La película catapultó a la fama a la canción Amorcito Corazón, un ícono musical de México. “Ni hablar mujer, traes puñal”, es una frase que entró al lenguaje coloquial mexicano a raíz de Nosotros los pobres.

24. Profundo carmesí

Raymond Fernández, hawaiano de padres españoles y Martha Beck, de Florida, fue una pareja de asesinos seriales que mató a al menos 3 mujeres, aunque se cree que sus víctimas fueron 20 en EE.UU.

Ambos fueron ejecutados en la silla eléctrica en 1951 y eran conocidos como “los asesinos de los corazones solitarios”.

Esta historia real fue la base de Profundo carmesí rodada en 1996 con la dirección de Arturo Ripstein y guion de Paz Alicia Garciadiego.

La química entre los intérpretes, Daniel Giménez Cacho y Regina Orozco, es perturbadora, haciendo de esta una de las mejores películas del cine mexicano en su categoría.

Consiguió 3 galardones en el Festival de Cine de Venecia y 8 Premios Ariel, incluyendo Mejor Actriz y Mejor Actor. Fue la propuesta de la Academia Mexicana para el Oscar a la mejor película extranjera pero no obtuvo la nominación.

25. María Candelaria

Si quieres ver películas mexicanas para valorar el trabajo como director de Emilio “Indio” Fernández, debes ver esta cinta de 1943 ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1946 y protagonizada por Dolores del Río y Pedro Armendáriz.

Este largometraje en el que Dolores del Río interpreta a una joven y bella indígena de Xochimilco, repudiada por ser hija de una prostituta, fue un regalo de cumpleaños del famoso director y gran artífice del cine mexicano, a la hermosa y versátil actriz duranguense.

María Candelaria es considerada la mejor película en la que Fernández dirigió a la gran intérprete de la época de oro. Fue premiada en Cannes por el trabajo fotográfico de Gabriel Figueroa.

26. Ensayo de un crimen

El rodaje de esta película de 1955 de Buñuel comenzó accidentado porque al escritor Rodolfo Usigli, no le gustó la adaptación que el director mexicano-español hizo de su obra, Ensayo de un crimen, considerada la primera novela urbana de CDMX, por lo que lo denunció ante el sindicato de guionistas.

Archibaldo de la Cruz tiene de niño una cajita musical que cree hace cumplir sus deseos, ya que le pidió la muerte de su institutriz y la mujer muere enseguida accidentalmente.

Ya adulto, Archibaldo (Ernesto Alonso) se topa de nuevo con la cajita y vuelve a comprobar que puede ser un asesino por deseo.

Creyéndose un auténtico criminal se entrega a la justicia, se declara culpable y un consternado juez señala que si todos los que desean la muerte de alguien van a prisión, la mitad de la humanidad estaría encarcelada.

Si te gusta la comedia negra, al buscar películas mexicanas de ese género recuerda a Ensayo de un crimen.

27. La mujer del puerto

La mujer del puerto consiguió la estatura de primer clásico de la cinematografía nacional, entre los títulos de películas mexicanas de comienzos del cine sonoro.

A pesar de las carencias técnicas de la época, este drama romántico de 1934 dirigido por Arcady Boytler, logra posicionar a Rosario (Andrea Palma) como la primera célebre prostituta en las películas nacionales mexicanas.

Se basó en la novela, Le Port, del escritor francés del siglo XIX, Guy de Maupassant, con un reparto integrado por Domingo Soler, así como Stella Inda, Esther Fernández y Sofía Álvarez, en roles de prostitutas.

28. Como agua para chocolate

La novela homónima de 1989 de Laura Esquivel suele ser incluida en las listas de las mejores del siglo XX y fue llevada al cine en 1992 por su esposo de entonces, Alfonso Arau.

Fue un matrimonio perfecto, al menos para el cine, con Arau como director, Laura como guionista y la película reventando la taquilla.

Como agua para chocolate está ambientada en la Revolución Mexicana cuando Tita (Lumi Cavzos) ve obstaculizado su amor con Pedro, (Marco Leonardi) por el hecho de ser la hija menor obligada, según la tradición, a quedarse solterona para cuidar a su madre en la ancianidad.

El otro gran protagonista es la cocina mexicana, con las mejores recetas de la gastronomía nacional de entonces.

La película ganó 10 de los 14 Premios Ariel a los que fue nominada, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actriz y Mejor Actor. También fue nominada como Mejor Cinta Extranjera en el Goya, Globos de oro y en los Independent Spirit Awards (Bafta). Nunca falta en las selecciones de películas mexicanas buenas.

29. Ánimas Trujano

Fue protagonizada por Toshiro Mifune, estrecho colaborador de Akira Kurosawa. El actor japonés más famoso de su tiempo memorizó correctamente los parlamentos pese a no hablar español, aunque la película finalmente fue doblada.

Toshiro Mifune interpreta a un alcohólico ambicioso e irresponsable indio oaxaqueño, Ánimas Trujano, que vende a su nieto para conseguir el dinero que le permite obtener el honor de ser designado mayordomo del pueblo, una distinción anual concedida por el párroco y en la que el homenajeado debe pagar una gran fiesta popular.

En la película de 1961 del celebrado director, Ismael Rodríguez, también actúan Columba Domínguez, como la mujer del indio y Flor Silvestre en el rol de la prostituta del pueblo y amante de Ánimas.

Ánimas Trujano está entre las películas buenas mexicanas, siendo nominada al Oscar y al Globo de Oro como Mejor Cinta Extranjera en 1962.

30. Canoa

5 jóvenes que trabajaban en la Universidad Autónoma de Puebla y que tenían previsto ascender al volcán Malintzin, decidieron pernoctar en la localidad poblana de San Miguel Canoa en espera de que el clima mejorara para la escalada.

En medio del enrarecido ambiente político de la época consecuencia del movimiento estudiantil, el intolerante cura del pueblo, Enrique Meza, acusó sin pruebas a los jóvenes de ser militantes comunistas, lo que provocó un linchamiento en el que murieron 2 de ellos.

Este vergonzoso y dramático hecho de la vida real es la base de la película Canoa, realizada por Felipe Cazals en 1975. El director ganó el Oso de Plata a la mejor dirección en el Festival de Berlín de 1976.

31. La sombra del caudillo

Aunque fue filmada en 1960, no fue sino hasta 1990 que se estrenó en los cines mexicanos tras una prohibición del gobierno por su contenido, una narración de las corruptelas político-militares en los años que siguieron a la Revolución Mexicana.

La sombra del caudillo se basó en un relato del escritor chihuahuense, Martín Luis Guzmán, pionero del género de “novela revolucionaria”. Fue protagonizada por Tito Junco, Carlos López Moctezuma, Tomás Perrín e Ignacio López Tarso.

Entre las películas de México del periodo revolucionario, este film del director duranguense, Julio Bracho, es una de las mejores cintas para comprender los entretelones que marcan las sucesiones presidenciales en el país.

32. Tiburoneros

El español, Luis Alcoriza, llegó a México con 22 años en 1940 como exiliado por la Guerra Civil de su país y en sus viajes por las costas mexicanas quedó impresionado con los pescadores de tiburones, lo que hizo que en 1962 rodara la vida de Aurelio (Julio Aldama), un pescador de tiburones de la costa tabasqueña que se debate entre su familia de la ciudad y sus querencias en el pueblo costero, donde está enamorado de la pesca y de Manela.

Con Tiburoneros, también escrita por Alcoriza, ganó el premio al Mejor Argumento en el Festival de Mar del Plata de 1963.

33. Doña Perfecta

El choque entre las viejas y nuevas costumbres que retrata el autor español, Benito Pérez Galdós, en su célebre novela de 1876, Doña Perfecta, se traslada a México ¾ de siglo después, de la mano de la película homónima de Alejandro Galindo.

Doña Perfecta, interpretada por Dolores del Río, es una mujer chapada a la antigua que no está dispuesta a tolerar las ideas novedosas y progresistas de su sobrino Pepe (Carlos Navarro), recién llegado después de un largo periodo en Europa.

La situación se torna alarmante cuando Pepe y su prima Rosario, encarnada por Esther Fernández, se enamoran.

La película filmada en 1950 recibió 11 nominaciones a los Premios Ariel ganando 3 galardones, incluyendo el de mejor actriz para Dolores del Río.

34. Reed, México insurgente

Cinta de 1970 de Paul Leduc basada en la novela, México insurgente: la revolución de 1910, del periodista estadounidense, John Reed, que en 1913-1914 convivió por casi 2 años con las tropas villistas de la División Norte y pasó de simple espectador a estar involucrado en el conflicto.

Se le considera la primera gran producción entre las películas mexicanas del cine independiente y fue protagonizada por Claudio Obregón en el rol de Reed.

Eduardo López Rojas interpretó al general villista Tomás Urbina, el mestizo trahumara que comandó a los llamados “Plateados de Urbina”.

Reed, México insurgente, ganó los Premios Ariel a la Mejor Película y a la Mejor Dirección en 1973. Fue candidateada por México al Oscar a la Mejor Película Extranjera sin conseguir la nominación.

 

35. El gallo de oro

Es una de las mejores películas mexicanas en el género del drama rural. Se basó en la novela homónima del escritor jalisciense, Juan Rulfo.

El relato de Rulfo fue adaptado para el cine por sus colegas Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Roberto Gavaldón, que dirigió la película de 1964.

El humilde pregonero Dionisio Pinzón (Ignacio López Tarso) recibe como regalo un galló que quedó moribundo después de una riña, que tras cuidarlo lo recuperar para las peleas.

El gallo de oro derrota a un ejemplar del gallero Lorenzo Benavides (Narciso Busquets) y este se empeña en asociarse con Dionisio, sociedad que dura poco, abriendo las puertas para la pelea final.

36. Calabacitas tiernas

Calabacitas tiernas es una comedia de 1949 dirigida por Gilberto Martínez Solares, en la que Germán “Tin Tan” Valdés es un empresario arruinado que intenta escapar de sus acreedores y que en su desesperación monta un musical sin el capital necesario para cubrir los gastos.

Las mujeres de la película son cautivadas por el encanto y galanura del protagonista, pero el verdadero interés del comediante está en la criada interpretada por Rosita Quintana.

Calabacitas tiernas marcó el debut en el cine de Ramón Valdés, el reconocido intérprete de Don Ramón en El Chavo del Ocho.

 

37. El bulto

Escrita, producida, dirigida y protagonizada en 1991 por el mexiqueño, Gabriel Retes, con actuaciones de Héctor Bonilla, Lourdes Elizarrarás, José Alonso y Delia Casanova.

Un fotógrafo de izquierda de un diario capitalino es enviado a cubrir la Matanza del Jueves de Corpus, ocurrida en la capital mexicana el 10 de junio de 1971, cuando una manifestación estudiantil fue violentamente atacada por un grupo paramilitar supuestamente ligado al gobierno.

El fotógrafo Lauro (Retes) es duramente golpeado quedando en coma y despertando 2 décadas después.

Al cabo de 20 años, su mujer se ha vuelto a casar, sus hijos se han hecho adultos y el fotógrafo no logra lidiar con los cambios que han ocurrido por la evolución tecnológica. Para colmo, sus antiguos camaradas de ideas se han hecho profesionales burgueses y perfectamente adaptados al sistema.

El bulto es un retrato de denuncia de un oscuro momento de la historia contemporánea mexicana y fue nominada a 4 Premios Ariel, ganando el de la Mejor Edición.

38. Los tres huastecos

Trata sobre hermanos trillizos que por circunstancias de la vida fueron criados en diferentes pueblos de la Huasteca, uno de Tamaulipas, uno de San Luis Potosí y el otro de Veracruz.

Para que no hubiera problemas con el necesario parecido físico, todos fueron interpretados por el mismo actor, Pedro Infante. Lorenzo, el tamaulipeco, es rudo y ateo; el potosino, Juan de Dios, es sacerdote y el veracruzano, Víctor, es militar.

El parecido físico no deja de ocasionar conflictos en esta sabrosa comedia ranchera de 1948 dirigida por Ismael Rodríguez.

39. María de mi corazón

En esta película de 1979, el director hidrocálido, Jaime Humberto Hermosillo, realizó un guion de Gabriel García Márquez basado en una insólita historia supuestamente real, que el Nobel colombiano escuchó en Barcelona.

El ladón de casas Héctor (Héctor Bonilla) regresa a su vivienda después de un hurto y encuentra a María (María Rojo) vestida de novia. Había sido plantada por su prometido, lo mismo que ella le hizo a él años antes.

La pareja se reencuentra y María, que es maga, enseña a Héctor sus habilidades para que mejore su desempeño como ladrón.

Un día el vehículo en el que ella viaja se accidenta y consigue un aventón en un autobús que transporta enfermos mentales. Al llegar al hospital psiquiátrico la creen loca y la internan. Héctor, que la ha estado buscando, la encuentra y por una serie de malentendidos también la cree trastornada y se va sin rescatarla.

40. Danzón

Entre las películas mexicanas sobresale esta de 1991 de la directora, guionista y productora mexiqueña, María Novaro.

En un país en el que la realización cinematográfica ha estado casi exclusivamente en manos masculinas, Danzón marcó un hito entre las películas mexicanas, no solo por contar con dirección femenina, también por su papel desmitificador de roles normalmente asignados a las mujeres en México.

Julia, una telefonista capitalina interpretada por María Rojo, es una apasionada del danzón y su pareja de baile es Carmelo (Daniel Rergis). Un día este desaparece y Julia inicia una búsqueda que será más bien una travesía hacia su propio interior.

La película recibió 4 nominaciones para los Premios Ariel de 1992 (Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion y Mejor Tema Musical).

Películas mexicanas época de oro

Tres nombres de películas mexicanas de la época de oro que no pueden omitirse son Tizoc, amor indio; Ahí está el detalle y Los Olvidados.

1. Tizoc, amor indio

Entre las películas mexicanas de los años finales de la época de oro, esta es particularmente recordada, porque la interpretación de Pedro Infante del sabio y generoso indio oaxaqueño, Tizoc, le valió el premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Berlín de 1957, galardón que no pudo recoger por su trágica muerte el 15 de abril del mismo año.

Infante fue acompañado en la cinta por María Félix en el rol de una criolla citadina, orgullosa y arrogante, que finalmente queda cautivada por la sabia sencillez del indio.

Tizoc, amor indio, fue dirigida por Ismael Rodríguez y ganó el Globo de Oro 1957 a la Mejor Película en Lengua No Inglesa.

2. Ahí está el detalle

Suele encabezar los listados que preparan los cinéfilos con las películas mexicanas de comedia más importantes de todos los tiempos.

Cantinflas hizo una de sus obras maestras de la interpretación en esta comedia de enredos, en la que el célebre comediante está por ser condenado a la pena capital por la muerte de un perro llamado Bobby, en medio de la confusión con un asesino apodado, Bobby.

Filmada en 1940 y dirigida por Juan Bustillo Oro, es una de las películas de antes mexicanas que sigue teniendo frecuente presencia en las salas de proyección.

Ahí está el detalle fue la cinta que lanzó a la fama a Mario Moreno y la primera que protagonizó sin hacer dúo con Manuel Medel.

3. Los Olvidados

Con esta película de 1950, el español nacionalizado mexicano, Luis Buñuel, ganó el premio al Mejor director en el Festival de Cannes.

Es una historia inscrita en el movimiento neorrealista italiano surgido después de la Segunda Guerra Mundial, en la que el famoso director retrata la vida y miserias de los niños de la calle en Ciudad de México, dándole los toques surrealistas habituales en sus películas.

Por su contenido social, el filme fue incluido en la Memoria del Mundo, iniciativa de la UNESCO para preservar el patrimonio histórico documental y cinematográfico de los pueblos del mundo.

Los principales miembros del reparto fueron Stella Inda, Miguel Inclán, Alfonso Mejía y Roberto Cobo.

Los Olvidados sobresale entre las películas sobre México y sus problemas sociales, habiendo ganado el Ariel de Oro 1951 como mejor filme.

Películas mexicanas comedia

Entre las películas de comedia mexicanas se distinguen La ley de Herodes, El esqueleto de la señora Morales y Dos tipos de cuidado.

La ley de Herodes

Esta comedia satírica de 1999 fue el primer filme de Luis Estrada, de una serie dirigida a criticar con artística ferocidad la corrupción política en México.

Aunque está ambientada a finales de la década de los 40, su momento de estreno hizo que fuera relacionada con los periodos presidenciales de Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Cedillo.

Es una de las películas contemporáneas más galardonadas del cine nacional con 11 premios Ariel, incluyendo Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor (Damián Alcázar) y Mejor Actor De Reparto (Pedro Armendáriz Jr.). El elenco lo completó Isela Vega y Salvador Sánchez.

El esqueleto de la señora Morales

Fue la única comedia negra rodada durante la época de oro y una de las mejores películas mexicanas de las postrimerías de ese período.

El esqueleto de la señora Morales fue filmada en 1959 bajo la dirección de Rogelio A. González y con un reparto encabezado por Arturo de Córdova, Amparo Rivelles y Antonio Bravo.

Pablo (De Córdova) y Gloria (Rivelles) forman un matrimonio muy mal avenido. A Gloria le repugna Pablo por su oficio de taxidermista y no permite relaciones. Pablo decide matarla en un crimen perfecto y la envenena, siendo absuelto.

Al final, este declara el crimen en secreto de confesión y para que la justicia no quede mal parada, muere al tomar accidentalmente el mismo veneno que había matado a su mujer.

Dos tipos de cuidado

Esta cinta de 1952 está considerada la mejor comedia ranchera mexicana de contenido machista y fue el único filme que reunió a los dos iconos masculinos de la época de oro, Pedro Infante y Jorge Negrete.

Es particularmente valorada entre las pelis mexicanas por el duelo de coplas entablado entre Jorge Bueno (Negrete) y Pedro Malo (Infante), durante la celebración del santo de Genoveva (Queta Lavat), considerado un pasaje clásico del cine nacional.

También hay grandes vocalizaciones como La tertulia y el bolero, La gloria eres tú, por Infante y Serenata tapatía, por Negrete.

El éxito de la película llevó a los dos grandes cantantes y actores a realizar una temporada juntos en el Teatro Lírico.

No se aceptan devoluciones

Se trata de la primera película mexicana en recaudar más de mil millones de pesos a nivel mundial, un record realzado por su bajo costo de solo 5 millones de dólares.

El gran acierto fue de Eugenio Derbez, que en 2013 dirigió, coescribió y protagonizó la película, con el acompañamiento de Jessica Lindsey y Loreto Peralta en el elenco.

Valentín Bravo (Derbez) es un mujeriego al que le cambia la vida tras una relación casual con una turista estadounidense, de la que nace una niña, Maggie.

Con una excusa, la madre le deja la bebé a Valentín y desaparece, por lo que este tiene que arreglárselas con su hija.

Es una joya cómica con buena y bien dirigida carga dramática.

Nosotros los Nobles

Fue la última película protagonizada por Gonzalo Vega antes de morir en octubre de 2016. Dirigida por Gary Alazraki y estelarizada por Karla Souza, Juan Pablo Gil y Luis Gerardo Méndez, ha sido una de las últimas películas mexicanas con mayor éxito de taquilla. Está inspirada en el filme de Buñuel, El gran calavera.

Germán Noble (Vega) es un rico empresario viudo consternado por el mal camino que llevan sus 3 hijos, Javier (Méndez), Bárbara (Souza) y Charlie (Gil).

El primero de estos es un juerguista que solo simula que trabaja en la empresa, Bárbara está enamorada de un maduro gigoló y Charlie ha sido expulsado de la universidad.

Tras sufrir un infarto, Germán finge que sus negocios están en quiebra y que tanto él como sus 3 hijos, corren el riesgo de ser encarcelados por ser todos accionistas de la compañía.

Preocupados por su futuro, los 3 jóvenes logran dar un vuelco a sus vidas trabajando con honradez y haciéndose personas independientes.

La película consiguió 2 nominaciones a los Premios Ariel 2014: Luis Gerardo Méndez, al Mejor Actor y Gary Alazraki, al Mejor Guion Adaptado.

Mirreyes vs Godínez

Comedia estrenada en enero de 2019 y dirigida por Chava Cartas. Los principales integrantes del reparto son Christian Vázquez, Diana Bovio, Daniel Tovar, Pablo Lyle y Regina Blandón.

Genaro es un godín (asalariado) que se ha pasado su vida trabajando duramente para las Zapaterías Kuri & Sons, propiedad de Don Francisco Kuri, que le tiene un gran aprecio y le otorga poder decisorio.

Tras la muerte de Don Francisco, su hijo Santiago, un auténtico “mirrey” que solo ha vivido disfrutando del dinero ganado por su padre, decide tomar el control del negocio familiar y está dispuesto a apartar a Genaro.

En medio de la disputa de Mirreyes contra Godínez se producen episodios hilarantes que hacen de esta comedia, una de las películas mexicanas recientes más entretenidas.

El crimen del padre Amaro

Este drama de 2002 de Carlos Carrera mezcla magistralmente los dilemas y contradicciones de la vida clerical, relacionados con el amor carnal, el celibato, el aborto y, particularmente en México, sus implicaciones con el narcotráfico.

Fue estrenada pese los intentos de la iglesia católica mexicana de que fuera vetada y como era de esperarse, la oposición religiosa fue la mejor publicidad para la cinta que desbancó a Sexo, pudor y lágrimas, como la más taquillera del país para ese momento.

Al final, el padre Amaro, interpretado por Gael García Bernal, hace el oficio de difuntos de Amelia (Ana Claudia Talancón), su amor prohibido, fallecida desangrada en medio del aborto del hijo que la pareja había concebido.

El crimen del padre Amaro, basada en la novela homónima de 1875 del autor portugués Eca de Queirós, es una de las mejores películas mexicanas contemporáneas. Ganó 9 Premios Ariel en 2003, incluyendo Mejor Película y Mejor Director. Fue candidateada al Oscar 2002 como Mejor Película En Lengua No Inglesa.

La dictadura perfecta

La película más vista en los cines mexicanos en 2014 fue, junto a La ley de Herodes, Un mundo maravilloso y El infierno, otro de los grandes filmes de Luis Estrada sobre la corrupción política en México.

En La dictadura perfecta, la relación con el gobierno de Enrique Peña Nieto y con la poderosa compañía Televisa, son innegables, siendo una de las películas que ha suscitado más polémica en el cine contemporáneo mexicano.

El elenco coral incluyó a Damián Alcázar, María Rojo, Alfonso Herrera, Joaquín Cosío, Salvador Sánchez, Silvia Navarro y Osvaldo Benavides. Alcázar ha protagonizado las 4  películas de Estrada señaladas.

La dictadura perfecta consiguió 10 nominaciones a los Premios Ariel y fue candidateada por la academia mexicana para los Goya 2015, aunque finalmente no obtuvo la nominación por la academia española.

Otras películas mexicanas imprescindibles

Cine mexicano películas de terror: Dos monjes (Juan Bustillo Oro, 1934), El vampiro (Fernando Méndez, 1956), Misterios de ultratumba (Fernando Méndez, 1958).

Películas nuevo cine mexicano: Amar te duele (Fernando Sariñana, 2002), Matando cabos (Alejandro Lozano, 2004), El infierno (Luis Estrada, 2010).

Películas “porno” mexicanas (o mejor, fuertemente eróticas): La viuda negra (Arturo Ripstein, 1977), La tarea (Jaime Humberto Hermosillo, 1991), Daniel & Ana (Michel Franco, 2009).

Nuevo cine mexicano películas adicionales: Perfume de violetas (Maryse Sistach, 2001), Voces inocentes (Luis Mandoki, 2004), Rescatando al soldado Pérez (Beto Gómez, 2011).

Películas cine mexicano social/urbano: El automóvil gris (cine mudo, Enrique Rosas, 1919), El gran calavera (Luis Buñuel, 1949), La ilusión viaja en tranvía (Luis Buñuel, 1953).

Películas mexicanas drama: Un rincón cerca del cielo (Rogelio González, 1952), Días de otoño (Roberto Gavaldón, 1962), La vida precoz y breve de Sabina Rivas (Luis Mandoki, 2012).

Películas mexicanas lista de comedias rancheras: Allá en el Rancho Grande (Fernando de Fuentes, 1936), Los tres García (Ismael Rodríguez, 1946), El gallo giro (Alberto Gout, 1948).

¿Estás de acuerdo con nuestra selección de las 40 mejores películas mexicanas? Participa y comparte cuáles otras incluirías. No olvides compartir este artículo con tus amigos para que también emitan su opinión.

 

Ver también:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Himno Nacional Mexicano completo: letra y compositor

Los 20 mejores tacos de la CDMX que tienes que probar