in

Las 15 pirámides de México que tienes que conocer alguna vez en tu vida

Lo que quiere decir que en Suramérica y Centroamérica se hallan estas construcciones monumentales rodeadas de misterios, mitos e historia pura y México tiene al menos 15. ¡Conozcámoslas!

1. Pirámide del Adivino

Construcción maya en el antiguo sitio arqueológico de Uxmal, en el estado de Yucatán.

La también conocida como pirámide del “hechicero” o del “enano” fue construida en piedra y en armonía con otras edificaciones halladas en el lugar.

Se cree que es obra de un enano hechicero que la levantó a 35 metros de altura con una base de 54 metros, en solo un día. Este personaje habría nacido de un huevo hallado por una bruja en Uxmal, que luego de los años se convertiría en el rey de la tribu.

La pirámide es de planta ovalada y de 5 niveles de superficie plana, donde se halla un templo en cada una.

2. Templo de Kukulkán

Otra obra maya también del estado de Yucatán pero en los restos de la ciudad prehispánica de Chichén Itzá.

Sus características arquitectónicas son similares a la de los castillos reales de la Europa de la Edad Media, por lo que se cree es la razón del porqué los españoles le llamaron “El Castillo” al hallarla en el siglo XV.

El edificio prehispánico del siglo XII tiene 24 metros de altura desde su base de 55 metros. Alcanza los 30 metros si se cuenta el templete en su punta.

Además de tesoros como una escultura de jaguar con 74 jades rojos incrustados, suma cámaras donde se cree se realizaron ceremonias y rituales con sacrificios.

No dejes de visitarlo porque es uno de los más emblemáticos de México.

3. Templo de las Inscripciones

Pirámide más alta y de mayor relevancia histórica en la zona arqueológica de Palenque, en el estado de Chiapas.

La construcción de las “Casa de las Nueve Lanzas Afiladas”, como también se le conoce, se le atribuye al reino de la cultura maya para vanagloriar al entonces jefe de aldea, Pakal “el Grande” y para proteger su cuerpo al morir.

Su altura desde la base es de 22.8 metros con 5 relieves. Está construida en piedra pintada de colores rojo, amarillo y azul. Arriba, en lo más alto, se halló la tumba del cadáver de Pakal.

4. Pirámide B de Tula

En la zona arqueológica de Tula, en la ciudad de Hidalgo, hallarás una de las pirámides más particulares de México por los enormes atlantes que custodian su cima.

La Pirámide B de Tula se compone de 5 formaciones piramidales que en conjunto llevan hacia una plataforma de amplia extensión, donde hay pilares en forma de guerreros toltecas conocidos por atlantes.

En lo más alto se hallan grabadas veneraciones hacia el Dios Quetzalcóatl, por lo que se cree existió un templo en la cima y se usó la pirámide para rendir culto a uno de los máximos dioses prehispánicos.

5. Pirámide de Nohoch Mul

La más alta de toda Yucatán con 42 metros de altura, 7 niveles y 120 escalones. Ubicada en la zona arqueológica de Cobá está considerada la más antigua de la civilización maya.

Se cree que su templo en lo más alto fue centro ceremonial de gran valor.

6. Pirámide Tenam Puente

Pese a ser construida con 4 niveles y una altura de poco más de 30 metros entre los años 300 y 600 después de Cristo, sigue siendo una de las pirámides mejor conservadas del país.

La hallarás en el sitio arqueológico en el valle de Ballum Canan, en Chiapas. Su nombre proviene del término en náhuatl que significa muro o fortaleza, porque es a esto lo que parece la construcción.

Su cima era utilizada para sacrificios y otros ritos ceremoniales.

7. Pirámide de Monte Albán

Construcción Zapoteca en la ciudad de Oaxaca, Mote Albán, una de las zonas arqueológicas más importancia de México.

Es una de las más pequeñas con solo 15 metros de altura y 6 niveles desde la base hasta la cima.

Su ubicación con respecto al resto de las edificaciones es estratégica y accesible desde varios caminos, por lo que se cree fue el centro principal de ceremonias o rituales.

8. Pirámide de la Cañada de la Virgen

Al igual que otras estructuras dentro de la zona arqueológica de la Cañada de la Virgen, la pirámide está construida a lo largo del río Laja, una posición privilegiada para el aprovechamiento de la ingeniería hidráulica.

Según el Instituto Nacional de Antropología e Historia la estructura fue utilizada como un reloj lunar para establecer los períodos de caza y cosecha.

Ubicada en la ciudad de San Miguel de Allende, una de las principales civilizaciones de los Toltecas y Chimecas, en México, suma 15 metros de altura desde la base hasta la cima, con 5 niveles desde el ascenso.

Su cúspide es de superficie plana con una plataforma que se cree fue un templo u otro tipo de edificación.

9. Pirámide de Peralta

Aunque muchos le atribuyen su construcción a Bajío, una tribu poco conocida, es considerada como uno de los pocos asentamientos propios de la civilización de los Chichimecas.

Su construcción alrededor del río Lerma fue decisiva en la prosperidad de sus habitantes entre los años 200 y 700.

La Pirámide de Peralta en las cercanías de la comunidad de Peralta, estado de Guanajuato, suma 20 metros de altura con 5 niveles y una plataforma escalonada, con la cual se accede a la cima.

A diferencia de otras pirámides mexicanas su cúspide tiene el mismo tamaño de superficie que su base, por lo que no se descarta que su cima haya sido utilizada para grandes ceremonias.

10. Pirámide de Calakmul

Suma 4 sarcófagos en su interior, todos antiguos miembros de la realeza maya y una variedad de jeroglíficos grabados en piedra. Sin duda, su máximo atractivo después de su grandeza física.

La Pirámide de Calakmul está en la profundidad de la selva de Yucatán, zona arqueológica de este yacimiento maya. Predomina entre toda la vegetación.

Se cree que en esta ciudad prehispánica solían vivir los reyes o personas de alta jerarquía, rasgo que entre otras características le hizo ser declarada por la Unesco en 2002 como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

11. Pirámide de los Nichos

En el estado de Veracruz, considerada como emblema de la zona arqueológica del Tajín, es una de las máximas expresiones culturales de las Totonacas.

En cada uno de sus 7 niveles de superficie se hallan 365 criptas o nichos solo en la fachada, sin incluir accesos ocultos por debajo de la escalinata.

Su altura asciende a 20 metros con una cúspide abierta que hace creer que en ella se construyó un templo o fue usada como plaza para ceremonias.

Aunque el color de su fachada es sobria y gris por la erosión, estaba pintada de un rojo intenso con cada uno de sus nichos en negro.

12. Pirámide de la Luna

Su nombre en náhuatl es el de Tenan, que quiere decir, madre o protectora de la piedra. Fue construida como tributo hacia la figura femenina y su rol materno, específicamente a la Diosa de la Luna.

La pirámide está en el Gran Estado de México, en las ruinas de Teotihuacán, que fue considerada como la mayor de las metrópolis de toda Mesoamérica.

Alcanza los 43 metros de altura con una cúspide desde donde se ve todo Teotihuacán y especialmente la Plaza de la Luna, construida frente a la pirámide en forma de altar.

13. Pirámide del Sol

Pocos metros más adelante de la Pirámide de la Luna está la Pirámide del Sol, específicamente en la Calzada de los Muertos, eje central de esta antigua ciudad mesoamericana.

Alcanza una altura de casi 64 metros que la hace la tercera más alta de todo México.

Sus 238 escalones para ascender a la cima están justificados porque allá arriba sentirás una conexión inigualable con la zona.

14. Gran Pirámide de Cholula

Su base de 400 x 400 metros y volumen de 4.500.000 metros cúbicos, le hacen de mayor tamaño en todo el mundo, no así en altura, 65 metros.

Se caracteriza por su templo católico en la cima, Santuario de la Virgen de los Remedios, construido por los españoles durante el siglo XVI para imponer sus creencias, por encima del politeísmo mesoamericano.

Gran Pirámide de Cholula cuyo término en náhuatl se traduce a cerro hecho a mano, está en la zona arqueológica de Cholula.

15. Pirámide de Toniná

Sus 75 metros de altura la hacen la más alta de México y la de mayor tamaño entre las edificaciones de la zona arqueológica de Toniná, en la ciudad de Ocosingo.

Se cree que esta ciudad estuvo habitada por la civilización maya y utilizada para reunir a los jefes de aldea, por las inscripciones talladas en piedra y otros restos estudiados.

Dentro tiene los dos templos más elevados de toda Mesoamérica, el Templo de los Prisioneros y el Templo de los Espejos Humeantes, donde se rendían culto a deidades celestiales.

La visita a Toniná y a sus monumentales edificaciones forma parte de los viajes con mayor riqueza cultural que podrías planificar.

Aunque algunas de estas pirámides sean más populares que otras, la importancia histórica que tienen para las antiguas civilizaciones mesoamericanas, es la misma.

¿Cuál visitarías primero? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

 

Ver También:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 30 Mejores Cosas Que Hacer Y Ver En Florencia, Italia

Las TOP 15 mejores playas para ir de vacaciones en México