in

10 Cosas Que Probablemente No Sabías del Castillo de Chapultepec

En la cima del famoso Cerro del Chapulín se eleva uno de los lugares turísticos predilectos para todo el que visita la Ciudad de México: El Castillo de Chapultepec. Sus recámaras albergaron a  emperadores mexicanos cuando querían descansar.

Tiene instalaciones tan lujosas que hacen que sea considerado como el único castillo real de Latinoamérica y desde hace más de 50 años se ha convertido en sede del Museo Nacional de Historia, pero eso no ha logrado eliminar las curiosidades que se esconden en sus rincones.

Si quieres conocer cuáles son, no puedes perderte estas 10 cosas que probablemente no sabías del Castillo de Chapultepec.

1. Evolucionó a lo Largo de los Años

El paso de palacio real a museo de historia no ocurrió de forma inmediata, y en el proceso el Castillo de Chapultepec fue utilizado con fines diversos.

Después de albergar a emperadores como Miguel Miramón y Maximiliano, pasó a ser adquirido por el ayuntamiento de Ciudad de México en 1806 para ser transformado en colegio militar.

Pero con la llegada la guerra de independencia, quedó abandonado hasta 1833 para ser convertido en la casa presidencial de varios mandatarios con la instauración la nueva constitución.

Finalmente, en el año 1939, el Castillo de Chapultepec se convirtió por decreto de Lázaro Cárdenas en el Museo Nacional de Historia que se conoce hoy en día.

2. Se Intentó Subastar

El Castillo de Chapultepec fue construido por órdenes de Bernardo de Gálvez, en ese entonces virrey de Nueva España. Pero la muerte llegaría por él antes de ver finalizada su obra, causando la suspensión momentánea de su construcción.

El nuevo virrey de Nueva España, Vicente de Güémez Pacheco, no estaría interesado en el castillo como residencia, ofreciéndolo a la corona como Archivo General del Reino.

Sin embargo, este proyecto también fracasó y no hubo más remedio que poner la construcción en subasta, la cual afortunadamente no vio los resultados esperados y se interrumpiría con la guerra de independencia.

3. Fue Víctima de un Bombardeo

Durante la intervención estadounidense en México, entre 1846 y 1848, ocurrió un evento que sin duda afectó tanto el patrimonio cultural como el sentimiento nacionalista de los mexicanos. Se trata del bombardeo al Castillo de Chapultepec.

Más allá de la caída de varios de sus cimientos, la mayor pérdida fueron las vidas de un gran grupo de niños que, armados por la milicia, defendían la entrada del castillo.

Este evento ocurrió en 1847 y todavía hoy se recuerdan los nombres de estos niños conocidos como Niños Héroes, quienes poseen un monumento en la entrada del bosque de Chapultepec.

En cuanto a la reconstrucción del castillo, se necesitaron al menos 20 años para reparar los daños causados por el bombardeo.

4. El Palacio Real de Maximiliano y Carlota

La llegada del archiduque de Austria, Maximiliano, y de su esposa Carlota a México, traía la intención de coronarlo como máximo mandatario del segundo imperio mexicano, otorgándole como residencia el Castillo de Chapultepec.

En su estadía, se hicieron restauraciones ostentosas para hacer que el castillo fuese lo más similar posible a las edificaciones reales europeas, colocando mobiliario francés de gran lujo que hoy se encuentra como exhibición.

5. La Construcción del Paseo de la Emperatriz

Se dice que debido a los constantes celos de Carlota hacia su esposo Maximiliano, quien en ocasiones no llegaba a casa con la excusa de que atravesar el bosque de noche era sumamente complejo, se optó por construir una larga avenida en línea recta hasta la entrada del castillo.

Adicional a esto, se edificaron amplios balcones en las principales habitaciones con vista a la avenida, de manera de que Carlota pudiera sentarse a esperar la llegada de su esposo.

Esta avenida se mantiene todavía en la actualidad, solo que se cambió el nombre a Paseo la Reforma.

6. Salón para Fumadores y Salón del Té

Entre los más de 50 salones que se construyeron en el Castillo de Chapultepec, destacan el salón para fumadores y el salón del té por sus curiosas características.

El primero tenía como regla la no admisión de mujeres, puesto que era utilizado por Maximiliano para reunirse con otros hombres para tomar whisky, fumar puros y discutir asuntos diversos.

Por su parte, el salón del té, aunque no tenía la regla de no admitir hombres, era poco frecuentado por Maximiliano, a pesar de que fue el preferido de Carlota para organizar reuniones con sus amigas.

7. Fue Sede del Primer Observatorio Astrológico Mexicano

Tras la caída del segundo imperio mexicano y durante un muy breve período, el Castillo de Chapultepec fue utilizado como centro de estudio para los cuerpos celestes.

Esto ocurrió en 1876, por lo que se convirtió en el primero en su tipo dentro del territorio mexicano, que luego fue trasladado a un edificio en Tacubaya por decreto de la nueva administración gubernamental.

8. Ha Sido Utilizado para la Industria del Cine

Debido a sus lujosos adornados y paisajes naturales, en 1996 el Castillo de Chapultepec fue escogido como escenario para la grabación de Romeo y Julieta, film estelarizado por Leonardo Di Caprio.

Aunque esta es su mayor aparición en el mundo del cine, también ha sido utilizado para escenas de otras películas como El Bolero de Raquel, de Mario Moreno, Cantinflas.

9. Ha llegado También a los Videojuegos

En el popular videojuego de Tom Clancy´s Ghost Recon Advanced Warfighter, se puede apreciar en una de las misiones cómo el protagonista atraviesa por el bosque de Chapultepec y pasa por alrededores del castillo.

Más allá de su importancia histórica, esto habla de la magnitud que tiene el Castillo de Chapultepec como emblema cultural para el resto de los países del mundo.

 

10. Exposiciones al Público

A pesar de haberse convertido en un museo de categoría pública y de contar con más de cien mil piezas de le época victoriana y el Alto Renacimiento, solo el 10 % de los objetos son exhibidos al público.

Esto debido a que la temática del museo guarda relación con la época maximiliana y el porfiriato, por lo que gran cantidad de murales y esculturas que no tienen vínculo con estos períodos son simplemente  almacenados.

Probablemente el carruaje de gala de Maximiliano, con rasgos propios de la cultura europea, sea una de las excepciones dentro de las exhibiciones que podrás encontrar en este museo.

 

A pesar de esto, hay mucho que recorrer y observar en el Castillo de Chapultepec, por lo que se convierte en una visita imprescindible si planeas un viaje turístico a la Ciudad de México.

¿Cuál de estos datos te ha parecido el más curioso? Comparte tu opinión al respecto abajo, en los comentarios.

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top 15 Mejores Balnearios de Aguas Termales en Hidalgo

Los 12 Mejores Hoteles de Huasca de Ocampo Para Hospedarte