in

20 maravillas naturales de Chile que ocupas conocer

Los paisajes naturales de Chile son asombrosos por su rareza y belleza.

Desde el desierto de Atacama, en el norte, hasta los glaciares, campos de hielo, regiones boscosas intermedias e islas australes, incontable número de volcanes, ríos y lagos, a lo largo de su territorio, el país es muy rico en sitios por explorar.

Los 20 paisajes naturales de Chile que te sorprenderán:

1. Glaciar Grey

Comencemos nuestra lista con una enorme masa de hielo de 6 mil metros de ancho: el Glaciar Grey.

Acumulación de hielo en retroceso de 30 metros de altura al oeste del Parque Nacional Torres del Paine.

Su impactante coloración azul con tonos turquesas y celestes, son consecuencia de la absorción y la dispersión de longitudes de onda de la luz solar, en combinación con un color gris que es el resultado de la harina de roca que se genera por la abrasión del hielo sobre el manto rocoso y que pasa a formar parte del agua de fusión del glaciar.

El espectáculo visual va cambiando con el tiempo resultando en una sinfonía de colores sobre un paisaje de ensueño.

El glaciar está en retroceso por el calentamiento global, los cambios en los niveles de precipitaciones y los desprendimientos de hielo que pueden admirarse desde diferentes puntos.

Abajo un video de cómo se mira este glaciar:

2. Salar de Tara

Impresionante salar en la caldera del volcán Vilama, a 4 mil 300 msnm, en la Región de Antofagasta, a un costado de la frontera con Argentina. Está a 133 km de San Pedro de Atacama.

Entre sus formaciones más conocidas están una masa rocosa llamada, Catedral de Tara y los Monjes de la Pacana, colosales estructuras verticales esculpidas en la roca por el viento.

A pesar del ambiente inhóspito, en el Salar de Tara viven especies de flora como el coirón dulce, algunas tolas y vegetales hidrofíticos, que crecen en los humedales de altura.

Entre las especies de fauna hay aves como flamenco, ganso huallata, pato jergón y chorlo de puna; y mamíferos como vicuña, zorro colorado, tuco tuco de Atacama y cuy de la puna.

La cumbre del volcán constituye un hito limítrofe trinacional entre Chile, Argentina y Bolivia.

En el video de abajo puedes mirar la belleza de este lugar:

3. Isla Grande de Chiloé

Los habitantes de la Isla Grande de Chiloé se caracterizan por sus peculiaridades, siendo muy religiosos y con una firme tradición mitológica y cultural.

Solo hay que cruzar el Canal de Chacao en el ferry que parte de Puerto Montt para entrar en un mundo de misterios, buques fantasmas, duendes, hadas y sirenas, en los que creen los recios y reservados isleños.

La isla tiene bellas calas, grades áreas boscosas y pequeñas localidades que viven lidiando con los fuertes vientos, mareas y otras adversidades del clima.

En la Isla Grande de Chiloé, la mayor de las que forman el archipiélago de Chiloé, preparan curanto, un exquisito platillo a base de carne, mariscos y vegetales cocidos sobre piedras en un hoyo.

Mira en el video de abajo lo hermoso de esta isla:

4. Volcán Osorno

Es el centinela natural que custodia el acceso a la Patagonia chilena y uno de los más visitados en el país. Está a orillas del Lago Llanquihue cerca de la ciudad de Osorno, en la Región de Los Lagos. Guarda un fuerte parecido con el famoso Monte Fuji japonés.

Una de las últimas erupciones del volcán Osorno, en 1835, fue vista por el científico, Charles Darwin. Desde entonces, ha estado en calma.

Los indígenas mapuches afirman que es la morada de un espíritu perverso que quedó prisionero en sus fauces.

Desde Osorno y otras localidades cercanas se organizan excursiones guiadas para conocerlo y hay un centro de esquí que es frecuentado en invierno para practicar deportes de nieve. Su cono se eleva 2 mil 652 msnm.

Mira en el video de abajo lo hermoso del Volcán Osorno:

5. Laguna San Rafael

Precioso lago costero de 123 km2 de superficie en el Parque Nacional Laguna San Rafael, en la Región de Aysén.

La laguna, que se conecta mediante golfos y esteros con el Canal Moraleda, se formó con los hielos y aguas dejadas por el glaciar San Rafael en su retroceso. A su lado sur se encuentran los Campos de Hielo Norte.

Los turistas van en barco desde Puerto Montt y Puerto Chacabuco a admirar el lago y los desprendimientos de hielo del glaciar.

Con 1,74 millones de hectáreas, el Parque Nacional Laguna San Rafael es el más extenso de la Región de Aysén.

Abajo puedes apreciar lo hermoso de la Laguna San Rafael:

6. Volcán Villarrica

Su cono casi perfecto se eleva hasta 2847 msnm en la frontera entre las regiones de Araucanía y de Los Ríos, entre los lagos de Villarrica y Calafquén.

El volcán no es solo uno de los más activos del subcontinente, también tiene en su cráter un permanente lago de magma que emite intensas fumarolas acompañadas de débiles erupciones.

Su historial eruptivo registrado comenzó con la llegada de los conquistadores. Una potente erupción en el siglo XVII fue usada por los evangelizadores españoles para pedir la rendición de los mapuches, con el argumento de que su hostilidad y oposición a abrazar la fe cristiana, había desatado la furia de Dios.

Pese a que el volcán ha registrado actividad sísmica y fumarólica a lo largo del siglo, sigue siendo un destino turístico de gran interés mediante visitas guiadas que llegan hasta su cumbre.

El Centro de Esquí Pucón está abierto durante el invierno y principios de la primavera en el hemisferio sur (de junio a comienzos de octubre).

7. Valle de la Luna

El valle de la Luna, a 2500 msnm, debe ser lo más parecido en la Tierra a lo que vieron los astronautas estadounidenses en la luna. Es uno de los paisajes naturales de Chile más impresionantes.

Está formado por afloramientos elevados y valles en los que los materiales constitutivos son arena y arcilla mezcladas con yeso, sal y limolita. Todo conformado por el trabajo erosivo milenario del viento y las aguas.

Entre sus formaciones más conocidas se encuentran El Anfiteatro y Las Tres Marías. La flora y la fauna están prácticamente ausentes y apenas la valiente lagartija de Fabián, endémica del valle, se aventura a pasar por el erial.

El valle pertenece a la Reserva Nacional Los Flamencos, en la Región de Antofagasta. La localidad más cercana es San Pedro Atacama, a 13 km.

8. Isla Damas

Es junto a Chañaral y Choros una de las 3 islas que forman parte de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt y de todas, la única habilitada para desembarcos.

Isla Damas tiene 2 playas: Las Tijeras y La Poza, cuyas aguas color verde esmeralda y arenas blancas, te harán creer que estás en la tropical Riviera Nayarit de México y no en la Región de Coquimbo, en pleno cono sur.

La isla es especial. No podrás estar en sus 60.3 hectáreas de superficie por más una hora y por ser medida de protección ambiental, tampoco bañarte en sus playas.

La reserva nacional es hábitat del pingüino de Humboldt, especie del Pacífico en peligro de extinción llamada así porque vive en la costa suramericana recorrida por la Corriente de Humboldt.

Otras especies de fauna que podrás admirar en el viaje a Isla Damas son lobos marinos, delfines nariz de botella y varias aves. Hay un sendero de 1.8 km con estaciones en las que se informa sobre la flora y fauna del lugar.

9. Valle del Río Cochamó

El valle del río Cochamó está en la Región de Los Lagos después de atravesar un trecho de bosque valdiviano. Es un pequeño valle rodeado por grandes macizos de granito con varios puntos para practicar escalada. También hay varias rutas de senderismo.

Una de sus pintorescas localidades es La Junta, cerca del río del mismo nombre que tributa al Cochamó. Allí hay atracciones como el Cerro de la Trinidad, la pared Arco Iris y la formación natural, El Arco, con cascadas en sus cercanías.

Como dato anecdótico, los pistoleros, Butch Cassidy y Sundance Kid, pasaron por este valle durante su huida desde Argentina tras haber atracado un banco.

10. Parque Nacional Queulat

Es uno de los mejores parques nacionales chilenos para admirar la naturaleza virgen formada por frondosos bosques, ríos, cascadas, lagos, lagunas, peñas, fiordos y ventisqueros.

Tiene un área de 154 mil hectáreas en la Región de Aysén. Su virginidad es protegida por sus densos bosques y escarpada geografía.

Entre sus principales atracciones están el Lago Risopatrón, las lagunas El Puma y Témpanos, esta última de un bello e intenso color verde; el Ventisquero Colgante, los saltos del Cóndor y Padre García, cascadas de 40 y 30 metros de altura, respectivamente; el Bosque Encantado y la Piedra del Gato, farallón encima del Río Cisnes.

La fauna del lugar está formada por aves como cisnes de cuello negro, garzas, caiquenes, bandurrias y tórtolas; y mamíferos como nutrias, coipos, guiñas y pudúes.

11. Isla Navarino

Es un territorio insular en la Tierra del Fuego que forma parte de la Reserva de la Biosfera Cabo de Hornos, el área con esta denominación más austral del planeta.

Es accidentada y montañosa y en su paisaje se distinguen los Dientes de Navarino, pináculos dentados entre bosques y lagos en los que se encuentra uno de los circuitos de senderismo más al sur y apasionantes del mundo.

Otras atracciones turísticas de Isla Navarino son los restos arqueológicos de la cultura yámana, las rutas de las misiones inglesas y la observación de la flora, fauna y de la geología isleñas.

El Parque Etnobotánico Omora, en el norte de la isla, en el margen sur del Canal del Beagle, alberga una colección de la flora regional que incluye plantas in situ.

12. Parque Nacional Huerquehue

Parque andino de 12 mil 500 hectáreas en la Región de la Araucanía, formado por pequeños lagos de aguas cristalinas rodeados de hermosa vegetación.

Fue una de las primeras áreas protegidas del país ya que sus terrenos estuvieron integrados al Parque Benjamín Vicuña Mackenna, creado en 1912. Su decreto como parque nacional independiente ocurrió en 1967.

Entre sus cuerpos de agua están Lago Chico, Lago Toro y Lago Verde, que podrás conocerse en una excursión de un día a través de bellos senderos.

Desde el Parque Nacional Huerquehue podrás admirar el volcán Villarrica y el valle del Río Pucon. Cerca se encuentra el Lago Caburga.

13. Parque Nacional Cabo de Hornos

Es una importante reserva de bosques de hayas del sur de 63 mil 093 hectáreas, ubicada en los archipiélagos de Islas Wollaston e Islas Hermite, en la Tierra del Fuego, constituida en 1945.

Tiene un alto nivel de endemismo, especialmente en gramíneas, musgos y líquenes altamente resistentes a las bajas temperaturas, por su aislamiento y condiciones climatológicas.

Su fauna está formada por albatros, fulmares y algunos mamíferos marinos y roedores.

La UNESCO declaró a este también importante hito para la navegación a vela como reserva de la biósfera.

Desde Puerto Williams, la localidad portuaria más cercana en la Isla Navarino, parten las embarcaciones con los visitantes del parque.

14. Monumento Natural Pichasca

Es un bosque petrificado con restos fósiles en el valle del Río Hurtado, en la Provincia del Limarí de la Región de Coquimbo. Por el valle circula una pequeña corriente que desagua en el embalse Recoleta.

Fue descubierto por el agricultor del pueblo de Pichasca, Gastón Zeballos Miranda, y en 1972 protegido con el nombre de Parque Nacional Bosque Petrificado de Pichasca. Después de varios cambios en su estatus legal ambiental, en 1985 fue declarado Monumento Natural Pichasca.

La flora fosilizada está formada por restos de troncos e improntas de hojas de árboles, mientras que los elementos de fauna fósil por restos óseos de dinosaurios y caparazones de tortugas.

Dentro de los límites del monumento natural se hallaron evidencias de presencia humana de hace casi 10 mil años, que incluye el alero rocoso de una casa de piedra y pinturas rupestres.

15. Parque Nacional Nevado Tres Cruces

El Parque Nacional Nevado Tres Cruces está entre las cordilleras Domeyko y Claudio Gay, en la Región de Atacama. Desde cualquiera de sus puntos podrás admirar el Ojos del Salado, el volcán más alto del planeta a 6 mil 879 msnm, en la frontera entre Chile y Argentina.

El parque está dividido en los sectores norte y sur. En la parte norte están la Laguna Santa Rosa, bello cuerpo de agua a 3700 msnm y el Salar de Maricunga, el más al sur del país.

La principal atracción en el sector sur es la Laguna del Negro Francisco, de 2 áreas de distintos colores.

Aunque la vegetación del parque es escasa por ser una puna desértica, tiene una importante fauna que alberga 3 de las 6 especies de flamenco que existen en el mundo: andino, chileno y de James.

Otras especies de aves son pato juarjual, fardela blanca y piuquén. Entre los mamíferos se distinguen el guanaco y la vicuña.

16. Parque Nacional Tolhuaca

Su territorio integró la Reserva Nacional Malleco que en 1935 se convirtió en la primera área natural protegida en Chile y América del Sur. 50 años después fue decretado parque nacional con su actual superficie de 6 mil 474 hectáreas.

El área destaca por sus formaciones geológicas, riqueza forestal y lagunas. Aunque no forma parte del parque, el volcán Tolhuaca no deja de ser un importante elemento paisajístico.

La Laguna Malleco es hábitat de varias aves como la gaviota andina y algunas especies de patos. La Laguna Verde es otro refugio aviar.

Entre los bosques viven el martín pescador, el pájaro carpintero, la torcaza y el chucao, así como monitos de monte, zorros grises y pumas.

Entre sus caídas de agua destacan el Salto de la Culebra, una cascada de 49 metros en zigzag y el Salto del Malleco, caída de 50 metros de altura.

En las áreas más altas predominan los bosques de lengas, coigües y araucarias.

17. Parque Nacional La Campana

Es una de las áreas protegidas que mejor representa la flora y fauna de la zona central de Chile. Está en la Región de Valparaíso con una superficie de 8 mil hectáreas e integra junto con el Lago Peñuelas una reserva de la biósfera.

Dentro del parque se encuentra el Palmar de Ocoa, uno de los pocos bosques silvestres que quedan de la palma chilena, especie endémica del país.

Su principal referencia geográfica es el Cerro La Campana, siendo Charles Darwin su más ilustre senderista. El naturalista inglés lo ascendió en 2 días de viaje a caballo y a pie en 1834, ocasión en la que describió algunas especies.

La riqueza animal del parque es amplia. Incluye mamíferos (carnívoros, felinos, mustélidos, roedores), aves (canoras, de suelo, trepadoras, acuáticas y rapaces diurnas y nocturnas) y reptiles (lagartijas, lagartos, serpientes).

Un billete chileno de 5000 pesos muestra un paisaje del parque.

18. Parque Nacional Llanos de Challe

Parque costero de la Región de Atacama de 45 mil 708 hectáreas decretado en 1994, con el objetivo de preservar su rara y frágil biodiversidad.

Entre sus especies endémicas de flora sobresale la garra de león, de bella inflorescencia roja y en situación vulnerable. Otras son algunas cactáceas y geófitas.

La fauna existente está asociada al hábitat de matorral desértico e incluye aves como canastero, halcón peregrino y cóndor; y mamíferos como zorros chilla, guanacos y culpeos.

Otro atractivo del Parque Nacional Llanos de Challe es Cerro Negro, en cuyas faldas se produce la camanchaca, una neblina costera muy densa que se genera en el norte de Chile y en el sur del Perú.

19. Parque Nacional Lauca

Fue decretado reserva forestal en 1965 y parque nacional en 1970, con las casi 138 mil hectáreas que tiene. En 1981 pasó a integrar la lista de reservas de la biósfera del planeta.

Se encuentra en el extremo del levante de la Región de Arica y Parinacota, en el espacio de la precordillera y el altiplano, en altitudes que van desde 3200 hasta más de 6300 msnm.

Tiene 4 volcanes de más de 6000 msnm: Parinacota (6342) Pomerape (6282), Guallatiri (6060) y Acotango (6050).

Otras de sus atracciones son el Lago Chungará, bello cuerpo de agua de color verde esmeralda a 4500 msnm, rodeado de cumbres nevadas; el sitio arqueológico incaico Tambo de Chungará; y el conjunto arquitectónico colonial-indígena de Parinacota, erigido en el siglo XVII.

20. Parque Nacional Laguna del Laja

Este espacio protegido de 11 mil 600 hectáreas en la Región del Biobío reúne 3 grandes atracciones: el volcán Antuco, el río Laja y la laguna de La Laja.

El estratovolcán Antuco es la mayor cumbre del parque con 2979 msnm y aunque actualmente solo presenta débiles fumarolas, es vigilado por los vulcanólogos chilenos ya que registró 17 erupciones entre 1739 y 1911. En sus faldas se encuentra un centro de esquí.

El río Laja nace en la Laguna de La Laja. En su curso, cerca de ciudad de Los Ángeles, se encuentran 4 cascadas en una zona de veraneo.

La laguna de La Laja es el embalse natural de mayor extensión en el interior de Chile con 125 km2. Proporciona el agua a 2 centrales hidroeléctricas y es frecuentada para la pesca deportiva y otros entretenimientos acuáticos.

¿Cuáles son los paisajes naturales de Chile?

El paisaje está dominado en el norte por el desierto de Atacama de una superficie de 105 mil km2, el desierto no polar más árido del planeta. Atacama cuenta con los paisajes desérticos más deslumbrantes del país.

La Cordillera de los Andes se extiende por todo el territorio chileno desde el norte hasta los Andes Patagónicos, con volcanes nevados, valles, balnearios lacustres y centros para deportes de invierno.

La Cordillera de la Costa se extiende de norte a sur por 3000 km. Es más baja que la Cordillera de los Andes. Su principal cumbre es el Cerro Vicuña Mackenna, con 3114 msnm.

En medio de las dos cordilleras está la depresión intermedia que atraviesa el país de norte a sur, abarcando el desierto de Atacama, los Valles Transversales, el Valle Central, el sur y el territorio austral, en el que queda sumergida.

El espacio entre las regiones de Araucanía y de los Lagos es de abundantes cuerpos de agua de origen glaciar y acoge las principales áreas boscosas del país.

El territorio más austral tiene a la Patagonia chilena de gran diversidad paisajística que incluye montañas, canales, fiordos e islas.

¿Cuáles son los lugares más lindos de Chile?

Son muchos. Te recomendamos estos 3:

1. Capilla y Catedral de Mármol

Monumento nacional chileno con la categoría de “santuario de la naturaleza” a orillas del lago General Carrera, en la Región de Aysén. Está formado por impresionantes estructuras mineralizadas de carbonato de calcio.

Las bellas formaciones cavernosas se han producido por la acción erosiva de las aguas del lago sobre las escarpaduras costeras, escarpes constituidos por mármoles de 300 millones de años de antigüedad y un contenido de carbonato de calcio de 94 %, presentando un color predominantemente blanco con franjas azules y rosadas.

El lago General Carrera es compartido por Chile y Argentina (donde se llama Buenos Aires). Sus mil 850 km2 le convierten en el mayor cuerpo de agua dulce en el que Chile ejerce propiedad y el segundo más grande de Suramérica.

Este santuario natural comenzó a despertar interés turístico con la construcción de la Carretera Austral en los años 1980-1990. El principal acceso es en lancha desde la localidad de Puerto Río Tranquilo.

2. Glaciares Balmaceda y Serrano

Se encuentran en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins, en la Patagonia chilena, compartido las regiones de Aysén y Magallanes. Con 3.5 millones de hectáreas, es el mayor del país.

Las grandes masas de nieve de los glaciares son expresión viva de la Patagonia salvaje. El excitante viaje por barco a través del Fiordo de Ultima Esperanza se inicia en Puerto Natales y en el trayecto se van admirando colonias de lobos marinos y cormoranes imperiales, así como especies de flora como coigüe, lenga, canelo, chilco y calafate.

Las embarcaciones paran en Puerto Toro para que los visitantes caminen por el bosque del parque nacional, hasta la laguna por la que deambulan los témpanos del glaciar Serrano.

3. Torres del Paine

Espectaculares formaciones de picos puntiagudos que ocupan el tercer lugar entre los paisajes naturales chilenos con más visitas, siendo europeos 3 de cada 4 turistas.

Las Torres del Paine fueron catalogadas por National Geographic como el 5° lugar más hermoso del planeta y un concurso del sector turismo las señaló como “Octava Maravilla del Mundo”.

Se trata de un frágil ecosistema severamente afectado por incendios forestales, especialmente 3 provocados por conductas imprudentes de visitantes.

Se encuentran en el Parque Nacional de Torres del Paine, en la Región de Magallanes y de la Antártica, formando parte de un área protegida con más de 242 mil hectáreas de superficie.

¿Cuántas zonas naturales hay en Chile?

El territorio de Chile es largo y angosto, con una línea costera frente al Pacífico de más de 6 mil 400 km y más de 2 mil volcanes, 500 de ellos considerados activos, lo que le hace el segundo país en el mundo con mayor actividad sísmica después de Japón.

Para diferenciarlo en sus grandes espacios naturales, Chile es usualmente dividido en 5 zonas: Norte Grande, Norte Chico, Zona Central, Zona Sur y Zona Austral. Esta clasificación no tiene uso administrativo, pero estas albergan las regiones que hacen la división política del país.

1. Norte Grande

Abarca las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta, y el norte de la Región de Atacama. Esta zona es de clima desértico y los acantilados predominan en el paisaje costero.

En el Norte Grande chileno comienzan la Cordillera de la Costa, de 3000 km de longitud y la Cordillera de los Andes. Entre ambas se encuentra la depresión intermedia.

2. Norte Chico

Viajando en dirección al Polo Sur, al Norte Grande le sigue el Norte Chico, incluyendo el sur de la Región de Atacama, Coquimbo y el norte de la Región de Valparaíso. En esta zona se encuentran los llamados Valles Transversales y el clima es semiárido, una zona sin vulcanismo.

3. Zona Central

Zona de clima mediterráneo. Predomina la vegetación de matorral y hay tierras fértiles en la depresión intermedia. Abarca el sur de la Región de Valparaíso, las regiones Metropolitana de Santiago, O’Higgins, Maule y Ñuble, y el norte de la Región del Biobío.

4. Zona Sur

Caracterizada por una intensa actividad geotermal y volcánica. Las dos grandes cordilleras chilenas pierden altitud y la depresión intermedia se acerca al mar.

Abarca el sur de la Región del Biobío, las regiones de Araucanía y de los Ríos. También el norte de la Región de Los Lagos.

Hay muchos lagos glaciares con un clima templado oceánico y lluvioso, lo que favorece a la formación del bosque valdiviano siempre verde. Estos son los únicos bosques templado-lluviosos de Sudamérica.

5. Zona Austral

Comprende los espacios chilenos más australes, incluyendo el sur de la Región de Los Lagos y las regiones de Aysén y Magallanes.

El ambiente es de bosques subpolares magallánicos y de paisaje glacial. La Cordillera de la Costa se descompone en islas y la depresión intermedia llega bajo el nivel del mar. Abundan los fiordos y los campos de hielo.

¿Dónde ir de vacaciones en Chile?

Chile tiene muchos lugares para disfrutar de vacaciones inolvidables. Tres de ellos son el Cajón del Maipo, el Valle del Elqui y el Río Futaleufú. Conozcámoslos.

1. Cajón del Maipo

Cañón de la Región Metropolitana a poco más de una hora de Santiago de Chile, en el que confluyen las aguas del Maipo y otros ríos regionales.

Es un destino ecoturístico donde se puede cabalgar, disfrutar de las aguas termales y practicar senderismo, ciclismo de montaña, rafting y en época de invierno, esquí en la estación de Lagunillas.

Entre las aguas termales más populares están las Termas del Plomo, Baños Colina y Baños Morales. Las personas que pernoctan en las cabañas admiran el espectáculo estrellado de la bóveda celeste.

Otra atracción del Cajón del Maipo es el Monumento Natural El Morado, un cerro y depresión glaciar de 3009 hectáreas de superficie.

2. Valle del Elqui

La sequedad atmosférica, limpieza del aire y ausencia de contaminación lumínica, convierten a este valle de la Región de Coquimbo en uno de los mejores lugares de Chile para ver el cielo estrellado. También es un santuario de los creyentes en los Objetos Volador No identificados (OVNI).

El valle del Elqui es el mejor sitio para beber pisco chileno a pie de viñedo, ya que el árido territorio ha sido plantado con las variedades de uvas que son utilizadas para elaborar la bebida de hasta 50° de graduación alcohólica, cuya paternidad se disputan Perú y Chile. El pisco chileno nació en el Valle del Elqui.

Allí fue construido el embalse Puclaro de 760 hectáreas utilizado para la práctica del kitesurfing, windsurfing y kiteboarding.

La principal ciudad del valle del Elqui es Vicuña, donde que nació, Gabriela Mistral, primera iberoamericana en ganar un Premio Nobel en 1945 (Literatura). En la ciudad hay un museo dedicado a la poetisa.

3. Río Futaleufú

Es el principal santuario chileno para el rafting o descenso de ríos, contando con tramos de nivel 5, máxima dificultad en la escala de este emocionante deporte.

El también llamado, Río Grande, nace en Chubut (Argentina) con agua de los lagos del Parque Nacional Los Alerces. Entra a Chile a través de la Cordillera de los Andes tras un recorrido de 246 km, desembocando en el Lago Yelcho en la Región de Los Lagos.

La cuenca del río de aguas azules es una importante atracción turística que también ofrece entretenimientos como kayak, senderismo, pesca con mosca y observación de la naturaleza.

Por su caída de 481 metros en un trayecto de 246 km entre nacimiento y desembocadura, es apropiado para la construcción de represas de generación de hidroelectricidad.

Paisajes naturales de Chile zona sur

Los bosques más hermosos e importantes de Chile están en la zona sur. Son grandes reservorios de las especies más representativas de la fauna y flora nacional, como la araucaria y el alerce patagónico.

Parque Nacional Nahuelbuta

Parque nacional de 6 mil 832 hectáreas en la Provincia de Malleco de la Región de la Araucanía. Está en la parte más alta de la Cordillera de Nahuelbuta y acoge los bosques de araucarias más grandes del país.

La araucaria es el árbol nacional de Chile y en el parque hay ejemplares cercanos a los 2000 años de vida.

Por entre las araucarias, robles, lengas, coihues y demás flora del lugar, circula el chilote o zorro de Darwin, especie en riesgo de extinción descrita en 1834 por el creador de la Teoría de la Evolución, durante su viaje a Suramérica.

Otra gran atracción es la Piedra El Águila, un mirador natural desde donde podrás admirar el Pacífico, el Valle Central y varios volcanes andinos.

El Parque Nacional Nahuelbuta es visitado por observadores de la biodiversidad y aficionados al camping y a la fotografía, así como por practicantes del senderismo, ciclismo de montaña, montañismo y escalada.

Parque Nacional Alerce Costero

Contiene la más importante reserva nacional de alerce costero o alerce patagónico, el árbol más alto de sur de Chile pudiendo superar 50 metros de altura. Fue declarado Monumento Natural chileno en 2012.

Otras especies arbóreas son el voqui de canasta utilizado en la cestería y el palo de los brujos, cuyas tóxicas bayas provocan delirios.

Estos bosques templado-lluviosos no solo proporcionan estabilidad climática a la zona, también favorecen a la preservación de su fauna.

En los ríos del parque viven peces nativos y el huillín (gato de río, nutria de agua dulce), en riesgo de extinción por su valiosa piel.

Otros animales que viven en el Parque Nacional Alerce Costero son la rana de pecho espinoso de la Cordillera Pelada, el zorro de Darwin, el carpintero negro y el cangrejo de agua dulce.

Parque Nacional Puyehue

Integrante de la Reserva de la Biósfera Bosques Templados Lluviosos de los Andes Australes, decretado como parque nacional en 1941. Comparte territorios de las regiones de Los Lagos y de Los Ríos. La ciudad más cercana es Osorno, a 80 km.

Su relieve fue determinado por una intensa actividad volcánica y su multitud de cuerpos de agua (ríos con cascadas, riachuelos, lagunas y aguas termales vírgenes) favorecen al crecimiento de espectaculares bosques y a la realización de actividades ecoturísticas.

El parque está dividido en tres áreas: Antillanca, Anticura y Aguas Calientes. En las partes más bajas sobresalen el follaje de los coihues y robles de Chiloé y en las más altas el paisaje es dominado por árboles de tepa y mañíos.

En la fauna se distinguen aves como cóndor de los Andes, chucao (tapaculo), cotorra choroy, bandurria y chercán (cucarachero), mientras que los mamíferos están representados por zorro chilla, puma, coipo (falsa nutria), quique (hurón menor) y vizcacha de la sierra.

Entre los entretenimientos disponibles están caminatas, senderismo, ciclismo montañero, kayak y en invierno, esquí. También hay centros termales que incluyen Aguas Calientes y Puyehue.

Paisajes naturales del norte de Chile

Los paisajes del norte de Chile son de una belleza desértica y sobrecogedora, presididos por los deslumbrantes ecosistemas del Desierto de Atacama.

Salar de Atacama

Es el mayor depósito de sal y uno de los paisajes naturales de Chile más espectaculares.

Las aguas de lluvia disuelven las sales del suelo y luego se evaporan, dejando las costras y acumulaciones salinas. Se encuentra a 2 mil 305 msnm en la Región de Antofagasta.

El Salar de Atacama contiene una cuarta parte de las reservas mundiales de litio, así como importantes cantidades de bórax y sales de potasio.

Integra junto con el Salar de Uyuni (Bolivia) y el de Hombre Muerto (Argentina) el llamado Triángulo del Litio, que representa el 85 % de las reservas mundiales de este metal alcalino, fundamental para fabricar las baterías de los teléfonos móviles y para tratar algunos trastornos psiquiátricos.

El flamenco andino parece disfrutar del ambiente altamente salino viviendo en estos predios de frugal y seca belleza.

Campo de geiseres El Tatio

Conjunto de 80 geiseres activos a 4 mil 300 msnm en la Región de Antofagasta, en el norte de Chile. Son el grupo más grande de estas columnas termales por debajo del ecuador terrestre y el tercero mayor del planeta después de Yellowstone (EE.UU) y Kronotski (Rusia).

Una de sus características es que las erupciones son de baja altura alcanzando en promedio 76 cm y 5 metros, las más elevadas. La temperatura de salida del agua es 86 °C.

El campo geotermal tiene un área aproximada de 10 km2. En 2009 causó una polémica ambientalista después de que una empresa fuera autorizada a explorar con el objetivo de producir energía geotérmica. Surgió una columna de agua y vapor de 60 metros de altura que tardó casi un mes en ser contenida. Después de eso, el proyecto fue desechado.

Las aguas de El Tatio forman piscinas termales para el disfrute de los visitantes. Hay que tener cuidado de no caer en pozas a alta temperatura ya que las quemaduras pueden ser graves.

Laguna Roja

Laguna a 3 mil 700 msnm en la región chilena de Arica y Parinacota, en el norte del país.

La temperatura del agua es de entre 40 y 50 °C y se cree que el intenso color rojo parecido al de la sangre, proviene de algas que viven en sus profundidades.

El cuerpo de agua del también conocido como, Mar Rojo, ha sido poco investigado y solo a partir de 2009 empezó a ser promovido como destino turístico.

Los lugareños no conocen su profundidad porque le atribuyen un poder sobrenatural y dicen que sus aguas son mortales.

Forma junto con la Verde y la Amarilla las llamadas Lagunas de Amuyo. Según una leyenda del lugar, las lagunas Verde y Amarilla empiezan a burbujear en presencia de personas poco agradables.

Paisajes culturales de Chile

La UNESCO introdujo el concepto de “paisaje cultural” para referirse a los espacios naturales intervenidos por el hombre, que simbolizan de forma relevante la labor armoniosamente combinada de la naturaleza y la humanidad.

Los paisajes tienen un singular valor cultural y suelen estar protegidos como Patrimonio de la Humanidad.

En Chile hay varios de estos. Tres que representan el concepto de la organización cultural de la ONU son el Parque Nacional Rapa Nui (Isla de Pascua), la Red Caminera del Tahuantinsuyo y el Sitio Arqueológico de Monte Verde.

1. Parque Nacional Rapa Nui (Isla de Pascua)

Parque de 7 mil 130 hectáreas (más del 40 % de la superficie de Isla de Pascua) creado en 1966 y declarado Patrimonio de la Humanidad en 1995. Fue puesto bajo la administración de la etnia indígena Ma’u Henua en 2016.

Isla de Pascua es un territorio de origen volcánico con numerosos cráteres y escasa vegetación superior, salvo bosques sembrados de eucaliptos.

Es conocida en el mundo por sus moáis y ahus, estatuas de piedra y altares hechos con piedra volcánica por los indígenas Rapa Nui, antiguos pobladores pascuenses que también dejaron muestras de arte rupestre.

El paisaje del parque nacional y de Isla de Pascua es dominado por los volcanes Rano Raraku, Rano Kau y Rano Aroi. En el primero se encuentran algunos moáis sin terminar, lo que indica que fue cantera para el esculpido de las enormes esculturas pétreas. Estos volcanes tienen cuerpos de agua dulce, los únicos de Isla de Pascua.

Aparte de admirar a los gigantes monolíticos de hasta 80 toneladas de peso, otra excitante actividad en Isla de Pascua es el buceo en sus arrecifes de aguas cristalinas, con una multicolor diversidad de peces.

2. Red Caminera del Tahuantinsuyo

Red de caminos hecha con lajas de piedra construida por las civilizaciones preincaicas e incaicas, en territorios de los actuales Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Chile y Argentina.

El camino principal llegó a tener 5200 km y toda la red superaba los 30 mil km. Todos conducían a Cusco, la capital imperial. Un famoso sector que se conserva es el llamado Camino Inca que une a Cusco con Machu Picchu, en Perú.

Por su importancia político-económica, la monumental obra indígena ha sido comparada con la Ruta de la Seda y sirvió a los conquistadores en sus campañas de dominación a partir del siglo XVI.

El camino incaico en Chile sorprende por las extremas dificultades de altitud y aridez para su construcción, lo que evidencia la importancia que los incas daban a las fuentes de minerales del norte chileno. Se supone que los locales les ayudaron a sobrevivir en Atacama, el desierto más seco del planeta.

Producto de esta actividad constructiva y comercial son los numerosos sitios arqueológicos relacionados con la minería, que se encuentran entre Arica y Atacama.

3. Sitio Arqueológico de Monte Verde

Es uno de los lugares más antiguos de América en los que se ha verificado el asentamiento de seres humanos.

Esta civilización de hace casi 15 mil años llamada, “cultura monteverdina”, habitó cerca de las riberas del río Maullín, en las proximidades de la actual ciudad de Puerto Montt. Su herencia se conservó gracias a condiciones naturales excepcionalmente favorables.

En el yacimiento se encontraron cuero y carne de gonfotéridos, mastodontes parientes de los elefantes que vivieron hasta hace 10 mil años, así como cuerdas, maderas y herramientas de este material, estacas, líticos culturales, fogones, braseros, papas silvestres, algas comestibles y pisadas humanas de un pie pequeño.

Las primeras muestras del yacimiento, unos huesos de gonfotérido, aparecieron en 1973 cuando una familia campesina cavó en el curso de un arroyo para facilitar el paso con su yunta de bueyes. Los campesinos guardaron los huesos como curiosidades hasta que fueron vistos casualmente por un estudiante universitario.

El descubrimiento de Monte Verde ha conducido a un replanteamiento de la teoría del poblamiento tardío de América, en favor de una nueva hipótesis de poblamiento temprano.

Deberías hacer todo lo posible por conocer muy pronto al largo y maravilloso país austral. Estos y otros magníficos paisajes naturales de Chile esperan por ti.

Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan los paisajes naturales de Chile más espectaculares.

 

Ver también:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cómo llegar a la Huasteca Potosina? – [guía definitiva 2019]

Los 20 mejores destinos para viajar sola recomendados por mujeres