in

Las 10 Mejores Cosas Qué Hacer en Las Grutas de Tolantongo

En el estado de Hidalgo, escondido a pocos minutos del pueblo de Ixmiquilpan del municipio Cardonal, se encuentra el Parque Eco Turístico “Las Grutas de Tolantongo”, un parque que te permite disfrutar de las cálidas aguas termales de sus pozas y de otras formas de relax.

Tanto si viajas en pareja como en familia, las Grutas de Tolantongo te ofrecen una diversidad de actividades por hacer que pueden tomarte un par de días, por lo que te recomendamos que planifiques tu viaje para dos días por lo mínimo.

Para que disfrutes tranquilamente de tu paseo y puedas cubrir todo el recorrido, te presentamos a continuación las 10 cosas para hacer en este hermoso parque.

1. Visitar La Gruta

En el parque, en una cavidad formada entre las paredes rocosas, se encuentra La Gruta de Agua Termal, un espacio natural dentro del cual cae una cascada de agua tibia que se incorpora al pozo de agua bajo ella y en el que puedes nadar y relajarte.

Dentro de esta cueva, puedes observar las estalactitas y estalagmitas que, con el paso de los años, se han formado por las filtraciones de agua entre las rocas y sus minerales.

El agua de esta gruta surte a su vez a las pozas y al río de agua termal del parque, en una red de conexiones acuáticas internas que van conectando las aguas naturales por todo el parque.

Para entrar en pareja sujétate bien a tu consorte, pues la zona puede ser muy resbaladiza por el constante fluir del agua entre las piedras de la catarata que le sirve de telón a la entrada.

A los niños sujétalos de las manos y no los descuides, la profundidad del agua del pozo puede resultar peligrosa para los más pequeños. Aunque tanto la entrada como el interior cuenta con barandas para sostenerse, lo mejor es que seas prevenido.

2. Disfruta de las Pozas Termales

Para relajarte, lo mejor es sumergirte en las pozas termales, una serie de pequeñas albercas de agua caliente que se suceden unas tras otras a lo largo de una de las paredes de la montaña.

Son verdaderamente un deleite y el espacio perfecto para descansar el cuerpo de la presión cotidiana.

Estas pozas no son profundas, por lo cual puedes entrar con tranquilidad con los niños. Lo mejor es que puedes relajarte en ellas mientras observas las magníficas vistas de Hidalgo, las montañas, la vegetación y el mágico atardecer.

Son 40 pozas que suben y bajan por la ladera de la montaña y se comunican entre sí por escalinatas.

El piso es un tanto rústico por lo que no hay riesgo de caídas, así que no temas entrar en ellas y disfrutar las aguas color turquesa que las caracteriza, mientras tomas un baño de 38 grados centígrados.

Haz click aquí para saber cómo llegar a las Grutas De Tolantongo 

3. Entra al Túnel de Vapor

Este túnel construido entre las rocas de la montaña es recorrido por las aguas termales que bajan desde la montaña.

A lo largo del recorrido podrás disfrutar de algunas piscinas de agua caliente, mientras el vapor del agua penetra tu piel y purifica tu cuerpo.

Lo más espléndido de este túnel es que simula un baño de sauna, con la diferencia de que el vapor es producto del agua caliente que ingresa dentro de él y cuyo calor es mantenido por sus formaciones rocosas: es un espacio para desintoxicarse de las impurezas.

En la entrada, una deliciosa caída de agua caliente te dará el recibimiento, regalándote un cálido chorro de agua que te permitirá atemperar tu piel para el calor vaporoso del túnel. Una vez dentro de él te sorprenderá su extensión.

4. Atrévete a cruzar el Puente Colgante

Un puente colgante (al mejor estilo de las películas de suspenso) necesitas cruzar para tener acceso a la zona de La Gruta y del Túnel de Vapor. Este puente une dos extremos de la montaña y es un verdadero gusto apreciar su vista.

Este puente te permite observar no solo el parque, sus pozas y el río, sino también el estado de Hidalgo. Al cruzarlo —además de un buen toque de adrenalina— tendrás unas vistas impresionantes y podrás tomar unas fotos magníficas.

Es un puente muy seguro, bien sujeto y tensado, así que deja a un lado el temor a las alturas y aventúrate en la experiencia de caminar por él.

Al cruzarlo encontrarás la vía de acceso al Túnel de Vapor, la cual corre a un lado del puente. Si te detienes en medio de él y volteas hacia la entrada del túnel, otra vista hermosa despertará tus ojos: la mágica cascada de agua que corre frente al mismo.

5. Nada en el Río Termal

Es un río de agua caliente que cruza a lo largo del parque.

Adaptado entre rocas para formar algunas cálidas piscinas, este río maravilloso y natural inicia en una especie de rápidos y culmina en segmentos que ofrecen espacios tranquilos para el nado y el disfrute.

Es un río de aguas color turquesa, uno de los principales atractivos de Tolantongo.

Ya sea nadar en él o simplemente sentarse a su orilla, la estancia dentro de sus aguas proporciona un verdadero relax. Lo mejor es que, por su poca profundidad, los niños podrán jugar y nadar tranquilamente.

Lo más increíble de este río es que es totalmente natural, sus aguas provienen de la montaña y en toda su extensión se mantiene el calor de las mismas. Es realmente una maravilla de la naturaleza oculta entre las montañas de Tolantongo.

6. Practica el senderismo

Si te gusta caminar, el Parque de Tolantongo tiene para ti una actividad especial: el senderismo. Se trata de un recorrido de casi tres kilómetros aproximadamente que te conduce por una ruta de montaña entre la vegetación y el sonido del río al fondo de la barranca.

Es un recorrido que enlaza la zona de Paraíso Escondido con la sección de las pozas y el Túnel de Vapor. Una caminata que puedes empezar temprano y culminarla relajando tu cuerpo en el vapor del túnel o las cálidas aguas de las pozas.

Para esta caminata utiliza un calzado adecuado, tenis o zapatos deportivos.

Recuerda cuidar de los niños: si son muy pequeños y no están acostumbrados a caminar, es mejor no llevarlos al sendero; lo empinado de la ruta y su extensión puede agotarlos y es un peligro llevarlos alzados en brazos por el camino.

7. Acampar en Tolantongo

Acampar es una de las actividades favoritas de quienes visitan Tolantongo.

Una de las mejores formas de vivir de modo extremo tu aventura es acampar bajo la noche estrellada, el frío de la montaña y el sonido del río que recorre la zona de camping.

El Parque de Tolantongo cuenta con hoteles, pero son muchos los que prefieren el toque especial de acampar. Lo mejor es que para los campistas, Tolantongo ofrece seguridad y el uso de baños que te permiten cubrir tus necesidades básicas.

Para vivir una noche de campamento al estilo de las películas, Tolantongo es una oportunidad excelente; eso sí, recuerda que es una zona montañosa y los mosquitos no tardarán en aparecer, así que lleva tu repelente para insectos.

Muy importante: en Tolantongo no puedes ingresar con alimentos, así que debes tener claro que para comer tendrás que consumir los productos que ofrecen los restaurantes del parque.

8. Nada en las piscinas

Más allá de las pozas, la gruta y el túnel, en Tolantongo hay una variedad de piscinas de agua caliente para disfrutar.

Desde una amplia piscina con un largo tobogán, hasta una especial para clavadistas. Todo lo que te imaginas en disfrute acuático lo encuentras aquí.

Para los niños es ideal esta zona y aporta a los padres la paz y serenidad de disfrutar de un baño relajante en sus aguas termales, mientras los más pequeños se divierten.

El tobogán es realmente largo y la subida es también larga y empinada, pero el emocionante descenso bien vale el esfuerzo de subir reiteradas veces.

Tolantongo es un paraíso escondido entre las montañas. Es difícil describir las sensaciones de paz y relax junto a la diversión y las hermosas vistas, ¡simplemente tienes que vivirlo!

Lee nuestra guía sobre hospedarte en hoteles cercano a las Grutas de Tolantongo

9. Atrévete a volar en tirolesa

En Tolantongo tienes la posibilidad de lanzarte en vuelo sujeto a seguros arneses mientras desciendes unos metros y activas la adrenalina.

El recorrido lo decides tú, dependiendo de la fortaleza de tus nervios: puedes recorres desde 280 metros hasta 1800 metros entre la montaña.

Es una actividad ideal para quienes buscan vivir Tolantongo de manera extrema. Lo mejor es que, luego de un poco de estrés por el descenso, puedes volver a relajarte en las aguas termales.

10. Disfruta las impresionantes vistas

Recrea tu mente y graba en tu memoria el recuerdo de los más hermosos paisajes, deteniéndote a apreciar las vistas que la naturaleza de Hidalgo y las Grutas de Tolantongo te regalan.

Ya sea sobre el puente colgante o dentro del agua cálida de una poza, puedes apreciar por horas el hermoso paisaje de Hidalgo, la majestuosidad de sus montañas y el turquesa de las aguas del Río de Tolantongo.

Una de las mejores vistas es la maravillosa caída natural de agua termal que fluye sobre las rocas y cae sobre ti antes de entrar al Túnel de Vapor o a La Gruta: un momento único a la vista y un grato recibimiento del agua para obsequiarte lo que oculta entre las rocas.

¿Cómo llegar a Tolantongo?

Tolantongo no está tan lejos de Ciudad de México, incluso son unas tres horas de camino desde el Distrito Federal. Para llegar, debes conducirte hacia el Norte vía Indios Verdes, luego tomar la carretera México-Pachuca.

Al llegar a Pachuca, en la entrada, encontrarás el desvío a Ixmiquilpan, una vez allí sigue el camino hacia la Iglesia de San Antonio donde verás la salida hacia el municipio Cardonal. Continúa la ruta y llegarás a las Grutas de Tolantongo.

Al llegar al municipio Cardonal aún te resta conducir por unos 20 minutos más, pero este segmento de la ruta es de terracería, con curvas y empinado, además la neblina suele aparecer temprano en la tarde, por lo cual es recomendable viajar antes de mediodía.

¿Dónde hospedarse en Tolantongo?

El Parque de Tolantongo cuenta con cinco hoteles hermosos y cómodos para tu descanso: Molanguito, La Gruta, Paraíso Escondido, La Huerta y La Gloria Tolantongo, hoteles con toda la comodidad de un cinco estrellas, excepto por la TV y wifi que ninguno dispone.

El agua caliente es propia de las aguas termales y del recorrido que esta hace para llegar a los hoteles; si es un día de frío, quizás el agua no te resulte muy caliente.

Los hoteles de Tolantongo no trabajan con reservaciones, por lo cual te recomendamos llegar muy temprano en la mañana o el viernes previo al fin de semana, para que puedas encontrar habitaciones disponibles.

De no conseguir habitación, no te preocupes, igual puedes pernoctar en Tolantogo alquilando una tienda de campaña disponible en los hoteles.

¿Dónde comer en Tolantongo?

Cada hotel tiene su restaurante, igualmente hay fondas en las que puedes disfrutar de los mejores platos mexicanos.

Restaurantes como Grutas Tolantongo, Concina Nohemí o Las Palomas tienen trayectoria en las grutas y son muy recomendados por los turistas.

Si te toca salir del parque para dirigirte a algún otro sitio, pero vas a volver (por ejemplo, para ir a un restaurante o salir de Paraíso Escondido para ir a Las Grutas o al río), no olvides llevar tu boleto de entrada: la única garantía de que ya cancelaste tu acceso.

¿Cuánto cuesta ir a Tolantongo?

El costo de un día o un fin de semana en Tolantongo puede variar en función de la cantidad de personas y si vas en auto o no.

La entrada al parque tiene un costo de 140 pesos ($7,30) por persona por día. La entrada incluye el acceso a todos los atractivos del parque en sus dos zonas, tanto Paraíso Escondido como Las Grutas.

Con una entrada puedes disfrutar de las grutas, el túnel, la cascada, el puente colgante, las pozas, las piscinas, el senderismo, el río y el salto en tirolesa. La entrada tiene vigencia por un día, así que si vas dos días debes pagar doble entrada.

Los traslados dentro del parque los puedes hacer en tu vehículo, por el cual deberás pagar también estacionamiento de 20 pesos ($1). Pero si requieres de traslado interno y no tienes vehículo, los montos son de 10 pesos ($0,50) por persona y no cubren la ida y vuelta.

En cuanto a los hoteles, el costo por noche por habitación de 2 personas inicia en 650 pesos ($34) y asciende hasta los 1100 pesos ($57,5) por habitaciones de 6 personas.

El equipo de camping para la renta varía entre 100 pesos ($5) para 4 personas hasta 250 pesos ($13) para 10 personas.

Recomendaciones para tu visita a las Grutas de Tolantongo

1. Viaja entre semana

Tolantongo se ha vuelto una zona turística muy solicitada, por lo cual los fines de semana se encuentra abarrotada de personas. Para un disfrute tranquilo de tu estadía, te recomendamos visitarlo entre semana.

2. Lleva la ropa adecuada

Para bañarse en Tolantongo se requiere de trajes de baño, así que no los dejes; para la caminata, lleva ropa deportiva y, para tu estadía e ir a los restaurantes, no olvides tu chamarra, ya que puede hacer frío.

3. Utiliza calzado acuático

Toda el área de las grutas —ya sea el Túnel de Vapor, la Gruta, las piscinas, las pozas o el río— puede ser peligrosamente resbaladiza por el roce constante del agua con las rocas y el suelo, por ello se recomienda el uso de zapatos acuáticos.

4. Deja tus accesorios y bisutería

La corriente del agua es fuerte en Tolantongo, por lo que tus accesorios como relojes, pendientes o pulseras pueden soltarse con el agua y terminar extraviados, así que es mejor dejarlos en casa.

5. Lleva dinero en efectivo

En todo el complejo conformado por el Centro Turístico “Las Grutas de Tolantongo” no existen los puntos de venta, por lo que no puedes hacer uso de tus tarjetas de débito ni de crédito: todo, absolutamente todo, debe cancelarse en efectivo.

6. Lleva pañales acuáticos

Si viajas con bebés, debes incluir en tu equipaje los pañales especiales para el agua, ya que en Tolantongo no te permitirán ingresarlo al agua, si no cuentas con los pañales adecuados.

7. Lleva cámaras y equipos resistentes al agua

En Tolantongo todas las atracciones acuáticas implican agua cayéndote encima en algún punto. Así que, para poder tomar fotos bajo el agua, lo mejor es llevar equipos fotográficos sumergibles; de lo contrario, puedes perder la oportunidad de captar maravillosas imágenes.

Recuerda llevar linternas para el agua, ya que hay zonas oscuras entre el túnel y la gruta en las cuales, sin una linterna potente, no podrás obtener buenas tomas fotográficas.

8. Recuerda que no hay reservaciones

Una vez más te recordamos que los hoteles de las Grutas de Tolantongo no cuentan con reservación, por lo cual es mejor llegar muy temprano el sábado o, mejor aún, visitarlo en los días de semana, así disminuyes el riesgo de no encontrar habitación disponible.

 

Esperamos que esta guía sobre Las Grutas de Tolantongo te ayude a organizar tu viaje con comodidad.

Te invitamos a dejar tu opinión sobre este artículo o tu experiencia en Tolantongo en los comentarios.

 

Ver También:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 10 Centros Comerciales Más Grandes Del Mundo

Los 10 mejores lugares para unas vacaciones baratas en las playas de México