in

Las 35 mejores cosas que hacer y ver en Mérida, Yucatán

La capital de Yucatán es una de las ciudades mexicanas con mayor variedad de posibilidades  de entretenimiento.

Entre las muchas cosas que hacer en Mérida, las siguientes garantizan las más altas dosis de esparcimiento para el cuerpo y el espíritu.

Hermosas e importantes edificaciones civiles y religiosas, museos, barrios tradicionales llenos de leyendas, haciendas con pasado henequenero y presente turístico, monumentos, parques, plazas, sitios arqueológicos, rascacielos y pueblos pintorescos en los alrededores, son algunas de las cosas que la Ciudad Blanca ofrece al visitante.

1. Visita la Catedral de San Ildefonso

Esta catedral (de estilo renacentista franciscano, construida entre 1562 y 1598) es la más antigua de México y de América continental, solo superada por la de Santo Domingo en la isla La Española.

Fue consagrada en honor de San Ildefonso de Toledo y consta de una sobria fachada, dos torres gemelas, una nave central, dos naves laterales y tres capillas.

Contaba también con un valioso tesoro artístico, formado por retablos barrocos, objetos de culto y un órgano Walcker, que fue saqueado o destruido durante la Revolución Mexicana por las fuerzas de Salvador Alvarado.

En la fachada se encuentran las imágenes de San Pedro y San Pablo y el escudo de la casa real de España esculpido en piedra.

En el interior sobresalen dos veneradas figuras de Jesús en la Cruz: el Cristo de la Unidad y el Cristo de las Ampollas.

2. Admira el Palacio Cantón

Esta joya arquitectónica del Porfiriato fue mandada a construir a principios del siglo XX por la acaudalada familia yucateca Cantón Rosado.

Después de servir de residencia al general Francisco Cantón Rosado y su familia fue adquirido por el gobierno de Yucatán y se transformó en escuela, en centro de bellas artes y en el Museo Regional de Antropología, que es su uso actual.

La edificación es de líneas neoclásicas afrancesadas, con elementos barrocos, y en su construcción se utilizaron materiales procedentes de varios países de Europa.

El museo exhibe piezas de la cultura maya rescatadas de sitios arqueológicos de Yucatán, incluyendo estelas, esculturas, piedras labradas y objetos de cerámica.

3. Detente en el Monumento a la Patria

Es una majestuosa obra situada en el cruce del Paseo de Montejo con la Avenida Campo Deportivo, realizada por el escultor colombiano Rómulo Rozo.

Es considerado una de las mejores muestras del arte escultórico neomaya o neoindigenista y fue esculpido directamente en un monolito, una de las pocas obras de envergadura, en este estilo, hechas en el siglo XX.

Las figuras talladas en la parte central de un hemiciclo ilustran momentos culminantes de la historia mexicana, desde la época prehispánica hasta los comienzos del siglo XX, incluyendo importantes episodios yucatecos.

El monumento incluye una fuente y un espejo de agua (que es una alegoría al lago de Texcoco) así como el águila y la serpiente en un nopal (que simbolizan el origen de la mexicanidad).

4. Conoce el Palacio Municipal

Es la sede del ayuntamiento y se encuentra en el centro histórico de Mérida, del lado oeste de la plaza principal de la ciudad.

Fue erigido en la década de 1730 durante el interinato en el gobierno de Yucatán de Santiago de Aguirre, quien dispuso la demolición de la antigua Casa Consistorial de la ciudad para edificarlo.

El reloj que luce actualmente fue instalado en 1871. Este fue el primer reloj público de Mérida. El Palacio Municipal fue sede de las conmemoraciones del 5 de mayo y el 16 de septiembre, hasta que estas pasaron a celebrarse en el Palacio de Gobierno a partir de 1892.

En 1928 se realizó una remodelación de la fachada, incluyendo una nueva torre para el reloj. El patio trasero donde se encuentra el Jardín de los Compositores fue levantado en el área en la que se localizaba la pirámide maya de Bakluum-Chaam.

5. Recorre el Gran Museo del Mundo Maya

Este museo fue inaugurado el 21 de diciembre de 2012, como homenaje a la última fecha del baktún N° 13 (un baktun equivale a 394 años gregorianos) en la llamada “cuenta larga” del calendario maya.

El vanguardista diseño del edificio se basó en una ceiba, árbol sagrado para los mayas y en 2013 fue galardonado con un premio de arquitectura.

La exposición museística permanente se encuentra en cuatro salas y consta de unas 800 piezas arqueológicas de la cultura maya yucateca, la mayoría provenientes del Museo Regional de Antropología.

Durante los preparativos hubo cierta polémica por los daños irreversibles que habrían sufrido varias obras en el traslado.

6. Tómale una foto a las Country Towers

Constituyen uno de los modernos emblemas meridanos y al ser terminadas se convirtieron en el conjunto más alto de la ciudad y el estado, con 107 metros. También fueron las primeras edificaciones en superar una altura de 100 metros en el estado de Yucatán.

Son tres exclusivas torres residenciales con apartamentos de lujo, centro de salud con gimnasio, circuito de jogging, canchas deportivas, sala de cine y otras facilidades.

También se han convertido en lugar de interés turístico al que los visitantes toman fotos para llevarse un recuerdo de un novedoso símbolo de Mérida.

7. Pasea por la Plaza de la Independencia

Está situada en el corazón de Mérida y también es llamada Plaza Grande. En principio su nombre oficial era Plaza Mayor, hasta que en 1812 cambió su denominación a Plaza de la Independencia.

Se encuentra limitada por las calles 60, 61, 62 y 63 y, como muchas obras virreinales en México, fue construida con materiales provenientes de edificaciones prehispánicas, en este caso, la ciudad maya de T’ho, aunque esta ya estaba en ruinas cuando llegaron los conquistadores.

La Plaza de la Independencia es un acogedor refugio de espacios ornamentados naturalmente con árboles de laurel, al que los meridanos y visitantes van a pasear y a disfrutar de algún antojo.

8. Visita la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún

Este sitio arqueológico maya se encuentra a 17 km al norte de Mérida. Dzibilchaltún significa “lugar donde hay escrituras sobre piedras planas” y su construcción más relevante es el Templo de las Siete Muñecas.

El nombre proviene de siete figurillas de barro halladas en el yacimiento cuando fue excavado en los años 1950.

Durante los equinoccios de primavera y otoño, los visitantes van al sitio a observar el Sol a través de las puertas del levante y el poniente, aunque no existen evidencias de que el templo fuera edificado con criterios de marcaje equinoccial.

En el sitio se encuentra un museo que exhibe piezas arqueológicas del propio lugar y de otros yacimientos mayas yucatecos. También se muestran una armadura española y vestimentas mayas de Yucatán, Chiapas y Guatemala.

En Dzibilchaltún hay un cenote de unos 4000 m2 de área que fue fuente de agua maya y actualmente está habilitado para baños.

9. Asiste a un evento en el Teatro Peón Contreras

Fue inaugurado en 1878, aunque su sede actual fue construida entre 1900 y 1908. Fue llamado Teatro San Carlos y Teatro Bolio, hasta que adoptó el nombre del médico y escritor meridano José Peón Contreras.

Fue el primer teatro de Mérida y su estilo es ecléctico académico. Cuenta con 5 niveles de palcos y un lunetario que suman un aforo de 750 personas.

También dispone de un foso orquestal y de una majestuosa cúpula ornamentada con frescos de musas griegas.

Por su escenario han pasado notables figuras del ballet, como la cubana Alicia Alonso, y en 1999 el teatro fue sede de la cumbre presidencial entre Ernesto Cedillo y Bill Clinton.

Tuvo una intensa actividad en 2000, cuando Mérida ostentó el título de Capital Americana de la Cultura y actualmente es sede de la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

10. Conoce la Casa de los Montejo

Francisco Montejo, El Adelantado, su hijo llamado El Mozo y el sobrino del mismo nombre, fueron tres importantes personajes en la historia de la Península de Yucatán.

El Adelantado dirigió la conquista de Yucatán, El Mozo fundó las ciudades de Campeche y Mérida y El Sobrino fundó Valladolid (México).

En los años 1540, los Montejo construyeron en Mérida una espléndida residencia, que se ha conservado parcialmente como la hicieron sus primeros dueños y que es considerada el único ejemplo de edificación civil hecha en estilo Plateresco durante el siglo XVI en México.

El inmueble es la actual sede de un museo y casa cultural, con exhibición de muebles y objetos de épocas pasadas y espacios para eventos culturales.

11. Admira el arte del Museo Fernando García Ponce – MACAY

Este museo funciona en una edificación del centro histórico de Mérida y está situado frente a la Plaza de la Independencia, al lado de la Catedral de San Ildefonso.

El inmueble data de los años 1570 y fue construido por el obispo de Yucatán, Diego de Landa, como palacio episcopal.

En sus orígenes fue un sobrio edificio franciscano de un solo nivel y fue objeto de varias reformas hasta alcanzar el estilo neoclásico francés de la actualidad. El Pasaje de la Revolución, que comunica el edificio con la catedral, fue construido en 1916.

Después de la Revolución Mexicana funcionó como ateneo en el que se impartían clases de música, dibujo y literatura.

Tras un largo período de abandono fue rescatado y en 1994 fue inaugurado un museo dedicado al arte contemporáneo que lleva el nombre del pintor abstracto meridense del siglo XX, Fernando García Ponce. El museo exhibe obras de García Ponce y otros artistas yucatecos.

12. Descubre la trova en el Museo de la Canción Yucateca

Entre las cosas que hacer en Mérida no puede faltar una visita a este museo situado en la Calle 57, N° 464, del centro histórico, dedicado a rescatar, promover y enaltecer la trova y demás géneros de la canción yucateca.

Fue fundado como asociación civil en 1978 y funciona en una casona de principios del siglo XX en el Barrio Cultural de La Mejorada.

En la entrada del museo hay esculturas monumentales de 3 metros, hechas en bronce, de los tres principales compositores de la época de oro de la canción yucateca, Guty Cárdenas, Pepe Domínguez y Ricardo Palmerín.

El museo expone los antecedentes históricos de la canción yucateca, sus grandes representantes y una colección de objetos musicales que en su mayoría pertenecieron a compositores, músicos e intérpretes.

El Museo de la Canción Yucateca también cuenta con una concha acústica para presentaciones musicales.

13. Recorre el Museo de la Ciudad de Mérida

Este museo que se encuentra en la Calle 56, N° 529, del centro histórico de Mérida funciona en una atractiva edificación construida durante el Porfiriato, que funcionó originalmente como Palacio Federal de Correos.

El museo hace un recorrido por la historia de la capital del estado de Yucatán, partiendo de la época precolombina y pasando por el virreinato, la Independencia y la Revolución Mexicana, y deteniéndose particularmente en la época henequenera, que dio prosperidad a la península entre los siglos XIX y XX.

El inmueble es de estilo neoclásico con toques afrancesados y modernos y como homenaje a su primera función también contiene una muestra de mobiliario y objetos de su época como sede del servicio postal.

14. Pasea por el Barrio Itzimná

El nombre indígena de este barrio del norte de Mérida significa “casa del lagarto” en lengua maya.

Durante la época prehispánica, Itzimná fue un pequeño centro ceremonial en honor del gran sacerdote maya Itzamná y ya conurbado con Mérida en el siglo XVIII.

Las placas situadas en el inmueble indican que el templo católico de Itzimná fue construido entre 1710 y 1719, aunque la pila bautismal es anterior, ya que tiene una inscripción de 1689. La iglesia fue restaurada a mediados del siglo XIX y consagrada a la Virgen del Socorro.

Otras atractivas muestras del paisaje arquitectónico del Barrio Itzimná son la Casa de la Amistad, la Casa Faller, el parque del vecindario y varias mansiones.

15. Hospédate en la Hacienda Chichí Suárez

Esta hacienda, localizada a 10 minutos del centro histórico de Mérida,k es una de las más antiguas de Yucatán. Fue edificada en el siglo XVI por el conquistador Alonso de Rosado.

En 1626 fue comprada por Juan de Montejo, sobrino de Francisco de Montejo El Mozo, fundador de Mérida.

Tras pasar por otros propietarios, en 1919, fue adquirida por Olegario Molina, potentado del Porfiriato y gobernador de Yucatán entre 1902 y 1907, pero sería su nieto, Víctor (Chichí) Suárez Molina, quien le daría el nombre definitivo a la hacienda con el suyo propio.

Entre las instalaciones espléndidamente restauradas destacan la casa principal, la capilla y los frontones con detalles neoclásicos, en medio de hermosos jardines cuidados con esmero.

Funciona como hotel y lugar de celebraciones, ofreciendo exclusivas cenas en la cava de vinos y en el confesionario.

16. Deléitate con la gastronomía yucateca

Mérida es el mejor lugar para disfrutar de la exquisita gastronomía yucateca, un arte culinario con ingredientes, recetas y técnicas de preparación que lo hacen único en el contexto mexicano.

La herencia maya del maíz, el frijol, los chiles y otros ingredientes autóctonos, sumados a los traídos por los españoles, están constantemente presentes en la cocina yucateca en platos como la emblemática cochinita pibil, los papadzules, unas enchiladas al estilo de Yucatán, los panuchos yucatecos y los huevos motuleños.

Los ceviches aderezados con los jugosos limones yucatecos hacen honor a los frutos del mar que extraen los pescadores de la península y el pescado a la «Tikin xic», condimentado con achiote y envuelto en hojas de plátano, es otro emblema de la cocina regional.

En varios restaurantes de la ciudad de Mérida, como Hacienda Teya, Manjar Blanco, La Chaya Maya y Wayan’e, puedes disfrutar de estas delicias de la gastronomía regional.

17. Camina por el Barrio de San Juan

Es uno de los barrios del centro histórico de Mérida que marcaba el límite de los vecindarios de blancos con las barriadas indígenas.

La principal atracción arquitectónica del barrio es la iglesia de San Juan, construida en 1770 como invocación a El Bautista para que protegiera a la región de las sucesivas plagas de langostas que arrasaban los cultivos, sembrando el hambre entre la población.

El barrio adoptó el nombre hispano de la iglesia colonial. En la edificación religiosa sobresale el corredor con detalles mudéjares que antecede a la sacristía.

Los impulsores de la Independencia en Mérida se reunían en la sacristía de la iglesia, por lo que fueron llamados los sanjuanistas.

El parque frente al templo comenzó a conformarse como centro de reunión a partir de los años 1880 debido a una poza para el abastecimiento de agua que había en el lugar. La fuente La Negrita fue traída de París a comienzos del siglo XX.

En el lugar en el que se encuentra actualmente la estatua de Benito Juárez, al lado del templo, había una plaza de toros que funcionó hasta 1910.

18. Quédate en la Hacienda Temozón

A principios del siglo XX, en pleno apogeo del henequén, Temozón llegó a ser una de las haciendas más prósperas de la península de Yucatán.

El casco de la hacienda se encuentra cerca del pueblo de Abalá, a 52 km al sur de Mérida. El primer registro documental de la propiedad data de 1655, cuando su dueño era Diego de Mendoza, pariente de los Montejo.

Actualmente funciona en la hacienda un bonito hotel con excelentes instalaciones, incluyendo spa y restaurante.

19. Conoce el Barrio de San Cristóbal

En este barrio histórico meridense fueron concentradas las comunidades mexicas y tlaxcaltecas llevadas a Mérida en el siglo XVI para apoyar la conquista de Yucatán por parte de las fuerzas españolas.

La iglesia de San Cristóbal es el santuario guadalupano de Mérida, siendo sede de los festejos anuales en honor de la Virgen de Guadalupe.

El templo fue construido en el siglo XVIII y se distingue por sus dos torres gemelas de dos cuerpos y una inmensa concha en la fachada, que es única entre las iglesias de la ciudad y le da un atractivo aspecto.

Frente a la iglesia se encuentra el parque de San Cristóbal, plazuela en la que se encuentra un sencillo monumento en honor del personaje yucateco Joaquín García Rejón.

20. Alójate en la Hacienda San José Cholul

Se encuentra a 36 km al este de la ciudad de Mérida. A principios del siglo XIX fue una hacienda ganadera y de producción de maíz y caña de azúcar.

Con la llegada del boom del henequén mediado el siglo XIX, la hacienda migró hacia la producción de esta fibra natural y en 1929 pasó a ser propiedad de la familia Cantón.

En los elementos arquitectónicos de la hacienda es posible apreciar conjuntos superpuestos de sus dos grandes épocas: la ganadera y la henequenera.

Es los años 1980 fue restaurada y habilitada como hotel, conservando los detalles arquitectónicos de finales del siglo XVIII y comienzos del XIX.

Un rasgo pintoresco en la remodelación fue que el gran tanque para almacenar agua de riego se transformó en alberca.

21. Visita el Barrio de San Sebastián

Se encuentra en el suroeste del centro histórico de Mérida, rumbo al antiguo cementerio. Junto con el barrio de Santa Ana y el de La Mejorada, integra la segunda generación de vecindarios de blancos de la ciudad como producto del crecimiento urbano durante la época virreinal.

En el lugar del actual templo de San Sebastián estuvo por mucho tiempo una sencilla y rústica ermita, la cual fue uno de los primeros lugares de culto construidos por los conquistadores en el siglo XVI.

La actual iglesia data de finales del siglo XVIII y fue consagrada en honor de San Sebastián en 1889.

Durante el virreinato, el Barrio de San Sebastián tenía gran actividad, debido a que era totalmente atravesado por el camino real hacia Campeche.

Una versión señala que los panuchos (tortillas rellenas con un guiso a base de frijol, típicas de Yucatán) son originarias de este barrio.

22. Pasea por el Barrio de Santa Ana

Este barrio quedó integrado al casco histórico de Mérida desde 1726, cuando el capitán general y gobernador de Yucatán, Antonio de Figueroa y Silva, mandó a construir una nueva calle con rumbo norte para dar continuidad a la vía que llegaba hasta el barrio de Santa Lucía.

En el mismo proyecto fue construida la iglesia de Santa Ana sobre una plataforma maya y el paseo de Santa Ana, cuya área es actualmente ocupada por el parque.

El capitán general murió en 1733, antes de la conclusión de las obras, combatiendo a los filibusteros ingleses que asolaban las costas yucatecas, y fue enterrado en el templo que proyectó.

El parque de Santa Ana fue escenario en 1867 de un combate entre las fuerzas imperiales de Maximiliano y las republicanas, con victoria para los juaristas comandados por el general Manuel Cepeda Peraza.

El conocido Paseo de Montejo atraviesa el Barrio de Santa Ana, vialidad que cambió drásticamente la vocación urbana del vecindario, de habitacional a comercial.

Hay que decir que este barrio fue habitado por artesanos y trabajadores manuales durante más de 150 años de virreinato.

23. Camina por el Barrio de Santiago

Este barrio, situado al oeste de Mérida, es uno de los vecindarios originales de la ciudad y fue el lugar destinado por los conquistadores para albergar a la población maya sobre las ruinas de la ciudad prehispánica de T’Hó.

En este pueblo de indios fueron alojados los indígenas traídos del centro de México como mano de obra para edificar la ciudad. La iglesia del siglo XVII consagrada al Apóstol Santiago fue terminada en 1637.

En el barrio estuvo residenciado el caudillo indígena Jacinto Canek, ejecutado en 1761 tras ser supliciado. Durante la Guerra de Castas, algunos vecinos indígenas del barrio participaron en el conflicto, colaboraron con las fuerzas mayas rebeldes y fueron ejecutados.

Durante el auge henequenero, el Barrio de Santiago alcanzó notable actividad por ser el inicio del camino real hacia el puerto de exportación de Sisal.

24. Descansa en la Hacienda Santa Rosa de Lima

Existen registros de los años 1870 que refieren que esta fue una de las últimas grandes haciendas en las que el desfibrado o raspado de las hojas de henequén se realizó manualmente, cuando ya existía la maquinaria o trenes de raspa que facilitaban el proceso.

Esta hacienda nació como finca ganadera, aunque no conservó los rasgos de esa época. La casa principal, la casa de máquinas, la capilla, la pagaduría y demás dependencias fueron construidas entre 1899 y 1909, en pleno Porfiriato y época de auge del henequén.

Después de la Reforma Agraria de 1937, la hacienda cayó en el abandono hasta que fue recuperada y habilitada como un acogedor hotel en los años 1990.

25. Recorre el Paseo de Montejo

Este paseo de 6 km de Mérida lleva el nombre de los Montejo, padre e hijo, el primero conquistador de la península y el segundo fundador de la ciudad. Al principio del bulevar hay un monumento con estatuas de ambos personajes históricos.

El paseo, que parte del barrio meridense de Santa Ana, ha tenido algunas prolongaciones en la vía hacia el puerto de Progreso en el Golfo de México.

Fue diseñado y trazado a imagen de los bulevares franceses, con arboledas alineadas por los costados, una isla central que separa el tráfico vehicular en los dos sentidos y glorietas que ornamentan el trayecto.

En los dos lados del bulevar fueron construidos hermosas mansiones y palacetes, muchas propiedad original de acaudalados yucatecos de la época de la fibra de sisal o henequén.

26. Cásate en la Hacienda Chenkú

En la época de esplendor de la hacienda, Chenkú estaba en las afueras de Mérida, pero ya se encuentra integrada a la capital de Yucatán.

A comienzo del siglo XVIII era de vocación ganadera y mielera y como casi todas las fincas yucatecas, a mediados del siglo XIX, se pasó al cultivo del agave del sisal.

Tras la Reforma Agraria, parte de su superficie pasó a formar parte de terrenos ejidales y un área más pequeña continuó como propiedad privada.

El arqueólogo y espía estadounidense, Sylvanus Morley, notorio como investigador de Chichén Itzá y discreto como agente secreto de su gobierno, vivió durante un tiempo en Chenkú.

Del antiguo casco se conservaron la casa grande, la casa de máquinas, la chimenea, el estanque y otras dependencias, instalaciones que fueron restauradas para convertir a Chenkú en un atractivo lugar para eventos y bodas.

27. Descansa en el Parque de Santa Lucía

Esta plaza del casco histórico meridense es la más antigua de la ciudad junto con la Plaza de la Independencia, ya que fue trazada en 1542, año de fundación de Mérida.

Se encuentra tres calles al norte de la catedral, en el cruce de las calles 60 y 65 y en principio estuvo situada en el área destinada a la población de mulatos y negros que integraban el personal de servicio de los españoles.

En 1575 fue construida frente a la plaza la ermita de Santa Lucía, con el fin de que los habitantes del barrio tuvieran su propio templo para los servicios católicos.

En el costado sur del atrio de la ermita se habilitó un espacio como cementerio, que estuvo en servicio hasta 1821.

Con el paso del tiempo, la iglesia fue reformada y ampliada, alcanzando su apariencia actual hacia 1760.

El muladar que había frente al templo fue convertido en parque a principios del siglo XIX. Desde 1965, el Parque de Santa Lucía es escenario de la tradicional serenata yucateca, interpretada todos los jueves, un evento de los más entretenidos entre las cosas que hacer en Mérida.

28. Pasea por el Parque de La Mejorada

Es una plaza del casco histórico de Mérida, localizada frente al exconvento franciscano de La Mejorada, entre las calles 57 y 59. En el antiguo convento funciona actualmente la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán.

El parque marcó un hito en la historia ferrocarrilera yucateca, debido a que fue el lugar en el que se instaló el primer riel ferroviario en la península, en abril de 1870.

El nombre se debe a que durante la época de inicio de la construcción (años 1620) del conjunto conventual, fue erigido uno similar en la localidad castellana de Mejorada.

La iglesia fue terminada en 1640 en la arquitectura típica colonial del siglo XVI y consagrada a la Virgen del Carmen.

El claustro y demás áreas conventuales datan del período 1688-1694 y alojaron a los austeros frailes franciscanos hasta que las órdenes mendicantes fueron suprimidas en 1820, pasando el convento a ser usado como cuartel.

29. Conoce el Monumento a Gonzalo Guerrero

Este personaje español fue esclavizado por los indios y se sumergió de tal forma en la cultura maya, que llegó a ser un jefe indígena, muriendo en combate contra su coterráneo Pedro de Alvarado, conquistador de los territorios que hoy forman Guatemala, Honduras y El Salvador.

Había sido arcabucero bajo las órdenes de Gonzalo Fernández de Córdoba, cuando las tropas del Gran Capitán y de los Reyes Católicos conquistaron Granada, poniendo fin al dominio musulmán en la Península Ibérica.

Vino a América en 1508 y en 1511 su barco naufragó frente a las costas de Yucatán, sobreviviendo en un pequeño batel hasta llegar a tierra firme.

Tras un proceso de aculturación como indio, renunció a la fe católica y rechazó volver con los españoles, quienes lo repudiaron.

Gonzalo Guerrero es considerado como una especie de padre del mestizaje y su monumento en Mérida, realizado por el artista Raúl Ayala, se encuentra en el Paseo de Montejo.

30. Visita Komchén

Komchén es una comisaría de 4300 habitantes del municipio de Mérida, situada a 15 km al noroeste de la capital yucateca.

Su nombre significa “en el pozo de la hondonada” en lengua maya y entre sus principales atracciones se encuentran la sencilla iglesia, que tiene una espadaña de tres vanos y tres campanas, y sus vestigios arqueológicos.

La zona arqueológica se encuentra a unos 2 km de la localidad y fue estudiada en los años 1960 por el arqueólogo estadounidense del siglo XX, Wyllys Andrews, investigador de la cultura maya, quien determinó que el sitio ya estaba habitado durante el período Preclásico.

31. Conoce Sitpach

Sitpach es otra pintoresca comisaría yucateca del municipio de Mérida, situada a 12 km al noreste de la capital.

Su nombre significa “sembradío de carrizos” en lengua maya y entre sus atracciones se encuentran el templo comisarial, el parque principal y varios sitios arqueológicos de reciente descubrimiento.

En estos yacimientos se han encontrado sepulcros y ofrendas que han aportado información de interés sobre los asentamientos mayas en el norte peninsular, que han sido fechados en el período Preclásico Terminal, transcurrido entre el siglo IV antes de cristo y el siglo II después de Cristo.

Estos hallazgos contradicen la idea antes predominante de que el norte de Yucatán solo fue poblado por los mayas desde el siglo II de nuestra era.

32. Cena en la Hacienda Teya

Es otra hacienda yucateca que hizo la transición de la ganadería al henequén, para finalizar como rústico y confortable hospedaje.

Se encuentra en el pueblo de Teya, del municipio de Kanasín, a 67 km al este del centro de Mérida.

Teya quiere decir “árbol de chicozapote” o zapote en lengua maya. La hacienda fue fundada en 1683 por Ildefonsa Bermejo Calderón y de la Helguera, esposa del conde de Miraflores y durante casi 200 años se dedicó a la crianza de ganado y el cultivo de maíz.

Tras su período henequenero fue abandonada y adquirida por Jorge Cárdenas Gutiérrez, quien en los años 1980 la restauró para convertirla en hotel, parador turístico y restaurante.

33. Pasea por Umán

Esta es una pequeña ciudad yucateca localizada a 18 km al suroeste de Mérida. Entre sus atracciones se encuentran la iglesia y  exconvento de San Francisco de Asís, que data del siglo XVIII; varias capillas y las haciendas de Xtepén y Yaxcopoil.

Xtepén, una hacienda del siglo XVII que vivió la bonanza del henequén, fue rehabilitada y restaurada con fines turísticos.

Durante el proceso de restauración fueron encontrados varios vestigios arqueológicos mayas, los cuales fueron rescatados para exhibición.

Yaxcopoil es otra hacienda del siglo XVII que reúne testimonios de tres períodos de la historia yucateca: ruinas arqueológicas prehispánicas, edificaciones y objetos del período colonial y evidencias de la época del henequén entre los siglos XIX y XX.

34. Visita San Pedro Chimay

Es una población de unos 1000 habitantes, situada a 15 km al sur de Mérida. Sus atracciones turísticas son el templo principal, algunas ruinas arqueológicas y la hacienda de San Pedro Chimay.

Chimay es el nombre del árbol tepame (Acacia pennatula) en lengua maya yucateca. La hacienda fue levantada entre finales del siglo XVI y principios del XVII sobre un terreno con ruinas mayas.

Cuenta con una casa colonial (cuya entrada fue modificada en el siglo XIX), dos chimeneas, casa de máquinas, jardines, terrazas, cenote y aljibe. En 1865, la emperatriz Carlota Amalia pernoctó en la hacienda durante un viaje a Campeche.

San Pedro Chimay vivió su época de oro en tiempos del henequén, cuando emitió fichas que son coleccionadas por los aficionados a la numismática.

35. Descubre el Pueblo Mágico de Izamal

A 67 km al este de la capital de Yucatán se ubica el Pueblo Mágico de Izamal.

Esta localidad que se distingue por el color amarillo que predomina en sus edificaciones, entre las que sobresale el templo y exconvento de San Antonio de Padua, en el que se venera a Nuestra Señora de Izamal, objeto de una de las grandes peregrinaciones mexicanas.

El conjunto conventual fue erigido en el siglo XVI sobre el centro ceremonial maya de Pap Hol Chack y cuenta con un inmenso atrio en el que se reúnen multitudes que el 8 de septiembre van a honrar a la patrona de Yucatán, la Virgen de Izamal, advocación de la Purísima Concepción.

Otras atracciones del Pueblo Mágico son los paseos en calesa, los talleres en los que se hacen hamacas, las haciendas henequeneras y el sitio arqueológico, en el que sobresale la pirámide de Kinich-Kak-Moo, de 34 metros de altura.

Qué hacer en Mérida con niños

Algunas cosas que se pueden hacer el Mérida para el esparcimiento de los niños son las siguientes:

Conoce el Parque Zoológico del Centenario

Es el zoo más importante de la ciudad y está en la Avenida Itzáes, al oeste de Mérida. Fue inaugurado como parque recreativo en 1910 durante el primer centenario de la Independencia, de allí su nombre. La conversión en zoológico ocurrió en 1962.

Cuenta con zona de mamíferos, área al aire libre para primates, aviario, herpetario, jardín botánico, lago artificial, trencito, teleférico y zonas para patinaje y juegos mecánicos.

Visita el Acuaparque

El Acuaparque de Mérida se encuentra dentro de una antigua cantera inundada y es de acceso gratuito.

Está en San Antonio Kaua II, en el sector sur de Mérida. Es un lugar para pasear admirando la fauna y la flora en un ambiente seguro y tranquilo.

Recorre la Biciruta

La biciruta son unos circuitos establecidos por el Ayuntamiento de Mérida para recorrer la ciudad en bicicleta los sábados y domingos.

Los servicios disponibles en la biciruta incluyen renta y préstamo de bicicletas, hidratación, primeros auxilios, baños portátiles, ambiente musical, seguridad vial y atención al ciudadano.

Los recorridos son diurnos y nocturnos y entre las cosas que hacer en Mérida son de las más divertidas para disfrutar con niños y en familia.

Lugares para visitar en Mérida con niños

Otros lugares a los que ir con niños en la capital de Yucatán son:

Parque Zoológico Bicentenario Animaya

Este zoo fue abierto en 2010, durante los festejos del bicentenario de la Independencia Mexicana.

En este zoo fue recreado un ambiente de zafari, con grandes espacios como hábitats de los animales, para que se sientan como si estuvieran en vida silvestre.

Cuenta con tres praderas (americana, africana y euro-asiatica) con las especies de fauna campeando por unos espacios que simulan una ciudad maya abandonada y repoblada por animales.

En Animaya hay un pequeño camión que permite hacer un zafari entre los animales y un lago que puede recorrerse en un catamarán.

Piccolo Mondo

Es un parque temático y de entretenimiento general situado en Galerías Mérida, en la calle 60. Las instalaciones son limpias y muy buen cuidadas y el personal se distingue por su gentileza.

Hay diversión para todos los niños y las pizzas tienen fama de deliciosas.

PlayDate

Se encuentra en la Avenida Díaz Bolio con calle 12 en la Colonia México de Mérida y se especializa en el entretenimiento de los niños más pequeños.

El lugar es muy acogedor tanto pata los niños como para los padres. Los pequeños juegan con resbaladillas, casitas, piscina de bolas, disfraces y mercadito, mientras los adultos esperan cómodamente instalados en una mesa, consumiendo un bocadillo y una bebida.

Qué hacer en Mérida de noche

En la noche siempre hay algo agradable que hacer en la Ciudad Blanca.

Baila los martes y culturízate los miércoles

Las noches de los martes son de baile en el Parque Santiago de la capital yucateca. Los miércoles por la noche el entretenimiento es en el Centro Cultural Olimpo con sus eventos culturales a partir de las 9 p. m.

Disfruta de la Noche Mexicana

La Noche Mexicana es en sábado desde las 8 en el remate del Paseo de Montejo. Hay música en vivo para escuchar y bailar, comida yucateca y venta de artesanías.

Pasa un rato de antros y bares

Mérida cuenta con varios antros en los que pasar un agradable rato tomando una copa y escuchando buena música.

En Más de 30 puedes beber, cantar y comer mientras suena la música en vivo en un divertido ambiente.

Panchos´s es uno de los antros más antiguos de la ciudad y tiene la ventaja de que su hora feliz es de 3 horas. Ofrece música en vivo y cuenta con dos ambientes, uno interior y otro al aire libre.

Otras buenas opciones de antros y bares en la capital de Yucatán son Mambo Café, Tequila y Las de Guanatos.

Qué hacer en Mérida con poco dinero

Si vas a Mérida corto de dinero o quedas casi en bancarrota estando en la ciudad, prueba con las siguientes opciones de gastos mínimos.

Asiste a la jarana de los lunes

Los lunes desde las 9 p. m. hay una representación de la jarana, baile típico yucateco, en el Palacio Municipal.

Este baile fusiona elementos coreográficos prehispánicos con otros de herencia española y es una de las bellas estampas folclóricas de Yucatán.

Vete de serenatas

Los jueves hay noche de serenatas desde las 9 p. m. en el Parque Santa Lucía, una tradición que comenzó en los años 1970. En estas veladas, músicos regionales interpretan las mejores canciones de serenata del folclore yucateco.

Los viernes a partir de las 9 p. m. las serenatas se mudan para el edificio principal de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Disfruta del Festival Corazón de Mérida

Este festival se desarrolla en la calle 60 del centro histórico de Mérida, de jueves a domingo, desde 9 p. m. hasta 2 a. m. Hay agrupaciones musicales, comida servida en mesas al aire libre y mucha animación.

Qué hacer en Mérida playas

Cuando vayas a Mérida no olvides tu bañador, ya que cerca de la capital de Yucatán hay varias sabrosas playas que vale la pena conocer.

Toma el sol en Progreso

Progreso es una localidad costera yucateca que ganó notoriedad desde el siglo XIX cuando se convirtió en el principal puerto de exportación de henequén.

La playa de Progreso, a 44 km de Mérida, cuenta con un cómodo y amplio arenal. En la ciudad costera también hay un pintoresco muelle y un malecón para disfrutar de la limpia brisa marina.

Disfruta de Chicxulub

Este arenal está a 8 km de Progreso y es muy animado en el día y en la noche. Con la luz del sol, la diversión está en la playa y cuando anochece esta se muda para los antros y bares de las cercanías.

Báñate en Telchac

Telchac Puerto es una localidad y puerto pesquero de Yucatán en el Golfo de México, localizado a 69 km de Mérida.

Uno de sus mejores arenales es Playa de Coco, sombreada por cocoteros. En Telchac Puerto hay un Museo del Mar, con especímenes de la fauna del golfo, incluyendo fósiles.

Qué hacer en Mérida en domingo

Los domingos no te faltarán actividades en la Ciudad Blanca.

Asiste a una boda mestiza

Los domingos a las 5 p. m. el ayuntamiento de Mérida ofrece en el palacio municipal la representación de una boda mestiza. Es una bonita estampa de la cultura religiosa yucateca que vale la pena admirar.

Pasa una tarde de domingo en el Parque de las Américas

Los domingos por la tarde son muy entretenidos en este parque que abarca aproximadamente cuatro manzanas en la ciudad de Mérida.

Hay payasos, bailables, ferias de comida y artesanías y en la concha acústica se presentan agrupaciones musicales.

Disfruta de Mérida en Domingo

Es un tianguis que se monta los domingos entre 9 a. m. y 9 p. m. en el centro de Mérida, que es más bien una fiesta peatonal.

Se venden todas las cosas acostumbradas en los tianguis tradicionales, en medio de espectáculos musicales y culturales, desde la plaza hasta el parque de Santa Lucía en la calle 60.

 

Esperamos que muy prontos puedas ir a la capital de Yucatán a disfrutar de estos y muchos otros lugares turísticos con los que cuenta la Ciudad Blanca.

Envíale este artículo a tus amigos para que también sepan que hacer en Mérida y anímalos a hacer un viaje en grupo por esta estupenda ciudad de la Península de Yucatán.

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo organizar un viaje a Europa económico paso a paso

Lo que se puede y no se puede llevar en el equipaje de mano