in

Las 20 ciudades más bonitas de México para visitar

Una de cada 4 ciudades americanas declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es mexicana, lo que resalta la belleza de las metrópolis de México, cuarta nación del mundo con más reconocimientos por la importancia de su patrimonio físico y espiritual.

Aunque es difícil seleccionar las ciudades más hermosas del país, lo hemos hecho por ti en este artículo. Estas son las 20 ciudades más bonitas de México.

Ciudades más bonitas de México para visitar

Comencemos a descubrir las más bellas ciudades de México por una de Guanajuato, San Miguel de Allende.

1. San Miguel de Allende, Guanajuato

Su plácido ambiente colonial de hermosas edificaciones virreinales civiles y religiosas, le otorga a la ciudad guanajuatense de San Miguel de Allende, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2008, el privilegio de encabezar nuestra lista.

El icono arquitectónico de la localidad es el templo de San Miguel de Allende, iglesia de imponente fachada neogótica con pinturas en su decoración interior de Juan Rodríguez Juárez y otros artistas.

Frente a la plaza principal está también la Casa del Mayorazgo de la Canal, construida a principios del siglo XIX por el acaudalado hacendado minero, Manuel Tomás de la Canal. Se distingue  por sus soberbios detalles barrocos de estilo italiano y francés.

Otras edificaciones que embellecen la ciudad de San Miguel de Allende y que enseñan su historia, son el Centro Cultural Ignacio Ramírez “El Nigromante”, donde se encuentra el mural de Siqueiros, Vida y Obra del Generalísimo don Ignacio de Allende, la Parroquia y Convento de la Purísima Concepción y el Museo Casa de Allende.

San Miguel de Allende es una de las ciudades mexicanas que más atrae a los extranjeros para vivir, por su mezcla de belleza, tranquilidad y seguridad.

Lee nuestra guía sobre los 25 mejores hoteles en San Miguel de Allende

2. Guadalajara, Jalisco

Pese a ser la quinta ciudad mexicana con más población, Guadalajara conserva el encanto pueblerino de las pequeñas localidades de México, sin renunciar a las imposiciones de la modernidad.

El paisaje arquitectónico tapatío es presidido por la catedral basílica consagrada a la Asunción de María Santísima.

El Teatro Degollado inaugurado en 1866 es otra joya arquitectónica de la capital de Jalisco. La glorieta de Minerva, con la estatua de la diosa romana de la sabiduría, se suma a los emblemáticos monumentos de Guadalajara.

Los artesanos locales trabajan el barro en todas las modalidades (bruñido, bandera, engretado, canelo y petatillo), haciendo piezas de adorno y de uso cotidiano para el hogar.

Guadalajara tiene numerosos restaurantes típicos donde sirven frijoles charros, birrias, carne en su jugo, tortas ahogadas, pozoles, enchiladas y otras delicias de la cocina local.

La música folclórica mexicana y el tequila son protagonistas habituales de la noche tapatía, haciendo de esta capital una ciudad alegre y cordial.

Lee nuestra guía sobre las 30 comidas típicas de Guadalajara que no debes dejar de probar

3. Oaxaca de Juárez, Oaxaca

La capital del estado de Oaxaca es otra ciudad marcada por la belleza de las construcciones virreinales, que complementa con su pasado prehispánico, uno que le mereció el reconocimiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La Basílica de Nuestra Señora de la Soledad construida con la bella piedra regional de tonos amarillos y verdosos, sobresale por la gran cantidad de esculturas religiosas en sus hornacinas de la fachada.

El templo y exconvento de Santo Domingo de Guzmán es un hermoso conjunto barroco que se distingue por la fachada parroquial y por los retablos del interior. En él funciona un museo que incluye objetos precolombinos.

El Teatro Macedonio Alcalá es una bella expresión de la arquitectura oaxaqueña en Arte Nouveau. Comenzó siendo un casino y ahora tiene un espléndido vestíbulo de estilo francés y una suntuosa sala para más de 600 espectadores, incluyendo los palcos de estilo Imperio.

Cerca de la ciudad se encuentra Monte Albán, el sitio arqueológico zapoteca más importante del estado que conserva las ruinas de El Palacio, de El Observatorio, del Palacio de Ocote, del Edificio de los Danzantes y del Patio Hundido.

4. Guanajuato, Guanajuato

Las sinuosas, empedradas y románticas calles de Guanajuato, invitan a caminar relajadamente. Su clima y encantador ambiente la convierte en una de las ciudades más bonitas de México para visitar.

En su centro histórico resalta la Basílica Colegiata de Nuestra Señora de Guanajuato con sus estilos barroco y neoclásico, cuya imagen en madera fue la primera en ser traída al Nuevo Mundo desde España. En su interior hay un órgano de más de mil tubos.

Los teatros Juárez y Cervantes son otras gemas guanajuatenses. El primero fue inaugurado en 1903 con la ópera de Verdi, Aída, función a la que asistió el expresidente, Porfirio Díaz.

El Teatro Cervantes es de 1979 y sede principal del Festival Internacional Cervantino, importante celebración cultural que cada octubre moviliza a miles de viajeros hacia la ciudad.

Otras festividades guanajuatenses son el Festival Internacional de Órgano, el Día de las Flores (último viernes de Cuaresma) y el Festival Medieval.

Guanajuato es tierra de leyendas y cualquier lugareño podrá contarte acerca de la niña que pidió ser cambiada de tumba, la de la Llorona o la del Callejón del Beso.

5. Puebla, Puebla

Puebla siempre estará en los primeros lugares de cualquier lista de ciudades más bonitas de México, por sus bellas iglesias y monumentos y por sus tradiciones artesanales y rica gastronomía.

La Catedral Basílica de Puebla es Patrimonio de la Humanidad y conserva una de las colecciones de arte religioso más ricas del país.

La Biblioteca Palafoxiana del siglo XVII fue la primera biblioteca pública en el Nuevo Mundo, con un mobiliario fabricado en maderas de cedro.

Los barrios poblanos como Analco y el del Artista son espacios en los que palpita la vida de la ciudad, a través de sus expresiones artísticas callejeras y su espíritu de rasgos prehispánicos, virreinales y contemporáneos.

Los artesanos poblanos han hecho de la talavera un arte cerámico que trascendió las fronteras del estado y del país, con sus delicadas piezas decoradas en azul.

Platillos como el mole poblano y los chiles en nogada, son emblemas gastronómicos de Puebla y de México, que lideran las cartas de los mejores restaurantes del país especializados en la cocina nacional.

Lee nuestra guía sobre los 15 mejores hoteles en Puebla

6. Mérida, Yucatán

Mérida brilla por la belleza de su arquitectura y por su vocación cultural, que la hacen una de las localidades mexicanas más interesadas en los eventos científicos, artísticos y conmemorativos.

Su principal avenida, el Paseo de Montejo, fue construida entre finales del siglo XIX y principios del XX, a imagen de un bulevar francés.

Los ricos hacendados del henequén construyeron sus mansiones a lo largo del paseo, donde también se desarrollaron frondosas arboledas y se instalaron glorietas y monumentos, como los dedicados al caudillo revolucionario, Felipe Carrillo Puerto y al escritor e historiador, Justo Sierra O’Reilly.

Frente al Paseo de Montejo se encuentra el impresionante Palacio Cantón construido a principios del siglo XX, como residencia del gobernador yucateco, Francisco Cantón Rosado.

Tras ser vendido en 1932 al gobierno regional fue convertido en residencia oficial de los gobernadores de Yucatán, hasta que en 1966 pasó a ser sede del Museo Regional de Antropología.

Mérida está repleta de centros culturales y de museos, los que en 2000 le merecieron la designación como Capital Americana de la Cultura.

7. Ciudad de México

El rápido ritmo de vida hace olvidar o pasar inadvertida la belleza de Ciudad de México.

En la capital del país se encuentran algunas de las atracciones históricas y arquitectónicas más importantes de la nación, encabezadas por el Templo Mayor, la Basílica de la Virgen de Guadalupe, el Palacio de Bellas Artes y el Ángel de la Independencia.

Los museos nacionales más notables están en DF, como el Museo Nacional de Antropología, el Museo Soumaya, el Museo de Arte Moderno, el Museo Frida Kahlo, el Museo Tamayo, el Papalote Museo del Niño y el Museo de Historia Natural.

Varios de estos se encuentran en el majestuoso Bosque de Chapultepec, espacio natural y urbano más grande del continente americano, que además alberga el Castillo de Chapultepec, donde funciona el Museo Nacional de Historia y el fantástico Zoológico de Ciudad de México.

En las hermosas colonias Roma y Condesa se encuentran los más exclusivos restaurantes, bares, galerías y tiendas de la ciudad, mientras que los barrios San Jerónimo y Coyoacán, conservan su toque colonial, artístico y acogedor en medio de la modernidad.

8. Zacatecas, Zacatecas

La conocida como “ciudad con rostro de cantera y corazón de plata” se desarrolló desde mediados del siglo XVI, gracias a los ricos filones de ese metal precioso encontrados por el conquistador, Juan de Tolosa.

Las minas zacatecas llegaron a ser las más productivas del país y gracias a esa riqueza se erigió un bonito centro histórico que en 1993, fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

La Avenida Hidalgo recorre Zacatecas de norte a sur y es una de las más elegantes del país, con sus edificaciones coloniales, casonas y plazas construidas durante el virreinato y el porfiriato.

Zacatecas está salpicada de parques y jardines que embellecen la ciudad con su verdor, como el Parque Arroyo de la Plata, la Alameda José Trinidad García de la Cadena y los jardines, Juárez, Independencia y Niños Héroes.

Un teleférico une al Cerro de la Bufa con la Mina del Edén, ofreciendo magníficas vistas de la ciudad.

9. Santiago de Querétaro, Querétaro

Querétaro ha vivido varios de los acontecimientos más importantes de la historia de México, como el movimiento conspirativo precursor de la Independencia, el fusilamiento de Maximiliano en 1867, el proceso constituyente de 1917 y la fundación del PRI, en 1929.

El templo y exconvento de San Francisco de Asís y la Casa de la Corregidora, sede del poder ejecutivo estatal, se distinguen en esas primeras cuadras de Querétaro por su hermosura y valor histórico.

En el Teatro de la República se interpretó por primera vez el himno nacional en 1854. Fue también el lugar donde se enjuició a Maximiliano y donde se deliberó la vigente Constitución.

El Acueducto de Querétaro que al igual que el centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, es otra joya virreinal del primer tercio del siglo XVIII, con sus 74 arcos que se elevan hasta 28,4 metros.

Querétaro es recorrida por el QuereBús, moderno y pintoresco tranvía que es otra de las razones del porqué “La Ciudad Constituyente”, es uno de los destinos no playeros más visitados del país.

10. Monterrey, Nuevo León

Los regiomontanos y visitantes disfrutan de la tradición y del vanguardismo de “La Sultana del Norte”, una ciudad en la que pueden coincidir en un mismo día una muestra ganadera y una feria tecnológica.

Monterrey es después de Ciudad de México la segunda ciudad con mayor importancia económica del país, por lo que es llamada merecidamente “La Capital Industrial de México”.

Sus atractivos combinan historia y modernidad. En su centro histórico destacan edificaciones como el Barrio Antiguo, la Catedral de la Inmaculada Concepción y el Palacio del Obispado.

Los íconos arquitectónicos modernos son la Torre Ciudadana, la Torre Pabellón Monterrey, el Puente de La Unidad, el Parque Fundidora y el Monumento a Las Banderas.

El emblema geográfico de la ciudad es el Cerro de la Silla con sus 4 picos, un monumento natural frecuentado por senderistas y excursionistas.

Monterrey tiene también la capitalidad de la música norteña y por todos lados se escuchan corridos a ritmo de acordeones.

11. Aguascalientes, Aguascalientes

El territorio que sorprendió gratamente a los conquistadores por sus aguas termales, es ahora una armoniosa unidad de joyas arquitectónicas clásicas con construcciones modernas, que embellecen el paisaje mientras aguardan por la gran fiesta anual: la Feria de San Marcos.

Esta festividad es tan popular en el país que es llamada “La Feria de México”. La primera se celebró en 1828 y presenta la cartelera taurina más importante de América en una arena de 1896, de las más antiguas de la nación.

La Feria de San Marcos se realiza entre abril y mayo y es mucho más que fiesta brava. También tiene competencias de charrería, palenques, espectáculos musicales, exposición ganadera, eventos culturales, feria gastronómica y otras atracciones.

La “Ciudad de la Gente Buena” tiene interesantes museos como el José Guadalupe Posada, el Museo Escárcega y el Museo Nacional de la Muerte, este último adscrito a la Universidad Autónoma de Aguascalientes con obras de arte y objetos relacionados con la parca.

12. San Luis Potosí, San Luis Potosí

El centro histórico de San Luis Potosí está repleto de joyas arquitectónicas civiles y religiosas.

Entre las construcciones místicas destacan la catedral de la ciudad, en la que son veneradas la Virgen de la Expectación, San Sebastián y San Luis Rey; los templos del Carmen, de San Agustín y de San Francisco; el santuario de la Virgen de Guadalupe y la capilla de Loreto.

Las edificaciones civiles de “La Ciudad de los Jardines” son presididas por el Palacio de Gobierno, el Museo del Virreinato, la Real Caja, la Casa de la Virreina, el Teatro de la Paz y el Museo Nacional de la Máscara, el más importante del país en su género con una muestra de 1.300 piezas nacionales e internacionales.

La ciudad tiene además bonitos jardines, parques y plazas, como los jardines San Juan de Dios, San Francisco y Colón y las plazas de Armas, de los Fundadores y de España.

La Huasteca Potosina, en el estado de San Luis Potosí, es un inmenso espacio verde de valles, montañas, ríos de aguas cristalinas y preciosas cascadas, que invita al relax y a la recreación de los sentidos.

13. Morelia, Michoacán

La Ciudad de la Cantera Rosa es una de las localidades más bonitas de México, especialmente por el gallardo color rosado de las edificaciones de su impresionante centro histórico, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1991.

Su símbolo civil es el acueducto de la época colonial, una soberbia construcción comenzada en el siglo XVI cuya parte principal aún vigente, data del primer tercio del siglo XVIII.

El emblema religioso morelense es la catedral, majestuosa obra de estilo barroco con 2 torres de 67 metros y un interior en el que predomina una decoración dórica.

En ella se conservan gemas artísticas como la pila bautismal y el manifestador de plata, los retablos neoclásicos y un monumental órgano de 4.600 flautas.

El monumento a Morelos, patriota nacido en la ciudad y que le da su nombre, y el Centro Cultural Clavijero que funciona en un antiguo monasterio jesuita, son otras dos impactantes atracciones de Morelia.

La gastronomía morelense es una fusión entre la cocina prehispánica purépecha y el arte culinario español, con exquisiteces como la morisqueta, el aporreadillo, los uchepos, el churipo y los chongos zamoranos.

14. San Miguel de Cozumel, Quintana Roo

La capital de la principal isla turística de México cautiva por sus espléndidas vistas al mar.

Todos los maravillosos arrecifes de Cozumel están cerca de San Miguel, como El Cielo, Palancar, Dzul Ha, Paraíso, Colombia, Villa Blanca, Santa Rosa y Chankanaab.

San Miguel es el epicentro de la sabrosa vida nocturna de la isla con muchos lugares donde bailar y disfrutar de tu bebida tropical favorita.

En el sitio arqueológico de San Gervasio puedes conocer las realizaciones mayas en la isla y a Ix Chel, principal diosa de la célebre civilización.

Un medio muy práctico para conocer Cozumel es una motocicleta y en la isla hay varias agencias para alquilarlas.

15. Puerto Vallarta, Jalisco

Entre las ciudades de México para gozar de unas vacaciones playeras a todo dar, Puerto Vallarta es una de las mejores selecciones.

Un recorrido por su malecón de casi un kilómetro permite admirar obras de arte en gran formato y disfrutar de espectáculos artísticos callejeros.

La gente conversa animadamente mientras se regocija con su bebida y comida preferida, en los cafés y restaurantes frente al rompeolas.

A pesar de su nombre, la playa más animada de PV es Playa de los Muertos, siempre estimulante por la alegría de los bañistas que practican deportes acuáticos, comen y beben en sus bares y restaurantes.

En las playas de Puerto Vallarta puedes divertirte en parapentes, jet esquí, botes banana, practicando volibol de playa y cualquier entretenimiento de mar de tu preferencia.

También puedes participar en actividades ecológicas como la liberación de tortuguillos.

El malecón y Playa de los Muertos marcan uno de los límites de la Zona Romántica de PV, que es el Viejo Vallarta con sus casas tradicionales, cafés y acogedores hoteles.

16. Tequila, Jalisco

La localidad que lleva el nombre de la bebida nacional, el tequila, sobresale por su patrimonio material y rasgos espirituales, siendo una de las ciudades más bonitas de México.

Su población de menos de 50 mil habitantes hace de este Pueblo Mágico un lugar que conserva los encantos del pasado, con el confort de la modernidad.

En esta ciudad de Jalisco todo gira en torno a la tequila que, de acuerdo a una leyenda precolombina, se originó cuando un rayo incendió plantas de agave y cocinó sus piñas, de las que los indígenas sacaron un líquido embriagador que creyeron fue regalo de los dioses.

Entre las cosas que hacer en la ciudad podrás visitar el Museo Nacional del Tequila, que ofrece un paseo por la historia del destilado.

En este Pueblo Mágico se distinguen interesantes edificaciones como el Palacio Municipal, la Iglesia de la Purísima Concepción y los centenarios lavaderos públicos.

17. Veracruz, Veracruz

La “Puerta de América”, Veracruz, hizo frente a españoles, franceses y en 2 ocasiones, a los estadounidenses, ganando merecidamente el título de “Cuatro Veces Heroica”.

Lugares históricos como la Catedral de la Virgen de la Asunción, el Baluarte de Santiago, Las Atarazanas, la fortaleza de San Juan de Ulúa, la Iglesia del Cristo del Buen Viaje y el Portal de Miranda, han perpetuado la atmósfera virreinal y el tiempo en que la ciudad era asediada por piratas y corsarios.

En sus playas como las de Boca del Río, Antón Luzardo, Mocambo e Isla de los Sacrificios, encontrarás tranquilas aguas, finas arenas, entretenimientos acuáticos y la deliciosa cocina veracruzana.

El arte gastronómico de Veracruz regala delicias como el pescado a la veracruzana, el arroz a la tumbada, el caldo “vuelve a la vida”, el chilpachole de jaiba, las tortitas de hueva de lisa, los ostiones a la diabla y los pulacles.

18. Campeche, Campeche

San Francisco de Campeche brilla con su malecón, sus edificaciones barrocas, sus murallas, sus sitios arqueológicos, sus petenes, sus bailes y su singular gastronomía, siendo uno de los mejores lugares de México para vacacionar.

Un recorrido por el largo y hermoso malecón servirá para estar en contacto contigo mismo.

Las casonas coloniales con reminiscencias moriscas, la catedral y las murallas construidas como protección contra los ataques piratas, hacen de Campeche un tesoro de la arquitectura virreinal mexicana.

Campeche fue atacada por los más célebres piratas del pasado como Drake, Morgan y Hawkins, por lo que es una de las escasas ciudades amuralladas americanas.

Los petenes son curiosos islotes de vegetación que se forman en el encuentro de aguas dulces y saladas y los de Campeche son ecosistemas muy bellos y de vital riqueza.

Cerca de la ciudad se encuentran sitios arqueológicos como Edzná y Jaina, lugares donde los mayas exhibieron su gran talento constructivo erigiendo asentamientos en suelos de alta humedad.

La belleza de las manifestaciones coreográficas y musicales de Campeche es inigualable, tal como lo evidencian la Jarana de 6×8, El Zarandeo, Los Chancletistas, el Son del Pavo y otras estampas típicas.

19. Pátzcuaro, Michoacán

La vida del agradable Pueblo Mágico michoacano de Pátzcuaro se desarrolla alrededor de su hermoso lago con sus 7 islas, repleto de bellos parajes, tradiciones ancestrales, sitios arqueológicos y buena pesca. La principal isla turística es Yunuen, con un buen dotado centro vacacional.

En las riberas del lago se encuentran yacimientos arqueológicos como Tzintzutzan e Ihuatzio, en los que podrás valorar interesantes señales de la cultura purépecha, así como restaurantes en los que podrás degustar un pescado blanco, un charal u otra fresca especie lacustre.

La Plaza Vasco de Quiroga, la más importante de Pátzcuaro, es una de las más amplias y bonitas de México, rodeada por el edificio del ayuntamiento, por el Palacio de Huitzimengari, por la Casa del Portal Chaparro, por la Casa del Gigante y por otras bellas casonas.

En el sobrio y antiguo templo de San Francisco se conservan interesantes óleos y una imagen de Cristo en pasta de caña de maíz del siglo XVI.

20. Valladolid, Yucatán

La Sultana de Oriente, tercera ciudad yucateca más poblada con 50 mil habitantes, fue declarada Pueblo Mágico como reconocimiento a su importancia y elegancia colonial y a la belleza de sus espacios naturales encabezados por sus cenotes.

La Iglesia de San Servacio tiene el insólito atributo arquitectónico de que su fachada principal mira hacia el norte y no hacia el poniente, como manda la regla católica de construcción de templos.

Otros edificios religiosos que embellecen a Valladolid con sus líneas arquitectónicas coloniales y ornamentación en varios estilos, son el Templo y exconvento de San Bernandino de Siena y las iglesias de Santa Lucía, San Juan y La Candelaria.

Entre las atracciones arquitectónicas civiles destacan la Calzada de los Frailes, el Palacio Municipal, la Casa Cantón, el Museo de San Roque y el Parque de los Héroes.

En Valladolid hay encantadores cenotes como Zací y XKekén. El yacimiento arqueológico maya de Ek Balam se encuentra a 28 km al norte.

Muchos turistas que visitan el yacimiento arqueológico, Chichén Itzá, que está a 45 km de la ciudad, se hospedan en Valladolid.

¿Cuál es el estado más bonito de México?

Muchos dirán que es Quintana Roo por sus bellas playas. Otros afirmarán que es Jalisco gracias al mariachi, los charros y el tequila.

Si disfrutas de las cataratas y los espacios verdes, es posible que pongas por delante a San Luis Potosí, con su Huasteca Potosina. Si prefieres los espacios infinitos y de vértigo, situarás a Chihuahua y a sus Barrancas del Cobre en primer lugar.

Los aficionados a las playas para surfear y a la buena mesa frente al mar probablemente pensarán en Nayarit, mientras que los que opinan que la belleza está en la arquitectura, quizás señalen primero a Yucatán por Chichén Itzá y Valladolid.

Si crees que lo bello está en pescar en todas las aguas y disfrutarlas, pensarás en Baja California y Baja California Sur, bañadas por el Mar de Cortés y el Pacífico, mientras que si lo tuyo es la belleza y sabor del arte gastronómico mexicano, quizás prefieras a Puebla por sus moles y chiles en nogada.

Así podríamos seguir hasta completar las 32 entidades federales de México. Entonces, ¿cuál es tu estado preferido?

Lugares más bonitos de México para vacacionar

México tiene fantásticos lugares de playa, montañas, selva, valles, ríos, cascadas, esteros, desiertos, sitios arqueológicos y coloniales, para disfrutar de vacaciones de ensueño, con ciudades y pueblos que garantizan confort y los servicios para el turismo nacional e internacional.

Algunos de los lugares más bonitos de México para vacacionar son los siguientes:

1. Cancún y Playa del Carmen

Por sus deslumbrantes playas, espectaculares parques para deportes de aventura, preciosos cenotes e imponentes sitios arqueológicos costeros desarrollados por la civilización maya, especialmente el de Tulum, Cancún y Playa del Carmen son los destinos más populares de la Riviera Maya.

2. Puerto Vallarta y Riviera Nayarit

En este cinturón de playas frente al Pacífico que abarca los estados de Jalisco y Nayarit, se encuentran espléndidas playas para el surf, la natación y otros deportes acuáticos, ciudades con animados malecones para pasar sabrosos ratos nocturnos y lugares con un interesante trabajo ecológico de protección de especies en riesgo de extinción.

La rica cocina del Pacífico mexicano está presente en restaurantes, bares y cafés.

Lee nuestra guía sobre los 12 mejores hoteles Todo Incluido de Puerto Vallarta

3. Acapulco

Acapulco lo tiene todo. Bellas playas, excelentes hoteles, estupendos sitios nocturnos y atracciones tradicionales que nunca pierden vigencia, como el salto en La Quebrada. Tanto en Acapulco Tradicional como en Acapulco Diamante tendrás garantizadas vacaciones maravillosas.

4. Península de Baja California

Los Cabos, Tijuana, Ensenada, Rosarito y muchas otras ciudades peninsulares, tienen monumentos naturales y bonitas playas con los mejores entretenimientos, creaciones gastronómicas y de coctelería, que han hecho historia en México.

El Valle de Guadalupe ofrece los mejores vinos del país y la ruta vitivinícola más completa, con inmensos viñedos, bodegas, museos alusivos al “néctar de los dioses” y hoteles boutique para una estancia inolvidable entre degustaciones y maridajes.

5. Huasteca Potosina

La belleza del paisaje, el verdor, los ríos cristalinos, las cataratas, las obras de arte entre el follaje y las tradiciones prehispánicas, hacen de la Huasteca Potosina un estupendo destino para vacaciones en intimidad con la naturaleza.

Las tradiciones de la cultura huasteca como su música, bailes, artesanía y cocina, son el complemento perfecto para pasar días en este “jardín del Edén” mexicano.

Seguramente esta lista estará incompleta porque tú podrás sumarle una o más ciudades y si es así, te invitamos a que las compartas con nosotros y con todos.

Envía este artículo a tus amigos e invítalos a conocer en grupo las ciudades más bonitas de México.

 

Ver También:

Ve también nuestra guía sobre los 10 destinos de México que debes visitar mientras estés soltero

Te dejamos aquí una guía con los 12 mejores destinos religiosos en México

Lee nuestra guía para conocer las 15 mejores aguas termales de México

 

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 35 mejores lugares para vacacionar en el mundo

Las 50 ciudades más bonitas del mundo que tienes que visitar