in

Las 15 Mejores Aguas Termales En México

La intensa actividad volcánica y geotérmica del territorio mexicano se refleja en una inmensa cantidad de inagotables manantiales de aguas termales por todo el país, proporcionando a los bañistas su calor y su carga de minerales que favorecen la salud y el bienestar.

Entre las aguas termales de México hay una larga lista para escoger, pero estas son probablemente las mejores.

1. Los Azufres, Michoacán

Los Azufres es un spa natural con aguas termales. Está ubicado en la región montañosa del sector oriental del estado de Michoacán.

Fue diseñado con una agradable rusticidad, acorde con el entorno natural. Su concepción como servicio integral de salud se basa en proporcionar a sus clientes lo necesario para alcanzar el equilibrio físico y espiritual.

Sus servicios de tratamientos termales se apoyan en tres áreas:

  • Manantial de aguas termales. Estas aguas analgésicas desinflaman los músculos, alivian dolores articulares y ayudan a combatir el estrés y los desórdenes del sueño.
  • Manantial de lodos termales. Estos lodos hidratan la piel, la desmanchan y combaten las arrugas. Actúan como cicatrizantes naturales y son efectivos contra el acné.
  • Cuartos de vapor. El vapor abre los poros, favoreciendo una limpieza profunda de la piel, mientras ayuda a descongestionar las vías respiratorias y a eliminar toxinas.
  • Masajes. Son hechos por profesionales especializados para proporcionar al cliente el tratamiento que desee.

En Los Azufres puedes hospedarte en una cabaña o instalar tu tienda de campaña. El spa cuenta también con área para fogatas y minitienda.

2. Agua Hedionda, Morelos

El alto contenido de azufre comunica a estas aguas su característico olor, por lo que fueron bautizadas popularmente como “agua hedionda”, aunque son limpias y medicinales como pocas.

Las lluvias y el deshielo de los dos grandes volcanes, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, proveen el agua que, después de penetrar en las profundidades, mana repleta de propiedades terapéuticas.

Agua Hedionda se encuentra en la ciudad de Cuautla, Morelos, a 100 km de Ciudad de México, siendo uno de los mejores balnearios de aguas termales cerca del DF.

El balneario cuenta con:

  • Una alberca principal de 1600 m2 y profundidad variable entre 1 y 2,6 metros. El agua se repone diariamente en su totalidad y su temperatura es de 27 °C.
  • Plataforma de clavados y tobogán en la alberca principal.
  • Una alberca mediana, cuya máxima profundidad es 70 cm, con cascada, poza artificial y tres resbaladillas. Es ideal para niños y adultos mayores.
  • Ocho albercas privadas que pueden acoger entre 10 y 15 personas.

Además, Agua Hedionda  dispone de  spa con vapor y sauna, gimnasio al aire libre, pista para jogging y todos los servicios necesarios para que disfrutes tu visita a plenitud.

Lee nuestra guía sobre los 15 lugares turísticos de Morelos

3. Grutas de Tolantongo, Hidalgo

Tolantongo es un cañón con un sistema de grutas situado en el municipio hidalguense de Cardonal.

Por la gruta principal fluye un pequeño río de aguas termales, las cuales son canalizadas hacia un precioso conjunto de chapoteaderos y piscinas de agua caliente construido en varias secciones del cañón.

Otras atracciones que puedes disfrutar en Grutas de Tolantongo son:

  • Recorrido del río termal y de las grutas para admirar las estalactitas, estalagmitas y otras formaciones rocosas
  • Ingreso en un túnel termal de 15 metros de longitud, en el que el ambiente es parecido al de un baño de vapor
  • Paseo por un puente colgante con espectaculares vistas del cañón
  • Visita a las cascadas formadas por el río Tolantongo
  • Baños termales en pozas
  • Senderismo
  • Rapel

El lugar es administrado como un parque recreativo y ecológico por cooperativas locales y hay varios hoteles. Para hospedarte, aparte de la tarifa hotelera, debes pagar el acceso al parque durante los primeros dos días.

También hay una zona de camping, con la posibilidad de rentar la tienda de campaña.

4. Tecozautla, Hidalgo

Tecozautla es un Pueblo Mágico hidalguense situado a menos de 100 km de Santiago de Querétaro. Es ideal para pasar un fin de semana entre aguas termales, disfrutando también de los demás atractivos de la localidad.

En Tecozautla hay más de 20 balnearios con algunas de las mejores aguas termales de México. La mayoría combina las piscinas clásicas y sus entretenimientos acuáticos con relajantes albercas naturales de aguas naturalmente cálidas.

Uno de estos balnearios es El Géiser, que cuenta con una de esas impresionantes salidas de agua caliente, que se eleva a casi 100 metros a 95 °C.

El Géiser tiene la ventaja de que abre las 24 horas. En este sitio también podrás disfrutar de excitantes descensos en tirolesa.

Para completar un viaje redondo por Tecozautla, no dejes de visitar el Sitio Arqueológico Pahñu, erigido por la cultura otomí, que incluye una pirámide dedicada al Sol y otra al dios Tláloc.

En el Pueblo Mágico hay atractivos arquitectónicos, como el templo y convento de Santiago Apóstol, conjunto construido a finales del siglo XVIII,. Además está el Reloj Monumental, un hermoso reloj de torre situado en la Plaza Revolución, erigido durante el Porfiriato.

Lee nuestra guía sobre los Top 5 pueblos mágicos de Hidalgo que tienes que visitar

5. Ixtapan de La Sal, Estado de México

Entre las aguas termales del estado de México sobresalen las del Pueblo Mágico de Ixtapan de la Sal.

Las principales son las del balneario municipal de El Bañito. La experiencia puede comenzar en las  pequeñas piscinas de hidromasaje, que tienen potentes salidas de agua caliente para eliminar las tensiones del cuerpo mientras disfrutas de tu coctel favorito.

A continuación puedes pasar a la alberca termal de barro para darte un baño de lodo medicinal. Hay barro fresco en la orilla, para que te lo apliques en todo el cuerpo, incluyendo el rostro, en un tratamiento exfoliante que te dejará la piel tersa.

La alberca más grande es la central y la temperatura del agua es agradablemente tibia, igual que en la de barro. Hay otra piscina circular más pequeña, donde el agua es más clara y fluye en un caliente borbollón.

En Ixtapan de la Sal el poder sanador de las aguas termales dejará tu cuerpo como nuevo, para retornar a sus actividades regulares a máximo rendimiento.

6. El Carrizal, Veracruz

Estas aguas medicinales se encuentran a 60 km de Xalapa, en el estado de Veracruz, en el complejo turístico El Carrizal.

El complejo, armoniosamente integrado al entorno natural, está en una de las riberas del río Pescados-Antigua. La fuente termal está al lado del río y emite cerca de mil litros de agua por segundo, a una temperatura de 39 °C.

El agua termal es represada en una gran alberca de 70 metros de largo, sombreada por las copas de enormes huanacaxtles.

Las aguas de El Carrizal son ricas en sulfato de calcio y contienen pequeñas cantidades de ácido sulfhídrico y litio.

Estos compuestos provocan una sana estimulación del sistema nervioso y el cardiovascular, promoviendo también los movimientos peristálticos que facilitan el vaciado de los intestinos, por lo que ayudan a las personas con estreñimiento.

Las aguas termales también son levemente radiactivas, por lo que excitan las células y ayudan a tratar trastornos nerviosos, sin suponer riesgos de radiactividad.

Aparte de las aguas termales, el complejo turístico de El Carrizal incluye hotel-spa y un parque temático.

Lee nuestra guía sobre los Top 6 pueblos mágicos de Veracruz que tienes que visitar

7. Chignahuapan, Puebla

Las aguas termales de Chignahuapan, Puebla, te esperan en este Pueblo Mágico cuyo nombre nahua significa “sobre las nueve aguas”.

Enclavado en la Sierra Norte, Chignahuapan ha ganado fama por su tradición de elaboración de esferas navideñas y por sus aguas termales.

Las aguas termales de Chignahuapan son apreciadas por los poblanos por sus propiedades medicinales.

La principal fuente termal está en el Barrio de Tenextla, cuya agua brota de los manantiales a 51 °C, aunque llega a las piscinas en el rango de 25 a 38 °C, por lo que resultan gratamente cálidas. El balneario dispone de hotel y demás servicios turísticos.

El Pueblo Mágico de Chignahuapan cuenta con varias atracciones arquitectónicas, entre las que destacan:

  • Un bello kiosco de madera situado en la Plaza de Armas, que fue instalado en 1871. En su centro tiene una fuente que es el emblema de la pureza.
  • La Basílica de la Inmaculada Concepción, con una colosal imagen tallada en cedro.
  • El Templo de Santiago Apóstol, de estilo barroco.

Lee nuestra guía sobre los 15 mejores hoteles en Puebla

8. Huichapan, Hidalgo

Huichapan es un Pueblo Mágico hidalguense que ganó ese reconocimiento por su arquitectura civil y religiosa, su antiguo acueducto de El Saucillo y sus aguas termales.

En el Balneario Chichimequillas, las aguas cálidas son conducidas a agradables albercas situadas en medio del verdor natural. Cerca se encuentra un río y rutas para caminatas.

A 5 km del Pueblo Mágico, en la comunidad de San José, está el Parque Ecológico Los Sabinos, con manantiales de aguas termales y rutas de senderismo.

Otro atractivo de este parque son los inmensos ahuehuetes, hermosos árboles cuyo nombre significa “viejos del agua” en lengua nahua.

Cerca de Huichapan hay dos yacimientos con pinturas rupestres en las que los primitivos mexicanos expresaron su arte dibujando formas antropomorfas, animales, plantas, estrellas y el Sol.

En Huichapan debes pasar por el Palacio Municipal, el Chapitel, la iglesia de San Mateo Apóstol y la Casa del Diezmo.

Otro atractivo del Pueblo Mágico es el Acueducto El Saucillo, una soberbia construcción que data de la primera mitad del siglo XVIII.

9. Balneario de Lourdes, San Luis Potosí

La fama medicinal de estas aguas (situadas entre los municipios potosinos de Santa María del Río y Tierra Nueva) es antigua y a comienzos del siglo XX fue construido el Hotel de Lourdes, para atender al creciente número de personas que iba en busca de sanación a sus dolencias.

Actualmente, el hotel es una señorial edificación, con habitaciones confortables, amplios espacios, elegante mobiliario e inmaculadas áreas verdes, que se ha convertido en un destino de prestigio para el descanso y la convivencia tranquila.

Cuenta con piscina y con tinas de hidromasaje cuyas aguas provienen de los manantiales termales del lugar.

La temperatura de las aguas es de 32 °C y son alcalinas y ligeramente radiactivas, por lo que son recomendadas para los trastornos renales y hepáticos.

El hotel fue construido en la exhacienda La Labor del Río, que vivió su época de esplendor en el siglo XVIII y cuyo antiguo casco aún se conserva.

Entre las aguas termales de México, estas se dan el lujo de ser embotelladas. Cerca del hotel está la planta embotelladora del Agua Mineral de Lourdes, que se surte del mismo sistema de manantiales.

10. Santa Gertrudis, Coahuila

A pesar de su ambiente semidesértico, Coahuila también es territorio de aguas termales, de hecho, son las más conocidas las de Santa Gertrudis, población situada a 8 km de la ciudad de San Buenaventura.

Las rocas calizas de esta parte del estado son ricas en minerales sulfurosos, con plata, plomo y mercurio, lo que dio origen a una explotación minera a finales del siglo XVII.

El principal centro termal es La Azufrosa, con unas aguas medicinales que tienen el olor característico del azufre y que desde la colonia empezó a ser visitado en busca de la cura de toda clase de contrariedades de salud, incluyendo reuma, sífilis, inflamaciones, dolencias musculares y pulmonares y las molestias propias del embarazo.

Las aguas de La Azufrosa tienen una elevada concentración de azufre (2,5 mg/litro) y de sales minerales y continúan recibiendo anualmente a cientos de personas con diversos problemas de salud.

Los mejores alojamientos para ir a La Azufrosa se encuentran en la cercana ciudad de  San Buenaventura, que cuenta con diversos atractivos turísticos, entre ellos están el palacio municipal, el templo parroquial y la plaza principal (en la que está instalado un bonito kiosco).

11. Tlacotlapilco, Hidalgo

En esta pequeña población del Valle del Mezquital se encuentra el Parque Acuático Ecológico Tlaco, con las más divertidas aguas termales de Hidalgo.

La alberca termal, rodeada de palapas construidas en perfecta simetría, tiene el agua entre 35 y 40 °C, cuenta con dos niveles y dispone de árbol de lluvia para proporcionar un relajante y agradable hidromasaje.

Otras instalaciones acuáticas del parque son:

  • Alberca Infantil, con diversiones para niños, que incluyen toboganes de corta longitud
  • Alberca Paraíso, también de cálidas aguas
  • Toboganes mayores

En el spa puedes hacerte:

  • Tratamientos corporales para remover las células muertas  y suavizar y embellecer la piel.
  • Tratamientos faciales de exfoliación y limpieza profunda del rostro.
  • Masajes para relajar los músculos y estimular la circulación.

Otros servicios ofrecidos por el Parque Acuático Ecológico Tlaco son los jacuzzis termales instalados en pequeñas cuevas al pie de la montaña y los baños en pozas de aguas transparentes a 45 °C.

Los que deseen combinar la relajación con un poco de adrenalina, pueden lanzarse a toda velocidad por la tirolesa.

12. Paraíso Aventura Las Huertas, Morelos

Este balneario está rodeado de hermosos árboles y se localiza en el municipio morelense de Tlaquiltenango, a menos de una hora de Cuernavaca.

El balneario es abastecido mediante un manantial del que brotan 1300 litros de agua templada por segundo, que van a dos pozas naturales acondicionadas como piscinas. Un río con cascadas escalonadas proporciona un masaje relajante.

En Las Huertas puedes rentar una cabaña, un bungaló o acampar, y para comer tienes las opciones del restaurante y la de preparar tus propios alimentos en asadores.

Si se te olvidó algo, tienen una pequeña tienda de abarrotes y de venta de artículos de playa y piscina. También venden hielo y leña.

El estacionamiento es gratuito y el parque cuenta con seguridad las 24 horas.

Paraíso Aventura Las Huertas está en la autopista México – Acapulco, a la altura del km 149.

13. Ojocaliente, Aguascalientes

El territorio que hoy ocupa el estado mexicano de Aguascalientes se ganó su nombre hispánico precisamente por sorprender a los españoles con el calor de sus aguas. Los hidrocálidos pueden presumir de tener las aguas termales de México que primero fueron apreciadas por los extranjeros.

Durante las épocas prehispánica y colonial, los abundantes y copiosos manantiales de aguas termales sirvieron como fuente de abastecimiento de las comunidades indígenas y de los asentamientos hispanos.

Tal como su nombre lo indica, Ojocaliente es un ojo de agua termal localizado en el centro de la ciudad de Aguascalientes.

Su histórico balneario data del siglo XIX, cuando el coronel José María Rincón recibió la concesión y levantó la edificación de líneas neoclásicas afrancesadas, con un patio con fuentes y arcos. Los baños aún conservan las instalaciones hidráulicas de cuando fueron inaugurados.

Las aguas de Ojocaliente tienen una temperatura de entre 32 y 38 °C y son conocidas por su capacidad para relajar el cuerpo y aliviar diferentes dolencias, como reumatismo y artritis. También son recomendadas para tratamientos de rehabilitación.

Ojocaliente se encuentra en la Avenida Tecnológico, 102, a cinco minutos de la Plaza de las Tres Centurias.

14. Cañón de Guadalupe, Baja California

Este cañón de la Sierra de Cucapah es un sitio dotado de extraordinarias atracciones naturales y de magníficos lugares para los deportes de aventura.

Está a 60 km de la carretera Mexicali-Tijuana y se encuentra entre los balnearios de aguas termales que quizá precisan de un guía para llegar porque el acceso no es fácil.

Es llamado el “Oasis en el Desierto” y cuando te encuentres allá estarás totalmente de acuerdo con el nombre.

Una cosa que sorprende en este cañón es la variedad de fuentes termales que forman diferentes pozas en las que puedes relajarte con sus cálidas aguas.

También hay albercas de agua fría, por si prefieres desacalorarte después de los sudores para llegar al cañón.

El Cañón de Guadalupe también en un sitio con pinturas rupestres e impresionantes formaciones rocosas, que puedes conocer en un paseo para luego retornar al placer de las aguas.

15. The Mayas Baths, Guanajuato

Aunque los baños mayas no son necesariamente con aguas termales, merecen ser incluidos en esta lista por sus propiedades terapéuticas que ya conocían los indígenas mexicanos desde la época precolombina.

Estos baños, identificados por su nombre en inglés, están en unas inusuales instalaciones bajo tierra, en la ciudad guanajuatense de San Miguel de Allende.

El lugar, hecho de túneles con sus paredes y bóvedas bellamente construidas con piedra de cuarzo y cristal, es un balneario termal con sus albercas comunicadas mediante un túnel superior, con el agua a 40 °C.

En The Mayan Baths no debes preocuparte por problemas de congestionamiento bajo tierra, ya que el acceso está restringido a un máximo de 45 personas para garantizar la total comodidad de los visitantes.

La iluminación con velas crea un ambiente misteriosamente encantador y los símbolos de la cultura maya que integran la decoración completan una ambientación que lleva a tiempos prehispánicos.

Como un homenaje a la adelantada astronomía maya, el día del solsticio de invierno (entre el 20 y el 23 de diciembre) el sol del ocaso ilumina totalmente el pasaje más largo del túnel, con impresionantes tonos naranjas y rojizos.

 

Si no conoces el poder relajante y curativo de las aguas termales, no debes perder la próxima oportunidad de ir a uno de estos fantásticos balnearios.

Comparte es artículo con tus amigos, para que también sepan dónde se encuentran las mejores aguas termales de México.

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 25 Mejores Cosas Gratis Que Hacer en Los Ángeles

10 Cosas Que Hacer en San Quintín, Baja California