in

Las 15 Mejores Aguas Termales Del Mundo

Las aguas termales provienen del interior de la tierra a altas temperaturas y cargadas de minerales que benefician a tu cuerpo. En el mundo hay muchas, pero solo 15 son las mejores.

Conozcamos en este artículo dónde están estas maravillas de la naturaleza, 5 de ellas en países de América.

1. La Laguna Azul, Islandia

La Laguna Azul, en Islandia, es un spa geotérmico con una temperatura exterior bajo cero y un cuerpo de agua superior a los 40 °C. Está en un campo de lava en la península de Reykjanes, a 50 km al sur de Reikiavik, la capital de la República insular.

Reikiavik es una de las principales ciudades termales del mundo por sus aguas cálidas y ricas en azufre y sílice, benéficas para la salud y para la generación de energía.

Sus aguas son naturales y están limpias, por lo que tendrás que ducharte antes de ingresar en ellas. Se renuevan constantemente por el suministro de una cercana estación de energía geotérmica.

La Laguna Azul es visitada por miles de personas de todo el mundo para tratarse la psoriasis y otros problemas de la piel, por 35 euros la entrada.

Lee nuestra guía sobre las 7 razones por las que Islandia es el lugar perfecto para unas vacaciones de invierno

2. Pamukkale, Turquía

Las aguas termales de Pamukkale son de las más lindas del mundo.

Este “castillo de algodón” impresionó tanto a los romanos con su apariencia de cataratas congeladas por el alto contenido de caliza y travertino, que decidieron construir allí la ciudad de Hierápolis, de la que aún se conservan ruinas.

El precio para ingresar a sus aguas de más de 30 °C es de 8 euros. Si no los tienes, solo podrás meter tus pies en las cálidas corrientes que bajan por la montaña.

Pamukkale, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988, es uno de los sitios más visitados por personas que buscan alivio a sus dolores de huesos y a otros problemas de salud.

3. Saturnia, Italia

Saturnia, en la Toscana, posiciona a Italia entre los países con aguas termales de categoría mundial.

Sus aguas emergen de los manantiales a 37,5 °C formando pequeñas cascadas y piscinas naturales con sulfatos, carbonatos gases sulfurosos y carbónicos, siendo muy valoradas por sus propiedades terapéuticas. Las cataratas del Molino y las del Gorello, son dos de sus principales caídas de agua.

En el spa Termas de Saturnia se ofrecen tratamientos para la salud, lociones y cremas térmicas elaboradas en el lugar. En la zona también hay aguas termales gratuitas.

4. Minakami, Japón

Minakami es una ciudad japonesa conocida por su abundancia de aguas termales que surgen de los manantiales volcánicos.

Miles de nipones asisten a ella para relajarse después de días de trabajo en las bulliciosas ciudades del país.

Minakami está en las faldas de la montaña Tanigawa, en la prefectura de Gunma, en la zona central del archipiélago japonés, a 70 minutos de Tokio en el tren bala.

Lee nuestra guía sobre los 30 consejos para viajar a Japón que deberías conocer

5. Burgas De Outariz, España

Los balnearios de Outariz, en el municipio Orense, en España, tienen piscinas naturales con temperaturas de entre 38 °C y 60 °C, gratuitas termas de aguas ricas en silicatos y flúor que supuestamente alivian la artritis y el reuma.

Otros balnearios de aguas termales de Orense son Pozas de A Chavasqueira, Manantial do Tinteiro y Burga do Muíño.

Orense es conocido como la “capital termal de Galicia”. Una teoría de esto sostiene que Orense proviene de la expresión latina “aquae urente”, que significa “aguas abrasadoras”. Otros dicen que surgió del vocablo germánico “warmsee”, que quiere decir “lago caliente”.

Lee nuestra guía sobre los 15 paisajes maravillosos de España que parecen irreales

6. Baños Termales De Szechenyi, Hungría

Los de Szechenyi, en Budapest, Hungría, son los baños medicinales más grandes de Europa con piscinas que alcanzan los 77 °C, alimentadas de pozos térmicos artesianos.

Sus aguas son ricas en calcio, magnesio, cloruro, sulfato, hidrocarbonatos y fluoruros, recomendadas para tratar enfermedades articulares degenerativas y artritis subaguda y crónica. También para terapias ortopédicas y post-accidentales.

Szcechenyi, cerca de la Plaza de los Héroes, es un parque acuático más que un balneario termal común. Tiene piscinas clásicas, de aventuras y termales, saunas, bañeras de hidromasaje y masajes con rayo de agua al aire libre y bajo techo.

El metro de Budapest y el trolebús tienen paradas en sus cercanías.

7. Los Azufres, Michoacán, México

Los Azufres son manantiales, lagunas, geiseres y piscinas naturales de aguas termales, en el estado mexicano de Michoacán a 246 km de Ciudad de México.

Además de azufre, las aguas del balneario son ricas en otras sales minerales saludables. La condición sulfurosa de sus aguas es ideal para tratar problemas de la piel como dermatitis y soriasis.

En este complejo podrás disfrutar de baños termales, hidromasajes y terapias con lodo, que oxigenarán tu cuerpo, te ajustarán el metabolismo y el sistema digestivo, tonificarán los nervios y rejuvenecerán tu piel.

Lee nuestra guía sobre cuales son los 10 mejores tipos de turismo en México

8. Las Termas De Río Hondo, Santiago Del Estero, Argentina

Las aguas termales del Río Hondo, en Santiago Del Estero, Argentina, provienen de una enorme terma mineralizada de 12 km a la redonda a través de fracturas en el terreno, que llegan a la superficie a temperaturas que alcanzan los 70 °C.

Son aguas de lluvia y nieve derretida del Nevado del Aconquija que se mezclan con los minerales en las profundidades de la tierra, que después emergen como un flujo saludable y abundante en carbonatos usados para tonificar el cuerpo, equilibrar la presión sanguínea y aliviar dolores reumáticos.

Las aguas termales del Río Hondo son las más emblemáticas a 1.140 km de Buenos Aires.

9. Termales De Santa Rosa De Cabal, Colombia

Las aguas termales de Santa Rosa de Cabal, en Colombia, brotan de las montañas a 70 °C cargadas de sales minerales curativas. Al llegar a las albercas naturales su temperatura ya ha descendido a 40 °C.

Su emplazamiento en la región andina le da a este pueblo, a 330 km al oeste de Bogotá, un agradable y templado clima de montaña que hace un contraste con la calidez de sus aguas termales.

Se trata de una de las mejores termas de Sudamérica con un lago cuyos barros medicinales han ganado fama como tratamiento para la piel.

10. Tabacón, Costa Rica

En medio del Parque Nacional Volcán Arenal están las termas de Tabacón, cuyas aguas calentadas por actividad volcánica descienden de la montaña por la tupida selva.

Son 5 nacientes de agua rica en minerales que emanan por miles de galones por minuto. Hallarás decenas de piscinas calientes y cascadas de varias temperaturas.

El balneario mejor dotado del lugar está en el Tabacón Gran Spa Thermal Resort, al que puedes entrar alojado o no en el hotel. Sus habitaciones tienen vista al volcán y todo lo necesario para una estadía relajada y confortable.

11. Termas De Vals, Suiza

El spa de Vals, en Suiza, es un santuario al que asisten turistas de todo el mundo para disfrutar del placer y poderes sanatorios de las aguas termales alpinas.

La construcción de hoteles y balnearios de esta comuna suiza comenzó en la década de 1960, para aprovechar sus benefactoras aguas en tratamientos de hidroterapia.

12. Termas De Cocalmayo, Perú

Complejo termal con piscinas de diferentes profundidades y aguas medicinales recomendadas para tratar afecciones cutáneas, reumatismo y dolores en los huesos, con temperaturas de entre 40 y 44 °C.

El balneario en la ribera izquierda del río Urubamba, a una altura de 1.600 metros sobre el nivel del mar, en el distrito de Santa Teresa, Departamento del Cuzco, Perú, está abierto las 24 horas del día.

13. Hot Water Beach, Nueva Zelanda

Las únicas aguas termales de nuestra lista que están en una playa. Con cavar un poco en este arenal neozelandés se llega a un agua caliente que emana a 60 °C, consecuencia del encuentro de dos placas tectónicas.

Esta curiosidad geológica está en la península de Coromandel, en la costa noroeste de Isla Norte y es visible desde Auckland, la mayor ciudad del país insular oceánico.

Los lugareños le atribuyen a las aguas termales el poder de curar toda clase de afecciones.

14. Lago Héviz, Hungría

Se trata del lago termal más grande del mundo entre los habilitados para el esparcimiento. Suma una extensión de 47 mil 500 m2 con aguas ricas en calcio, magnesio, ácido carbónico y sulfuros, entre otros compuestos.

Sus cálidas aguas son usadas para tratar problemas de la piel, trastornos de locomoción y enfermedades reumáticas.

El lago está en Héviz, ciudad-balneario del condado de Zala, cerca de la ribera occidental del lago Balaton.

15. Termas De Hammamat Ma’In, Jordania

Las Termas de Hammamat Ma’In, en Jordania, son las aguas termales debajo del nivel del mar más espectaculares del mundo. Están a 264 metros de profundidad y forman magníficas caídas que hacen del lugar un oasis en el desierto.

Las lluvias de invierno que caen en las tierras altas del reino hachemita brotan de las profundidades después de calentarse y enriquecerse con minerales, emergiendo a más de 40 °C.

El Mar Muerto está muy cerca con sus atracciones particulares, incluyendo la facilidad para flotar por su alta concentración de sales y las piscinas de barro negro que limpian la piel y la dejan sueva.

Conclusión

Las aguas termales son tan benéficas que la Organización Mundial de la Salud las reconoció como un tipo de terapia y las incluyó entre las medicinas tradicionales.

Aunque estas son las 15 mejores del mundo, hay muchas más, quizás alguna cerca de tu ciudad. Anímate a probar este tipo de ayuda que puede ser complemento a tu tratamiento médico convencional.

Comparte este artículo en las redes sociales para que tus amigos también conozcan las 15 mejores aguas termales del mundo.

 

Ver También:

 

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

50 Cosas Que Hacer Y Ver En Dubái

Las 25 Mejores Cosas Gratis Que Hacer en Los Ángeles