in

15 Cosas Que Hacer Y Ver En Villahermosa

Villahermosa cuenta con espléndidas atracciones para el turismo, incluyendo maravillosos parques y museos y un arte culinario que tiene al cacao como producto estrella.

Hay muchas cosas entretenidas y divertidas que hacer en Villahermosa y en este artículo te diremos 15 de ellas. Acompáñanos y entérate de cuáles son y de lo fascinante que es hacer un viaje a esta encantadora ciudad ubicada en el estado de Tabasco.

Aquí esta la lista de las mejores cosas que hacer en Villahermosa:

1. Conoce la Reserva Ecológica Yumká

Es una reserva ecológica en la modalidad Centro de Interpretación y Convivencia con la Naturaleza, de 101 hectáreas. Está situada en la Ranchería Las Barrancas, a 17 km de Villahermosa, cerca del Aeropuerto Internacional Carlos Rovirosa Pérez.

Su objetivo principal es promover la educación ambiental y fomentar conductas conservacionistas y de protección de las especies en Tabasco y México.

La palabra “yumká” significa “duende que cuida de la selva y los animales” en lengua maya. Y es eso lo que hacen los promotores de esta hermosa iniciativa ecologista.

En Yumká podrás admirar cerca de 1000 ejemplares de más de 80 especies de fauna. Estas especies viven en espacios como el Aviario, Miniaviario, Herpetario, Isla de Monos, Selva, Sabana Africana y Sabana Asiática.

Entre los animales albergados en Yumká hay elefantes, jirafas, cebras, rinocerontes blancos, cacatúas, manatíes, pavos reales, monos araña, monos aulladores, pumas y jaguares.

La rica y variada flora del parque está formada por unas 250 especies, que incluyen huapaques, helechos, orquídeas y bromelias. El orquidiario cuenta con unas 43 variedades de esta bella y exótica familia de plantas.

Los recorridos por Yumká son guiados por personal experto para asegurar el entretenimiento y la seguridad de los visitantes.

 

2. Visita el Parque Museo La Venta

Entre las cosas que hacer en Villahermosa no debe faltar una visita a este museo que está al aire libre. En él se conserva una de las más valiosas colecciones de piezas de la cultura olmeca, rescatadas de la ciudad precolombina de La Venta.

La Venta es un yacimiento arqueológico localizado en el extremo noroeste de Tabasco, a 15 km del Golfo de México. Fue el principal centro ceremonial de la civilización olmeca, durante sus 500 años de apogeo, en el siglo I a.C.

En el museo hay más de 60 piezas artísticas de gran formato entre cabezas colosales y otras esculturas, estelas y altares, distribuidas en un área de 6,8 hectáreas.

Las joyas del arte olmeca conviven con unos 400 animales y especies pertenecientes a la biodiversidad tabasqueña. Esto hace de este paseo una experiencia artística y ambientalista.

Entre las piezas más representativas del Parque Museo La Venta se encuentran el Altar de la Madre y las esculturas líticas La Abuelita, Bebé Jaguar y Mono Mirando al Cielo.

Por las noches se realiza un espectáculo de luz y sonido, con un recorrido por la cultura olmeca.

 

3. Disfruta de la gastronomía de La Cuna del Pozol

Villahermosa es llamada La Cuna del Pozol. Se trata de una deliciosa, poderosa y espesa bebida prehispánica  hecha a base de cacao y maíz.

Los Mayas lo llamaron “pochotl”. Esta era su principal bebida energizante para recorrer grandes distancias y realizar los trabajos de mayor exigencia física.

En Villahermosa, el pozol es toda una tradición ceremonial desde su preparación hasta su consumo y es infaltable en las celebraciones tabasqueñas.

Uno de los platos típicos de la ciudad es el pejelagarto asado en brasa de leña y aderezado con chile amashito y limón.

El chirmol es una especie de mole. Se prepara con chiles mulatos, tortillas de maíz y pepitas de calabaza como principales ingredientes. Es usado para salsear carnes, pescados y aves.

Otra delicia local son las calabacitas con cerdo y maíz tierno, un rico guiso, rápido de preparar.

Un recorrido por el festival de sabores villahermosinos no puede terminar sin pasar por los tamales de chipilín, una planta local que otorga un sabor y una apariencia especiales a la masa.

También puedes probar los plátanos rellenos. Este platillo es una exquisitez hecha a base de croquetas de plátano maduro con un relleno de un picadillo de cerdo especiado.

 

4. Diviértete en sus antros, bares y en sus verbenas

Villahermosa ofrece una interesante vida nocturna. Tiene varios lugares para tomar un trago relajadamente y pasar un rato divertido después de un ajetreado día conociendo los atractivos naturales y urbanos de la ciudad.

En el bulevar Adolfo Ruiz Cortínez 1206 del Paseo Tabasco está Escaparate Karaoke Bar. Si te animas, aquí puedes tomar el micrófono y hacer las interpretaciones que quieras ante el público. El ambiente musical está a cargo de un reconocido DJ de la ciudad.

En Escaparate Karaoke Bar te preparan cualquier trago que te apetezca y la atención del barman y del resto del personal es de primera.

Otro acogedor lugar es Barezzito, ubicado en la prolongación 27 de Febrero, esquina con el Paseo Tabasco. También puedes pasarla excelentemente bien en el Bar La Doña, ubicado en Ernesto Malda 726.

En Villahermosa, cuatro días a la semana, se presentan algunas veladas para el esparcimiento de lugareños y visitantes. Son verbenas y espectáculos que se realizan los días miércoles, viernes, sábados y domingos, e incluyen:

  • Miércoles Románticos en la Plaza de los Tríos
  • Zapateados en el Parque La Corregidora
  • Danzón en la Plaza Bicentenario
  • Mariachis en el Parque J. Claro García

Lee nuestra guía definitiva del pueblo mágico de Tapijulapa, Tabasco

5. Recorre el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara

El escritor y museógrafo Carlos Pellicer Cámara nació en Villahermosa en 1897, cuando la ciudad todavía se llamaba San Juan Bautista. Este artista dedicó buena parte de su vida a la recolección de objetos prehispánicos ignorados y abandonados en el país.

El museo que lleva su nombre y está situado a orillas del Río Grijalva, en Villahermosa. Contiene más de 10 000 piezas del arte y la cultura prehispánicos. De hecho, es la segunda colección más importante del país, después de la que alberga el Museo Nacional de Antropología.

La muestra incluye objetos de las culturas olmeca, maya, nahua y zoque.

La pieza más celebre del recinto, exhibida en la Sala Maya, es la Estela del Tiempo o  Estela de Tortuguero. Esta pieza es la que indica la fecha 13.0.0.0.0 -4 ahau 3 kankin, que equivale al 21/12/2012 en el calendario gregoriano.

Esta fecha se hizo famosa recientemente al ser interpretada como la que señala el fin del mundo, según el calendario maya.

En la Sala Olmeca se distinguen la cabeza colosal Carita Sonriente (llevada del Parque Museo La Venta para protegerla de la intemperie), la escultura basáltica Monstruo Jaguar, así como hachas hechas de basalto y serpentina.

 

6. Visita el Museo Interactivo Papagayo

En este museo los niños se divierten, mientras aprenden cosas importantes para fortalecer su formación.

Cuenta con las salas Cuida, Imagina, Piensa, Vive y Juega, cada una enfocada en reforzar las mejores conductas. Estas salas tienen los siguientes propósitos:

  • Cuida: Aprendizaje de la importancia del entorno natural y su preservación
  • Imagina: Expresión de los sentimientos a través de la música y las artes
  • Piensa: Comprensión del mundo a través de la ciencia y la tecnología
  • Vive: Entendimiento del funcionamiento del cuerpo y de la importancia de la salud y la alimentación
  • Juega: Acerca a bebés y niños (de hasta 5 años) a la ciencia, la tecnología y el arte.

Entre los aprendizajes que obtendrán los niños se encuentran la escritura en braille. El reto es percibir con los dedos (con los ojos cerrados) el origen de la electricidad, las formas de la materia, las reacciones químicas y el funcionamiento del corazón.

El Museo Interactivo Papagayo se encuentra en Avenida Paseo Usumacinta 2005, Parque Tabasco. Abre de martes a domingo, entre 9 a. m. y 5 p. m. El costo es de 69 MXN por adulto y 57 por niño mayor de 2 años.

 

7. Pasea por el Parque Tomás Garrido Canabal

Visitar este parque es una de las cosas más relajantes que hacer en Villahermosa. Fue construido en 1929 frente a la Laguna de las Ilusiones, por el gobernador Tomás Garrido Canabal, para acoger la feria anual ganadera y comercial del estado.

En 1982 la feria fue mudada al Parque La Choca y el Parque Garrido Canabal fue sometido a un proyecto de remodelación. Desde entonces se convirtió en un bello espacio para pasear y desarrollar diversas actividades de entretenimiento en Villahermosa.

El principal atractivo del parque es la laguna, cuerpo de agua interior a Villahermosa y uno de los emblemas de la ciudad. Aunque su área se ha venido reduciendo, aún conserva una extensión de 229 hectáreas.

El nombre de la laguna lo puso el mismo gobernador Garrido, un donjuán que la tenía como lugar preferido para hacer conquistas.

En sus cercanías se encuentran atracciones como el Parque Museo La Venta, el Museo de Historia Natural José N. Rovirosa  y el Museo Elevado de Villahermosa.

El parque dispone de un malecón peatonal y del Mirador de la Águilas, un espacio a 50 metros de altura con bellas vistas de la Villahermosa y sus alrededores.

 

8. Admira la Casa de los Azulejos

Esta bella casona del siglo XIX está situada en el centro histórico, en Avenida 27 de Febrero con Calle Benito Juárez. Es la sede del Museo de Historia de Tabasco.

Se construyó en los años 1880 y fue sucesivamente residencia del millonario José María Graham McGregor, comercio, casa de gobierno y hotel. En 1985 pasó a albergar el museo.

Entre sus usos comerciales hay que resaltar que fue asiento de la farmacia Manuel Ponz y Adrill, la primera de Villahermosa.

La Casa de los Azulejos es una variada mezcla de estilos artísticos. Cuenta con detalles góticos, renacentistas, barrocos, mozárabes y mudéjares. Recibe su nombre por la magnífica ornamentación de sus fachadas con cerámica catalana.

El Museo de Historia de Tabasco funciona en las dos plantas de la casa y cuenta con nueve salas. En estas se exhibe una colección de unas 400 piezas, incluyendo mobiliario y objetos antiguos, armas, pinturas, grabados, retablos, monedas, medallas y documentos. Abarca también piezas prehispánicas y del comienzo de la época virreinal.

Sobresale en la colección un documento en el que consta la orden de Cortés para la ejecución de Cuauhtémoc y el Señor de Tacuba.

 

9. Haz un recorrido por la Reserva Ecológica Villa Luz

Esta reserva se encuentra en la comunidad de Tapijulapa, a corta distancia de Villahermosa y es uno de los rincones más espléndidos del estado de Tabasco.

Es atravesada por el río Oxolotán, que en su curso forma bonitas caídas de agua y albercas naturales en las que puedes disfrutar de un refrescante baño. También hay aguas sulfurosas, excelentes para relajar el cuerpo y tonificar la piel.

En Villa Luz puedes estar en contacto íntimo con la naturaleza. También practicar entretenimientos de aventura como senderismo, excursionismo y espeleología en la Caverna Villa Luz.

En el lugar hay un museo que exhibe piezas de la cultura zoque, pueblo descendiente de los olmecas que emigraron a Chiapas, Oaxaca y Tabasco.

La Reserva Ecológica Villa Luz está abierta entre 8 a. m. y 5 p. m. todos los días y cobra una módica tarifa de acceso.

 

10. Aborda el Capitán Beuló II

En épocas pasadas surcó el Río Grijalva un barco que fue el primer medio de transporte del gobernador de Tabasco. Luego se convirtió en dispensario flotante con el nombre de El Mensajero de la Salud.

Ya fuera de servicio, El Mensajero de la Salud fue instalado en el Museo Interactivo Papagayo para enseñar a los niños villahermosinos y tabasqueños sobre el pasado de su ciudad y estado y para concientizarlos en temas de salud e higiene.

Al barco se le construyó una réplica, llamada Capitán Beuló II, que hace recorridos de dos horas por el río en dos rutas: gastronómica y turística.

La ruta turística lleva a visitar los parajes más hermosos a lo largo de las riberas del Grijalva, incluyendo los Pantanos de la Majahua y los puentes (1 y 2), un recorrido en el que es posible admirar especies representativas de la fauna y la flora regional.

La ruta gastronómica para en varios pintorescos restaurantes situados en las orillas del río, para disfrutar de lo mejor de la gastronomía local. Son lugares ideales para degustar un pejelagarto asado, seguramente recién pescado en el Grijalva.

 

11. Conoce el yacimiento de Comalcalco

A 56 km al noroeste de Villahermosa se localiza Comalcalco, tercera ciudad más grande de Tabasco. En las afueras de Comalcalco hay un yacimiento arqueológico maya. De este se conservan unas admirables ruinas del siglo I d.d.C, pertenecientes a la época clásica de esa civilización.

Una de las cosas más relevantes en la construcción de Comalcalco fue el uso de ladrillos y estuco fabricado con conchas de ostiones, recurso al que recurrieron los constructores mayas ante la carencia de piedras en la zona.

Muchos ladrillos tienen grabados y decoraciones, evidenciando el talento de los artistas mayas.

En este sitio fue recatado en 2011 el llamado “Ladrillo de Comalcalco”, una segunda inscripción con la famosa “fecha del fin del mundo” maya, cuya primera fuente fue la Estela del Tiempo conservada en el Museo Regional de Antropología Carlos Pellicer Cámara.

El yacimiento de 7 km2 está integrado por el Conjunto Plaza Norte, La Gran Acrópolis, la Plaza Suroeste, la Acrópolis Este y el Cementerio.

El Conjunto Plaza Norte está formado por cuatro templos y en La Gran Acrópolis se distinguen El Palacio, El Popol Naah, varios templos y otras estructuras.

 

12. Disfruta de Playa Paraíso y Miramar

La ciudad no cuenta con playas de mar, pero hay algunas cercanas, por lo que una visita a Villahermosa también podrías aprovecharla para pasar un buen rato en un arenal.

A 71 km al norte está Playa Paraíso, en una zona que es considerada la mejor de ambiente tropical en el estado de Tabasco.

La playa es de aguas templadas, con unos ocasos espectaculares. En sus cercanías hay lagunas y manglares en los que habita una interesante fauna integrada por garzas, cocodrilos, crustáceos y otras especies.

En este arenal opera el Centro Turístico El Paraíso, con alojamiento, restaurante, alberca, palapas y otros servicios.

A 70 km de Villahermosa está Playa Miramar, un lugar de aguas apacibles y acogedoras, con unos días cálidos y resplandecientes.

El ambiente en Miramar es relajado y alegre y allí podrás disfrutar de la gastronomía tabasqueña de mar, sencilla y deliciosa, con acompañamiento de unos buenos cocteles o una cerveza helada.

Otras playas cercanas a la capital tabasqueña son Pico de Oro y Playa Azul, con aguas limpias y tranquilas y arenas sombreadas por cocoteros.

 

13. Aprende más sobre la deliciosa golosina en el Museo Interactivo del Chocolate

Tabasco es el principal estado productor de cacao en México y este es uno de los ingredientes fundamentales del pozol, la bebida típica regional.

Entre las cosas que hacer en Villahermosa, pocas son más deliciosas y encantadoras que una visita al DRUPA Museo Interactivo del Chocolate.

Se encuentra en medio de una hacienda cacaotera y platanera del grupo DRUPA, en Cunduacán, a 33 km de Villahermosa.

El museo ofrece recorridos por las plantaciones de cacao y los visitantes pueden participar en la cosecha del fruto con el que se elabora el exquisito chocolate.

Igualmente, conocerás una semblanza histórica del cacao en Tabasco, así como el proceso al que es sometida la drupa de cacao hasta llegar al chocolate.

Los recorridos por la hacienda y el Museo Interactivo del Chocolate terminan con una degustación de productos elaborados con cacao.

El museo se ubica en la Ranchería Plátano y Cacao, Primera Sección, Cunduacán. Está abierto al público de martes a domingo, entre 9:30 a. m. y 4 p. m., previa reserva.

Otras haciendas cacaoteras cercanas a Villahermosa que atienden visitas turísticas son Hacienda La Luz, Finca Cholula y Hacienda Jesús María.

 

14. Admira la Catedral del Señor de Tabasco

La actual catedral es una reconstrucción realizada entre 1945 y 1970 de un antiguo templo del siglo XVIII  en el que se veneraba al Señor de Esquipulas, que a su vez había sido remodelado en los años 1880 y saqueado durante la Guerra Cristera a finales de los años 1930.

La iglesia cuenta con dos imponentes torres gemelas de altura superior a 80 metros, que constituyen una referencia topográfica en Villahermosa. La fachada de tres cuerpos y remate cupular es de estilo barroco no recargado.

El interior consta de una nave central ydos laterales y se distingue por su sobriedad, sobresaliendo la imagen del Señor de Tabasco, un Cristo en una cruz de bronce que preside el altar mayor, algunos retablos y otras imágenes de santos.

En el atrio del templo situado en el centro histórico de Villahermosa, hay estatuas del papa Juan Pablo II y del obispo José de Jesús del Valle y Navarro, promotor de la reconstrucción de la catedral.

 

15. Asiste a una increíble función de cine en el Planetario Tabasco 2000

Esta atracción fue abierta en 1981 en una edificación con un diseño inspirado en la arquitectura prehispánica. Aún así fue materializado en una construcción contemporánea que combina armoniosamente en su fachada el aluminio, el vidrio y el concreto.

Su actividad principal es la proyección de películas con el sistema Omnimax, un formato que muestra imágenes de mayor tamaño y mucha mejor resolución que los medios convencionales.

Las proyecciones son de contenidos variados, incluyendo temas como el origen de la Tierra, los ecosistemas del planeta y la atmósfera y el espacio exterior.

En el vestíbulo principal se encuentra el mural Magia e Historia del Universo Maya Precolombino, obra del artista tabasqueño Daniel Ponce Montuy.

El auditorio para 300 espectadores es utilizado también para talleres y cursos relacionados con las ciencias mayas, principalmente la matemática y la astronomía, y otras facetas culturales de esta brillante civilización prehispánica.

Lee nuestra guía definitiva del pueblo mágico de Palizada, Campeche

¿Por qué visitar Villahermosa?

La capital tabasqueña reúne un conjunto de atributos naturales, históricos, urbanísticos, arquitectónicos y culturales que la hacen un destino encantador para el turismo.

Su centro histórico data del siglo XVI y los testimonios de este pasado colonial se conservan en la Plaza de Armas, la Zona Luz y la Catedral del Señor de Tabasco.

El siglo XIX fue de florecimiento arquitectónico en Villahermosa. De ese período puedes ver hermosas edificaciones como la Iglesia de la Concepción, la imponente Casa de los Azulejos, el Edificio del Instituto Juárez y el Palacio de Gobierno de Tabasco.

Villahermosa es también una ciudad moderna, apuntalada por la industria petrolera, y en su urbanismo más reciente sobresalen el Palacio Municipal, el campus de la Universidad Autónoma de Guadalajara y la Pirámide Pemex.

Villahermosa es sede de museos, parques urbanos y ecológicos, monumentos civiles y religiosos y otros atractivos, que complementa con una potente capacidad hotelera, excelentes comunicaciones, una exquisita cocina y la sencillez y amabilidad de los villahermosinos.

 

¿No has ido nunca a la capital de Tabasco y te gustaría conocerla? Ten presente esta lista con las mejores cosas que hacer en Villahermosa.

Comparte este artículo con tus amigos para que también sepan cuáles son las cosas más interesantes y entretenidas de la principal ciudad tabasqueña.

 

Ver También:

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 10 Mejores Playas En Yucatán Que Tienes Que Visitar

Las 15 Mejores Cosas Que Hacer En Punta Diamante, Acapulco