in

7 puntos para organizar la maleta perfecta cuando viajas

Siempre intenta organizar tu maleta con los 7 puntos de esta lista para que no se te olvida nada y ahorres tiempo y espacio.

No importa que tu estadía sea corta o larga, lo que nos interesa es que lleves lo que necesitas y en este artículo te diremos cómo.

Cómo organizar una maleta cuando viajas:

1. Haz una lista de todas las cosas que vas a ocupar en tu viaje

No podrás organizar tu equipaje correctamente si antes no visualizas tu viaje.

El primer paso para organizar la maleta tiene que ver con imaginar que ya estás en tu viaje. Haz un repaso mental de todo lo que harás, de los lugares que visitarás, las actividades y compromisos previstos y quiénes estarán presente.

Es muy importante que conozcas cuál será la estación del año al momento que llegues a tu destino, estimes el tiempo de estadía y precises si viajarás a través de varios puntos o ciudades.

Con todas estas ideas claras sabrás qué debes llevar o descartar de tu maleta. Haz una lista de lo que necesitas empacar y dónde lo puedes llevar, también aquello que te falta y debas comprar.

Esto será como haber visto un plano general del viaje y hacer inventario.

2. Elige la maleta y el bolso de mano más adecuado

Elige la maleta y el bolso de mano que más te convenga de acuerdo a la cantidad de días de viaje. Estas deben ser cómodas, de varios compartimentos y bolsillos. En cuanto a la maleta, si es rígida y tiene ruedas, mejor.

Consigue esos estuches, cubos o empaques plásticos o de tela con huequitos plegables, porque te servirán para acomodar todo dentro del equipaje.

Lee también nuestra guía sobre las Top 10 mejores maletas de mano: la guía definitiva para ahorrar

3. Clasifica lo que deseas llevar en una lista de viaje

Haz una lista por categorías o grupo de artículos que llevarás en tu viaje. Si no te gusta escribir hazla en nota de voz, pero es importante que tengas control y precisado que has metido y dejado fuera de la maleta.

Anota por categoría todo lo que creas necesitarás: ropa, zapatos, accesorios, lencería (si es necesario), artículos de higiene y aseo personal, medicinas y/o vitaminas, documentos, credenciales o papeles importantes y demás que consideres.

La lista te orientará sobre lo que quieres llevar y con la maleta que elegiste, ya podrás tener una idea de lo que cabe y lo que no.

Para hacerla puedes emplear Microsoft OneNote o Evernote. Comprueba si son compatibles con tu dispositivo ya que puedes sincronizarlas y ver la lista en cualquiera de ellos. Además te permiten subir datos a la nube.

Lee también nuestra guía sobre que se puede y no se puede llevar en el equipaje de mano

4. Elige la forma de empacar

Conozcamos varias maneras de empacar. Identifica cuál te conviene más.

1. Empaca por tipo de artículos

a. Ropa: guarda junto los pantalones y shorts; las camisas y blusas; las pijamas y abrigo o lencería, ropa íntima y medias. Cada tipo en un empaque o estuche.

b. Artículos de higiene y aseo personal: pueden ir todos juntos en un mini bolso o un estuche mediano, envasando los líquidos en pequeñas botellas plásticas. Sepáralos en una bolsa de lo que no es líquido para evitar daños por derrame.

c. Calzados: todos en un mismo empaque o empacar por pares. De ambas formas servirá según cómo decidas organizar el equipaje en conjunto.

d. Artículos de tecnología: cargadores, consolas, dispositivos audiovisuales, de sonido o fotográficos. El empaque debe ser de plástico y cerrado para protegerlos de líquido.

e. Accesorios y/o joyería: usa estuches cilíndricos y rectangulares de plásticos para proteger tus prendas. Dentro de estos puedes guardar las más pequeñas en bolsitas de tela.

f. Ropa sucia o pendiente para lavar: en ocasiones no nos da tiempo de tener todo listo para el viaje y parte de la ropa que empacas, va sucia. Métela en una bolsa con cierre mágico.

g. Documentos o papeles: consigue de esos estuches o carpetas de plástico resistentes que tienen forma de sobre y que resultan muy prácticas.

2. Empaca por atuendos u ocasión

La ropa que empaques será de acuerdo a tus actividades. Este consejo funciona para viajes de 10 o menos días.

Por ejemplo:

Falda, blusa y chamarra, con ropa interior, todo junto en un solo estuche; podrían ser hasta dos atuendos en uno solo.

Si llevas más de dos looks lo mejor es empacar todos los zapatos juntos. Si no, te sirve hacer un kit con cada par de calzado para cada look – estuche.

También puedes separar los accesorios por looks y dependiendo su tamaño, colocarlos en su propio estuche y empacarlo dentro del que guarda la ropa.

Los artículos de higiene personal y demás objetos y materiales, quedan igual.

3. A lo tradicional, todo suelto pero organizado

Si eres de los que prefieren abrir la maleta y ver todo expuesto, no hay problema.

Haz un solo bloque con zapatos, pantalones, abrigos y lencería. Estos últimos  bien doblados.

La ropa fácil de arrugar, la más ligera y pequeña como camisas y ropa interior, igualmente bien doblada. Colócala haciendo otro bloque sobre o al lado de la anterior. Cuida que no soporte mucho peso ni presión.

En el espacio disponible coloca los artículos de higiene y aseo personal, paquetes livianos y tus dispositivos tecnológicos. Empacar botellas y otros objetos frágiles en el medio.

4. ¡Modo twist! Una combinación de todos los anteriores

También puedes empacar algunas cosas en estuches, cubos o bolsas; otros objetos pueden ir sueltos. Aunque debes escoger la manera con la que te sientas más cómodo, lo más importante es que este te sea útil y práctico.

5. Haz de tu maleta un mega kit de compartimientos o cubos

Partiendo de que todo está guardado en mini estuches o empaques de los tamaños que te sean funcionales dentro de la maleta, organizamos:

Lo mejor es colocar los artículos y prendas más pesadas en la parte baja de la maleta.

Los zapatos en una bolsa de tela o plástica para evitar ensuciar el resto del equipaje y lencería como base, en la parte baja de la maleta. Sobre estos los pantalones bien doblados y encima, en uno de los laterales de la parte de arriba, las blusas, camisas y ropa interior.

En el otro lateral los artículos de higiene y aseo personal y maquillaje o medicamentos que no sean de vidrio, para amortiguar lo que va en el centro. En el medio coloca botellas, paquetes o los objetos más frágiles que lleves. Serán protegidos por todo lo que está a su alrededor.

Puedes meter los calcetines en los huequitos que van quedando al empacar. Los cinturones van estirados en el borde del equipaje o dentro del cuello de las camisas de vestir.

En la parte frontal de la maleta mete papeles, libros, laptop y complementos tecnológicos.

5. Dobla la ropa como si la vas a empacar en tu billetera

La ropa es una de las cosas que más espacio ocupa en la maleta, por lo que es importante usar métodos que minimicen su tamaño arrugando lo menos posible.

Una muy buena alternativa es el “Método KonMari”, de Marie Kondo, que guarda la ropa compacta y sin arrugas. Mira aquí cómo lo hace.

6. Empaca cuanta ropa realmente necesitas

La estación del año de tu destino determinará qué tipo de ropa debes empacar. Considera tipos de tela y cuánto abrigo o frescura te ofrecen.

La clave es elegir ropa combinable entre sí con colores que puedas usar con varias prendas. Crea looks versátiles pero coherentes con cada ocasión.

7. Cantidad de ropa ideal o viable para cada viaje

Aunque el motivo de viaje marca una pauta importante en la elección del tipo de ropa, siempre podrás jugar con las cantidades según tu gusto, estilo y disponibilidad.

Te guiaré sobre las cantidades usuales por prenda a llevar acordes al tiempo promedio del viaje, con base a mi experiencia y de algunos amigos en mi comunidad viajera.

Lleva en un viaje de 10 días:

1. 3 pantalones, incluyendo el que llevas puesto y un short, de colores neutros. El tipo de pantalón variará de acuerdo al motivo del viaje.

2. 2 vestidos y una falda. En el caso de los chicos puede ser camisones y/o un sobretodo.

3. 3 blusas o franelas y 2 camisas que serán el click en tus combinaciones. Procura acertar con los colores de acuerdo a las demás prendas.

4. 1 pijama o ropa para dormir.

5. 2 calzados. Uno cómodo o deportivo y uno casual o elegante.

6. Un par de sandalias.

7. Un suéter ligero. Siempre puedes llevar uno en la maleta y el abrigo puesto el día del viaje.

Lleva en un viaje de 30 días:

1. 5 pantalones, incluyendo el que llevarás puesto. Elige los tipos de tela acordes con el motivo de viaje.

2. 2 vestidos o franelones y una falda del largo para la ocasión.

3. 7 blusas y camisas. Alterna mangas largas y cortas. Cuello alto también.

4. 1 pijama o ropa para dormir.

5. 2 calzados. Uno cómodo o deportivo y uno casual o elegante.

6. 1 par de sandalias.

7. 1 abrigo para temperaturas frescas y frías, siempre acorde a la estación en la que estarás.

Haz un plan para lavar si vas a un viaje largo ¿la ropa sucia qué?

La ropa sucia quizás no preocupe tanto en viajes cortos, pero en destinos largo, sí. Averigua si donde llegarás hay lavadora y secadora para lavar tu ropa. Sí es así, solo comprarás el detergente y el enjuague.

Si no hay lavadora, tendrás que pagar en una lavandería. La tercera pero no descartable alternativa es lavar las prendas más fáciles de secar y colgar en tu habitación o en el baño.

Para esto lleva una tira larga para colgar la ropa, preferiblemente de fibra o un plástico resistente para que no agarren mal olor ni se ensucien.

Si compartes tu habitación o baño, primero consulta con tu compañero.

Estos consejos han sido para que tu equipaje pese menos o sea lo más ligero posible. También para ahorres espacio y puedas meter todo lo que necesites.

Sé totalmente intencional al momento de organizar la maleta, y por ende, al elegir qué llevar. Simplemente programa bien el día o los días que tomarás para hacerla y enfoca tus energías, pensamientos e intención en ese momento. Verás que los resultados serán lo que realmente estás necesitando en tu equipaje.

Te invitamos a comentar y a compartir este artículo con tus amigos en las redes sociales para que también aprendan a cómo organizar una maleta.

 

Ver También:

 

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 15 mejores lugares para viajar solo en Argentina

14 platillos típicos de la Ciudad de México que tienes que probar