in

25 Cosas Maravillosas Sobre El Castillo De Neuschwanstein – El Castillo Del Rey Loco

El Castillo de Neuschwanstein, es una construcción mágica llena de detalles arquitectónicos entre medievales y góticos que nos remiten a la época dorada de los cuentos de los hermanos Andersen.

Entre torres, hermosos frescos pintados en sus paredes y una imponente sala del trono, el castillo de Neuschwanstein destaca por ser el más hermoso, el más visitado y por ende el más fotografiado de Alemania.

Así se mira el castillo:

¿Cuantas personas visitan el castillo de Neuschwanstein cada año?

En la actualidad alrededor de millón y medio de visitantes llegan a Alemania para conocer sus castillos y el castillo de Neuschwanstein es entre todos el más solicitado.

¿Qué debes conocer sobre el castillo de Neuschwanstein?

Veamos aquí todo lo que necesitas saber sobre esta maravillosa obra de la arquitectura alemana:

1. ¿Dónde se encuentra el castillo de Neuschwanstein?

Esta sorprendente construcción se encuentra ubicada en Baviera, Alemania, su nombre se puede traducir como el castillo de New Swan Stone.

Inicialmente se le conoció como el Nuevo Castillo de Hohenschwangau puesto que se pensaba que era la recreación del castillo de Hohenschwangau en el cual creció Luis II. No obstante Schloss Hohenschwangau se encuentra ahora bajo la sombra de Neuschwanstein.

Su nombre actual hace referencia a la obra musical de Wagner “La Noche del Cisne”, que fue la ópera favorita de Luis II, un admirador ferviente del compositor. Sin embargo, este nombre se le asignó posteriormente a la muerte de Luis II de Baviera.

Para llegar al Castillo de Neuschwanstein, los visitantes deberán dirigirse a la zona de Hohenschwangau, en la cual ubica el punto de venta de las entradas.

2. ¿Es muy alto el Castillo de Neuschwanstein?

Realmente no es muy alto, la torre con mayor altitud alcanza a medir unos 213 pies, no obstante es su posición estratégicamente ubicada sobre una colina a orillas de un acantilado, la que le proporciona ese aspecto imponente de altura y distinción.

Lee también nuestra guía sobre cuánto cuesta viajar a Europa como mochilero

3. ¿Cuándo se construyó el castillo de Neuschwanstein?

Si bien su construcción fue ordenada en el verano de 1868, la primera piedra fundacional fue colocada en 1869, el 5 de septiembre.  Para el año 1873 ya algunas zonas del castillo estaban listas y habían sido habitadas por Luis II de Baviera, pero tristemente no llegó a ver culminada la obra.

En 1892 las torres Bower y Square fueron finalmente terminadas. El castillo fue abierto al público 15 años después de los inicios de su construcción, tiempo después también del fallecimiento de su fundador.

Entre los planos iniciales se había considerado que el castillo llegaría a tener más de 200 habitaciones, sin embargo cuando los fondos para el proyecto se recortaron sólo se había avanzado en la construcción de una docena de ellas.

Al final la construcción quedó estimada en aproximadamente 65.000 pies cuadrados.

4. ¿Por qué se construyó el castillo de Neuschwanstein?

Un poco de vanidad y mucho de sueños realizables son los ingredientes iniciales de la construcción de este castillo.

La vida Luis II de Baviera era un poco excéntrica y sus gustos por la música de Wagner y los clásicos de la época de la caballería alemana inspiraron su mente para la construcción del castillo.

De allí que se considere a Neuschwanstein como un castillo surgido de los cuentos de hadas. No en vano eso era lo que pretendía desde sus inicios su fundador.

En una carta dirigida a Wagner, quien era también su amigo, Luis II revela sus intenciones de hacer del castillo la reconstrucción del viejo castillo de su infancia, pero con el estilo de la época de la caballería alemana.

Sus intenciones iban incluso más allá de una estructura medieval y un estilo caballeresco, Baviera había visualizado incluso las vistas desde las torres, lo que las personas verían al asomarse en ellas. Las impresionantes vistas de las llanuras, las montañas y más.

Era su intención principal que fuese más hermoso que el castillo de su infancia, al menos así le reveló a Wagner. Si bien para cuando la obra fue por fin puesta en marcha con fundamento ya Luis II carecía de poder, se piensa que continuó la construcción por razones políticas.

Otras voces indican que fue construido por un interés muy personal de Luis II de Baviera de vivir de un modo íntimo y privado su necesidad y sueño de reinar, de allí que construyera el castillo para vivir en él como un rey.

5. ¿Cómo era la vida de Luis II de Baviera?

El rey Luis II de Baviera vivió de manera muy cómoda en su infancia, en Schloss Hohenschwangau. Desde niño sus padres habían observado su inclinación por el teatro y la música clásica, en especial la de Richard Wagner.

A los 18 años, muy joven aún, Luis II fue nombrado Rey de Baviera, reinado que duraría solo dos años debido a la guerra Austro-Prusiana, en la cual Prusia salió vencedora y tanto la política como el poder militar de Baviera fue tomado por esa nación.

6. ¿Es cierto que este castillo inspiró los cuentos de hadas de Disney?

Si bien las historias de Disney, ya lo sabemos, son la reconstrucción de los tradicionales cuentos de hadas ya existentes desde antaño, no es menos cierto que el castillo de Neuschwanstein sirvió de inspiración para algunos de los escenarios de sus películas.

La más resaltante es el filme animado de la “Cenicienta” de 1950, en el cual el castillo de fachada blanca con torres azules remite directamente al castillo de Neuschwanstein.

Otro castillo de Disney que rememora a Neuschwanstein y lo recrea con sorprendente semejanza, es el castillo de la Bella Durmiente construido realmente en uno de los parques de Disneyland.

Poco antes de iniciar su construcción Walt Disney viajó con su esposa a Neuschwanstein y regresó con la clara idea de construir un castillo como el de Luis II Baviera para su parque. Esto es una clara muestra del impresionante impacto y poder encantador del castillo original.

7. ¿Cuál es el mejor momento para visitar el castillo de Neuschwanstein?

Todo el año es un buen momento para visitar el castillo, ya sea bajo el sol radiante de verano o con las hermosas montañas nevadas en invierno, pero quizás prefieras evitar los meses pico de julio y agosto en los cuales más de 6.000 personas cruzan sus murallas diariamente.

Las colas para adquirir los boletos de entrada siempre son extensas, para evitarlas lo ideal es llegar muy temprano al centro de ventas de boletos de Hohenschwangau, o cuando empieza a caer la tarde después de las 3:00 pm.

Para aprovechar bien la visita y disfrutarla al máximo es mejor planificar una estadía de dos días, así podrás disfrutar de cada sección del castillo con calma y apreciar bien sus detalles arquitectónicos y colecciones.

Los meses de noviembre y diciembre son bastante bajos en cuanto a presencia de turistas, por ello es bueno aprovechar esta temporada para visitar el castillo y pasar unas navidades de ensueño.

8. Visitar el castillo de Neuschwanstein en otoño

Otoño es una buena época para las almas románticas que deseen visitar el castillo, el paisaje cambia su colorido, el clima es templado y el cielo irradia una luz hermosa que va de un sol radiante a una luz tenue y cálida.

Lo mejor es que para el otoño los visitantes de agosto ya se han reducido y se puede apreciar el castillo con mayor comodidad.

De igual modo un dato añadido a su encanto es que se puede sincronizar el viaje de modo de poder disfrutar del mundialmente conocido Oktoberfest de Munich, el festival musical que se desarrolla durante 16 días entre septiembre y octubre.

9. Visitar el castillo de Neuschwanstein en invierno

Aunque es un paraje de ensueños con sus montañas nevadas y el aspecto típico de un país frío, acudir al castillo en invierno puede tornarse algo complicado, especialmente porque parte del atractivo como sus miradores Marienbrücke o Mary’s Bridge se encuentran cerrados.

El frío es intenso, puede pasar los -0°C, es decir que verdaderamente hace mucho frío, y para viajar con niños o incluso con adultos mayores sería una complicación. Así que es bueno pensarlo un poco antes de optar por estas fechas.

10. Visitar el castillo de Neuschwanstein en primavera

Un viaje en primavera al castillo es un viaje lleno de color, con el verde de los bosques, las flores y el contraste de la tez blanca del castillo bajo un sol primaveral. El clima es bueno, fresco y sin humedad. Los visitantes no son muchos y de seguro se podrán obtener fotos maravillosas.

Conoce más sobre los 15 destinos más baratos para viajar a Europa

11. Visitar el castillo de Neuschwanstein en verano

El verano es la época favorita de los vacacionistas, en gran medida porque coincide con las vacaciones del colegio de niños y jóvenes, por lo tanto son siempre más numerosos los turistas en el castillo y en cualquier otro punto turístico de Alemania.

Pero si no te disgustan las multitudes o si prefieres el clima cálido para viajar, la temporada de verano es una fecha ideal para visitar el castillo y disfrutar del sol radiante, solo debes armarte de paciencia para las largas colas de acceso a las instalaciones.

12. ¿Cómo es el interior del castillo de Neuschwanstein?

Mucho hemos hablado ya de los exteriores del castillo, pero sus interiores son también cautivantes.

Se cree que la mayor parte de su decoración y en especial el tercer piso fueron dedicados a la ópera de Wagner “La noche de los cisnes”, de allí que los frescos de las paredes retraten sus escenas.

Aunque los planes de su fundador eran numerosas habitaciones, sólo lograron concretarse 14 de ellas, las cuales se pueden apreciar porque están abiertas al público.

La visita guiada al castillo incluye el acceso a las grutas de las cuevas, al Singer’s Hall y a la habitación del Rey entre otros atractivos.

13. Visitar el vestuario del castillo de Neuschwanstein

Seguramente te has imaginado alguna vez cómo es el vestuario de un rey, sus cuantiosos trajes elegantes, joyería y hasta sus vanidosos lujos, pues bien en el castillo de Neuschwanstein podrás entrar al vestidor del rey Luis II de Baviera.

Dentro del vestidor se pueden apreciar los magníficos frescos del techo y los murales que representan la obra de poetas famosos como Hans Sachs y Walther von der Vogelwide. La habitación completa está decorada en tonos dorados y violetas que inspiran el romance.

14. El Salón del Trono

Uno de los espacios más cautivantes del castillo es el salón del trono, el espacio más anhelado y planificado por Luis II en su anhelado sueño de seguir siendo rey. Es un espacio que poco tiene que envidiarle a las mejores catedrales bizantinas.

Con dos pisos de altura, frescos en sus paredes, una cúpula pintada, una araña de 13 pies de altura y un piso de mosaico cuidadosamente elaborado, es sin duda el espacio que mayor dedicación tuviese en su diseño, aunque para la tristeza de su fundador nunca llegó a tener allí su trono.

15. El puente del castillo de Neuschwanstein

Volviendo a los exteriores del castillo, no se nos puede olvidar el puente Marienbrücke, el cual cruza sobre una cascada ofreciendo vistas indescriptibles pero si muy fotografiables.

Al descender del puente es punto obligatorio recorrer los senderos de madera diseñados con el objetivo de ofrecer al visitante la oportunidad de admirar la belleza de los Alpes Bávaros.

16. Las excursiones al castillo de Neuschwanstein

La única visita oficial guiada que permite el acceso al interior del castillo son los grupos organizados por el departamento del Palacio Bávaro; sin embargo existen numerosas compañías que ofrecen paquetes turísticos que incluyen la visita a otros castillos cercanos.

Los tours de estas compañías suelen ser de un día, incluyen una visita al Castillo de Linderhof, a Hohenschwangau y los poblados cercanos así como la visita a los exteriores de Neuschwanstein. Estos paquetes pueden costar a partir de $45 y no incluyen las entradas a los castillos.

La visita que ofrece la compañía Grey Line, por ejemplo, incluye a parte del acceso a Neuschwanstein, la visita al castillo de Linderhof inspirado en Versalles, así como a un corto paseo en el pueblo de Oberammergau.

Para llegar desde Munich los visitantes pueden viajar con Mike’s Bike Tours, quienes también le ofrecen recorrer los Alpes Bávaros y un desfile al culminar la visita al castillo.

17. ¿Cómo llegar desde Munich al castillo de Neuschwanstein?

Son muchas las opciones que se pueden conseguir en Munich para trasladarse al castillo sin necesidad de integrarse a un grupo de turistas o a un paquete turístico. Trenes y autobuses están a la orden del día para llegar de manera económica.

Munich se encuentra a dos horas en vehículo particular, siguiendo la autopista principal A7 hasta Füssen o Kempten. Los coches pueden aparcarse en el estacionamiento de Neuschwanstein ubicado en el pueblo de Hohenschwangau.

Para ir en tren desde Munich, la parada es en la estación de Füssen, desde allí los visitantes deben tomar un bus local hasta el pueblo. De igual forma existen buses locales tanto urbanos como interurbanos que facilitan el acceso a quienes llegan desde Garmsich o Innsbruck.

18. El transporte desde Hohenschwangau

Todos los turistas que visiten el castillo de Neuschwanstein tienen que llegar primero al pueblo de Hohenschwangau, donde se encuentra ubicado el Ticketcenter, así como los estacionamientos y algunas atracciones turísticas como el castillo de los Reyes Bávaros.

Una vez adquiridas las entradas, se puede llegar al castillo caminando, en bus o en hermosos carruajes tirados por corceles. La caminata toma un tiempo de 30 a 40 minutos y hay que considerar una subida muy empinada que puede mermar las fuerzas para disfrutar del castillo.

Por su parte los autobuses no son muy costosos, apenas unos € 2.60 ida y vuelta, estos buses trasladan a los visitantes desde el estacionamiento P4, pero no te dejarán propiamente en el castillo, aún te toca caminar entre unos 10 y 15 minutos aproximadamente.

En las temporadas de clima severo los buses no pueden desplazarse, por lo cual lo visitantes deberán llegar al castillo caminando o en carruaje. Otra razón más para visitar en épocas menos frías.

Los carruajes tirados por caballos le aportan un toque mágico y especial a la experiencia, realmente te harán sentir que vives en la época de los grandes reyes y princesas; no obstante su valor es algo costoso considerando que varía tanto de ida como de vuelta iniciando en € 9.

Así como los buses, los carruajes tampoco pueden llegar de modo directo al castillo, por lo cual siempre tendrás que caminar entre 5 a 10 minutos. Un punto a tener en cuenta al viajar con niños, adultos mayores y personas con discapacidad.

19. ¿Cómo se adquieren las entradas para el castillo de Neuschwanstein?

El centro de ventas de las entradas se encuentra en el pueblo de Hohenschwangau, todas las entradas se adquieren allí aunque pueden reservarse con antelación de forma online. Las entradas tienen un costo de € 13 y todas incluyen la visita guiada en un horario específico.

Los niños y jóvenes menores de 18 años tienen acceso gratuito y los adultos mayores, así como los grandes grupos y estudiantes cuentan con un precio reducido.

20. Datos sobre la visita guiada

Para ingresar al interior del castillo solo puede hacerse en una visita guiada, la cual ya se encuentra incluida en el precio de la entrada. Los idiomas en los que se realiza la visita son el inglés y el alemán, pero también puedes optar por audios que cuentan con 16 idiomas diferentes.

La visita toma un aproximado de 35 minutos e incluye paradas en la sala del trono y la habitación inspirada en la historia de Tristán e Isolda.

21. Horario del castillo de Neuschwanstein

El horario de apertura del castillo es desde las 9:00 am hasta las 6:00 pm, entre el mes de abril y el 15 de octubre. A partir del 16 de octubre y hasta marzo el horario se comprende entre las 10:00 am y las 4:00 pm.

Aunque el castillo está abierto la mayor parte del año hay cuatro fechas importantes en las que permanece cerrado, los días 24, 25 y 31 de diciembre y el 1 de enero.

22. Dónde hospedarse cerca del Castillo de Neuschwanstein

En el pueblo de Hohenschwangau existen diferentes posadas y hoteles que ofrecen una estancia acogedora, pero para una experiencia aún más de cuentos de hadas no dudes en visitar la Villa Luis, una de los hoteles más nuevos de la zona.

23. Restaurantes cerca de castillo de Neuschwanstein        

El propio castillo de Neuschwanstein cuenta con su restaurante, el Neuschwanstein’s Café & Bistro. También puede visitarse el Schlossrestaurant Neuschwanstein ubicado en el pueblo, en este último se puede disfrutar además de una hermosa vista hacia el castillo.

Según cuentan las historias del pueblo, los artesanos y obreros que trabajaron en la construcción del castillo, solían cenar en este restaurante cuando era aún una cantina en el siglo XIX.

24. Cosas qué hacer cerca del castillo de Neuschwanstein

A parte de conocer el castillo de Neuschawanstein, los visitantes deben aprovechar la oportunidad de visitar el pueblo de Hohenschwangau; el castillo de Linderhorff (uno de los castillos construidos por el Rey Luis II de Baviera), y por su puesto el castillo de Hohenschwangau donde vivió su infancia.

25. Datos de interés sobre el castillo de Neuschwanstein

Las personas con discapacidad pueden encontrar mucha dificultad en el castillo de Neuschwanstein, iniciando por las largas caminatas de acceso, los puentes, escalinatas, las pendientes empinadas, entre otros.

El castillo aún no ha sido adaptado a la accesibilidad de las personas con discapacidad pero esto se debe en gran medida a su ubicación.

Otro punto importante es que a pesar de ser el castillo más fotografiado de Alemania, las fotografías dentro del castillo se encuentran prohibidas, esto como medida preventiva para cuidar los frescos y las decoraciones de la exposición a las luces del flash.

Así que para mostrar que estuviste allí tendrás que aprovechar de los espacios exteriores para las fotografías, y usar tu cámara mental para guardar los mejores recuerdos de los interiores del castillo.

 

¿Cuál es la historia del castillo de Neuschwanstein?

La historia de este castillo situado en los Alpes Bávaros no es tan hermosa como su apariencia. Su construcción fue encargada por Luis II de Baviera en el año 1868, a dos años de que Austria y Baviera fuesen conquistadas por Prusia tras la guerra Austro-Prusiana.

En esta guerra Luis II de Baviera fue despojado de sus poderes monarcas, lo cual le permitió retirarse con sus recursos a vivir su vida de ensueño entre palacios y sirvientes. Pero Luis II no logró ver terminada la obra pues falleció misteriosamente en 1886.

Las torres finales del castillo se culminaron en 1892, seis años después de la muerte de Luis II. Sin embargo, a escasas semanas de su muerte, el castillo fue abierto al público y a partir de allí se constituyó como una de las exhibiciones más hermosas y más visitadas de Alemania.

 

Como puedes observar, el Castillo de Neuschwanstein es sin duda un lugar fascinante y un punto obligatorio de visita en tu viaje a Alemania. Es la oportunidad de oro de vivir, aunque sea por un día, ese mundo mágico de los cuentos de hadas que acompañaron tu infancia.

 

Ver También:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 10 Castillos Más Hermosos de Alemania Que Debes Visitar Alguna Vez En Tu Vida

Las 10 mejores playas en México para ir de vacaciones con niños