in

Las 17 Mejores Cosas Que Hacer Y Ver en Berlín

Berlín es una ciudad muy atractiva por su riqueza histórica acompañada de museos, catedrales y monumentos, que invitan a miles de turistas cada año a conocerla.

La belleza de “La Ciudad de la Libertad” es seductora; su modernidad, fascinante; su estilo de vida… incomparable.

Déjate seducir por esta metrópolis que aún conserva parte del “Muro de la vergüenza”, “El Muro de Berlín”, en este nuestro TOP 17 de las mejores cosas por hacer y ver en la capital de Alemania.

1. Visita la Catedral

Coronada con una cúpula visible desde muy lejos se levanta la Catedral de Berlín, imponente edificio religioso de mayor importancia en la ciudad.

Construida entre 1894 y 1905 muy cerca del río Spree y frente al Palacio Imperial, brinda una grata experiencia artística, histórica y arquitectónica, que se suma a su impresionante vista desde la cúpula.

Las visitas son suspendidas durante los actos y servicios religiosos.

2.Nos vemos en la Puerta de Brandenburgo

Más que el lugar de referencia número uno de la ciudad, la Puerta de Brandenburgo es un símbolo de reunificación.

Esta obra construida entre 1788 y 1791 en un estilo neoclásico, que suma 26 metros de alto por 65 metros de largo, sostenida por 6 columnas de estilo dórico, ha sido testigo de sucesos decisivos en la historia de Berlín, pues en ella se celebró la caída del Muro de Berlín en 1989 y se celebra el nuevo año.

La puerta es “vigilada” por la Diosa de la Paz Irene montada sobre un carro jalado por 4 caballos. También esta una belleza de obra. A la puerta le sigue la Plaza de París con el histórico Hotel Adlon y la Academia de las Artes.

3. Conoce el Domo del Reichstag

Sede del Gobierno alemán de una riqueza histórica invaluable. Como casi toda la ciudad sufrió daños durante la Segunda Guerra Mundial, siendo reconstruido después de la caída del Muro de Berlín.

Tiene uno de los domos de cristal más impresionantes del mundo desde donde se tiene una espectacular vista de la ciudad.

Pese a ser una plaza política no todo lo que rodea a este edificio histórico también testigo de la contemporánea historia alemana, es seriedad y formalidad, pues a sus alrededores se puede andar en bicicleta, tomar fotografías o sentarse a comer tranquilamente.

Compra aquí tu boleto para ingresar y tener una visita guiada, escuchar una sesión parlamentaria y para subir a la azotea y a la cúpula.

4. Recorre la Isla de los Museos

La Isla de los Museos reúne los 5 museos más importantes de la capital: el Museo de Pérgamo, el Museo Bode, el Nuevo Museo, la Antigua Galería Nacional y el Antiguo Museo. Entre todas las colecciones suman 6 mil años de cultura e historia de arte.

La isla fue reconocida por la Unesco como Patrimonio Histórico de la Humanidad.

5. Sube a la Torre de Televisión

Sus 368 metros le hacen la torre más alta de Berlín, característica que por sí sola convierte a esta infraestructura un atractivo turístico de la ciudad.

“La Torre Eiffel de Berlín”, como también se le conoce, recibe a 1.2 millones de visitantes cada año, hombres y mujeres que observan cada punto de la metrópolis  en un ángulo de 360 grados.

Hallarás esta torre de telecomunicaciones en la plaza Alexanderplatz, en el centro de la vieja Berlín Este.

6. Conoce el Museo del Holocausto

Joya arquitectónica de más de 2 mil 700 bloques de hormigón en memoria de los más de 15 millones de judíos asesinados en Europa, por la Alemania Nazi. Es un recuerdo de lo que se afirma fue el episodio más cruel de la humanidad.

El museo de 19 mil metros cuadrados cerca de la Puerta de Brandenburgo está diseñado para provocar sensaciones de inquietud y confusión.

7. Recorre el Palacio de Charlottenbourg

En las afueras de la ciudad a 20 minutos de Berlín hallarás el hermoso Palacio Charlottenbourg, construido cerca del año 1700 por Federico III para su venerada esposa, Sophie-Charlotte.

Además de ser el más grande de Berlín es por sus lindos jardines el más famoso de la ciudad. Sería una tontería estar en la capital alemana y no visitarlo.

8. Visita el Museo de los Judíos

Diseño del arquitecto estadounidense de origen judío-polaco, Daniel Libeskind, que representa una de las estructuras más imponentes de Berlín. A lo lejos se puede ver una estrella de David destrozada.

Sus salas de exposición detallan la historia judía y su Jardín del Exilio contiene el sentimiento de aislamiento y confusión, como el que vivieron los exiliados durante la Alemania Nazi.

9. Conoce la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm

Iglesia evangélica luterana construida hace más de cien años en un estilo neorrománico, que también sufrió los embates de la Segunda Guerra Mundial.

Se trata más bien de un monumento con lo que quedó de la iglesia que recuerda la locura e insensatez de la guerra.

Dentro hallarás una exposición con fotos de la II Guerra Mundial donde se ve a la iglesia destrozada por las bombas de los aliados.

10. Admira los Murales de East Side Gallerie

La galería al aire libre más grande del mundo creada en un tramo de lo que fuera el emblemático Muro de Berlín, cuya caída significó el fin a la Guerra Fría.

Está muy cerca del centro de la ciudad a lo largo de la ribera del río Spree, con una extensión de 1.3 kilómetros.

La colorida galería representa un tributo a la libertad conformada por 103 murales pintados por artistas de todo el mundo, con mensajes de tipo político, de amor y de esperanza.

Tiene un monumento a las víctimas de la división, la Capilla de la Reconciliación y un centro de documentación.

11. Visita el Zoológico de Berlín

Más que un parque para admirar animales y disfrutar de un agradable día de paseo, el Zoológico de Berlín es un santuario que cuida especies amenazadas o en peligro de extinción.

Este zoo es el más grande de Alemania y el más visitado de Europa, con más de 2.6 millones de visitas al año.

Más de 3 mil 100 de sus animales murieron durante la Segunda Guerra Mundial, población que en la actualidad subió a 15 mil ejemplares y poco más de 1400 especies. Abrió en agosto de 1844.

12. Disfruta el Parque Tiergarten                                                                 

El Parque Tiergarten es como recorrer el Hyde Park de Londres o el Central Park de Nueva York. Es bello, cautivador, pacífico y el más grande de Berlín con 210 hectáreas.

Está rodeado por las obras más emblemáticas de la ciudad como la Puerta de Brandenburgo, el Parlamento Alemán o el Palacio de Bellevue.

El también conocido como “Jardín de Animales” es un valioso pulmón natural de la capital alemana, sede de uno de los festivales más famosos de música electrónica de Europa: el “Love Parade”.

13. El bello Palacio de Schloss Bellevue

Otro de los edificios históricos más famosos de Berlín igualmente dañado por las bombas que cayeron por parte de los aliados en la Segunda Guerra Mundial.

Su fachada restaurada está decorada con columnas corintias y piedras labradas con detalles de agricultura, pesca y caza. Sus espectaculares jardines y las maravillosas vistas que ofrece al río Spree, le hacen un lugar imperdible de visitar.

El palacio fue construido en 1786 por mandato del príncipe de Prusia, Federico Augusto Fernando. Desde 1994 es la residencia oficial del Presidente de Alemania.

14. Párate frente a lo que queda del Muro de Berlín

El símbolo más famoso de Berlín, un lugar aún cargado de una energía indescriptible. Ve y párate frente a lo que queda del muro, el antes y después de la historia alemana y del mundo.

Esta pared fue construida en 1961 para separar las ideologías capitalistas y comunistas, convirtiéndose por 28 años en una frontera entre la República Democrática Alemana y la República Federal Alemana.

Durante esos años 125 personas murieron al intentar cruzar esta división de 4 metros de altura y 120 kilómetros de extensión.

15. Cruza la Ciudad por Checkpoint Charlie

Fue el principal paso fronterizo entre las dos Alemania durante la Guerra Fría, cuyo acceso solo estaba autorizado para diplomáticos: “usted está abandonando el lado americano”.

Fue demolido en 1990 luego de la reunificación de Alemania Oriental y Occidental, quedando únicamente el Museo Checkpoint Charlie que alberga documentos, fotografías, maquetas y videos, de sucesos ocurridos en el Muro de Berlín.

Además de ser un símbolo de la Guerra Fría, es uno de los sitios turísticos más famosos de la capital de Alemania.

16. Da una Vuelta por el Estadio Olímpico

El Berliner Olympiastadion (Estadio Olímpico de Berlín) fue construido para los Juegos Olímpicos de 1936. También fue sede de las copas del mundo de 1974 y 2006.

Es una infraestructura deportiva fantástica con una capacidad para 76 mil 065 espectadores, que cada fin de semana de temporada van a ver jugar al Hertha BSC Berlin. Es considerado un monumento nacional.

17. Pasea por el Parque Tempelhof

Tempelhof fue un importante aeropuerto en la Alemania Nazi donde los aliados proveían de víveres y armas a los soldados.

Su conversión a uno de los parques más grandes del mundo comenzó en 2010 con un área de 380 hectáreas, superando en tamaño al famoso Central Park de Nueva York.

En él los berlineses disfrutan de un paseo en bicicleta, en patines o de una agradable caminata. Es un lugar lindo donde querrás pasar varias horas del día.

Berlín es más que rica historia

A estas 17 atracciones turísticas todas cargadas de la historia contemporánea de la ciudad, se suman otros sitios igualmente atractivos como los populares mercados de comida y los lugares para practicar senderismo o andar en bicicleta.

La capital alemana es más que una gran ciudad europea de edificios y monumentos, es también de bellas y tranquilas tardes con jardines y lagos. Todo en un mismo lugar. No querrás perderte esto.

 

 

Ver También:

 

Booking.com

Las 12 Mejores Comidas de la Gastronomía de Oaxaca

10 Cosas Que Hacer En Vancouver En Invierno