in

Los 30 mejores platillos típicos de Bolivia que debes probar

La gastronomía boliviana es una excitante mezcla de platos aborígenes, recetas españolas y preparaciones surgidas del maridaje entre los productos autóctonos y los llevados a América por los conquistadores.

Estos son los 30 mejores platillos típicos de Bolivia.

1. Sándwich de chola

La comida típica de Bolivia tiene en el sándwich de chola una de sus principales expresiones, un emparedado con jamón de cerdo cuyo nombre proviene de las cholas bolivianas, mujeres mestizas que han comercializado el platillo clásico de La Paz.

Los principales ingredientes son un pan redondo (sarnita) parecido a un bolillo grande y lonjas de jamón horneadas, con adiciones vegetales y cuerito crocante de cerdo.

El aderezo típico es la llajua o yasgua, una salsa picante a base de iocoto (nombre boliviano del ají rocoto), tomate y otros ingredientes que varían de acuerdo con la región del país.

En Cochabamba le ponen perejil, cilantro boliviano (quirquiña) y hierbabuena. En otras regiones añaden wakataya (Tagetes minuta) y suyku o chincho (Tagetes elliptica). En partes de oriente no usan rocoto sino aribibi, otro ají picante.

2. Salteñas bolivianas

Las empanadas salteñas son típicas de la provincia argentina de Salta, que limita por el norte con Bolivia.

Los bolivianos tienen su propia versión de salteñas con jugosos rellenos de ternera, pollo y otras carnes.

Para la masa necesitarás 500 gramos de harina, 200 de mantequilla, ½ taza de agua, 2 yemas, 2 cucharadas de azúcar y 2 de ají amarillo.

El relleno lleva ½ kilo de carne de res, 6 papas, 2 cebollas, 1 ½ tazas de arvejas, 4 tazas de caldo de res, 3 cucharadas de perejil, ½ cucharada de ají amarillo, sal y pimienta al gusto.

Sofríe la cebolla, la media cucharada de ají y añade el caldo, dejando hervir. Agrega la carne picada, cocina por 15 minutos, apaga el fuego e incorpora las papas cocidas, arvejas, perejil, sal y pimienta. Reposa y refrigera de un día para otro.

Para la masa, mezcla sus ingredientes en la licuadora o amasa a mano. Extiéndela y córtala en círculos de 10 cm de diámetro y un cm de espesor. Arma las empanadas y hornéalas por 10 minutos en horno precalentado a 300 °C.

3. Rostro asado

Entre las cosas típicas de Bolivia más singulares está la de preparar la cabeza de cordero al horno dejando su piel. Es una de los platos fáciles de hacer disponiendo del componente estrella: una cabeza fresca.

Solo requieres adicionalmente agua, sal y opcionalmente especias, aunque la cabeza es tan gustosa que no es preciso agregar muchos condimentos.

Lava con agua la boca del cordero con un cepillo de dientes que puedas desechar. Luego limpia toda la pieza por dentro y por fuera con agua hervida.

Pon suficiente sal en todas las partes de la cabeza donde haya carne y espolvorea las especias que desees. Coloca la pieza con agua en una fuente para horno y hornea hasta que la carne quede bien cocida, asegurándote de que no se seque el líquido. Estará lista cuando la piel salga fácilmente con un guante. Sirve con papas cocidas y arroz.

4. Pique macho

Receta creada en Cochabamba en 1974. Lleva ½ kilo de un corte suave de res, 6 salchichas tipo Viena, 6 papas, 3 tomates, un rocoto verde, una cebolla roja, 2 cucharadas de salsa de soya, media lata de cerveza, aceite y sal y pimienta negra al gusto.

Pica la cebolla en julianas delgadas. Calienta bien una cucharada de aceite en una sartén y pon la carne cortada en cubos y salpimentada al gusto, añadiendo la cebolla. Fríe hasta que la carne suelte sus jugos y agrega la soya y la cerveza.

Cuando la carne esté cocida, corta las salchichas en rodajas e incorpóralas manteniendo al fuego por unos minutos más. Pela las papas, pícalas en cuartos y fríelas. Ponlas en un plato, coloca encima el guiso de carne con salchichas y acompaña con tomate en rodajas y rocoto picado.

5. El intendente

Sabroso y suculento platillo del Altiplano boliviano que debe su nombre a un funcionario (intendente) que inspeccionaba los restaurantes, para constatar el cumplimiento de las normas establecidas.

Un buen intendente puede llevar corazón de ternera, tripa gorda, lomo asado, chuletas de puerco, chorizo, costilla y riñón de cordero y piezas de pollo. Los principales condimentos son sal y ajo y algunos cortes pueden ir fritos y otros asados.

Las guarniciones son papas cocidas, arroz hervido, ensalada de tomate, cebolla, lechuga y rocoto.

6. Condori

El condori es uno de los platos típicos de Bolivia fáciles de preparar. Para 3 kilos de espalda de llama cortados en trozos, se necesitan 1 ½ kilos de papas frescas, un kilo de chuño, ají amarillo molido, ajo, pimienta, comino y sal al gusto.

Se ablanda la llama en agua con sal y ají molido y se termina de cocinar con el ajo, las especias y sal. Se come con las papas y el chuño cocidos.

El condori es típico de la ciudad y la provincia de Oruro, preparado para celebraciones. La carne de llama es rica en proteínas y su contenido de colesterol y otras grasas es mucho menor que en el cerdo y la carne vacuna.

7. Chambergos potosinos

Platillo original de Potosí, ciudad boliviana frente al cerro del mismo nombre que ha sido la fuente de plata más rica de la historia universal.

Los chambergos potosinos son unos rosquetes a base de huevos, harina de trigo y chancaca, como se conoce el piloncillo en Bolivia.

Para una buena cantidad de chambergos mezcla 25 huevos en un bol, agregando harina poco a poco hasta hacer una masa ni muy ligera ni muy espesa. Llévala a una mesa y sóbala (usa la mano cubierta con un poco de manteca para que no se pegue) con media copita de alcohol (puede ser pisco).

Forma los rosquetes e introdúcelos en una olla grande con agua hirviendo, cuidando de que no se peguen unos con otros. Cocínalos a término medio (ni muy blandos ni muy duros), sécalos al sol hasta que endurezcan y hornéalos a 180 °C. Prepara un caramelo con el piloncillo y baña los chambergos.

8. Arroz con queso cruceño

El arroz con leche típico de Santa Cruz de la Sierra, la capital departamental, se prepara con una taza de arroz, media taza de leche, una taza de queso chaqueño cortado en láminas, 2 ½ tazas de agua, una cucharada de aceite y sal al gusto.

Pon a hervir el agua con el aceite, la sal y cocina el arroz. Cuando esté cocido y todavía un poco húmedo, añade la leche y deja hervir sin que se seque. Agrega el queso, mezcla bien y sirve inmediatamente.

9. Fritanga picante chuquisaqueña

La fritanga picante es el platillo más icónico de Chuquisaca. Una receta típica se prepara con 3 kilos de carne de cerdo, 200 gramos de ají colorado molido, 2 cucharaditas de pimienta, 2 de comino, una cabeza de ajo, agua y sal al gusto, más 200 gramos de chuño cocido, medio kilo de papas cocidas y patasca (caldo de mote).

Trocea el cerdo y cocínalo en agua con la pimienta, el comino, los dientes de ajo machacados y sal al gusto. Cuando la carne suavice, reserva 2 tazas de caldo, escurre el cerdo y fríelo en una sartén. Mezcla el caldo con el ají colorado en una cacerola, integra en una salsa e incorpórala al cerdo frito, dejando cocinar hasta que espese. Sirve con chuño, papa y patasca.

10. Sudado de surubí

Los surubíes son un género de peces de agua dulce utilizados en recetas de cocina y para elaborar harina de pescado.

El sudado de surubí es un plato típico de Pando, departamento boliviano en el extremo norte de Bolivia limitando con Brasil y Perú.

Pando es un departamento amazónico cruzado por innumerables ríos, por lo que el consumo de pescado de agua dulce es habitual.

Salpimienta 4 medallones de surubí, pásalos por harina y fríelos hasta sellar por ambos lados. Separa el pescado y en la misma sartén saltea 2 dientes de ajo, una cebolla, una zanahoria y medio pimiento morrón picados. Añade 50 cc de vino blanco, sal y jugo de limón al gusto.

Coloca los medallones sobre el salteado y cúbrelos con 2 tomates grandes cortados en medias lunas. Tapa la sartén y cocina a fuego bajo por 5 minutos. Sirve con papas cocidas y arroz.

11. Tortilla de huevo de peta

El departamento del Beni está en el centro-norte de Bolivia y es limítrofe con Brasil. Es la segunda entidad federal boliviana en extensión después de Santa Cruz y cuenta con abundantes cursos de agua y lagunas donde viven muchas especies, incluyendo la tortuga peta.

Estas tortugas se caracterizan porque las hembras son mucho más grandes que los machos. Cuando desovan ponen entre 20 y 35 huevos que son recolectados por los benianos para preparar una sabrosa tortilla, que es uno de los platillos típicos de Bolivia.

Bate bien 6 huevos de peta en un recipiente y añade una cucharada de harina de trigo, una de azúcar, una cebolla picadita, una cucharada de sal, media cucharadita de pimienta y media de comino.

Integra los ingredientes, calienta 2 cucharadas de mantequilla a fuego bajo en una sartén, agrega la mezcla de huevo y dora la tortilla por ambos lados.

12. Ranga

La ranga es un plato boliviano preparado con panza de res, típico de los departamentos de Tarija y Cochabamba.

Una receta con un kilo de panza lleva ajíes amarillos (dependiendo de qué tan picante quieras el plato), pimienta, comino, ajo, sal al gusto, aceite y 8 papas cocidas.

Lava bien la panza retirando la grasa y los residuos. Pon agua en la olla de presión y cocínala por 35 minutos cuidando de no excederte para evitar que se endurezca. Una vez cocida y reposada un poco, separa una taza de caldo y corta la panza en tiras finas.

Muele en el batán el ají amarillo sin semillas junto con el ajo, el comino y la pimienta. Coloca la mezcla molida en una cacerola con aceite caliente y remueve hasta que el ají se separe. Incorpora la panza y mezcla. Añade el caldo reservado y sal al gusto y cocina a fuego bajo por 5 a 10 minutos. Acompaña con papas cocidas.

13. Arvejada

Uno de los platillos más representativos de la gastronomía tarijeña es la arvejada, un plato tan local que difícilmente conseguirás en otras regiones bolivianas. Uno de sus secretos es que la arveja utilizada esté bien verde.

Para 3 kilos de arvejas se requieren una cebolla picada o un plato de cebolla de verdeo, medio kilo de papas, 2 cucharadas de perejil picado, 3 huevos, 120 gramos de queso rallado, agua, aceite y sal y pimienta al gusto.

Descascara las arvejas, cocínalas en una cacerola con agua, escúrrelas y resérvalas. Pela las papas, córtalas en finas tiras y fríelas en una sartén. Aparte, rehoga la cebolla con sal y pimienta al gusto e incorpora las arvejas y los huevos. Mezcla y agrega las papas fritas, el queso y el perejil. Remueve y sirve caliente.

14. Queque marmoleado

Uno de los postres típicos de Bolivia más populares es el queque de chocolate. Necesitas 225 gramos de mantequilla, misma cantidad de gramos de azúcar blanca y de harina, 4 huevos, ½ cucharadita de polvo de hornear, una pizca de sal, una cucharadita de esencia de vainilla y 100 gramos de chocolate bitter.

Bate la mantequilla con el azúcar en un tazón hasta que se forme una mezcla cremosa. Añade los huevos uno por uno y la harina, la sal y el polvo de hornear. Finalmente, incorpora la vainilla y une los ingredientes hasta que queden bien integrados.

Derrite el chocolate en baño de maría y mézclalo con la mitad de la masa. Coloca la masa sin chocolate es un molde cubierto de mantequilla y harina y añade la masa achocolatada. Marmolea el bizcocho con un palillo y hornéalo a 180 °C por 45 minutos.

15. Sopa de pirañas

Otra de las especies que vive en los ríos bolivianos, incluyendo los del departamento del Beni, es la piraña, pez preparado y comido en varias recetas, una de ellas, una sopa.

Para una buena sopa con 5 pirañas medianas y limpias necesitarás 2 zanahorias, un tallo de apio, 3 tomates, 3 hojas de laurel, algunos granos de pimienta, 4 dientes de ajo, una cebolla, 2 pimientos morrones, 2 latas de salsa de tomate pequeñas y sal y pimienta al gusto.

Cocina las pirañas en una olla de presión junto con la zanahoria, el apio, el tomate, el laurel y la pimienta en granos. Separadamente, rehoga el ajo, la cebolla, el pimiento y el tomate de lata. Muele las pirañas con hueso en la moledora de carne junto con las verduras y el rehogado. Cuela varias veces, salpimienta, calienta unos minutos y sirve.

16. Huarjata

Los Yungas es una ecorregión boliviana que abarca territorios de los departamentos de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

Uno de los platos tradicionales de Los Yungas es la huarjata, preparado con una cabeza de cerdo hervida y bañada con una salsa de cebolla frita, ají amarillo, ajo, orégano, comino, pimienta y sal.

Se acompaña con papas cocidas, arroz y chuño (papa deshidratada a la vieja usanza indígena).

En Los Yungas no hay nada más tradicional para beber antes de comer la huarjata que un yungueñito, una de las bebidas típicas de Bolivia.

Se prepara mezclando una medida de singani, aguardiente de uvas que es la bebida nacional, más el jugo de 3 naranjas, una medida de azúcar y hielo frapé.

17. Jolke

El jolke es un platillo caldoso a base de riñón de res o de cordero. Se necesitan 2 riñones vacunos, 2 cebollas, un tomate, una cucharada de ají colorado molido, una cucharadita de orégano, 2 dientes de ajo machacados, 6 papas peladas y cocidas, agua, aceite, pimienta, comino y sal al gusto.

La noche anterior, limpia, lava y pica los riñones y déjalos en reposo en un recipiente con agua y suficiente sal. Al día siguiente, enjuágalos y escúrrelos. Calienta aceite en una cacerola y fríe la cebolla finamente picada, el tomate picado y los ajos, sazonando con las especias y sal.

Agrega a la cacerola el ají, un vaso de agua hirviendo y deja cocinar hasta que espese. Añade los riñones, 2 vasos de agua hirviendo y deja cocinar por 5 a 10 minutos. Deshace 2 papas cocidas con un tenedor e incorpóralas para espesar el caldo de riñón. Añade las otras 4 papas en cuartos y el orégano y deja reposar 5 minutos antes de servir.

18. Arroz llamerada a la orureña

Otro plato tradicional de Oruro es el arroz llamerada, preparado con charque de llama.

Para ½ kilo de charque se requieren una taza de arvejas, otra de habas y una de zanahoria, un pimiento rojo, 2 cebollas, 2 tazas de arroz, mantequilla, aceite, agua y sal y pimienta al gusto.

Pon el charque en la olla de presión, cocina por 40 minutos a fuego máximo y mortájalo en un batán o en una tabla de cocina.

Desmenuza el charque con los dedos y fríelo en una mezcla de mantequilla y aceite hasta que esté crocante.

En una cacerola sofríe el pimiento, las cebollas, las arvejas, las habas y la zanahoria; agrega el arroz, el charque y 5 tazas de agua hirviendo, salpimienta al gusto y cocina hasta que el cereal quede suelto.

Este platillo se come durante la “llamerada”, baile boliviano tradicional en la región del lago Titicaca.

19. Pejerrey rebosado

El Poopó, localizado en el Altiplano en la Puna boliviana, es el lago más grande de Bolivia entre los situados totalmente en el territorio republicano, ya que el Titicaca es compartido con Perú.

En 2015 sus aguas prácticamente se evaporaron por la sequía, aunque se recuperaron con las posteriores lluvias.

Con la calamidad, la variada fauna de peces del lago se extinguió, pero con la recuperación se propagaron algunas especies, especialmente pejerrey y se decretó una veda que terminó en 2019 cuando los humildes pescadores pudieron faenar de nuevo.

En la receta, el pescado limpio y lavado se rebosa con una mezcla de harina de trigo, huevo batido, pimienta, sal y se fríe. Se prepara un rehogado de cebolla, tomate, ajo y ají y se pone sobre el pescado, comiendo con papas cocidas o fritas.

20. Calapurca

Más que un platillo, es un método de cocción ya que la comida es cocida o calentada con piedras humeantes antes de servir. El nombre proviene de la frase aimara “qala phurk’a”, que significa “guiso o plato preparado con piedras ardientes”.

La cocción es de origen prehispánico y típica de pueblos indígenas de Bolivia, Argentina y Chile.

En Bolivia representa una receta tradicional de la zona del Potosí y es una lawa (sopa indígena andina) preparada con charque o carne de res, ají, papas y harina de maíz.

Se sirve el plato y en el centro se pone una piedra ardiente que da a la sopa un sabor a tostado único.

En Chile se prepara con res, cordero y llama y es considerado un plato reparador después de las fiestas tradicionales.

21. Anticucho

Este rico platillo típico paceño de corazón de res a la parrilla se come por las noches y con las manos. Se trata de una de las comidas cálidas y baratas en las noches frías de la Chacra de Oro, a más de 3600 metros sobre el nivel del mar.

Para un corazón de res se necesitan 6 papas cocidas, un diente de ajo, una cucharadita de ají amarillo molido, una cucharadita de achiote, ¼ de cucharadita de comino, una taza de vinagre, una taza de agua, un poco de aceite y sal al gusto.

El día anterior, corta el corazón en trozos no muy gruesos y colócalos en una vasija honda con sal y vinagre. Al día siguiente, escurre los filetes y resérvalos.

En un poquito de aceite prepara una salsa sofriendo el ajo con el ají, el comino, el colorante y la taza de agua. Arma la parrilla y acerca el recipiente con la salsa para que se mantenga caliente. Prepara brochetas de madera con 5 pedazos de corazón y 2 medias papas, poniendo a asar a la parrilla. Al servir, pincela las brochetas con la salsa.

22. Chorizos de Oruro

Una de las mejores ocasiones para disfrutar de las comidas y bailes típicos de Bolivia es el Carnaval de Oruro, el evento festivo y cultural más importante del país, declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Durante el Carnaval de Oruro se comen decenas de miles de chorizos,  especialmente en la Plaza de La Ranchería.

Los embutidos tradicionales son de carne molida, especias y otros condimentos, servidos con pancitos y mote. Casi todos los turistas que visitan Oruro pasan por La Ranchería para disfrutar del manjar local.

23. Chhanqa de gallina

La Chhanqa es un platillo quechua preparado con gallina, habas y papas. Más conocido como chanka, es popular en Cochabamba y también hay una versión de conejo.

Los expertos afirman que la mejor gallina es la criolla que vive en los patios familiares y que ya ha puesto huevos.

Para una gallina en trozos se necesitan media cucharada de pimienta negra, 2 ramitas de apio, 2 zanahorias peladas picadas en trozos, 2 dientes de ajo enteros, un tallo de cebolla de verdeo, una taza de habas tiernas y peladas, 6 papas grandes peladas, agua y sal al gusto.

Ablanda la gallina en una olla de presión con agua y reserva la carne y el caldo. En una olla grande, entibia 3 tazas de agua y añade los trozos de gallina, la pimienta, el ajo, la zanahoria, el apio, la cebolla de verdeo y sal. Tras 25 minutos de cocción, agrega las papas peladas y cocina hasta que estas y la gallina estén listas.

En una cacerola pequeña cocina las habas en caldo hasta que queden tiernas. Sirve una papa en cada plato y añade trozos de gallina, completando con caldo caliente y habas. Acompaña con arroz.

24. Caldo de carachi

El carachi es un pez endémico del lago Titicaca utilizado por los pueblos que viven en las riberas para varias recetas, incluida un suculento caldo llamado wallake.

Se necesitan 9 carachis limpios, una ramita de q’oa (salvia), una cucharadita de comino, 9 papas peladas, 2 cebollas finamente picadas, 2 dientes de ajo machacados, medio kilo de chuño remojado, 2 cucharadas de ají amarillo molido, aceite, agua y sal al gusto.

Calienta un poco de aceite en una cacerola y fríe por 5 minutos la cebolla, el ajo y el ají, junto con el comino, removiendo constantemente. Incorpora 2 litros de agua hervida, la ramita de salvia, sal al gusto y cocina por 15 minutos. Agrega los carachis y cocina por otros 5 a 10 minutos sin dejar que los pescados se deshagan. Cocina la papa y el chuño, distribúyelos en los platos, añade pescado y finalmente, caldo.

25. Majadito

El majadito es uno de los platillos típicos de Bolivia preferidos de los cruceños y benianos. Normalmente se prepara con charque o con pato.

Un majadito con medio kilo de charque lleva 6 tazas de caldo de charque (reservadas de la cocción de la carne deshidratada), un kilo de arroz para granear, una cebolla y medio pimiento morrón rallados, 2 dientes de ajo picados, 3 cucharadas de aceite de urucú (achiote) y comino al gusto.

Hierve, maja y desmenuza el charque, reservando 6 tazas de caldo. Pon a retostar el arroz con el aceite con achiote y al empezar a dorar añade la cebolla, el pimiento morrón, el ajo y el charque.

Cuando el arroz esté bien tostado incorpora el caldo de charque y una pizca de comino y deja cocinar a fuego bajo hasta que el líquido se seque.

Sirve acompañado de huevos fritos, rodajas de plátano fritas, yuca cocida y una ensalada de rodajas de tomate y cebolla en plumas.

26. Singani

Es la bebida nacional de Bolivia, un aguardiente de uvas moscatel de Alejandría también empleada para elaborar los vinos moscatel fortificados españoles.

El singani se utiliza para hacer los cocteles bolivianos más populares como el yungueñito (mezclado con jugo de naranja) y el chuflay (con ginger ale).

Hay varios tipos de singani. El de altura o gran singani es hecho con uvas cosechadas por encima de 1600 metros sobre el nivel del mar, en las zonas de denominación de origen.

El singani de primera selección proviene de la fermentación alcohólica del vino de la uva y el de segunda selección se fabrica a partir de los orujos no prensados.

Su elaboración comenzó en Bolivia cuando los españoles iniciaron la explotación de plata en el famoso cerro de Potosí y la principal región actual con denominación de origen es el valle central de Tarija.

Otras regiones productoras están en los departamentos de Chuquisaca, La Paz y Potosí.

27. Gelatina de pata

Es una receta tradicional de la dulcería boliviana cuyo ingrediente principal es pata de res, parte vacuna rica en colágeno.

Es un producto de tono blanco crema y de textura muy suave, que se consigue en las ciudades bolivianas elaborado artesanalmente por las reposteras locales.

La gelatina es consumida en meriendas y postres con fresas, duraznos y otras frutas como acompañantes.

Si te animas a hacerla, compra una pata de res picada. Necesitarás además una taza de azúcar, 3 palitos de canela, 4 clavos de olor, una cáscara de naranja y agua.

Lava la pata y déjala hirviendo por 3 horas cubriéndola con suficiente agua, cuidando de que no se seque. Una vez frío, separa la grasa superficial y cuela.

Pon el caldo colado en una olla y aumenta con un poco de agua hervida. Añade los clavos, la canela y la cáscara de naranja y hierve durante 25 minutos. Agrega el azúcar y cocina unos minutos más. Retira los restos de ingredientes, vacía en moldes y deja enfriar.

28. Jigote de charque

El charque es un versátil ingrediente de la gastronomía boliviana y esta receta típica de Santa Cruz de la Sierra resulta excelente para almorzar o cenar.

Es un platillo salado con un delicioso toque dulzón proporcionado por las uvas pasas.

Para medio kilo de charque se necesitan 3 plátanos maduros, ¼ de kilo de papa, 3 dientes de ajo machacados, una cebolla rallada, medio pimiento morrón rallado, una taza de uvas pasas, 3 huevos duros, agua y un chorrito de aceite con achiote (urucú).

Pon a calentar 4 litros de agua, lava el charque, hiérvelo y escúrrelo, reservando una taza de caldo. Tras reposar, desmenúzalo y pica las papas y los plátanos en cubitos, hirviéndolos por separado. Pon el chorrito de aceite con achiote en una olla, retuesta el ajo, la cebolla y el pimiento morrón y cuando la preparación esté dorada, incorpora el charque, los plátanos, la papa, los huevos picados y las uvas pasas. Añade la taza de caldo y deja hervir unos minutos.

29. Tojorí

Es una bebida típica de los valles y el altiplano de Bolivia hecha con la mazamorra del maíz willkaparu, variedad boliviana con alto contenido de calcio y otros nutrientes.

El grano se muele grueso en un batán (piedra de moler) y se cocina durante varias horas, sirviéndose caliente.

El tojorí con leche ha sido incorporado en programas de alimentación escolar bolivianos por las excelentes propiedades nutritivas de la combinación.

Es una bebida para acompañar los populares buñuelos y pasteles de queso inflados y frecuentemente se mezcla con api morado. En las zonas tropicales del país suele beberse frío y combinado con leche.

30. Carnes de monte

Los aborígenes bolivianos son excelentes cazadores y disfrutan de una gran variedad de platillos con los animales que capturan en sabanas, selvas y montes. Algunas de las especies predilectas son el jochi pintao, el taitetú, la urina y el venado.

El jochi pintao de los bolivianos es el mismo roedor llamado tepezcuintle, lapa y paca común, en otros países latinoamericanos. En Bolivia se come asado y horneado, sazonado con ajo molido, vinagre, pimienta, sal, tomate y cebolla, acompañando con arroz y yuca frita.

El taitetú (pecarí de collar, cochino de monte, chácharo, báquiro) es la base para preparar unos ricos y exóticos chicharrones.

Por la alta demanda de la carne, se cría en granjas en medio de la selva. La urina (corzuela parda) es un cérvido muy apreciado en el oriente de Bolivia por su exquisita carne.

¿Cuál es el plato típico de Bolivia?

Hay varios, pero si hubiera que escoger uno podría ser el silpancho, un plato de Cochabamba que se ha hecho popular en toda Bolivia y que los bolivianos que viven en el extranjero preparan para recordar a la patria.

Se trata de una gran milanesa empanizada de carne vacuna o de llama, con una cubierta de 2 huevos fritos. Las guarniciones comunes son arroz blanco, papas cocidas y ensalada de zanahoria y remolacha.

¿Qué platos hay en La Paz?

La gastronomía de la Paz incluye comidas como el plato paceño que se come normalmente entre febrero y abril, cuando se cosechan sus principales ingredientes: el choclo, papas y habas.

La picana, un plato con varias carnes (cordero, ternera, pollo) y tubérculos, es típico de la Navidad paceña. El falso conejo se prepara con carne vacuna.

Qué comer en Bolivia

Depende del lugar donde te encuentres. En el departamento de Santa Cruz es típico el arroz con queso que suele prepararse para acompañar los asados.

La sopa de maní es tradicional en Cochabamba, así como el silpancho y el pique macho.

En el departamento del Beni no debes dejar de probar la tortilla con huevo de peta, una especie de tortuga.

En Oruro, uno de los platos más famosos es el intendente, hecho de diversos cortes y vísceras de ternera, cordero, cerdo y pollo.

Platillos típicos de Bolivia: información adicional

Departamentos y sus platos típicos:

Bolivia tiene 9 departamentos, cada uno con deliciosos platillos entre los que destacan los siguientes:

1. Departamento de La Paz: plato paceño, falso conejo, picana, anticucho, sándwich de chola.

2. Departamento de Santa Cruz: arroz con queso, mojadito, jigote de charque, locro, patasca.

3. Departamento de Cochabamba: silpancho, Chhanqa de gallina, pique macho, sopa de maní.

4. Departamento de Oruro: el intendente, chorizos, arroz llamerada, charquekan, thimpu.

5. Departamento del Beni: sopa de pirañas, pacu frito, tortilla de huevos de peta, majadito.

6. Departamento de Potosí: calapurca, chambergos, cazuela de cordero y maní, ají de pataskha.

7. Departamento de Chuquisaca: mondongo, fritanga picante, chorizos chuquisaqueños.

8. Departamento de Pando: pan de arroz, empanada de arroz, sudado de surubí, farofa.

9. Departamento de Tarija: rosquetes, arvejada, ranga, saice chapaco.

¿Cuál de estos platos te ha sorprendido más? Te invitamos a compartir este artículo para que tus amigos también conozcan los 30 mejores platos típicos de Bolivia.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 25 playas de México más económicas y bonitas

35 comidas típicas de Honduras que debes probar