in

Los 15 mejores postres típicos de Bolivia que debes probar

La gastronomía boliviana es rica en sabores que son el resultado de la mezcla de las costumbres indígenas, con la herencia obtenida de la cocina de los conquistadores españoles.

Aunque la especialidad del país son los platillos salados, sus postres también son muy ricos, por tanto, les dedicaremos este artículo. Estos son los 15 mejores postres típicos de Bolivia.

1. Gaznates dulces

Este es uno de los mejores postres típicos de Bolivia. Se suele afirmar que el que lo prueba siempre quiere un poco más.

Se elabora utilizando harina de maíz con la que se prepara una masa a la que se le da forma de tubo hueco, se le añade un poco de coñac y se fríe en aceite o manteca.

Una vez frita, se le coloca un relleno dulce como algún tipo de crema, chocolate, coco o un toque de licor.

2. Queque marmoleado

Delicioso bizcocho que combina el sabor de la torta de vainilla con lo sabroso del chocolate.

Se prepara de la misma forma y con los mismos ingredientes de una torta blanca o de vainilla. Luego, se divide la mezcla para agregar a una de ellas chocolate en polvo. Se vacía en el molde para hornear la mitad blanca y se va intercalando con la porción de chocolate, removiendo la mezcla con un palillo.

3. Churros bolivianos

Este postre tradicional y típico de Bolivia es parte de la herencia hispana que posee la cocina boliviana.

Se trata de bastoncitos elaborados con harina de trigo, huevos, azúcar y vainilla, ingredientes con los que se elabora una mezcla que se pone en una manga pastelera.

Los chorros se fríen en aceite y al sacarlos se bañan con azúcar. De esta manera estarán listos para comer acompañado de un rico chocolate caliente.

4. Alfajores

Los alfajores son parte de herencia gastronómica que dejaron los conquistadores en tierras bolivianas.

Se trata de suaves galletas preparadas con maicena rellenas (tipo sándwich) con una capa de chocolate o dulce de leche.

Los bordes del relleno entre las galletas se espolvorean con abundante coco rallado, lo que deja una sabrosa combinación de sabores.

5. Bizcocho de ahuyama

En Bolivia utilizan la ahuyama para preparar una rica y muy saludable torta o bizcocho. Para ello se necesita harina de avena, afrecho, huevos, leche de almendras, pasas, polvo de hornear, azúcar y ahuyama en forma de puré.

Tras mezclar los ingredientes se lleva un poco de la mezcla al horno y en pocos minutos estará listo el bizcocho.

6. Budín de quinua

La quinua tiene numerosos usos culinarios, uno de ellos, la preparación de uno de los postres típicos de Bolivia: el budín de quinua.

Cocina el grano hasta que esté transparente, agrégale pasas de uva, huevos batidos y colócalo en el horno por 40 minutos. En menos de una hora tendrás listo este dulce y rico postre boliviano.

7. Cuajadilla con salsa de quinua

Para elaborar la cuajadilla con salsa de quinua debes primero preparar el producto lácteo con leche de vaca, a la que le agregarás una pastilla de cuajo y después dejarás reposar.

Debes lavar la quinua cuántas veces sea necesaria para que desaparezca toda la espuma y luego la colocas al fuego para cocinar. Al estar lista se le agrega el azúcar, la leche y clavos de olor. Se vuelve a cocinar y entonces se añade la cuajadilla, se mezcla bien y se retira del fuego. Se sirve en copas y se adorna con canela en polvo.

8. Chancas

Este postre típico de Bolivia consiste en un turrón elaborado con maní como ingrediente principal.

Primero se hace un almíbar con azúcar y agua; luego se agrega maní troceado y jugo de limón. Después se amasa la mezcla y se coloca en un molde untado de mantequilla, dándole forma redondeada y plana.

9. Cremolada de durazno

Este sabroso, refrescante y frío postre típico de Bolivia se elabora con duraznos como ingrediente base. Se mezcla la pulpa sin semillas con un almíbar y se coloca en la nevera. Al estar fría se licúa repitiendo el proceso de enfriar y licuar al menos tres veces.

El producto obtenido es una crema fría de durazno, toda una caricia para los sentidos.

10. Dulce de cayote con canela

El zapallo cayote es el principal componente para elaborar este postre típico de Bolivia.

Lo primero es pelar y cocinar el zapallo cayote. Al estar listo, se coloca en una olla con azúcar, clavos de olor, canela, el jugo de medio limón y azúcar. Se cocina hasta que la mezcla tome un color dorado, señal de que hay que retirarla del fuego.

11. Leche asada

Uno de los mejores postres típicos de Bolivia es la leche asada, elaborada con leche, huevos, azúcar y esencia de vainilla.

Bate los huevos hasta que las yemas y las claras estén totalmente mezcladas, luego agrega leche y azúcar, combinando bien para que todo se diluya. Este contenido se coloca en un recipiente para llevar al horno por una hora. Tras enfriar para servir, se decora con azúcar pulverizado, fresas, miel, moras o alguna otra fruta de preferencia.

12. Budín de pan

Postre típico de Bolivia tradicional en la zona oriental del país. Se prepara con pan, que luego de ponerse duro se remoja en leche para que ablande (se puede llevar al fuego para que suavice más rápido). Después se agregan huevos, azúcar, esencia de vainilla y mantequilla derretida.

La preparación se vierte en un molde para hornear previamente cubierto con mantequilla y se lleva al horno por 45 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga limpio.

Una vez retirado del molde se puede adornar con crema de leche batida y miel de chancaca o helado de vainilla.

13. Manjar blanco a la cochabambina

Manjar blanco o dulce de leche que puedes comer solo o usar para untar sobre pan o galletas. También sirve como relleno de tortas.

Se prepara con arroz seco molido que se hierve con leche, canela, bicarbonato de soda y azúcar, removiendo hasta que el contenido se despegue del fondo de la olla.

14. Manzanas golosas

Un delicioso y muy vistoso postre típico de Bolivia son las manzanas golosas, cuyo ingrediente principal son manzanas rojas.

Se le quita el palito a las frutas, se lavan y se insertan para una brocheta.

Prepara un jarabe dulce o almíbar con agua, azúcar, glucosa, jugo de limón, colorante rojo y esencia de vainilla. Cuando esté listo, sumerge las manzanas hasta que queden totalmente cubiertas con el jarabe. Deja enfriar y come.

15. Melcochas

Las melcochas son tal vez el postre típico de Bolivia más dulce de todos. Sus orígenes datan de los dulces del mismo tipo que llevaron los españoles a América, también llamados alfondoques o arropillas.

Para su elaboración se coloca en una olla azúcar, agua y vinagre, hasta que los ingredientes hiervan y espesen, formando perlitas cuando se remuevan. Vierte esta mezcla en un molde engrasado y cuando esté tibio, añade coco rallado y nuez molida. Amasa el preparado hasta dar forma alargada o de aros y deja enfriar.

Historia de la repostería en Bolivia

La repostería boliviana tiene influencia de los fogones españoles, como casi toda su gastronomía. Sus indígenas cultivaban una amplia variedad de vegetales y frutas también usadas para preparar dulces.

A las recetas de postres bolivianos se han sumado ingredientes de muchos lugares del mundo, enriqueciendo una ya sabrosa mezcla de sabores nacionales.

Postres bolivianos para niños

Entre los postres bolivianos par los niños más sabrosos están las manzanas golosas, los churros cubiertos de azúcar, la cremolada de durazno, las melcochas, la leche asada, gaznates dulces, alfajores y el budín de pan.

Te invitamos a compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan los 15 mejores postres típicos de Bolivia.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las 50 mejores playas de Portugal que debes conocer alguna vez

15 lugares turísticos del sur de México que debes visitar