in

30 postres típicos italianos para dejar la dieta

Italia tiene muchos de los postres más ricos y populares de la gastronomía mundial, con los que fácilmente se rompe cualquier dieta.

Te dejamos con la lista de los 30 mejores postres italianos para degustar a la hora y en el lugar que te apetezca, si es en Italia, mucho mejor.

Comencemos nuestra lista con un postre frío de cuchara: el tiramisú.

1. Tiramisú

Es quizás el postre italiano más conocido de todos. Combina en capas huevos, queso mascarpone, biscocho de soletilla, vino dulce de Marsala, café fuerte sin azúcar, cacao en polvo igualmente sin azúcar y azúcar pulverizada. Toda una tentación para romper la dieta.

El tiramisú es un dulce frío que tuvo su origen en Véneto, al norte de Italia. El nombre de este postre significa, “levántame”.

2. Crostata de mermelada y frambuesa

Famosa tarta cuyos bordes de la masa se emplean para cubrir parcialmente la mermelada, que suele ser de fresa, cereza, frambuesa, albaricoque y melocotón. Una presentación atractiva para el paladar.

Otra forma de hacerla es rellenarla con crema pastelera y trozos de frutas. Una tercera receta lleva ricota mezclado con trozos de chocolate o cacao en polvo, azúcar y anisetta.

3. Torta genovesa

Rico biscocho genovés famoso en todo el mundo por no llevar levadura. Su mezcla se levanta por los movimientos que se realizan durante su preparación. Su exquisito sabor y gusto lo tienen en el tercer puesto de los primeros 10 postres italianos de nuestra lista.

4. Helado napolitano

Cremoso helado compuesto por una capa de chocolate, otra de vainilla y una más de fresa, elaborado con crema de leche de cacao en polvo, más esencia de vainilla y de fresa. Se cree tiene su origen en la cocina italiana de Nápoles, de allí su nombre.

5. Gelato

Postre artesanal cuya receta se remonta a la época del Renacimiento, compuesta por ingredientes naturales como nata y leche obtenidos directamente de granjas, sin conservantes ni aromas agregados.

Al gelato no se le añade tanto aire durante su proceso de elaboración y es bastante bajo en porcentaje de grasa.

Puedes comerlo en tarrina o en barquilla de fresa, vainilla, maracuyá, chocolate con galletas, mango, tiramisú, chocolates y acompañado de golosinas y caramelos.

6. Cannoli

El cannoli es un dulce siciliano que gusta en todo el mundo. Una masa enrollada que se prepara con vino dulce Marsala, también usado para el tiramisú y otros postres italianos.

La masa se fríe, por lo que es uno de los postres italianos fritos en nuestra lista, aunque horneados también son muy ricos.

El relleno usualmente es de queso ricota, ralladura de limón, canela molida, azúcar glas y extracto de vainilla. En algunos países puede llevar frutas confitadas.

Cannoli quiere decir “pequeño tubo”.

7. Zuccotto

Pastel de forma semiesférica empapado de brandy y licor de marrasquino o coñac, relleno con crema pastelera que contiene cerezas en almíbar, frutas confitadas y nueces. En la superficie lleva una cubierta de chocolate.

8. Panna Cotta

Postre de origen de la región de Piamonte parecido al flan preparado con crema de leche, gelatina sin sabor, vainilla y azúcar, acompañado alrededor con mermelada de frutos rojos. Significa “crema o nata cocida”.

9. Sfogliatelle

Otro exquisito postre de la cocina napolitana. En su elaboración puede combinarse tanto la pasta sfoglia (o el hojalde) con limoncello (licor), azúcar y frutas secas. Para la cubierta se emplea pasta de sémola.

10. Pastiera

Es usual comer la pastiera en Semana Santa, un postre que lleva masa Pâte brisée y aromatizado con vainilla, agua de azahar o naranja. También tiene queso ricota, harina, leche y azúcar. Toda una exquisitez para perder la dieta.

11. Babá

Dulce napolitano cocinado al horno cuya masa, una más ligera que la de un bizcocho tradicional, es humedecida con limoncillo o ron.

Se cree que antes de llegar a manos napolitanas el Babá tuvo su origen en Rusia, donde se llamaba “Babuschka” (abuela). Luego pasó a Francia y de allí a Italia, donde lo adoptaron.

12. Panettone

Masa tipo brioche con forma de cúpula con frutas confitadas que se come en Navidad, sobre todo en la ciudad de Milán. Su textura es esponjosa y su sabor, exquisito. Acompáñalo con buen café o té.

13. Rama di Napoli

Rico bizcocho con chocolate en el centro y recubierto con chocolate fundido. Es un postre italiano característico en las fiestas de difuntos. Rico por dentro, rico por fuera.

14. Panforte

El “pan fuerte” es una tradición italiana procedente de La Toscana que contiene frutas y frutos secos. También lleva azúcar, miel, harina, chocolate y coco, una exquisita combinación entre sabor y textura que bien vale la pena para romper cualquier dieta.

15. Sacripantina

Divino postre frío que consiste en un bizcocho en capas alternadas con crema pastelera, nocilla o zabaione, con cubierta hecha con azúcar glas.

16. Crema carsolina

Postre típico de Trieste, ciudad al norte de Italia. Es una masa de hojaldre que lleva azúcar glas, leche fresca, vainilla, limón, yema de huevo, zabaione y grasa vegetal.

17. Ricciarelli

Galleta ovalada propia de la pastelería italiana, específicamente de Siena, hecha con almendras y albúmina de huevo.

Su nombre se debe a un habitante de Siena que a su vuelta de las Cruzadas en Tierra Santa, habló de unos pasteles muy parecidos a las babuchas de sultán. Este hombre se llamaba Ricciardetto.

18. Fedora

Exquisito pastel de origen siciliano. Imagina la mezcla de un rico bizcocho con requesón bien azucarado, chocolates y almendras. Toda una tentación. Uno de los clásicos postres italianos.

19. Tiramisú de calabaza y jengibre (Pumpkin-gingersnap tiramisú)

Se trata de un postre altamente cremoso y delicioso que se come frío, ya que los sabores se funden en el congelador. Es una variante de los postres italianos tiramisú que tienen capas de mascarpone y natilla de calabazas, además de gingersnap con jarabe de calvados.

20. Zabaglione con fresas

Exquisito postre de la antigua Venecia, una crema hecha a base de yemas de huevo, azúcar y vino Marsala, que se prepara a baño de María y se deja enfriar. Las fresas y el sirope de fresas se colocan al servir, así que te puedes dar un gusto de frescura con este postre italiano.

21. Zuppa inglesa con crema pastelera

Rico postre de Bolonia con trozos de bizcochos bien impregnados con licor (Alchermes o el Rosolio) y con crema pastelera.

22. Zeppole di San Giuseppe con crema pasticcera

Rosquillas preparadas con pasta choux que pueden ser hornadas o fritas en aceite de oliva, cuya crema pastelera puede ir encima o dentro como relleno. Finalmente se espolvorean con azúcar impalpable y con una cereza sobre la superficie cremosa.

23. Torta caprese o caprese

Rico postre crujiente por fuera y suave y húmedo por dentro parecido al brownie, debido al toque de Strega, licor dulce y aromático con el que es impregnado. También lleva almendras y chocolate. No hace falta harina para su preparación.

Su nombre se debe a su lugar de origen, la isla de Capri.

24. Torta mimosa

Exquisito pastel que se prepara en homenaje a la mujer, por lo que en Italia y en muchos restaurantes italianos del mundo, suelen prepararlo el 8 de marzo y el Día de las Madres.

La torta mimosa se rellena con crema Madame (crema pastelera y nata) y se decora con cuadritos de bizcochos que se pintan de la tonalidad de la mimosa, nombre de una flor pequeña y amarilla.

El biscocho se humedece con un almíbar hecho a base de ron añejo o cualquier otro licor.

25. Biscotti de chocolate y pistacho

Postre doblemente horneado que se prepara con mantequilla, azúcar, huevos, esencia de vainilla, ron, harina en polvo de cacao, sal y canela, además de los pistachos y otros frutos secos.

Es crujiente por el doble horneado que se realiza, por el pistacho y demás frutos secos. Cada rodaja es bañada en un delicioso chocolate negro derretido que hace parte de la capa superficial.

26. Torrone semifreddo

Postre italiano sumamente exquisito elaborado con nueces, miel, claras de huevo y azúcar. Es un turro doblado que puede presentar dos texturas: duro y crujiente o suave y duro.

Este delicioso turrón es congelado luego de doblase en crema batida y miel. Si te animas a probarlo en tu próximo viaje, se convertirá en uno de tus postres italianos favoritos aunque debas romper la dieta.

27. Panna cotta de vainilla y sidra con galletas de jengibre con especias

Otra de las opciones que combina sabor y elegancia en un postre italiano. Delicia que mezcla el sabor de la vainilla, de la canela y de la gelée (jalea) de manzana y sidra. Una explosión de sabores ácidos con textura cremosa.

28. Tarta de higos y frambuesas con miel de castaño

Una deliciosa tarta procedente de La Toscana. Tiene higos, frambuesa y miel de castaño, con la que se potencian los sabores de ambas frutas.

Para aromatizar se le coloca hojas de laurel y romero, toda una combinación exquisita de sabores y aromas.

29. Tarta de almendras italianas

Delicioso postre rústico que se desmenuza con facilidad originario del norte de Italia, de Lombardía. No es nada dietético por la cantidad de manteca que tiene, pero su sabor es exquisito, sobre todo porque puede bañarse con sabañón de champaña, una salsa de postres hecha a base de yemas batidas.

30. Panzanella de fruta de piedra con zabaglione

Es una ensalada que combina trozos de pan, duraznos y albaricoques. Se adereza con zabaglione airoso, una salsa hecha a base de yemas batidas con un vino que pueda emplearse en la elaboración de postres dulces. Una manera bastante exquisita de romper con la dieta.

Postres italianos de Sicilia

  • Cannoli.
  • Fedora.
  • La Granita.
  • Cassata Siciliana.

Postres italianos con ricota

  • Cannoli.
  • Pastiera.
  • Semefrío de ricota.
  • Crostata de mermelada y frambuesa.

Te invitamos a compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan los 30 mejores postres italianos.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 20 mejores hoteles en Cancún para hospedarte

Los 12 lugares turísticos del Perú más visitados por los extranjeros