in

Qué ver en Japón en 15 días: guía definitiva

Japón es una fascinante combinación de lugares milenarios con sitios donde el principal protagonista es la alta tecnología.

El siguiente programa considera todo lo mejor que ver en Japón en 15 días, en un inolvidable viaje por las ciudades y atracciones más espectaculares del archipiélago oriental.

¿15 días son suficientes?

Un viaje a Japón por 15 días pudiera ser el balance perfecto entre tiempo y presupuesto para muchas personas que desean conocer la gran nación asiática sin que el importe resulte prohibitivo. Esto teniendo en cuenta que se trata de un destino turístico cuyo costo supera el promedio, especialmente para los estándares latinoamericanos.

El siguiente itinerario recorriendo Japón en 15 días contempla 7 ciudades  (Tokio, Hakone, Kioto, Miyajima, Hiroshima, Nara y Osaka) con regreso a la capital japonesa el día 14 y vuelo internacional de retorno el día 15.

Estas 7 ciudades se encuentran lo suficientemente cerca como para que los tiempos y costos de viajes internos no se hagan demasiado pesados y onerosos y, sobre todo, reúnen un conjunto de atractivos físicos y espirituales que representan excelentemente la rica cultura japonesa.

Itinerario general

Día 1: Llegada a Tokio / Actividades en Tokio

Días 2, 3 y 4: Tokio

Día 5: Viaje de un día a Hakone

Día 6: Viaje de Tokio a Kioto / Actividades en Kioto

Días 7 y 8: Kioto

Día 9: Viaje de Kioto a Hiroshima / Actividades en Hiroshima

Día 10: Hiroshima

Día 11: Viaje de Hiroshima a Osaka / Actividades en Osaka

Día 12: Osaka

Día 13: Viaje de un día a Nara

Día 14: Viaje de retorno a Tokio desde Osaka

Día 15: Viaje de retorno al país de origen

Día 1: llegada a Tokio / Actividades en Tokio

Todas las líneas aéreas internacionales importantes tienen vuelos que llegan a Tokio a primera hora de la mañana, de manera que el viajero pueda dormir durante el trayecto y aprovechar su tiempo desde temprano en la capital japonesa.

El área del Gran Tokio tiene dos aeropuertos internacionales: Narita y Haneda. Narita se encuentra a unos 60 km al este del centro tokiota y Haneda se localiza a 26 km al sureste. El viaje de Narita a Tokio en el tren Narita Express dura, aproximadamente, una hora y cuesta 3020 yenes (531 MXN).

Otra forma de ir de Narita a Tokio es en autobús, que puede salir a casi la mitad del precio en comparación con el tren express; solo procura hacer la reserva con anticipación.

El viaje en el monorraíl de Tokio desde el aeropuerto de Haneda hasta la estación tokiota de Hamamatsucho es de 15 minutos y cuesta 500 yenes (88 MXN).

Dónde hospedarse en Tokio

El Gran Tokio cuenta con infinidad de posibilidades de alojamiento para todos los presupuestos. Un excelente lugar para instalarse en la capital de Japón es Shibuya, que se encuentra al oeste, muy bien servida por las diferentes modalidades de transporte de la metrópoli.

Una opción de alojamiento económica (para los precios japoneses) y confortable en Shibuya es Dormy Inn Premium Shibuya-jingumae, un hotel 3 estrellas situado en Shibuya-ku Jingumae 6-24-4. Se encuentra a 5 minutos caminando desde la estación del metro Meiji Jingumae y ofrece servicio de masajes y saunas.

Mira el Hotel en Booking

Dónde comer en Tokio

La alimentación es cara en Tokio, especialmente para los latinoamericanos, y seleccionar correctamente los lugares para comer puede hacer una importante diferencia en el presupuesto.

En Tokio y el resto de Japón hay cadenas especializadas en los principales platillos de la cocina del archipiélago y la comida en estos establecimientos permite conocer lo más importante de la gastronomía local a precios razonables. Ichiran es una cadena que se especializa en ramen y Genki Sushi en sushi.

La comida estilo occidental también es habitual en Tokio. Si prefieres KFC, McDonald’s, Subway o Burger King, en la capital japonesa no te faltarán locales. Si eres aficionado a la gastronomía, las operadoras turísticas tokiotas ofrecen tours de degustación de sushi y otras especialidades locales.

Actividades en Tokio (día 1)

Suponiendo que te toma la mañana llegar del aeropuerto de Tokio al hotel, registrarte e instalarte en la habitación, aún te quedarán varias horas de tu primer día como turista tokiota para conocer algunas atracciones de la ciudad, como por ejemplo, descubrir Shibuya.

Harajuku

Tu itinerario Japón 15 días bien pudiera comenzar haciendo un paseo alrededor de la estación Harajuku, en Shibuya. Es una de las áreas comerciales más populares de Tokio y centro de reunión de personas, especialmente jóvenes, que van los domingos a exhibir prendas de vestir de vanguardia.

La música en vivo de solistas y grupos forma parte del animado paisaje de las inmediaciones de la estación Harajuku.

Otros lugares de interés cercanos son un santuario Meiji de 1920; Omotesandō, zona conocida como Los Campos Elíseos de Tokio, con tiendas, boutiques y restaurantes de categoría; y, por último, el Parque Yoyogi, uno de los mayores de Tokio y el lugar del primer vuelo japonés en 1910.

The Scramble (Shibuya)

Tu viaje a Japón no estará completo si no pasas por el cruce de Shibuya, llamado The Scramble, que se encuentra frente a la estación Shibuya y tiene fama de ser uno de los lugares más concurridos del mundo.

Bajo las luces de neón nocturnas, las miles de personas cruzando en diferentes direcciones son el mejor ejemplo de un caos perfectamente organizado.

Las personas evitan chocar entre sí en el último momento, mientras se dirigen apresuradamente a sitios como el Shibuya Center Gai, que alberga cientos de tiendas, restaurantes y bares y ofrece buenos miradores para fotografiar la interminable masa de peatones.

Días 2, 3 y 4: Tokio

En el presente itinerario por Japón 15 días se ha reservado la mayor parte del tiempo a Tokio por ser la mayor ciudad del archipiélago y por constituir un crisol de la cultura japonesa en todas sus facetas, incluyendo la arquitectónica, religiosa, tecnológica, tradicional, festiva, deportiva y gastronómica.

Los siguientes son algunos ejemplos de lugares de interés tokiotas que podrías conocer en los días 2, 3 y 4 de tus vacaciones por Japón.

Meiji Jingu

Este santuario sintoísta se encuentra en Shibuya y fue dedicado en 1920 al emperador Meiji y su esposa, la emperatriz Shoken. Fue edificado en un campo de lirios de Tokio que la pareja real solía visitar. Destruido por los bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial, fue reconstruido en 1958.

Se encuentra en un bosque de 70 hectáreas, que es uno de los espacios naturales preferidos de los tokiotas. En su recinto exterior hay 80 murales alusivos a la vida de la pareja de emperadores. En el interior hay un museo con objetos que pertenecieron a ambos.

Jardín Nacional Shinjuku Gyoen

Este jardín de Tokio, situado en la región especial de Shinjuku, cuenta con 58.3 hectáreas de una antigua finca solariega que perteneció al señor feudal Naito. Es uno de los principales jardines japoneses de la era Meiji y, hasta la Segunda Guerra Mundial, fue jardín imperial.

Después de la guerra fue abierto al público como jardín nacional. Durante la primera quincena de noviembre alberga la Exposición Nacional de Crisantemos, flor que simboliza la casa imperial japonesa. La colección de cerezos incluye 75 variedades y en los invernaderos se mantienen orquídeas y otras plantas tropicales y subtropicales.

Templo Senso-ji de Asakusa

Este templo budista es el más antiguo de Tokio. En 628, dos hermanos pescadores encontraron una estatua del bodisatva Kannon en el río Sumida, que atraviesa Tokio, y el jefe de la aldea, al reconocer la importancia religiosa de la imagen, le hizo un lugar de veneración en su propia casa.

El espléndido templo construido después fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial y su posterior reconstrucción constituyó un símbolo del renacimiento japonés. Durante el shogunato Tokugawa (1600 – 1868) funcionó como templo tutelar del clan que dominó todo el archipiélago japonés.

Akihabara

El núcleo comercial de Akihabara es la meca de los productos electrónicos, animes y videojuegos de Tokio. Las tiendas de renombre de la calle principal (Chūōdōri) viven repletas de extranjeros que compran computadoras, gadgets, cámaras miniaturizadas y una gran variedad de accesorios.

Los que tienen más tiempo o desean estirar el presupuesto, se dirigen a las calles secundarias, donde los precios son más bajos. La afluencia de público en Akihabara es tal, que muchos empleados son multilingües, incluyendo español, inglés, hindi y mandarín.

Robot Restaurant

Japón es una de las naciones tecnológicamente más adelantadas y la robótica ya ha empezado a formar parte de la vida cotidiana en Tokio y demás ciudades. En el barrio Kabukicho, una de las zonas de ocio y diversión tokiotas más populares, se encuentra el Robot Restaurant, un lugar que mezcla la comida con la tecnología de punta.

A este restaurante puedes ir con poca hambre, porque casi con seguridad te olvidarás de la comida, mientras te asombras con las coreografías futuristas y los combates entre robots, como si estuvieras en un fantástico país de ciencia ficción.

Mira la comida callejera de Japón:

https://youtu.be/HFsFY4GOz00

Tokio Skytree

En 2012 esta torre de comunicaciones, restaurante y mirador se convirtió en la estructura más alta de Tokio, con  634 metros. Se encuentra en la región tokiota de Sumida y el nombre de Tokio Skytree fue decidido por elección popular.

Su función principal es la radiodifusión, en una ciudad en la que la gran cantidad de altos edificios dificulta las transmisiones. Cuenta con zona comercial de tiendas y restaurantes y las vistas de Tokio desde sus miradores son magníficas, especialmente por la noche.

Palacio Imperial de Tokio y sus jardines

El Palacio Imperial de Tokio es la residencia del emperador y la familia real japonesa. Cuenta con un área de 341 hectáreas, incluyendo sus espléndidos jardines, que pueden ser visitados por el público. Desde la gran explanada de Kokyo Gaien hay una estupenda vista del palacio y es el lugar preferido por los turistas para fotografiar el inmueble.

Los Jardines Orientales del palacio están abiertos al público, excepto lunes y viernes. Se encuentran donde se hallaban el círculo principal y el segundo círculo de defensa y de estas estructuras se conservan las puertas de entrada y algunos muros, torres y fosos.

Tokyo Dome

Los estadounidenses introdujeron el béisbol en Japón cuando se apoderaron de Filipinas en 1898, tras derrotar a España en la Guerra Hispano-Estadounidense. El Tokyo Dome es un moderno estadio de béisbol, sede de los Yomiuri Giants, el más ganador de la liga japonesa.

Si estás en Tokio durante la temporada beisbolera (marzo-noviembre) podrás disfrutar de un deporte que los japoneses se toman con auténtica pasión, el Tokyo Dome, cuyo aforo es de 55000 espectadores, también es utilizado para boxeo, lucha libre, competencias de artes marciales, fútbol americano y conciertos musicales.

Puente del Arcoíris

Este puente se ilumina de noche con los colores del arcoíris y con ello ofrece una bonita postal de Tokio. Es un puente colgante que cruza el sector norte de la bahía de Tokio y enlaza el puerto de Shibaura con la isla artificial de Odaiba.

Tiene una longitud de 570 metros y cuenta con pasillos peatonales abiertos al público durante algunas horas al día. Desde el puente hay bellas vistas de la bahía y, con tiempo despejado, del Monte Fuji. La energía utilizada en la iluminación nocturna es captada del sol durante el día.

Mercado de pescado de Tsukiji

Una de las estampas más típicas de Tokio son las entretenidas subastas de Tsukiji, que es el mercado mayorista de pescado y frutos del mar más grande del mundo. En este mercado se consiguen desde algas hasta caviar, pasando por grandes atunes de más de 300 kilos.

El espectáculo de los compradores japoneses pujando en las subastas es uno de los favoritos de los turistas extranjeros y hay que llegar temprano para conseguir un buen sitio. En el mercado se venden más de 400 especies marinas y utensilios de cocina japoneses y hay excelentes restaurantes de sushi y comida de mar.

Día 5: viaje de un día a Hakone

Una de las excursiones de un día más populares desde Tokio es la que va la ciudad de Hakone, en la prefectura de Kanagawa, especialmente por la posibilidad de echarle un vistazo al Monte Fuji, montaña más alta (3776 m.s.n.m.) y sitio sagrado de Japón.

Hakone está a 88 km al suroeste de Tokio y una manera cómoda de ir es en el tren Odakyu Express. El viaje entre las estaciones de Tokio Shinjuka y Hakone Yumoto dura 75 minutos y tiene un precio de 2280 yenes (402 MXN).

En el viaje de Tokio a Hakone toma la previsión de sentarte en el lado derecho del vagón, ya que el Monte Fuji aparecerá por ese costado.

En Hakone hay grandes atracciones, como el teleférico, el Lago Ashi, el Santuario Hakone, el valle de Owakudani, el jardín botánico y el Museo Chokoku no Mori.

Teleférico de Hakone

Este teleférico llega a la cima del Monte Hakone y ofrece la mejor vista del Monte Fuji. El teleférico tiene dos líneas, la Owakudani, conectada con el ferry del lago Ashi, y una más antigua que va a la cima del Monte Komagatake.

Lago Ashi

También llamado lago Hakone, es un cuerpo de agua escénico con vistas al Monte Fuji. Es conocido por sus balnearios y embarcaciones de recreo que llevan a los turistas a rincones de increíble belleza.

Santuario Hakone

Es un templo sintoísta situado a orillas del lago Ashi. De acuerdo con la tradición, el primer santuario fue fundado en el siglo VIII y el inmueble actual fue construido en 1667. Según la leyenda, el sacerdote Mangan, antiguo encargado del santuario, pacificó al dragón de 9 cabezas que vivía en el lago.

Valle de Owakudani

El llamado Valle del Infierno por las emanaciones sulfurosas alrededor del cráter de Owakuzawa, es un paraje para los amantes de los paisajes surrealistas. Al llegar en el teleférico a la cima del Owakudani, aparece a los pies el formidable cráter de Owakuzawa, que se formó hace 3000 años por una explosión freática.

Jardín Botánico de Humedales de Hakone

Este jardín de 20 hectáreas se encuentra dentro del Parque Nacional de Fuji-Hakone-Izu, cerca de Hakone. Alberga unas 1700 especies de árboles y plantas herbáceas de los humedales japoneses, incluyendo orquídeas de los pantanos, lirios, azucenas, prímulas, arces, quercus y vegetación alpina.

Museo Chokoku no Mori

Es un museo con exhibiciones en espacios abiertos y en recintos cerrados, que fue el primero al aire libre de Japón. En el área abierta hay un centenar de esculturas en medio de bellos jardines y áreas verdes, mientras que en el recinto interior hay un pabellón dedicado exclusivamente a Pablo Picasso, con 300 obras del artista español más universal.

Día 6: viaje de Tokio a Kioto / Actividades en Kioto

Un destino que no puede faltar entres las ciudades que ver en Japón en 15 días es Kioto, especialmente por haber sido la capital imperial y sede de la corte real durante casi 11 siglos, entre los años 794 y 1868.

Se encuentra en el centro de la isla de Honshu, a 457 km al oeste de Tokio, y con sus más de 1600 templos y otros lugares históricos, merece al menos 3 días en tu ruta Japón en 15 días.

El viaje desde la estación de Tokio Shinagawa hasta Kioto en el tren rápido Nozomi (Shinhansen) dura 2 horas y 20 minutos y el precio del boleto es de 13910 yenes (2452 MXN).

Dónde alojarse en Kioto

Kioto es una ciudad entre pequeña y mediana para los estándares asiáticos (su población es de 1,47 millones de habitantes) y hay buenos hoteles situados cerca de sus principales atracciones, lo que minimiza los costos de transporte.

El Kyoto Hana Hotel es un establecimiento 3 estrellas, ubicado a pocos minutos a pie de dos estaciones del metro (Sanjo y Sanjo-Keihan) y de las populares zonas turísticas de Gion y Ponto-cho. Sus habitaciones cuentan con baño privado y en el vestíbulo hay ordenadores de uso gratuito.

Mira el Hotel en Booking

Dónde comer en Kioto

Aparte de la comida occidental de las cadenas de restaurantes, en Kioto encontrarás lugares para disfrutar de platillos japoneses a buen precio. El restaurante Chao Chao Sanjo Kiyamachi ofrece un menú de jiaozis (empanadillas) de gambas, más un contorno (kimchi o pepinos)  y una jarra de cerveza, por 1380 yenes (243 MXN).

Los restaurantes que sirven sushi en cintas transportadoras para tomar los bocados deseados son una opción más barata para comer el platillo japonés más conocido en Occidente. En el restaurante Chojiro, un set de 4 sushis (gambas, salmón, atún y maíz) cuesta 360 yenes (63.5 MXN).

También hay restaurantes del mismo orden de precios para comer ramen, tonkatsu (filetes de cerdo empanados), gyudon (arroz con carne de ternera), curry japonés y okonomiyaki, una torta delgada con toppings, parecida a una pizza.

Actividades en Kioto (día 6)

Kioto está repleto de templos, monumentos, palacios y fortalezas. La ciudad muestra al Japón más tradicional, con sus casas de madera, pagodas y geishas paseando por las calles.

La ceremonia del té sigue siendo un ritual que los residentes de la antigua capital imperial japonesa realizan con orgullo y máximo apego a la tradición.

Luego de viajar a Kioto desde Tokio en la mañana, dispondrás de la tarde para conocer al menos un par de atracciones. Estos lugares pudieran ser el Palacio Imperial y Gion, el barrio de las geishas.

Palacio Imperial de Kioto

Se encuentra dentro de un amurallamiento rectangular y fue residencia oficial de los emperadores japoneses hasta 1869. Está abierto al público de manera gratuita y ofrece la oportunidad de apreciar el fastuoso entorno residencial de los monarcas japoneses.

Son dignos de ver las impresionantes puertas de acceso al palacio, incluyendo la Kenrei-mon, que era para uso exclusivo del emperador, los tejados y el Shishinden, donde se encuentra el trono del Crisantemo.

Gion

Gion es un distrito de Kioto conocido como el barrio de las geishas y es posible que caminando por sus calles estrechas te cruces con una de estas artistas tradicionales japonesas. En Gion puedes hacer un tour tradicional, que incluye la ceremonia del té atendido por una geisha.

La calle de Hanamikoji está llena de casas de té y restaurantes y es un buen lugar para ver a las geishas camino al trabajo (5 p. m.-7 p. m.) o cuando salen del mismo (a partir de las 8 p. m.).

Días 7 y 8: Kioto

Kioto merece por sí sola unas vacaciones de 15 o más días y en dos días de estancia en la ciudad te faltará tiempo para conocer su miríada de monumentos y lugares de interés.

Algunos de los más importantes son los siguientes.

Templo Hongan-ji

El templo del Voto Original es un santuario budista declarado Patrimonio de la Humanidad junto con otros monumentos históricos de la antigua Kioto. Establecido en 1321, en 1987 fue re-catalogado como mausoleo budista, aunque conservando su patrimonio como santuario histórico.

Templo Ryoan-ji

Se encuentra al noroeste de Kioto, cerca del templo del Pabellón Dorado y alberga el jardín zen más famoso del mundo.

El jardín es hermosamente simple, con sus 15 rocas místicas que parecen flotar en un mar de arena inmaculadamente blanca y pura. Es visitado por multitudes y los momentos menos congestionados son a primera hora de la mañana y al final de la tarde.

Templo del Agua Pura

El Kiyomizu-dera, construido en el año 778, es uno de los principales atractivos turísticos de Kioto. Es un conjunto de extraordinaria belleza, formado por puertas, pabellones, pagodas y espléndidos jardines.

Se encuentra en la cima de una colina al oriente de la antigua capital imperial japonesa, ofreciendo maravillosas vistas de la ciudad.

Templo del Pabellón Dorado

Es el nombre informal dado al Templo del Jardín de los Ciervos o Rokuon-ji. Fue construido a finales del siglo XIV como residencia de reposo del shogun Ashikaga Yoshimitsu y convertido en templo zen tras su muerte.

Cuenta con un magnífico jardín japonés, que incluye un gran estanque con islas y piedras alegóricas al budismo.

Bosque de Bambú de Arashiyama

Uno de los momentos que más recordarás de tu viaje de 15 días en Japón por libre es el paseo por este increíble bosque de bambú de Kioto, con ejemplares de más de 50 variedades y más de 20 metros de altura, que se mecen al viento mientras lo dejan susurrar en el follaje.

Hay visitantes que van al bosque a diferentes horas del día para admirar los cambios que produce la luz del sol en su apariencia. Cerca del bosque se sitúa el puente Togetsuky y algunos templos, incluyendo el Tenryu-Ji.

Templo del Pabellón de Plata

El Ginkaku-ji es otro templo budista que se localiza entre los más bonitos de Kioto. Fue concebido con una estructura parecida a la del Templo del Pabellón Dorado y estaba previsto que uno de sus aposentos estuviera recubierto de paneles de plata, aunque el proyecto no pudo terminarse debido a un conflicto civil.

Cuenta con bellos jardines japoneses, incluyendo jardín de arena, jardín de musgos, estanques y riachuelos.

Paseo del Filósofo

El Camino de la Filosofía o Paseo del Filósofo es uno de los lugares más bellos de Kioto, especialmente en primavera, cuando los cerezos están en flor. El nombre se debe a que era el sitio preferido de meditación del filósofo Kitarō Nishida (1870-1945), fundador de la Escuela de Kioto.

El camino es de 2.5 km y va paralelo al canal Shishigatani, pasando cerca de santuarios, cafés y tiendas de artesanía en las que parar un rato para descansar, tomar un refrigerio y comprar un suvenir.

Calles Sannenzaka y Ninenzaka

Se halla en el barrio de Higashiyama y conservan la atmósfera más auténtica del Kioto mágico e imperial. Son calles peatonales con casas de madera, cafés y tiendas de recuerdos, deliciosas para recorrer al atardecer.

Aunque no seas supersticioso, debes caminar con cuidado. Una leyenda dice que si te caes en la calle Ninenzaka morirás en un plazo de 2 años, mientras que si la calamidad te ocurre en  Sannenzaka, la parca llegará en 3 años.

Templo de Sanjusangen-do

La traducción del nombre del templo es “edificio con treinta y tres espacios” y sobresale por su millar de estatuas del Kannon de los mil brazos. El edificio principal de Sanjusangen-do es el inmueble de madera más largo de Japón.

Las imágenes están talladas en madera de ciprés japonés y 124 provienen del templo original que se quemó en 1249, mientras que las restantes fueron esculpidas en el siglo XIII.

Día 9: Viaje de Kioto a Hiroshima / Actividades en Hiroshima

En la lista de ciudades que ver en Japón en 15 días debe estar Hiroshima, tanto por razones históricas antiguas como por acontecimientos modernos.

La primera ciudad devastada por una bomba atómica fue espléndidamente reconstruida y si no fuera por el Memorial de la Paz o Domo de la Bomba Atómica, los visitantes casi no percibirían la tragedia que se abatió sobre la localidad el 6 de agosto de 1945.

La capital de la prefectura de Hiroshima, situada en la isla Honshu, es una moderna ciudad con algunos monumentos antiguos, como el castillo Hiroshima.

La distancia entre Kioto e Hiroshima es de 360 km y el viaje en el tren rápido Nozomi desde la antigua capital imperial nipona dura 1 hora y 40 minutos y tiene un precio de 11410 yenes (2011 MXN).

Dónde hospedarse en Hiroshima

Rihga Royal Hotel Hiroshima es un magnífico alojamiento 4 estrellas situado en el corazón de la ciudad. Sus habitaciones cuentan con baño privado, aire acondicionado, purificador de aire y camas Serta.

El establecimiento dispone de piscina, centro de fitness y de 6 lugares para comer, incluyendo bufé y cocina japonesa, china y francesa. Se sitúa a pocos minutos a pie del Memorial de la Paz, el Museo de Arte y el Castillo de Hiroshima.

Mira el Hotel en Booking

Dónde comer en Hiroshima

El Okonomimura, ubicado en la  zona comercial de Hondori, es una edificación de 4 pisos llena de restaurantes donde sirven el mejor okinomiyaki de la ciudad. Los cocineros de Hiroshima están muy orgullosos de esta especie de pizza japonesa, que es una de las estrellas de la gastronomía local.

En el restaurante Bake Cheese Tart, situado en la salida sur de la estación de Hiroshima, sirven unas tartas de queso cuyo aroma atrae a los clientes instantáneamente.

Actividades en Hiroshima (día 9): santuario Itsukushima

Después del viaje desde Kioto y de instalarte en tu hotel de Hiroshima, tendrás tiempo suficiente para ir al santuario Itsukushima, situado a 24 km al suroeste, en la isla de Itsukushima.

Según la tradición, este santuario construido sobre el mar, fue edificado en el año 593, aunque su existencia está confirmada desde el año 811.

Los edificios principales que se conservan son del siglo XIII. Es reconocido universalmente como  uno de los monumentos sintoístas más hermosos y mejor conservados de Japón.

Día 10: Hiroshima

Entre las atracciones de Hiroshima te recomendamos conocer 4: el Parque Conmemorativo de la Paz, el Monumento de la Paz, el Museo Memorial de la Paz y el Castillo Hiroshima. Si te alcanza el tiempo, puedes añadir el jardín japonés Shukkei-en y/o el Parque Hijiyama.

Parque Conmemorativo de la Paz

El número de muertos del primer ataque nuclear de la historia fue de aproximadamente 140000 y este parque situado en el centro de Hiroshima fue erigido en memoria de las víctimas y como recordatorio de las atrocidades de la guerra y de la importancia de la paz.

Fue abierto en 1954 y alberga el Memorial de la Paz, el Cenotafio de la Paz, la Llama de la Paz, las Campanas de la Paz, el Monumento de la Paz de los Niños, el Montículo Conmemorativo con los restos de 70000 víctimas no identificadas y el Museo Conmemorativo de la Paz, entre sus principales lugares.

Monumento de la Paz de Hiroshima

También llamado Memorial de la Paz y Cúpula de la Bomba Atómica, esta construcción de hormigón y ladrillo rojo con una cúpula reforzada con acero, fue erigida en 1915.

Se halla horizontalmente a 150 metros del punto del epicentro de la bomba atómica (que estalló a 600 metros del suelo) y fue la única estructura próxima que sobrevivió parcialmente al impacto.

Fue conservado tal como quedó, siendo actualmente un monumento a la paz y un permanente recordatorio del poder devastador de la energía nuclear.

Museo Memorial de la Paz

Este museo situado en el Parque Conmemorativo de la Paz exhibe objetos que pertenecieron a las víctimas (cabello, ropa, relojes), fotografías, documentos y otros artículos, así como un contraste de la ciudad, antes y después de la deflagración nuclear.

Una sección está dedicada a ilustrar los efectos de la energía nuclear en la carne humana y en diferentes materiales como piedra, metal, madera y vidrio, incluyendo los efectos de la radiación en la salud de los sobrevivientes al ataque. .

Castillo Hiroshima

Fue construido en madera en 1599 como residencia del daimyo (señor feudal) de Hiroshima y la bomba atómica lo destruyó, siendo reconstruido. Tras la Restauración Meiji y la abolición del sistema feudal, pasó a ser una edificación militar del ejército imperial.

En el edificio reconstruido solo se utilizó madera parcialmente y actualmente alberga un museo sobre la historia de la ciudad antes de la Segunda Guerra Mundial.

Día 11: Viaje de Hiroshima a Osaka / Actividades en Osaka

Osaka es importante entre los lugares que ver en Japón en 15 días debido a sus atracciones históricas y modernas y su gastronomía. La tercera ciudad más poblada de Japón se encuentra en la isla de Honshū, en la desembocadura del río Yodo, frente a la bahía de Osaka.

Está a 332 km al este de Hiroshima y el trayecto entre ambas ciudades en el tren rápido Nozomi Shinhansen toma 1 hora y media. El boleto cuesta 10440 yenes (1830 MXN).

Dónde hospedarse en Osaka

Cross Hotel Osaka es un alojamiento 4 estrellas con una excelente ubicación, a solo un minuto a pie de Dotonbori, el principal polo comercial y de vida nocturna de la ciudad. La estación Namba del metro está a 3 minutos caminando y el barrio americano América-mura a 5 minutos.

Las elegantes habitaciones del Cross Hotel Osaka están decoradas en un estilo moderno y disponen de baño privado, nevera y purificador de aire. Cuenta con el restaurante Lime, el bar Seagull y el café Tables.

Mira el Hotel en Booking

Dónde comer en Osaka

Osaka es considerada una de las capitales japonesas de la buena mesa y en su gastronomía sobresale el takoyaki, una bolita de masa de trigo del tamaño de una pelota de pingpong, rellena de pulpo.

En Dotonbori hay muchos restaurantes que sirven takoyaki y otras especialidades típicas de la ciudad.

Un famoso establecimiento es Kukuru, que tiene un enorme pulpo en el aviso de entrada y se encuentra a 3 minutos andando de la estación de Namba. Otro platillo popular en Osaka es el yakiniku, que son pequeños cortes de carne asados en la propia mesa del cliente.

Actividades en Osaka (día 11)

El día de tu llegada a Osaka, tras un viaje de menos de 2 horas desde Hiroshima, seguramente tendrás tiempo para conocer un par de lugares de interés. Por su cercanía a pie del hotel recomendado, podrías visitar el barrio América-mura y el barrio Dotonbori.

Barrio América-mura

Es un barrio de ambiente americano, epicentro de la actividad juvenil y de entretenimiento en Osaka, llamado “Shibuya del Oeste”, en alusión al famoso barrio de Tokio. Sus calles están repletas de tiendas de música, ropa y electrónica y de bares y lugares para comer.

Cuenta con más de 20 locales con presentaciones en vivo y muchos de sus bares y pubs están abiertos de día y de noche. Lo mejor es ir a pie o en transporte público, ya que puede ser difícil estacionar.

Barrio Dotonbori

Es el principal centro turístico y comercial de Osaka, poblado de carteles luminosos, establecimientos de vida nocturna y restaurantes. Se encuentra en el distrito de Namba y es atravesado por el canal de Dōtonbori, entre los puentes Dōtonboribashi y Nipponbashi.

Es el corazón gastronómico de la ciudad, con decenas de restaurantes, bares izakayas, cafés y puestos de comida callejera. Algunos de sus avisos y carteles de neón son célebres y los turistas van a fotografiarlos, como el cangrejo móvil del restaurante Kani Dōraku y el cartel Glico Man.

Día 12: Osaka

En Osaka tendrás tantas atracciones para escoger, que un par de días resultarán pocos, desde monumentos como el castillo de Osaka, santuarios como el Sumiyoshi Taisha y parques como el espléndido Acuario Kaiyukan.

Vamos a dejarte esta selección con algunos de los mejores atractivos de Osaka para que copes tu segundo día en la ciudad según lo que más de interese.

Castillo de Osaka

Es uno de los castillos más famosos de Japón, especialmente por el rol que desempeñó en el proceso de la unificación nacional durante el período Azuchi-Momoyama. Tiene 8 pisos servidos por un ascensor y es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura japonesa del siglo XVI.

Está abierto al público todo el año y es un punto popular de reunión durante los festejos del hanami, cuando los japoneses celebran el florecimiento de los cerezos.

Sumiyoshi Taisha

Construido a principios del siglo III, es uno de los santuarios más antiguos de Japón y el más importante de Osaka. Fue la sede del poder del emperador Go-Murakami durante la llamada Corte del Sur entre 1336 y 1392.

Su belleza lo ha convertido en uno de los iconos arquitectónicos y culturales del archipiélago y es mencionado en crónicas antiguas, novelas y relatos legendarios del pasado japonés.

Por su importancia histórica, es el templo principal entre los 2300 santuarios sumiyoshi existentes en Japón.

Acuario Kaiyukan 

Sus estanques tienen 11 millones de litros de agua, siendo uno de los acuarios urbanos bajo techo más grandes del mundo. En sus 14 estanques de gran tamaño, reproduce la fantástica vida acuática existente en las 10 regiones que forman el Océano Pacífico.

El recorrido comienza por un acuario en forma de túnel y los espacios van desde la vida superficial hasta la que se desarrolla en el lecho del mar. Alberga cerca de 30000 ejemplares de más de 600 especies marinas, incluyendo el tiburón ballena, el pez más grande del mundo.

Templo Shitenno-ji

Fue el primer templo budista de Japón cuando fue construido en el año 593, aunque su versión actual es una reconstrucción de 1963.

El santuario original fue erigido en el siglo VI por la familia coreana Kongō, cuyos miembros fundaron poco después la empresa Kongō Gumi, la más antigua de Japón que sigue en actividad.

La construcción fue ordenada por el príncipe Shotoku, gobernante que abrazó profundamente el budismo cuando comenzaba a extenderse por Japón.

La estructura principal es una imponente pagoda de 5 plantas. El 21 de cada mes se celebra en el templo un mercado de comida, suvenires y artículos usados.

Rascacielos de Osaka

Osaka es una ciudad que armoniza templos antiguos con vanguardistas edificaciones contemporáneas. Entre los varios rascacielos de la urbe destaca el Abeno Harukas, inaugurado en 2014, que con sus 300 metros de altura ostentó el récord como el inmueble más alto de Japón.

Otro icónico rascacielos de Osaka es el Umeda Sky Building, que sin estar entre los 15 más altos, es uno de los más reconocibles, especialmente por los puentes que comunican sus dos torres gemelas de 40 pisos. Su altura es de 173 metros.

Museo de Ciencias de Osaka

Su antecesor, el Museo de Ciencias de la Electricidad de la Ciudad de Osaka, fue abierto en 1937, convirtiéndose en el primer recinto museístico japonés dedicado a las ciencias y el primero con un planetario. Una de sus joyas es el acelerador de partículas Cockcroft-Walton, desarrollado en 1957.

Los nuevos espacios fueron inaugurados en 1989, pero se conserva el edificio en el que el físico teórico y profesor de la Universidad de Osaka, Hideki Yukawa, predijo la existencia del mesón pi, convirtiéndose en 1949 en el primer japonés en ganar un premio Nobel.

Tsūtenkaku

Otro de los modernos emblemas arquitectónicos de Osaka es la torre Tsūtenkaku, de 103 metros de altura, erigida en el distrito Shinsekai como símbolo del progreso de la ciudad después de la Segunda Guerra Mundial.

Fue construida con el patrocinio de la multinacional Hitachi y desde sus miradores se tienen espectaculares vistas de la ciudad. El espíritu místico de los japoneses está representado por el altar de Billiken, deidad ligada a la felicidad, instalado en la plataforma del quinto piso.

Día 13: viaje de un día a Nara

Nara es una ciudad de gran trascendencia histórica tras haber sido la capital japonesa entre 710 y 784, durante el período Nara. Es una de las ciudades más tradicionales del archipiélago y se encuentra a solo 32 km de Osaka.  En un viaje de un día a Nara te sugerimos visitar las siguientes atracciones.

Templo Tōdai-ji

Nara es una de las ciudades japonesas de mayor influencia budista y uno de sus principales templos es Tōdai-ji, que alberga una gigantesca imagen de buda que es una de las más grandes del mundo.

La imagen fue terminada en 751 y dejó al país casi en bancarrota tras consumir la producción nacional de bronce de varios años.

El gran Buda se encuentra en el Daibutsu-den, un imponente edificio de madera que tiene en uno de sus pilares un agujero de similar tamaño al de las fosas nasales del sabio asceta. Según el mito, quien logre pasar por el orificio queda iluminado.

Kasuga-taisha

Es un santuario sintoísta cuyo interior es famoso por sus linternas Tōrō de bronce y de piedra. Construido en 768 y con varias reconstrucciones a lo largo de la historia, fue declarado Patrimonio de la Humanidad, junto con el Bosque Primigenio Kasugayama que está cerca.

Las miles de linternas son encendidas durante los festivales de Setsubun Mantoro (2-4 de febrero) y Obon Mantoro (14-15 de agosto), creando un espectáculo mágico.

Al lado del santuario se localiza el Jardín Botánico Manyo, dedicado a las plantas mencionadas en la antología poética Man’yōshū.

Parque de Nara

Es un parque público y monumento natural de 502 hectáreas que sobresale por sus más de 1200 ciervos de la especie sika que hacen vida silvestre. Estos cérvidos eran sagrados en Japón y matar un ejemplar fue castigado con la pena capital hasta 1637.

Los animales fueron oficialmente despojados de su estatus divino después de la Segunda Guerra Mundial, pero siguen estando protegidos como tesoros nacionales. Pueden ser alimentados con unas galletas que venden en el parque.

Templo Kōfuku-ji

Es un templo de la escuela zen del budismo que fue declarado Patrimonio de la Humanidad como parte de los monumentos históricos de Nara. Fue fundado en el siglo VII por la esposa del enfermo emperador Tenji, como ofrenda para que el monarca recuperara la salud.

Antes de su emplazamiento definitivo en Nara, estuvo primero en Yamashina-ku y después en Fujiwara-kyō. Sobresale por su esbelta pagoda de 5 pisos.

Palacio Heijo

Sirvió de palacio imperial durante el período Nara y en 2010 su edificio reconstruido fue la sede de los eventos festivos a raíz del 1300° aniversario de la designación de Nara como capital de Japón. Es Patrimonio de la Humanidad, como parte de los monumentos de la antigua Nara.

Día 14: viaje de retorno a Tokio desde Osaka

Osaka se encuentra a 406 km al suroeste de Tokio y el viaje en el tren Nozomi Shinhansen toma 2 horas y media y el boleto cuesta 14450 yenes (2530 MXN).

Si partes de Osaka temprano en la mañana, llegarás a la capital japonesa con tiempo suficiente para conocer alguna atracción que no hayas podido visitar durante tu primera estadía en Tokio.

Algunos lugares tokiotas  interesantes a los que puedes ir son la torre de Tokio, el parque Ueno y el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen.

Día 15: viaje de retorno al país de origen

Lamentablemente, llegó el momento de partir después de este fascinante viaje de 15 días por Japón. Dependiendo de la hora de salida de tu vuelo, quizás alcance el tiempo para conocer algún lugar más, como los Jardines de Hamarikyu o la moderna sede del Ayuntamiento de Tokio.

Qué ver en Japón en 15 días: costo de un hotel en Japón

Un hotel 3 estrellas en Tokio durante la temporada de floración de los cerezos (finales de marzo, principios de abril) puede costar entre 4000 y 7000 MXN. Las diferencias en tarifas dependen de la ubicación del hotel y de las comodidades de la habitación, especialmente el baño, que puede ser privado o compartido.  Por lo general, los baños compartidos de los hoteles japoneses son impecables.

 

Esperamos que este itinerario sobre qué ver en Japón en 15 días ye haya parecido interesante y te pedimos que lo compartas con tus amigas y amigos de las redes sociales.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los 12 aeropuertos en Francia: guía definitiva

Las 12 playas más cercanas a Ciudad de México