in

35 comidas típicas de Japón que tienes probar alguna vez

La comida es casi una ceremonia artística para los japoneses y en su cocina hay cualquier cantidad de platillos exóticos que todo amante de novedosas y fascinantes experiencias gastronómicas debería probar.

Esta es nuestra selección de los mejores platos de la comida típica de Japón, que va mucho más allá del sushi, la tempura y otras recetas ya populares en Occidente.

1. Sushi

Cuando pensamos en platillos típicos de Japón, automáticamente viene a la memoria el sushi y aunque mucha gente lo asocia con el pescado crudo, que es uno de sus ingredientes básicos, el componente que lo define es el arroz aderezado con vinagre producido con el mismo cereal. Las raciones son siempre pequeñas, de forma que puedan comerse de un solo bocado.

La demanda del platillo ha aumentado exponencialmente en el mundo desde la Restauración Meiji en 1868. Los más populares son el maki, en el que el arroz y el pescado van envueltos en una hoja de nori (alga marina comestible) y el nigiri, en el que una pequeña bola de arroz va recubierta con el pescado. Otra variedad es el inari, en el que el arroz es embutido en tofu frito.

2. Fugu

La tradición culinaria japonesa más sofisticada y una de las más costosas es el fugu, nombre dado en Japón al pez globo y al exclusivo platillo preparado con el mismo.

El pez globo es venenoso debido a una toxina presente especialmente en el hígado, las demás vísceras y la piel. Un cocinero de fugu debe pasar varios años de formación antes de recibir la licencia para prepararlo y solo 1 de cada 3 aspirantes aprueba el curso.

La parte más deliciosa y venenosa es el hígado, lo que hace que sea consumida clandestinamente como “fruto prohibido”, a veces con resultados fatales.

La manera más usual de comer el fugu es en sashimi, cortado en lonjas tan delgadas que dejan ver el fondo del plato. Una comida que incluya fugu cuesta más de 220 dólares por persona en un restaurante de Tokio.

3. Filete de Kobe

Un exclusivo platillo de la comida tradicional en Japón es este filete que tiene que provenir de un buey (toro castrado) o ternera criado en la prefectura de Hyōgo, cuya capital es Kobe.

Los animales de la raza negra vacuna Wagyū son cebados según una estricta práctica milenaria y la carne es una exquisitez por su sabor, terneza y textura.

Hay toda una leyenda en torno a la crianza de los ejemplares, como que son masajeados con sake y se les da de beber cerveza.

Sin embargo, los verdaderos condicionantes son la raza, la alimentación con forrajes selectos, el peso (peso bruto de carne inferior a 470 kg por animal),  la matanza y la cantidad de marmoleo o veteado (grasa entreverada en la carne).

4. Sashimi

Tiende a ser confundido con el sushi, aunque el sashimi nunca lleva arroz. Son finas rodajas de pescado, mariscos y moluscos, siempre crudas (con excepción del pulpo y otros moluscos, que pueden hervirse ligeramente) y siempre provenientes de ejemplares congelados muy frescos.

Se sirven con salsa de soja y un aderezo de rábano rallado. Cuando se va a cambiar de un tipo de sashimi a otro, se suele comer una rodajita de jengibre en conserva.

Con menos frecuencia se preparan sashimis de carnes rojas crudas, especialmente de res y de caballo, y sashimis veganos, particularmente de un cuajado de le leche de soja.

Entre los pescados más utilizados están atún, pez espada y tiburón mako o de aleta corta. El pescado fresco es ultra-congelado a 60 °C bajo cero para preservar todas sus propiedades.

5. Donburi

Donburi significa “cuenco” y este platillo es un cocido a fuego lento o una fritura a base de una o varias fuentes proteicas (carne, pollo, cerdo, pescados, mariscos, huevos) con vegetales, que se sirve sobre un cuenco de arroz.

Es una comida habitual de los trabajadores japoneses y los hay con varias denominaciones, según la carne y demás ingredientes utilizados en el guiso.

El tamagodon es con huevo, el gyudon lleva ternera y cebolla, y el unadon consiste en anguilas sobre el arroz.

El oyakodon es a base de pollo guisado, huevo y cebolla; el tendon es una tempura de camarones y vegetales; y el katsudon son trozos de cerdo empanizados, cebolla y huevo sobre el arroz.

El aliño para el guiso o la fritura varía de una región a otra, aunque usualmente lleva dashi, mirin y salsa de soja.

6. Tamagoyaki

Tamagoyaki significa literalmente “huevo cocido” y es la versión japonesa más popular de una tortilla de huevos.

Se prepara en una sartén rectangular en la que se van cocinando y enrollando finas capas de huevo batido, sazonadas con salsa de soja o azúcar, según se desee un tamagoyaki salado o dulce.

Parece una crepa enrollada que se puede cortar en rodajas y es un plato versátil que se consume en el desayuno, almuerzo o cena.

La versión dulce suele comerse como postre. Es habitual en los bares de sushi y existen versiones pre-elaboradas, pero su sabor no tiene nada que ver con uno recién hecho. Uno que se prepara con dashi es llamado dashimaki tamago y, aunque su apariencia es similar a la del normal, el caldo de pescado le da un sabor muy diferente.

7. Tempura

Entre los platillos típicos japoneses, la tempura es otro clásico que se ha popularizado en todo el mundo.

Consiste en una fritura rápida de trozos rebozados, especialmente de mariscos (camarones y langostinos) y verduras y menos frecuentemente, de pollo y otras aves. Los vegetales más utilizados son pimiento, berenjena, cebolla, brócoli, rábano, judías verdes, batata y setas.

Se prepara a tamaño de bocado y el tiempo de fritura usualmente no sobrepasa los 3 minutos, de tal manera que el dorado sea ligero.

Para que el platillo tenga todo su encanto, debe quedar crujiente y hay que comerlo inmediatamente, por lo que muchos comensales prefieren los restaurantes especializados en tempura.

Tradicionalmente se come mojando los trozos en una salsa tentsuyu, a base de caldo de pescado (dashi), mirin (destilado del arroz parecido al sake) y salsa de soja.

8. Oden

El oden es una comida típica de Japón en invierno, cuando las temperaturas pueden acercarse a los cero grados centígrados en las noches tokiotas a nivel del mar y bajar aún más en los pueblos y ciudades a mayor altura.

Es un energético y sustancioso caldo, cuyos ingredientes principales son huevo duro, chikuwa y vegetales, cocidos en una base de konbu y katsuobushi.

El chikuwa es un típico producto alimenticio nipón, de forma tubular, elaborado con surimi (pasta de pescado blanco) y otros ingredientes, mientras que el konbu es un alga comestible ampliamente cultivada en Japón.

El katsuobushi es pescado, principalmente atún, secado, fermentado y ahumado. La forma tradicional de comer el oden es poner la olla en el centro de la mesa para que los comensales se sirvan al gusto.

9. Ramen

El ramen es una comida típica en Japón que se ha hecho tan popular que ya existe en Yokohama un parque de atracciones y museo dedicado al platillo.

Aunque hay varias recetas regionales de ramen, el plato es básicamente un caldo preparado con fideos japoneses, miso, carne y salsa de soja, con algunas guarniciones como algas, char siu (carne asada de cerdo), menma (brotes de bambú fermentados) y cebolla de verdeo.

En las ciudades japonesas se encuentran por doquier los restaurantes y bares de ramen, conocido con este nombre tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, ya que los japoneses llamaban al platillo shina-soba o sopa de fideos chinos.

El Museo del Ramen de Shin-Yokohama está ambientado en 1958, año en el que Nissin Foods lanzó al mercado nipón el primen ramen instantáneo.

10. Tonkatsu

Los japoneses llaman yoshoku al estilo de cocina occidental que logró penetrar en el archipiélago después de la Restauración Meiji, tras milenios de aislamiento nipón. Uno de los platillos yoshoku que se hizo un lugar en la gastronomía japonesa es el tonkatsu, una chuleta de cerdo que se trocea y reboza para freír.

Tras salpimentar, la carne se pasa por harina y huevos batidos y, finalmente, por panko (copos de pan) antes de freírla.

El platillo fue introducido y ajustado a la cocina japonesa a finales del siglo XIX y la voz “tonkatsu” empezó a usarse a partir de los años 1930. Es uno de los yoshokus más populares en las islas y se sirve con arroz, tsukemono (encurtido de verduras) y sopa de miso, al más puro estilo japonés.

11. Sukiyaki

El estilo nabemono es una práctica de la cocina japonesa, utilizada principalmente en invierno, consistente en una sopa o un estofado caliente que se pone en el centro de la mesa para ser compartida por un grupo de comensales.

Suele hacerse en una nabe (cazuela japonesa) de cerámica o de hierro fundido. Se prepara en la cocina o directamente en la mesa, cortando los trozos pequeños para una más fácil cocción.

La olla es mantenida caliente mediante un hornillo portátil y el calorcillo contribuye a caldear un poco el ambiente invernal en torno a la mesa.

Al igual que el oden, el sukiyaki, que significa “cocina lo que quieras”,  es un plato estilo nabemono que se hace con una amplia libertad en cuanto a los ingredientes, que incluyen carnes, verduras, huevos y otros.

12. Kashi-pan

A los japoneses les gusta el pan tanto como a los occidentales y en las ciudades del archipiélago se consiguen casi tantas panaderías como bares de ramen.

El pan llegó a Japón en el siglo XVI, pero el horneado en serio comenzó en el siglo XIX. Antes, algunos hoteles y restaurantes tenían sus propias panaderías para atender a los clientes extranjeros.

Actualmente, en las panaderías niponas se consiguen desde hogazas estilo inglés y francés hasta el panecillo dulce local o kashi-pan. Este es un sabroso bollo relleno con mermelada o con una suave crema de chocolate.

En principio se utilizó una mermelada de habichuelas, que sigue siendo el relleno favorito de muchos nipones. Son ligeros pero sacian y se consumen principalmente en el desayuno y como aperitivos.

13. Nikuyaga

Es un estofado tradicional japonés a base de carne de res, papas, cebollas y verduras. Lleva soja endulzada y puede tener rodajas de ito konnyaku, un alimento rico en almidón, preparado con konjac, especie vegetal también conocida como lengua del diablo.

La carne vacuna va finamente cortada en rodajas. En algunas localidades del este de Japón se utiliza carne de cerdo. Aunque puede encontrarse en restaurantes, es un plato principalmente casero, que suele prepararse en invierno.

Es uno de los platillos nipones asociados a la sabiduría en la cocina de las abuelas, por lo que si tienes la oportunidad de ser invitado a un hogar japonés a probarlo, seguramente disfrutarás de una deliciosa receta familiar. Se cree que fue elaborado por primera vez en el siglo XIX por los cocineros de la Armada Imperial.

14. Mentaiko

El abadejo de Alaska es una especie de bacalao que vive en las aguas alaskeñas y se extiende por el Mar de Bering y el Mar del Japón. Produce unas huevas más grandes que las del abadejo común, que son utilizadas en la cocina japonesa para preparar el mentaiko. Los coreanos hacen un platillo parecido llamado myeongnanjeot.

En el mentaiko, las huevas de pescado se marinan en una mezcla de condimentos y especias y puede tener colores desde el rosa tenue hasta el rojo intenso, según la receta utilizada por el fabricante.

Una variante es el karashi mentaiko, de sabor picante por la utilización de ají rojo japonés. Estas exquisiteces se consiguen en los restaurantes y en la sección de alimentos refrigerados de los supermercados y tiendas de conveniencia japonesas.

15. Yakitori

El yakitori es una comida típica del Japón consistente en unas brochetas de pollo y verduras con los trozos a tamaño bocado.

Los estadounidenses introdujeron el béisbol en Japón, pero mientras los gringos comen principalmente hamburguesas y hot dogs durante los partidos, los nipones prefieren el yakitori.

La palabra significa “ave asada a la parrilla” y el yakitori original es de pollo, pero la masificación alimentaria ha traído los de res, cerdo, pescados y mariscos.

A los japoneses les gusta parar en un izakaya (bar típico) por una cerveza o una copa tras salir del trabajo y un yakitori es frecuentemente el acompañante del trago. Las brochetas son impregnadas o pintadas para el asado con un adobo teriyaki, a base de salsa de soja, sake y azúcar o miel.

16. Curry japonés

El curry de Japón difiere del hindú, con el que Occidente está más familiarizado, porque tiende a ser más suave y dulzón y menos especiado, aunque algunas variedades pueden ser muy picantes.

El curry japonés es un plato que utiliza una amplia variedad de carnes y verduras para cocinar con la mezcla de especias. Fue introducido en el archipiélago japonés por los ingleses en el siglo XIX durante la era Meiji, cuando India era colonia británica.

Las carnes más empleadas son ternera, pollo, cerdo y pato, mientras que los vegetales más utilizados son cebollas, papas y zanahorias.

En Japón venden un roux de curry, en bloques y en polvo, en el que la mezcla especiada ya está combinada con harina, aceite y otros condimentos, lista para usar.

17. Shabu-shabu

Disfrutar de este platillo en un restaurante japonés especializado es todo un espectáculo, tanto por la preparación como por la forma tradicional de comerlo.

Es otro plato del estilo nabemono, similar al sukiyaki, con el que guarda ciertas similitudes, ya que ambos se preparan con carnes y verduras, pero hay una importante diferencia.

En el shabu-shabu, la carne o la verdura finamente cortadas se introducen por unos 20 segundos en un dashi preparado con alga kombu y se agita. La onomatopeya de esta agitación es “shabu-shabu”, de allí el nombre del platillo.

Tradicionalmente se prepara con carne de buey, aunque también los hay de pollo, pato, cerdo, cangrejo y mariscos. Antes de comerlo, la fina rodaja de carne o verdura se introduce en una salsa ponzu.

18. Unagi no Kabayaki

Kabayaki es una palabra de la cocina japonesa que se utiliza genéricamente para designar a un filete de pescado sin espinas, mojado en una salsa dulce de soya y asado a la parrilla.

El unagi no kabayaki es preparado con anguilas de agua dulce, aunque los ejemplares preferidos en Japón son los que se pescan en el lago Hamana, un cuerpo de aguas salobres.

Alrededor de este lago están los restaurantes más famosos de las islas para disfrutar del platillo. Muchos japoneses conservan la tradición del periodo Edo de comer unagi no kabayaki el día “doyō no ushi no hi”, que significa “día del buey en medio del verano”, una fecha de julio que es la más calurosa de la estación según el antiguo calendario solar nipón.

19. Onigiri

Así como el sándwich puede considerarse la comida para llevar por excelencia en Occidente, el onigiri es la comida típica de Japón en “modo portátil”.

Es una bola de arroz japonés de forma semi-ovalada, con un relleno en el centro y frecuentemente envuelta en una tira de hoja de alga nori. También es llamado omusubi. Los rellenos más usuales son algas sazonadas, pollo teriyaki, atún y ciruelas en vinagre umeboshi.

El arroz frecuentemente es aderezado con furikake, un condimento empleado en la cocina nipona para potenciar el sabor de los platillos. Su base es una mezcla de vegetales y partes animales deshidratadas y molidas que incluye algas nori, verduras, sésamo, pescado seco y especias, por lo que hay una amplia variedad de furikakes.

20. Takoyaki

El takoyaki es otra de esas fascinantes curiosidades de la gastronomía japonesa. Consiste en una albóndiga o bola rellena de pulpo de tamaño aproximado al de una pelota de ping pong, que se cocina en un recipiente especial con moldes de media esfera.

Cada molde se rellena con una masa de harina de trigo, insertando un trozo de pulpo y cerrando, para cocinar por ambos lados. Se sirven habitualmente en lotes de 6, 8 o 10, aderezándolos con una salsa dulce o salada y cubriéndolos con hojuelas de katsuobushi, algas aonori y mayonesa.

Es una comida callejera muy popular en la región de Kansai, especialmente en la ciudad de Osaka. Algunas variantes se preparan sustituyendo el pulpo con camarones secos o trozos de calamar.

21. Gyoza

Es una albóndiga o empanadilla en forma de media luna que lleva de relleno un picadillo salado de carne de cerdo, repollo, nira (ajo chino), cebolla de verdeo y setas, aunque los ingredientes pueden variar. Son similares al jiaozi chino y al mandu coreano y se fríen por un lado y luego se cocinan al vapor por unos 3 minutos para asegurar que queden cocidas, sedosas y jugosas.

Los gyozas japoneses son menos salados y saben más a ajo que los jiaozis chinos. Se comen sumergiéndolos en un aderezo a base de salsa de soja, vinagre de arroz y aceite de sésamo. Se pueden encontrar pre-elaborados en los supermercados, listos para cocinar y comer calientes.

22. Edamame

Mientras que en muchos bares del Mundo Occidental los parroquianos toman su cerveza mientras comen maní, en Japón prefieren degustar el grano tierno de soja o edamame.

Las vainas inmaduras se hierven en agua con sal y se sirven al natural, para que el comensal vaya ingiriendo la semilla. Es una costumbre también en China, Taiwán y Corea.

Es parecido al consumo del frijol tierno en Latinoamérica, aunque en este caso generalmente se come la vainita entera.

Las variedades de soja más utilizadas son las que se siembran en primavera y se cosechan sin madurar en verano, tras un período de entre 90 y 100 días. Se comen tanto tibias como frías y las semillas pueden triturarse para hacer una pasta de untar.

23. Chawanmushi

Es una preparación con apariencia de crema o natilla que se prepara con una mezcla de huevo batido y caldo dashi que se vierte en una taza individual con carnes y vegetales y se cocina al vapor hasta alcanzar la textura de un pudín.

La palabra “chawanmushi” es la combinación de “chawan” (taza de té) y “mushi” (al vapor), por lo que significa “al vapor en una taza de té”.

Los ingredientes de origen animal suelen ser pollo, camarones hervidos y kamaboko (pastel de pescado), mientras que los vegetales más usados son champiñones, zanahoria y nueces de gingko.

Es un platillo reconfortante, suave y típicamente japonés y a diferencia de otras natillas, no es dulce. Se come con cuchara, algo no muy habitual en la cocina japonesa.

24. Kaiseki ryori

No es un platillo sino una comida de alta cocina y una experiencia gastronómica que los japoneses tratan como un arte.

También llamado kaiseki a secas, es una cena que puede incluir una docena o más de diferentes platillos en pequeñas raciones, hechos con productos frescos o de temporada. Los alimentos son preparados realzando su sabor natural.

Se come en restaurantes especializados y en ryokanes, las posadas de lujo tradicionales de Japón, que se caracterizan por una sofisticada cocina.

Más que una cena es un banquete y puede incluir sopa, sashimi, un aperitivo, un platillo a la parrilla, uno cocido, platos fritos, al vapor y en escabeche y una ensalada japonesa. Para cerrar se sirve arroz, encurtidos, sopa de miso y fruta.

Los restaurantes y las posadas que preparan la cena generalmente solicitan reserva previa.

25. Yakisoba

Es una comida popular en los festivales al aire libre durante el verano en Japón, consistente en una fritura o asado de fideos y rodajas de cerdo y de diferentes vegetales, principalmente repollo, zanahoria y brotes de soja, que se come estilo barbacoa aderezando con una salsa yakisoba.

Aunque el nombre incluye “soba”, que son los famosos fideos japoneses hechos con trigo sarraceno, los del yakisoba son más bien unos tallarines gruesos elaborados con la clásica harina de trigo.

En las celebraciones veraniegas se arrojan grandes cantidades de ingredientes sobre una plancha caliente y se asan en descampado, aunque el platillo también se puede preparar cómodamente en casa en una sartén grande o wok.

La salsa yakisoba lleva salsa de soja, salsa de ostras y vinagre de arroz, entre otros ingredientes, y puede adquirirse en supermercados y tiendas de conveniencia.

26. Wagashi

La manera más auténtica de acompañar una ceremonia japonesa del té matcha o de cerrar una comida en Japón es degustando los wagashi, los dulces tradicionales del archipiélago, inventados durante el período Edo.

La mayoría se preparan con un puñado de selectos productos de la gastronomía tradicional, como arroz mochi (pegajoso o glutinoso), anko (pasta dulce de judías), kanten (agar obtenido de algunas especies de algas) y castañas.

Algunos wagashi típicos son dango (bolitas de mochi dulces ensartadas en palitos y servidas con jarabe de azúcar), yokan (gelatina espesa hecha con anko, azúcar y kanten; y dorayaki (anko intercalado entre dos panqueques gruesos).

No se consideran wagashi ni los dulces occidentales introducidos tras la Restauración Meiji, ni los dulces chinos que utilizan ingredientes no habituales en la cocina japonesa.

27. Natto

El natto es un milenario platillo japonés consistente en semilla de soja fermentada. A pesar de que su textura viscosa y su fuerte sabor y aroma (parecido al del queso mohoso) no es del agrado de muchos occidentales.

Pero poco a poco se ha ido imponiendo entre las personas que siguen un estilo de vida saludable o un régimen especial por su fácil digestión, alto valor nutritivo y propiedades medicinales. Contiene aminoácidos esenciales, vitaminas y enzimas, una de las cuales, la nattokinasa, ha sido asociada a la disolución de los coágulos sanguíneos y a la prevención de su formación.

Se prepara con granos de soja pequeños, de color blanco o amarillento, que se cuecen al vapor y se fermentan añadiendo bacterias Bacillus subtilis de la variedad natto.

28. Sopa de miso

El miso, que en japonés quiere decir “fuente de sabor”, es un componente habitual en la gastronomía japonesa.

Consiste en una pasta producida con semillas de soja y/o cereales y sal marina, fermentada con koji, un hongo empleado también en la fermentación del arroz utilizado para hacer sake y shochu (otra bebida destilada del cereal y otros vegetales).

La sopa de miso es una comida típica de Japón que se consume abundantemente en el archipiélago. Se prepara con pasta de miso y dashi (caldo de pescado) y se come como guarnición en cualquier comida del día.

Normalmente se le añaden algunos otros ingredientes, como algas wakame, cebolla de verdeo y un tofu firme. La sopa aporta unos complejos sabores salados que resaltan el umami de los platillos principales.

29. Tofu

Aunque en Occidente, esta leche de soja coagulada y prensada hasta extraerle buena parte del líquido, es asociada principalmente con las dietas saludables y veganas, en Japón y otros países asiáticos es de consumo generalizado, especialmente el tofu de la variedad sedosa.

Los nipones comen el tofu crudo con algunas guarniciones saladas, hervido y frito, a menudo como guarnición.

El agedashi es tofu cortado en cubos, que se espolvorean con almidón de maíz o de papa y se fríen hasta que adquieran un atractivo color dorado. Es un antiguo plato japonés que se menciona en un recetario de 1782.

Otra variante es el hiyayakko, muy popular en verano, en el que se ponen encima del tofu algunos toppings, como hojuelas de bonito y jengibre, aderezando con salsa de soja.

30. Teppanyaki

En un concepto japonés de comida que se popularizó en Occidente, especialmente por el espectáculo de ver al chef preparando los alimentos en una plancha frente a la mesa.

Comenzó como una comida japonesa más, pero los cocineros y empresarios del sector se dieron cuenta de que gustaba mucho más a los occidentales y, en 1964, la cadena Benihana abrió su primer restaurante en Nueva York.

Las principales carnes y vegetales que se preparan en la plancha son filete de res y de pollo, mariscos, pimientos rojo y verde, cebolla, zanahoria y calabacín, cocinados en salsa de soja.

Los acompañantes habituales son una salsa de soja para remojar los bocados, arroz frito y hojuelas de ajo. El malabarismo del chef con los cuchillos y demás instrumentos de cocina forma parte del show del teppanyaki.

31. Gyutan

El gyutan o lengua de res a la parrilla es un platillo relativamente reciente, ya que se originó en 1948 en la ciudad de Sendai, capital de la prefectura de Miyagi. En el área de Sendai suele servirse con sopa de cola, arroz de cebada y encurtidos.

En otras regiones japonesas generalmente se prepara en los restaurantes yakiniku (churrasquerías de estilo japonés).

Originalmente en estos restaurantes se llamó “lengua en sal” porque se aderezaba solo con este ingrediente, pero luego se introdujeron otros aliños, como la salsa tara. El platillo fue creado en el restaurante Tasuke, que es un lugar icónico para el gyutan en Sendai.

Existe la leyenda de que la receta surgió a raíz de un lote de lenguas y colas de res dejadas por las fuerzas estadounidenses que ocupaban Japón.

32. Yakiniku

En Japón estuvo prohibido comer carne de res entre los siglos VI y XIX por razones religiosas y por la escasez en el archipiélago de la gran cantidad de recursos naturales que demanda el ganado vacuno.

En 1872, el emperador Meiji Tenno decidió comerse un filete de ternera y la veda terminó. La palabra “yakiniku” se refiere tanto a un plato de carne asada como al estilo de prepararla.

En un restaurante yakiniku, los cortes de carne solicitados por los comensales son llevados crudos y asados al carbón en una parrilla situada en la propia mesa o en un grill eléctrico o a gas. Los clientes van preparando la carne a su gusto y mojándola en una salsa tare antes de comerla.

33. Motsunabe

Es un guiso asopado japonés preparado con vísceras (asadura) de ternera o de puerco. La asadura más utilizada es la tripa de ternera, aunque pueden usarse otros tipos. Los otros ingredientes de la preparación suelen ser repollo, cebolla de verdeo, pimiento, ajo y salsa de soja. En algunas recetas se añade también fideos.

Es un platillo popular en la prefectura de Fukuoka, en el sur-occidente del archipiélago, desde donde se extendió por Tokio y demás ciudades japonesas.

Como es habitual en cualquier sopa o guiso con un sobrante de líquido o de salsa, los japoneses añaden arroz o fideos a los restos de motsunabe para no perder nada. Es un plato barato que en Fukuoka se acompaña con cerveza. En la región de Kansai hacen un plato parecido llamado horumonyaki.

34. Kegani

El kegani es el cangrejo de crin (Erimacrus isenbeckii) que vive en el Pacífico Oriental, el Mar de Bering y en el Mar de Okhotsk, especialmente en las costas de la isla japonesa de Hokkaido.

Los ejemplares pueden alcanzar un kilo de peso y su carne fina y de profundo sabor es muy apreciada en la gastronomía nipona.

La parte que más gusta a los japoneses es la pasta verde oscura situada en los intestinos, cuyo sabor ligeramente amargo puede ahuyentar a los que la prueban por primera vez.

El kegani tiene dos temporadas en Hokkaido, de abril a agosto y noviembre-diciembre. Durante esos lapsos, este cangrejo es una de las estrellas en los restaurantes de la isla.

Otros estimados cangrejos de Hokkaido son el tarabagani (Rey Cangrejo), que es el más caro; el cangrejo de las nieves (zuwaigani), que es el más popular; y el hanasakigani.

35. Jingisukan

Entre los siglos XIII y XIV, los mongoles dominaron casi toda Asia y parte de Europa, estableciendo el segundo imperio más extenso de la historia.

Durante sus campañas por las estepas asiáticas y las llanuras europeas, los guerreros mongoles comían mucho cordero asado y este platillo japonés tomó su nombre de Gengis Kan, el máximo líder de la tribu nómada.

En el jinisukan, el cordero se pone en la parte central levantada de una olla especial y se rodea de verduras. Así, durante la cocción a la brasa, los jugos de la carne van fluyendo hacia los vegetales, comunicándoles todo su sabor.

El primer restaurante de jinisukan, abierto en Tokio en 1936, se llamó Casa Gengis.

¿Cuál es la comida tradicional de Japón?

La cocina tradicional japonesa está claramente definida en dos etapas; la primera, el largo período de aislamiento en el que vivió Japón hasta el siglo XIX, cerrado a Occidente, en el que su gastronomía estuvo influida básicamente por China. Durante este período, los platos a base de arroz, fideos, verduras y frutos del mar marcaron el arte culinario nipón. Tras la Restauración Meiji en el siglo XIX, el archipiélago inició una gradual apertura hacia la gastronomía occidental, popularizándose platos a base de carne, que eran desconocidos hasta los años 1860.

¿Qué es el Okonomiyaki?

Es una especie de panqueque japonés, muy popular en Osaka. Se prepara con una masa a base de harina y ñame rallado, a la que se le agregan repollo y otros ingredientes en julianas, más carne, mariscos o queso, y se cocina a la plancha. En Osaka, Tokio y otras ciudades japonesas hay restaurantes en las que el cliente arma su propio okonomiyaki, convirtiendo la comida en una divertida experiencia. Es aderezado con salsa de okonomiyaki, algas verdes, mayonesa y katsuobushi.

¿Cuál es la diferencia entre la comida china y la japonesa?

La cocina japonesa está fuertemente influida por la china y ambas naciones son grandes comedoras de algas y arroz. Mientras los chinos mezclan el arroz con una gran cantidad de carnes, frutos del mar y vegetales, los japoneses tienden a hacerlo blanco y al vapor, comiéndolo como guarnición o mezclándolo con otros ingredientes después de la cocción. Los nipones comen pequeñas raciones de una gran cantidad de platillos, mientras que los chinos consumen porciones más grandes. Los japoneses son conocidos por el énfasis que ponen en la estacionalidad de los alimentos.

¿Quién inventó el sushi?

La primera referencia escrita del sushi data del siglo VIII, cuando fue señalado en un documento legal como especie utilizada para el pago de impuestos. En un principio el arroz era fermentado, hasta que durante el período Muromachi (1336 – 1573) fue introducido el vinagre de arroz. Antes del invento de la refrigeración, los japoneses se apresuraban a preparar el sushi mientras el pescado estaba fresco y también hacían el platillo con el pescado cocido. La popularidad del sushi a nivel mundial empezó durante el último cuarto del siglo XX.

Qué comen los japoneses a diario

Los japoneses tienen una dieta muy variada y centran su cocina en los pescados, mariscos y vegetales de temporada. En verano suelen comer muchos frutos del mar, ramen, ensaladas y sopas y fideos fríos. En invierno aplacan el frío con potajes y sopas suculentas y calientes a base de  res, cerdo, vísceras y surimi, como sukiyaki, oden y nikuyaga. Dan mucha importancia al desayuno, comiendo una amplia variedad de platillos, como arroz, panes, huevos, pescado y sopa de miso.

Gastronomía japonesa historia

La actual gastronomía japonesa empezó a perfilarse a partir del siglo V, cuando a través de la península coreana comenzaron a llegar las influencias de la milenaria cultura culinaria china. En ese tiempo, el consumo de carne era casi inexistente y la dieta giraba en torno al arroz, los frutos del mar, el tofu y el miso, sentándose las bases de la típica cocina japonesa de la actualidad.

Gastronomía japonesa características

El principal carbohidrato consumido por los nipones es el arroz glutinoso de grano pequeño o medio que es la base de muchos de sus platillos. Japón es un archipiélago formado por 6852 islas, con una línea costera de casi 30000 km y las algas, el pescado y los mariscos forman parte abundante de la dieta diaria. El archipiélago no cuenta con mucha tierra fértil para dedicarla a la agricultura y la producción se centra en los vegetales más utilizados, como arroz, soja, trigo, cebada, papa, coles, cebolla, pepino, berenjena, té y varias frutas.

Comida típica de Japón: fotos

Comida japonesa nombres y fotos:

El sushi, uno de los principales emblemas de la cocina japonesa.

El venenoso pez globo, base del fugu, el platillo más refinado y perfeccionista de la gastronomía japonesa.

Filete de Kobe, máxima exquisitez en carnes de la cocina japonesa

¿Cuántos de estos platos de la comida típica de Japón has probado? ¿Cuál es tu platillo japonés favorito? Comparte el artículo con tus amigas y amigos para que también sepan cuáles son las principales exquisiteces típicas de la singular gastronomía japonesa.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las 22 ciudades más bonitas de España que tienes que conocer alguna vez en tu vida

25 platillos típicos de Estados Unidos que tienes que probar alguna vez