in

30 comidas típicas en Rusia que debes probar

Las comidas típicas en Rusia comprenden platillos exóticos y otros con recetas similares a la gastronomía occidental convencional. Aunque está muy marcada por la influencia extranjera de sus vecinos, el país también cuenta con creaciones propias y milenarias de su vasta extensión territorial.

Conozcamos en este artículo las 30 comidas típicas en Rusia, muchas sopas, ensaladas, postres y bebidas tradicionales, que siempre comen los rusos.

1. Papas a lo principesco

Las papas a lo principesco consisten en una especie de tortilla o pastel a base de papas cocinadas al horno.

Se cortan en rodajas con su cáscara y se complementa con el tvorog, producto lácteo fermentado muy común en la cocina rusa que debe cubrirlas hasta rebosarlas.

Este antiguo platillo se hizo tradicional para el festejo del Día de San Pedro celebrado el 12 de julio. Se sirve caliente y se puede rebozar con verduras y cebollino.

2. El caviar

El caviar es una de las comidas más emblemáticas de la gastronomía rusa. Tiene dos versiones: el caviar rojo, preparado con salmón y el caviar negro, que se suele elaborar con esturión o beluga.

Cualquiera de las presentaciones se sirve sobre finas rebanadas de pan blanco con mantequilla, pan moreno, rebanadas de pan crujiente o los blinis, que son panqueques o crepes.

El caviar en el pan con mantequilla se conocer zakuska.

El caviar rojo es el menos costoso y por tanto, el más presente en los hogares rusos. El caviar negro es exclusivo y caro, solo para festividades u ocasiones especiales como Navidad.

Hay variedad de tipos de caviar negro, pero uno de los más conocidos es el de beluga.

3. Ensalada Olivier o ensalada rusa

La ensalada rusa se llama Olivier en homenaje a su creador, el chef francés, Lucién Olivié, que la popularizó en Moscú.

La receta original consiste en huevos duros, mortadela, pepinos salados, hinojo, guisantes frescos, zanahoria y papas cocidas al punto. Todo cortado en pequeños dados y aderezado con mayonesa y sal al gusto.

Actualmente, la ensalada se prepara con huevo duro pero rallado, pepinillos en salmuera, papas, zanahorias cocidas y alguna proteína animal como pollo, salchichas o carne.

Una variante ahora habitual es agregar remolacha cocida también cortada en dados con chucrut. Como plato, suele acompañarse de mandarinas al preparar la mesa.

La ensalada es una de las comidas típicas de los rusos, sobre todo en invierno y para sus mayores festividades, Navidad y Año Nuevo.

4. Arenque en abrigo de pieles

Ensalada o pastel frío formado por capas. Se prepara con papas, zanahorias y remolachas cocidas por separado, que después son ralladas o cortadas en dados.

Se agrega huevo duro, cebollas frescas ralladas finitas, manzanas verdes también cortadas, mayonesa y sal al gusto.

Al estar listos, los ingredientes se aderezan por separado y se colocan en capas unos sobre otros, dejando de por medio una porción de mayonesa. Las manzanas verdes se colocan al final sobre las capas.

Una variante es colocar los pedazos de fruta junto a la mayonesa como intermedio entre cada capa. Igualmente, este platillo puede ser preparado con sardinas en reemplazo del arenque para la temporada navideña.

5. Uja, sopa de pescado

Para preparar la tradicional sopa de pescado uja necesitarás un pescado salado como la trucha, el esturión normal o el esterlete, la lota, el bacalao, la escorpina o el salmón fresco.

El sabor dependerá del pescado elegido. Como acompañantes del caldo se añaden zanahorias, papas, trozos de apio y laurel, un poco de eneldo y cebolla.

La sopa se sirve caliente adornada con unas finas ramitas de perejil y se acompaña con un trago de vodka.

6. Borsh (sopa)

La borsh es una exquisita sopa de verduras con un característico color rojo ardiente, de los más famosos caldos del país.

Entre sus verduras y vegetales previamente salteados están zanahorias, papas, col, pepino, tomates, judías y cebollas, junto a unas setas y carne, que puede ser de cerdo, pollo o ternera.

Podrás prepararla para comerla caliente o fría, sin que esto reste su exquisito sabor. En ambas lleva remolacha como verdura base, aunque se preparan diferentes.

El borsh caliente es el más común y tiene la mayor cantidad de ingredientes alternativos.

Esta interesante sopa de remolacha, cuyos orígenes están en Ucrania, se acompaña con pan de centeno fresco, un buen plato de carne y a la sopa se le suele agregar una cucharada de crema agria.

7. Shchi (sopa)

La shchi es otra de las famosas sopas de Rusia, esta vez con la col como ingrediente principal. Está acompañada de otras verduras y vegetales como zanahorias, papas, cebollas, perejil, ajo y laurel, con especias al gusto.

En algunos casos, por parte de las carnes se agrega pollo como primera opción o alguna otra como pescado o carne de vacuno.

Una variante de la sopa es reemplazar la col (repollo) por chukrut, lo que le cambia el nombre a shchi agrio. Para hacerla más espesa y con más valor nutricional, se le agrega un poco de harina de centeno y grano de alforfón.

8. Okroshka (sopa fría)

La okroshka es una sopa fría cuyo nombre proviene del ruso “kroshit”, que significa, “picar”.

Se prepara con verduras crudas como el rábano, pepino y cebollas de primavera, mezcladas con huevo, papas cocidas y un poco de Kvas, bebida refrescante elaborada a base de pan.

El platillo también suele llevar carnes, jamón o mortadela. El kvas puede ser  reemplazado por kéfir y ácido cítrico.

9. Solyanka o sopa de carne

La solyanka está en la lista de las sopas tradicionales de Rusia para el invierno. También se consume en otros países de Europa, incluyendo Ucrania.

Se parece al shchi por tener como base una carne, aunque particularmente se elabora con varios tipos de carne, sea vacuno, setas o pescado.

Se acompaña con zanahorias, papas, cebollas y repollo, además de ingredientes agrio-salados como las setas saladas, pepinos salados, aceitunas y limones en rodajas.

La solyanka puede contener entre los tipos de carne tocinos, salchichas e incluso jamón, siempre cortados en dados o rodajas, lo que colabora en lo colorido de la sopa y la acentuación de los sabores finales.

10. Shashlik o pinchos de carne

Brochetas de dados jugosos de carne de ternera o bondiola de cerdo o pollo, con cebolla y tomate.

La carne se marina entre especias al gusto, pimienta y sal, por al menos 6 horas. Se lleva a la parrilla para ser asada y luego se hacen los pinchos.

Los rusos acostumbran agregar un toque de kéfir, vinagre o cerveza, a la preparación donde se marinará la carne para que darle más sabor.

El shashlik es una de las comidas típicas del sur del país preparado en días de verano y en picnics. La carne se acompaña o adereza con mayonesa o salsa de tomate. Se puede comer con papas fritas y alguna crema para untar.

11. Pelmeni o bolitas de masa rellenas de carne

Los rusos tienen al pelmeni como la “comida de los trabajadores” y plato nacional. Son pequeñas bolas de mezcla de carne de vacuno, cerdo y cordero, envueltas en una masa fina.

Se pueden consumir de varias formas: rebosados de varias salsas (mayonesa, salsa de tomate, mostaza), agregándoles una crema agria o mantequilla o simplemente, solos.

Otra opción es servirlos en un caldo caliente y comerlos como una sopa. Como variante, se les consigue rellenos de setas o de salmón.

Si los pedirás en un restaurante debes ordenar “dumplings”, pues así se conocen en los menús de comida.

12. Kotleta po-kievski o “pollo Kiev”

La kotleta po-kievski o en castellano, pollo Kiev, es un comida tradicional rusa que consiste en la pechuga de pollo deshuesada y ablandada con un mazo, para luego ser enrollada y rellenada con mantequilla de ajo sin sal. Luego, se empaniza para cocinar.

Se puede preparar frito o como alternativa más sana, horneado; de ambas formas se espera que quede bien crujiente por fuera y blando y jugoso por dentro.

Se acompaña con una guarnición de arroz, ensalada verde con lechugas o papas (en puré o al vapor) y champiñones.

13. Ukha o sopa de pescado

Ukha o sopa uja, que para el castellano sería sopa de pescado rusa, es uno de los caldos más populares del país que aunque se come en cualquier época del año, se prepara con más frecuencia en invierno.

Para su preparación son empleados pescados como el dorado, el lucio del norte, el ruffe o el bagre. También se consideran el salmón, el bacalao, esturión e  incluso, la exquisita trucha.

Como toda buena sopa también lleva zanahorias y papas picadas en rodajas, cebolla, puerro, laurel cortados en tiras, sal y pimienta al gusto.

Para darle el toque de color a la sopa se puede agregar azafrán y quedará amarilla, mientras que con clavo de olor y algo de pimienta ganará un color negro o blanco.

El pescado será el que determine el sabor.

14. Blinis o panqueques rusos

Los populares blinis son los conocidos panqueques rusos, un plato muy antiguo vinculado a festividades y tradiciones del país.

Los blinis son parecidos a los famosos crepes franceses, porque además de ser preparados con ingredientes similares, suelen estar rellenos de componentes sabrosos. Sin embargo, la masa de los blinis contiene levadura dejando unos panqueques más ligeros.

Se sirven solos, con eneldo y mantequilla o cubiertos de crema agria o salsa tártara. Hay quienes le añaden caviar e incluso, salmón previamente marinado o ahumado.

Para panqueques dulces se acompañan con mermelada, leche condensada, chocolate, miel o requesón.

15. Carne a la stroganoff

Plato originario de Rusia cuya receta está en el libro de Cocina Clásica Rusa con el nombre de govjadina postrogonovski s gorchitseju, que traducido al castellano sería “buey a la strogonov con mostaza”.

La receta original consiste en tiras finas de carne o lomillo de buey rebosado en crema agria, con tiras de cebolla y setas o champiñones. Sin embargo, el plato puede variar al emplear carne de ternera, lengua de vaca, cerdo, pollo o como opción vegetariana, fideos. En este caso, se agrega caldo de vegetales manteniendo el resto de la receta original.

El platillo se acompaña de un arroz blanco.

16. Zapekanka

La zapekanka es una tarta cocida al horno también preparada en países vecinos de la comunidad eslava, cada uno con su propia receta.

Tiene una versión dulce y salada. Para esta última, se puede preparar con carne vacuno, pollo o pescado y cebollas picadas entre puré de papas, rebosando la tortilla de crema agria.

Una de las variantes más comunes es la de requesón, con su textura blanda y sabor tan especial, acompañado de mermelada o frutos rojos. Así se come como postre, merienda o almuerzo.

17. Varénik

Pequeñas bolas rellenas de ingredientes vegetarianos conocidas por su parecido con los pelmeni.

Los varénik rusos también se asemejan a sus homónimos ucranianos varenyky y a los tan conocidos raviolis italianos.

La diferencia con los ucranianos es que en la masa se agrega kéfir y huevos, mientras que en la receta rusa la masa se prepara con leche agria y se pueden congelar.

Los varénik son cuadrados o tienen forma de media luna. Se comen salados como aperitivo rellenos de papa con queso, chucrut, champiñones o requesón y dulces, como postre o merienda, rellenos de cerezas.

Se sirven igualmente en desayunos y almuerzos acompañados y rebosados de una crema agria, derritiéndoles mantequilla o en agua hervida al estilo de una sopa.

18. Golubtsy

El golubtsy es la comida más típica en la cocina rusa con orígenes en los pueblos griegos y del Cáucaso, rellena de carne y envueltos en hojas de parra.

La receta llegó a Rusia cuando poblaciones de estos países se asentaron en el país. Golub significa en ruso, paloma, y la referencia fue tomada de la costumbre francesa de cocinar palomas envueltas en hojas de col.

La comida consiste en carne molida o en picadillo acompañada con arroz, todo bien aderezado y envuelto en hojas de col (repollo tierno). Se cocinan en una salsa de tomate y una vez listas, se sirven con un toque de crema agria por encima.

Entre sus variantes se pueden conseguir preparados con carne de ganso y envueltos en hojas de lima, lo que crea una sabrosa combinación de sabores.

Entre las opciones conocidas están los huevos cocidos con arroz preparados con cebolla; el arroz preparado con cebolla y setas; setas y cebolla con apio y raíces de perejil.

19. Pirozhkí y pirogí

Los rusos tienen una lista importante de comidas típicas, una de ellas, los pirozhkí y pirogí, que en castellano se conocen como pastelitos grandes o pequeños y rellenos.

Entre los más típicos están los rellenos de papa con huevo y col, carne o pescado. Los pastelitos dulces son rellenados con manzana, requesón, ciruelas, mermeladas o jaleas.

En cuanto al tamaño, los que caben en la palma de una mano se les conoce como pirozhkí y se preparan tanto al horno como fritos. Los más grandes se les llama pirogí y se cocinan al horno.

Aunque se pueden comer todos los días, se sirven especialmente para celebraciones, eventos o festividades. Son para los rusos lo que es para los italianos la pizza.

20. Pastel de col o repollo

La gastronomía rusa es rica en platillos con repollo, siendo el más típico el pastel de repollo preparado para días festivos o todos los días.

Es una exquisitez para cualquier cena presentado como plato principal vegetariano o para un almuerzo rápido, rebosándolo de arándanos rojos acompañado de un té caliente.

El pastel es una comida bastante elaborada que requiere tiempo y esfuerzo, básicamente por la masa horneada.

El repollo se pica en tiras para su relleno, se cuece y se prepara con cebolla también en tiras. Tanto el repollo como la cebolla se saltean para que agarre gusto, textura y el color deseado. Se les une el huevo, sal y pimienta al gusto.

El relleno se vierte en el molde con la masa lista, se cubre con una capa de la misma masa y se lleva al horno. Dorado, suave o crujiente, para servirlo frío o caliente, este pastel roba corazones.

21. Syrniki o tvorózhniki

Los syrniki o tvorózhniki, como se les dice mayormente en Rusia, son un tipo de panqueques o buñuelos similares a los conocidos blinis, solo que su masa o mezcla base contiene queso qark o requesón.

Su preparación es sencilla. Contiene harina, azúcar, huevo y el queso desmenuzado. Hay quienes le agregan a la mezcla un toque de vainilla.

Su nombre se deriva del ruso syr que significa, queso. A diferencia de los blinis, son gruesas y pequeñas con el respectivo sabor al lácteo.

Los syrniki están entre las comidas típicas en Rusia, pero también forman parte de la gastronomía ucraniana. Para comerlos se les unta crema agria o una mermelada, miel o aquello que guste. Son excelente alternativa para el desayuno o un rico postre.

22. Kasha o gachas

Las kashas son uno de los desayunos más típicos del país cuyo nombre proviene del sánscrito “krash”, que significa, triturar. Es un estilo de papilla, puche o lo que en España se conoce como gachas.

Se prepara a base de granos o cereales triturados, enteros o en harina. Se puede elaborar líquida, semilíquida o de grano entero.

Entre los granos más comunes están las lentejas, cebada, arroz, sémola de trigo, alforfón, mijo, trigo, maíz, guisantes y avena, siendo la más popular esta última.

Se acostumbra a dar a los niños, deportistas o para dietas especiales por lo saludable y nutritivo del platillo.

Aparte de los desayunos, está presente en los festejos y celebraciones como bodas, bautizos, cumpleaños y funerales.

En las kashas saladas se sirven los granos listos, se les vierte leche sola o dos porciones de leche por una de agua o con caldo de la carne que guste. Se le agrega mantequilla, sal y para acompañar, setas o verduras. Igual se puede hacer con la avena o cebada.

Las kashas dulces se preparan con avena como cereal base e igualmente en leche o leche y agua, acompañada de miel o frutos como moras, arándanos, nueces y otros frutos secos.

23. Macarrones a lo marinero

Los macarrones a lo marinero es otro de los platos tradicionales rusos. Son sencillos pero sabroso y lo mejor, se cocinan rápido.

Para prepararlos se requiere de carne de cerdo molida o picada en trozos bien pequeños, se salpimienta y agregan los vegetales y especias de preferencia. Una vez lista, se conserva su caldo.

La carne hervida se mezcla entre tiras de cebolla previamente puestas al sartén con mantequilla, hasta quedar transparentes.

Se agrega caldo de la carne para hidratar y dar más gusto. Una vez lista la pasta, se mezcla con la carne y para cerrar y dar el toque final, se pican unos trozos pequeños de hierbas para decorar y dar color, sabor y textura vegetal.

Los macarrones se sirven calientes con queso o algún otro acompañante. Es una de las comidas típicas en Rusia para las fiestas de Año Nuevo.

24. Pepinillos encurtidos

Los pepinillos encurtidos son parte de los snacks más típicos en Rusia por su delicioso sabor y textura entre lo crocante y agrio. Suelen acompañar varios tipos de comidas como parte de la guarnición o pueden comerse solos.

Son comunes tras beber un vodka. También se les ve en varios tipos de ensaladas y en las hamburguesas o sándwiches.

25. Cochinillo frito o al horno

Un clásico de la comida rusa, el cochinillo frito o al horno, ideal para las ocasiones especiales, aunque también se pone a la mesa como una suerte de picadillo o pasabocas.

Es costumbre rebosarlo al momento de servirlo con nata agria o lo que es su equivalente, la crema de leche y crema de rábano picante.

Una de sus variantes es rellenarlo a base de gachas de trigo sarraceno para luego asarlo. Sea frito o al horno, se acompaña de un frío trago de vodka, una combinación de sabores que realza el gusto por el plato.

Una receta que queda bien tanto para invierno como para los días de verano.

26. Vinaigrette

Vinaigrette es una de las tantas ensaladas rusas que se conocen en el país. Adoptó su nombre en francés que significa, “vinagreta”, pero curiosamente reemplaza el vinagre por jugo de limón fresco.

Se prepara a base de remolacha hervida, una de las verduras más empleadas en Rusia. También lleva zanahorias y papas aderezadas con cebolla picada. Finamente, jugo de limón, aceite vegetal y sal al gusto.

Como alternativas de la receta, se acompaña con guisantes, trozos de arenque o manzanas. Se lleva al refrigerador y se sirve fría.

27. Asado ruso

Una de las comidas típicas en el país. Data desde la Rusia prerevolucionaria cuando solo las clases privilegiadas podían degustarla. Fue mucho tiempo después que se hizo accesible a toda la gente.

Sus ingredientes son muestra de elementos característicos de la gastronomía rusa. Se prepara con carne de res, pero también se pueden usar otros tipos de carnes que se cortan en rodajas, al igual que las papas y zanahorias cortadas en cuadros pequeños.

El asado ruso se acompaña de cebolla en aros, ajo, laurel y perejil, para darle gusto. Se salpimienta y se cocina al horno con el caldo de la misma carne.

Como toque final se agrega una cucharada de smetana y eneldo, 10 minutos antes de sacarlo del horno.

28. Áspic o gelatina de carne

El áspic es un plato reconocido internacionalmente como técnica culinaria en el que se coloca carne dentro de una gelatina. Se puede preparar con carne de cerdo, vaca, pescado o pollo.

Uno de los áspics tradicionales es con cabeza de cerdo y algunos huesos de gallo y ternera, al que llamaron “jaladéts”.

Parte del truco de esta receta es preparar la gelatina con el caldo de la carne. Si se escoge el cerdo, las partes del animal a utilizar son las patas con sus pezuñas, el rabo y las orejas.

Si se escoge carne de ternera, las partes a emplear son las patas con sus pezuñas, los sesos y el rabo, que servirán a la gelatinación del caldo.

La modernización del plato en el siglo XIX se denomina “zalivnóye”, tomando las mejores piezas de la carne para su preparación y haciendo el caldo transparente y muy limpio.

Básicamente, esto es lo que lo distingue de su versión inicial, la presentación y la suma de otros ingredientes como bayas, especias, setas y hasta frutas, junto al azafrán o limón, la cúrcuma y otros. Todos para dar un sabor especial al caldo y a la carne.

29. Mushroom Julienne o juliana con champiñones y crema

Plato de origen francés adoptado como una comida típica de Rusia por la influencia extranjera.

Su semejante francés se conoce como cocotte y tiene como ingredientes champiñones y pollo, sumergidos en una salsa bechamel. La versión rusa se prepara en porciones individuales en cazuelas metálicas.

Se trata de un plato cremoso a base de champiñones rebanados finamente, que queda con un sabor similar al conocido stroganoff, solo que no incluye carne.

Se preparan los champiñones con crema agria, queso y crema, siendo pasados por la parrilla para sellar la capa superior y dejarlos crujientes.

Como variantes se agrega pollo o bacon, dando un toque particular en el sabor. Esta comida típica rusa se sirve como una entrada y se toma caliente. En caso de quererlo frío, hay que tener en cuenta que la textura y sabor cambian un poco.

Para acompañar se puede servir pescado o carne, incluso un cremoso puré de papas con verduras o frijoles.

30. Pato al horno con manzanas

Este plato es tan típico como los blinis, el caviar y el vodka. Después de cazar al animal, se hornea con verduras y especias para condimentarlo. Finalmente se acompaña con miel y manzanas.

¿Cómo son los desayunos rusos?

Los desayunos rusos son fundamentalmente altos en calorías y grasas. Así que la orden del día para iniciar la jornada alimenticia son los carbohidratos.

A lo largo de la lista de 30 comidas que te acabamos de mostrar se pueden ver varios tipos de desayunos rusos. Entre los más destacados y de mayor consumo están los blinis, la kasha y los varénik, versión rusa de los raviolis.

¿Cuál es la bebida de los rusos?

Por excelencia y tradición está el vodka, seguida por la kvas, que se puede conseguir con o sin alcohol. También se cuentan el mors hecho de bayas, una crema gelatinosa a base de frutas llamada el kisel y la cerveza Baltika.

Otras bebidas son la milenaria Hidromiel, con 13° de alcohol, seguida de la Medovuja, a base de miel también alcohólica fermentada de frutas, kvas o bayas.

De las bebidas típicas de Rusia sin alcohol están el kéfir, que es similar a un yogurt y el sbiten, una especie de té a base de hierbas tradicional en días de invierno.

Postres típicos de Rusia

En una vasta diversidad de colores y sabores entre los principales postres típicos de Rusia están el morozhenoe, helado al que se le agregan frutos, chocolate o nueces.

El medovick, un pastel de miel bañado en una espesa crema agria que se combina con leche condensada, frutos secos y natillas.

La paskha es un pastel de queso pero endulzado muy consumido en días de Pascua y Navidad.

Te invitamos a compartir este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan las 30 comidas típicas en Rusia.

 

Ver también:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

40 comidas típicas de Nicaragua que debes probar

Los 30 mejores vinos franceses que debes tomar