in

Cómo recorrer Europa en 10 días, visita las mejores ciudades

Europa es un continente para descubrirse, para explorar sus ciudades, desde las más antiguas hasta las más modernas, así como para disfrutar su deliciosa y muy variada gastronomía.

En este artículo te proponemos como recorrer Europa en 10 días, aunque hemos seleccionado tres  hermosas capitales, para que puedas visitar sus principales atractivos y recorrer sus sitios más emblemáticos.

Itinerario para 10 días

Si tu tiempo es limitado, lo primero que recomendamos es que no trates de visitar muchos países, pues además de agotador, pasarás la mayor parte del tiempo transportándote de un lugar a otro.

Por ello te proponemos un itinerario por tres importantes capitales de Europa: Londres, París y Roma.

Las principales capitales de Europa son ciudades vibrantes con museos, plazas, lugares medievales, monumentos y sitios que parecieran contarte su historia.

Día 1: Londres

Paseo en big bus

Dependiendo de la hora en que llegues, ve directo al hotel, y si solo si te sientes muy agotado, toma una pequeña siesta, pues el tiempo apremia y además te será más fácil adaptarte al nuevo horario.

Puedes empezar por un recorrido turístico en un autobús de dos pisos, el big bus. Esta es una manera sencilla de «romper el hielo» y no requiere de tanto esfuerzo físico, así que tranquilamente puedes tener una visión muy general de la ciudad.

Durante el recorrido podrás ver el emblemático Big Ben, el caudaloso Río Támesis, la Catedral de San Pablo, el Palacio de Buckingham y la Abadía de Westminster.

Ojo de Londres

Después, puedes dar un paseo en el famoso «Ojo de Londres». Esta es una atracción obligada que no te puedes perder. Esta enorme rueda de la fortuna está situada en el centro de la ciudad, tiene 135 metros de altura y desde arriba podrás admirar toda la belleza de esta metrópoli.

Te sugerimos comprar tus boletos «online» para que no pierdas tiempo haciendo filas.

El costo de entrada para adultos es de 26 libras y para menores (de 3 a 15 años) es de 21 libras. Aunque los compres por internet o en las taquillas, siempre tendrás que pasar a validarlo en las ventanillas antes de subir.

De aquí puedes ir a disfrutar de una buena cena y regresar al hotel para descansar .

Día 2

Palacio de Buckingham

Te recomendamos estar puntual (a las 10:30 a. m.) en las puertas, pues a las 11:00 a. m. inicia el cambio de guardia, un desfile espectacular de los imponentes guardias de la realeza; cabe mencionar que este evento no se realiza todos los días, por lo que hay que consultar previamente.

Abadía de Westminster

Un guía audible te contará la historia de esta joya de la arquitectura gótica y catedral de la iglesia anglicana.

En este lugar se han llevado a cabo la coronación de los reyes de Inglaterra, el funeral de la Princesa Diana, las bodas de los príncipes William y Harry, entre otros eventos importantes de la realeza. También están los restos de Stephen Hawking, Sir Isaac Newton y otros personajes.

Desde aquí podemos continuar el paseo hacia el Parlamento, lugar que alberga el poder legislativo en Inglaterra, un edificio construido al estilo renacentista-gótico situado a las orillas del Río Támesis.

Salas de Guerra de Churhill

Es un sector del Museo Imperial de la Guerra, que alberga documentos, vestigios y objetos sobre el centro de mando de la Segunda Guerra Mundial donde se resguardaban de los bombardeos el ejército británico y el primer ministro Winston Churchill.

Big Ben

Frente a la Abadía de Westminster, está el espectacular Big Ben. Aunque el acceso está cerrado por trabajos de remodelación hasta el 2021,  te podrás tomar una foto con este hermoso reloj de fondo.

Southbank

Después de admirar el Big Ben, puedes continuar el recorrido por el Southbank, un paseo a la ribera del río Támesis, donde hay una gran variedad de cafeterías y restaurantes en un sector conocido como Royal Festival Hall.

Aquí puedes comer e hidratarte mientras recargas energía para seguir con el paseo.

Plaza Trafalgar

Continuando hacia el sur, está este espacio en honor al Almirante Nelson, custodiado por cuatro leones. Aquí se realizan eventos gratuitos como festivales o conciertos; cada año se coloca el enorme árbol de Navidad y se llevan a cabo las celebraciones de año nuevo.

Picadilly Circus y Picadilly Street

Caminando por las calles Pall Mall y Hay Market llegarás a Picadilly Circus, el lugar de las luminosas pantallas gigantes londinense. En este famoso barrio está situada la librería más grande de Europa, Waterstones, así como la Fortnum and Mason, la famosa tienda de té y otros alimentos.

En este mismo barrio se encuentra Burlington Arcade, una galería de tiendas del Siglo 19, donde aún puedes encontrar tiendas tradicionales. Aquí se unen las calles Picadilly Street con Bond Street, que es una de las calles comerciales más prestigiadas de Londres.

Covent Garden

Para cerrar el segundo día en Londres, puedes visitar este distrito, donde podrás explorar las numerosas tiendas y cenar en uno de sus restaurantes de Apple Market o tomar un buen aperitivo en alguna terraza.

En Covent Garden está la colorida esquina Neals Yard, y justo a la vuelta está un lugar donde puedes degustar los mejores quesos artesanales, se trata de Neals Yard Dairy.

Día 3 

Torre de Londres

Esta fortaleza es una parada imperdible en Londres, un lugar lleno de historia y hay que recorrerla con tiempo, por lo que debes llegar temprano.

Aquí podrás admirar las joyas de la corona (una colección de coronas, cetros y espadas de un valor incalculable), la Torre Blanca (un lugar que ha sido residencia, armería y prisión), los cuervos que vigilan la torre, el Palacio medieval y la Capilla Real de San Pedro y Vincula.

Tower Bridge

Otro gran símbolo londinense que no debes dejar de visitar es el Puente de la Torre, el cual fue el primero que se construyó para unir las orillas del río Támesis.

Debido al crecimiento de la zona y para no detener el tráfico por el río, en el siglo XIX se tomó la decisión de hacerlo levadizo accionado por máquinas de vapor, logrando su conclusión en 1894.

En su interior puedes visitar la exposición donde se explica cómo funcionaba desde su construcción hasta 1976, cuando se sustituyó por el sistema eléctrico mediante fotografías y algunas máquinas antiguas. Por supuesto que la vista desde arriba es, simplemente, la mejor.

Greenwich

Justo frente al Puente de la Torre, encontrarás el muelle Tower Pier, que te llevará directamente a Greenwich en un agradable recorrido sobre el Támesis que dura, aproximadamente, media hora y los barcos zarpan cada siete minutos.

En este distrito se encuentra el famoso meridiano, dentro del Observatorio Real. Aquí podrás visitar el Museo Marítimo Nacional y observar el Cutty Stark, un enorme buque de guerra del siglo XIX que fue restaurado.

Lee también nuestra guía sobre los 15 monumentos y lugares que visitar en Londres

Día 4: Viaje a París

Es recomendable reservar el hospedaje antes de llegar y viajar lo más temprano posible, para aprovechar el resto de la tarde en la Ciudad Luz.

La manera más rápida y cómoda para viajar a París es por tren. De la estación San Pancrás debes tomar el Eurostar, que atraviesa el canal de la Mancha a través del Túnel del Canal en un recorrido de dos horas media hasta llegar a la Gare du Nord. Los boletos cuestan al rededor de 60 libras.

De la estación, toma un taxi hacia tu hotel. Luego de instalarte, ponte ropa cómoda, almuerza en los alrededores y empieza tu visita por la Ciudad Luz.

Torre Eiffel

El símbolo por excelencia de París, la Torre Eiffel puede ser tu primera parada. Tiene acceso por escaleras y por elevador, para subir por este tienes que reservar con antelación si quieres evitar filas. Para subir por escaleras no hay reservaciones, por lo que hay que formarse.

La torre tiene tres niveles. En el segundo puedes comprar el boleto que te llevará en ascensor hacia la cima, de más está decir las espectaculares vistas que tendrás desde arriba.

Además, desde las alturas podrás degustar bebidas, desde una copa de champaña hasta refrescos o limonada.

En los tres niveles, así como en planta baja, hay establecimientos de comida rápida, tiendas de souvenirs y en el segundo nivel hay restaurantes bistro y gourmet para degustar de una buena comida o cena admirando el bello horizonte que ofrecen las luces de la ciudad del amor.

Campo Marte

En los alrededores de la Torre se encuentra un amplio y verde espacio conocido como Campo Marte. Desde aquí te podrás tomar las mejores fotos con la torre de fondo.

Jardines del Trocadero

En frente de la Torre se encuentra también la Plaza del Trocadero con sus preciosos jardines y justo en el centro la fuente de Varsovia.

Desde este punto puedes continuar caminando por la Avenida de l’ena y, en 30 minutos, estarás en la Plaza Charles de Gaulle, donde se encuentra el siguiente punto del recorrido.

Arco del Triunfo 

Erguido sobre una enorme glorieta y al que también puedes tener acceso y conocerlo por dentro. Su construcción inició en 1806 a instancias de Napoleón, para conmemorar sus victorias. Fue inspirado en el Arco de Tito en Roma.

Paseo por los Campos Elíseos

Del Arco del Triunfo se desprende una de las avenidas más bonita del mundo, Los Campos Elíseos, en la cual encontrarás una gran cantidad de tiendas,teatros, restaurantes, cafeterías y bares para disfrutar una cena antes de descansar.

Esta avenida también es sede de importantes eventos como la final de la Tour de France, el Desfile conmemorativo de la Toma de la Bastilla y del Maratón de París, entre otros.

Día 5

Notre Dame

Otro emblemático lugar en París y una de las catedrales más famosas del mundo es Notre Dame.

Construida en estilo gótico, sus torres miden 69 metros de altura, a las que puedes subir a través de 387 escalones para contemplar de cerca sus gárgolas y una maravillosa panorámica de la ciudad.

Museo de Louvre

Moverte en París por el metro es algo muy fácil y barato, por lo que para trasladarte a este museo será necesario que camines hacia la estación del metro Hotel de Ville y bajar en la estación Museé de Louvre. El recorrido dura 18 minutos y los trenes salen cada tres minutos.

El museo de arte más antiguo del mundo y uno de los más importantes. En él se encuentran obras consagradas como la célebre Monalisa de Leonardo da Vinci o esculturas como la Venus de Milo, de Alejandro de Antioquía, el código de Hamurabi, entre muchas otras reliquias del arte.

Como en casi todas las atracciones famosas, ingresa previamente al sitio web del museo para que reserves tus entradas y te evites largas filas.

Caminando por la Quai François Mitterand, a un kilómetro a pie se encuentra una antigua estación de tren que ahora alberga un museo de arte moderno. El recorrido por las calles te permitirá disfrutar el paisaje del río Sena.

Museo D’Orsay

Esta enorme pinacoteca alberga lo más representativo de las artes plásticas del siglo XIX y la más amplia colección del impresionismo del mundo.

Si te interesa conocer más sobre el arte, puedes visitar sus distintas galerías o continuar un recorrido a pie de 20 minutos hacia otro importante punto turístico de la Ciudad.

Los Inválidos

Originalmente fue construido como residencia para militares franceses retirados. Aquí descansan los restos de Napoleón Bonaparte en un mausoleo.

También se le conoce como Museo de la Armada y vale mucho la pena recorrer sus impecables jardines.

Después de merodear estas instalaciones, podemos continuar hacia otro punto y para llegar más rápido podemos tomar el metro La Tour Maroug con dirección hacia la estación Odéon para dar un recorrido por uno de los barrios favoritos para salir de noche.

Barrio Latino 

Está situado en el distrito V. Aquí se encuentra la Universidad de la Sorbona, por lo que es el barrio universitario por excelencia, lleno de cafeterías y restaurantes con gastronomía de todas partes del mundo y muchos estudiantes extranjeros.

En esta zona se encuentra el Boulevard San Michelle, donde está la fuente del mismo nombre.

En este barrio puedes disfrutar de una buena cena y así concluir tu ajetreado día por la ciudad de París.

Día 6

Palacio de Versalles 

La visita a este castillo es imperdible y tienes que reservar todo un día para recorrerlo.

Versalles fue la capital de la monarquía francesa desde fines del siglo XVII y durante todo el XVIII.

La opulencia con la que vivían los reyes queda de manifiesto en todas sus galerías y vale la pena admirar sus hermosos y bien cuidados jardines.

Para trasladarte, tendrás que abordar el conocido tren RER  C (línea amarilla) y bajar en la estación Versailles Rive Gauche/ Chateau de Versailles.

Es recomendable que reserves una visita guiada para que conozcas toda la historia y los secretos que guarda esta antigua residencia de los reyes de Francia.

(Día 6: Tour Alternativo)

Plaza de la Bastilla

Una antigua prisión donde dio inicio la Revolución Francesa. Es un lugar muy emblemático donde se yergue la Columna de Julio, de 52 metros de altura, con una estatua dorada en la punta que en una mano sostiene una antorcha y en la otra una cadena rota.

Alrededor hay bares, cafeterías y restaurantes donde puedes tomar el «petite dejeuner» antes de iniciar tu tercer día por la ciudad.

Le Marais

París es una ciudad para conocerse a pie, así que elegimos uno de los tantos barrios, donde el arte se respira por todas las esquinas, así que durante el recorrido podrás ver hermosas plazas y jardines, como el Parque de Vosges, rodeado por unos edificios de ladrillo rojo con perfecta simetría.

En el boulevard San Antoine está la iglesia de San Pedro y San Pablo, con una fachada en estilo barroco y un reloj al frente, construida en 1627. De aquí podemos ir al mercado de Les Infants, donde venden productos artesanales frescos.

Para trasladarte al siguiente punto, puedes tomar el metro para llegar más rápido a uno de los distritos imperdibles de la Ciudad Luz.

Montmartre

Es el barrio bohemio y artístico de París, pues al caminar sobre sus calles empedradas verás cantidad de artistas pintando o exhibiendo sus obras, haciendo honor a personajes como Picasso, Matisse y Renoir, artistas que tenían allí sus talleres.

Al salir de la estación del metro Abbesses, camina un poco y verás el Muro Je T’aime, una pared con la leyenda «Te Amo» escrita en distintas lenguas. A unas cuadras está la Plaza de la Colina o Place de Tetre, también llena de pintores retratistas ofreciendo sus obras.

La joya que corona este lugar es la Basílica del Sagrado Corazón, un imponente templo situado a 230 metros sobre el nivel del mar, por lo que las vistas de la ciudad son espectaculares y las podrás disfrutar desde los distintos miradores que rodean sus calles.

El acceso es gratuito. No obstante, tienes que formarte y para subir al domo sí tienes que pagar. Al entrar, te sorprenderá el imponente cristo que abarca la enorme cúpula que corona este recinto de paz, con un estilo sencillo, con algunas partes recargadas con vitrales, mosaicos y mármol tallado.

Puedes consultar horarios en la página oficial de la Basílica en la página oficial.

Bajando por las escaleras que están saliendo de la iglesia, caminando sobre el boulevard Clichy justo en el número 82 llegarás al emblemático Moulin Rouge, si quieres disfrutar de un espectáculo de cabaret consulta precios y horarios en su página web.

Antes de retirarte a descansar puedes relajarte en los múltiples restaurantes con hileras de mesas en sus fachadas, muy típicas de esta ciudad.

Lee también nuestra guía sobre las 30 mejores cosas que hacer y ver en París

Día 7: Viaje a Roma

Te garantizamos que en Roma no tendrás motivos para aburrirte, pues toda la ciudad es un museo donde se respira el arte, así como cultura e historia. Además, posee una de las cocinas más exquisitas a nivel mundial.

Puedes encontrar vuelos a partir de 23 euros para trasladarte a la Ciudad Eterna. Procura salir temprano para que te rinda el día y puedas aprovechar al máximo.

En primera instancia, te recomendamos reservar tu hospedaje, si no en el centro, cerca de este para que no pierdas demasiado tiempo en los traslados. Hay infinidad de hoteles y hostales con el concepto Bed&Breakfast que puedes encontrar en esta zona.

Fuente de Trevi

Puedes empezar el recorrido visitando La Fontana de Trevi, una de las fuentes más bellas del mundo, sin lugar a dudas, y la más famosa de Italia. Un lugar romántico por excelencia.

Aquí podrás admirar la bella caída de agua, donde la naturaleza, la escultura y la arquitectura armonizan en una bella construcción de mármol blanco en estilo barroco. Esta fuente está situada en la Piazza de Trevi y el acceso es totalmente gratis.

Panteón

En una caminata sobre la Vía della Muratte y Vía del Seminario, con duración de ocho minutos, aproximadamente, llegarás al Panteón de Roma, también conocido como La Rotonda.

Fue construido en tiempos del emperador Adriano para honrar a los dioses. Su conformación arquitectónica y sus proporciones perfectas lo han convertido en un perfecto icono de las construcciones modernas.

Vale mucho la pena conocerlo por dentro, pues cruzando las enormes puertas de bronce de casi siete metros de altura, podrás admirar su impresionante cúpula, que es una majestuosidad arquitectónica. La entrada es gratuita.

De aquí nos trasladamos nuevamente a pie al siguiente punto.

Plaza Navona

Aquí estuvo el Circo Agonal en el año 1986 y se realizaban los juegos atléticos griegos, con espacio para albergar a 30 mil personas.

Tres hermosas fuentes conforman esta plaza. La más importante es la Fuente de los Cuatro Ríos, que se ubica al centro y representa a los más importantes de aquella época: el Danubio, el Ganges, el Nilo y el Río de la Plata.

Está rodeada por una variedad de terrazas y restaurantes. Durante el día abundan artistas como pintores, magos y bailarines.

Aquí encontrarás excelentes alternativas para cenar y disfrutar de la auténtica pizza italiana o pasta, acompañada de un buen vino tinto.

Día 8

Después de un buen café capucchino para empezar tu día, dirígete al icono de Roma, así como otros impresionantes monumentos con una vasta riqueza histórica y cultural.

Coliseo, Foro Romano y Monte Palatino

Aquí te recomendamos que hagas el recorrido acompañado de un guía, pues así conocerás su historia y disfrutarás más tu visita, que te llevará aproximadamente tres horas.

En el coliseo te vas a sentir como en la Antigua Roma, mientras admiras sus imponentes columnas y escuchas los eventos que se realizaban.

Pronto llegarás al Foro Romano, que fuera el corazón de la ciudad y punto de reunión de sus habitantes.

Consulta el calendario, horarios y reservaciones por internet para evitar filas.

El precio del tour es de 37 euros para adultos, 32 euros para jóvenes (de 13 a 17 años) y de 25 euros para niños de 6 a 12 años. Los bebés y niños hasta 5 años entran gratis.

Para que disfrutes al máximo de este recorrido, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Evita llevar mochilas grandes.
  • No lleves paraguas de gran tamaño.
  • No lleves objetos punzo cortantes.
  • Lleva ropa y zapatos cómodos.
  • Si van menores de edad, lleva un documento que lo acredite.
  • El acceso no está adaptado para personas con movilidad reducida.

Después de este interesante tour es muy probable que termines exhausto y con hambre, la buena noticia es que muy cerca del coliseo hay una gran variedad de restaurantes con lo más exquisito de la cocina mediterránea. Aquí podrás cargar pila para continuar el paseo por la ciudad eterna.

Templo de Venus y Roma

Está situado en el extremo oriente del Foro Romano. Fue construido por el emperador Adriano en el siglo II, mide 100 metros de ancho. Fue el principal centro religioso de la época y es uno de los monumentos históricos más importantes de la Ciudad.

Estaba rodeado por una serie de columnas, hoy solo presenta nichos semicirculares. Tan solo la hermosa vista que se tiene del coliseo, hará que valga la pena visitarlo.

Basílica de Santa Francesca Romana

Continuando hacia el oeste, a un lado del Foro Romano se encuentra esta Basílica, donde se honra a la mártir del mismo nombre, también es conocida como Santa María Nuova. Aquí está la Virgen de la Dulzura y es tal vez una de las más románticas de Roma.

Fue construida en el siglo IX. El detalle del techo en la nave principal está adornado con pinturas y retablos de la época y está sostenido por arcos tallados en mármol. Una visita que muchos pasan por alto, pero muy recomendable.

Después de este intenso día, nada mejor que relajarse en una terraza escuchando el acordeón y disfrutando de una deliciosa cena.

Día 9

Museo Vaticano, Capilla Sixtina y Basílica de San Pedro

El Museo Vaticano resguarda todo el legado artístico de la iglesia católica, todas sus galerías tienen numerosas colecciones de pinturas, esculturas, frescos y otros objetos de gran valor, con lo más destacado del arte renacentista.

Es recomendable tomar un tour con guía para que te explique el significado e historia de los elementos que se exhiben en las galerías. Puedes encontrar entradas a partir de los 20 euros.

Capilla Sixtina

Es tal vez la joya de la corona de Ciudad del Vaticano, en cuya bóveda tiene plasmada una de las obras más complejas de la historia del arte, pintada por Miguel Angel Buonarotti entre 1508 y 1512 por encargo del Papa Julio II.

La obra más famosa es «La Creación de Adán», aunque toda la obra vale la pena ser admirada con detenimiento, por lo que hay que ir temprano para evitar las aglomeraciones.

Basílica de San Pedro

Situada en la entrada de la Ciudad del Vaticano se encuentra la sede de la Iglesia Católica. La escultura de La Piedad, de Miguel Ángel y los mausoleos donde descansan los Papas son lo más destacado de este templo con capacidad para 20 mil devotos.

Lleva ropa cómoda, pero sin llevar hombros descubiertos, ni falda o pantalones cortos, pues es la regla de vestimenta.

Trata de llegar temprano para evitar largas filas, pues antes de entrar tendrás que pasar por los arcos detectores de metales.

Puedes consultar precios y horarios en la página web del vaticano.

Día 10

Regreso a Casa

Para este día, tú ya debes tener lista la maleta que vas a documentar, así como la que llevarás contigo abordo del avión. Tu pasaporte y boletos contigo en tu mochila o bolsa de mano. Dependiendo del clima, lleva ropa abrigadora y calzado cómodo, pues serán varias horas de vuelo.

¿Cuánto Cuesta un Viaje a Europa por 10 días?

Si bien es cierto que cruzar el Atlántico resulta un gasto oneroso, no podemos tener una cantidad exacta sobre cuánto dinero hay que llevar, pues dependerá si vas en plan «mochilero», si llegarás a Hotel económico u hostal, si piensas comer en restaurantes, etc.

Todo dependerá del plan en el que vayas, así que lo que te daremos a conocer son cifras aproximadas y así tu te des una idea de cuánto dinero debes llevar.

Considerando que ya tienes los boletos de avión, debes conocer los tipos de cambio* de la moneda que se utiliza en los países que te proponemos en este itinerario:

1 dólar estadounidense = 0,88 Euros

1 dólar estadounidense = 0,77 Libra Esterlina

1 libra esterlina = 1,14 Euros

1 libra esterlina   = 24,71 Pesos Mexicanos

1 peso mexicano = 21,61 Euros

*Banco de México.org

Una vez que ya tienes la idea de viajar hacia el viejo continente, debes organizar un presupuesto y en éste debes incluir los siguientes rubros:

Transporte

El boleto de avión, saliendo de la ciudad de México, cuesta alrededor de mil dólares, aunque claro, puedes conseguir tarifas más económicas a través de líneas de bajo costo, o bien boletos sujetos a disponibilidad, es decir, permanecer en lista de espera hasta que un pasajero decida no abordar.

La temporada define mucho el costo del boleto, pues si viajas en verano será más caro que en los meses de septiembre a noviembre, donde puedes encontrar boletos a partir de los 700 dólares.

Otro aspecto a considerar es el tipo de transporte por el que te moverás de un lugar a otro una vez que cruces «el charco», pues tanto el avión, tren y autobús tienen sus ventajas y desventajas, aunque definitivamente el autobús siempre será la opción más barata.

Por ejemplo, cotizando en algunas líneas aéreas de bajo costo o las llamadas: «Budget Line,» encontramos que un vuelo de Londres a París, te puede costar entre los 70 y 100 euros, en temporada baja.

Si nos basamos en el itinerario que te propusimos, tienes que considerar el viaje de Londres a París, si es por tren, el boleto cuesta alrededor de 60 libras esterlinas, que equivalen a 68 euros.

Mientras que el vuelo de Paris a Roma en una línea de bajo costo lo puedes encontrar a partir de 25 euros.

Si dentro de las ciudades piensas tomar el metro, en Londres está dividido por zonas y las tarifas van desde 4,80 hasta las 6 libras esterlinas; mientras que en París tiene un precio de 1,90 euros y en Roma 1,50 euros.

Hospedaje

Para el hospedaje te recomendamos tres noches por ciudad en hoteles con habitaciones de menos de 100 dólares la noche y en lugares no muy céntricos.

Hotel

Para pernoctar tres noches en un hotel de clase económica en habitación doble con baño privado, en la Ciudad de Londres cuesta entre 60 y 70 dólares la noche.

En Paris te hacemos la misma sugerencia, buscar un hotel de bajo costo, quizá en un barrio no muy céntrico, pero que esté dentro de la Ciudad, como en Montmartre, por ejemplo, también pagarías entre 55 y 70 dólares por noche.

En Roma, los hoteles con esas características andan también entre 50 y 70 dólares por noche.

Esto significa que si vas a pagar por nueve noches de hotel en el rango de 70 dólares, gastarías 630 dólares de hospedaje en un hotel.

Alimentos

En este apartado hemos hecho un cálculo aproximado de entre 15 y 20 dólares por día en cada una de las ciudades, eso sí, comiendo modestamente y considerando que el agua de botella suele ser un poco cara. Este gasto lo puedes aminorar con un vaso reutilizable y llenarlo en el hotel.

En Roma, por ejemplo el agua de todas las fuentes es potable, así que si te da sed, solo basta con llenar tu vaso y te ahorrarás este gasto.

Pero si te quieres dar un lujo en algún buen restaurante, en cada una de las ciudades (estamos hablando que serían tres comidas o cenas de lujo) gastarías entre 36 y 40 dólares por persona.

Entradas a atracciones

Si bien en casi todas las atracciones tienes que reservar con anticipación, esto te dará una idea de cuánto dinero vas a gastar por visita. Por ejemplo, si reservas boletos para subir al «ojo de Londres», tendrás que destinar 26 libras esterlinas por persona, mientras que para la Torre Eiffel, 16 Euros.

Si vas a entrar al Museo del Vaticano, verás que hay diferentes precios, dependiendo del recorrido que contrates, aunque aproximadamente gastarías 32 euros por persona.

Para que tengas un dato más preciso sobre el costo de las entradas, puedes consultar los sitios web de pasaportes de atracciones como el LondonpassParispass y Roma pass card. 

Ten en mente que los recorridos son de tres días por ciudad, así que asegúrate de comprar un pasaporte que incluya únicamente las atracciones que quieres visitar, pues no tiene caso que inviertas en algo que no vas a disfrutar.

Souvenirs

En todas las atracciones puedes encontrar souvenirs como llaveros, imanes para el refrigerador, tarjetas, plumas y diversos objetos desde 1 hasta 6 euros, según el tipo de objeto. Dependiendo de la cantidad, te podrás dar una idea de cuánto debes destinar a este segmento.

Considerando los gastos anteriores y para que no tengas algún inconveniente, tal vez pudieras organizar un presupuesto de 1500 dólares para 10 días de estancia, sin incluir el boleto de avión de ida y vuelta.

 

Si ya estás más que animado a darte el gusto de viajar al antiguo continente, esperamos que estos consejos de cómo recorrer Europa te sirvan al momento de organizar tu recorrido.

Son tres bellas ciudades con un encanto especial, así que empieza a cotizar tu vuelo, que el itinerario ya lo tienes. ¡Mucha suerte y buen viaje!

 

Ver También:

 

 

 

.

 

 

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 cosas que hacer y ver en Valle de Bravo

Agua de Vid Valle de Guadalupe: lo que ocupas saber antes de ir