in

Los 50 mejores lugares turísticos del mundo que tienes que visitar alguna vez

El mundo tiene tantos lugares excitantes por visitar que hacer una lista con los mejores sitios turísticos es difícil, sin embargo, nosotros la hicimos.

Los siguientes son los 50 mejores lugares turísticos del mundo que anualmente son visitados por millones de personas, haciéndolos especiales y únicos. Conozcámoslos.

1. Gran Muralla, China

Esta fortificación de 212 mil km, de la que se conserva aproximadamente 1/3, es la construcción en su tipo más grande del mundo y uno de los iconos turísticos de China.

La obra unía la frontera chino-coreana con el desierto de Gobi y fue construida como protección contra pueblos chinos hostiles y enemigos extranjeros, entre los siglos V a.C. y XVI.

Su altura es de entre 6 y 7 metros y su ancho máximo es de 5 metros, por lo que no se puede ver desde la Luna, menos desde Marte.

Para su construcción se emplearon los materiales que había a mano a lo largo del extenso recorrido. Tiene sectores de piedra caliza, grava triturada, ladrillos cocidos y granito.

Las torres de vigilancia y los cuarteles fueron ubicados para aprovechar las ventajas estratégicas de la topografía.

La Gran Muralla China fue incluida entre las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno y es Patrimonio de la Humanidad.

 

2. Gran Pirámide de Guiza, Egipto

En la Necrópolis de Guiza, a 14 km al suroeste de El Cairo, hallarás las pirámides Micerinos, Kefrén y Keops, esta última la más atractiva para los turistas pues es la única de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo que se mantiene en pie. Además, es la mayor de las pirámides egipcias y fue la construcción más alta del planeta por casi 4 milenios.

Keops tiene una altura de 136.9 metros y cada uno de sus lados mide 230 metros y fracción. Fue construida por el faraón, Keops, hacia el año 2570 a.C. y no deja de causar asombro la forma en que los antiguos egipcios minaron, transportaron, tallaron, levantaron y ensamblaron, sus más de 2 millones de bloques de piedras, en una de las obras de ingeniería más colosales de la historia de la humanidad.

Sus cámaras, galerías y pasajes interiores, son espacios llenos de misterio.

3. La Alhambra, Granada, España

El monumento español más visitado después del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia.

Esta ciudadela andalusí Patrimonio de la Humanidad y en la que vivían el rey nazarí y su corte, está formada por palacios, bellos jardines y un alcázar.

Entre sus inmuebles sobresalen la alcazaba, varios palacios y construcciones nazaríes (Palacio de Comares, Palacio de los Leones, las habitaciones del Emperador, El Partal y el Paseo de las Torres), el Palacio de Carlos V (edificio renacentista), el Convento de San Francisco (antiguo palacio del siglo XIV construido por Muhammad III) y el Generalife, una villa de descanso de los reyes musulmanes.

El conjunto arquitectónico fue sabiamente insertado en la naturaleza circundante y la decoración de sus interiores es una de las cumbres del arte hispanomusulmán.

En las edificaciones hay cerca de 10 mil inscripciones escritas en árabe clásico, la mayoría textos del Corán, versos de poemas de la época y sentencias.

4. Torre Eiffel, París, Francia

La torre más famosa del mundo tiene una altura arquitectónica de 300 metros, elevándose a 324 metros al incluir su antena. Tiene 3 plantas situadas respectivamente a 57.6, 115.7 y 276.1 metros de la base, las que puedes alcanzar subiendo sus más de 1600 escalones o en ascensores.

La estructura fue erigida para la Exposición Universal de 1889 y calificada por la comunidad artística francesa como una monstruosidad de hierro, sin sospechar que se convertiría en el monumento con entrada paga más visitado del mundo.

Por las noches se ilumina con miles de bombillas y flashes, para ser también el emblema nocturno de París.

Su restaurante más famoso es Le Jules Verne, cuyos fogones de alta cocina son dirigidos por el famoso chef, Alain Ducasse.

Casi nadie sabe quiénes fueron Maurice Koechlin, Émile Nouguier y Stephen Sauvestre, diseñadores de la famosa torre, pero todo el mundo ha oído de su constructor, Gustave Eiffel.

5. Hollywood Sign, Los Ángeles, EE.UU

Lo que comenzó en 1923 como un enorme anuncio comercial para promocionar un desarrollo inmobiliario, se convirtió en la principal postal turística de Los Ángeles, California.

El empresario inmobiliario, H.J. Whitley, también conocido como el “Padre de Hollywood”, usó mulas para subir las letras originales de 15 metros de alto y 9 metros de ancho. Desde 1978 miden 13.7 metros de altura.

El letrero de Hollywood ha sido escenario de suicidios, accidentes automovilísticos, actos de vandalismo y de filmaciones de cine y televisión. Pocos turistas, quizás ninguno, habrá dejado Los Ángeles sin hacerle una foto.

Las letras están en el Monte Lee de Griffith Park. Tienen un perímetro de vallas con cámaras y detectores de movimiento para impedir actos vandálicos y accesos no autorizados.

La letra H original fue semidestruida en 1940 por un conductor ebrio. En 2005 fue subastada por ebay.

6. Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, Barcelona, España

La obra cumbre del arquitecto español del siglo XIX, Antoni Gaudí, gran maestro del modernismo, es una de la catedrales más fotografiadas del mundo.

El artista catalán comenzó la monumental iglesia en 1882 y pese a pasar más de 130 años, el templo más visitado de Europa después de la Basílica de San Pedro de Roma, aún está inconcluso.

Gaudí consiguió con la Sagrada Familia una perfecta armonía entre los elementos estructurales y decorativos.

La catedral es compendio artístico de sus experiencias de obras que realizó en Barcelona, entre las que destaca el Parque Güell.

El templo consta de 5 naves centrales y 3 fachadas dedicadas al Nacimiento, la Pasión y Muerte y la Resurrección de Jesús. Cuando haya sido terminada tendrá 18 torres, una para cada apóstol, 4 para los evangelistas, una para la Virgen y una para Jesús.

Antes de la muerte de Gaudí, atropellado por un tranvía, se habían concluido la fachada dedicada al Nacimiento (parcialmente), el ábside y la cripta.

7. Torre de Pisa, Italia

Entre los lugares turísticos del mundo, este es el que ha demandado más atención para evitar el colapso.

Es una joya del arte románico que empezó a inclinarse tan pronto comenzó su construcción en 1173. Desde entonces, se ha inclinado en micromovimientos, lo que ameritó su cierre y reforzamiento en 1990.

Fue reabierta en 2011 después de más de 20 años de trabajos con los que se cree dejará de moverse, al menos por 200 años.

La torre tiene una longitud de 56.7 metros en su lado más alto y de 55.9 metros en su lado más corto, para una inclinación de 4 grados y de 3.9 metros de la vertical. Pesa 14.700 toneladas y se encuentra en la plaza del Duomo de la ciudad toscana de Pisa.

Existe la leyenda de que Galileo subió al nivel más alto para lanzar 2 balas de cañón de diferentes masas y así demostrar que la velocidad de descenso era independiente de aquellas.

8. Gran Palacio de Bangkok, Tailandia

El monumento arquitectónico más importante de Tailandia fue mandado a construir en los años 1790 por el rey de Siam, Rama I el Grande. Está protegido por un lado por el río Chao Phraya y por el otro por un canal construido con propósitos defensivos, por lo que parece estar en una isla.

El conjunto palaciego fue residencia real hasta mediados del siglo XX. Ahora es utilizado para ceremonias como coronaciones, bodas, banquetes de Estado y funerales de la realeza.

Su lugar más famoso es el Templo del Buda de Esmeralda, la figura de Buda más reverenciada del país. Fue llevada desde Vientián (actual capital de Laos) cuando esta ciudad fue ocupada por Rama I en 1779. Los laosianos afirman que el auténtico hogar del Buda de Esmeralda es Vientián.

La figura, que no es de esmeralda sino de jade verde, mide 45 cm. Se cree que fue hecha en la India en el año 43 a.C.

9. Monte Fuji, Japón

El principal símbolo geográfico japonés visible desde Tokio con tiempo despejado. Sus 3.776 metros sobre el nivel del mar le convierten en la máxima cima de Japón, lugar sagrado y centro de entretenimiento.

Es un volcán considerado activo pero de bajo riesgo eruptivo. Su última actividad se registró en 1707.

A lo largo del camino hay estaciones con refugios, templos budistas y otras atracciones.

La subida al Fuji es relativamente cómoda ya que los senderos tienen poca pendiente. Una carretera llega hasta los 2300 m.s.n.m. en la quinta estación y hay 4 rutas de ascenso. Es usual subir por una ruta y bajar por otra para conocer más la montaña y admirar el paisaje.

La temporada de escalada más popular es julio y agosto cuando hay más servicios turísticos, incluyendo la apertura de los refugios y el transporte en autobús hasta la quinta estación.

10. Castillo de Neuschwanstein, Baviera, Alemania

El sitio más fotografiado de Alemania fue mandado a construir en 1869 por la mente enfebrecida del rey Luis II de Baviera, cuando los castillos habían perdido su utilidad estratégica como baluartes de defensa.

Es una combinación de torres, naves y patios en armonía con las montañas y lagos de los Alpes Bávaros, concebida por el rey como un castillo medieval idealizado.

Contiene varias alegorías de los personajes legendarios de las óperas de Richard Wagner, amigo y confidente del rey.

El castillo es una mezcla de estilos con elementos románicos, góticos y bizantinos. Entre sus principales aposentos están la sala del trono y la sala de los cantores, bellamente ornamentadas.

Las recámaras reales se encuentran en la tercera planta del sector este del palacio y disponen de una espléndida decoración con murales, tapices y mobiliario.

La obra sirvió de modelo de Walt Disney para su castillo de la Bella Durmiente del parque Disneyland, en Anaheim.

11. Burj Khalifa, Dubái, Emiratos Árabes Unidos

Los 828 metros de altura de este estilizado rascacielos dubaití le convierten en el edificio más alto del mundo y también el más caro: 20 mil millones de dólares.

Fue diseñado por el arquitecto estadounidense, Adrian Smith. Su base está inspirada en la Hymenocallis, una flor de 6 pétalos que crece en Dubái.

El ingenioso diseño de la torre que forma parte de un complejo urbano del centro de Dubái, permite soportar los fuertes vientos y tormentas de arena de la ciudad.

La obra consta de 163 plantas a las que se accede por 58 ascensores. Está construido en hormigón armado y acero de alta resistencia. Su interiorismo inspirado en la cultura dubaití combina pisos de roca, piedra pulida, acero inoxidable, vidrio, estuco, texturas artesanales y más de mil de obras de arte.

El edificio tiene 700 apartamentos de lujo, mirador, observatorio y el primer hotel mundial de la marca Armani.

12. Estatua de la Libertad, Nueva York, EE.UU

Estatua metálica, regalo de Francia a Estados Unidos en el primer centenario de la independencia estadounidense, está en la isla de la Libertad, en la desembocadura del río Hudson.

El monumento más famoso de Nueva York tiene 93 metros de alto, incluyendo la antorcha. Fue construida en un armazón de acero inoxidable recubierto de cobre, con la llama de la antorcha cubierta con láminas de oro.

Su diseño es obra del escultor Frédéric Auguste Bartholdi, con una estructura interna por parte del ingeniero, Gustave Eiffel, que incluye la escalera de caracol de 354 escalones que llega a la corona.

Además de un símbolo de la libertad, la estatua fue el primer punto de avistamiento de los inmigrantes que viajaban desde barcos europeos a América, a finales del siglo XIX y principios del XX.

13. Cancún y la Riviera Maya, México

Las playas de México en el Caribe son de blancas y finas arenas y aguas de un maravilloso color azul turquesa. Las hay de oleaje intenso para surfear y otras de aguas tranquilas para nadar.

Frente a los arenales están desplegadas zonas hoteleras con establecimientos para todos los presupuestos y que han hecho del servicio todo incluido una especialidad para el máximo placer y comodidad del visitante.

Los sitios arqueológicos de Tulum y Chichén Itzá son dos de los más importantes de la cultura maya, especialmente el segundo que alberga decenas de construcciones y monumentos que evidencian el talento artístico y el avanzado desarrollo en astronomía de esta civilización.

En la Riviera Maya, cerca de su principal ciudad, Playa del Carmen, se encuentran los parques ecológicos y de aventuras más excitantes de México y del Caribe, como Xplor, Xcaret y Xel-Há.

14. Coliseo, Roma, Italia

Se estima que el Imperio romano llegó a tener cerca de 60 millones de habitantes durante su apogeo y Roma, su gran metrópoli, era muy ávida de espectáculos.

Para entretener a las masas, el emperador Vespasiano ordenó construir en 70 d.C. un gran anfiteatro con capacidad para 65 mil personas: el coliseo.

La monumental obra cercana a cumplir 2.000 años es una de las más famosas de la Antigüedad clásica, un Patrimonio de la Humanidad que integra la lista de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Los principales espectáculos eran las luchas entre gladiadores y enfrentamientos de estos con fieras. Se sabe que en las fiestas de inauguración del coliseo, que duraron 100 días, murió más un centenar de luchadores.

El máximo ícono de la Roma imperial también fue escenario de combates navales, ejecuciones, cacería de animales llevados desde África y obras teatrales, por más de 500 años.

El coliseo es actualmente la atracción paga de Roma con más visitantes.

15. Chichén Itzá, Yucatán, México

Ciudad arqueológica en el municipio yucateco de Tinum que fue la máxima realización urbanística de los mayas en México. La mayoría de sus edificaciones fue erigida durante el período clásico tardío (800-1100 d. C.).

Chichén Itzá fue incluida en 2007 entre las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno y es Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

La arquitectura del conjunto tiene una evidente influencia tolteca y la principal deidad homenajeada, Kukulkán, es claramente una representación de Quetzalcóatl, dios fundamental de la cultura que se desarrolló en el altiplano mexicano.

El monumento más importante de Chichén Itzá es el Templo de Kukulkán, una pirámide de 24 metros de altura y 4 fachadas de sorprendentes detalles constructivos y astronómicos.

El Cenote Sagrado, uno de los principales sitios de peregrinación en la antigüedad maya, fue escenario de ofrendas y sacrificios humanos.

16. Santa Sofía, Estambul, Turquía

En su larga historia desde el siglo IV fue catedral ortodoxa, catedral católica y mezquita, hasta su secularización y conversión en museo en 1935.

Es famosa por su enorme cúpula, considerada la máxima realización arquitectónica del Imperio bizantino y por más de mil años fue la iglesia más grande del mundo, hasta la construcción de la catedral de Sevilla.

Fue escenario de momentos trascendentales para el cristianismo como la excomunión del patriarca, Miguel Cerulario, en 1051, evento que detonó el Cisma de Oriente.

Fue desde 1453 la principal mezquita de Constantinopla y el modelo a seguir para la construcción de otros templos islámicos, como la mezquita azul y la mezquita de Solimán.

Sus minaretes y la cúpula que cambió la historia de la arquitectura son dignos de admiración, así como sus mosaicos bizantinos, reliquias de santos, el Cristo Pantocrátor sobre la puerta del emperador, el altar con magníficos candelabros, bellos pabellones, enormes cisternas de alabastro y preciosos medallones caligrafiados.

17. Ciudad Prohibida, Beijing, China

Esta majestuosa ciudad de 980 edificios en un área de 72 hectáreas, fue hogar de 24 emperadores chinos desde su terminación en 1420, hasta que el último emperador, Puyi, abdicó en 1912.

Está construida principalmente en madera y mármol y es Patrimonio de la Humanidad. También es el mayor conjunto arquitectónico antiguo de madera que se conserva en el mundo.

Se llama Ciudad Prohibida porque nadie podía entrar ni salir sin autorización del emperador.

Actualmente funciona como una atracción turística que alberga el Museo del Palacio con más de 1.8 millones de objetos, que incluyen porcelana china y otras valiosas piezas de cerámica, pinturas, objetos de bronce, mobiliario, inscripciones, documentos de la corte y una de las colecciones de libros y manuscritos antiguos más grandes del mundo.

Una pequeña parte del patrimonio de Ciudad Prohibida fue llevada a Taiwán durante la guerra civil china de mediados del siglo XX y actualmente se expone en el Museo Nacional del Palacio de Taipéi.

En la construcción de la ciudad participaron un millón de trabajadores.

18. Palacio de Buckingham, Londres, Inglaterra

Primeramente un hotel construido en 1703 por el primer duque de Buckingham y Normanby, John Sheffield. El rey Jorge III lo compró en 1762 como residencia privada y luego entró en un largo período de ampliaciones y remodelaciones, hasta que la reina Victoria lo convirtió en la residencia oficial de la monarquía británica.

El palacio tiene 777 habitaciones, un lago artificial y los jardines privados más grandes y espléndidos de Londres.

Bombardeado durante la II Guerra Mundial, la permanencia de la familia real en el recinto fue símbolo de entereza de la nación.

La residencia está parcialmente abierta al público que puede conocer la valiosa colección de arte que reúne obras de Rembrandt, Vermeer, Van Dyck, Rubens y de otros maestros del arte universal.

La vistosa ceremonia del cambio de guardia es el momento más esperado por los turistas durante el verano y algunos días del invierno.

19. Gyeongbokgung, Seúl, Corea del Sur

Este hermoso complejo palaciego con más de 600 años de historia fue la sede de la monarquía coreana entre 1395 y 1910, durante el reinado de la dinastía Joseon que finalizó con la anexión de Corea por el Imperio japonés.

Fue edificado por Lee Seong-Gye, primer monarca de la dinastía, cuando a finales del siglo XIV decidió trasladar la capital a Seúl. Tiene un área de 502.000 m2 y contaba con aposentos separados para el rey, su corte, la reina y para la madre del rey.

Es famoso por sus jardines, su chimenea y sus estanques de flores de loto. La construcción del palacio aprovechó excelentemente la topografía alrededor del monte Amisan, creando un armonioso y bello conjunto en la que se “funden” el inmueble y la naturaleza circundante.

Gyeongbokgung es un magnífico ejemplo de la arquitectura tradicional de los palacios coreanos. Abre diariamente excepto los martes.

20. Ópera de Sídney, Australia

Poca gente sabe que si las semicúpulas del edificio de la Ópera de Sídney se unieran, formarían una semiesfera perfecta.

Cuando los ingenieros y arquitectos se avocaron a la ejecución del visionario proyecto, uno de los primeros asistidos por computadora, encontraron que la construcción cúpula por cúpula encarecería tanto la obra que la haría irrealizable.

Entonces tuvieron la idea de hacer las cúpulas con piezas prefabricadas, partiendo de una esfera “madre” de 150 metros de diámetro. Este vanguardista diseño cupular hace del edificio australiano uno de los más reconocibles en el mundo.

La Ópera de Sídney tiene una sala de conciertos de 2.679 butacas, un teatro de la ópera para 1.547 espectadores, un teatro para drama de 544 asientos, una sala de música, un estudio teatral, camerinos, oficinas, 2 restaurantes y 6 bares.

El ícono arquitectónico de Sídney fue concluido en 1973.

21. Disneyland Park, Anaheim, EE.UU

Cuando los hermanos Disney inauguraron este parque en 1955 probablemente no tenían idea de la mina de oro representada por un lugar de entretenimientos mágicos tipo cuentos de hadas, comidas, bebidas y recuerdos temáticos, para un público cautivo.

Los parques Disney han tenido el acierto de renovar periódicamente sus espectáculos de alta calidad, que aprovechan los recursos tecnológicos sin perder su tradicional perfil familiar.

El parque pionero de la famosa empresa del entretenimiento es el lugar más visitado de Anaheim, California. Su imagen emblemática es el castillo de la Bella Durmiente, inspirado en el castillo de Neuschwanstein.

Entre los espacios temáticos del parque de Anaheim sobresale Mickey’s Toontown, que el célebre ratón comparte con sus amigos Donald, Goofy y Minnie.

22. Monte Everest, Nepal y China

El “techo del mundo” no para de convocar escaladores deseosos de coronarlo desde que el neozelandés, Sir Edmund Hillary y el sherpa nepalí, Tenzing Norgay, hicieron la primera cumbre el 29 de mayo de 1953.

El pico más alto del planeta con su cima a 8.848 metros sobre el nivel del mar, está en la cordillera del Himalaya, en la frontera entre Nepal y el Tíbet (China).

La montaña es llamada por los tibetanos, “Chomolungma”, que significa “Madre del Universo”. Los nepalíes le dicen “Sagarmatha”, que quiere decir “Frente del Cielo”.

Desde Hilary y Norgay, el Monte Everest ha sido ascendido por más de 7600 montañistas, pero les ha costado la vida a otros casi 300.

El japonés, Yuichiro Miura, fue el primero en coronarlo a los 70 y 80 años de edad.

Tú puedes hacer un tour aéreo desde Katmandú, capital de Nepal que se encuentra a 160 km al oeste del Everest.

23. Petra, Jordania

Petra es una ciudad arqueológica jordana que los nabateos literalmente excavaron y esculpieron directamente en la piedra.

Este antiguo pueblo ismaelita comenzó su monumental trabajo en el siglo VI a.C., legando a la humanidad joyas como Al Khazneh o “El Tesoro”, el Deir o “Monasterio”, el Teatro Romano, tumbas, mosaicos y esculturas, algunas inspiradas en la Antigüedad clásica y otras en animales (leones, águilas, elefantes).

Petra fue redescubierta para el mundo en 1812 por el explorador y estudioso islamista, Jean Louis Burckhardt, que también redescubrió los templos de Ramsés II y Nefertari, en Egipto. Fue además uno de los primeros europeos en visitar La Meca y Medina.

La ciudad, Patrimonio de la Humanidad e incluida en 2007 en la lista de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno, puede conocerse en solo un día de excursión que inicia en El Siq, la entrada a un estrecho desfiladero de 1.2 km que conduce a las ruinas.

24. Museo del Louvre, París, Francia

Es el museo más visitado del mundo con más de 10 millones de visitas al año, personas que van a admirar La Gioconda, así como grandes obras de Giotto, Cimabue, Van Eyck, Mantegna, Durero, Da Vinci, Rafael, Veronese, Van Dyck, Ribera, Rembrandt, Vermeer, Goya, Corot, Delacorix y otras luminarias de la pintura anteriores al Impresionismo.

La Antigüedad clásica está representada por obras como la Venus de Milo y la Victoria Alada de Samotracia. Otra valiosa pieza es el Código de Hammurabi, conjunto de leyes más antiguo que se conserva.

El Louvre abrió en 1793 en plena efervescencia revolucionaria, convirtiéndose en el prototipo del museo nacional. Comenzó con las nutridas colecciones privadas francesas de la monarquía, la Iglesia y la aristocracia, y se enriqueció con las campañas napoleónicas y con un agresivo programa de adquisiciones en el siglo XIX.

Por todo ello es ahora uno de los museos más grandes del mundo.

25. Guerreros de Terracota, Xi’an, China

Es un monumental conjunto de más de 8.000 figuras en tamaño real de guerreros y caballos de terracota, encontrado casualmente en 1974 cerca de la ciudad china de Xi’an, en el mausoleo de Qin Shi Huang, primer emperador de la China unificada entre 221 y 210 a.C.

El ejército en orden de batalla fue mandado a construir por el mismo emperador, que le dedicó cerca de 38 años de su vida creyendo que después de morir seguiría al frente de las tropas.

El conjunto ocupa 60 km2. Se estima que en su construcción participaron 700.000 trabajadores.

El mausoleo permaneció enterrado por más de 2000 años, hasta que fue descubierto en 1974 durante las excavaciones para construir un acueducto.

El ejército está dispuesto en 3 fosos de entre 4 y 8 metros de profundidad. Cada soldado llevaba un arma (lanza, espada, arco), aunque los saqueos en la antigüedad despojaron a las figuras de su armamento.

26. Borobudur, Java, Indonesia

Es una estupa (monumento funerario) budista, la más grande del mundo, construida por los reyes de la dinastía Sailendra entre los siglos VIII y IX. Estuvo olvidada tras ser cubierta por la maleza y las cenizas volcánicas, hasta su redescubrimiento en 1814 por los británicos que ocupaban la isla de Java.

El monumento es actualmente un santuario y sitio de peregrinación budista con 2.672 paneles de relieve, decorado con 504 estatuas de Buda. El ascenso por sus 6 plataformas cuadradas coronadas por 3 circulares es un recorrido por la cosmología budista.

Fue restaurado entre 1975 y 1982 con fondos de la Unesco y del gobierno indonesio, ganándose su declaración como Patrimonio de la Humanidad.

Es el lugar turístico más visitado de Indonesia y el sitio donde budistas del país y del mundo celebran el Vesak, máxima fiesta del budismo.

27. Kilimanjaro, Tanzania

Esta montaña con nieve a 5.892 m.s.n.m. es el mayor pico de África. Fue descubierta para el mundo occidental en 1848 cuando el explorador y misionero alemán, Johannes Rebmann, asombró a sus contemporáneos al anunciar que había encontrado una montaña nevada en África del Este.

Es un conjunto de 3 volcanes inactivos en el Gran Valle del Rift, en territorio tanzano y es probablemente la imagen más conocida del continente.

Su manto de nieve está extinguiéndose aceleradamente por el calentamiento global y por la deforestación producida por los indígenas para abrir tierras de cultivo y pastoreo, una situación que no se ha podido revertir pese a la creación en 1973 del Parque Nacional del Kilimanjaro.

El Kilimanjaro emergió durante el Plioceno y alberga bosques de montano, selva seca, selva pluvial y bosques nubosos, así como brezales y maquias en la zona alpina.

Su fauna es variada y dependiente de los diferentes pisos climáticos. Cuenta con varias rutas de senderismo y alpinismo.

28. Cataratas de Iguazú, Argentina y Brasil

Estas cascadas formadas por el río Iguazú en la frontera entre la entidad federal brasileña de Paraná y la provincia de Misiones en Argentina, son uno de los lugares turísticos del mundo más espectaculares.

Integran la lista de las Siete Maravillas Naturales del Mundo y están insertas en áreas protegidas como el Parque Nacional do Iguacu, del lado brasileño y el Parque Nacional Iguazú, en territorio argentino.

Hay 275 saltos de diferentes alturas, siendo el más grande la “Garganta del Diablo”, de 80 metros de caída vertical situado en la línea fronteriza.

Las cataratas fueron avistadas en 1542 por el español, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, que las bautizó como Saltos de Santa María, aunque al final se impuso su nombre indígena guaraní, Iguazú, que significa, Agua Grande.

La principal corriente turística proviene de Argentina, en cuyo territorio está el 80 % de las cascadas. Son Patrimonio de la Humanidad.

29. Plaza Roja, Moscú, Rusia

Es un inmenso espacio urbano de 23.100 m2 en el centro de Moscú, separando la fortaleza del Kremlin del barrio histórico de Kitay-górod.

Durante el comunismo fue el escenario de los grandes desfiles y manifestaciones del poderío de la URSS y alberga el famoso mausoleo de Lenin, con el cuerpo embalsamado del máximo dirigente de la Revolución Bolchevique.

Contrario a lo que mucha gente cree, su nombre no se debe al color rojo tradicionalmente asociado al comunismo, sino a una antigua palabra rusa que significa “bonita”.

En la muralla del Kremlin, frente a la plaza, están sepultados Stalin, Yuri Gagarin y otras prominentes figuras de la ex URSS. La fortaleza del Kremlin ha sido la sede del poder ruso desde la época de los zares.

Frente a la Plaza Roja está también la Catedral de San Basilio, icono arquitectónico moscovita con sus cúpulas de bulbo.

30. Cristo Redentor, Río de Janeiro, Brasil

Con sus inmensos brazos abiertos, el Cristo Redentor mira hacia el Pan de Azúcar, al puerto y a la ciudad de Río de Janeiro.

También llamado el Cristo del Corcovado por el nombre del cerro donde se encuentra, es la escultura Art Decó de mayor tamaño en el mundo.

El símbolo de la ciudad carioca mide 38.1 metros de alto, incluyendo 30.1 de la estatua y 8 metros del pedestal.

Fue incluido entre las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno acompañando a Chichén Itzá y a Machu Picchu, como los representantes americanos.

Su inauguración en 1931 tenía prevista una proeza tecnológica para la época. El pionero de la radio, Guillermo Marconi, enviaría una señal radioeléctrica desde Nápoles, Italia, que sería captada en el cerro del Corcovado y activaría el circuito para iluminar el monumento, pero el mal tiempo no lo permitió y el encendido fue manual.

31. Disney World, Orlando, EE.UU

Complejo de parques temáticos de 12 mil hectáreas para el entretenimiento familiar, hoteles y otras atracciones, en Orlando, Florida.

Su primer y más famoso parque, el Magic Kingdom, fue inaugurado en 1971. Después se sumaron Epcot, referido a las innovaciones tecnológicas y a la cultura internacional; Disney-MGM Studios, que tiene por tema el cine y la televisión; y Animal Kingdom, dedicado a los animales, que con 230 hectáreas es el parque temático más grande del mundo.

Disney World es visitado por más de 70 millones de personas al año y a sus atracciones mecánicas se suman más de 20 hoteles, parques acuáticos, campos de golf, centros comerciales, restaurantes y tiendas.

Entre los principales hoteles están Disney’s Beach Club Resort, frente a la laguna entre Epcot y Disney-MGM Studios, ambientado en una temática playera; Disney’s All-Star Movies Resort, con temática cinematográfica y Disney’s All-Star Sports Resort, de ambientación deportiva.

 

32. El Strip, Las Vegas, EE.UU

La franja de 6.4 km del bulevar de Las Vegas conocida como, el Strip, es la concentración de casinos y clubes de diversión más famosa del mundo, con una visita anual de más de 40 millones de turistas.

Desde su gigantesca noria de 168 metros tendrás espectaculares vistas de la ciudad. Sus hoteles presentan espectáculos diurnos y nocturnos y los centros comerciales, de los más atractivos del mundo, atraen aún más gente.

Al caer la noche las luces se encienden y el Strip brilla invitando a probar suerte en la ruleta, a ver espectáculos y a comer en sus restaurantes de alta cocina.

Las fuentes del Hotel Bellagio seducen a miles de personas que cada noche van a escuchar piezas musicales al ritmo de 1.200 chorros.

33. Taj Mahal, Agra, India

Mumtaz Mahal, cuyo nombre significa la “Elegida de Palacio”, fue la cuarta esposa y mujer preferida del emperador mogol, Sha Jahan. Acompañaba al monarca en sus campañas militares, era su principal confidente y lo apoyó en un conflicto contra su propio padre.

Mumtaz Mahal murió en 1631 en medio de su décimo cuarto parto, lo que provocó que el desconsolado rey le construyera un hermoso mausoleo que pasó a la historia como el máximo monumento al amor.

El Taj Mahal es un imponente conjunto en el que sobresalen su cúpula acebollada, guldastas, arcadas, decorados en forma de flor de loto y otros elementos estructurales y ornamentales.

Se dice que el emperador ordenó amputar las manos de los 20 mil hombres que construyeron el edificio para que no levantaron una obra superior.

El Taj Mahal es Patrimonio de la Humanidad y una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

34. Santuario de Meiji, Tokio, Japón

Mutsuhito, de nombre póstumo, Meiji Tenno, fue el emperador japonés N° 122. Tras fallecer en 1912, la Dieta Nacional decidió homenajearlo con un santuario sintoísta construido en un campo de lirios de Tokio, que le gustaba visitar junto con la emperatriz, Shoken.

El bello inmueble hecho de cobre y madera de ciprés fue terminado en 1926, pero quedó destruido durante los bombardeos de Tokio en los meses finales de la II Guerra Mundial. La edificación actual es de 1958.

El santuario está en medio de un bosque de 70 hectáreas que tiene 120 mil árboles de 365 diferentes especies, provenientes de todo Japón. Este bosque es una de las áreas verdes favoritas de los tokiotas.

El gaien o recinto exterior del santuario guarda 80 pinturas murales que ilustran sobre la vida de la pareja real y en el recinto interior o naien, hay un Museo del Tesoro con valiosos objetos que pertenecieron al emperador y la emperatriz.

35. Muro de Berlín, Alemania

El principal símbolo de la Guerra Fría fue construido rápidamente en 1961, para impedir que los habitantes de la comunista Alemania Oriental siguieran escapando hacia la capitalista Alemania Occidental o Federal.

Derribado por el pueblo alemán en 1989 en unas jornadas apoteósicas, en su existencia de 28 años fue escenario de escapes legendarios y de la muerte de más de 200 personas que intentaron cruzarlo.

Una de las escenas más memorables de la caída del muro fue la del famoso músico ruso exiliado, Mstislav Rostropóvich, tocando su violonchelo mientras los berlineses escuchaban y demolían la estructura con martillos, picos y cualquier herramienta que tuvieran a mano.

Un sector del muro fue tomado como lienzo de concreto por pintores, obras de arte urbano que ahora son atracciones turísticas.

La galería de arte al aire libre llamada, East Side Gallery, está en la calle Muhlenstrabe.

36. Montaña de la Mesa, Ciudad del Cabo, Sudáfrica

Montaña de cima plana frente a Ciudad del Cabo, principal emblema geográfico y mirador natural de la ciudad sudafricana, en el cabo de Buena Esperanza.

La meseta está a 1086 m.s.n.m. y es accesible caminando o en un teleférico que parte de la carretera Tafelberg, a 302 m.s.n.m. En el ascenso y desde la meseta se tienen espectaculares vistas de la ciudad, de la bahía de la Mesa, de la isla Robben y del litoral Atlántico. En la cima hay restaurante y tiendas de suvenires.

Para llegar a la cumbre existen varios caminos de diferentes grados de dificultad. El ascenso puede hacerse entre 1 y 3 horas, dependiendo de la ruta escogida y de la aptitud física.

Las caras de la montaña son un popular sitio de escalada y rapel sin el uso de clavos y tornillos.

37. Cataratas del Niágara, Nueva York y Ontario, EE.UU y Canadá

Las aguas de estas majestuosas cataratas ayudaron a marcar un hito en la historia industrial de la humanidad, cuando a finales del siglo XIX sirvieron para comprobar a gran escala el funcionamiento del motor de corriente alterna inventado por Nikola Tesla, lo que sentó las bases para la transmisión de electricidad a grandes distancias.

Su altura de 64 metros no es lo más impresionante, pero sus anchas cortinas de agua constituyen uno de los grandes atractivos turísticos de la frontera este entre Estados Unidos y Canadá.

Las cataratas son formadas por el río Niágara, corriente que sirve de límite entre los dos países. La palabra “Niágara” es una voz nativa iroquesa que significa “trueno de agua”.

Una particularidad de estas imponentes caídas de agua es la atracción que han ejercido sobre personas osadas para traspasarlas, a pesar de que está prohibido. Algunas han sobrevivido ilesas, otras han terminado muertas o gravemente lesionadas.

38. Zócalo, Ciudad de México, México

El Zócalo de Ciudad de México es la plaza más grande de Hispanoamérica y el corazón del centro histórico de la capital mexicana.

El lugar está rodeado de simbólicos inmuebles como el Palacio Nacional, la Catedral Metropolitana, el Templo Mayor de Tenochtitlán, el Edificio de Gobierno y el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

El Palacio Nacional es la sede del gobierno federal y alberga la colosal obra, Epopeya del Pueblo Mexicano, y otros famosos murales del pintor, Diego Rivera.

La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México en el lado norte del zócalo fue construida entre 1573 y 1813, período que permitió el trabajo de constructores y artistas de 4 siglos diferentes y confirió al inmueble elementos de varios estilos arquitectónicos, incluyendo gótico, barroco, churrigueresco y neoclásico.

El zócalo es un “microcosmo” en el que puedes admirar detalles del pasado prehispánico, virreinal o republicano de Ciudad de México, encontrarte con una manifestación política, cívica o patriótica, o disfrutar de un bocadillo ofrecido por un vendedor ambulante.

39. Angkor Wat, Siem Reap, Camboya

Este templo hinduista camboyano es el conjunto religioso más grande del mundo y uno de los más valiosos tesoros arqueológicos de la humanidad. Fue construido cerca de la ciudad de Siem Reap durante la época de esplendor del imperio Jemer, entre los siglos IX y XV.

Abarca un área de 200 km2. Fue dedicado a Vishnú, uno de los tres grandes dioses del hinduismo junto a Brahma y Shiva.

El templo principal es Bakan, que cuenta con 3 recintos y unos notables relieves dedicados a Suryavarman II, rey jemer que lo construyó.

Angkor Wat sobresale artísticamente por sus bajos relieves dedicados a episodios mitológicos e históricos de la antigüedad camboyana.

Tras el final del sangriento régimen de los jemeres rojos y la relativa normalización política del país, se desarrolló una corriente turística hacia Angkor Wat que hoy supera los 2,5 millones de visitantes al año.

40. Islas Galápagos, Ecuador

Un joven Charles Darwin de 26 años visitó Islas Galápagos en 1835 y la observación de su prodigiosa biodiversidad sirvió para que formulara su teoría de la evolución.

Las Galápagos están a 1.000 km de la costa continental sobre la línea ecuatorial y conforman el segundo archipiélago con mayor actividad volcánica del planeta después de las islas hawaianas.

Las islas están pobladas por tal cantidad de ejemplares de especies endémicas, que una visita parece un viaje hacia una era geológica remota.

Lagartos, iguanas, tortugas, tiburones, cormoranes, fragatas, leones marinos, delfines, pingüinos, ballenas y albatros, son los principales representantes de la asombrosa fauna de las Islas Galápagos.

El archipiélago está formado por 13 islas grandes (la mayor es Isabela, con 4.588 km2), 9 pequeñas y más de 100 islotes y rocas.

Las islas Baltra y San Cristóbal tienen aeropuerto. La mayoría de los vuelos parten de Quito y Guayaquil, principales ciudades ecuatorianas.

41. Machu Picchu, Perú

Ciudadela arqueológica en el Valle Sagrado de los Incas a 80 km de Cusco, otra de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno.

Fue construida durante el siglo XV como un complejo de descanso de Pachacútec, inca cuyos atributos de guerrero y estadista le permitieron desarrollar el imperio prehispánico más importante de Suramérica.

Machu Picchu se encuentra a 2.438 m.s.n.m. y en su estructura son visibles dos zonas, una urbana y otra agrícola. La primera de ellas incluye el Templo del Sol, la Residencia Real, la Plaza Sagrada, la Roca Sagrada, la Escalinata de las Fuentes, así como cocinas, talleres y residencias para la servidumbre.

La Zona Agrícola está formada por terrazas que parecen grandes escalones en la ladera de la montaña y que contaban con un eficiente sistema de drenaje que evitaba la retención de agua de lluvia. Fueron utilizadas para cultivos hasta los años 1910.

42. Acrópolis, Atenas, Grecia

Casi todas las ciudades griegas tenían una acrópolis, que en griego significa “ciudad alta”, pero la más famosa es la de Atenas. Se encuentra en una colina a 156 m.s.n.m., ofreciendo magníficas vistas de la ciudad y de la costa ateniense.

Entre sus principales componentes están el Partenón, el Erecteión, el Teatro de Dioniso y el Templo de Atenea Nike. Nike proviene de una expresión del griego antiguo que significa, “victorioso”.

El Partenón es la postal más frecuente de la Acrópolis, un hermoso templo dórico de mármol blanco terminado en 432 a.C., siendo el monumento más antiguo del conjunto.

El Erecteión es un templo jónico nombrado en honor de Erecteo, mítico rey de Atenas. En el Teatro de Dioniso estrenaron sus obras grandes figuras de la dramaturgia griega, como Sófocles, Esquilo y Aristófanes.

43. Torre de Londres, Inglaterra

Esta milenaria fortaleza londinense a orillas del Támesis conserva su morbo como la prisión y el lugar de ejecuciones que fue, aunque la mayoría de estas se realizaban fuera del palacio, en la Colina de la Torre.

Algunos de los famosos personajes decapitados en la colina o en la propia torre, fueron William Hastings, barón de Hastings; las reinas Jane Grey y Ana Bolena, Santo Tomás Moro y el II conde de Essex, Robert Devereux.

El lugar es actualmente una de las principales atracciones de Londres para los turistas, incluyendo a los aficionados a lo paranormal que creen ver deambular el fantasma de Ana Bolena llevando su cabeza debajo de un brazo y el de Santo Thomas Becket, gobernador de la Torre y arzobispo de Canterbury, asesinado en el atrio del templo en 1170.

Otra atracción de la Torre de Londres son sus beefeaters o alabarderos, que visten sus trajes de época, hacen de guías turísticos y realizan la vistosa ceremonia de las llaves para cerrar la torre por la noche, donde están expuestas al público las joyas de la Corona Británica.

44. Ciudad del Vaticano

La Santa Sede o Ciudad del Vaticano forma el Estado soberano más pequeño del mundo, con una superficie de 0.44 km2, de la cual un 20 % es ocupada por la plaza y la basílica de San Pedro.

Se trata de la residencia del Papa, máximo jerarca de la iglesia católica, con uno de los tesoros artísticos más grandes de la humanidad. La basílica abarca 2.3 hectáreas, contando con el espacio interior más grande del mundo entre las iglesias cristianas.

La basílica sobresale por su cúpula, la más alta de todas con 136.6 metros, obra maestra de Miguel Ángel. Alberga la supuesta tumba de San Pedro, apóstol y primer Papa de la cristiandad.

Los museos y archivos del Vaticano tienen una monumental colección de obras y documentos, que incluye valiosas piezas artísticas de la Antigüedad clásica, libros y los expedientes de sonados procesos realizados por la Iglesia, como el juicio a Galileo.

En las paredes y techo de la Capilla Sixtina, lugar donde se celebra el cónclave para elegir al Papa, está pintado El Juicio Final, otra obra maestra de Miguel Ángel.

45. Parque Nacional de Yellowstone, EE.UU

Si quieres estar sobre la mayor caldera volcánica de América, un monstruo que de entrar en erupción borraría del mapa buena parte del planeta, debes ir a este parque estadounidense que comparten los estados de Wyoming, Idaho y Montana.

El Parque Nacional de Yellowstone tiene un área de 8.983 km2 y fue creado en 1872 por el presidente, Ulysses S. Grant, siendo considerada la primera área protegida del mundo.

Tiene geiseres, lagos, ríos, cadenas montañosas, cañones y una rica fauna que se ha beneficiado de más de siglo y medio de prohibición de la caza.

Su géiser más popular es el Old Faithful (Viejo Fiel), que manda su chorro de agua caliente a 75 metros de altura.

Las manadas de bisontes remontan a escenas de siglos pasados y la población de osos grizzli se ha recuperado, quedando fuera de la lista de especies amenazadas.

El parque recibe anualmente más de 4 millones de visitas, personas que van a admirar los géiseres y fumarolas, a practicar excursionismo, piragüismo, pesca deportiva y a observar la vida salvaje.

46. Laguna Azul, Grindavík, Islandia

Islandia es famosa por su frío, sus espléndidas auroras boreales y sus fuentes geotérmicas.

La Laguna Azul es el balneario geotermal más conocido del país y los 40 grados de temperatura de sus aguas brindan el alivio de un cálido hogar.

Las aguas son ricas en minerales como azufre y sílice, apropiados para tratar afecciones de la piel.

La Laguna Azul está en un campo de lava de Grindavík, península de Reykjanes, a 25 km al sur del Aeropuerto Internacional de Reikiavik, la capital del país insular.

El agua hirviendo que emana de las profundidades de la tierra primero es turbinada en una planta para producir electricidad. Después es llevada a un sistema de intercambiadores de calor para mantener caliente el agua del acueducto municipal y finalmente es enviada a la laguna para su uso recreativo y medicinal. Un aprovechamiento completo del calor por parte de los eficientes islandeses.

47. Stonehenge, Amesbury, Inglaterra

Es uno de los monumentos megalíticos más famosos del mundo construido entre finales del período Neolítico y los comienzos de la Edad del Bronce. Está a 11 km al oeste de la localidad inglesa de Amesbury.

Sus componentes más antiguos han sido fechados en aproximadamente 3100 a.C., lo que significa que superan los 5.000 años.

Está formado por enormes bloques de roca dispuestos en circunferencias concéntricas, con una losa micácea en el interior conocida como El Altar. Se cree que Stonehenge era un observatorio astronómico.

En el área del monumento han sido encontrados los restos de unas 300 personas cremadas, fechados entre 3030 y 2340 a. C.

La cercana localidad de Amesbury cuenta con varios atractivos turísticos. Uno es su convento donde se habría refugiado Ginebra luego de la muerte de su esposo, el rey Arturo.

Otro es un cementerio de la Edad del Bronce descubierto en 2002, el campo fúnebre más lujoso de la prehistoria encontrado en Gran Bretaña.

48. Mezquita-Catedral de Córdoba, España

Córdoba es una hermosa ciudad andaluza de 325 mil habitantes, que durante su apogeo musulmán, a finales del primer milenio, fue la segunda urbe europea en tamaño, brillando por su cultura y opulencia.

Se estima que llegó a tener 450 mil habitantes, siendo superada en población solo por Constantinopla (actual Estambul).

La mezquita fue comenzada en el año 786 y con 23.400 m2, era el templo islámico más grande del mundo después de la mezquita de La Meca.

La construcción fue ordenada por el primer emir omeya de Córdoba, siendo emplazada en el predio que ocupaba el templo cristiano visigodo de San Vicente Mártir. Tras la Reconquista, fue consagrada como catedral.

Integra junto con La Alhambra de Granada las dos máximas realizaciones del arte hispanomusulmán en la Península Ibérica, es Patrimonio de la Humanidad y forma parte de la lista con los 12 Tesoros de España.

El popular portal de viajes Tripadvisor situó a la Catedral-Mezquita de Córdoba como el mejor lugar de interés turístico de Europa.

49. Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, San Petersburgo, Rusia

Es una preciosa joya arquitectónica a orillas del canal Griboyédova, cerca de la famosa Avenida Nevski. Fue erigida en el lugar donde el zar Alejandro II fue asesinado con una bomba arrojada dentro de su carruaje en 1881.

La también llamada Iglesia de la Resurrección de Cristo es una obra de estilo ecléctico con notables elementos de la arquitectura nacional rusa, destacando por su vibrante composición y decorados multicolores.

Sobresalen sus 5 cúpulas centrales chapadas en cobre y coloridos esmaltes, que recuerdan las de la Catedral de San Basilio (Moscú).

Fue también pionera en la arquitectura de la ciudad, siendo la primera obra con cimientos de cemento y no de las tradicionales estacas. También fue dotada de un novedoso aislamiento hidráulico para protegerla de las aguas del canal.

50. Catedral de Santa María del Fiore, Florencia, Italia

Esta obra maestra del gótico y el temprano Renacimiento fue el símbolo del poder y la riqueza de la ciudad toscana y de la célebre familia Médici.

La cúpula catedralicia de 114.5 metros de altura y 45.5 metros de diámetro, (medidas exteriores) marcó un hito trascendental en la historia de la arquitectura, mientras que el campanile de Giotto es otra notable realización del arte universal.

La cúpula que pasmaba a los florentinos del siglo XV fue una obra magna de Filippo Brunelleschi, pionero en ingeniosas soluciones arquitectónicas y de construcción, como el tambor octogonal, los refuerzos estructurales de hierro y piedra y las novedosas máquinas elevadoras y grúas.

El campanile de base cuadrangular y 84.7 metros de altura es un campanario separado de la iglesia que fue dejado inconcluso por Giotto.

El conjunto situado en la Piazza del Duomo es completado por el Baptisterio de San Juan, cuyas puertas con relieves moldeados en bronce fueron un admirable y laborioso trabajo de 21 años de Lorenzo Ghiberti.

¿Qué países o regiones del mundo son los lugares más visitados?

De acuerdo con las cifras de 2017 de la Organización Mundial del Turismo, el país que más turistas extranjeros recibió fue Francia, con 89.9 millones de personas que visitaron principalmente París.

España, con 81.8 millones y Estados Unidos, con 75.9 millones, completan el top 3 de países más visitados.

México es el país hispanoamericano con mayor turismo foráneo con 39.3 millones de turistas extranjeros, ocupando el sexto lugar del ranking mundial. El cuarto y quinto lugar es para China e Italia, respectivamente.

¿Qué lugares visitar antes de morir?

Depende de tus intereses. Si te gusta el turismo arquitectónico clásico tienes que conocer Londres, Roma, París, Venecia, Florencia, Barcelona y San Petersburgo.

Si lo tuyo es la arquitectura de vanguardia debes ir a Dubái, Shanghái y otras ricas ciudades asiáticas.

Si prefieres el turismo arqueológico, Guiza, Chichén Itzá, Machu Picchu y Petra, no pueden faltar en tu lista.

Si te interesan los espacios naturales debes ir a Iguazú, el Niágara, Yellowstone, el Caribe, la Amazonia, la Patagonia y a los grandes picos como el Everest y el Aconcagua.

Lugares turísticos del mundo para jóvenes

Cancún y la Riviera Maya son fantásticos lugares para los jóvenes por sus espectaculares playas y parques de aventuras.

China, Japón, Tailandia y Vietnam, son atrayentes destinos por su exotismo. Estados Unidos es otro estupendo destino con sus formidables parques temáticos y ciudades globales.

¿Cuáles de estos lugares conoces? ¿Cuál te ha parecido mejor?

Comparte este artículo con tus amigos de las redes sociales para que también conozcan cuáles son los 50 mejores lugares turísticos del mundo.

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los 40 mejores lugares turísticos de Chile que debes visitar

Los 47 mejores lugares turísticos de Argentina para visitar