in

Los 12 mejores lugares para viajar con niños por Europa

Las capillas, iglesias, museos y galerías, principales sitios visitados por turistas, no son lo único que ofrece Europa en materia de entretenimiento. El viejo continente también tiene lugares donde los más chicos de la casa podrán disfrutar de la experiencia de estar en estas tierras.

En este artículo conoceremos los 12 mejores lugares para viajar con niños por Europa, playas, muesos interactivos y recorridos, en los que la diversión y el aprendizaje están garantizados.

1. Londres

Los museos y otras atracciones de la capital de Inglaterra son del gusto de cualquier chico.

Museo de Historia Natural

Museo de acceso gratuito con las colecciones de fósiles, animales, minerales y plantas más impresionantes del mundo.

Su salón central alberga más de 70 millones de especímenes y colecciones de dinosaurios, ideales para que los niños se diviertan y aprendan.

Coca Cola London Eye (Noria del Milenio)

Un viaje en el “Ojo de Londres”, noria que hasta hace poco tiempo fue la más alta del mundo, es una actividad obligada que los niños disfrutarán al máximo.

El Coca Cola London Eye tiene una altura de 135 metros, gira con lentitud (el recorrido dura 30 minutos) y sus cabinas son de cristal ultrarresistente que garantiza la visibilidad en todas las direcciones.

Museo Madame Tussauds

El Madame Tussauds de Londres es el museo de cera más famoso del mundo, donde los niños podrán ver y fotografiarse con las figuras de sus personalidades favoritas de la música, cine y deportes.

Hamleys

Hamleys es la juguetería más grande del mundo donde no necesariamente tienes que comprar para que tus niños queden encantados.

Su edificio es de 7 plantas repletas de juguetes de piezas, formas y de todos los géneros existentes. No habrá algo que no encuentres para tus hijos.

Legoland

Parque temático en Windsor, cerca de Londres y del famoso castillo de la realeza británica. Su gran atractivo son sus enormes figuras de lego.

Los niños pueden conducir coches de lego y divertirse con una variedad de atracciones. Hay representaciones en lego de la selva, del Ártico, del Antiguo Egipto y de muchos otros lugares, así como de edificios emblemáticos como el Big Ben.

Lee también nuestra guía sobre los 15 monumentos y lugares que debes visitar en Londres

2. Edimburgo

La capital de Escocia tiene museos, parques de diversiones y otras atracciones con las que los pequeños quedarán encantados. Conozcamos algunas.

Museo de la Infancia

La colección de juguetes de este particular museo ha entretenido a los niños de todo el mundo desde el siglo XVIII, cuando las grandes novedades para los varones eran las armas de fuego que imitaban a las de los adultos, mientras que las niñas jugaban con las muñecas inspiradas en las figuras de la realeza.

Hay juguetes para chicos de todas las edades, con una de las áreas de la primera planta dedicada a los menores de 3 años.

Museum on the Mound

Museo consagrado a la historia de la acuñación de monedas, la producción de billetes y otros aspectos de la economía. Está en el edificio central del Banco de Escocia.

Los niños aprenderán las ingeniosas y artísticas técnicas que están detrás de la elaboración del papel moneda para evitar su falsificación y podrán afrontar el reto de descubrir la combinación de una caja fuerte.

Estatua de Bobby

Bobby fue un perro Skye Terrier del siglo XIX famoso en Edimburgo por permanecer 14 años y hasta su muerte en 1872, junto a la tumba de su dueño.

La noble escocesa, Lady Burdett Coutts, mandó a construir una estatua en su honor en el extremo sur del puente Jorge IV, un año después. Desde entonces todos los niños que visitan Edimburgo van a saludar a Bobby.

Mary King’s close

Es el “Callejón de los Fantasmas” de Edimburgo, una callejuela del siglo XVII en el casco antiguo de la ciudad. La mayoría de las leyendas son de mediados de este tiempo, cuando la peste castigó severamente a la capital.

Los niños se sentirán como Harry Potter cuando el pequeño mago compraba su varita mágica en el primer libro y película de la famosa saga.

Climbing Arena

Lugar de aventuras construido en una antigua cantera cerca de Edimburgo, con una variedad de elementos de escalada y rapel, aptos para niños y adultos.

Los chicos también pueden participar en entretenidos y pedagógicos talleres para aprender a hacer jabones, joyas, cerámicas y otras piezas.

3. Dublín

Los niños se divertirán en los museos, castillos y en el zoológico de la capital de Irlanda. Conozcamos más sitios de interés en Dublín para los chicos.

Imaginosity

Imaginosity es un museo con amplia libertad de movimiento para niños, donde abundan las experiencias interactivas.

Los pequeños se divertirán subiendo a la casa del árbol y recorriendo un barco, un cohete y el castillo de Rapunzel. También podrán practicar escalada y senderismo.

Las vistas del mar de Irlanda y de la ciudad de Dublín desde la azotea, son magníficas.

The Ark

Centro cultural orientado al contacto de los niños con el arte, enseñándolos a amar las manifestaciones artísticas.

Su programación de actividades para todas las edades comprende teatro infantil, talleres creativos y atractivas exhibiciones. Algunos talleres involucran la participación de los niños con sus padres.

Zoológico de Dublín

El zoológico de Dublín es el más grande de Irlanda. En él se exhiben varios de cientos de interesantes animales en espacios acondicionados como hábitats.

Además de recorrer la “sabana africana” en tren, tanto padres como hijos podrán participar en una granja educativa en la que los niños interactuarán con pavos, cabras, ovejas, asnos y otros animales domesticados.

Castillo de Edimburgo

El Castillo de Edimburgo es la atracción pagada más visitada de Escocia.

Sus leyendas sobre fantasmas que supuestamente vagan por el castillo como el niño sin cabeza, el gaitero solitario y los prisioneros del siglo pasado, son inevitablemente atractivas para los chicos.

Dublinia

Museo de recreación de la historia especialmente centrado en los períodos vikingo y medieval de Irlanda, que funciona en la Sala del Sínodo, un espacio de la catedral dublinesa de la Iglesia de Cristo.

La historia viva es recreada por actores que hacen de vikingos y personajes medievales, intérpretes vestidos y portando objetos a la usanza de la época, que estimulan al público a participar en las representaciones.

4. Ámsterdam

Tres museos, un estupendo parque y un paseo en bicicleta, son nuestras principales recomendaciones para entretener a los niños en la “Venecia del Norte”.

Museo de Ciencias NEMO

Museo interactivo de ciencias más grande de Holanda orientado a niños y jóvenes de entre 6 y 16 años.

Algunas de sus educativas y divertidas enseñanzas están referidas al ADN, a las reacciones nucleares en cadena, al ciclo del agua, al fenómeno de la luz, al origen de los relámpagos y a la solución de problemas de lógica.

Micropia

Singular museo dedicado a los microrganismos, seres vivos que nos enferman, nos protegen y le dan sabor y olor a las cosas que comemos y bebemos, pero que no podemos ver a simple vista.

Es uno de los pocos museos del mundo con esta temática y forma parte del Artis Royal Zoo.

Museo Van Gogh

El van Gogh es el principal museo de Ámsterdam dedicado a la obra del genial pintor postimpresionista, Vincent Willem van Gogh.

Los niños disfrutarán del museo con la actividad de búsqueda del tesoro, contestando preguntas cuyas respuestas están semiescondidas en los cuadros del artista.

Vondelpark

Es el parque urbano más grande y frecuentado de Ámsterdam con 10 millones de visitantes al año, que van a caminar, a andar en bicicleta y a conversar en sus cafés al aire libre.

Vondelpark tiene una extensión de 47 hectáreas de amplias y hermosas zonas verdes, animales inofensivos, espacios para juegos infantiles y piscinas para los chicos. En el verano hay teatro al aire libre y conciertos.

Paseos en bicicleta

Holanda es el paraíso mundial del ciclismo con más bicicletas que habitantes. Todas las ciudades del país están acondicionadas para utilizar cómodamente este ecológico y saludable medio de transporte.

Los canales para bicicletas son anchos y tienen sus propios semáforos y señales de tránsito. Un recorrido en bicicleta por Ámsterdam entusiasmará a toda la familia.

5. París

Parques de atracciones, museos, el circo y un estremecedor paseo por las catacumbas, son grandes entretenimientos que esperan a los niños en la “Ciudad Luz”.

La Ciudad de las Ciencias

Extenso museo dedicado a las ciencias, al conocimiento y al ocio, enclavado en el Parque de La Villette, al noreste de París.

Los niños y jóvenes aprenderán sobre temas científicos y tecnológicos con ayuda de recursos interactivos, que promueven un ameno aprendizaje. Sus atracciones están orientadas a distintos rangos de edades.

Las Catacumbas de París

Los cementerios de París estaban abarrotados de cadáveres poco antes de la Revolución Francesa, por lo que las autoridades decidieron trasladar al menos 6 millones de osamentas, a una red de túneles de viejas canteras de caliza.

Son 300 km de tétricas galerías repletas de huesos humanos, de los cuales unos pocos están abiertos a los visitantes.

Mucha gente va a disfrutar de la inquietante experiencia de ver alineadas miles de calaveras con hasta 1400 años de antigüedad. Los chicos estarán aterrorizados o encantados, pero les gustará.

Jardín d’Acclimatation

Parque de atracciones en el Bosque de Boulogne abierto a mediados del siglo XIX, para aclimatar animales exóticos provenientes de otras latitudes. En sus comienzos también funcionó como zoológico humano.

Actualmente es un parque de entretenimiento infantil con circo, tren y barcos en miniatura, club de ponis, teatro infantil y otras atracciones.

Disneyland París

Los niños disfrutarán este complejo de parques temáticos parisino tanto como si estuvieran en los de Orlando o Anaheim, en Estados Unidos.

Atracciones como Mundo Pequeño, Isla Aventura, El Curioso Laberinto de Alicia, Armagedón, Blanca Nieves y los Siete Enanitos, La Gran Montaña del Trueno, Dumbo el Elefante Volador y los Estudios Disney, darán maravillosos ratos a los chicos.

Circo de París

El programa de entretenimiento del Circo de París incluye practicar algunos equilibrios sobre la cuerda, maquillarse con los payasos, compartir el almuerzo con los artistas y por supuesto, presenciar la espectacular función.

Lee también nuestra guía sobre las 30 mejores cosas que ver y hacer en París

6. Praga

Museos, un viaje en barco y otro en tranvía, integran nuestra propuesta para entretener a los niños en “La Ciudad de las Cien Torres”, en la República Checa. Conozcamos más.

El Tranvía 91

Tranvía que rememora a los primeros vagones sobre rieles que recorrieron el bello centro histórico de Praga a principios del siglo XX.

El paseo hace una ruta circular de 1 hora pasando frente a hermosas edificaciones y lugares praguenses, como la Plaza de San Wenceslao y el Teatro Nacional.

El Tranvía 91 parte cada hora del Museo del Transporte, otra atracción para toda la familia.

Museo Lego

Los 2500 modelos originales repartidos en 20 zonas temáticas hacen de este museo el más grande de Europa en su tipo.

En las estructuras han sido utilizadas más de un millón de piezas Lego y entre las más populares se encuentran las de Stars Wars, Indiana Jones y las relacionadas con el mundo mágico de Harry Potter y sus amigos.

También hay réplicas de monumentos universalmente emblemáticos como la Torre Eiffel y el Taj Mahal.

Museo de las Marionetas

Este museo cuenta la evolución de los títeres y marionetas a lo largo de una historia que en Europa se remonta al siglo XVII. Los chicos podrán aprender la técnica del manejo de los títeres.

Museo Grevin

Museo de cera de Praga que entre otras imágenes de personajes checos tiene a Michael Jackson, Angelina Jolie y a Tom Cruise.

Lo más divertido para los niños es que pueden aprender a crear figuras de ordenador en 3D, enviando a sus amigos una postal instantánea de sus vacaciones en la ciudad.

Crucero por el Río Moldava

El Moldava atraviesa la capital checa pasando debajo de hermosos puentes medievales y frente a bellas áreas verdes y edificaciones, como el Castillo de Praga, el Monasterio de Emaús y la Casa Danzante.

El paseo en barco por el río dura 2 horas e incluye una comida bufet.

7. Barcelona

Una lista de lugares para viajar con niños por Europa debe incluir a Barcelona, ciudad española con parques, museos y un interesante acuario.

Parque Guell

El genio artístico de Antoni Gaudí creó este parque de fascinantes elementos arquitectónicos que es Patrimonio de la Humanidad.

Entre sus principales componentes sobresalen la majestuosa escalinata de entrada, los soberbios pabellones, la plaza y las fuentes, estructuras de formas asombrosas y colorido.

Acuario de Barcelona

Alberga unas 450 especies de los mares y ríos españoles y del mundo. Una de las secciones que más gusta a los niños es el estanque de los peces payaso, donde todos intentan encontrar a Nemo.

También es muy popular el túnel acristalado de observación de los tiburones, rayas, morenas y otras especies que abundan en los océanos.

Museo del Barca

El F.C. Barcelona es uno de los clubes de fútbol más populares del mundo con un exquisito museo dentro de su estadio, el Camp Nou, que encantará a chicos y grandes.

El paseo comprende un recorrido por las principales instalaciones incluyendo el campo de juego y la zona de exhibición donde están los trofeos nacionales e internacionales, que ha ganado el equipo de Messi. También hay áreas dedicadas a los chicos de baloncesto, hockey y balonmano.

Los visitantes también pueden patinar sobre hielo en una pista dentro de las instalaciones.

Museo de Ciencias Naturales

El Museo de Ciencias Naturales de Barcelona tiene más de 3 millones de especímenes que muestran la evolución del planeta, desde la formación de la tierra y sus continentes, hasta el surgimiento de la vida.

El espacio “Nido de la Ciencia” está concebido para menores de 6 años. Contiene vegetales, animales y minerales de diferentes etapas del desarrollo terrestre.

Barcelona Bosc Urbá

Céntrico parque de atracciones barcelonés situado en la Plaza del Fórum, con circuitos apropiados para diferentes edades, en los que los niños hacen divertidos recorridos utilizando cuerdas, lianas, redes, pasarelas, puentes tibetanos, tirolesas y otros medios de desplazamiento.

La seguridad de los chicos está garantizada.

8. Roma

La historia nunca es aburrida en la “Ciudad Eterna”. Los niños aprenderán al ver de cerca las grandes atracciones romanas como el Coliseo, el Foro Romano, el Vaticano y sus museos.

Villa Borghese

Parque romano de 80 hectáreas con bellos jardines y edificaciones, que incluyen  la Galería Borghese de obras de Rafael, Caravaggio, Bernini y otras luminarias del arte italiano.

Tiene también el jardín zoológico Bioparco, el Lago de Esculapio con botes de remo, un museo de zoología, el Cinema dei Piccoli y una ludoteca para niños de 3 a 10 años.

Paseo en barco por el Tíber

Los fundadores de la ciudad, Rómulo y Remo, fueron depositados en una canasta a orillas del Tíber, según la mitología romana. Desde entonces, el río forma parte de las leyendas de la ciudad.

En un paseo en barco por este cuerpo de agua admirarás algunos de los monumentos más famosos de la antigua Roma, siendo un recorrido agradable para los niños.

Tecnotown

Lugar de juegos de Villa Torlonia para toda la familia con atracciones para niños, adolescentes, jóvenes y adultos. Una de las más divertidas es Digital Floor, en la que los chicos juegan fútbol con una pelota virtual.

También hay áreas para armar rompecabezas virtuales, esculpir figuras en 3D con un brazo robótico (Scultorobot) y caminar sobre el agua.

Explora

Explora es una museo para niños situado en la Vía Flaminia, en el que los chicos juegan, resuelven rompecabezas y ponen a prueba su agudeza mental mediante diferentes pruebas.

Explora promueve el aprendizaje y la socialización a través del juego. Los niños son constantemente estimulados a experimentar novedosos desafíos, como simular el funcionamiento de una ciudad.

Planetario

Planetario tiene una cúpula de 14 metros de diámetro en la que admirarás un cielo estrellado y los movimientos planetarios del sol y de la luna.

Sus atracciones digitales permiten navegar en 3D y en tiempo real por el espacio sideral, con actividades de observación astronómica para todas las edades.

9. Grecia

Un viaje por las islas griegas está cargado de deliciosas jornadas en algunas de las más espectaculares playas del mundo, una actividad que siempre encanta a los niños. Estos son algunos lugares que disfrutarán.

Creta

Es la isla más grande de Grecia, cuna de la civilización minoica, la cultura más antigua entre las documentadas en Europa.

Tiene extraordinarios sitios arqueológicos como el Palacio de Cnosos, maravillosas playas, ciudades con todo el confort turístico, pueblos y aldeas tradicionales. Todo lo que gustará a los niños.

Miconos

La pequeña isla del archipiélago de las Cícladas es un popular destino turístico por sus playas y por su cercanía con Delos, asiento de uno de los yacimientos arqueológicos griegos más importantes.

Entre sus playas destaca Elia, cerca del parque Watermania Miconos, con toboganes, piscinas y variados juegos de agua.

Santorini

Pequeño archipiélago de islas volcánicas con un paseo que gustará a los niños: el recorrido en bote por la zona donde se produjo la violenta explosión de una caldera volcánica en el siglo XVII a.C.

En Santorini hay un parque acuático con albercas y toboganes.

Naxos

Naxos es la mayor de las islas Cícladas. Un excelente destino familiar por sus fantásticas playas para niños, gracias a sus suaves pendientes y aguas mansas y de poca profundidad.

Según la mitología griega, Teseo se tomó un merecido descanso en Naxos después de matar al Minotauro.

Rodas

Lamentablemente ya no verán al célebre y desaparecido coloso que fue una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, pero a cambio podrán disfrutar de las encantadoras playas de la isla y del casco antiguo de la ciudad de Rodas.

Su área medieval es Patrimonio de la Humanidad y del periodo clásico se conservan las ruinas de la Acrópolis.

10. Madrid

Los niños tienen mucho que ver y hacer en la capital española y al igual que en Barcelona, podrán conocer dos de los principales estadios de fútbol de la ciudad, el Santiago Bernabeu y el Wanda Metropolitano, donde juegan el Real Madrid y el Atlético de Madrid, respectivamente.

Zoo Aquiarium

Los niños podrán ver de cerca a animales que probablemente nunca han visto como pandas gigantes, bisontes, koalas, casuarios, pingüinos y muchas otras especies, en el Zoo Aquiarium de Casa de Campo, el mayor parque público de Madrid.

El aquiarium inaugurado en 1995 fue el primero en España con animales de mares tropicales. En sus enormes peceras y estanques hay tiburones, tortugas, meros gigantes, caballitos de mar del Mediterráneo, peces pipa y otros ejemplares de más de 300 especies.

Museo del Aire

El Museo del Aire tiene 7 hangares donde los chicos podrán admirar naves de todas las épocas, algunas relacionadas con episodios cruciales como el Dragon Rapide, que llevó en 1936 a Francisco Franco en su histórico viaje a Marruecos para comenzar la Guerra Civil española.

El Museo del Aire de Madrid es administrado por el Ministerio de la Defensa y se encuentra en un área adyacente al Aeropuerto Cuatro Vientos.

Tour por el Santiago Bernabéu y el Wanda Metropolitano

Un paseo por el mítico estadio del Real Madrid llevará a los chicos al césped pisado por Alfredo Di Stéfano, Zinedine Zidane, Ronaldo, Cristiano Ronaldo y numerosas estrellas más del conjunto blanco.

Los niños también podrán fotografiarse con las 13 copas europeas que hasta ahora ha ganado el equipo y comprar camisetas y otros souvenirs de la tienda oficial.

Otro tour futbolero madrileño puede hacerse en el moderno estadio Wanda Metropolitano, sede del también ganador, Atlético de Madrid.

Teleférico

Toda la familia tendrá magníficas vistas de Madrid, del Río Manzanares y de los alrededores de la ciudad, desde el teleférico de la capital.

Museo Naval

El Museo Naval de Madrid recrea a la Armada, uno de los grandes componentes que sostuvo al imperio español, a través de la exposición de piezas históricas como embarcaciones a escala, mapas, instrumentos de navegación, armas, cascos, banderas, uniformes y otros objetos.

El Mapa de Juan de la Cosa, primer mapamundi en incluir a América elaborado el año 1500, es una de las piezas más valiosas del museo.

11. Copenhague

La capital danesa tiene palacios, museos y parques de atracciones, para realizar agradables visitas en familia. No puede faltar un paseo a La Sirenita. Veamos de qué se trata.

La Sirenita

La escultura más famosa de Copenhague y emblema de la ciudad, La Sirenita, es una parada turística obligada, sobre todo para los niños que conocen el personaje del cuento de Hans Christian Andersen.

La obra fue esculpida en bronce por el artista danés, Edvard Eriksen y se encuentra en el paseo costero Langelinie.

Tivoli

Tivoli es uno de los parques de atracciones más antiguo en Europa inaugurado en 1843. Gustará mucho a los niños por su representación del mundo marino con embarcaciones de varias clases, incluyendo submarinos.

El Tivoli también es escenario de espectáculos al aire libre especialmente en verano, como conciertos y exposiciones temporales.

Museo Nacional de Dinamarca

Los chicos no solo podrán ver objetos de la vida cotidiana y armas de los vikingos, también subir a un barco similar al que utilizaban estos guerreros nórdicos para surcar los mares.

El museo también incluye un castillo medieval, una sección de hombres prehistóricos y piezas de cerámica, vestimentas y artículos arqueológicos del remoto pasado escandinavo.

Fortaleza de Trekroner

Pequeña isla en la entrada del puerto de Copenhague erigida hace 3 siglos como construcción para la defensa del país, disponiendo de 24 cañones.

Los niños aprenderán en Trekroner algunos secretos relacionados con las fortalezas. Para llegar allí hay que hacer una travesía en barco.

Cambio de guardia del Palacio de Amalienborg

El Palacio de Amalienborg es la residencia oficial de la familia real danesa con una vistosa y diaria ceremonia de cambio de guardia, integrado por 4 edificaciones del siglo XVIII de estilo rococó.

Una parte del palacio como los espléndidos jardines y áreas verdes, donde los niños podrán pasar una agradable tarde, está abierta al público.

12. Berlín

La capital alemana es una de las ciudades europeas más amigables con los niños, con lugares como los que conoceremos a continuación.

Centro Familiar FEZ Berlín

En los más de 100.000 m2 del Centro Familiar FEZ Berlín hay espacio para el entretenimiento familiar, con un centro de navegación espacial, parques infantiles, un cine, salas de conciertos, un bosque y una isla ecológica.

A estas atracciones se suman piscina techada, teatro, restaurantes y muchas otras actividades que garantizan diversión tanto a grandes como a chicos.

MACHmit

Museo para niños de entre 4 y 12 años donde juegan, investigan y experimentan sobre temas como las ciencias, el medio ambiente, el crecimiento de las ciudades y el encuentro con otros mundos.

MACHmit funciona desde 1993 en la iglesia de Eliaskirche.

Museo de Pérgamo

Museo con una impactante muestra de antigüedades que incluye el Altar de Pérgamo, un soberbio monumento helenístico del siglo II dedicado a Zeus y construido originalmente en la Acrópolis de Pérgamo.

Otras atracciones del Museo de Pérgamo que gustarán a toda la familia son la puerta de Astarté, que daba acceso a la ciudad de Babilonia y la que permitía entrar al mercado de Mileto, cuya altura es de aproximadamente 20 metros.

Paseo en autobús panorámico

Estos paseos se celebran en autobuses de 2 pisos de llamativos colores y de amplios ventanales para admirar el paisaje urbano.

Es una manera cómoda, económica y práctica de conocer muchos lugares de Berlín en poco tiempo, ya que permiten subir y bajar en 18 paradas distintas.

Hay tickets combinados con la famosa Torre de Televisión berlinesa de 207 metros de altura, desde cuya cumbre se tienen extraordinarias vistas de la ciudad, que incluyen simbólicos lugares como la Puerta de Brandemburgo, el Estadio Olímpico, el Parlamento y Potsdamer Platz.

Museo de Historia Natural

El también llamado museo Humboldt tiene la increíble cantidad de 25 millones de especímenes animales, minerales y fósiles.

El público es recibido con un impresionante braquiosaurio de 23 metros de largo y 12 de alto, más una recreación interactiva sobre cómo vivía esta bestia de sangre fría del Jurásico, hace 150 millones de años.

También se exhibe el Archaeopteryx, la gigantesca e intimidante ave primitiva descubierta en Alemania en 1861, convirtiéndose en una pieza icónica de la evolución.

Lee también nuestra guía sobre las 17 mejores cosas que hacer y ver en Berlín

Viajar a Europa con niño de 3 años

Los niños de 3 años disfrutan al máximo las playas y los parques temáticos de  personajes infantiles.

Muchas de las playas europeas están en España, Portugal, Italia, Grecia y en la Costa Azul, de fina arena y aguas limpias y poco profundas, divertidas y seguras para niños de 3 o menos años.

En las principales ciudades del continente hay parques que incluyen castillos, laberintos, toboganes y otras estructuras, por las que los niños pequeños pueden desplazarse con seguridad mientras se divierten.

Los parques acuáticos familiares de estas metrópolis también tienen albercas, toboganes y otras atracciones de agua, apropiadas para los pequeñines.

A dónde ir con niños en Europa

Los siguientes son otros lugares de ensueño para viajar con niños por Europa.

Interlaken y Jungfrau, Alpes Suizos

Estas regiones alpinas suizas son verdaderos paraísos para vacaciones familiares. Los recorridos en los funiculares panorámicos muestran paisajes de la gran cordillera europea que solo es posible admirar en Suiza.

Los fondues de queso en los acogedores restaurantes de montaña son el cierre perfecto al regreso de los paseos.

Cerdeña, Italia

Cerdeña es para muchos la isla más seductora del Mediterráneo, por conservar ese encanto salvaje que han perdido otros territorios insulares.

Sus pequeñas calas de la parte norte son incomparables refugios para el descanso con aguas tan cristalinas y días tan luminosos, que parecieran sacados del paraíso terrenal.

Bosques de Helsinki y visita a Papá Noel

Solo hace falta coger el metro hasta las afueras de la capital de Finlandia para encontrarse con bosques de películas.

Una excursión desde Helsinki que resultará maravillosa para los niños, es abordar el tren nocturno Santa Claus Express con destino a Rovaniemi, capital de la región de Laponia y “sede oficial” de Papá Noel.

Tromso, Noruega

Uno de los espectáculos más bellos para toda la familia y en especial para los chicos, es la observación de las auroras boreales, maravillosa danza de luces multicolores en las noches de latitudes árticas.

La ciudad de Tromso, al norte de Noruega, es el mejor destino del país para apreciar este maravilloso fenómeno meteorológico, que ocurre cuando una gran cantidad de partículas emitidas por el sol choca contra la estratosfera.

El Alentejo, Portugal

Portugal tiene magníficas playas en su extenso litoral costero, siendo El Alentejo una de las regiones menos masificadas con playas tan grandes que tú y tu familia, se sentirán solos en temporada baja.

Los portugueses se toman la vida con calma y la cocina nacional es deliciosa, atributos que garantizan buenas vacaciones lusitanas.

Consejos para viajar a Europa en familia

Los siguientes consejos harán que tu viaje familiar por Europa resulte más agradable, cómodo y económico.

1. No hagas un itinerario muy apretado

Es mejor conocer ampliamente pocos países que someter a la familia a un incesante ajetreo de medios de transporte y hoteles, para pasar un día en cada ciudad.

Planifica de tal forma que estés al menos 3 días en cada ciudad importante.

2. Utiliza el transporte público

Las ciudades importantes pueden conocerse con solo utilizar el metro, el medio de transporte intraurbano más económico.

Como en Europa sale muy caro alquilar un coche, es mejor moverse entre países en autobús, líneas aéreas de bajo costo y trenes. Estos últimos son más costosos que las aerolíneas low cost.

3. Alquila un apartamento

Si viajas en familia probablemente necesitarás más de una habitación de hotel. En eses caso, es preferible que alquiles un apartamento; alojamiento que te saldrá más barato y donde podrás preparar comidas.

4. Come en los restaurantes de bufet

Las comidas familiares en los restaurantes europeos a la carta pueden ser contraproducentes para el presupuesto. Mejor come en los restaurantes de bufet donde los platos son igual de ricos pero menos costosos.

Otra forma de comer más económico en Europa es aprovechando el “menú del día”, una comida especifica que los restaurantes ofrecen a precios bastante menores, que los de sus platillos a la carta.

5. Aprovecha las atracciones gratuitas

Algunos museos de Europa son gratuitos y otros tienen días de la semana o periodos diarios de acceso sin pago.

Las instituciones estatales y privadas europeas suelen ofrecer eventos culturales gratuitos en espacios públicos. Solo tienes que estar pendiente de la programación de estas actividades.

Playas de Europa para ir con niños

Las siguientes son algunas de las mejores playas europeas para ir con chicos, si estás haciendo un plan para viajar con niños por Europa.

Playa de Moledo, Caminha, Portugal

Preciosa playa de 350 metros de longitud rodeada de un paisaje deslumbrante, ideal para los niños por su limpieza y aguas calmadas. Está entre las localidades de Caminha y Vila Praia de Âncora, Portugal.

Playa de Alcudia, Mallorca, España

Sus 7 km le hacen la playa más extensa de las Islas Baleares, siendo excelente para los niños por sus aguas tranquilas y fondo nivelado.

Hay chiringuitos y sombrillas para protegerse del sol, así como sitios para alquilar equipos y accesorios de entretenimientos acuáticos.

Calvi, Córcega, Francia

Bonita y larga playa de deslumbrantes aguas azules con varios caseríos en sus alrededores, que se pueden visitar en excursiones familiares.

Elafonissi, Creta, Grecia

Playa de suave arena y de aguas mansas donde los niños podrán corretear y jugar con seguridad.

Creta tiene bellos rincones que vale la pena explorar para conocer las intimidades de la isla, que una vez fue asiento de la primera civilización de Europa.

Cattolica, Emilia-Romaña, Italia

Playa situada en el acogedor pueblo italiano de Cattolica con un parque infantil y otras atracciones para niños.

La entrada al agua es de suave pendiente y frente al arenal se encuentra un paseo marítimo con bancas, para sentarse a disfrutar del paisaje.

¿Es recomendable ir a España con niños?

España es uno de los principales destinos turísticos mundiales donde muchas familias pasan sus vacaciones en sus playas, ciudades y pueblos.

Los principales destinos de playa son las Islas Baleares, las Islas Canarias, la Costa del Sol y la Costa Brava, mientras que las ciudades con mayor afluencia de visitantes son Barcelona y Madrid.

En estos destinos españoles y muchos otros encontrarás excelentes servicios de alojamiento, transporte, alimentación, parques, museos y otros lugares de entretenimiento, para unas excitantes vacaciones familiares.

¿Se puede un viaje a Europa con 2 niños pequeños?

Sí, se puede. Solo hay que tomar algunas previsiones.

1. Prepara un itinerario cómodo y con holguras

Un viaje a Europa desde América es costoso. No caigas en la tendencia natural a incluir en tu itinerario demasiados países, ciudades y lugares, un plan que podría ser catastrófico con 2 niños pequeños.

Sé moderado e incluye tiempos para el descanso o para actividades no previstas.

2. Viaja por 2 o 3 semanas

Un viaje por más de 3 semanas podría hacerse pesado para los niños. Que sea de entre 14 y no más de 21 días.

3. Evita el invierno

Aunque en invierno del hemisferio norte es la temporada más barata en Europa, la crudeza del clima afectará a los pequeños perturbando seriamente o arruinando las vacaciones.

4. Alquila un auto

Aunque alquilar un automóvil es costoso, es lo mejor para moverse por Europa por su comodidad para los niños.

5. Evita los tours de varios días

La inflexibilidad de estos tours con los horarios, atracciones a visitar y sitios para comer, podría ser demasiado para niños pequeños y por tanto para toda la familia.

Italia con niños en invierno

El invierno es la temporada más barata para viajar a Italia y a toda Europa. Un viaje en esta estación podría ser económicamente más conveniente para un grupo familiar.

Las grandes atracciones turísticas de Roma, Florencia, Venecia y otras ciudades italianas, están más despejadas en esta temporada, por lo que pueden conocerse cómodamente con mejor control sobre los niños.

Sitios como el Coliseo, el Panteón, la Capilla Sixtina, los Museos Vaticanos, la Catedral de Santa María del Fiori, la Galería de los Uffizi, el Palacio Pitti, el Palacio Vecchio, el Palacio Ducal y la Basílica de San Marcos, están abarrotados en verano.

Además, la mayoría de las atracciones históricas italianas son cerradas, por lo que pueden visitarse en un agradable ambiente climatizado alejado del crudo ambiente invernal del exterior.

Si las preferencias familiares se orientan hacia los deportes de hielo, en el norte del país hay muchas localidades y estaciones invernales, en los que pasar unas deliciosas vacaciones con entretenimientos de nieve.

Estamos seguros que nuestra lista de lugares para viajar con niños por Europa te ha servido.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos para que también programen sus viajes familiares por el viejo continente.

 

Ver También:

Booking.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 Consejos para viajar barato a Europa desde México

Santuario de las Luciérnagas en Tlaxcala: todo lo que debes saber